Más ciclismo y menos sterrato

D1OsvTRX4AAwYZ_
Resumen gráfico de Strade Bianche, con la lengua (chorra) fuera

No es la primera vez que pasa en el ciclismo, y lamentablemente es una tendencia que va a ir más. Las pruebas nuevas, que venden falsa antigüedad, se imponen a las antiguas que proponen el ciclismo de siempre, y que suelen ser en el 90% de los casos mucho mejores. Las pruebas nuevas, por interés del mercado y de la masa zombificada de fans reciben toda la atención mediática, mientras las antiguas palidecen.

De ahí denominar clásica a una carrera de un día nacida en 2007 por copia de una marcha cicloturista, y cuya primera edición fue ganada en justicia por alguien tan perdurable como Kolobnev. O Lovkvist. Después ya vino la passione, il vero, y l´autentico, que son las necedades con las que los italianos adornan, desde que el mundo es mundo, sus inventos.

Strade Bianche es una carrera vulgar, tanto que ni la misma organización considera interesante retransmitir más allá de los últimos 60 km., por lo que el espectador se pierde más de la mitad de su supuesto gran atractivo, esos tramos sin pavimentar -y sin público- cuyo atractivo se incrementa cuando llueve, afortunadamente una única vez desde que se disputa la prueba.

Convertida ya en WT -¿si lo es el Tour Down Under, por qué no este circo?-, Van Avermaet intentó su movimiento a 50 km. de meta, en el ya famoso Monte Santa Maria, porque la carrera apenas ha tenido variaciones desde sus inicios. El belga, dos veces segundo en Siena, arrastró tras de sí a los ya predestinados desde la salida como Wellens, Alaphilippe con dos compañeros, Lutsenko y Fuglsang, además de Van Aert.

Nadie del gran grupo consiguió entrar, y en eso es lo único en que se parece a una clásica esta carrera. Pero no entrar por falta de fuerzas, ojo, si no por pinchazos: este año le tocó a G. Thomas -un ciclista con mala suerte histórica- y Schachmann, que tenía fuerzas para ganar -hoy lo ha hecho en Larciano- tuvo un contratiempo mecánico en el momento del ataque, para después perder todas las fuerzas persiguiendo.

D1OthwrXcAAsAXz
Muy emocionantes los finales de Strade Bianche. Y disputados, eh.

A 23 km. para meta se quedaron en cabeza Fuglsang, Van Aert y Alaphilippe. Salvo problema mecánico, la victoria era ya del francés. El corredor de 34 años con TUE típico de danés no ha ganado un sprint en su vida -incluso perdió una vez contra Samuel Sánchez- y Van Aert no deja de ser una fruslería tan grande que ha repetido actuación de 2018, esta vez sin dar bandazos en la última subida a Siena.

Alaphilippe hizo lo que quisó de Fuglsang en las calles de la ciudad medieval, que jamás han visto un sprint: son las virtudes de poner una cuesta al 18% tras una carrera que es dura de verdad, especialmente por ir arrastrando piedras donde debería haber asfalto. Para confirmar su caracter de gran clásica, de prueba vera, quédense con este detalle: el corredor francés disputaba por primera vez Strade Bianche.

Mucho más interés para el ciclismo ha tenido la primera etapa de París-Niza, que por muchos motivos es la prueba de una semana más prestigiosa del calendario, y que en las últimas temporadas ha dejado auténticas cumbres de este deporte tanto en la resolución de la general como en algunas etapas. La de hoy ha tenido todo, todo, todo lo que caracteriza una magnífica jornada de este deporte, pero nadie la buscará en youtube pasados unos meses, porque carece de todo lo que vende la actual cultura de este deporte.

D1S-EYGWwAEXmle
Naesen en su salsa

De entrada, una carrera que en los últimos años se ha decidido por segundos implica que tienes que estar metido en carrera desde el primer momento. No existe la etapa de pachangueo tan típica de las grandes vueltas, o de las vueltas de chatarra que se disputan por el sur de España, con los ciclistas hablando de sus cosas a 20 km. de meta. Se ha ido a cuchillo desde la salida, favorecido por un recorrido que, a pesar de ser en el Gran París, busca siempre las carreteras estrechas, los cambios de orientación y la emboscada en el llano, que provoca más diferencias que la más dura de las etapas de montaña.

¿Sterrato? No, por favor. Ojalá esta carrera no se apunte a esta estúpida moda. Más etapas como esta, donde cuando comenzó la emisión -relegada en Teledeporte a Internet, en el canal digital convencional estaban poniendo rugby, un deporte que nos intentan meter con calzador- los ciclistas iban al límite, empujados por equipos ambiciosos como el Jumbo o el Ag2R, que tenía al frente a Vandenbergh, Naesen y Gallopin.

Había un viento racheado que unas veces entraba de lado, y otras por detrás. El nerviosismo y las caídas ya habían provocado el abandono de Matthews -ganador de tres etapas en la carrera entre 2015 y 2016-, y en meta han provocado una auténtica escabechina, dejando fuera de la lucha por la general al ganador del año pasado, y al cuarto final. Cosas de tomarse una carrera en serio, y cosas de la actitud de los ciclistas: la misma que ha hecho que el circo de Strade Bianche haya crecido tanto.

D1TLsvZXcAEXFn6
Más abanicos y menos sterrato

En una pequeñísima cota a 30 km. de meta Barguil quiso decir al mundo que todavía era ciclista, provocando una reacción que llegó hasta el primer sprint intermedio con un resultado muy significativo: SMS Sánchez, que solo ha sido realmente grande en esta carrera y en los sueños de un arcón congelador, pasó el primero bajo la pancarta para lograr los 3″ de bonificación y poder ser líder unos cuantos días, igual que en 2018. El Astana está en racha médicamente inducida, y tienen uno o dos corredores disputando cualquier carrera, hasta el Tour de Ruanda.

La sorpresa vino en que esta escabechina, disputada en medio de un bosque y con continuos toboganes en la carretera, se metieron segundo y tercero Kwiatkowski y Bernal, ambos con intereses en la general y compañeros de equipo, por muy diferente que sea su perfil como corredor. La presencia de Simon Yates provoca estas cosas: el Sky luchando por bonificaciones, a lo Carlos Sastre en el Tour 2009.

Y no ha sido una única vez: el segundo sprint intermedio estaba muy cerca de meta y ahí Kwiatkowski se ha impuesto a SMS Sánchez, que tenía cara de pocos amigos porque no se esperaba estas cosas, igual que tampoco nadie se esperaba que rescatase su vida deportiva después de su temporada 2014 en el Caja Rural. Tercero esta vez Rudy Mollard, evitando que volviese a bonificar Bernal, el supuesto escalador destroyer que tiene que ir a lo pancartero.

D1TNxhYWsAEEE1G
Cuando la selección no la hace la superficie: cuando no se es superficial

El mayor damnificado, como siempre, ha sido el Movistar, que en contextos de viento, estrategias y equipo tiene que fiarse de la buena colocación perpetua de Quintana, ayudado esta vez por Roeladts -con mucha diferencia, el único fichaje de peso del Movistar para 2019- y Erviti, mientras Soler penaba por detrás en los grupos formados por los abanicos forzados por un pelotón embravecido.

Hubo un momento especialmente significativo de todo esto. A 14 km. de meta, y justo antes de entrar en una zona militar totalmente vallada, el Sky se fue en solitario con Rowe, Kwiatkowski y Bernal. El único corredor que vio el peligro, y que tuvo fuerzas para neutralizarlo el solito, fue el inmenso Jungels. Miró a sus lados, miró detrás, y vio que nadie iba a cerrar el peligroso hueco: con cuatro pedaladas superó a un puñado de corredores y cerró el hueco el solo. No fueron Roeladnts o Erviti, no. Lo hizo un corredor cuyo interés en la general es mínimo -aspirar a un topten, salvo intervención divina en Turini- y en la etapa mucho más por Jakobsen.

Fue la última situación de peligro. Después Naesen se puso en cabeza a hacer sus tonterías de siempre -un corredor con un ego de aquí a Gante- y la etapa quedó vista para un sprint que solo intentó anticipar Gilbert, haciendo series para sus experimentos en las grandes citas. Hizo un ataque tan fuerte que fue ridículo -sus fans pueden pasar a insultarme ya- ver a Cortina ahogarse en su persecución.

D1TuG8pXQAUDGEW
La postura aero de Ewan sirve para esto

El corredor asturiano, con una valía mucho mayor que Barredo o Noval para ser profesional, todavía tiene que descubrir su lugar, y mientras tanto va dando unas muestras de ansiedad bien patentes en su ataque en una etapa de Andalucía, donde ya le daban como vencedor, o vencedor moral. De momento le quedan bastante hervores -el helicóptero no engaña-, y su acción ha perjudicado gravemente los intereses de Colbrelli, al que tenía que haber cubierto hasta meta.

Gilbert no iba a ningún lado. Ni siquiera aunque se hubiese puesto en su estela hubiesen llegado. Tiraba un equipo como el Jumbo, y lo hacía para un corredor extremadamente solvente como Groenewegen. Y estaban el resto de equipos de los sprinters. A la hora de la verdad, el sprint, Colbrelli se ha visto en cabeza muy pronto -porque nadie lo ha colocado, porque Cortina ha salido a por Gilbert a ver si mojaba, y esa es la verdad- no ha podido competir con sus rivales, precisamente en la misma primera etapa de Paris-Niza en la que Cortina tan bien lanzó a Gorka Izagirre hace justo un año. Y ha ido hacia atrás. Tiene la misma ansiedad por el primer triunfo que tenía su paisano Samuel Sánchez, y que le hizo estar seis primeros años de profesional sin ganar, pero contando como victorias descalificaciones, la Subida a Montjuic, y los tiros al palo.

D1ThlNZWsAIbs1W
Una etapa magnífica hasta el final. Con emoción y ci-clis-mo.

El sprint Groenewegen ha seguido una trayectoria central y nadie le ha podido superar. Ewan, mal colocado, ha tenido que remontar y ni siquiera lanzando la bici ha podido superar al holandés. El único que ha estado a la altura, pero dos bicis por detrás, ha sido Jakobsen, mientras a partir del cuarto (Bennet, Degenkolb, Trentin, Demare) ni los han visto. No acabó ahí la etapa, sino con el reguero de corredores que en 138 km. por los alrededores de París, apenas 3 horas de etapa, se han dejado todo.

Chaves, Daniel Martínez -el Education First era de los que más tiraba, ¡ay!-, Soler y M.A López se han dejado 1´05″, mientras que Ion Izagirre entraba a 2´50″, bien acompañado por el exciclista Fabio Aru. Se da la casualidad malvada de que el día anterior al inicio de la París-Niza había estado con su hermano viendo la estupidez de sterrato que han colocado para la segunda etapa de la Itzulia, lo que vuelve a demostrar que el ciclismo verdadero está en las carreteras convencionales y no en los inventos. Viento, velocidad y disputa. Y que le den de una vez a las excursiones cicloturistas sin pavimentar.
***
Como he explicado recientemente, los medios tradicionales viven del simulacro de contenido que llaman noticias. No son tales, sino refritos de vídeos de caídas, “imágenes impactantes”, plagios sangrantes de gente que analiza datos, entrevistas a celebrities, y la captura de fotomontajes (“memes”) que ven por las redes. No hay reportajes, no hay investigación, no hay nada, sólo necedad. En el caso del puto As la patología es ya es una epidemia: la parte redactada es mínima, reflejo de la capacidad real de sus redactores.

 

Por cierto, a estos dos twitteros no les ha ido a replicar un enajenado en nómina negando un plagio, y citando una tía enferma de cáncer como excusa para justificar sus insultos y descalificaciones: por mostrar un plagio.
***
“Comeis caliente tres veces al día”: creo que no, y quizás ahí esté la base de la miseria moral.
***
¿Alguien se acuerda cuando la Reinona de Berna intentó montar una ghymkana en Mallorca donde dejaba salir a unos panolis cinco minutos antes y después les daba caza? No lo llegó a hacer por falta de participantes, pero no por ganas de su parte. Lo peor es que parece haber instaurado una nueva moda local. Patrocina MAVIC, prácticamente en quiebra, pero no lo dicen en ninguna parte de la noticia.
***
Hoy, en Micromachismos de cada día…llega este “contenido adicional” totalmente prescindible. ¿A qué no se imaginan un vídeo similar con Erviti, Rojas o Sutterlin haciendo lo mismo? ¿A qué si con Mascota Verona? Pues eso.
***

***
Maltrato, mujer con fibromialgia, acoso escolar, un libro sobre su interesantísima vída, ELA…todo suma para justificar un transtorno obsesivo-compulsivo (“cuatro horas diarias de entrenamiento durante seis de los siete días de la semana” y “Tengo varios trucos para entrenar, como hacerlo después del trabajo para estar cansado, de noche o tras ayunar más de catorce horas para que me falte ‘gasolina’”) #MafiAsturias
***
A todos los extorsionaban por ir de putas, menos a este que se le cae la baba de la comisura, que lo extorsionaron por “ayudar a un niño con cáncer”. Hay que reírse con el periodismo de amigos. Con el periodismo, en sí mismo.
***
Pueden aprovechar este buen tiempo para dar una ojeada a la web de bizikleta.com, empresa que ha confiado en este blog para promocionarse. Venden ropa y equipamiento ciclista en general de muchas marcas, algunas de ellas con poco calado en el mercado español, por las mismas razones históricas que nuestro ancho de vía ibérico, estar más cerca de Rabat que de París, y por todas esas cosas que nos hacen diferentes y rarunos respecto a Europa. El denominador común es la calidad y el bajo precio para ser prendas originales, nada de esas cosas chinas que han inundado el mercado.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
 

38 comentarios en “Más ciclismo y menos sterrato

  1. Qué bonito y “simple” es casi siempre el ciclismo; carreteras reviradas, trampas naturales, viento y ganas. La fórmula nunca falla, especialmente si es en Francia.

    En cuanto a Movistar quizá hasta la pérdida de Soler les venga bien para lanzarle de lejos en alguna etapa, pero la realidad es que son una auténtica banda. Quintana, salvo un tramo donde Erviti ha ido en cabeza, ha estado muy sólo delante. Roelandts y el propio Imanol se han pasado los últimos kilómetros al final del grupo, con Soler por detrás persiguiendo (Anacona iba con él y no tiraba de su grupo). En fin, los frailes sabrán.

     
  2. Pues a mí me gusta mucho la Strade. Es verdad que no es una clásica pero tampoco creo que sobre ya que da un punto distinto y su final es duro. La edición del año pasado fue preciosa y la de este año ha tenido emoción. Algo distinto de lo que no se debe abusar.

     
  3. A mi personalmente la Strade Bianchi no me disgusta, me parece una carrera interesante (diferente) que es atractiva como aperitivo de la temporada, y que pueden disputar gente de variados perfiles (top ten de los últimos años desde Dumoulin y Bardet, hasta Styvar o GVA), otra cosa es que se infle y la coloquen como “el nuevo monumento”, cuando ni por kilómetros, ni por historia, ni por atractivo se puede equiparar.
    De verdad, podrían haber una serie documental con gente como Luís León, Aru y Chaves… Menuda carne de Proyecto Hombre

     
  4. “El exciclista Fabio Aru”. Muy bueno. ¿Quién sigue teniendo fe en el sardo?
    En otro orden de cosas, un par de preguntas sobre el juicio-farsa al “procés”:
    1.- ¿Por qué sólo fueron a votar dos millones de personas, de entre los más de siete millones que tiene Cataluña?
    2.- ¿Hubo observadores internacionales en el referéndum?
    Gracias por adelantado y un saludo.

     
    • No lo se. En cuanto a tus preguntas, en las elecciones de diciembre de 2017 votaron 4 millones de electores, los dos millones de diferencia corresponden a los votantes de PP, Ciudagramos y PSC que se quedaron en casa el 1-0. “Siete millones de habitantes” no significa siete millones de votos posibles. En cuanto a si hubo observadores, pues sí. Miles, incluyendo periodistas enviados desde Madrid que no pudieron obtener ninguna evidencia de fraude, aunque la buscaron con denuedo.

       
    • La pregunta es:
      ¿Por qué no dejó España que se realizara un referéndum (incluso no vinculante) sobre la Independencia de Catalunya?

       
      • Te lo digo yo: porque el pueblo es el fundamento del poder político desde la Revolución Francesa. Y cuando el pueblo habla, genera consecuencias jurídicas. De ahí el machaqueo con lo de “el referendum no ha existido”

         
      • Porque el territorio pertenece a todos los españoles por igual, no sólo a los censados en él, por lo que una decisión como la planteada nos corresponde a todos.

         
        • Hay sociedades en las que aún no es legal el divorcio. En las que existe solo hace falta que lo solicite una de las partes.
          La autodeterminación es un derecho de sociedades con un alto nivel de libertad, y en contra de lo que podría parecer en un principio quienes no lo aceptan son los individuos más ultranacionalistas.

           
          • La analogía del divorcio es una de las mayores falacias que se pueden aplicar en este caso. Un matrimonio es la unión legal de dos personas previamente independientes, pero en el caso que nos ocupa una de las partes nunca fue un estado, por mucho que la mitología independentista se empeñe en decir lo contrario. Baste como botón de muestra el invento de la Corona “Catalanoaragonesa” o el delirio de que el 100% de los catalanes eran austracistas.

            Cataluña como parte de España puede enfocarse desde múltiples perspectivas, pero más errónea es precisamente la del matrimonio. Acercamientos menos malos, aunque incompletos igualmente, serían la de la comunidad de vecinos o, más adecuado aún, el caso de hermanos que reciben una herencia dónde todo es de todos.

            El error fundamental, como ya se ha expuesto mil veces, es pensar que por el hecho de haber nacido o estar censado en una región su territorio nos pertenece en mayor medida que a los ciudadanos de otras regiones. Porque, desengañémonos, esto no va de sentimientos, pertenencia a una tribu ni cosas por el estilo, sino de control efectivo del territorio.

             
            • O sea, de valores como la fuerza bruta, las tradiciones heredadas, la supremacia del más fuerte, y por que no, mira que gordos tengo los cojones.
              Argumentos todos de gran peso para una sociedad avanzada

               
    • no entiendo a qué vienen las apelaciones al referendum secesionista cuando no es ni remotamente el tema en esta entrada. Es casi como si preguntas a qué se debe el alza del precio del bacon ahumado.
      Los que contra nuestra voluntad estamos inmersos en este lodazal de hipocresía y manipulación intentamos escapar buscando fuentes limpias de sesgo político. No contaminemos.

       
  5. Groenewegen se está postulando a mejor sprinter puro, casi al nivel de Viviani o Gaviria. Y Ewan me está sorprendiendo su evolución, ya no es aquel que solo ganaba criteriums de 80 Kms y sin rampas.

    Colbrelli, Degenkolb, Demare… lo tienen muy complicado mientras en el grupo esté alguno de los anteriormente citados. Mientras tanto Kittel por mucho que le asesore Zabel sigue desaparecido.Y hay un inglés de la isla de Man que se dedica a robar a un equipo africano.

    Yo pensaba que las tres primeras etapas iban a ser monótonas pero se están dando los ingredientes para que sea todo lo contrario. Una carrera de eliminación donde muchos candidatos han dejado de serlo ya en la primera etapa. Y hoy y mañana puede pasar lo mismo.

    La Strade Bianche solo por la llegada a Siena, ya me merece la pena. Tengo un recuerdo muy bueno de un viaje, una especie de Tirreno Adriático: Pisa, Lucca, Florencia, Siena, Bolonia y Venecia. Luego el paisaje Toscano es bonito, un poco sobrevalorado pero bonito. En lo meramente deportivo por el motivo que sea los ciclistas muestran una actitud muy buena ante la carrera, no creo que sea solo el sterrato. No me parece nada mal que existan este tipo de clásicas, pero sí que critico la incursión con calzador en vueltas por etapas donde pueden condicionar mucho como en la Itzulia.

    Y sigue el duelo Deceuninck QS – Astaná, menudo comienzo de temporada.

     
  6. Lo que dices tú del Sterrato lo decía yo (y lo sigo diciendo) sobre el pavés.
    Es espectacular, antiguo, clásico…lo que quieras. Pero no es ciclismo de fondo en carretera.

     
  7. De la etapa de la París Niza, poco más que decir. Preciosa como pocas. Pero bueno, unos apuntes: Nairo se coloca muy bien en este tipo de etapas. Ya lo ha hecho otras cuantas veces en el Tour (no solo en las de pavés), y la verdad que es una muy buena virtud suya. Y lo hace apenas sin ayuda, porque no necesitó a Erviti y a Roelandts creo que en ningún momento.

    Sobre Soler, no vi por qué se cortó, llegué justo cuando ya perseguía. Qué le pasó?

    Sobre Aru… qué pena da, por dios.

    La Strade, lejos de las tonterías que se escuchan tipo “el sexto monumento”, “para qué más kilómetros si con estos ya son suficientes”, y bla bla, yo la veo una carrera muy divertida, diferente a todas y que no sobra en el calendario. Eso sí, el final fue muy aburrido por el empeño de Fuglsang en llegar a su matadero con Alaphilippe, pero bueno, por eso es un corredor al que le cuesta mucho ganar.

    A ver si seguimos viendo una buena París Niza!

     
    • Soler cambió de bici por un problema mecánico, muy a lo Valverde. Fuglsang siempre hace lo mismo, como aquella etapa que hizo para Dan Martin en el Tour 2013, con final en Bagneres de Bigorre. Es habitual entre corredores sin sprint. En cuanto a Quintana, pues lo que dices.

       
  8. Lo de ayer del Movistar fue esperpentico. Erviti y Roelandts no ayudaban a Quintana para estar delante, ni se quedaban para ayudar a Soler. Otras veces se les critica pero en su mayor parte es por falta de fuerzas, pero lo de ayer fue inexplicable.

     
    • Y quieren ganar el Tour. Nairoman amigo, si hubieras cambiado de equipo hace tiempo otro gallo te cantaría.
      Un saludo

       
  9. inmejorable el título de la entrada. No hay mucho más que añadir. Casualmente (o no) la Paris-Niza ha mostrado el ciclisto puro, mientras que el strerrato solo genera postales. Es la era del instagram.

    Respecto a la patochada mallorquina de Frank Schleck vs trailrunner local, decir que Movistar montó un circo similar entre Alejandro Valverde y Chema Martínez. Fué en el 2015, y el reto era subir 4k del puerto de Haza LLanas, con medio pueblo de claca.

     
  10. Hombre… no saber valorar esos destellos de Cortina y luego encumbrar las escapadas de Lluis Mas en la Vuelta España diciendo que se necesitan más corredores así…
    Para mi dos grandes corredores y diferentes, pero sobre todo necesarios.

     

Leave a Reply to Rafaelero Cancel reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Current day month ye@r *