Más Quintana en Mas de la Costa

Más Quintana en Mas de la Costa

Un super Nairo Quintana dio ayer material para los próximos seis meses de su sueño amarillo, el proyecto irrealizado de ganar el Tour de Francia a Chris Froome, el corredor que ha ganado tantas veces la prueba y en los mismos años como el colombiano ha subido al podio. El último, el año pasado, con su director deportivo diciendo “contra ese equipo no se puede hacer nada”, y así pasó lo que pasó: tercero en el podio sin realizar ni un solo ataque, ni siquiera el último día en el Joux Plane y con la segunda plaza a veintipocos segundos.

Hubo un tiempo en que Quintana atacaba en la base de los puertos y le daba igual lo que pasase por delante o por detras. Se podría decir que cuando era joven, si no fuese porque ayer mismo cumplía 27 años y lo hacía ganando de nuevo con esa estrategia. En los dos últimos años ese Quintana había desaparecido, para gran dolor de todos los aficionados al ciclismo, porque muchas veces es mejor caer intentando algo así que sumar otro podio.… Leer más

 

¿Puede Quintana lograr el doblete Giro-Tour?

AnuncioLo había anunciado en un periódico colombiano, y pocos le creyeron. Hoy Nairo Quintana ha confirmado que tomará la salida en el Giro de Italia, la carrera que conquistó en 2014 a la primera participación, como Anquetil, Hinault, Indurain y Contador. De manera paralela, la noticia supone que no defenderá su título en la Vuelta, porque el Tour -es el Movistar- es intocable.

El Giro celebrará la edición número 100 con una participación espectacular, y ya lo era antes del concurso del escalador colombiano. Al revés que en 2014, cuando el mero anuncio de hacer Giro y Vuelta ya ilusionaba, en esta ocasión deja más bien frío.

Deja frío porque en este tiempo transcurrido Quintana se ha mostrado incapaz de ganar el Tour de Francia: tanto en 2015 como en 2016 ha ido siempre por detrás de Froome, hasta el punto de ni siquiera realizar un ataque en la última edición.… Leer más

 

Un Tour que se dice “para atacantes” y que no llega a nada

Un Tour que se dice “para atacantes” y que no llega a nada

Que sí. Que se ha presentado la edición 2017 del Tour de Francia, una carrera maniatada desde 2013 por el monopolio de Froome, vendido como duopolio con Quintana, un corredor que jamás se ha puesto líder de la carrera. En estas circunstancias, hablar del recorrido de una carrera que el próximo año vivirá la cuarta entrega de un duelo ya histórico para el ciclismo no deja de ser un brindis al sol, porque a Quintana le han puesto un Tour sin crono y no hizo nada, y también le han puesto un Tour con montaña y ni ha atacado.

Podría haber otros contendientes, como la estrella ascendente de Tom Dumoulin, pero el Tour ha despreciado su posible candidatura presentando una birria de crono, con solo 13 km. a modo de prólogo largo el primer día, y 23 km. el penúltimo día, primera vez desde 2012 que hay una crono tan cerca del final en París.… Leer más

 

Contador sube del sexto al cuarto puesto gracias a un ataque a 114 km. de meta

Contador sube del sexto al cuarto puesto gracias a un ataque a 114 km. de meta

Después de lo que resultó ser la mejor etapa de la historia de la Vuelta, con mucho ciclismo antediluviano de varios equipos con estrategias convergentes, situaciones de carrera que cambiaban de un puerto a otro y cierto movimiento en la general, pocos esperaban que pasase algo en la pírrica etapa de 118 km. por el Pirineo oscense, en medio de autovías y con final en Formigal, una estación de esquí que estuvo 30 años sin subirse en la Vuelta, y con razón.

Sin embargo, pasaron muchas cosas en un día que no llegó a las 2h 54´ de competición, un dato para tener muy presente de cara a posibles evocaciones futuras -que seguro vendrán- de la peste contadorista, pues dicen que su ídolo fue el que propició el ataque que marcaría toda la jornada. Apenas dado el banderín de salida, el desposeído del Tour 2010, la Volta 2011 y el Giro 2011 por dopaje atacó en un tramo de descenso, cuando el pelotón todavía estaba desperezándose, en una estrategia perfectamente ideada con lo que quedaba de su equipo.… Leer más

 

Una etapa digna del Tour

Una etapa digna del Tour

El llamado “tríptico vasco” en la Vuelta, disputado en una gozosa normalidad como siempre tuvo que ser en la gran fiesta que es el ciclismo, se ha saldado con un sabor muy agridulce. Tras el prólogo de Bilbao -gentío para saludar la victoria al sprint, de una manera apabullante, del belga Keukeleire- y la desfachatez de la etapa de Urdax, la gigantesca etapa del Aubisque ha sido digna del Tour por recorrido, estrategias, realización general -especialmente considerando de donde se venía- y un poco menos por la resolución.

Con todo lo bueno que haya sido la etapa de hoy, y después argumentaré que probablemente haya sido la mejor etapa de la historia de la Vuelta, es difícil olvidar el esperpento de ayer camino de Urdax, y que probablemente será recordado de la misma manera por los aficionados. Una etapa sencillamente fumada por el pelotón, que se puso de acuerdo para enviar por delante una fuga de auténticos medianías, y disputar los más de 210 km.… Leer más

 

Cantabria a 45 km/h

Cantabria a 45 km/h

La mierda de recorrido ideada por Escartín y Giner, y refrendada por Guillén -todos los días hay que poner el nombre del Sindicato del Crímen- tenía previsto para después de la primera jornada de descanso una etapa absurda, otra más en la larga lista de diseños con tiralineas y final en cuesta de cabras, que desvirtúa la competición y somete al deporte más bonito del mundo a un absurdo determinismo, justo lo que quieren los organizadores.

La carrera la está salvando el duelo entre Quintana y Froome, que se alargará hasta los últimos días como es marca de Guillén desde que sentó sus reales sobre el semicadáver que le habían dejado. Mientras tanto, el único aliciente para seguir las etapas antes del km. final es ver los paisajes, cuando los hay. De entrada, una etapa entre Colunga y Peña Cabarga, entre Asturias y Cantabria, es suficiente aliciente para perder dos horas de la tarde ante la pantalla.… Leer más

 

Han vuelto Los Lagos

Han vuelto Los Lagos

La última vez que se subió Los Lagos con tanta intensidad y disputa fue en 1992, hace casi 25 años. Ganó Pedro Delgado, y era cuando las victorias de etapa en sitios así -como este caso, la montaña más icónica de la Vuelta a España- contaban casi tanto como una general, al igual que el FCB histórico -el que ganaba una Liga cada década- contaba la victoria en el duelo con el Madrid casi como un campeonato. El ciclismo ha cambiado muchísimo desde entonces, y hoy casi vuelve a ganar la escapada: solo la grandísima entrega de Quintana lo ha impedido, y estaba tan contento en el podio como quizás no lo haya estado jamás. Lucho Herrera ganó dos veces en Los Lagos, una montaña venerada entre los sabios del ciclismo en Colombia, y seguro que Quintana lo sabía.

Desde entonces, la extraña montaña asturiana -apenas sobrepasa los mil metros de altura, tiene descansos e incluso un descenso- ha acumulado tal cantidad de roña y mierda que es casi un milagro lo que hoy ha sucedido: es mentira que su decadencia empezase en el año 2000, con la victoria de aquel monstruo de Eufemiano y Mínguez llamado Zintchenko.… Leer más

 

Contador, un lastre para el ciclismo

El experto en quejarse Alberto Contador terminó la etapa de Sanabria con un fuerte golpe que se procuró el solito, al igual que hizo en el Tour en la primera caída que hubo en la carrera de 21 días. Es una puntualidad victoriana, sino fuese porque Contador es un castellano seco, gótico y sentimental. De ahí las declaraciones de “estoy reventao” que hizo a sus condiscípulos en meta, añadiendo por lo bajini que “hay gente que no sabe tocar el freno” .

Así es el caballero: en el Tour 2013 señalando con el dedo a Quintana por no esperar cuando se salió de la carretera en uno de sus mitológicos ataques cuesta abajo (¡un saludo a Juanma Trueba!); en el Tour 2014, era Van den Broeck el que no sabía bajar y el que partió su bici Specialized; hace un mes, en una anónima carretera de la Bretaña francesa, “alguien le empujó”, según dijo recientemente el realmente viscoso De Andrés.… Leer más

 

La Vuelta que no interesa a nadie

La Vuelta que no interesa a nadie

Fue un espectáculo a la altura del evento y del lugar desde donde, a partir del sábado, comienza. Una explanada realizada con excavadora para la ocasión, unos asistentes que eran únicamente cargos del PP -el poder local y regional, llueva o truene- y ataviados con los sombreritos de paja típico de las convenciones de partido, una cantante ajada en riguroso playback, unos presentadores fuera de tono, un homenaje a una persona tóxica para el ciclismo y unos chorros de agua de fondo, dignos de Bielorrusia.

Es Orense y es la Vuelta 2016. No hay más. Guillén ha vuelto a ejecutar su butrón y ha engañado a la provincia más pobre de España para que gaste un dinero que podría haber sido dedicado a cosas más interesantes en “promoción turística” a través de la Vuelta. La gala de presentación se retransmitió por La Dos de El Ente, mientras en La Uno y en TeleTenis atronaban con los JJ.OO.… Leer más

 

El Tour ya ha terminado

Ahora que es verano, prueben a quedarse mirando unos momentos a las hormigas. Al cabo de unos minutos, la sensación de que están recorriendo tu cuerpo está ahí, y se queda un tiempo. Es una sugestión, porque las hormigas están a sus labores y tienen mejores cosas de las que ocuparse. Yo, de tanto ver este Tour de Francia, he llegado a ver a Quintana atacando: tantas horas a rueda de Froome, tantos puertos subidos sin que pasase nada, y casi tengo la imagen latente del colombiano escorándose a un lado y lanzando un latigazo.

De hormiga. Ya estamos en la última semana del Tour y la carrera está acabada: murió en algún momento entre los Pirineos y los Alpes, y quedó rematada con la contrarreloj. Ahora está enterrada cerca de los 2000 metros de altitud de la impresionante subida a Emesson, un puerto al que tardará en volver el Tour porque está en Suiza, y porque ofrece unos problemas logísticos tremendos.… Leer más