El valor de una foto

El valor de una foto

Dos fotos de los últimos días muestran el estado real del ciclismo de manera directa. Las dos comparten muchas cosas, a pesar de ser de carreras tan distintas como la Itzulia y la París-Roubaix, separadas por galaxias y unidas por la chapuza, el ciclismo que cambia y, al final de todo, la nadería.

La carrera vasca, francamente venida a menos, se ha llevado el premio de un ganador final de la casa, algo siempre muy apreciado por esa zona. Hacía 15 años que no se veía algo así, y nadie ha aprovechado para recordar que ese Iban Mayo acabó su carrera antes de los 30 años con un positivo, y que en esa edición ganó tres etapas, como si fuese un sprinter, o un corredor talentoso como Schachmann.

El alemán consiguió el antepenúltimo día su tercera victoria (de cuatro posibles) en la carrera, también al sprint y esta vez en el llano, ante la sorpresa Pogacar, aunque el joven que mejor corrió ese día fue el increíble suizo Hirschi.… Leer más

 

Schachmann a lo De Gendt

Al final está resultado una magnífica Volta a Cataluña, y una vez más lo es por la calidad de los corredores. Hoy, en una etapa que no ofrecía mayor atractivo sobre el papel, ha salido uno de los momentos ciclistas del año: la fuga del día ha llegado a meta y en los últimos 10 km. un corredor en solitario ha ganado la partida al pelotón. La maravilla ha venido a cargo de Schachmann, que ya fue al ataque en la primera etapa y también la segunda, y que todavía tenía fuerzas para la machada de hoy tras los dos días de montaña.

Se salía de la muy bonita Puigcerda y los organizadores hicieron pasar la carrera por Toses, para favorecer la formación de una fuga como la que se formó: cuatro corredores, los cuatro de nivel medio alto,  una jornada muy entretenida con final con gran premio, lo que no estaba en absoluto garantizado.… Leer más

 

Una Sanremo sin levantarse del sillín: metafóricamente y de verdad

Una Sanremo sin levantarse del sillín: metafóricamente y de verdad

Hace menos de un mes Julien Alaphilippe no tenía ninguna victoria en Italia. Ahora tiene cuatro, que son las mismas que las conseguidas en toda su vida deportiva por Valverde y Boonen (dos cada uno). El nuevo Bettini ha encontrado su nuevo paraíso particular y el mundo del ciclismo transalpino parece encantado con ese corredor de bolsillo, a tenor de las reacciones a su victoria en la Milan-Sanremo 2018.

¡Qué diferencia respecto a 2016 y el incontestable triunfo de Demaré! La primera vez en 20 años que un francés ganaba la carrera y todo fue encogimiento de hombros, críticas despediadas por parte del periodista estrella de Gazzetta, y altavoz contínuo a las invenciones de un par de ciclistas mediocres italianos sobre falsedades que ellos habrían hecho de haber tenido alguna vez opción de ganar la carrera.

Con Alaphilippe viene todo más rodado. Y viene así porque viene con el pack de un equipo muy conocido, de una nación histórica del ciclismo que ha vuelto -por qué había desaparecido saldrá veladamente en el post- y, la parte más importante, viene porque era el máximo favorito en la salida.… Leer más

 

Zibaldone de la Tirreno-Adriático

Zibaldone de la Tirreno-Adriático

Adam Yates pretendía ganar la Tirreno-Adriático sin hacer ni un solo ataque, y al final ha perdido la carrera por un mísero segundo. Este tipo de emoción ha llevado a pensar a los Sénecas de este deporte que hemos estado ante una buena edición de la carrera, cuando simplemente ha abundado en su decadencia: al menos Quintana o Contador necesitaron un ataque -uno, no más- para ganar la carrera, esta vez ni eso. La diferencia de la CRE y los pocos segunditos rascados en las etapas de montaña (circuitos urbanos de carreras de juveniles) eran el bagaje del inglés.

La mayor plasmación de esta Decadencia-Adriático, además de la total ausencia de público en el 80% de las etapas, o el recorrido de la crono final por unas calles parcheadas a nivel africano -al menos el Giro consigue un reasfaltado-, es que el periódico del organizador no tenía en portada ni una mención a la carrera en el momento de escribir esto, y las razones habría que encontrarlas en el simulacro de crónica que hay en la sección específica de ciclismo: por primera vez en la historia de la carrera no hay ningún italiano entre los diez primeros.… Leer más

 

Alaphilippe y el bloqueo del ciclista

Alaphilippe y el bloqueo del ciclista

Si en la fuga del día va Markel Irizar (un corredor de 40 años) ya se sabe que no va a ninguna parte, y que estará rodeado de continentales y corredores conocidos en su casa y a la hora de comer. Es el panorama de la Tirreno-Adriático año tras año, y más con esos finales con encerrona que hacen que todo el mundo vaya junto hasta el final, donde una apoteosis de ciclismo para clips de vídeo satisface a las televisiones y a los organizadores. Los highlights, en italiano.

La fuga era tan inconsistente, tan de Irizar, que el Orica puso a tirar al líder de paja Hepburn, agraciado por el puestómetro tras la CRE. Ahí está en las fotos, con su bigotito de hipster y su maillot azul de los dos mares atraversando la Toscana más desconocida e ignota, en una de las pocas jornadas de gloria que va a tener, y que simplemente ha consistido en un traspaso de líder hacía Adam Yates.… Leer más

 

De Gendt y su escapada continua

De Gendt y su escapada continua

Al acabar el Giro de Lombardía 2018 Thomas de Gendt y Tim Wellens no volvieron a sus casas montándose en un avión, junto con el resto de compañeros de equipo. De una manera envidiable y contagiosa, planificaron un viaje que los llevase desde el norte de Italia hasta Bélgica en seis etapas, unos 1200 km. de recorrido hacia el norte. Sin entrar en lo que pudiesen pensar sus respectivas familias (¡todo el año fuera, y ahora esto!), ideas como esta reconcilian con el ciclismo.

 

También indican una forma de concebir una profesión -recuerden que en cénit de su carrera, tras hacer 3º en el Giro 2012 ganando la etapa reina, De Gendt rehusó ir al Tour porque iba a ser padre-, tanto en en los aspectos internos -Wellens se fue de un Tour antes que aceptar un TUE para un picotazo de una abeja-, como en los externos.… Leer más

 

Más ciclismo y menos sterrato

Más ciclismo y menos sterrato

No es la primera vez que pasa en el ciclismo, y lamentablemente es una tendencia que va a ir más. Las pruebas nuevas, que venden falsa antigüedad, se imponen a las antiguas que proponen el ciclismo de siempre, y que suelen ser en el 90% de los casos mucho mejores. Las pruebas nuevas, por interés del mercado y de la masa zombificada de fans reciben toda la atención mediática, mientras las antiguas palidecen.

De ahí denominar clásica a una carrera de un día nacida en 2007 por copia de una marcha cicloturista, y cuya primera edición fue ganada en justicia por alguien tan perdurable como Kolobnev. O Lovkvist. Después ya vino la passione, il vero, y l´autentico, que son las necedades con las que los italianos adornan, desde que el mundo es mundo, sus inventos.

Strade Bianche es una carrera vulgar, tanto que ni la misma organización considera interesante retransmitir más allá de los últimos 60 km., por lo que el espectador se pierde más de la mitad de su supuesto gran atractivo, esos tramos sin pavimentar -y sin público- cuyo atractivo se incrementa cuando llueve, afortunadamente una única vez desde que se disputa la prueba.… Leer más

 

Quintana vuelve a la París-Niza

Quintana vuelve a la París-Niza

Nairo Quintana no corría la París-Niza desde 2013, cuando era un recién llegado al WT, y solo había disputado una gran vuelta. Ya había ofrecido los destellos de tener El Don en Morzine durante el Dauphiné 2012, destrozando el trenecillo del Sky, y no volvió a Francia hasta el año siguiente. Esa París-Niza no fue su mejor carrera, dentro de que tampoco se esperaba que acabase convirtiéndose en uno de los mejores vueltómanos de su generación, y sin duda en el mejor vueltómano-escalador de la Historia.

Perdió tiempo en todas las etapas que hay que estar atento de la Carrera del Sol, y sólo ofreció un destello -y de qué manera- en la cronoescaladada final a Eze, donde fue superado por dos corredores, Porte y Talansky, a la postre los dos primeros de la general. Desde entonces, hace ya seis temporadas, el mejor ciclista colombiano de la Historia optó por un calendario que se ha revelado muy exitoso, como demuestran sus dos triunfos en Tirreno-Adriático, además de un segundo puesto.… Leer más

 

Quick Step reactualiza y reorienta carreras deportivas

Quick Step reactualiza y reorienta carreras deportivas

El año pasado, dentro de su fabulosa temporada, el Quick Step ganó la mayor parte de las clásicas del norte, incluyendo por primera en vez en su longeva carrera algunas de las de asfalto. Solamente se escaparon de su zurrón las que se disputan en febrero y abren el calendario belga, algo que era casi tradicional: Boonen nunca ganó la Het Volk, y el último triunfo de la cuadra de Lefevre en la carrera se remontaba a Nick Nuyens en 2005.

Se comentaba mucho la supuesta debilidad del equipo ante la pérdida de Terpstra y Gaviria, y lo que ha pasado en el fin de semana de apertura del calendario belga -el fin de semana de apertura del ciclismo competitivo- es que Quick Step ha ganado tanto Het Volk como Kuurne-Bruselas-Kuurne, y no con dos corredores de casualidad ni  usando la estrategia de aplastamiento masivo del equipo.

Tanto Stybar como Jungels habían facturado un 2018 extremadamente decepcionante: el checo no había sumado ninguna victoria a la borrachera de más de setenta entorchados de su equipo, y el luxemburgués, a pesar de su increíble destello en Lieja, fracasó de manera muy notable en el Tour de Francia, su objetivo de la temporada.… Leer más

 

¿Es Pogaçar el futuro dominador?

¿Es Pogaçar el futuro dominador?

Volvemos al tema de la generaciones, y lo díficil que es vaticinar en el ciclismo. Con la generación del 90 todavía dominando, los de la nueva generación que les dará el relevo (los nacidos a partir de 1995) disputarán esta temporada con 24 años o menos ya cumplidos, una edad en la que se empiezan a ganar cosas importantes, con los clásicos ejemplos de gran precocidad.

Está el mundillo del ciclismo algo revuelto con la repentina eclosión de Tadej Pogaçar, ganador de la Vuelta al Algarve como neoprofesional, y con sólo 20 años. Es una vuelta por etapas, es en Europa, y ha tenido rivales de nivel. Ya es más que otros ejemplos de precocidad extrema, brillantemente recogidos aquí -una de esas cuentas de ciclismo que hace más labor que cualquiera de los medios deportivos-, y donde se aprecia que los ciclistas que han ganado vueltas por etapas incluso más jóvenes lo hicieron en carreras de menor nivel, al menos competitivo.… Leer más