Una semiclásica y una clásica en Emilia-Romagna

Una semiclásica y una clásica en Emilia-Romagna

La lucha por la general del Giro empieza ser lo que ya apuntaba desde la salida en Sanremo: Contador contra unos aficionados con escasos méritos para ganar. El recorrido de la carrera también era muy previsible, con una segunda semana en la que todos iban a pasar las jornadas hablando de la crono del sábado, y así ha sido; sin embargo, las dos últimas etapas han sido muy bonitas para el espectador, no tanto para los ciclistas, que han estado sometidos a un aguacero constante.

Por increíble que parezca, y más estando en la forma en la que está la totalidad del Astana y teniendo un liderato ambicionado a sólo 3″, al día siguiente de la etapa de Forlí volvió a llegar la fuga. Esta vez era más consistente que cinco italianos desconocidos, con nombres como Betancur y su gregario Montaguti, Pellizotti, Rosa en el papel de El Astana del Día, Rutkiewicz, Intxausti y el murciano Ruben Fernandez, Hesjedal, Kruijswijk e Ilnur Zakarin.… Leer más

Las auténticas reglas del ciclismo no están en el reglamento

Las auténticas reglas del ciclismo no están en el reglamento

Primer día de competición tras la jornada de descanso, que antes se aprovechaba para poner alguna encerrona y ahora se usa para una etapa fácil en lo altimétrico, y que así los fluidos vigorizantes infusionados el día anterior no provoquen ningún problema. Sin embargo, esto es ciclismo, el deporte más exigente del mundo, y donde nunca -salvo que los ciclistas lo decidan así- hay jornadas de transición, mucho menos la de ayer, disputada casi por entero a la vera del Adriático, siempre en sentido norte y buscando las montañas.

La media de la etapa fue de 45´743 km/h, favorecida por un viento de cola fortísimo a partir de Cesena, y del que todo el pelotón estaba advertido Muchos salieron con el 55 montado, incluyendo escaladores tan ligeros como Hubert Dupont. Se iba a volar, especialmente en los kilómetros finales cuando se hizo evidente que la fuga del día no se iba a entregar, una fuga compuesta por modestísimos del pelotón como Busato, Marangoni, Malaguti, Boem y el único con cierto nombre, Oscar Gatto.… Leer más

Es país para viejos, cada vez más

Es país para viejos, cada vez más

El domingo, noveno día de competición consecutivo en el Giro, la organización tenía preparada una encerrona: una etapa de 215 km -aumentados a 224 km. por cambios en el recorrido, al estar muchas carreteras en un estado intransitable- y con más de 4200 metros de desnivel acumulado. Solo tres puertos puntuables, y el clásico sabor de la gran ronda por etapas italianas de estar en un tierra entre el Salvaje Oeste -en este caso, Sur- y el ciclismo de hace unas décadas. Al final no pasó nada, o muchísimo menos que en la etapa de La Spezia, pero estaban los ingredientes.

La fuga del día volvió a llegar a meta, y volvió a contar con la presencia de corredores del equipo más en forma de la carrera, ese Astana que hasta poco antes del inicio del Giro se arrastraba en las carreras en las que participaba. Habían pasado ya los primeros 50 km.… Leer más

Contador de trolas

Contador de trolas

Decía el debutante Rubén Fernández -de momento muy anónimo en la carrera- que del Giro le habían contado como característica destacada “lo largo de los traslados”. Fue así siempre, y llegó al paroxismo durante la demencial hégira de Zomegnan-Acquarone -recuerden cuando se bajó a Sicilia para una única etapa, hace un parpadeo en una carrera centenaria-, pero en la edición 2015 los recorridos están encadenados uno con otros, y hasta son lógicos y consecuentes. Ya verán como enlazan bien las últimas etapas de la carrera, y con el hilo conductor de la geografía y los dramas de Alberto Contador.

El pelotón salió de Liguria al quinto día, en una etapa que prometía mucho -¡el primer final en alto!- y que quedó en bien poco. Llegó la fuga, y el más fuerte fue un esloveno de 23 años del Lampre llamado Jan Polanc, que subió el Abetone de manera bastante admirable, regulando muy bien y sabiendo que no tenía rivales: baste decir que el segundo, a más de minuto y medio, fue Chavanel, que entró con los favoritos de la carrera y quiso completar un puesto de honor en su debut en el Giro a los 36 años.… Leer más

Kreuziger, traicionado por su propio equipo

Kreuziger, traicionado por su propio equipo

El ganador de la etapa vino de la escapada del día, hubo cambio de líder -aunque queda en el mismo equipo- y varios aspirantes a la general o puestos de honor han quedado muy rezagados. Esto es lo que viene siendo un etapón bajo premisas cuantificables, aunque la etapa solo tuviese 150 km., sea el cuarto día de competición de los 21 que hay programados, y solo dos subidas puntuables. El ciclismo a veces tiene estas cosas, y etapas tan bonitas como la de ayer pocas.

La organización había previsto la retransmisión íntegra de la misma, algo realmente loable, y creo que también pensado en el impacto publicitario para la región de Liguria, muy favorecida por la tomas aéreas. Ahora mismo debe haber un buen número de cicloturistas centroeuropeos adinerados programando vacaciones con bici en la región, por lo que el esfuerzo económico -prefiero el término a inversión- realizado por las autoridades locales puede tener una contrapartida inmediata y duradera: mucho mejor organizar una grande partenza así que un campeonato del Mundo, creo yo.… Leer más

Matthews gana con el control de Tinkoff-Saxo

Giro2015Rapallo, donde ayer salió la etapa del Giro, esta en una pequeña península de la costa ligur, y tuvo sus momentos de mayor gloria turística hace cerca de un siglo. Su nombre está ligado a la firma de uno de esos acuerdos post-I Guerra Mundial, de esos que tardaron en firmarse más tiempo del que duró el conflicto. Era 1922 y en Genova Francia estaba apretando las tuercas para el pago de indemnizaciones de guerra a Alemania y Rusia hasta que, hartos de la intransigencia francesa -un año después invadiría el Rurh alemán para asegurarse ese pago- los representantes del régimen de Weimar y la Rusia comunista se fueron a la vecina Rapallo a firmar un acuerdo bipartito en el que ambos se reconocían y se condonaban las deudas de guerra.

Es fácil imaginar el ambiente. En uno de esos hoteles enormes que harían las delicias de Wes Anderson, orientado a Levante y rodeado de palmeras, dos países que habían salido derrotados y humillados de la Gran Guerra, y a los que los vencedores pretendían mantener así ad eternum, alcazaban un pacto contranatura, el claro antecedente del Molotov-Ribbentrop de 1939.… Leer más

Viviani por fin gana su etapita en el Giro

Viviani por fin gana su etapita en el Giro

Es difícil sustraerse a la propaganda que genera el Giro de Italia, especialmente cuando se decide seguirlo por la RAI. Este año la prueba se puede ver en abierto y legal por la página web de la emisora pública italiana, y con una calidad magnífica. Considerando que en España se emite por TeleDeporte y con los infumables comentarios de Amat Carceller Gassó y de Líder Máximo Carlos Hipócrita Sastre, aquí no hay tanto de elección como de obligada alternativa.

La propaganda consiste en el é un grande Giro, la ideología que martillea constantemente, al margen de lo que estén mostrando las imágenes. Solo con la CRE inaugural ya hubo de sobra: es muy apreciable esa ciclovia usando la plataforma del extinto tren que iba al lado del mar, tan apreciable que la pueden usar los profesionales para competir, pero que no es lo suficientemente ancha como para que pudiesen ir las motos de retransmisión.… Leer más

Samuel Sánchez ya tenía una estatua y ahora tiene un libro

Portada 2Uno coge estos libros de ciclistas con un reparo que no hace falta explicar: por el tema, por la forma, por el sujeto. Sin embargo, parece mentira que un libro escrito por un periodista de Marca sobre Samuel Sánchez no deje ser un producto que, sin salir jamás del nivel de fanbook tan propio del entorno futbolero -incluye abundantes fotografías, como marca el cánon del género-, esté bastante bien.

A ver si consigo explicarlo. El libro no sirve para nadie medianamente familiarizado con este deporte y con su protagonista, el pagado de sí mismo S. Sánchez. Es un libro que omite deliberadamente su positivo con 19 años, que no cita el bajón de rendimiento en el Euskaltel tras la detención de su médico Jesus Losa por dopaje y que, sin embargo, ni pestañea para incorporar al palmarés siempre abundante en puestos de honor del ciclista carbayón “la segunda plaza final” del Tour 2010 tras “las descalificaciones de Contador y Menchov”, sin mencionar que fueron por dopaje.… Leer más

Enfermos y drogados se disputarán la victoria en el Giro

Enfermos y drogados se disputarán la victoria en el Giro

Para lo que va a ser el Giro 2015 sigue siendo válido el análisis efectuado cuando la presentación del recorrido, allá por octubre del año pasado. En contra de lo esperado, la decisiva crono de 59 km. no se ha modificado, aunque Contador ya ha dicho que le parece “más llana de lo que creía”. En el Giro, que para muchos es la mejor de las grandes pase lo que pase, la clave siempre está en la participación.

Este año no es excesivamente penosa en cuanto a aspirantes a la victoria final, pero si lo es en todo el resto de escalafones. Los sprints solo llegarán en la segunda semana, el Tour cada vez concentra más intereses y la Vuelta está muy bien en septiembre, cuando llegan grandes corredores que, por sus compromisos en abril, al Giro ni se han acercado nunca, ni se acercarán jamás.

La penosidad del Giro, reflejada en el titular, viene por la trayectoria histórica o reciente de los aspirantes a la victoria final.… Leer más

Zakarin se convierte en patología

Zakarin se convierte en patología

El Tour de Romandía es una carrera extraña. Con el prestigio de las más grandes de una semana, cuenta en su haber reciente con un extraño elenco de primeras figuras y figuras especialistas, un recorrido poco imaginativo y una bien ganada fama de carrera donde pasan cosas extrañas. Hace cinco años se podía ver claramente en un post previsor -de esos a los que siempre hay que recurrir, cual fondo de armario-, y la victoria de Ilnur Zakarin se engloba en esa tradición.

En la edición 2015 tomaban la salida Froome -ganador los dos últimos años-, Quintana -vigente ganador del Giro, ganador este año de T-A-, Nibali -vigente campeón del Tour- y Costa -en el podio de la carrera los tres últimos años-, además de gran parte de los mejores escaladores del mundo. A todos los ha batido Zakarin, corredor desconocido hasta su espléndida eclosión médica en la pasada Vuelta al País Vasco.… Leer más