Antes del Tour (I): Dauphine es un corral del Sky

Antes del Tour (I): Dauphine es un corral del Sky

Antes del Tour, y en su esfera inmediata de influencia, se disputan dos de las carreras más prestigiosas que puede ganar un ciclista; durante el Tour no se disputa ninguna carrera de ese nivel, porque el Tour es el Tour y en su honor se inmolan las carreras deportivas de muchos ciclistas, y también de muchas pruebas. La primera de ellas es el Dauphiné, que siguiendo una tradición más o menos implícita, este año ha rizado el rizo y ha tenido una etapa de montaña exactamente igual a la que se disputará dentro de tres semanas en la gran ronda francesa.

Dauphine es una carrera que apenas reporta beneficios a ASO, y que sigue adelante por ser más que nunca un petit Tour de France. El ciclismo francés ya perdió el Midi-Libere hace muchos años, y no se puede permitir perder una carrera que se mantiene en gran parte por su condición de plataforma para el Tour, y con mucha mejor participación que su rival en el calendario, la Vuelta a Suiza.… Leer más

La irrelevancia de los campeonatos nacionales

En España y otros países el formato de campeonatos nacionales está caducado. Son carreras que, por sus propias características, tienen poco de competitivas. O bien se disputan en países que apenas tienen corredores, y acaban siendo un pierde-paga entre amigos, o en países como en el nuestro, donde el Movistar alinea 12 corredores experimentados y acostumbrados a competir en las mejores carreras, contra otros que penan en categorías inferiores del ciclismo, o vienen en mucho menor número.

Queda así un simulacro de competición y una prueba devaluada, casi tanto como el título y el maillot que ofrece. La solución pasa porque el campeonato nacional se dispute inserto dentro de una carrera de verdad, con otros corredores de otros países, y donde el título se otorgue al primer nacional que cruce la línea de meta, haya ganado o no  la carrera. Así se hace entre la República Checa y Eslovaquia, que al menos una vez al año remedian el desatino que sus élites dirigentes realizaron en 1993.… Leer más

¿Cómo lo haces?

¿Cómo lo haces?

Lo venían anunciando desde hace tiempo, pero el antidopaje danés (en adelante, ADD) no ha tenido mejor ocasión para publicar su informe tipo “esto era lo que había pero ahora ya no hay, y en caso de duda está todo prescrito”, más conocido como vamos a lavarnos las manos. Es Dinamarca, el país de la hipocresía, y en donde en porcentaje un mayor número de ciclistas profesionales han dado positivo, y que mantienen varios primados en materia de dopaje.

No ha tenido mejor ocasión que en la previa del Tour, para ver si así son algo relevantes a pesar de tener cuatro millones de habitantes -contando focas y estatuas de bronce con la cola de pez- y nulo calado internacional. El informe, que no llega a las 100 páginas, es una puta mierda, el típico ejercicio de relaciones públicas ejemplificado con esos dos títulos genéricos del principio. Empero, no deja de ser un informe oficial, reconociendo ciertas cosas.… Leer más

Saltarse controles en la fase de carga

Saltarse controles en la fase de carga

Ante la perspectiva de que el escándalo estallase durante el Tour de Francia, Chris Froome se ha adelantado y confirmaba a varios medios británicos que se ha saltado dos controles antidopaje. Los medios no son los habituales que publican sus tonterías o su propaganda, sino The Sun y el Daily Mirror, secundados poco después por cyclingnews.com. Aquí no aparecen el The Times del acólito David Walsh, ni el Telegraph. Dos medios sensacionalistas sacan la gran noticia, igual que una fugaz toma de cámara sacó a Froome inhalando Ventolín en el Dauphiné 2014.  Ese es el nivel.

¿Por qué lo ha dicho ahora Froome? Seguramente porque era consciente de que iba a salir, ayudado por el reciente clima de suspicacia que hay en el Reino Unido a cuenta de Mohamed (llamado Mo) Farah, que también se saltó dos controles antidopaje justo antes de los JJ.OO de Londres, uno de ellos con el inspector antidopaje llamando al timbre de su casa durante una hora.… Leer más

De Marchi agotó su gasolina

De Marchi agotó su gasolina

Más o menos hace un año que De Marchi empezó su generosa racha en forma. Fue en el Dauphiné 2014, donde ganó la clasificación de la montaña en base a lo que siempre ha sido su característica como corredor: meterse en fugas. En muchas fugas. En todas las fugas. Y cuando no está fugado, tiende a cerrar el pelotón, entrando en las posiciones de sprinters. Fue al Tour así, y ganó merecidísimamente el premio de la combatividad,  y después a la Vuelta, donde ganó la bonita etapa de Alcaudete. Entre una y otra carrera tuvo tiempo para fichar por el BMC ante la desaparición del Cannondale. Después, tuvo aún más tiempo para ser el corredor que marcase el ritmo en la última vuelta del Mundial de Ponferrada (nada menos) y ser 15º en Lombardía.

Cqranking.com no engaña: en 2014 De Marchi fue el noveno corredor del pelotón con más días de competición y el séptimo por km.Leer más

Batir el Récord de la Hora es más fácil que ganar la Roubaix

Batir el Récord de la Hora es más fácil que ganar la Roubaix

En septiembre del año pasado Jens Voigt, un ciclista de 43 años y recién retirado del ciclismo, batía el Record de la Hora. Fue un suceso tan lamentable -edad, corredor enrolado en equipos de dopados toda su vida, palmeo de la UCI y hombre-anuncio de Trek, la marca del dopaje- que ni mereció la pena hacerse eco: eso no era el Record de la Hora, era un simulacro dotado de vida artificial por la UCI, deseosa de revitalizar un mito del ciclismo, y lo único que han logrado ha sido destrozarlo aún más.

La historia del Record de la Hora da para mucho, y no es el tiempo ni el lugar. Baste saber que todos los grandes campeones ciclistas que han ostentado el Record han calificado la prueba como una de las experiencias más duras que hayan tenido: son Coppi, Anquetil, Merckx, Indurain. Concluida la prueba, se derrumbaban o tenían que ser sujetados por los auxiliares para que, tras bastantes minutos, pudiesen recuperar la compostura.… Leer más

Genuflexos ante Contador

Genuflexos ante Contador

Embriagados con la victoria de Contador, los enemigos del ciclismo no han tardado en decir que el Giro 2015 “ha sido la mejor gran vuelta por etapas en lo que llevamos de siglo”, y seguramente hayan sido los mismos que dijeron que la Vuelta 2012 fue “la mejor Vuelta de la historia”. Sí, la misma en que un mismo sprinter se llevó 5 etapas, esto es: el 25% de las etapas de la carrera. Al sprint.  O este Giro, donde un equipo se ha llevado 5 etapas y ha colacado a dos corredores en el podio final. Gran Giro, sí. Para los enemigos de este deporte, que son los futboleros de corazón que solo se acercan cuando huelen alguna victoria de un compatriota.

Ha habido emoción,  pero la mayor parte ha venido por accidentes de carrera. De hecho, el ganador final de la carrera cogió el liderato en la quinta etapa, y solo lo cedió por un puñado de segundos durante una etapa, y a consecuencia de una caída.… Leer más

El mayor aliado de Contador fue el Astana

El mayor aliado de Contador fue el Astana

De los cuatro contendientes que salieron de Sanremo para la victoria final en el Giro, uno no acabó la carrera (Porte), otro jamás estuvo en la misma (Urán) y los otros dos han acabado primero y segundo, habiendo visitado previamente el podio. El Giro de este año, en lo que a novedades se refiere, gira en torno a lo que ha hecho el tercer clasificado, el sorprendente y muy dócil Mikel Landa, capaz de subir como Pantani y de obedecer como un esclavo.

Tras el desastre de Monte Ologno, donde Astana no tiró en ningún momento para neutralizar la diferencia obtenida por Contador, todo estaba a expensas de que nueva calamidad táctica haría la banda dirigida por Martinelli, y fue mucho lo que ofreció en este aspecto. La etapa reina de 230 km. y final en Cervinia acabó convertida, como tantas veces en el ciclismo, en etapa infanta, merced a un viento de culo que impulsó a los corredores, y a que los dos primeros puertos los coronó el reconvertido en escalador Visconti, que aseguró, merced a varias carambolas del último día, el maillot de la montaña.… Leer más

Contador tiene hambre

Contador tiene hambre

Dos etapas por los lagos alpinos suizo-italianos, una apenas una excursión de tres horas completamente llana hasta Lugano -victoria para Modolo con un muy buen lanzamiento de su equipo- y la segunda, mucho más esperada, con un fenomenal espectáculo en el que, una vez más, medió el caracter azaroso de este deporte, capaz de volver a proponer una avería mecánica para uno de los favoritos en el momento crucial de la carrera.

La fuga del día contaba con 12´ de ventaja y estaba muy claro que iba a llegar a meta, quedaba saber si los primeros corredores de la general iban a aprovechar el inédito, durísimo y espectacular Monte Ologna para intentar algo. Mikel Landa facilitó mucho las cosas cuando tuvo que cambiar la rueda averiada a 5 km. del inicio de la ascensión, con el pelotón ya lanzado. Por mucho que sus compañero hicieron trascoche y se quedaron en masa con el segundo clasificado de la general, el alavés llegó tarde al inicio de la fiesta.… Leer más

Vuelve el landismo

Vuelve el landismo

Sinceramente esperaba poco o nada de la etapa del Mortirolo, el puerto de puertos del ciclismo mundial. Las últimas veces que la carrera se había acercado al mito (2008, 2010, 2012) había sido francamente decepcionante, especialmente por ver a un grupo numeroso coronar en cabeza, o muy cerca de ella, el totem del ciclismo. El Mortirolo es un puerto de paso donde los ciclistas pasan de uno en uno, agrupados en no más de tres o cuatro unidades, en lo que imagino que era el ciclismo antes de los avances científicos. Ayer, gracias al azar, volvió a pasar eso.

No tengo ninguna duda de que la etapa hubiese sido muy diferente de no haber medidado ese elemento de fortuna que tanto incide en el ciclismo, un deporte que a sus calamidades incluye también no pocos elementos azarosos, la mayor parte de ellos derivados de disputarse a la intemperie y en continuo desplazamiento.… Leer más