Mis problemas con Nibali

Mis problemas con Nibali

No se puede decir que pasase inadvertido. Camino de Nimes, y cuando el BMC intentaba hacer un abanico -tenía hasta cinco hombres en cabeza, y qué hombres: Oss, Van Avermaet, Burghardt- y se estaba produciendo un pequeñisimo corte, el líder de la carrera, a la sazón el sicicliano Nibali, remontó a un puñado de corredores en cuatro pedaladas y se puso a la altura de los hombres de rojo y negro de una manera increíble.

Cualquiera que haya practicado ciclismo sabe lo que eso entraña: hace falta estar muy fuerte para una cosa así. Cualquiera que haya visto mucho ciclismo también sabe lo que eso entraña: ¿por qué no se ve más a menudo una acción de ese tipo? Porque es muy difícil cubrir un hueco con el pelotón lanzado, en primeras posiciones y con esa facilidad pasmosa. Nibali, como demostró ganando la segunda etapa de la carrera, está en una forma increíble.… Leer más

Morir en la orilla

Morir en la orilla

Morir en la orilla es la expresión que mejor refleja lo vivido ayer en la espectacular etapa entre Tallard y Nimes, 223 km. de etapa. Y de fuga. Es el fenómeno que les vengo explicando: ya no se disputa la fuga del día. El primero que lo prueba, se va. Para alguien tan infeliz y tan amigo de la omertá como Pedro Horrillo, este extrañísimo fenómeno tiene explicación, y tiene la cara de balbucear esa explicación en un primer párrafo para la antología del absurdo.

Primer km., y se van los héroes del día en una etapa que todos los aficionados al ciclismo recordaremos. Los que no lo son ya empezaron el día criticando que un domingo no hubiese montaña, porque son así: españoles y poco amantes del ciclismo. La etapa era un escaparate para el lucimiento paisajístico de lo mejor de la Provenza, y que mejor que en uno de los días de más audiencia natural, y no inducida por piedras o asperidades orográficas.… Leer más

A Majka le sienta muy bien lo que a Navarro le sentó mal

A Majka le sienta muy bien lo que a Navarro le sentó mal

Se está vendiendo este Tour como el del relevo generacional, a pesar de que Nibali es profesional desde 2005, y la auténtica pregunta del ciclismo es cuando será la renovación de sus usos y costumbres, esos que han hecho que la mayor parte de los aficionados al deporte lo vean como una fosa séptica de dopaje y monstruos drogados, incluso más que en el deporte de sus amores. Lamentablemente, y después de las dos etapas de los Alpes de esta edición, sólo se puede afirmar que estamos de nuevo en el bucle de el ciclismo que cambia.

Aunque en su día, tan lejano como anteayer, no lo viésemos, el auténtico protagonista de los Alpes en el Tour de Francia (por todo lo que ustedes crean, repasen la frase y el nombre que viene a continuación: no estoy mintiendo) es Rafal Majka. El polaco, segundo en la etapa de Chamrousse, ha ganado el sábado la etapa reina después de ir escapado todo el día.… Leer más

Talanski eclipsa a los ganadores de etapa

Talanski eclipsa a los ganadores de etapa

Los ciclistas reanudaron la carrera tras la jornada de descanso en Besançon, apenas dos etapas antes de la primera jornada alpina, hoy mismo y con final en Chamrousse, donde la famosa cronoescalada de 2001. Sí, aquella donde Óscar Sevilla, debutante en la carrera, acabó 5º. Es fácil acordarse porque,  desde entonces, el Tour sólo ha tenido una cronoescalada más, y en el lejano 2004. Se subió Alpe d´Huez, y Santos González acabó 5º. Normal que no hayan querido volver a esta modalidad.

En un Tour tan entretenido como el que estamos viviendo, las mal denominadas etapas de “transición” (o de siesta, para el Dúo Cómico de TVE y Alberto Contador) resultan más entretenidas que las jornadas-clave. El miércoles el recorrido iba paralelo a la frontera suiza, por la región del Jura, y la espectacular realización ofrecía grandes imágenes de embalses, bosques, pueblos cuidados y ambiente prealpino, mientras la desgracia de Carlos de Andrés y Probenecid decían que, para estar tan verde, tiene que llover mucho, un comentario que podría firmar un simio.… Leer más

Menchov se tuvo que dopar para intentar ganar el Tour

Menchov se tuvo que dopar para intentar ganar el Tour

El enemigo del ciclismo está dentro del propio ciclismo, y especialmente de los supuestos heraldos de la renovación, esos que nada más llegar lanzan “comisiones de la verdad” que no son más que comisiones de punto y final, porque venden la moto de que el dopaje ha acabado en este deporte. Como ya dí mi opinión del poco entusiasmo que podía causar Brian Cookson, no hace falta extenderse mucho más en este asunto.

Simplemente constatar que me quedé corto. Desde ese post hasta ahora han pasado seis meses en los que se ha sabido que otorga TUE con dos días de margen a corredores amigos, o que el hijo del nuevo mandamás de la UCI trabajó durante cuatro años en el Sky sin un puesto claro asignado, y que es el encargado de supervisar a la cuadra colombiana, incluyendo al suspendido por su propio equipo Sergio Henao, también protagonista de uno de los más notables incidentes de este año.… Leer más

La fuga no llegó. Contador tampoco.

La fuga no llegó. Contador tampoco.

Se esperaba gran cosa de la última etapa de los Vosgos, cordillera venida a la mente de manera mágica para el aficionado al ciclismo de julio, ese que lee el Marca y que desconoce este accidente geográfico, simplemente porque durante la era Indurain apenas se tocó. La etapa ha decepcionado un poco, con poquísimas diferencias en meta, y con una media por debajo de la prevista por la organización, en parte porque los descensos eran peligrosísimos, y la media ha bajado por este motivo. En todo caso, unos espectaculares 36´2 km/h para seis puertos y más de 4000 metros de desnivel acumulado.

Todo empezó muy bien para el aficionado al ciclismo, que es el motivo que nos reune aquí al margen de banderas. Como expliqué en el anterior post, la fuga ya no se combate: el que ataca el primero se va, como por arte de magia. Hay una nueva Ley en el pelotón de la que no nos hemos enterado, y esta es una de sus manifestaciones más embarazosas.… Leer más

Los Vosgos, a la altura de lo esperado

Los Vosgos, a la altura de lo esperado

Dos etapas de los Vosgos, y dos etapas más al saco de los buenos días de ciclismo que ha deparado la mejor primera parte del Tour que se recuerda. No ha habido crono, no ha habido prólogo, no ha habido CRE y no ha habido puertos de más de diez km., y sin embargo todos los días han sido trepidantes, las diferencias en la general más que notables y, lo mejor de todo, para hoy se espera la traca final con la seductora y última etapa en los Vosgos, tras diez días de competición de verdad e ininterrumpidos.

El sábado llegó la fuga, y el domingo también. Qué fugas, señores. Camino de Gerardmer, donde en 2005 llegó el Tour y el recordadísimo sprint entre Kloden y Weening -la gente no se acuerda tanto de cómo ese día el único Discovery que pasó el puerto previo fue Armstrong, sería que tocaba refill-, la fuga se formó en el km.… Leer más