Los experimentos del Ventoux

Rara vez se presenta el Ventoux como una montaña experimental. Una montaña donde pasan por primera vez cosas. Donde se intenta el límite o el alcance de nuevas evoluciones. Mirado con la perspectiva que nos da la etapa de ayer, bien puede presentarse el Gigante de la Provenza como algo así.

En 1967 Tom Simpson experimentó el sueño del rodador que se convierte en escalador, además de los experimentos con alcohol y anfetaminas. En 1987 Bernard logró una de las prestaciones sobre la bicicleta más increíbles que se recuerdan, de tal manera que jamás ha vuelto a haber una cronoescalada del Tour al Ventoux. En 1994 Eros Poli demostró que la #EPOGoldenAge podía hacer que un mulo domase la montaña, y Armstrong hizo lo propio en el año 2000.

Experimentos por doquier, prácticamente siempre que se ha subido al Monte Calvo. Qué decir de 2004, y el récord de la RDA de Iban Mayo, todavía inalcanzable, y que llevó al tejano a escribir a la UCI sobre el abuso de Actovegyn en el equipo vasco: no duraron ni un mes más con su médico Losa.… Leer más

Otra vez Alaphilippe en la primera semana

Tenían prisa en Televisión Española por acabar la retransmisión, y dos minutos después de que el ganador de la etapa hubiese superado la línea de meta, se acabó el ciclismo en el Ente Público. No continuó en Teledeporte, donde estaban retransmitiendo algo de tenis, o algo de baloncesto femenino, seguramente arrastrando una audiencia más fiel que la que puede llevar la única gran competición sobre la que tienen derechos de emisión.

Así comienza el Tour 2021. Era una etapa con interés por ver cómo iban entrando los diferentes grupos formados por las caídas, o por una cota que se hizo sorprendentemente dura. Al parecer, según el criterio de emisión, no tenía ningún interés para el espectador conocer eso, o ver la imagen del campeón del mundo poniéndose el maillot amarillo. Mucho mejor cerrar diciendo “Enric Mas ha entrado delante” -quedan tres semanas así, es el banderín de enganche patriótico-, y desprecios aún más evidentes a este deporte, como cuando inviten a la siesta.… Leer más

Dos de Van der Poel

Dos de Van der Poel

En contra de todo lo esperado, la primera etapa en línea de la Vuelta a Suiza tuvo unos kilómetros finales espectaculares: mejor que todo lo vivido en Dauphiné, y en gran parte del Giro de Italia. Se combinaron varios factores para ese sorprendente resultado.

Primero una tormenta magnífica que dio un aire de clásica al tramo final, donde tras pasar por uno de los infinitos pueblos-ciudad que forman la conurbanización de Zurich -una ciudad que ha colonizado un lago, tenían que subir súbitamente a la montaña, en un paisaje donde se combinaban graneros típicos con chalets de lujo, aunque esto último sea una redundancia en ese país. Y, segundo, un gran ciclista que siempre ataca.

Tiraba el Bike Exchange para Matthews, y en la subida atacó Alaphilippe porque lo lleva en su naturaleza, porque ha venido a la carrera a por la general -los puertos suaves y tendidos le favorecen-, y porque es un gran corredor que jamás pasa anónimamente por ninguna carrera.… Leer más

El oligopolio de la Flecha Valona

El oligopolio de la Flecha Valona

No hubo duelo esloveno, por incomparencia de Pogacar. Al parecer, en su equipo hubo dos “falsos positivos” con Ulissi y un miembro del staff sin identificar. Como en enero el equipo de la petromonarquía medieval se vacunó con un producto chino -que tiene una tasa de efectividad muy inferior a las vacunas occidentales-, hubo prisa por aclarar lo de “falso positivo”, porque se caía un tenderete médico-artificial.

Batallitas de la transtienda del ciclismo, casi tanto como que el afectado sea Ulissi, un corredor tan contrastado que se tuvo que operar del corazón este invierno, y que jamás ha brillado en las Ardenas, a pesar de tener aptitudes -de esas que solo muestra en Italia- para las carreras. Están muy preocupados con que no puedan tomar la salida en Lieja. Sea como fuera, el término “falso positivo” ha vuelto al ciclismo.

Al menos este año la fuga de Flecha Valona llegó muy lejos, y protagonizada por un gran corredor como Maurits Lammertink , uno de esos belgas que se intentaron labrar la carrera fuera de su país (como Claeys, como Van Bilsen), y han acabado recalando en un equipo de su país.… Leer más

Un hemofílico explica la Mafia del pelotón

Desde hace años se viene observando cómo la Mafia del pelotón -actua como Fuenteovejuna- paraliza y maniata lo que antes te decían que era uno de los lances más interesantes de una carrera: la formación de la fuga. Ahora, con emisiones íntegras desde el primer instante, se ve cómo en el primer kilómetro se consiente sin disputa alguna una fuga de jornaleros del pedal, sin ningún riesgo para el pelotón.

La inmensa mayoría de las carreras ciclistas quedan así condenadas al sopor, sin ningún viso de incertidumbre. ¿Por qué se escapa Politt en una jornada de media montaña, midiendo más de 1´90 metros, y no en una de llano con Bodnar y Cavagna? Porque en la primera nunca va a ganar, y en la segunda sí, con gran desgaste para la mayoría de ciclistas. ¿Denuncian Politt o Küng estas situaciones? No, nunca. Aceptan la Mafia del pelotón. Si no gano yo, que gane un compañero, se llame Sagan o Demaré, en volandas hasta meta.… Leer más

Aranburu por fin gana algo (una etapita)

Era fácil adivinar que se quedaba una Itzulia espectacular poniendo la crono el primer día. Ahora los corredores tendrán que inventarse situaciones comprometidas de aquí al sábado para poner en aprietos al intratable Primoz Roglic, el mejor corredor del mundo en recorridos como el de la crono del lunes.

Salió mucho antes que otros favoritos, y le tocó penar en la silla caliente -solo atendió a las evoluciones de sus compañeros de equipo- un par de horas. A pesar de saber sus registros, nadie pudo acercarse a los tiempos del ganador en 2018 de esta misma carrera, uno que sale en todas y cada una de las pruebas a ganar. Y están compitiendo los mejores vueltómanos del pelotón.

A fe de ser ciertos, sí que hubo que se acercó. Fue el talento estadounidense McNulty -que rápido y que bien ha crecido desde aquella revelación en el efímero Giro de Sicilia, subiendo el Etna-, que se quedó a solo 2″ del tiempo del número uno del mundo.… Leer más

Una Milán-Sanremo desde Milán hasta Sanremo

Al final siempre son los factores externos los que modifican la Sanremo, ese viejo plan anhelado por muchos. El año pasado la crisis del Covid-19 desplazó la carrera hasta agosto y modificó gravemente el recorrido, excluyendo los famosos capi. El resultado final fue apañado -se pareció mucho a lo que viene siendo la carrera desde 1990- y así pasó desapercibido lo demás.

En 2021 el recorrido vuelve a ser otra modificación. Por razones que no me acuerdo ni me he molestado en buscar (¿obras? ¿corrimiento de tierras?) la carrera no puede pasar por el Turchino, y lo hará por un puerto muy cercano y similar. Todos lo son por la zona, salvo aquella locura de Zomegnan y Acquarone que era Le Manie -ya en Liguria-, inventado para producir los efectos que producía el Turchino en el ciclismo en blanco y negro.

La modificación llevará la Sanremo 2021 a los 299 km.… Leer más

Un señor y un niñato

El juego de calendario que la UCI permite y ampara desde hace años al solapar la disputa de la París-Niza con la Tirreno-Adriático permite una comparación evidente y necesaria entre ambas carreras, especialmente porque este año los kilómetros finales de las diferentes etapas estaban coincidiendo. Hasta hoy.

Mientras en la prueba francesa el nivel es bajísimo, en la italiana es todo lo contrario. Eso se nota en el nivel de las fugas -cuando las hay-, en la disputa por la etapa, o en lo abierto que pueda estar la general. Parecen dos ciclismos diferentes, o dos realidades paralelas de lo que puede ser este deporte según se comporten sus principales protagonistas, los ciclistas.

Es lo que ha pasado hoy, y todos los días precedentes. En París-Niza, una prueba que por segundo año consecutivo verá cercenada su última etapa, los corredores volaron durante todo el día, llegando a meta con gran adelanto.… Leer más

Alaphilippe a lo Freire

Alaphilippe a lo Freire

Si ayer el Jumbo hizo doble en París-Niza y Tirreno-Adriático, hoy ha sido el turno del Deceuninck, de una manera más colectiva (la manada de lobos, ¿no?) y coral, como corresponde a su espíritu. Tanto la victoria de Alaphilippe, como por supuesto la del mediocre Bennet, responden a los sacrificios de los compañeros más que al mérito propio.

Y si otra cosa tienen en común ambas etapas es que han sido una mierda. A 50 km. de meta no había ni fuga, ni ritmo competitivo, ni nada, simplemente corredores yendo a orinar y el Duo Cómico de TVE insistiendo en la peligrosidad de cunetas, tránsitos por poblaciones, y el resto de palabras hueras con las que llenan la retransmisión cuando el pelotón decide hacer una etapa de piernas caídas.

En la carrera francesa se ha llegado con media hora de retraso. No hubo ningún aliciente, y el interés residía en ver los pinchazos y cómo, a pesar de todos los protocolos que pone la UCI para la seguridad de los ciclistas, los equipos siempre intentan que continue el esclavo cuando se ha caído.… Leer más

La primera de Bissegger

La primera de Bissegger

Eran las 16:05 de la tarde y el mafioso Carlos de Andrés cortó la retransmisión de la París-Niza para poner un partido de señoras musculadas que se pasan la bola por encima de una red. Apenas acababa de entrar en meta el líder de la carrera, y ya era el momento de acabar la retransmisión.

Vale que una crono no es lo más atractivo para los espectadores, vale que no hay ningún ciclista español en liza -ni lo habrá-, pero se trata de un mínimo respeto al único gran deporte que queda en la cadena pública, y que además obtiene buenos resultados de audiencia. No se vió el podio, y recuerden esto cuando en el futuro hablen tanto de Bissegger.

Aquí ya lo hicimos en fecha tan reciente como enero. Se apuntaba que el talento suizo que viene de la pista iba a brillar en 2021, pero tampoco esperaba que lo hiciese de esta manera.… Leer más