Roglic, a punto de rematar una temporada irrepetible

Giro de Emilia 2019 tres grandes
Giro de Emilia 2019 con los tres ganadores de grandes

El Giro de Emilia es, con permiso de la Milán-Turín, la clásica de otoño pre-Lombardía más conocida. Se disputa todos los años de manera ininterrumpida, y eso incluye las dos guerras mundiales. Su perfil dialoga de tú a tú con citas muchos más grandes del calendario, y lo hace gracias a la icónica subida final a San Luca y sus dos kilómetros porticados.

Como todas las carreras de su género, la imposición manu militari de la Copa del Mundo y, posteriormente, del World Tour, ha hecho que durante muchos años su celebración se tambalease, más bien por la falta de participantes de nivel que porque el modesto GS Emilia -el club ciclista que organiza la prueba- tuviese especiales problemas.

Desde hace unas cuantas temporadas, y la lista reciente de vencedores y plazas de honor no miente, la carrera ha vuelto por sus fueros, de una manera espectacular. La receta ha sido sencilla: por una parte se ha endurecido, en línea con otras pruebas del calendario, y por otra se ha montado un calendario otoñal de pruebas de un día muy atractivo para escaladores, corredores de pruebas de un día y, especialmente, ganadores de grandes vueltas.

Un corredor en forma y digno de tal nombre -no precisamente Mikel Landa, de turismo en Italia exactamente igual que hace un año- puede enlazar tras el Mundial unas dos o tres pruebas exigentes en el país transalpino, y llegar como un tiro al Giro de Lombardía. Antes tenía únicamente el Giro de Emilia -recuerden que durante muchos años no se ha celebrado la Milán-Turín, o se celebraba en marzo- una semana antes del único monumento, y así no merecía la pena acercarse a Italia.

Ahora, con la reciente inclusión del Giro del Piamonte a las carreras exigentes -este año acaba en Oropa, un cambio radical en la carrera- del otoño italiano, ha quedado un panorama del que Emilia se ha visto muy beneficiado: baste decir que en la línea de salida del sábado pasado estaban en liza los ganadores de las tres grandes, el campeón del mundo saliente (el de las dos victorias profesionales en Italia, en un palmarés de casi 130 triunfos) y Nibali, el mejor corredor italiano desde Gimondi.

Y no solo ellos. También una serie de grandes corredores, que en parte han contribuido a una edición histórica de la carrera italiana. Los primeros, los del Jumbo, un equipo que ha pasado a ser un dominador del calendario y en muchas ocasiones juegan al copo, como se vio en el Tour (tres victorias de tres corredores diferentes, la CRE, y podio final). Además, al Rabobank siempre le ha gustado el calendario de cierre italiano: primero con Boogerd, y después con Gesink, que obtuvieron en estas carreras varios triunfos.

Giro de Emilia 2019 podio champan
¿Qué poco simpático es, no? Y cómo molestan los cicloturistas a los de la burbuja de la Vuelta…

Así se explica que en el corte a 30 km. de meta, cuando ya estaban en el circuito final por Bolonia, figurasen Bennet y Kuss, además de Ciccone, Ulissi, LaTour, Grmay, Carthy y Rosa, todos nombres que aspiran a brillar en Lombardía. El italiano del Trek y el francés del Ag2r pasaron en cabeza en cuatro de las cinco ascensiones al santuario de San Luca, para ceder antes de la última vuelta.

En el tramo llano antes de la subida decisiva el Jumbo no metió a ningún corredor: bastante habían hecho coronando con cinco ciclistas, en abrumadora superioridad, que es la mejor forma de defender los intereses ante los cortes que, a la desesperada, intentaban romper el guion preestablecido de resolución en las rampas de más del 10% de San Luca, las mismas del prólogo del Giro 2019.

Ahi ganó, arrasando en cierta medida, Roglic. Había dudas sobre el estado del esloveno después de que ni siquiera pudiese entrar entre los 10 primeros en el Mundial CRI -abandonando en ruta, como tantos otros-, pero las ha despejado de manera incontrovertible: Woods atacó a falta de un kilómetro y, cuando tuvo suficiente ventaja, Roglic salió a por él.

Nadie del pelotón le pudo seguir. Era el gran Roglic que, antes de convertirse en vueltómano, ganaba etapas de esta manera en Tirreno y País Vasco, como un enorme finisheur en cuesta, en un estilo muy diferente de Valverde y sus últimos metros. Ataca sin ver la pancarta, y después pone tal velocidad que los resultados se dividen en dos: victoria, y récord de la subida.

Woods no pudo ni verle. En una distancia tan corta a meta consiguió sacar 14″ al canadiense y a su compañero Higuita, que ni siquiera le esprintó la posición. Roglic tuvo tiempo para celebrar su victoria -sonriendo para los periodistas españoles e italianos-, la primera en una carrera de un día, un tipo de pruebas para los que parece especialmente adaptado.

Giro de Emilia 2019
Education-Esloveno-First

Los datos de potencia sacados de manera inferencial por la calculadora finlandesa no engañan: la ascensión de Roglic ha sido un brutalidad, aun siendo una subida de solo 2 km. de la que no se pueden extraer muchas conclusiones sobre VAM y demás. La única conclusión clara es que desde el sábado ostenta el record de la ascensión.

Como ya indicado, el secreto está en que Roglic, a diferencia de los otros recordmans en San Luca, es un rodador: el tiempo lo exprime gracias a que es prácticamente imbatible cuando ataca lejos de la pancarta y se pone a rodar, muy diferente de otras victorias en la misma cima que han sido al ver la línea de meta y hacer un sprint.

Lo que asusta de Roglic es la temporada que está haciendo: lleva 12 victorias -cifras de sprinter-, incluyendo dos vueltas de una semana WT (Tirreno y Romandía), la Vuelta a España, y una clásica de un día. Cronos y finales en alto. Generales y pruebas de un día. Todo lo que un ciclista no adaptado a las piedras puede aspirar a ganar. Si a eso se añade el podio en el Giro, podemos concluir que estamos ante una de las mejores temporadas de un ciclista profesional en las últimas décadas: por lo variado, por lo prolongado en el calendario y por la calidad.

De momento su temporada es comparable a la de Jalabert en 1995, y con posibilidad de igualar (y mejorar) al francés de la EPO. El sábado se disputa el Giro de Lombardía y Roglic es de la partida: llega con un equipazo, y en un estado de forma impropio de mitad de octubre. El año pasado fue 17º -vamos, que no se fue a pasear- y tiene otro objetivo en mente. Un desafío cuando todas las metas ya están alcanzadas.

En el pasado Giro se hizo una etapa cuya etapa final era un calco exacto de la clásica de las hojas muertas. Ganó la fuga con Cataldo, pero la noticia estuvo en que Roglic perdió unos 40″ con los rivales del Giro debido a un inoportuno pinchazo que pilló a su director meando. Después, con las prisas, se cayó en una curva y sufrió el escarnio de los periodistas y aficionados italianos (que en el Giro son todo y uno), culpable de no ser simpático y de estar siempre a rueda de Nibali, el héroe local.

Roglic llega con ganas de venganza. Si consigue ganar Lombardía habrá firmado la mejor temporada de un ciclista en los últimos treinta años; y si no lo consigue, ya ha hecho méritos sobrados para que sea una de las cinco mejores. Una temporada irrepetible, porque en cuanto se obsesione con el Tour no volverá a hacer lo de este 2019 ni de broma. Disfrutemos, pues, de lo que tenga que pasar.
***
Adam Yates -sí, existe- gana la Vuelta a Croacia a corredorazos como Vilella y De la Parte. Tras un inicio de temporada espectacular, fracasó miserablemente en el Tour. Ahora parece que sí se había puesto en forma para el Mundial de Harrogate, donde abandonó a dos vueltas para el final. Solo había ganado una vuelta por etapas: el Tour de Turquía en 2014.
***
Por su parte, Mads Pedersen abandona en su primera carrera como arcoiris, que precisamente había ganado el año anterior. El Tour de Eurometropole fue para el desconocido Piet Allegaert, batiendo al sprint a Florian Senechal. Es una victoria con karma, porque el francés del Quick Step había agredido el día anterior a Walscheid en la Vuelta a Munster. Delante de las cámaras, a lo Barredo. Según Lefevre, lo sancionaron “internamente”: al día siguiente estaba corriendo. #LaManada
***

***
Deberían dar un premio a todos esos que usan eso de “un sueño” como deseo, cuando saben que jamás lo podrán realizar. Ojo a la equipación toda de negro.
***
El próximo año hay Eurocopa de balompié. Extrañado por no haber recibido por la propagadanda atorrante de este deporte en qué país se celebraba el evento, descubro que tendrá múltiples sedes repartidas en múltiples países. En España ha caído la pedrea en Bilbao, donde gustan mucho de sumarse a cualquier macroevento, “porque hay que situar la ciudad en el mapa” (la ciudad más importante con costa entre Burdeos y Oporto). Al parecer, la UEFA no pagará ni un duro en impuestos en España, y encima quiere reclutar a 900 voluntarios (esclavos) para sus necesidades organizativas. La fiesta del fútbol. Y disculpas por enlazar un artículo escrito con el culo y por un humorista profesional, pero es por donde me he enterado.
***
Te tienes que reír con esta gente. “Perdió hace un año al amor de su vida, su esposa y madre de su hijo, fallecida con apenas 52 años. Podría estar en casa o donde fuera pero ahí está, con sus errores y aciertos, pero dando el callo. Mi admiración”. Lo mejor viene en los comentarios, cuando el autor del tweet argumenta “Es funcionario por oposicion creo y podria estar de baja como otros muchos”.

Es todo ma-ra-vi-llo-so. El peloteo, el razonamiento (por inexistente) y el nivel de perreo (por lo de ir olfateándose el culo). “Mi admiración”. Todo proviene de una información privada y personal que no tendría por qué saberse, pero que el autor del tweet difunde adrede para causar “admiración”, y provoca la reacción contraria.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
 

129 comentarios en “Roglic, a punto de rematar una temporada irrepetible

  1. Roglic, el skyjumper que hasta hace dos años era un simple contrarrelojista y que a base de entrenar mucho (no vale reírse) se está marcando un año que ni Armstrong hasta arriba de peyote. Ah, y el año que viene a por las piedras y el campeonato de MotoGP si es menester ^^

     
    • me gusta de Roglic la madurez e inteligencia que demuestra en carrera…pero un chico sin pasado ciclista, para mí es ” sospechoso habitual” y gane lo que gane… que por otra parte me da lo mismo….destila interrogantes…… veremos qué recorrido tiene……..

       
      • A mí me recuerda a Rominger. También pasó a profesionales con 25 años, y era un contrarrelojista que subía con los mejores en la montaña (EPO mediante)

         
        • A mí me queda la duda de si Roglic es un contrarrelojista que sube con los mejores o un escalador que contrarrelojea como los mejores, que tampoco sé si hay mucha diferencia. Lo que está claro es que hasta su llegada al Jumbo en 2016 no había tenido ninguna prestación reseñable contra el crono, mientras que sí tenía ya varias victorias en etapas de montaña y en vueltas por etapas gracias a la diferencia sacada en la montaña en los tiempos de Adria Mobil (2013-2015). Me da la sensación de que al ser en esos años un recién llegado al ciclismo la capacidad atlética innata desde luego la tenía para este deporte, como demostraban sus resultados en montaña; sin embargo no es hasta su llegada a un equipo puntero de primera división cuando puede trabajar (sea por los medios que sea) una especialidad mucho más técnica y específica como es la crono, dando desde el primer año, eso sí, unos resultados espectaculares: se lleva la crono larga del Giro y es segundo en el prólogo; cuando en los años anteriores, en un calendario mucho más modesto, jamás había obtenido resultados ni parecidos en la disciplina.

          Para mí es un escalador al que han enseñado a “contrarrelojear”.

           
            • Sergio, por mas que busque no encontré artículos de aquel momento entre 2015-16 que entro en escena Roglic, pero si mal no lo recuerdo al Lotto-Jumbo de aquel entonces se lo vendieron como escalador, lo de contrarreloj fue la gran sorpresa de ese Giro. No se si alguien más lo recuerde así?

               
          • Los saltos de esquí son posiblemente la modalidad deportiva donde más importante sea la aerodinámica y la técnica postural

             
              • Obviamente.
                Creo que no soy el único al que le parece que tiene una bellísima estética ciclista. Independientemente de las dudas que siempre surgen a raíz de resultados tan notables, creo que tiene aptitudes físicas innatas

                 
          • Qué manía la de catalogar a cada ciclista… a ver, es que un tío que es muy bueno, anda mucho en todos los terrenos… sin etiquetas.

            Mira Armstrong: que curiosamente, nadie le dio por llamarlo “escalador” cuando fue el tío que mas subía durante una década (la realidad fue esa, guste o no).

            La categoría que mas gracia me ha hecho desde siempre es la de “escalador puro”, que viene a ser un tío que destaca subiendo, pero que después debe ser un cero a la izquierda en cualquier otra disciplina.

             
              • Sobre Rominger: siempre me ha caído bien el hecho de que nunca haya negado nada ni haya tenido una pose periquista de “no tomé nada, fue culpa del Frenadol”.
                Rominger lo ha dicho claro: “es imposible ganar una gran vuelta sin chutarse”. Ganó tres Vueltas y un Giro, peleando un Tour. No hay más preguntas.
                Nadie podrá acusarle de fariseo. Claro que también fue un poco culpable de inducir a Millar a chutarse, o eso dice Millar en su libro.

                Sobre Armstrong: la pena de no tener un ciclismo totalmente limpio (con lo que ello conllevaría: subidas de los tiempos del 30%, distancias más amplias en cada etapa, pájaras brutales…), es ver qué habría sido de él, porque es cierto que era un tío muy competitivo, muy ambicioso, algo macarra, obsesionado con ganar…

                Siempre me he preguntado cuál sería el ranking del ciclismo limpio. Y en ese mundo idílico, ¿dónde habría estado Armstrong? ¿Habría quedado en una simple medianía o sería un tipo que se pondría a entrenar y entrenar y…?

                 
                • En el ranking del ciclismo limpio habría muchos corredores, quizás la mayoría, que desconocemos totalmente, y que al pasar de juveniles a amateurs les pusieron una aguja delante (el entrenador, el compañero, el veterano, su padre) y dijeron no, continuando con su vida.

                   
              • No hay que irse tan lejos… mira el Tour 2017, con Thomas, Froome, Dumoulin y Roglic (ninguno de ellos considerando “escalador”) subiendo mucho mas que los “escaladores”.

                 
                • ¿Estás hablando del Tour donde no hubo ni un ataque en montaña? No puede ser verdad que llegue tan lejos el troleo.

                   
  2. A mi Roglic me parece un fantástico ciclista, probablemente el mejor actualmente. Estoy seguro que si en la etapa de Courmayer llega a tener al lado un gregario fuerte, también hubiera ganado el Giro. Espero que el año que viene acabe con la dictadura del Ineos. Sin él esta temporada hubiera sido la más floja en mucho tiempo,sin disfrutar de ese tipo de días que te apetece ver repetidos y te dan motivación para subirte a la bici. Bernal ganó sin excesivo brillo y Carapaz…solo se le vió en el Giro. Además, aunque no venga a cuento, viene de un país precioso,con los Alpes Julianos, fantástico para cualquier deporte al aire libre,con su montaña más alta,el Triglav,en su escudo, siendo una obligación para todo esloveno subirlo una vez en la vida. Bosques profundos,cuevas impresionantes en el país en el que la población habla más idiomas de la UE. Perdón por la evocación final. Y me queda la nostalgia de Yugoslavia

     
  3. ¿Seguro que es el Giro de Emilia la carrera que se ha celebrado sin interrupción? Veo en los listados de la Wikipedia y de Procyclingstats que no se celebraron las ediciones de 1915, 1916, 1926, 1932, 1933, 1944, 1945 ni 1964

     
    • También he mirado la Wikipedia. Sí que es verdad que se han disputado varias ediciones en medio de la guerra, y eso creo que es de reseñar

       
  4. El año pasado ya se destapó como un vueltomano a tener en cuenta ganando país Vasco y Romandia y siendo el más fuerte en el tour en Pirineos pero lo de este año es espectacular, ojala gane Lombardía.
    Para mi gusto el mejor ciclista del año y el más combativo, carrera que corre carrera que compite y da espectáculo.

     
        • Ni de coña. Muy buena temporada, pero flop en otoño y sin victorias en vueltas por etapas. Ademas, el ranking UCI no miente: Roglic lidera con mucha ventaja.

           
          • Lejos yo de querer menospreciar a Roglic, corredorazo que me encanta, creo sinceramente que tiene más mérito el Tour de Alaphilippe que la vuelta del esloveno, que se la ganó a absolutamente nadie.

            Luego el francés ganó Strade (clásica artificial, sí, pero con participación top), Flecha, dos etapas en Tirreno, una en Dauphiné e Itzulia y la majestuosa San Remo.

            Para mí es una temporada estratosférica a la que solo le faltó la guinda de Amstel o Lieja, pero fueron carreras a las que llegó bastante tocado por su caída en País Vasco.

            En definitiva, creo que el debate entre las temporadas de Roglic y Alaphilippe es muy legítimo.

             
          • Alaphilippe ya ha acabado la temporada. Renuncia a Milán-Turín y Lombardia e inicia su descanso, según ha dicho hoy.

             
        • A Alaphillippe le está sentando fatal disputar el Tour. Le fastidia la temporada y le fastidiará el palmarés como se obstine.

           
            • Alaphilippe en el Tour estos dos años ha rascado cuatro victorias(dos por año) más un maillot de la montaña. De momento ir al Tour no le está fastidiando nada el palmarés,al contrarío,se lo está engrandeciendo.

               
              • En mi manera de entender el ciclismo, vale más un Giro de Lombardía que ocho etapas del Tour, y no te digo un Mundial…pero bueno, él sabrá. Es francés y ya tiene su Tour de protagonista que le perseguirá toda la vida: como a Lino, como a Vasseur, como a Voeckler. A diferencia de estos corredores, Alaphilippe es muy bueno y puede ganar un montón de carreras.

                 
                • Vale más Oliver Zaugg (tener suerte un dia) que ganar 8 etapas de montaña en el Tour?

                   
                • Ya he dicho, “para mí”. Estoy un poco harto de tener que explicarte lo que ya está escrito. Primero tienes que entender lo que se te plantea, y para eso hace falta leer con pausa y detenimiento, no estar con el cuchillo afilado constantemente a ver por donde me puedes meter la sirla.

                   
              • Yo no creo que ir al Tour le perjudique, sino ir a disputarlo.

                Esa no es su batalla, nunca podrá ganar la general, y le hace perder energías para, por ejemplo, el otoño.

                 
                • Este año se vio en una oportunidad única y no podía dejarla pasar. En principio su rol en el Tour debería ser el de 2018.

                   
  5. Por cierto Sergio, ya sé tú opinión del UAE Tour, pero a efectos UCI es carrera World Tour lo cual hace que la temporada de Roglic a efectos estadísticos sea prácticamente insuperable

     
    • Ya, pero…todavía está un poquito por debajo de Jalabert en 1995, dado que este ganó Sanremo. Si el esloveno consigue ganar en Lombardía será la mejor temporada, por las razones que argumento en el post, en treinta años o más. Jalabert fue cuarto en el Tour 95 y ganó una etapa, Roglic ha sido tercero en el Giro y ha ganado una etapa.

      Lo mejor es que llega con ganas de venganza, y con un equipazo.

       
  6. Sobre un suelto:

    Para Amat, en lo personal, todo lo mejor.

    Por otro lado, es un pésimo comentarista, al menos en atletismo, donde en vez de dirigir se dedica a seguir a ese impresentable perdonavidas que es Cebrián. Y al otro lado de la mesa está Higuero que… en fin… llega hasta donde llega.

    Entre los tres montan un trío de fanáticos capaces de cubrir de lodo a los otros (especialmente en asuntos de dopaje y nacionalizaciones), silenciar los fracasos patrios y celebrar cada paso a semifinales o cada 24º puesto como si fueran triunfos épicos.

    Un atleta puede ser “italiano de origen cubano” o “etíope nacionalizado catarí”, pero Orlando Ortega es español, solo español y mucho español.

    En cuanto al núcleo del post (estupendo, por cierto), una vez más un aplauso a Roglic. Sería un estupendo ganador en Lombardía. Que le vaya bien. Con su moderada simpatía nos conformamos.

     
    • A mí Carceller me trae sin cuidado, lo que me parece interesante es ese peloteo y lamida profunda de ojete -con giro de 360º- a cuenta de nada. Carceller lo hace mal, grita y fanatiza mucho más que cuando cubría con soberana desgana el ciclismo.

      Roglic es muy grande. Veremos que recorrido tiene como ciclista, pero puede que esa “nueva generación” que tanto llena la boca de periodistas se tope de bruces con un corredor que es cuatro veces mejor contra el crono que el mejor de ellos.

       
    • La cobertura periodística del atletismo siempre, o casi siempre, está cortada por el mismo patrón.

      Paco Pérez es español y mucho español. Y es el mejor. Entrena durísimo y es un tío cojonudo que siempre saluda en la escalera. Aspira a todo, seguro que en unos años optará a medalla en los JJOO. Si ha quedado 37º en la última prueba internacional es porque todo conspiraba en su contra: la meteorología le fue adversa (aunque fuese en pista cubierta), uno de los jueces lo miraba mal y encima los rivales no le dieron oportunidad, cómo corrían los muy desgraciados, así no hay manera.

       
        • En estos campeonatos del mundo he oido ataques de los comentaristas a Mc Leod como si éste estuviera feliz por haberse tropezado,
          Higuero intenta ser agradable y meter poco la pata, lo que es un detalle, Pero Cebrián no tiene ningún tipo de contención es un digno sucesor en soberbia a Gregorio Parra (siempre acertaba… “parece que el saltador de longitud se ha ido más allá de los 8 metros… esperemos a la medición… en efecto… 7,98)… que si sus amigos a parte de ser grandes atletas ayudan a su padre en la tienda o se levantan a las 6 y media para llevar al niño al colegio o cosas que son de lo más naturales y nos lo trata de vender como proezas… en definitiva, un soberbio.
          Por otro lado, subir a 3000 metros, no es jugar un poco con la salud de los corredores?? No lo sé, lo pregunto

           
                • Ah, pues ahora que sale el atletismo, una pregunta que siempre he querido hacerte y nunca me acuerdo:

                  ¿Qué opinas de Ruth Beitia y Lidia Valentín?
                  Atletas españolas medallistas y comprometidas públicamente contra el dopping de manera casi furibunda. ¿Nos las creemos?

                  (De momento, me parecen muy simpáticas las dos).

                   
          • Gregorio Parra era mucho mejor que Cebrián, ¿no? La verdad es que me pilló de pqueño y de adolescente, y a pesar de sus muchos problemas y desvaríos, recuerdo que las retransmisiones eran mucho más amenas que con estos zopencos, que lo único que hacen es repetir una y otra vez las mejores marcas de los atletas, a excepción de Higuero que algo entiende del desarrollo de las carreras (pena que no lo aplicase cuando corría). El Cebrián está obsesionado con que si se ha batido la mejor marca del año en Europa, siempre datos secundarios que suelen importar un comino, cuando no derivan hacia conversaciones arabescas sobre si este es buen chaval, sobre si son amigos los de la pértiga. La combinación con Amat es letal.

             
            • Para mí, Gregorio Parra y Carlos Martín eran insuperables por mucha supuesta “sosura” que tuvieran. Un poco como Pedro González y Ramón Pizarro en ciclismo

               
            • Te contradigo en un par de cosas.

              Gregorio Parra era un desastre, especialmente cuando se retiraron Martín y De la Casa y se quedó solo con González. Fue la peor pareja de comentaristas de todos los lugares y tiempos*.

              Higuero fue muy buen atleta y compitió muy bien en algunos momentos. Dos veces finalista en JJOO y campeón de España varias veces en años de competencia fortísima.

              Saludos

              *Quizá haya exagerado un poco :)

               
              • Y tanto que has exagerado, para nada lo veo así. No eran para nada peores que estos dos delincuentes que tenemos ahora. Aunque también creo que actualmente es más difícil narrar el atletismo porque la realización es mucho peor. Se pierden en repeticiones “espectaculares” y cámaras lentas, en lugar de ofrecer competición pura y dura. Se pasan cinco minutos poniendo repetida una carrera de cien metros, en poner los gráficos de resultados, mientras se está decidiendo la final de salto de altura, que luego te muestran anodinamente en cinco saltos grabados como si te los escupieran a la cara. Escuchar a Amat dudar de si es repetido o no… muy lamentable… El otro día dijo “está eliminadoooo… ah no, que es repetido y es el segundo…”, jaja

                 
                • Recuerdo detalles escalofriantes de aquella época.

                  González, tras un salto de longitud o triple, no recuerdo bien, dijo que aunque había sido nulo, “esperamos la medición porque parece largo”. Es de primero de atletismo: los nulos no se miden.

                  Como Parra, confundía corredores, países, incluso las vueltas que faltaban para acabar las carreras. ¿Y su pronunciación? Ríete tú del “Kruijswijk” de Sastre.

                  Parra, por su parte, creo que estaba muy mayor para recordar datos, y se confundía constantemente. Eso sí, qué voz, una de las más míticas de la TV.

                   
      • En los 20 km marcha no se pudo hacer nada, claro, con ese calor no hay quien compita.

        Que el bronce fuera sueco ya si eso tal.

         
  7. A mí Roglic me encanta, y me gusta desde sus inicios (tardíos). La trayectoria que ha llevado ha sido de menos a más, razonablemente creíble, sin aparecer un año arrasando para luego no hacer nada. Siempre fue un gran contrarrelojista, y la mejora de la montaña se podía intuir desde aquella etapa que ganó en la fuga del Tour, cuando Contador reventó a sus compañeros para que le acercaran y no estuvo ni cerca de pillarlo.

    Pero además su actitud es muy buena, apareciendo cuando tiene que hacerlo, y dejándose llevar cuando otros le hacen el trabajo. Al fin y al cabo el ciclismo es eso, ahorrar todas las fuerzas posibles para poder gastarlas cuando toca. En el Giro, sin nada de equipo, hizo lo que tenía que hacer y no estuvo nada lejos de ganarlo.

    De las tonterías de su carácter y toda esa absurda polémica, mejor no comento nada más.

    A ver si Lombardia nos regala una buena carrera de cierre de temporada. Por nombres y estados de forma podría pasar, pero es que yo siempre me emociono y veo altas expectativas donde tal vez no las haya.

    Saludos a todos!

     
      • Pues supongo que sí. De ahí que las decepciones cuando se ven las cosas que se comentan por el blog sean tan grandes. Pero cada año hay 4 o 5 días en los que los ciclistas nos regalan unos espectáculos con los que nos vuelven a enganchar otro tiempo. Bendito ciclismo!

         
        • Esta temporada ha habido algunos momentos memorables, el primero de todos la extraordinaria etapa de Gran Paradiso: el contexto, la batalla, el ganador y dos puertarracos inéditos. También se recordará durante mucho tiempo lo de Guadalajara.

           
          • Jajaja, eres muy de Zakarin. Vale que da nombre al premio, y que es un atacante a poco que tiene fuerzas, pero le tienes demasiada estima.

            Sí, sin duda, esas dos etapas fueron geniales, ciclismo de antes. Pero también, y como casi siempre, la Gante de este año, y también por su ganador. Y también bastantes otras, aunque esas más subjetivas.

            También en el otro lado de la balanza se ha seguido profundizando en los males del ciclismo: la lucha por las fugas en grandes vueltas y clásicas, la casi supresión de CRI, la falta de etapas de fondo, algunos comportamientos caciquistas… Mejor disfrutar de lo bueno.

             
            • Qué va, digo el ganador por cómo ganó, no soy tan pro-Zakarin como con otros corredores, aunque siempre estimo que ataque aunque no tenga fuerzas.

               
  8. Lo espectacular de la temporada de Roglic es el casi pleno de victorias. Sólo ha fallado en el Mundial. Redondear la temporada con un monumento sería merecidísimo. Bernal, Alaphilippe o Van der Poel también se han cascado unas temporadas gloriosas, pero el esloveno ha ganado allá dónde ha ido y eso se cotiza al alza.

     
  9. Poco más que añadir, Roglic nos gusta porque es un gran profesional, polivalente, sin estridencias y con una trayectoria ascendente que sigue cierta lógica, aunque como bien dices cabe pensar que esta temporada haya tocado techo. Eso sí, de lograr la victoria en Lombardía, sería el primero en ganar una grande y un monumento el mismo año desde 2004, suficiente para que más de uno alce la ceja de manera suspicaz. El tiempo nos dirá qué es del esloveno.

     
    • Mira Chaves en 2016: podio en Giro -que perdió por estúpido- y en la Vuelta, y ganó Lombardía…Es el Monumento más adaptado para vueltómanos.

       
      • Cada vez que me acuerdo de esa temporada de Chaves, pienso que es el merecedor del II Premio Zakarin. Nadie lo pensaría por entonces, pero viendo su carrera a posteriori, creo que lo merece más que Hayman.

         
        • Bueno, lo de Hayman fue único, y creo que es el Premio Zakarin™ que, de manera involuntaria, mejor ha entendido el fundamento mismo de un premio a “el ciclismo que cambia”. Lo de Chaves es simplemente una temporada de sputnik, algo que también es muy Zakarin, pero si por algo habría merecido el premio es por su blancazo de 2018: lástima que Simon Yates hiciera mayores méritos. Cosas de rivalidades dentro del equipo.

           
  10. Roglic desde sus tiempos en Adria Mobil ya daba pistas de esa patada para arriba. Su 2015 con el segundo puesto en Ucka en Croacia ante un Paterski on fire o el Tour de Eslovenia contra Mikel Nieve.

    Si a eso le añadimos ese rodar en llano y sus habilidades contra el crono nos da un combo perfecto para vueltas de una semana. Sólo se me ocurre en los últimos años Richie Porte como ciclista que pueda estar a la altura en estas carreras, pero es comparar la profesionalidad y concentración del esloveno con el tasmano…

    Porque ese es otro de los grandes puntos fuertes de Roglic, sino el que más. El estómago agradecido lo llamará poco simpático o poco dado a sonreír, cuando lo que tiene delante es uno de los ciclistas mas profesionales que se recuerden, concentrado en cualquier carrera en la que se pone un dorsal, como si él también supiera que ha llegado relativamente tarde al ciclismo y que tiene que aprovechar y exprimir sus mejores años que son éstos.

    Por otro lado, este bloque de carreras de Italia son dos de las mejores semanas del calendario para mí. Carreras con gran personalidad, historia y tradición culminadas con mi Monumento favorito. Tengo pendiente poder estar algún día in situ viendo por lo menos el Giro di Lombardia, carrera de la que me enamoré desde que recorrí la zona entre Como y Lecco. Se habla siempre de Bélgica en ese sentido, pero ese rinconcito lombardo respira historia del ciclismo por cada esquina.

    Sobre el Tour de Croacia, yo lo recibí con gran alegría allá por el 2015, ya que el país tiene un potencial increíble para la bicicleta y paisajísticamente es impresionante. Sin embargo, le falta dar ese estirón en forma de participación. Pude estar el domingo en el ya clásico circuito final de Zagreb, y dentro del país se ve que ha ganado en popularidad y seguimiento. Pero todo esto sin participación, se queda en nada de puertas para afuera. No ayuda tampoco el cambio de fecha a octubre, provocado por el proceso que provocó el robo de los derechos de naming y organización al organizador, Vladimir Mihojlevic, ex Liquigas, que parece que no debió de aprender mucho de sus años en el mundo pro. Más de una década sobreviviendo como soldado de fortuna den el ciclismo italiano, y le levantan una carrera levantada y construida año a año

     
  11. “Roglič, si gana el Lombardía, hará una temporada al nivel de Jalabert en 1995″. Me alegraría mucho, pero, ay el amarillo, qué tendrá…
    Saludos.

     
  12. Hacer todo eso el año de la operación Aderlass con un montón de cadáveres de compatriotas en el armario cuenta más que esta victoria en el año del Giro dell’Emilia. Me huele que será un corredor que un día dejará de ganar y pasará de todo, y ningún protagonista se preguntará por qué.

     
    • Vivimos la edad de oro del deporte esloveno y no solo en ciclismo. El mejor ciclista del año (y varios compatriotas de mucho nivel), vigente campeón de Europa de baloncesto y subcampeón de Voleyball. Todo eso en un país de 2 millones de habitantes. Cuanto menos,sospechoso.

       
      • Sobre lo que dices de mejor ciclista del año… sería el segundo año consecutivo donde el mejor de la temporada hace el binomio Giro-Vuelta huyendo del decadente Tour (no es que las otras carreras sean mucho mejores, pero dos valen más que una, y además permiten otras aventuras). Tras ganar hoy Tre Valle Varesini, a Roglic sólo le queda el Zakarin. Pero lo veo muy difícil…

         
  13. Sergio ¿que te has enterado de lo de la Eurocopa en Bilbao por ese articulo?
    Lo puse en los comentarios de la etapa de la vuelta de Bilbao al enumerar la lista interminable de eventos que se organizan en Bilbao, no para ponerlo en el mapa, si no para que los ciudadanos crean que lo está.
    Me siento ignorado jajajajajajaja.

     
  14. Roglic es el mejor ciclista de la actualidad con diferencia. Lo que mas destaco en él es su profesionalidad, como ha progresado y ha entrenado todas las facetas. La planta que lleva sobre la bicicleta(igualito que “La mantis” Froome, como dice el gran Bemancio) , la postura CRI, etc. Nada es casualidad. Quizás su paso por el salto de esquí le ha ayudado mentalmente, cualquiera que haya visto un trampolín se puede imaginar que cada salto es jugarse la vida.

    Siempre espero grandes cosas de Il Lombardia, sólo por el espectacular paisaje ya merece la pena verla. El ultimo monumento es un caramelo muy jugoso y muchos se la van a querer disputar para cerrar la temporada con algo grande. Hay que estar atentos a Nibali, que aunque parece que no está en plena forma nunca decepciona en una carrera que se conoce al dedillo.

    Y al dia siguiente tenemos la Paris-Tours, que siempre es un espectáculo. Lo de los caminos de los viñedos es un capricho del nuevo ciclismo , pero bueno, esperemos que no desluzca la carrera ningun accidente desagradable. Por cierto, el mes pasado estuve de pasada en Tours y es una visita recomendable, bueno, como Francia en general.

     
    • La París-Tours es siempre una de las cinco mejores carreras del año, sin fallo alguno. Este año tampoco va a decepcionar, con un Terpstra que llega como una moto. A ver si no se cae.

       
  15. Y qué papel le espera a Roglic el año que viene, con Dumoulin dentro de la estructura Jumbo?
    También se podría hacer la misma pregunta para el propio Dumoulin. Se ha fumado la temporada entera, con lesiones y caídas que nadie ve. Todo esto, como han comentado anteriormente dentro del año de la operación Aderlass.

     
  16. La temporada de Roglic es espectacular. Es la definición de cómo enfocar una temporada, todo lo que ha corrido o lo ha ganado o lo ha disputado, sin perder tiempo y fuerzas donde no tiene opciones. En lo físico lo tiene todo, en el Giro se decía que no tenía equipo, pero a futuro no le va a volver a pasar.

    A ver cómo enfoca la temporada 2020, compartir equipo con Dumoulin significará repartirse las grandes Vueltas y solapar en alguna, sin olvidarnos de Kruijswijk claro. Yo creo que el año que viene si va al Giro no se le escapa y si va al Tour me temo que se toparía con el Ineos. No me gustaría, pero en algún momento o Bernal o Froome o Thomas le encontrarían las cosquillas en la alta montaña, porque a todos no puede vigilar. De hecho falta por verle en las carreras ASO como París-Niza o Dauphiné territorio Ineos-SKY. Sobre el papel también le van muy bien y podría construirse un palmarés más variado.

    Así como otros años pasábamos el invierno divagando sobre cómo se organizaría el Movistar de los 3 líderes, este año toca ver cómo lo gestiona el Jumbo.

     
      • Entonces lo lógico sería Roglic al Giro a ganarlo, pero con posibilidades de luego correr el Tour. Cuando se hace el Tour después del Giro ya sabemos que pesa mucho en las piernas. En 2018 vimos a Froome hacer 1º-3º, a Dumoulin 2º-2º, en 2019 Landa hizo 4º-6º pero por ejemplo a Nibali le pesó demasiado como a Contador tras ganar el GIro ’15 que luego solo pudo ser 5º en el Tour. Para mi gusto para hacer bien ese doblete tiene que ser un Giro muy light.

        Giro: Roglic, Kruijswijk
        Tour: Dumoulin, Roglic
        Vuelta: Kruijswijk

        Luego combinas a escaladores contrastados como Bennet y Gesink con jóvenes prometedores como De Plus, Tolhoek, Kuss o Bouwman y percherones para CRE y el llano como Tony Martin, Van Aert, Teunissen, Van Emden…y te queda un equipazo.

         
  17. Roglic tiene buenas condiciones para ganar el tour. No tiene la debilidad de los escaladores en la crono. Yo diría que puede disputar el podio el otro año. Ojala veamos un tour el otro año con todos los mejores corredores juntos. El otro año es la oportunidad de Landa o Lopez para ganar una gran vuelta aprovechando los olímpicos y que los mejores quieren tour, solo tienen que enfocarse en prepararse e ir al giro y a la vuelta y sacrificar su participación en el tour y en los olímpicos.

     
  18. Supongo que el número de respuestas en la encuesta del Premio Zakarin está limitado y por eso no aparece Pinot, pero pienso que su blancazo es una candidatura muy sólida para ganar el premio.

     
  19. Y Roglic que gana con una pierna los Tres Valles Varesinos. En un cruce se han despistado Valverde y Nibali entre otros. Muy fuerte se le ve para el domingo.

     
  20. Hay que sumar Tri Valle Varesini que acaba de ganar Roglic. Vaya chapuza de final por el error de la moto. Gracias a eso Verona ha acabado el 15 o así.

     
  21. Terrible cagada de la organización en Tre Valli Varesine, pero la arrancada de Roglic… criminal.

    Nada más saltar, y que nadie se movía, ya se vio que ganaba sobradísimo.

    Evidentemente, la rueda a seguir el Sábado al paso del repicar de las campanas en la Madonna del Ghisallo. Sería un cierre de temporada apoteósico, a ver que se inventan los damnificados por lo de hoy, sobre todo Nibali.

     
  22. A ver, Roglic es el ciclista del momento, está en gran forma, pero hoy le han regalado el triunfo.
    Primero porque el grupo donde estaban Nibali y Valverde, entre otros favoritos, llegaba si o si y alli no estaba Roglic. (Pifia imperdonable de una organización que parecía de romería de pueblo).
    En segundo lugar porque Moscon ha pifiado el trabajo de sus dos compañeros de Ineos en el final de carrera. (A este tipo la ansiedad le pierde).

     
    • Hombre…le han regalado la victoria…en fin…¿en el grupo no han tirado cuando ha saltado dentro del último kilómetro? No se, iban todavía un montón de corredores…

       
      • Qué corredores había en el último km a parte del ansioso Moscon??… Visconti, Skuijins, Vandrame…
        La carrera quedó totalmente desvirtuada cuando el 90% de los favoritos “desaparecieron” en las afueras de Varese.
        No creo que Roglic esté especialmente orgulloso de esta victoria, a diferencia del sábado en Emilia donde hizo una gran exhibición.

         
  23. Pues con las características que tiene, tampoco creo que se ponga a probar Roubaix a estas alturas, pero G-W o carreras donde normalmente los pedruscos son en subida, no se le darían mal…

     
  24. Vamos Sergio mójate. Roglic o Dumoulin?
    Probablemente las dos grandes alternativas al Ineos, que viven en un tiempo donde los recorridos no se les adaptan y el año que viene pueden hacer la alianza rebelde

     
    • Con Dumoulin hay serias dudas después de la Operación Sangrado, veremos como vuelve, y cómo pasa el invierno a expensas de lo que pueda decir Priedler, sobre el que hay cargos que le podrían llevar a una condena de cinco años de cárcel. No va a pasar, pero…En Jumbo lo van a llevar al Tour y siempre al Tour como primera opción: es holandés en un equipo holandés, y el primer holandés en acabar segundo en un Tour desde Zoetemelk. Roglic es un esloveno en un equipo holandés, el mismo donde enviaban al ataque a Bran Traknik teniendo en la misma escuadra a Freire…

       
      • A mi Dumoulin me da algo de confianza, porque tras el estratosférico 2017 del Sunweb fue el único que mantuvo el nivel en 2018, con muchos segundos pero luchando por ganarlo todo, Barguil, Kelderman, Oomen ni Matthews pudieron decir lo mismo. Lo de este año no sé hasta qué punto es lesión u otras cosas encubiertas. Personalmente me parece más completo que Roglic para Grandes Vueltas, subiendo igual o mejor y mejor en crono, habrá que verles a los dos en ese super equipo que están montando.
        La verdad se podrían repartir el calendario y complementar muy bien en alguna carrera, ver a esos dos en una etapa de abanicos apoyándose podría ser porno duro, o en un final unipuerto de potencia que ambos dominan.

         
    • No olvidemos que el Tour está secuestrado por Ineos y los rendimientos cambian en esa carrera… yo, sinceramente, veo al Jumbo Visma de Roglic y Dumoulin como al Telekom de Ullrich y Kloden.

      El rival amable que comparte los podios siendo buenos.

      En otras carreras se verá ciclismo de verdad.

       
  25. Me alegro por Roglic y por los “listillos” que le dieron caña al chaval por ser más introvertido con la “prensa” en la Vuelta.
    Se te echa de menos en Twitter.
    Cada vez más censura y cada vez más chulos y prepotentes los Palomar, la “zapatos” de Vitoria, el 105avo del Tour y cia.
    Una red social abocada a pasarse de moda en muy corto plazo

     
    • Si, como todas las redes sociales, en constante mutación. No obstante, cuando yo tenía Twitter tenía bloqueados a todos esos morlocks, y así ni me enteraba de sus andanzas. Es un consejo que repito siempre.

       
  26. Hola!

    A ver si se comenta algo por aquí de la Fundación Euskadi que está siendo todo muy raro; ascenso meteórico de categoría (la noticia ha sido muy comentada en medios generalistas vascos mientras al Murias noble han hecho ni caso…), siguen vistiendo de naranja cuando Euskaltel ya no está, y fichando a Lobato y Rubén Fernández; muy de la cantera…

     
  27. Y se me olvidaba decir que en un Jumbo tan enfocado a las clasificaciones generales no termino de ver a un sprinter, y menos Groenewegen que no es un “Zabel” o Sagan, es un sprinter que no aporta nada si se sube un puente o en la CRE como se vio en este Tour.

     
  28. Este corredor es otro Froome, no había hecho nada antes de los 26, es imbatible en todos los terrenos, y tienen el clásico pedaleo de un niño sobre un triciclo, tan propio de los que se vuelven escaladores de la noche a la mañana. El problema es que súper dopados como este sujeto o como Froome desatan una ola incontenible de ilegalidad. Es demasiado evidente, de 3 años para acá muchos corredores y equipos enteros mágicamente se volvieron escaladores, empezando por el propio Tom Dumoulin, Geraint Thomas (2015), Alaphilipe, el mismo Landa, y si hablamos de equipos, qué me dicen del rendimiento del Jumbo, del Bora, del Education First… mejor dicho, el ciclismo nuevamente está podrido.

     

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Current day month ye@r *