Un pico de forma de cinco meses

En dos de las tres últimas ediciones de París-Roubaix la fuga inicial ha llegado a meta para disputar la victoria. Este debería ser el mensaje para todos aquellos rodadores, aventureros, corredores fuera del radar o del disco duro de Tim Declerq, y ciclistas que quieran ser ciclistas de cara al futuro de la carrera.

El espec´táculo del llano, su superioridad mafiesta sobre la montaña, en uno de sus escenarios predilectos. No fue la lluvia y el barro lo que propició que una fuga formada a 211 km. de meta acabase llegando al velódromo en primera posición, porque en la edición de 2018 no hubo nada de eso, y Dillier lo logró.

Esta vez el último representante de los valientes del día ha sido el semidesconocido Florian Vermeesch, neoprofesional de 22 años que diez días antes habia sido bronce sub23 CRI en el Mundial de su país. Ha estado a un paso de ganar, porque en contra del tópico la Roubaix es una carrera para especialistas, sí, pero también para predestinados.… Leer más

El último de la generación de 1990

El último de la generación de 1990

Italia había convertido el irrelevante Campeonato de Europa de ciclismo en un coto particular. Con nula competencia, había logrado imponerse en las tres últimas ediciones con tres corredores diferentes. Ayer consiguió la cuarta victoria consecutiva, y con el cuarto corredor. El nivel de la prueba no ha mejorado, aunque estuviese alguna estrella de relumbrón más imaginado que real, y estuviese Pogacar, todavía lejos de su forma. Algo es algo.

Baste decir que, tras la rutilante estrella eslovena, los corredores de más cache en cuanto a resultados de la temporada son Bennet -que corría porque representaba a Irlanda, no a su equipo-, Almeida, Ulissi y Landa, no precisamente unos ganadores natos, o no al menos en carreras del prestigio que ambiciona un campeonato de Europa que no termina de despegar.

Con todo, fue una buena carrera. La culpa de todo estuvo en movimientos muy lejos de meta, un corredor medio lelo que hace de caballo loco, el poco control que podían ejercer las selecciones más potentes -increíble lo de Francia- y esa tendencia generalizada desde hace años a que el auténtico espectáculo está en las carreras de un día.… Leer más

En el nombre de Mühlberger

En el nombre de Mühlberger

Como el ciclismo en julio es un deporte muerto, ayer tocó el turno para una nueva exhibición de un corredor que había demostrado pocas aptitudes para ganar, y que se saca de la manga un día de campeón para recordar. Ya había sido segundo hace dos etapas, persiguiendo a Mollema, y el día de descanso le ha venido fenomenal.

El día de descanso que, por arte de magia y la ayuda del organizador, se ha transformado (¡nadie podía saberlo!) en doble día de descanso. Es lo que tiene organizar la salida desde Pas de la Casa y un descenso continuo de 19 km., en vez de salir de Andorra por Envalira. Hay que evitar los blancazos y que se vuelvan a ver imágenes como la de Van Garderen -se jugaba el podio y perdió toda su carrera deportiva- o las más reciente de Mühlberger, tan olvidada conscientemente por todos los actores de este circo.… Leer más

Campeones nacionales de verdad

A falta de otro aliciente, al menos este año los campeonatos nacionales han dejado una relación de ganadores que aseguran que se vea su maillot distintivo durante los próximos doce meses. Es la característica común entre los países donde es una prueba de primer nivel (Francia, Italia y Bélgica), y también en los otros donde ha decaído, como España.

Aquí hubo un buen ritmo muy lejos de meta, en una prueba que antes era monopolizada por la Patrulla Canina, y donde el péndulo ha basculado desde hace unos años al Astana, un equipo que se preocupa bastante por esta prueba, allí donde tenga corredores representados. Es todo lo contrario que la banda navarra, que ni ha llegado a alienar a los corredores que irán al Tour de Francia, exactamente igual que hacía Manolo Saiz.

Solo llegó al sprint final, en cuesta, el madrileño Gonzalo Serrano, que está haciendo una temporada de debut en WT de bastante relieve.… Leer más

Mañana empieza el Criterium du Dauphiné

Este año se han solapado el final del Giro con el inicio de Dauphiné, por eso de que el Tour empieza una semana antes al ser año olímpico. Esto ha impedido que algún corredor de los que ha disputado la carrera italiana haya podido enlazar con lo que antes se conocía como “el pequeño Tour”, una carrera desprovista de identidad y sometida a todo tipo de experimentos buscando no se sabe qué.

No queda tan lejos la edición de 2020, esa en la que todas las etapas acabaron en alto, a saber por qué: vale que solo eran cinco por las restricciones del calendario y el Covid-19, pero todavía no ha habido una explicación válida para ese experimento que acabó en una tortura para los ciclistas y los espectadores. Y eso que veníamos de algunas ediciones espectaculares en la última década, y de las mejores carreras de su año, como en 2010 o 2014.… Leer más

Triste Romandía

Llevamos tres etapas de Tour de Romandía totalmente tristes y prescindibles. Este desastroso resultado, aún más patente en una temporada en la que el vértigo de la competición se ha contagiado en pruebas tan poco aptas como la Volta o la Itzulia, vuelve a poner en evidencia la carrera suiza, con mucho la peor de las vueltas WT que se disputan en Europa.

Con motivo del Tour de los Alpes ya se comentó como esta carrera había sustituido en gran medida a Romandía como preparación para el Giro. Se nota en la participación: los principales favoritos no irán a la prueba italiana y, quitando el cadáver ambulante que es Chris Froome, sólo hay un ganador de grandes vueltas entre los participantes.

Se trata de Geraint Thomas, cuya participación busca rematar una buena primavera en cuanto a resultados, pero pobre en victorias. No es precisamente una fuerza motriz que arrastre tras de sí gran interés, y mucho menos en una carrera que antes destacaba por lo paisajístico y por los recorridos más o menos interantes, y que acabado convirtiéndose en etapas de circuito imposible, por sitios feos para los estándares suizos.… Leer más

Ganna y el viento

Ganna y el viento

Poco más de 24 horas para cerrar la campaña del nuevo #maillotciclismo2005 con una novedad bastante demandada: una versión para mujer de la camiseta, y que por supuesto incluye todas las recompensas adicionales anunciadas durante estos días pasados. El maillot es unisex, por lo que todavía hay tiempo para las indecisas.

Dependiendo de cómo se de este último día -en el 2015 fue espectacular el efecto última llamada– alcanzaremos la mágica cifra de 800 maillots, que supera con creces el mejor de los escenarios previstos. Tengan en cuenta que esto es un blog sin pretensiones -ya se ve en el diseño- y del que todavía no me explico su éxito.

Patrocinando el #maillotciclismo2005 recibirán en su domilicio una braga para el cuello, una manta térmica, un llavero, un #kitsputnik, una mochila #SputnikOnTour, y unos manguitos de verano (siete regalos, siete), las mismas recompensas que hay para la camiseta, salvo los manguitos (seis regalos, seis).… Leer más

Roglic, a punto de rematar una temporada irrepetible

Roglic, a punto de rematar una temporada irrepetible

El Giro de Emilia es, con permiso de la Milán-Turín, la clásica de otoño pre-Lombardía más conocida. Se disputa todos los años de manera ininterrumpida, y eso incluye las dos guerras mundiales. Su perfil dialoga de tú a tú con citas muchos más grandes del calendario, y lo hace gracias a la icónica subida final a San Luca y sus dos kilómetros porticados.

Como todas las carreras de su género, la imposición manu militari de la Copa del Mundo y, posteriormente, del World Tour, ha hecho que durante muchos años su celebración se tambalease, más bien por la falta de participantes de nivel que porque el modesto GS Emilia -el club ciclista que organiza la prueba- tuviese especiales problemas.

Desde hace unas cuantas temporadas, y la lista reciente de vencedores y plazas de honor no miente, la carrera ha vuelto por sus fueros, de una manera espectacular. La receta ha sido sencilla: por una parte se ha endurecido, en línea con otras pruebas del calendario, y por otra se ha montado un calendario otoñal de pruebas de un día muy atractivo para escaladores, corredores de pruebas de un día y, especialmente, ganadores de grandes vueltas.… Leer más

Bretaña intranscendente: lo que los ciclistas han querido

Bretaña intranscendente: lo que los ciclistas han querido

Poco han dado de sí -lo que se esperaba- la dos etapas con tachuelas con las que el Tour de Francia ha festoneado la primera semana de la edición 2018. Todo podía dar mucho más de sí, y no ha sido de otra manera por un recorrido que los propios ciclistas ningunean al permitir escapadas formadas en el primer kilómetro de la etapa, y siempre integradas por los equipos invitados a la carrera.

Ayer fue una excepción. Por alguna razon milagrosa se permitió una fuga con siete corredores, alguno de ellos muy bueno, y también tres corredores WT, precisamente de los equipos más débiles. Sylvain Chavanel, Lilian Calmejane, Jasper De Buyst, Julien Vermote, Toms Skujins, Elie Gesbert y Nicolas Edet tenían, además, un buen recorrido de sube y baja bretón, vendido pretenciosamente como una clásica, y que solo se pareció a esta en el resultado final.

De entrada, el pelotón no dejó que cogiesen más de 4´, a diferencia del día anterior donde la ventaja se fue a 8´.… Leer más

Movistar deja tirado a Quintana en la primera etapa

De Jose Ángel Vidal no se acuerda ya nadie. Un corredor gallego sin ninguna victoria profesional que, sin embargo, tomó la salida en ocho Tour de Francia. No hace falta remontarse a la noche de los tiempos para recuperar su figura: lo hizo entre finales del pasado siglo y principios de este, bastante más cerca que esa edad heroica en la que están varados gran parte de los plumillas que destrozan día tras otro la historia de este deporte.

Vidal corría en el Kelme, y no descarto en absoluto que gran parte de su longevidad en el ciclismo se debiese a apelativos de raza desde su director, el alopécico Álvaro Pino. Sin embargo, Vidal también se ganaba su relevancia en la carretera -muchas veces dobló con la Vuelta- porque su misión era ser la sombra de Escartín, y luego de Heras. Hoy por hoy esa figura está perdida.

No es cuestión de que sea el primer Tour con ocho corredores por equipo.… Leer más