El triunfo del gregario

Este titular bien podría haber valido para Mikel Landa, el gran derrotado del Tour 2018, pero es muy propable que jamás le sea aplicable. La carrera más prestigiosa del calendario ha ido a parar a un gregario de manual que, a los 32 años, ha conseguido ganar una carrera en la que había competido 9 veces, ninguna clasificándose entre los 15 primeros. Ha sido el mejor durante tres semanas, porque siempre ha sido el mejor gregario de Froome.

Además de banderas vascas de diferente folkclore, la crono final por una pequeña parte de la inmensidad de Iparralde resultó francamente emocionante, al margen de los niveles de emoción añadidos por culpa de la organización, muy chapucera en los tiempos ofrecidos. Parece ya una constante de este deporte, tras el tremendo ridículo de Bergen 2017, los habituales en la Itzulia o Volta, o las llegadas a cámara fija mal puesta en la Vuelta.… Leer más

 

Roglic decide bajando

Roglic decide bajando

El hecho más decisivo de la etapa de hoy se produjo ayer. Nairo Quintana, el único escalador que ha roto al Sky en repetidas ocasiones, se fue al suelo de manera muy violenta a 100 km. de meta. Lo que era una etapa absolutamente intranscendente con final en Pau -victoria para el gran Arnaud Demaré por segundo año consecutivo- acabó convirtiéndose en la tumba de la poca vida que le quedaba al Tour de Francia.

Hoy se ha vivido otro momento de fliperío colectivo, como suele pasar con los corredores fruto de las modas y lo irracional. Cumpliendo la Ley de Hierro del ciclismo -cuando más se comenta una etapa, menos cosas han pasado- al final de la jornada lo único que se había producido era la tónica de todo el Tour: muy pocas diferencias en montaña, Thomas los pule a todos al sprint, gran agrupamiento de favoritos, y un único cambio en los puestos altos de la general.… Leer más

 

Kruijswijk es el protagonista

Kruijswijk es el protagonista

La etapa más dura del Tour de Francia en al menos dos años se ha resuelto en un sprint a cinco, como si Alpe d´Huez fuese Cerler. Si solo se viese eso, parecería que hay una gran igualdad en el pelotón, o que ha habido falta de dureza. Al contrario: existe una desigualdad abrumadora en el pelotón entre un equipo y todos los demás, y la etapa ha tenido 5000 metros de desnivel, buena batalla a cargo de un valiente entre los valientes, y un resultado de funeral. El ciclismo que nos ha tocado vivir.

El día pasará a los anales de la carrera por la primera vez que el maillot amarillo gana en Alpe d´Huez o por la primera vez en 20 años que alguien gana dos etapas de montaña seguidas, y es una pena que no vaya a pasar a la historia por la decidida apuesta realizada por Kruijswijk y su equipo.… Leer más

 

Elogio de Sicilia, escenario de ciclismo

El ruido de Twitter, que por una parte ha hecho más llevaderas y amenas las etapas -además de complementar perfectamente la carrera en sí- hace que llegue de vez en cuando lo que comentan alguno de esos enemigos del ciclismo, esos que siempre están dentro sin saber muy bien qué cojones hacen, salvo vivir de este deporte sin aportar absolutamente nada.

Eurosport, la tele del cinismo que tan pronto te pone el Tour de Utah como el Giro, ha contratado este año a Javier Ares, un personaje odioso, futbolero y de la misma estirpe que Javier Mínguez (toros, vino, “el Madrid”, olor a sobaco), que al parecer el otro día, cuando por fin el Giro llegó a Italia, se dedicaba a despotricar en antena sobre el ciclismo, que al parecer está muerto.

Son siempre los mismos. Si la etapa no tiene sus cositas, y por esto se entiende a un corredor español haciendo el mulo, ya no hay ningún interés.… Leer más

 

La gota (de Stilnox) que colma el vaso

“Nunca fiches un español” es un viejo adagio que circula entre muchos equipos profesionales. Estructuras históricas como FdJ jamás ha tenido uno, y no debe ser casual que haya hecho de su supuesta limpieza una de las banderas más reconocibles en sus 20 años de existencia. La fama que precede a los corredores de nuestro país es legendaria, y en gran medida ha sustituido a la de los italianos. Lo que ha protagonizado el gaditano Lobato en los últimos días es simplemente la punta del iceberg de un gran problema en el ciclismo.

Por seguir con otra cita, esta vez con autoría, el estrellado Taylor Phinney dejó una de sus escasas contribuciones al ciclismo allá por 2012, cuando lo vendían como figura en ciernes: “hay que expulsar la cultura de la pastilla del deporte”.  El estadounidense había publicado un tweet celebrando un éxito de su entonces compañero Cummings (“como yo, tampoco toma pastillas de cafeína ni analgésicos”), seguramente desconociendo que el británico tenía un TUE de tamaño galáctico, y los medios aprovecharon su proverbial locuacidad y, ¿por qué no?, estupidez de juventud, para tirarle de la lengua.… Leer más