Hay Mundial

bergen2017-2-rr-v4Cuando en 1993 Noruega organizó el Mundial de Oslo, en el país apenas había tradición ciclista y la Federación nacional apenas contaba con 7 mil licencias. Al margen del exótico Dag Otto Lauritzen -que llegó a ganar en Luz Ardiden en el Tour 1987-, había poco más en el país. 24 años después el Mundial vuelve a Noruega, un país que ha adoptado el ciclismo como una religión, y por la vía más fácil: como hay compatriotas que ganan, todos se hacen aficionados al deporte. Sea el que sea.

Baste decir que el Tour de Francia no se empezó a retransmitir en directo hasta una fecha tan cercana como 1998, justo cuando una hornada de jóvenes noruegos (Kurt Asle Arvesen en ruta en 1997, y Hushvod en crono en 1998) ganaron sus Mundiales sub-23. Poco a poco, y enlazando después con los actuales Boasson Hagen y Kristoff, el ciclismo se ha consolidado como uno de los deporte favoritos de un país de cuatro millones de habitantes, y con muy poca representación internacional fuera de los deportes de invierno.… Leer más

 

El camino hacia el Giro (I): Porte no corre, pero gana

El camino hacia el Giro (I): Porte no corre, pero gana

Ni Richie Porte va a participar en el Giro -lo hizo en 2010, de neoprofesional, y acabó 7º; repitió en 2015 queriendo ganar, y se retiró de manera lamentable- ni gran parte de lo que ha pasado en un francamente olvidable Tour de Romandía va a afectar a la gran carrera que empieza esta viernes, pero no deja de ser necesario referirse a la prestigiosa carrera suiza, una de las que tiene mejor nómina de ganadores recientes, y también una de las aburridas.

La edición 2017 de la carrera ha sido para Richie Porte, el corredor australiano de 32 años que jamás ha subido al podio de una grande. Sin embargo, tiene dos París-Niza, una Volta y otras carreras menores como Trentino, Algarve o su querido Down Under, conquistado esta misma campaña tras muchos años de esfuerzos infructuosos. Richie Porte es un corredor de posibles, y el año pasado hubiese acabado en el podio del Tour de no haber perdido un tiempo precioso en la primera semana.… Leer más

 

Valverde ya ha cumplido

Valverde ya ha cumplido

La etapa reina de la Vuelta al País Vasco fue un poco mejor que otros años, simplemente porque se subió Arrate por otra vertiente, mucho más estrecha y exigente. Ahí aprovecharon para desmarcarse el canadiense Woods y el sudafricano Meintjes, y Valverde realizó al menos 5 ataques con la misma eficacia con la que Contador los hacía o los hace, uno ya no sabe porque se va de este Itzulia sin haber hecho ni uno.

Con todos ya agrupaditos en los últimos tres km. conocidos hasta el hartazgo, Samuel Sánchez intentó su jugada de pillo para intentar ganar en Arrate por tropecienta vez. Le salió espantosamente mal, con una caída por flipado (fli-pa-do) que le ha costado un casi seguro puesto en el podio y las clásicas de las Ardenas, su objetivo de la temporada. El asturiano se cae solo cuando lideraba el pelotón, y en descenso, esa cualidad de la que dicen que es uno de los mejores del pelotón, y que tan pocas victorias le ha dado.… Leer más

 

Cuarto día de carrera y todavía se puede hacer una previa

Así de triste es la edición 2017 de la Vuelta al País Vasco, una carrera desnaturalizada -y el adjetivo adquiere ricos matices tratándose de la zona- por un recorrido ideado por un enemigo. Un enemigo tanto del ciclismo, como de la afición presente en la zona, y que ha conseguido que este año la carrera considerada por muchos profesionales como su preferida sea una sopa insulsa de agua y fideos, donde ni el buen tiempo general consigue quitar la impresión de tristeza.

El desastre se veía venir desde que, con solo tres semanas de antelación, se anunció el recorrido. Se intuye que las han debido pasar canutas para poder sacar adelante la carrera cuando han tenido que recurrir a finales en Bilbao, San Sebastián o ElCiego, un pueblo en la mejor tradición de la carrera, pero un pueblo donde se mueve mucha pasta, incluso dentro de los generosos estándares vascos. La carrera ya lo pasó muy mal en 2015, cuando solo salió adelante por el patrocinio a última hora del Banco Sabadell -habían comprado una caja de la zona y les debieron hacer la llave del ocho del “compromiso con el país”- y parece que vuelve a estar en el filo, ya cerca de que se acabe el compromiso plurianual arrancado a los catalanes.… Leer más

 

Cinco días de lamentos de Contador

Por mucho que después haya dicho lo contrario, Alberto Contador salió el pasado miércoles a ganar la Vuelta a Andalucía. Es normal en alguien de su edad y su palmarés, con 22 vueltas por etapas ganadas, pero donde no se encuentra la conocida como Ruta del Sol. Ya le salió mal en 2014, cuando Froome se empeñó en demostrarle que ya no era el más fuerte del pelotón, y ahora le ha salido como siempre: como el año pasado en París-Niza -segundo por un puñado de segundos-, en Volta a Cataluña y Dauphiné. No es casualidad cuando se repite tanto. Ya no se escapa de nadie subiendo, y en la crono no es el más fuerte. ¿Resultado? Muchos “uyyyyy” y “casi”, y también sus habituales excusas del arco conceptual nada humano le derrota.

El recorrido de la carrera favorecía este resultado para Contador: la dureza concentrada en los dos primeros días, una crono, y dos etapas de interés nulo para el fin de semana, donde no se podía recuperar nada, ni siquiera con sus legendarios ataques cuesta abajo que tanto enardecen a Juanma Trueba.… Leer más

 

Kittel gana el Criterium de Holanda Oriental

Una excursión. Así fue planteado y así se ha desarrollado el prólogo de tres días con el que ha empezado el Giro 2016. No hay otra consideración a lo que han sido tres días de exaltación del público y muy poco del ciclismo, pero con el objetivo poco oculto de hacer caja. El ciclismo, si llega, tendrá que ser en Italia, donde entre ayer y hoy llegará la caravana ciclista, tras 2200 km. de trasladado (la distancia entre Holanda y Catanzaro, profundo sur de la bota itálica) y consumiendo el primero de los ¡tres! días de descanso.

Al menos la excursión, como casi siempre que el próspero país  organiza la salida de una gran vuelta -ya es tan habitual que es difícil hacer memoria de todas- , ha permitido conocer una zona lejos de las guías turísticas, y que siempre suele ser el Este del país. Ahí se combatió mucho en el final de la II G.M, y gran parte de la zona quedó arrasada, reconstruyéndose el centro urbano con los criterios urbanísticos y arquitectónicos de la postguerra: cemento visto, grandes infraestructuras para el coche y bloques del Movimiento Moderno con toldos naranjas.… Leer más