Una alternativa creíble a la tiranía del Sky

Ayer se presentó el mejor equipo del mundo, el mismo que en 2019 subió al podio en las tres grandes -ganando una de ellas-, el que ganó cuatro etapas del Tour con cuatro ganadores diferentes, el que usa la CRE para separarse de todos su rivales y el que tiene tres jóvenes escaladores que, además de hacer de gregarios, ganan carreras WT.

Solo por poner parte de lo más destacado del Jumbo, el equipo holandés que se ha convertido en un arco de tiempo muy breve -en 2015 ganaron únicamente seis carreras- en el mejor del pelotón, dado que el Quick Step sigue siendo inoperante para la general de grandes vueltas -ya ven con qué han reforzado a Alaphilippe para el 2020- y el Sky no comparece en el Giro ni la Vuelta, y como Kwiatkowski tenga la temporada cruzada, tampoco en las clásicas.

La propaganda que rodea al Jumbo es poderosa, especialmente en un país que ha vivido el escándalo del PDM -también llegó a ser el mejor equipo del mundo, y acabó con un escándalo de dopaje en el Tour 1991.… Leer más

 

Guillén hace caja (de pino) con la Vuelta

Guillén hace caja (de pino) con la Vuelta

La codicia y las ganas de transcender explican el recorrido de la Vuelta 2020, presentada hoy en el mayor hotel de Madrid -3000 plazas en el auditorio-, tan grande que han hecho un puertas abiertas de facto para que los pelotillas de Guillén pudiesen llenar el acto e ir acostumbrándose a la rueda de canapés. Es todo ridículo de principio a fin, como lo son todas las ediciones de la Vuelta perpetradas por Javier Guillén.

La Vuelta regresa a Holanda, y lo hace con la misma finalidad que la primera vez, allá por 2009: para sacar dinero al próspero país europeo. ¿Volverá a cubrir el 50% del presupuesto? Seguro que no, porque el trincador profesional que dirige la carrera también ha tenido que hacer una excursión a Portugal -esa llegada a Oporto va a costar un ojo de la cara a los vecinos-, alterando para ello todo el desarrollo de la última semana.… Leer más

 

Merckx en un libro. Y cabe.

Merckx en un libro. Y cabe.

Siete años después de su aparición en inglés se publica en castellano Merckx. Mitad hombre, mitad máquina, la biografía realizada por William Fotheringham sobre el mayor mito del ciclismo. El tópico de la espera ha merecido la pena no tiene cabida aquí, porque entremedias se han publicado auténticas bazofias a cargo de las diferentes editoriales de ciclismo, con un criterio comercial francamente cuestionable.

El libro de Fotheringham está por encima de la media del sector. De hecho, es un muy buen libro de ciclismo, una biografía muy completa que va desde los orígenes familiares de la familia Merckx -realmente truculento que la rama paterna fuese colaboracionista de los nazis- hasta su vida posterior tras colgar la bicicleta.

Con un orden cronológico, el autor usa de manera muy hábil los testimonios, que casi nunca son banales, hasta el punto que lo que queda en  rídiculo son las citas de encabezado en cada capítulo, cuando lo que viene después es mucho mejor.… Leer más

 

Chauvinismo d´Or

Chauvinismo d´Or

La ocasión es propicia para hablar del Velo d´Or, el galardón a mejor ciclista de la temporada que otorga la revista francesa Velo Magazine. De nula relevancia -de ahí que jamás haya sido tratado en este espacio-, el galardón tiene una curiosa historia que explica y contiene en sí misma su auténtica irrelevancia: solo lo había ganado una vez un francés.

La revista existe desde 1968 y es una de las más veteranas del grupo Amaury, que con el tiempo acabaría montando ASO y poseyendo de manera directa gran parte de las carreras más importantes del calendario. Es, por tanto, más que una revista, aunque sus contenidos sean igual de roñosos, complacientes y alcanforados que sus equivalentes en otros países.

El Velo d´Or existe desde 1992, y no es casualidad. En esos años la UCI intentaba implantar la “clasificación UCI”, que junto con la Copa del Mundo eran parte de las innovaciones de Verbrugghen para subir el pedigrí y el caché del ciclismo.… Leer más

 

Arkaitz Durán, Carlos Verona y Carlos Rodríguez

Arkaitz Durán, Carlos Verona y Carlos Rodríguez

El rumor ya circulaba desde el verano, aireado por Gazzetta dello Sport: Ineos iba a subir a profesionales a un junior español, sin pasar por ninguna categoría intermedia. Se ha confirmado hoy y no hay vuelta atrás: el granadino Carlos Rodríguez correrá durante cuatro años con el equipo de la chequera y, dicen, la acumulación de talento.

La noticia es extremadamente sorprendente por muchos motivos, casi escalonados. Empezaremos desde los escasos precedentes nacionales para después pasar a un nivel micro y por último a un nivel macro, si es que tales categorías son aplicables a alguien que acaba de cumplir 18 años y entra al equipo más potente del mundo.

Solo dos corredores españoles habían tenido un paso a profesionales sin estar antes en sub23. El primero de ellos, el siempre recordado en este espacio Arkaitz Durán, no rascó bola jamás -tuvo que superar la enorme presión de ser vasco, bien reflejada aquí- y nadie se acuerda de él, siquiera por el pésimo precedente que estableció.… Leer más

 

A temporada pasada

Caballitoanciano¡Otra temporada ciclista que ha terminado! ¡Otra temporada ciclista en la que la previsiones hechas hace 10 meses tienen que pasar el refrendo de los hechos consumados en la carretera! Para ello, es necesario refrescar lo publicado en fecha tan lejana como enero de 2019, porque es la base sobre la que se construye este post: no se puede entender el ciclismo que cambia sin saber de donde venimos.

Teuns: el nivel estaba ahí, aunque en 2018 no ganase ni una carrera. No ha sufrido el cambio de equipo a Bahrein, realizando una temporada sensancional de febrero a octubre. Quinto en Valencia, sorprendió en Het Volk metiéndose en el corte bueno y volviendo a ser quinto. En Ardenas no estuvo al nivel esperado, para resucitar en junio con una increíble etapa en Dauphine (sexto final), una etapa en el Tour, el liderato en la Vuelta (12º final) y su gran mundial para una Bélgica errática.… Leer más

 

La última derrota de Valverde

La última derrota de Valverde

Cuando hace cinco meses el Giro de Italia calcó el recorrido final del Giro de Lombardía, triunfó la escapada y en el grupo delantero entraron un montón de corredores apenas separados por segundos. Hace unos días, cuando se ha disputado la prueba, desde 20 km. a meta solo quedaban los jefes de fila -un elemento importante en la resolución de la carrera- y entraron todos desperdigados.

Sirva esto para poner en su justa medida esas etapas homenaje que incluyen las grandes vueltas -menos la de España, porque aquí no hay clásicas- y donde la gente ávida de emociones pone “es como la Roubaix”, “es como una mini-Lieja” o “es el mismo final que la Amstel”. Se podrá parece el continente, pero no el contenido, ni siquiera en la clásica que más ha cambiado a lo largo del tiempo, como es la que cierra la temporada.

En contra de lo esperado, la fuga del día tuvo a corredores muy en forma como el letón Skujins, no por casualidad compañero del ganador final.… Leer más

 

Eslovenia está ganando a España (por 20 puntos arriba)

(Seremos de nuevo un Imperio) En el maravilloso mundo que es el ciclismo de los deberes sin hacer, este año la temporada ha dejado momentos brillantes. Por ejemplo, el inenarrable espectáculo de la última etapa del Tour con el Movistar a cuatro bandas intentando ganar una etapa para Valverde, para al final ser segundo y tercero en meta sin dar una pedalada en favor de nadie. Las urgencias de último minuto, que propician momentos tan divertidos e inolvidables.

Ahora ha llegado una nueva urgencia. Resulta que está en vilo el quinto hombre de España para los JJ.OO de Tokyo en ruta, debido a que Eslovenia suma como país más puntos que nuestra Gloriosa Nación. Final de temporada, y han llegado las urgencias. Nadie había visto que el pequeño país balcánico estaba sumando puntos a puñados con gente como Polanc, Mohoric o Pogacar, por no hablar de la irrepetible temporada de Roglic.… Leer más

 

Roglic, a punto de rematar una temporada irrepetible

Roglic, a punto de rematar una temporada irrepetible

El Giro de Emilia es, con permiso de la Milán-Turín, la clásica de otoño pre-Lombardía más conocida. Se disputa todos los años de manera ininterrumpida, y eso incluye las dos guerras mundiales. Su perfil dialoga de tú a tú con citas muchos más grandes del calendario, y lo hace gracias a la icónica subida final a San Luca y sus dos kilómetros porticados.

Como todas las carreras de su género, la imposición manu militari de la Copa del Mundo y, posteriormente, del World Tour, ha hecho que durante muchos años su celebración se tambalease, más bien por la falta de participantes de nivel que porque el modesto GS Emilia -el club ciclista que organiza la prueba- tuviese especiales problemas.

Desde hace unas cuantas temporadas, y la lista reciente de vencedores y plazas de honor no miente, la carrera ha vuelto por sus fueros, de una manera espectacular. La receta ha sido sencilla: por una parte se ha endurecido, en línea con otras pruebas del calendario, y por otra se ha montado un calendario otoñal de pruebas de un día muy atractivo para escaladores, corredores de pruebas de un día y, especialmente, ganadores de grandes vueltas.… Leer más

 

Roglic nos salva de una victoria de Valverde

Roglic nos salva de una victoria de Valverde

La Vuelta 2019 salió lastrada por la falta de participantes, y así ha llegado a Madrid una edición que será recordada por los aficionados a este deporte por algunas etapas muy brillantes y por la nula disputa de la clasificación general, en la que Roglic ha sido infinitamente superior a sus inexistentes rivales, ya muy condicionados de salida.

Un buen indicador del nivel de esta Vuelta es que seis etapas (más de una cuarta parte del total) han ido a parar a debutantes en grandes vueltas, esto es: corredores que nunca antes habían afrontado tres semanas seguidas de competición. En este sentido, es especialmente significativo que tres de esas etapas hayan sido ganadas en la tercera semana, la del desgaste, Pedro.

Lo que refleja esta estadística, simple y llanamente, es que la Vuelta no ha tenido ritmo competitivo. Por eso insistía tanto De Andrés en lo de “hemos llegado con adelanto”, “mucha batalla”, cuando la realidad es que ha habido fumada tras fumada, incluyendo todas las etapas reina de montaña, donde Tony Martin iba marcando el ritmo.… Leer más