El (abominable) hombre de las nieves

Terminillo2015LuchoHerrera
Lucho Herrera ganó en el Terminillo en el Giro 1992

Miren que gusta la Tirreno-Adriático, una carrera que discurre por parajes fuera de las rutas turísticas y de gran belleza, y miren que gusta a los ciclistas, los auténticos protagonistas de este deporte, que siempre acuden masivamente a la carrera de los Dos Mares y, desde que dejó de estar orientada a los sprinters, con ambición de ganar: en los últimos años han ganado Evans, Nibali en dos ocasiones, y Contador. Es muy probable que el ganador en 2015 sea Nairo Quintana. Ninguna carrera de prestigio de una semana tiene esa nómina de ganadores recientes. Y con qué espectáculo entre ellos. Miren lo que es posible en el ciclismo.

De entrada, la CRE inicial de ventiymuchos km. se convirtió por arte de magia italiana en una CRI de 5´4 km. por el paseo marítimo y las casas de primera línea de playa en Cascina; no se en que momento se anunció, pero yo me enteré el mismo día. La razón aducida era que los recientes temporales habían dejado las carreteras llenas de residuos vegetales -incluyendo árboles caídos- y, como es habitual en la incuria italiana, no había dinero para retirarlos antes del inicio de la temporada turística. Es muy probable que todo siga así en agosto.

De esa manera empezó la Tirreno-Adriático. El prólogo fue para el especialista Malori, batiendo a Cancellara por 1″. Entre los favoritos hubo más diferencias de la esperadas, con Urán sacando 1″ a Nibali, 3″ a Pinot, 5″ a Mollema, 9″ a Contador, 11″ a Quintana y 21″ a J. Rodríguez, el hombre que probablemente hubiese mitigado esa pérdida de haberse disputado la CRE, pero así es correr en Italia. Todavía estoy sorprendido de que no se haya cercenado la contrarreloj de casi 58 km. de este Giro, pero todo se andará.

El segundo día se produjo el esperado primer sprint de la Tirreno, durante muchos años de los mejores de la temporada -esa gran frase de Freire “sólo he ganado cuatro etapas en el Tour, pero diez en la Tirreno, que tiene mejor participación”- y que este año, entre que faltan gran parte de los especialistas, y que Cavendish está malito tras su preparación médica de 5 días en Sudáfrica, ha repetido la pauta del año anterior: si entonces fue Pelucchi el que hizo saltar la banca, esta vez ha sido el campeón belga Debusschere, batiendo al especialista en ser segundo Peter Sagan.

Llegando a Arezzo tras 200 km. por el norte de la Toscana, y el final en cuesta de la ciudad en cuesta, impuso su fuerza Van Avermaet. Siempre ha sido un magnífico corredor, pero parece que el juicio por supuesto dopaje -del que habrá tiempo de hablar- le ha impulsado a un carpe diem muy rediticio: ya en el prólogo fue tercero, y ahora ha ganado incluso una carrera, algo francamente extraño en este corredor. Batió a Sagan, lo que ya empieza a contar como mérito incluso para J.J Rojas -lo logró en el Golfo Pérsico-, Stybar, Pozzato y Cancellara, nada menos. Y fue un sprint muy bonito e intenso, digno de gran clásica. Un sprint típico de Tirreno-Adriático.

Es la carrera de las encerronas, y el cuarto día volvía a Castelraimondo, donde en 2011 Gilbert ganó tras 240 km. en una etapa magnífica, ya cimentado su increíble año. Esta vez la etapa era diferente: 218 km. y dos pasos finales por una subida de 3 km. al 9%, repartidos en rampas muy exigentes y supuestos descansos. Era una carretera secundaria que daba acceso a una cantera, maridando de nuevo esos paisajes industriales y campos verdes que tan bien sientan al ciclismo. El primer paso fue una toma de contacto con Cancellara haciendo series y movimientos de Dani Moreno, pero el Ag2R controlando de manera apabullante para Pozzovivo.

Ag2R
¡Viva Vincent Lavenu!

Da cierta sensación ver al equipo francés (¡un saludo a Sylvain Georges! ¡Y tantos otros!) con ese desparpajo, y más con lo que se vio al final de la etapa. Pozzovivo no se fue, como no se va nunca jamás, y Wouter Poels, que había subido sin abrir la boca los dos pasos a Crispiero, atacó en los metros finales de la ascensión. Nadie pudo seguirle y, como el que coronaba ganaba, el magnífico rodador y corredor que es el holandés entró en solitario en meta. En 2011 había sido segundo tras Gilbert.

Sacó 14″ al pelotón, obteniendo el liderato, y la cosa no iría a más si no fuese porque es el gregario predilecto de Froome: el keniata se lo llevó a Sudáfrica -segunda vez que sale el país en el post- en enero para entrenar. Y solo a él, a pesar de ser un recién aterrizado en el equipo. Saquen ustedes mismos las conclusiones de que el gregario del líder ausente -chest infection anunciada dos días antes de la salida- gane a los máximos rivales de su jefe, y saliendo de esa manera tan espectacular. El pienso común.

Mejor aún fue el sprint de los favoritos: Urán batió a todos -es un corredor con una notable punta de velocidad, que empero no le ha servido para sumar muchos triunfos- y J. Rodríguez fue tercero demostrando su ambición en esta carrera al sprintar cogido a las manetas de freno, pero era sencillamente increíble ver a Vuillermoz y Nocentini del Ag2R haciendo cuarto y quinto, después de haber dinamitado la carrera. El francés incluso golpeó el manillar en gesto de rabia por la ocasión perdida. Vuillermoz, sí. Mondory, te vamos a recordar mucho esta temporada.

Terminillo2015ataque
La aceleración de Quintana, algo salvaje

Todas estas etapas, que ya ven que han dado para mucho, palidecen ante lo vivido ayer. No por la nieve, de la que será puntualmente informado por su medio de propaganda favorito -es el tema predilecto, junto a las caídas y el dopaje-, sino por el brutal rendimiento de Nairo Quintana. Se puede ver aquí, a partir del 49´. El colombiano, cuando quedaban 4´8 km. para meta, realizó un brutal ataque, de esos que se ven cuatro-cinco veces cada año, para irse como un misil a por la carrera.

Previamente habían movido la carrera tanto Kreuziger -qué vergüenza que pueda estar en el pelotón- como su gregario Visconti, el único corredor  que le acompañaba, visto que Jesus Herrada iba en la escapada del día y no pudo ayudar nada. Quintana mira atrás en su ataque. Ve que nadie le sigue en la primera reacción. Sigue mirando. Ve que Contador se intenta mover, se acerca, y es ahí cuando vuelve a soltar otro latigazo, fulminante.

Terminillo2015singuantes
Noten el detalle de que va sin guantes

Hasta la meta fue un recital de escalada. Superó a Scarponi, el último de la fuga, sin dar opción a nada. A tres km. de la cumbre empezó a nevar, mientras por detrás Contador parecía más preocupado de neutralizar a Pinot que otra cosa. El único que atacó y consiguió irse fue Mollema, francamente recuperado de su alergia a la goma,y también de la tontería que le dió en Andalucía. Es la mejor etapa de montaña que hace nunca, y la primera en donde mete tiempo a los mejores del pelotón. En meta Quintana sacó 41″ a Mollema y 55″ a J. Rodríguez y su ataque ratonero de siempre, Urán, Contador y Pinot.

Peor lo pasó el grupetto, que entró a 20´ y con la nevada ya intensa y cuajada en la carretera. Arriesgarse a un final en los Apeninos en marzo tiene estas cosas, pero como dijo Quintana “nadie ha sufrido ningún daño”, sin atisbo de ironía sobre la brutalidad de su ataque.  Un ataque sobre el que ponía sus matices Monfort, que iba en la fuga, de una manera muy clarividente.  El frío y la nieve pueden pasar, en Italia o en París-Niza, donde Reynes se tuvo que mear dos veces en las manos para poder apretar las manetas de freno en los descensos hacia la costa. Una cosa es que sepas que la carretera está impracticable desde varios días antes, y otra que nieve y haga frío de manera más o menos súbita: es marzo y es ciclismo. En Italia, en Francia, en Bélgica y, la próxima semana, en la Volta.

El rendimiento de Contador, vigente campeón de la prueba y que no va a poder ganar la carrera, fue explicado en sus propias palabras y mentalidad nada más cruzar la meta, donde vulnerando cualquier sentido común ante la que estaba cayendo, atendió a los medios, siempre dispuestos a escuchar a nada humano le derrota. Si bien el día anterior se había caído en algo que el mismo definió como “chapa y pintura”, y en un gesto de esa honradez que le caracteriza, no quiso apelar a ese incidente para justificar su rendimiento, porque tiene cientos de miles de excusas más.

“El ataque me pilló un poco retrasado”, es una valoración que vale para cualquier ataque, y no para el hachazo monumental de Quintana, y eso que asevera con su honradez habitual que “no me gusta poner excusas”. Tampoco reconocer nunca a ningún rival, y más en lo que parece una venganza perfectamente ejecutada tras la gran victoria de Contador el año pasado en Guardiagrele. “Nadie me ayudó para cazar a Quintana” tampoco es una excusa, es simplemente Contador en estado puro, un trilero de manual.

Terminillo2015magnifica
Magnífica victoria bajo la ventisca

Mejor haría Contador en señalar que Quintana está en su cuarto día de competición en Europa -tercero si quitamos el ridículo prólogo-, y que ha volado de una manera salvaje por encima de corredores mucho más rodados.  O señalar lo raro que es que alguien que entrena en Colombia en las alturas baje al nivel del mar a ganar a todos de esa manera. O que hace visitando un médico cuando había dicho que no iba a Andalucía por lesión. ¿Ritmo de competición? Eso es para otros. Sin embargo, decir eso que es de sentido común sería ir en contra de la omertá de este deporte que tan bien encarna el corredor madrileño.

Por su parte, Quintana demuestra ser un especialista en cuanto hace mucho frío: ya ganó en la Volta 2013 en Vallter 2000 con un frío muy intenso, la famosa etapa del Stelvio en el Giro 2014,  y ayer mismo. Es el auténtico hombre de las nieves: vive en las cumbres la mayor parte del año, apenas se le ve, pero cuando baja causa el pánico y el terror entre los demás. Uno venía del Himalaya, este viene de los Andes. Uno era de ficción y este empieza a parecerlo. Más exhibiciones como esta y será el abominable hombre de las nieves.
***
La París-Niza, y especialmente después de la batalla vivida en Tirreno-Adriático, es un hermano pobretón en cuanto a ciclismo. Las tres últimas etapas vivieron una victoria del Lampre Cimolai (ya había sido segundo dos días antes, tras Matthews) en un bonito sprint en cuesta, y donde el protagonista fue De Gendt con una fuga larguísima que llegó al último km., y el sábado un bonito vodevil bajo el frío y la lluvia: ataques de Kwiatkowski para intentar distanciar a Porte, caída de Thomas (¿tendrá algo que ver su formación en pista con su habilidad para caerse tantas veces?), caída de Porte por ponerse de pie para pedalear en una curva en lluvia -hace falta ser torpe- y postrero ataque de Gallopin, un especialista en lo suyo: atacar en terrenos así, hacer diferencia, y mantenerla de manera espectacular. Sus victorias siempre llegan en solitario y de esta manera.

Con el frío y la batalla, y su indudable calidad, el francés se puso líder antes de la cronoescalada a Eze con 36″ de ventaja sobre Porte, y había algunos que le daban posibilidades. Sin embargo, el tasmano -que cuando está en Europa vive y entrena por la zona- se impuso de manera rotunda en una prueba con un frío intenso, sacando 13″ a Spilak y 24″ a Costa, mientras Kwiatkowski se fue a 29″, esto es: 3″ por km. Van Garderen, por su parte, perdió 1´18″.

La general final ve a Porte por segunda vez como triunfador, un botín muy rico para un corredor que jamás ha acabado entre los 5 primeros ninguna gran ronda por etapas, algo francamente extraño viendo el palmarés de la carrera. Es todo un aviso para las aspiraciones del australiano en el Giro, donde será un rival formidable para Contador. En otro hecho inusual, Kwiatkowski, Spilak y Costa quedaron empatados a 30″ del vencedor, y sus puestos finales -en el orden indicado- se decidieron por las centésimas de las dos cronos. Así, Kwiatkowski ganó el prólogo por centésimas y es segundo en Paris-Niza por centésimas. Todo un guiño en positivo de su arcoris.

Por último, no deja de ser curioso que mientras Movistar arrasa en Tirreno (varios días líder con Malori y Quintana, sendas etapas para ambos, Visconti al ataque) en la carrera francesa hayan fracasado rotundamente Intxausti, Rubén Fernández -este tiene cuartelillo por su edad, pero su caída subiendo es de las que se recuerdan- y los Izagirre, con contadas oportunidades para ser líderes en carreras de nivel. Lo de Rojas, presente en la carrera, es contagioso. Y no me refiero al aceite de oliva de Jaén.
***
Arribas, en otra mierda de crónica -miren el inicio, por favor- va dejando pinceladas de su enfermedad degenerativa, como esta perla: “ese sentido de la pureza que tanto agradaba a los fascistas”. Referido a una montaña. Bueno, probablemente se refiera a otra cosa, pero no se atreve a ponerla entera. Si por buscar la pureza se es fascista, el Otrora Prestigio Periodista tiene ya una buena simiente para hacer un estudio gnoseológico. O psiquíatrico.

Por cierto, muy logrado el titular Carlos. Sigue así. Estás mejorando. En breve te aflojamos las correas.
***
¡Y sin cobrar sueldo! ¡Qué grande es MÍnguez! Me pregunto si ya sabrá quien es Lobato….

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
 

56 comentarios en “El (abominable) hombre de las nieves

  1. Menudo post más bueno . Sobre todo lo mejor es que Contador dice que no pone excusas pero si que las pone .
    Que vergüenza de corredor .

     
    • Al margen de comentarios técnicos uno estético. No he visto nada más feo que un ciclista con barbas. Y cada ve se ven más.

       
  2. Sergio, Porte causó sensación acabando 7º y vencedor de la clasificación de los jóvenes en su primer Giro en el Saxo de Riis, no?

     
  3. Excelente post, salvo en el hecho que Quintana no entrena en alturas bajo el nivel de mar, en el Departamento de Boyacá donde vive Nairo, la altura oscila entre 2000 y 3000 mts, el mismo campeonato colombiano de este año la altura oscilaba entre 1600 y 2200 mts… y por último en su tan famosa visita a Manizales pudo haber estado entrenando a 2000, e inclusive durante el recorrido, en 2500 más o menos.

     
  4. “El ataque me pillo un poco retrasado”. Esta es la declaración más honesta que ha hecho Contador en su vida.

     
    • Eso iba a decir yo. Decir que le pillo atrasado es reconocer que estaba mal colocado. Y decir que luego nadie colaboraba, es reconocer que Nairo iba más rápido que el.
      Sobre no llevar guantes, no es tan raro. En estapas así salen con guantes largos y en la última subida con el calor del esfuerzo les sobran y se los suelen quitar. En ese momento no tienen unos cortos para ponerse

       
    • Pero tal como lo dice parece como si el ataque de Quintana fuera un acontecimiento cósmico sujeto al azar. La realidad es que en las imágenes se ve claro que Quintana se abre, lo busca, lo ve retrasado y encerrado en la cola del pelotón, quizás le busca fatiga en el rostro y finalmente, ataca. Fue un acto premeditado de Quintana, no un rayo enviado por Thor.

      Su argumento vuelve a ser una variante un poco más sutil del “nada humano le derrota” de Sergio.

       
    • Yo si lo vi y no se puso de pié, pedaleó un poco en curva pero sin mucha fuerza y se fue al suelo de atrás. Eso es por los Veloflex, los conozco, en seco geniales pero en mojado… mira como los movistar no se caen por esos motivos (Continental), mano de Santo. Además poco después se cayó Thomas aunque no se vio en directo. Ahora me acuerdo del Tour y el canguelo de Wiggins y las múltiples caídas del Sky.

       
  5. Mollema es uno de los corredores con mentalidad más lamentable que hay en el pelotón, el mejor ejemplo de puestómetro humano. Por ejemplo, se aplaude él mismo con las orejas por hacer top-10 en las Árdenas.
    Y el otro día hizo la mejor etapa de su vida, que consistió ataquito de lo más normal, no estamos hablando de que destrozara el pelotón a ritmo ni nada parecido.
    Es el típico corredor de la escuela Rabobank, donde parece que corren buscando hacer 6º, 7º y 8º de todas las carreras y se congratulan de ello.
    Prefiero ver a Kwiatkowski, Talansky, Hesjedal o Rolland hacer ataques buscando GANAR y que terminen petando a ver a Mollema, Ten Dam, Van den Broeck y Frank Schleck luchando por ver a quien le da menos el viento.

     
    • de acuerdo, hacer 6°, 7° y 8° está muy bien, pero no debe ser el objetivo de nadie. Ahora Mollema no es el único (ni el peor). Zubeldia lleva unos cuantos añitos más en la misma tónica. Valverde es igual, aunque un poco más ambicioso pues el top-ten ya no le pone y sólo quiere podiums. Y esto no tiene que ver con el estilo de correr, sino con la ambición; por ejemplo Evans no iría muy al ataque pero corría para ganar.

       
      • Valverde no corre como Mollema o Zubeldia para hacer puestómetro, exceptuando el Tour o cuando sabe que claramente no aspira a más. Otra cosa es que cuando puede ganar sea tácticamente poco avispado, justamente al contrario que Evans, que solía optimizar sus fuerzas.

        Otro ejemplo aún más claro es Vanmarcke; corre para ganar, pero tácticamente es nulo (o tiene mala suerte como en Het Volk).

         
        • En carreras de un día si cuando estás en cabeza no atacas, ni tiras, pero sí cuando vas por detrás persiguiendo (tipo Flecha) las opciones de ganar bajan, mucho. Valverde y Vanmarcke son especialistas en eso. Otra cosa es que no cejen en el empeño, se les vea batalladores y no se den por rendidos, pero para entonces la victoria la perdieron hace tiempo. Otra cosa es correr para clasificaciones generales que aún persiguiendo puedes estar luchando por la victoria general (Evans Tour’11)

           
          • De acuerdo con eso Parreche, pero eso mismo no es correr para hacer puestómetro, que es lo que hace Zubeldia porque es a lo que aspira.
            Es ser tácticamente malo, poco arriesgado, miedoso, o como quieras llamarlo. Opino que son formas de correr diferentes, aunque muchas veces con similar resultado, un puesto de honor.

            Por ejemplo Vanmarcke ha sido muy criticado por ser tácticamente malo y solo saber tirar como un torito. Y es verdad. Pero en Het Volk la carrera que hace es admirable, pincha cuando iba fortísimo en el grupo de cabeza, y luego en lugar de dosificar para hacer un top-10 como haría Zubeldia, lo que hace es una persecución absolutamente espectacular, dando absolutamente todo por la mínima posibilidad de enlazar y ganar.

            Esa es la diferencia a la que me refiero, Zubeldia o similares corren para hacer ese top-10 mientras Valverde o Vanmarcke corren para ganar aunque finalmente por A-B acaben igualmente en top-10 o podios.

            En el Tour por ejemplo, conocedor de sus límites, Valverde sí que corre pensando en hacer un puesto de honor/podio. Y no critico que lo haga ni él ni Zubeldia, me parece respetabilísimo, pero el día que ataquen bien o de lejos nos gustará más la carrera.

             
      • Zubeldia es otro del club de reguleros (ahora tiene justificación por su edad, pero ha corrido siempre así).
        Además este año se han juntado en Trek Zubeldia, Mollema y Frank Schleck. ¿Conseguirá Trek el increible logro de hacer 3 top-15 en el Tour?

         
  6. La verdad que el segundo arreon que da Quintana cuando se le acerca Contador a 10 mts es impresionante !!!!, me he quedao con la boca abierta un buen rato que brutalidad,de lo mejorcito que vamos a poder ver esta temporada y ojala me equivoque….gran post Sergio

     
    • Esos son los ataques que, además de para ganar la carrera, sirven para desmoralizar. Y Quintana lo ha usado muy bien. Podría no haber parado e irse desde el principio, pero el dejar acercarse al que persigue y remacharlo cuando casi te da caza es un golpe en la mesa que avisa para el futuro

       
  7. Mediados de marzo y ya hemos visto a la mayoría de favoritos de las GV enfrentándose, ya sea en Andalucía o Tirreno. Por suerte parece que las costumbres de la época Armstrong de correr Dauphiné y Tour para después hibernar 10 meses han quedado definitivamente atrás.

     
    • Nibali (con ese) serán dos años que corre menos que Armstrong. Solo Campeonato Italiano y Tour el año pasado. Una vergüenza.

       
  8. Hola a todos.

    ¡La de ayer en Tirreno fue una subida preciosa!. Yo pensaba que Nairo no iba del todo bien, pero me dejó con la boca abierta. Tiene una mezcla de cadencia y potencia en subida que está fuera del alcance de todos, y ayer la exhibió para que se queden temblando de aquí a Julio. Justísimo vencedor de etapa y Tirreno, salvo desgracia en la crono final. También hizo muy bonita la primera parte de la subida la actitud de De Marchi, alternando ataques con rendiciones parciales, ¡qué espectáculo de final!.

    Como bien dice algún comentario anterior, el momento más impactante es el segundo ataque de Quintana. Deja que Contador se acerque, le observa y, cuando está a menos de 10 metros, suelta un demarraje tremendo en una jugada maestra tácticamente, así como para hacer añicos la moral del rival. De obligada enseñanza en las escuelas de ciclismo. ¡Cuántos años sin ver un corredor con semejante inteligencia!.

    Contador no sé a qué juega. Ayer se debió pegar 8 ataques de 15-20 metros. Es muy difícil ganar así, aunque le haya dado para vencer la vuelta 2014. Cuando hace esas cosas parece una parodia de si mismo. Baste ver los ataques que le pegaba a Rasmussen, en el Tour que forzaron la retirada de este, que eran largos y prolongados. O a Andy Schlek. No sé, Contador era mucho más agresivo, ahora es otro corredor que parece que quiere y no puede. Me recuerda a la época de Delgado en las vueltas de Rominguer. Y ayer que no venga con historias porque Pinot, Mollema y Joaquim demostraron estar mejor que él. Cuando atacaba Pinot Contador temblaba. No digamos ya con los ataques de Quintana.

    Por cierto, lamentable la narración totalmente parcial a favor del de Pinto. Tal y como apuntaban algunos twitteros, parecía que no había más españoles en la pelea (Joaquim o Nieve por ejemplo), o que Quintana no corriese para un equipo español. Toda esa propaganda a bombo y platillo, haga lo que haga y contra viento y marea, yo creo que perjudica a Contador.

    Por cierto, jefes de fila como Nibali, Konig o Martin están haciendo una Tirreno para olvidar. El Irlandés debería hacérselo mirar.

    En la crono de la París Niza se vio la enésima muestra de superioridad del Sky. Porte está a años luz del corredor del año pasado, aunque luego en GVs no suele rendir igual de bien. No obstante, ahora mismo es mi favorito para el Giro. Gallopin no lo va a tener tan cerca en la vida, y me da pena porque para mí es el vencedor moral de la carrera. Gracias a él se vio la etapa más bonita de la edición. Muy muy quemado Kwiatkowski, pero valiente como siempre, y muy resucitados los Lampre.

    Un saludo a todos.

     
  9. Esperada crónica Sergio. Un dia nos cascas un gran vuelta en un post :D

    Con relación a Kwiatkowski (y asumiendo lo obvio, esto es, que todos van con más o menos mierda), sigo sin creer que sea un corredor de grandes rondas, a no ser que se alineen, y mucho, los astros. ¡Pero es un corredor que enamora! Quizás fuese una cagada que tirase en el último puerto de la P-N el penúltimo día, como quizás la cagó camino de la Planche des belles filles yendo escapado todo el día con Tony Martin: es un clasicómano puro y duro, pero toda su combatividad se agradece. Aprovecho para recordar que salvó el Mundial de Ponferrada.

     
  10. Respecto a la relación estrecha de Quintana con el frío, creo recordar que la Itzulia que gana en 2013 también se caracterizó por un tiempo horroroso, invernal diría yo, con lluvia prácticamente todos los días.

     
  11. Tengo la sensación de que esta subida al Terminillo es el punto de inflexión exacto en el que un corredor de la nueva generación supera a la anterior (Contador, Froome, Purito, Nibali). A partir de ahora van a ser muchas más las veces que Nairo quede por delante de todos estos. Candidato número 1 y rival a batir en las GV a partir de ahora, si la maquinita no pita. Un minuto a Contador, que ya en Hazas Llanas daba una VAM muy elevada, y en un ataque sostenido de 5 km. Esto no se explica sólo por un día malo de uno coincidiendo con un día bueno del otro…

    Por cierto, flipante el control de la bici del italiano este del AG2R bajando en mojado. A mí me pasa eso y todavía estoy rodando por el terraplén pabajo

     
  12. Igual el lapsus de Arribas es porque durante la retransmisión de la etapa se pudieron ver unos cuantos carteles de Forza Nuova…

     
    • Bueno, Rieti es una provincia extremadamente conservadora y carca; de hecho, siempre han rechazado una mejor carretera con Roma -se tardan dos horas en hacer los 100 km. que distan ambas capitales provinciales- porque eso rompería su aislamiento. La Via Salaria es un viaje en el tiempo. Dicho esto, las tribulaciones de Arribas poco tienen que ver con esto, y más con sus demonios internos.

       
  13. Me encanta Gallopin, no solo por sus escapadas en media montaña y sus bonitas victorias y de prestigio, sino porque además parece humano, real, cuando gana.

    Y porque después de ganar como lo hizo en París-Niza, acaba el 29º en el Col d’Èze al día siguiente, perdiendo el amarillo y terminando 6º de la general de la manera más natural. El amarillo no le da alas a lo Voeckler.

     
    • A Gallopin es de los pocos que se le marcan las gomas del maillot; es decir, que no está en el peso ideal toda la temporada, como los otros ciborgsticosteroides.

       
  14. A mi lo de Gallopin me pareció una brutalidad el sabado, pero como es cierto que no es la primera vez que lo hace…y también está claro que pagarlo al día siguiente dice mucho de él.

    Contador ha perdido ritmo comparado con Andalucía…se supone porque habrá metido carga después…o no sabemos en que periodo está …habrá que ver si hace un Giro a lo 2011 al final..y Porte…se le hacen largas tres semanas siempre.

     
  15. Las cabalgadas en solitario que no hay forma de echarlas abajo son tan sospechosas como cualquier otra “exhibición”, sea sprint en cuesta arrancando a 250 m. con todos los outsiders a rueda, que en condiciones normales sería lanzar dicho sprint, sea etapa de montaña ó CRI avasalladora sobre el resto; estos rendimientos indican que el ciclista está en gran forma, faltaría más, y también que lleva algo ajeno a su fisiología natural. Lo de ser más creíble porque al día siguiente no esté tan adelante no tiene que ver sino con el tipo de dopaje empleado según los objetivos que persigas.

     
  16. Qué mal debe estar el ciclismo para que una etapa sin demasiado aliciente salvo ataques a falta de 5 kilómetros sea considerada jornada épica.

     
    • De los últimos días épicos en carreras WT,hay 3 en 2014,la etapa de Gavia del Giro de Quintana(con su polémica),la etapa del Dauphiné que dio la victoria a Tallanski y la mini Roubaix del TDF que ganó Boom y dio medio Tour a Nibali.El resto de la temporada fue bastante previsible y los ataques a 5 de meta se consideran incluso como ataques lejanos…la escuela Purito está marcando tendencia,esperar a las vallas y patapúm.Es lo que hay.

       
  17. Cuesta un poco aportar algo cuando llego a las entradas y hay ya 40 comentarios, muchos de gran calidad.-

    Me llama la atención que Nairo sea considerado oro puro (que lo es a dia de hoy) por atacar a pie de puerto o a cinco kilómetros de meta. Chiapucci se debe sentir ET cuando ve la tele.

     
  18. Por cierto, por fin leo algo sobre el nivel de Van Avermaet en las últimas semanas! Está impresionante coincidiendo con la investigación sobre el ozono. Muy buen apunte. ¿Pasará lo mismo con Kreuziger?

     
  19. Sobre el ataque de Nairo, contador podrá decir lo que quiera, pero fue para empezar un error claro el dejarse caer hacia atras del grupo…probablemente porque no veia a nibali. Contador va un poco de sobradito regalando metros…quintana que va como un tiro ataca y y sin esfuerzo ya le saca 150 mts, contador los recupera (Calenton!!) y nairo todavia no está a tope…lo remacha..Que hubiera pasado si contador va a rueda pegadito de quintana???, probablemente le habría dejado pero no le hubiera sacado tanto tiempo….esas tonterias valen para la tirreno, pero contador es un pufo de estratega. Ha ido tan sobrado en su vida que no le ha hecho falta.

     
    • Lo que has escrito es ciclismoficción… Le pegó dos palos que lo dejó tieso y contador en ese momento ya estaba pensando a ver que decía al llegar a meta… Luego tiene replicas de otros corredores y para nada se le ve suelto al de pinto. No esta como hace días atras. Nairo asusta…Chapucci ET al cuadrado, pero cada uno corre en la época que le toca y esa fué tenebrosa,más que oscura..

      Sergio buenas series te estas dando en los post…se nota que llega lo bueno de temporada y no quieres que te pillen a cola de pelotón. Subiendo el nivel en cada uno de ellos.

       

Deja tu comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Current day month ye@r *