Quintana doma el Blockhaus, pero no el Giro

Quintana doma el Blockhaus, pero no el Giro

“Es una etapa monopuerto y no pasará nada”, decían los agoreros en la previa de la majestuosa subida del Blockhaus, un puerto por el que se pasa la línea de uno en uno, un puerto que solo se había subido 5 veces en la Historia del ciclismo, y que aún así forma parte de la mejor leyenda del mismo, la que corresponde a uno de las cinco subidas más duras que se pueden realizar en Europa: y eso que solo se alcanza la cota 1700 m, cuando es factible subir a 2100 m.

La mejor noticia del día es esa: el ciclismo recupera el BlockHaus, y lo hace en el 50º aniversario de su primera ascensión, cuando ganó “un joven sprinter belga” -así titularon los periódicos italianos- llamado Eddy Merckx, que por entonces sumaba 2 Sanremo y una Gante-Wevelgem, y que debutaba de esta manera en una gran vuelta por etapas.… Leer más

 

Gilbert tira de riñones para lograr su cuarta Amstel Gold Race

Gilbert tira de riñones para lograr su cuarta Amstel Gold Race

En el momento de escribir esto Philippe Gilbert, el ganador de la Amstel Gold Race 2017, sigue ingresado en un hospital por un problema renal. Han pasado tres días desde su victoria, y no se ha informado nada concreto de su problema, simplemente que, tras ganar de una manera brutal la segunda carrera más larga de la temporada (261 km.), tras beberse de manera inusual dos cervezas en el podio, meó sangre en el antidopaje.

El campeón belga se cayó durante la carrera, y dicen que ahí está el origen de su dolencia. Es mucho creer que alguien que se produce una caída tan grave que produce una hemorragia interna pueda continuar en carrera, y mucho menos ganar de la manera en la que ha ganado Gilbert, otra más de sus exhibiciones esta primavera tras un larguísimo lustro sin asomarse de una manera tan descarada.

Existe el mito, parcialmente cierto, de que “los ciclistas están hechos de otra pasta”, eso de que se levantan y continuan pedaleando porque la carrera nunca se detiene, al revés que en otros deportes mejor remunerados y con mayor beneplácito de la masa.… Leer más

 

Valverde no deja ni las raspas

Después de la tremenda ascensión a Mont Caro, a la que nos referiremos muchas veces en el futuro (la posiblemente mejor victoria de Valverde, la eclosión de Marc Soler, los buenos que son los puertos sub1000metros, una de las mejores ediciones de la Volta), parecía que la carrera catalana estaba cerrada y finiquitada, tal era como nos tenían acostumbrados en las últimas ediciones.

Ni de lejos fue así. Durante la noche cayó una impresionante nevada en la montaña de Tarragona, algo ciertamente infrecuente por las fechas, la altura y su cercanía al Mar Mediterráneo. La carrera ya había esquivado las inclemencias meteorológicas -la expresión empieza a ser un simbiote, como “pertinaz sequía”- en La Molina, y esta vez alteró notablemente la carrera.

Chris Froome iba camino de lograr su mejor clasificación de siempre en la Volta -otra carrera española que se le resiste uno y otro año- cuando sobrevino su peor enemigo: el frío.… Leer más

 

Alaphillippe por fin gana algo

A algunos les ha sorprendido descubrir que Alaphilippe no tenía ninguna victoria de categoría WT. Tampoco es tan extraño en alguien que tiene 24 años, el problema es que las expectativas estaban puestas muy alto tras su sorprendente presentación en sociedad en las Ardenas 2015, donde consiguió ser segundo en Flecha-Valona y en Lieja, la primera 200 km. y básicamente un sprint cuesta arriba, la segunda más de 250 km. y básicamente una carrera de resistencia. Con 22 años.

Pequeño, rápido, escalador de puertos intermedios, buen rodador, el francés ha tenido muchos problemas para ganar, quizás por la presión de llevar a todo un país detrás en cuanto a las expectativas para carreras de un día, y también por no saber resolver bien en los últimos metros. No es casualidad, por tanto, que su primera gran victoria -al menos es WT- haya llegado en una crono.

Ha sido una victoria magnífica, en una inusual crono emocionante y con alternativas, todo un hallazgo que los organizadores de carreras ciclistas deberían tener en cuenta para el futuro.… Leer más

 

Más Quintana en Mas de la Costa

Más Quintana en Mas de la Costa

Un super Nairo Quintana dio ayer material para los próximos seis meses de su sueño amarillo, el proyecto irrealizado de ganar el Tour de Francia a Chris Froome, el corredor que ha ganado tantas veces la prueba y en los mismos años como el colombiano ha subido al podio. El último, el año pasado, con su director deportivo diciendo “contra ese equipo no se puede hacer nada”, y así pasó lo que pasó: tercero en el podio sin realizar ni un solo ataque, ni siquiera el último día en el Joux Plane y con la segunda plaza a veintipocos segundos.

Hubo un tiempo en que Quintana atacaba en la base de los puertos y le daba igual lo que pasase por delante o por detras. Se podría decir que cuando era joven, si no fuese porque ayer mismo cumplía 27 años y lo hacía ganando de nuevo con esa estrategia. En los dos últimos años ese Quintana había desaparecido, para gran dolor de todos los aficionados al ciclismo, porque muchas veces es mejor caer intentando algo así que sumar otro podio.… Leer más

 

No hacía falta eso, Peter

No hacía falta eso, Peter

En este época del año, tan insulsa y aburrida para los aficionados al ciclismo, Peter Sagan ha seguido recogiendo galardones. Tras su sensacional temporada 2016, era lo más lógico -aunque insisto en que Quintana ha hecho méritos para ser considerado a la par, lástima que en el Tour diese esa pésima imagen-, a lo que añade su capacidad para ser motivo de atención por sus trajes de patriarca gitano, su pelo, sus tweets sobre la paz en el mundo y, de vez en cuando, por sus declaraciones.

Sagan empezó a competir este año nada menos que en enero y en Argentina, donde cosechó un segundo puesto y tres cuartos que, aun considerando el nivel de la prueba (desde la retransmisión televisiva a la competencia) indican que estaba en forma ya desde las primeras pedaladas. En febrero solo compitió al final del mes en Het Volk -segundo ante Van Avermaet al sprint- y en K-B-K (7º al sprint) para, ya en marzo, ser 4º en Strade Bianche (el primero tras el trío letal de Cancellara, Brambilla y Stybar) y ser segundo en Tirreno, una carrera perdida porque su compañero Bennati le quitó la bonificación en un sprint intermedio de una etapa-farsa.… Leer más

 

Uno menos, más carrera (en teoría)

Uno menos, más carrera (en teoría)

De manera imprevista -un viernes a última hora, en noviembre, con las plantillas cerradas- la unión de RCS, ASO y Flanders Classics ha anunciado un acuerdo vinculante según el cual se comprometen a que en las carreras que organizan solo salgan ocho corredores por equipo -frente a los nueve actuales- en grandes vueltas, y siete -frente a los ocho actuales- en el resto de carreras.

Eso incluye las tres grandes, la práctica totalidad de las carreras de un día relevantes, y un buen número de vueltas por etapas de prestigio. Es una medida de gran relevancia, y que no contraviene la reglamentación UCI al respecto, aunque sea un desafío al organismo erráticamente dirigido por el inútil de Brian Cookson, más preocupado por la vestimenta de un equipo femenino colombiano que por los problemas reales del ciclismo.

De entrada, la medida tiene consecuencias muy directas en las plantillas de los equipos WT, esos que los organizadores tienen que aceptar sí o sí en las carreras, independientemente de que en algunos casos se presenten con corredores de relleno, esos que salpican las plantillas sin gran explicación: es un amplio abanico que incluye desde Losada a Puccio, pasando por el famosísimo caso de Parches de Calor -una vergüenza para la profesión- o el eritreo ese, por no entrar en los chinos del Lampre o como se llame ahora.… Leer más

 

A temporada pasada

cocodriloLlega uno de los momentos más esperados de la temporada, el del repaso a los señalados con mirada aviesa en el pasado mes de enero (conviene leer el post de entonces antes que este), cuando no se sabía nada de la temporada, pero ya se podían intuir los derroteros de cada uno. Tengo que decir que esta temporada, salvo Stybar, lo he clavado. El ciclista que no se quiera ver señalado de cara a 2017 puede enviarme un jamón, a modo de extorsión, a una dirección que le facilitaría en caso de estar interesado en no ser gafado.

Intxausti: un desastre sin paliativos. Un virus de esos de naturaleza intrínsecamente pérfida ha dejado en blanco todo su temporada. Apenas salió en la Vuelta a Polonia, para cerrar el pelotón un día sí y otro también. Son cosas que pasan, el problema es que le ha pasado lo mismo a otras incorporaciones del Sky.… Leer más

 

SuperLópez se erige en portavoz de “la gente” contra Guillén (es un decir)

SuperLópez se erige en portavoz de “la gente” contra Guillén (es un decir)

Creo que empezaron a dar la turra con Mas de la Costa incluso antes de presentar el recorrido de la Vuelta. Después vino el  itinerario habitual de la propaganda de Guillén: reportaje en el As -con Juan XXXX aprovechando para ponerse fino-, Probenecid hablando desde el inicio de la carrera de que sería una subida “decisiva” y bueno, esta es la mierda de carrera de Escartín, Giner y Guillén, y por eso tiene que salir a defenderlo incluso Monchito, que sabe de ciclismo lo justito.

No pasó nada, como siempre que hay un final tan duro: cuatro km. con una pendiente media de casi el 12%, una maldita cuesta de cabras hormigonada para la ocasión, para que así se publicite una estúpida candidatura a Patrimonio de la Humanidad, una de las marcas más devaluadas del mundo. Pasó lo que pasa siempre tras una etapa de descanso: abandonó Van Garderen, y llegó la fuga, una fuga de nada menos que 28 corredores, otra etapa regalada por el pelotón y por los equipos.… Leer más

 

Contador sube del sexto al cuarto puesto gracias a un ataque a 114 km. de meta

Contador sube del sexto al cuarto puesto gracias a un ataque a 114 km. de meta

Después de lo que resultó ser la mejor etapa de la historia de la Vuelta, con mucho ciclismo antediluviano de varios equipos con estrategias convergentes, situaciones de carrera que cambiaban de un puerto a otro y cierto movimiento en la general, pocos esperaban que pasase algo en la pírrica etapa de 118 km. por el Pirineo oscense, en medio de autovías y con final en Formigal, una estación de esquí que estuvo 30 años sin subirse en la Vuelta, y con razón.

Sin embargo, pasaron muchas cosas en un día que no llegó a las 2h 54´ de competición, un dato para tener muy presente de cara a posibles evocaciones futuras -que seguro vendrán- de la peste contadorista, pues dicen que su ídolo fue el que propició el ataque que marcaría toda la jornada. Apenas dado el banderín de salida, el desposeído del Tour 2010, la Volta 2011 y el Giro 2011 por dopaje atacó en un tramo de descenso, cuando el pelotón todavía estaba desperezándose, en una estrategia perfectamente ideada con lo que quedaba de su equipo.… Leer más