Dos días para el final, y seis corredores para ganar un Giro

Aunque parezca increíble, quedan dos etapas para el final de la edición número cien del Giro de Italia y seis corredores tiene opciones de ganar la carrera. No se recuerda una gran carrera por etapas que haya llegado tan abierta a una fase tan avanzada de la carrera, por mucho que quede una etapa de montaña diseñada maravillosamente -como se avanzó en la presentación del recorrido- y una crono final de 30 km. Será, por tercer año consecutivo, una edición del Giro para recordar, una resurreción en toda regla de la carrera.

¿Y cómo se ha llegado a esta situación? Principalmente por un recorrido que está suponiendo una carrera de exterminio por vía de la extenuación, lo que tiene que ser el ciclismo, básicamente un deporte de resistencia. Cuatro días seguidos de alta montaña, disputados a una media salvaje -todas las etapas han llegado con adelanto- por la que los que viven de este circo pasan de puntillas, y también una serie de movimientos tácticos, polémicas y valentía.… Leer más

 

Ganar así no es ganar, es dejarte en evidencia

Ganar así no es ganar, es dejarte en evidencia

Si estás leyendo esto, si has llegado a este espacio minoritario especializado en ciclismo, es porque te gusta este deporte y porque seguramente has pasado más horas de las que te gustaría confesar viendo una competición podrida hasta la médula, pero que sin embargo no puedes dejar. Lo se. Esa es también mi historia, pero es precisamente su conocimiento -aunque sea por la simple observación de nivel aficionado- el que permite contextualizar adecuadamente lo visto hoy en la espectacular y clásica etapa por los Apeninos tosco-emilianos.

Los organizadores, con buen tino, no han dejado en esta ocasión una etapa de descanso entre la crono y la etapa-trampa, como pasó el año pasado para desgracia de Mikel Landa, afectado por un blancazo en unos parajes muy similares a los de la etapa de hoy. En contra de lo esperado, no ha pasado nada en ese sentido, con los favoritos aguantando bien entre ellos, incluyendo algún fuego artificial de Nibali y Pinot, y todos bien agrupados en meta y limitando las pérdidas con una fuga muy peligrosa.… Leer más

 

El murciano de Banyoles

En una carrera grande pasan cosas, y la Volta es una carrera de primera categoría. Y me refiero a cosas en la carretera, lo que nos interesa, y no estupideces del calibre de la supuesta toma de poder por parte de ASO, o la presencia o no de azafatas, un comedero de perros para periodistas ociosos, gente a la que no le interesa el ciclismo, y el típico oportunista que se suma al carro de la igualdad, y usa palabras como “transnochado” porque le parece que quedan bien en el contexto.

Comenzó la Volta, sí, y esa es la mejor noticia. Lo hizo de una manera muy bonita, con una fuga que no consiguió evitar el sprint con el que siempre comienza la prueba, a pesar de los intentos de la organización por endurecer la etapa. No fue una fuga normal, porque iba ennoblecida por Pierre Rolland, que sin ningún tapujo reconocía en Twitter que quería repetir la sorpresa de 2015.… Leer más

 

Han vuelto Los Lagos

Han vuelto Los Lagos

La última vez que se subió Los Lagos con tanta intensidad y disputa fue en 1992, hace casi 25 años. Ganó Pedro Delgado, y era cuando las victorias de etapa en sitios así -como este caso, la montaña más icónica de la Vuelta a España- contaban casi tanto como una general, al igual que el FCB histórico -el que ganaba una Liga cada década- contaba la victoria en el duelo con el Madrid casi como un campeonato. El ciclismo ha cambiado muchísimo desde entonces, y hoy casi vuelve a ganar la escapada: solo la grandísima entrega de Quintana lo ha impedido, y estaba tan contento en el podio como quizás no lo haya estado jamás. Lucho Herrera ganó dos veces en Los Lagos, una montaña venerada entre los sabios del ciclismo en Colombia, y seguro que Quintana lo sabía.

Desde entonces, la extraña montaña asturiana -apenas sobrepasa los mil metros de altura, tiene descansos e incluso un descenso- ha acumulado tal cantidad de roña y mierda que es casi un milagro lo que hoy ha sucedido: es mentira que su decadencia empezase en el año 2000, con la victoria de aquel monstruo de Eufemiano y Mínguez llamado Zintchenko.… Leer más

 

Cómo late el corazón del ciclismo

Cómo late el corazón del ciclismo

Esta semana se ha disputado Le Samyn, la prueba que abre el calendario valón de carreras y que, merced al hypsterismo actual con las clásicas belgas, cada año recibe mayor atención. Tiene una situación muy buena en el calendario -es la única prueba que se ha celebrado en Europa entre semana- y en los últimos años ha ido introduciendo más y más tramos de pavés, hasta el punto que -un poco pasados de vino- en Sporza la califican de mini-Roubaix.

Y tan mini. Los dos únicos corredores de nivel alto que tomaron la salida fueron Terpstra y Gilbert, dos que siempre están en este tipo de carreras secundarias, y que no están para figurar, sino que muchas veces salen con la intención de ganar o de exhibirse. No fue el día del valón, que desde el principio se lo tomó como un entrenamiento -dicen que antes de salir había hecho 50 km.… Leer más

 

Rolland da un salto de 40 años

Ya saben, y si no ya es hora porque la temporada comienza dentro de nada, que uno de los movimientos de mercado más interesantes de este año es el protagonizado por Pierre Rolland: ni el corredor está entre los diez mejores del mundo, ni va a uno de los mejores equipos del mundo, pero es el potencial que se espera de una unión beneficiosa para todas las partes y, especialmente, para el ciclismo.

Rolland, profesional desde el 2007, cumplirá 30 años en agosto, y quizás se tenía que haber pirado del Europcar hace dos o tres temporadas. Si no lo ha hecho es que no dice nada a su favor el famoso incidente cortisonado, que al menos ayudó a explicar el rendimiento metahumano de su equipo durante el Tour 2011. Si no lo ha hecho, también, es porque los ciclistas franceses siempre lo tienen un poco más difícil para colocarse en equipos extranjeros.… Leer más

 

Bardet rescata a Francia

No está siendo un Tour fácil para los franceses, que habían diseñado un recorrido sin crono para favorecer a su nueva generación de escaladores, y que en la hecatombe de Pierre St. Martin apenas sobrevivieron con Gallopin -valeroso, pero al que la tercera semana le está pasando factura- y Barguil. Es una difícil vuelta a la realidad después del increíble doble podio del año pasado a cargo de Peraud -37 años, ya ha anunciado que no volverá al Tour- y Pinot, uno de los pocos corredores profesionales de alto nivel que ofrece sus datos de potenciómetro y rendimiento fisiológico de manera transparente y abierta.

Tanto el como Bardet perdieron la cartera en Mende, a cargo de un corredor que también llevaba el peso de un país, o de un continente, o de unos periodistas ávidos de titulares e historias grandilocuentes de pseudogeopolítica, a sus espaldas. Han vuelto a ir en fuga con desigual suerte, pero al menos el joven francés de 23 años ya se ha quitado la espina del fracaso en el Tour (¡a su edad!… Leer más

 

De Clerq resiste a los favoritos y a la realización televisiva

De Clerq resiste a los favoritos y a la realización televisiva

En tres etapas el pelotón ha conseguido que los tres héroes del primer día de la Volta hayan visto reducida su ventaja a los escasos 21″ que conserva Bart de Clerc, nuevo líder de la carrera. Paterski se fundió ayer, y hoy ha sido el turno de Rolland, menos sólido de lo que se creía. Sin embargo, y dado el recorrido de la carrera, el corredor belga sigue teniendo bastantes posibilidades de triunfo final.

El segundo día se vivió un final de etapa esperpéntico en Olot. Después de una etapa de lluvia, en donde la horrible y antediluviana realización televisiva de la Volta no pudo ofrecer imágenes en directo salvo en el tramo final -es lo que tiene ahorrar en algo tan crucial como esto-, el sprint se resolvió a la manera más lesiva para una carrera herida por todas partes, y que hizo que en vez de una carrera WorldTour pareciese el campeonato murciano.… Leer más

 

Una fuga que puede valer una Volta

Una fuga que puede valer una Volta

Mira que llevo años diciendo que la Volta ha mejorado, que menos mal, que es una carrera digna de todo el respeto, y todos los años se encarga de dar algunos de los momentos más bochornosos de la temporada. El vivido ayer será recordado durante mucho tiempo por la chapuza de la organización -otra más, nunca hay límite- y por la increíble gesta de Paterski, el polaco que ganó la etapa.

Primero, los héroes. En la salida de la Volta había cuatro corredores que doblaban desde Sanremo: los murcianos Valverde y Rojas, y los corredores del CCC Paterski y Samoilau. Se sabe que los dos primeros cogieron un avión en Niza hacia las siete de la tarde del domingo, tras completar los 292 km. y siete horas en bici de la gran clásica italiana. De los corredores del equipo polaco se supone que también, pero parece que a unos les sentó mejor que a otros.… Leer más

 

A temporada pasada

BMXsaltoTras la París-Tours, llega el momento de hacer balance de lo que ha sido la temporada 2014 para los corredores señalados con una x -más bien con una cruz- en el tradicional post de enero. La verdad, parece que me llevo algo en esto con la mala suerte que les cae a algunos, pero les aseguro que no lo hago adrede, que no se sacrifica ninguna gallina en un ritual caribeño y que todo no deja de ser más que un simple entretenimiento.

Richie Porte: ¡menuda temporada! Abandonó la T-A cuando era cuarto de la general, y dos días antes de que se supiese lo de Henao, y desde entonces su resultado más repetido es DNF. En el Tour llegó a ir entre los primeros de la general, pero en Chamrousse  perdió más de diez minutos, para acabar el 23º de la general, en el más absoluto anonimato. No se sabe nada de su proyectado plan de dejar el Sky para 2015.… Leer más