El Giro de las grandes ciudades

Qué curioso esa gran isla al norte de Italia, nunca me había fijado

Vaya por delante que no me ha gustado mucho la manera de presentar el Giro 2022, con una especie de cuentagotas agrupando las etapas de manera temática. Si pretendían llamar la atención, no lo han conseguido. Hoy pocos se hacen eco de que ha acabado la presentación, cuando con el formato habitual siempre había unas líneas en los medios generalistas sobre el recorrido.

Ideacas que se les ocurren para intentar rescatar una carrera que cualquier aficionado de febrero a octubre puede constatar que está muerta. A la bochornosa edición de 2020 -con un podio que podía ser el de la Vuelta a Baviera- siguió la de este año, con Bernal rescatando dos carreras: la de RCS Sport,  y la suya propia. No hubo más.

Se presenta así la edición 2022 como la definitiva para intentar insuflar algo de vida al cadáver deportivo que los fans-monguer venden como ciclismo auténtico, y que aunque tenga un muy buen recorrido, sigue adoleciendo de lo mismo de las últimas ediciones: la falta de nivel de los corredores, y la incapacidad para atraer a las grandes figuras del pelotón. No, no parece que el próximo año vayan a competir ni Roglic ni Pogacar, ni Alaphilippe ni de Van der Poel. Mientras eso no se sepa, lo que sigue es un ejercicio de imaginación.

El Giro ha logrado salvar el butrón de Hungría, tras la salida anulada este año por culpa del coronavirus. El país centroeuropeo ha programado un inicio atípico, con una primera etapa en línea, una segunda etapa con una crono de 9 km. por Budapest, y la tercera etapa muy parecida a la primera: en torno a los 200 km., y final en la zona turística del lago Balatón, el más grande de Europa fuera de los Alpes.

Poco que decir a esto. Es una fórmula usada por todas las grandes vueltas, en donde sacan hasta el 50% de su presupuesto, de tal manera que en 2022 las tres grandes empezarán fuera de sus fronteras naturales, lo que también sirve para colar de rondón ese tercer día de descanso que desnaturaliza este tipo de pruebas, convertidas de facto en pruebas de 15 días.

El regreso a Italia será vía Sicilia, tal y como estaba previsto para 2021. Una etapa con final en el Etna, como tantas veces visto en los últimos años, y siempre en la misma fase de carrera. Esta vez toca concluir por la misma vertiente de 2011, cuando ganó Rujano tras descalificación por dopaje de Contador. Es un final duro, y que podría aprovechar ese corredor ignoto que salga a ganar la carrera.

La quinta etapa es una Catania-Messina para goce del espectador, y quizás para una despedida en lor de multitudes para Nibali -han metido un puerto de paso durísimo- y el sexto día ya se cruza a la península con una etapa calabresa prácticamente llana, un antipasto para la primera encerrona del Giro: una etapa por el interior calabrés sin un metro llano, subiendo pasos muy conocidos por el aficionado como el Monte Sirino (ahí ganó Cubino cuando era cliente de Eufemiano Fuentes) o el Monte Scuro de Filippo Ganna, para llegar a la meta en Potenza con 200 km. recorridos.

Otro Giro que no piensa en ellos

Los meapilas habituales destacan que al día siguiente habrá una etapa de circuito por Nápoles, concretamente por la zona volcánicamente activa de Pozzuoli y Procida, donde se subirá cinco veces su conocido monte-península. Es un circuito duro, especialmente por el tipo de carretera, pero poco podrá decir para la clasificación general. Es para lucimiento turístico (se disputa en sábado), y quizás para probar futuras candidaturas de la gran ciudad sureña a otro tipo de citas ciclistas.

En cualquier caso todo quedará sepultado porque al día siguiente llega la primera gran jornada del Giro: 187 km. subiendo Roccaraso y un doble paso por el Blockhaus, para el que esto escribe uno de los mejores puertos para el ciclismo profesional. La combinación de pendiente asumible, su dureza, su historia y su impresionante hayedo hacen de ese día una cita obligada para cualquiera, ni que decir tiene para los favoritos de la general.

Primero se sube por la vertiente del Passo Lanciano -donde Basso y sus bolsas de sangre arrasaron en 2006-, para después del descenso encarar otra vertiente, la que lleva a cota 1665 y que llaman Blockhaus, cuando el auténtico (el de Merckx, el de Fuente) está 500 metros verticales más arriba, infranqueable para el ciclismo actual de esfuercitos contenidos. En todo caso, será un gran día, como lo fue la última vez que se subió esta montaña-mito, en una etapa mucho más asequible.

Tras el segundo día de descanso la carrera se habrá desplazado a la zona costera de las Marcar, territorio clásico de la Tirreno-Adriático. No es de extrañar, por tanto, la salida de Pescara y el recorrido inicial por el mar, para después meterse por lugares tan conocidos para el aficionado como Montelupone, Recanati -donde la fabulosa victoria de Fuglsang-, Filottrano -lágrimas para Scarponi-, Monsano y final en Jesi después de 194 km. Otro etapón, genuino del Giro, casi tanto como que al día siguiente haya la clásica etapa por el valle del Po totalmente llana y final en Reggio Emilia.

El pelotón quedará posicionado para una etapa sorprendente, en una orientación que no se había visto desde hace mucho tiempo en la carrera. Se pasará del valle del Po, con salida en Parma, a Liguria, y eso siempre significa terreno para todo tipo de acciones. Se pasa a la región litoral por el Passo del Boco -donde la fabulosa cronoescalada de Berzin en 1994- y se llega al nivel del mar a la altura de Chiavari, para después empezar en un zigzag de mar-montaña tan típico de la zona, coronando el durísimo Monte Becco a 20 km. de la meta de Génova.

Sanremo dará la salida a la etapa que devolverá al pelotón a la cuenca del Po, subiendo el Colle di Nava (un bosque continuo con una franja de carretera) y llegando a Cuneo 157 km. después. La ciudad piamontesa es sinónimo de grandes etapas de montaña, pero no será este año. El sábado habrá un circuito durísimo en torno a Turín, explotando las inmensas posibilidades que ofrece para el ciclismo su famosa collina: quiero pensar que es parte del proyecto para presentar la candidatura al Mundial, una idea que aparece periódicamente. Se sube tres veces Maddalena, dos veces Superga y muchas otras colinas, para una etapa de solo 153 km. que será vertiginosa.

El Giro 2020 fue extraño

¿Queda para el domingo una gran día de montaña piamontesa? A pesar de los rumores que daban por seguro (¡pero seguro, seguro!) la vuelta de Finestre, la realidad es que habrá tres puertos de montaña por el Valle de Aosta, el último de ellos el no muy exigente Cogne. Es una etapa para ataques de lejos -especialmente subiendo Verrogne-, y la zona siempre da gran espectáculo, pero de entrada sabe a poco.

Sea como sea, el espectáculo llega en la tercera semana, y de qué manera. La carrera afronta sus últimos seis días con la etapa reina nada más salir del día de descanso (¡un saludo, Mikel!), subiendo Crocedomini (20 km. al 7%), el Mortirolo por su lado más fácil, una tachuela durísima en Teglio, y el famoso Valico de Santa Cristina. 200 km. con final en descenso en Aprica, y donde es difícil predecir que el Mortirolo, que se corona a 73 km. de meta, pueda ser decisivo. Parece más decisivo los 5500 metros de desnivel total.

Igualmente impredecible es la jornada del día siguiente. Se sube el Tonale con las piernas frías, y después se atraviese un terreno muy complicado por la Val Sugana, para en el tramo final encarar los desconocidos Vetriolo y Monte Rovere, en lo que en principio parece una jornada para fugas, al igual que la etapa regalada para sprinters del día siguiente. El viernes toca el turno de la ya tradicional excursión eslovena, 171 km. subiendo el durísimo Kolovrat para después volver a Italia y acabar en alto en un puerto de segunda.

Crono final, de solo 17 km.

¿Y qué queda de la supuestamente infernal tercera semana? El recuerdo. Ya no hay etapas por encima de 200 km. -ninguna digna de tal nombre en toda la carrera-, y no será así en la gran cita del sábado, donde se sube San Pellegrino, el Pordoi (cima Coppi) y final en la Marmolada después de 167 km. El último día será una crono de 17 km. subiendo el Torricellle de Verona y Freire, y que poco podrá alterar de la clasificación, por distancia y por la dureza precedente.

Solo habrá 26 km. de crono en todo el Giro, la distancia más corta en los últimos 60 años. Parece un guiño a los escaladores, y basta comprobar la dureza conjunta del recorrido para corroborarlo, pero ¿qué escaladores quedan en el pelotón? Que puedan aspirar a ganar una carrera de tres semanas, y no simplemente una etapa.

Dicen que Ineos mandará a Carapaz, y Mikel Nada espera salvar su vida deportiva con un triunfo a la altura de sus aspiraciones, siempre y cuando no le hayan superado en jerarquía Caruso y Haig.También estará M.A López, muy favorecido por la ausencia de crono. Etapa por etapa es un gran Giro, uno donde se vuelve a las grandes ciudades (Budapest, Catania, Nápoles, Génova, Turín) y donde solo hay que esperar que los ciclistas estén a la altura del buen recorrido ofrecido por la organización.

***

Después de muchas décadas, parece que Cantabria quiere organizar una etapa de montaña de verdad para la Vuelta a España. Para tal fin no les vale con lo que tienen -el puerto del Escudo siempre ha sido el gran bluf de la carrera, al nivel de los Pirineos- y, en comandita con la empresa extractiva de Guillén, planean asfaltar otros cuatro km. de carretera en la Cordillera Cantábrica.

Son una Mafia insaciable, aupados por sus palmeros: seguro que Juan XXXX ya está preparando el artículo presentando el nuevo puerto. Siguiendo su constumbre, ya tendrá preparado el titular, algo como “El nuevo monstruo de la Vuelta”. Esos titulares de Pulitzer, y de churrería.

***

¿Cómo puede alguien sacar pecho de haber pasado a profesionales a Arkaitz Durán? ¿O de Victor de la Parte, que antes de ser profesional (o sea, cuando era miembro de ese equipo) ya buscaba droga en Andorra, como quedó demostrado en la Operación Cursa? ¿Cómo se puede ser tan hipócrita? Se puede si eres navarro, y si el artículo aparece en esa escombrera diaria que es El Mundo, garantía absoluta de que no habrá periodismo y sí masajes con baba. Miren como repiten cuatro o cinco veces lo de “alegría” y que es “divertido”.

***

Jajajajaja, nada más dejar el ciclismo profesional Roman Kreuziger encuentra acomodo como director deportivo en el….¡Bahrein!, equipo donde jamás ha militado. Lo que siempre he escrito en este espacio: cómo le gusta a Ferrari tener agrupados a todos sus clientes-amigos.

***

Un ciclista de 17 años muere atropellado por el conductor de un vehículo. Se dio a la fuga. Cuando fue capturado ya no podía someterse a un test de drogas, aunque la Policía sospecha que iba colocado. Veremos en qué acaba el caso. En lo de siempre, ya lo sabemos todos.

***

5’6 millones de euros para hacer el carril-bici de La Castellana (Madrid), tan demandado por cierto sector del activismo de la bicicleta. Una cantidad de pasta brutal para un capricho -lo quieren segregado y con todo- para el que bastaría acotar alguno de los ocho carriles por sentido que tiene la vía de circulación ideada por Jansen y Zuazo hace casi un siglo.

Por supuesto, esa cantidad de panoja es solo para iniciar el proyecto. En concreto, para el primer tramo entre Plaza de Castilla (donde las Torres KIO del comisionista Juan Carlos I) y Raimundo Fernández-Villaverde, donde el mayor Corte Inglés de España. 2’2 km. entre los dos sentidos, 5’6 millones de euros. Después de las elecciones, donde ganará el partido en el poder, harán el resto, seguramente por una cifra muy superior.

***

(Relacionado con lo anterior) El alcalde de Lugones (Asturias) llega a justificar su faraónico plan de carriles-bici así:

“No hay nada más importante que cuidar el medioambiente (…) El objetivo de los carriles bicis y de este proyecto es contribuir a lograr cero emisiones en 2050 y no echarse después las manos en la cabeza (…) Si no hay mundo, no hay autónomos”.

Por su parte, los vecinos presentan una demanda conjunta con hasta 50 firmas para paralizar las obras. No por el despilfarro de dinero, sino porque estropea sus privilegios típicos de #MafiAsturias de aparcar en aceras, en solares y ese tipo de cosas propias de gitanos.

***

Todavía quedan tallas extremas y alguna no tan extrema en el saldillo de los restos del maillot del blog. Aprovechen y planifiquen ahora, con criterio propio de ustedes, los regalos para los próximos fastos navideños.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
 

90 thoughts on “El Giro de las grandes ciudades

  1. Tras el torrente de críticas que he leído al recorrido (especialmente a la etapa del Mortirolo, que es soberbia), sabía que había que esperar este post. Gracias por las pinceladas geográficas y el conocimiento del terreno.

     
  2. Por cierto, sobre Castellana, y hablo formando parte de ese activismo, es una infraestructura que ha cocinado él solito el delegado de Movilidad de Almeida, Borja Carabante: no permite girar hacia las calles aledañas, tira el CB por dónde le da la gana… El activismo terminó con el voto unánime del Pleno a favor de un carril bici el año pasado. Pero esa obra, además de cara como apuntas, huele a chapuza.

     
    • Un carril-bici que no permite girar no es un carril-bici, es un carril-paseo: es lo que quieren, volver al carril para caballos que hubo en la Castellana hasta bien entrado el siglo XXI.

       
        • El carril bici es una auténtica chapuza. Lo de no poder girar en las calles mal, pero como están proyectados los grandes cruces es catastrófico. Básicamente toca hacerlos como un peatón, xa cruzar Cuzco por ejemplo, mientras cualquier vehículo a motor podrá cruzar la plaza directamente estando los semáforos en verde, las bicis tendrán que, parar esperar que se ponga en verde el paso de peatones del lateral, cruzar, esperar el semáforo de sor Angela De la Cruz, y una vez cruzado, volver a esperar el semáforo del lateral de la castellana. Eso en cada gran cruce, que en la castellana hay unos cuantos. Es un carril bici, uno más, que servirá xa decir semos europeos y hablar de km de carriles bici, pero no parar poder desplazarse de formal ágil x la ciudad. Una pena

           
      • Solamente la alternativa a una autovía justifica un carril bici (Colmenar, p.ej.)
        El de San Martín de la Vega da muchos más problemas y situaciones peligrosas que si hubiera unos arcenes anchos y limpios; y terreno hay para ello.

         
        • El mayor problema del carril de Colmenar son los flipaos que se creen ciclistas y van a mucha velocidad, conjuntamente con los que nunca han cogido una bici y van por el carril de excursión, cambiando de carril y, el mayor delito para los primeros, ¡parándose!.

           
          • La pintada que alguien colocó en el propio carril es antológica:
            “Menos vatios y más saludos”

             
            • Disculpad mi provincianismo, pero es que vivo en una ciudad mediana y no acabo de entender esos conflictos en el carril bici madrileño.
              Desde mi punto de vista, quienes quieren meterle vatios pueden circular como cualquier otro vehículo sin necesidad ni obligación de meterse al carril bici, que para mí está reservado a pedaleo tranquilo, familiar, etc. Meterse ahí a 40km/h es imprudente, y además absurdo.
              Doy más señas: hay una reivindicación histórica para construir un carril bici paralelo a la N-2 desde Barcelona hacia el Norte, cruzando la comarca del Maresme y extendiéndose unos 50 km hasta el lindar de la Costa Brava. La propuesta ha cogido fuerza porque finalmente se ha conseguido liberalizar el peaje más antiguo de España, y las mentes progres ya piensan en desviar mucho tráfico a la autopista gratuita y “pacificar” la N-2 que resigue la costa e instalar ese carril bici.
              Una ver hecha la inversión millonaria, ¿sería obligatorio compartirlo con los abuelos y niños? espero que no. Tendrían que modificar las Leyes de tráfico.

               
              • Creo recordar que desde Barcelona hacia el norte se llega bastante lejos por el carril bici que bordea la costa ¿Hasta Mataró al menos? Una N2 con mucho menos tráfico necesitaría mucho menos el carril bici en cualquier caso.

                 
                • Hacia el norte de Barcelona el carril bici desaparece un poco más allá de cruzar el río Besós, es decir, en cuanto se abandona el término municipal de Barcelona. A partir de ahí hay que ir sorteando tramos de paseo marítimo con puertos deportivos y todo tipo de trazados, pisos, anchuras y obstáculos que en bastantes ocasiones te obligan a usar la N-2, ya sea porque el paso desaparece por completo, o porque se vuelve muy estrecho y no se puede compartir con los paseantes.
                  El problema es que por la orografía y el urbanismo del Maresme, hay muy poco espacio útil entre la línea de la costa y la N-2, y por si fuera poco, por ese espacio hay dos vías de tren y los paseos marítimos y puertos de cada ciudad, así que la N-2 tiene puntos negros donde hay estrechamientos o no hay ni arcén. Lo idóneo sería “pacificar” la N-2 ampliando arcenes suprimiendo carriles de adelantamiento, y abandonar la idea del carril bici uniendo paseos marítimos porque no hay espacio.

                   
              • vivo en Baviera. Aquí hay muchísimos carriles bici interurbanos, que comunican todos los pueblecitos. Cuando hace mal tiempo es una maravilla rodar por ellos, ya que están vacíos, pero cuando hace bueno se llenan de ciclistas de paseo que no suelen pasar de 15 o 20 km/h, gente paseando, niños, perros, etc. Entonces ir en bici de carretera por ahí es muy peligroso pero si vas por la carretera los de los coches te pitan para que te vayas al carril bici (seguido de un adelantamiento de muy malas maneras). Y si te vas al carril bici los abuelos que van de paseo se quejan y con razón. En fin, una mierda.

                 
            • Hay,por lo menos,dos pintadas de “Menos watios y más saludos” (es un apunte sin ninguna mala intención).Siempre he opinado lo mismo que usted…es antológica.

               
      • La opción del ciclo-carril (bici y coche compartiendo espacio) cómo la veis??
        Es factible para Madrid?
        Y para otra ciudades??

         
      • La de conseguir que la gente vaya en bici, ni más ni menos. Solo hay 70.000 de ejemplos de carriles bici útiles, y en España esa clasificación la lidera Valencia

         
  3. Solo espero que Moscon ataque de salida en la etapa de Aprica, como homenaje a Salò. Saldrá muy motivado.

    Gran análisis de la carrera, esperemos que no sea el desastre funesto del año pasado. A mi la edición de 2020, pese al nivel de segunda fila de los contendientes, me pareció una buena carrera (prefiero una buena vuelta a baviera que un mal giro de italia), pero lo del año pasado es una de las mayores aberraciones ciclistas de la historia, aunque el germen estuvo en la etapa liquidada de forma mafiosa en 2020, y creo que ahora es imposible desandar el camino.

    Mil gracias por tus textos, como siempre

     
  4. Gracias por el post Sergio! Se te echaba de menos! 😉

    PD: esperaba un suelto comentando el fichaje de Fraile por el Ineos. ¿A qué se deberá tan extraño movimiento?

     
      • Sí, y también influye que a Braislford siempre le han gustado los vasco-navarros, llegando a contar con gente como SuperLópez, Zandio, Intxausti (cof, cof) y el que mejor le ha salido de todos, Nieve.

         
        • También Castroviejo, que probablemente es el mejor gregario del pelotón. Eso si, no veo a Fraile sacrificandose por nadie. Es un Valverde cutre, que solo corre para el.

           
          • Valverde cutre, en lo de no dar una pedalada por nadie. En el resto, cualquier parecido con el murciano es simplemente coincidencia .

             
  5. Hay un nombre que podría ser interesante y es el de Sergio Higuita en el Bora. Contando con el apoyo de un Kelderman o un Buchmann, podría darle la trascendencia a un Giro que se presta para su perfil (colombiano buen escalador y que se defiende en la crono) pero la cabeza, el eterno problema de los corredores colombianos, puede ser un problema. Ya lo mostró saliendo en el ciclopaseo de Rigo con una S-Rompen estando todavía contratado por EF que le exigiría andar con Cannondale (y en el chiringuito de un compañero de equipo!).

    No veo mucha emoción en mayo más allá de la vista turística a una espectacular Budapest, pero sí creo que es la mejor idea mientras Egan, Nairo y compañía se estrellan una y otra vez contra los eslovenos.

    Saludos desde la tierra de Daniel Martínez.

     
    • Higuita no ha vuelto a demostrar el nivel que prometía en 2019, y es un corredor poco hábil sobre la bicicleta. No termino de ver su candidatura.

       
    • Higuita es otro caso claro de corredor sobrevalorado. Será, posiblemente, otra eterna promesa. Ha enraizado la tendencia a inflar a chavales, muchos de los cuales no pasarán de promesas.

       
  6. Se agradece que todo el recorrido haya sido puesto en consideración en un solo post. Inentendible la no presentación que hicieron.
    Pienso que serían un gran Giro para Quintana pre 2020. Aunque ya no corre esta carrera.

     
    • Sí, yo también lo pensé al recordar el Blockhaus 2017, una de sus mejores victorias. Perdió un Giro de tres cronos contra Dumoulin -que compitió con un compañero dopado- y por solo 31″.

       
  7. Parece que quedaron lejos esos Giros dónde iban la mitad de los grandes ciclistas del momento a intentar hacer algo. En cualquier caso el recorrido es muy bonito y esperemos que dé juego. Pero me ha decepcionado que los organizadores hayan claudicado ante aquellos que no quieren etapas largas. Y es una pena porque era la única grande que de verdad lo mantenía. Yo crecí viendo etapas de los 90 con el pelotón saliendo sobre las 10 de la mañana y llegando 7 horas después a meta. Ahora hacen la salida a las 12 y pico.

    Me gusta la etapa de Napoli, por motivos familiares, y la zona es preciosa. Si alguien tiene la suerte de ir allí, que no olvide visitar la Solfatara di Pozzuoli. Y que se se informe aunque solo sea un poco de la bomba de relojería sobre la que vive tanta gente allí y en Campania en general.

    Gracias por el post, Sergio, y al resto, por los comentarios.

    Saludos!

     
    • Según los vulcanológos, esa profesión de moda y que cuenta con tanto intrusismo actualmente, es más preocupante lo de Pozzuoli que cualquier erupción reciente del Vesubio.

       
      • Pozzuoli es un Vesubio en potencia. Es decir, es la propia caldera del volcán que aún no ha emergido. No quiero decir que llegue a las proporciones del Vesubio, sino que será un desastre cuando ocurra seguro.

        Saludos!

         
        • La visita a la ciudad sumergida de Baia también es recomendable, y ayuda a hacerse una idea de lo que hay bajo los Campi Flegrei. Solo una masa volcánica descomunal puede provocar unos movimientos tan pronunciados en un periodo de tiempo que geológicamente es insignificante.

           
    • El propio minicráter de Solfatara tiene un camping dentro donde se puede pernoctar, jajaja.

      En las carreteras aledañas a veces aparecen agujeros por los que humea azufre y el asfalto se pone “blando” pero la vida sigue como si tal cosa, nadie le da importancia. Además la zona vive un total abandono público así que tampoco nadie se va a echar las manos a la cabeza por todo ello.

      Pozzuoli y su Campi Flegrei, una bella costa milenaria que bien vale una visita (y revisita).

      PD. ¿La etapa va ir a Procida?

       
      • Jajajajaja, no, ¿cómo va a ir a Procida si es una isla? Sube y baja el Monte Procida, que es un peñón volcánico -seguro que los geólogos se enfadan con la definición, pero es la más visual- justo enfrente de Procida, pero en la península itálica. De todos los fenómenos vulcanológicos de la zona, el más creepy es el de la tierra que se infla y se desinfla, como una burbuja y de una manera bastante rápida para ser geología. A veces, con desniveles de varios metros. Se llama bradisismo y siempre he pensado que puede servir como metáfora para muchas cosas.

         
  8. La etapa del Blockhaus es la que más me gusta, a priori. La web del Giro indica 187km, un kilometraje suficientemente atractivo (en el texto indicas 167km, no se si por errata).
    Un slaudo

     
    • Sí, es una errata y la corrijo ahora. A mí también me gusta mucho, para mí está entre los cinco grandes puertos del ciclismo. Lo tiene todo. En 2017 se hizo una etapa unipuerto y fue la bomba, a partir del décimo entró a 2 minutos, y no es reprochable a la famosa caída por culpa de la moto en el arcén. En 2022, subiendo Roccaraso y Lanciano, puede ser mucho mejor. Un escalador entonado puede hipotecar el podio final.

       
      • Un saludo a Hindley de cara al Blockhaus! Ojalá aparezca en ‘Una atención especial a’.

         
  9. El recorrido del Giro sigue siendo el que más me gusta de las tres grandes, aunque creo que todos hemos torcido un poco el gesto este año al ver solo 26 kms de crono (que además incluyen un puerto) y que no haya ningún “tappone” por encima de los 210-220 kms.

    Pero también hay que ser justos y señalar que 9 de las 21 etapas superan los 185-190 kms. Y que por ahora no sucumben, cronos aparte, al vicio de los kilometrajes de juveniles (ay señor señor… con qué poco nos conformamos).

     
  10. La insólita presentación por etapas de este Giro ha resultado más entretenida que el propio Giro. Hubo incertidumbre y aficionados esperando algo!
    Por otra parte, buenísimo que en los restos del saldillo del maillot haya una bata blanca de médico… Lacasitos en los bolsillos, por favor.

     
      • Jaja buena referencia! Efectivamente no es tu género, si pinchas en la camiseta la página te sugiere otros productos relacionados: varios artículos tuyos, una bata de médico y un tapete fournier! Maldita IA…

         
  11. El recorrido es bonito y daría pie a emboscadas y a una competición disputada si los ciclistas estuviesen por la labor. Este año no tienen la excusa de que hay etapas muy largas pero con la mafia del pelotón nunca se sabe.

    Me gustan mucho la etapa calabresa que finaliza en Potenza y la del Blockhaus. Una pena la demediada etapa dolomítica(la zona da para más). El Etna se merece algo mejor, no sé, una etapa mas cerca del final del Giro o ser la penúltima alguna vez.

     
  12. A mí me llama mucho la atención la etapa por los Alpes Julianos. El Kolovrat tiene casi una pendiente media del 10% y tácticamente puede dar más juego que la etapa de la Marmolada, que me parece para fuegos artificiales y poco más.

    Ojalá más etapas por esa zona. Me acuerdo del maravilloso Porzus del Giro 2016, la etapa que ganó Mikel Nieve.

     
    • Solo por la altitud, yo creo que la etapa de la Marmolada sí puede dar juego, aunque esté todo el pescado vendido en la general por entonces

       
  13. En cuanto a lo de Lugones, 7 de esos 50 que firmaron si tienen un motivo real, les van a poner el carril justo al lado de la puerta de su casa, sustituyendo la acera por el faraónico carril bici.
    También hay otros que atraviesan sitios ocupados por las masificadas terrazas de los bares tras el covid y claro el hostelero politoxicomano de turno se queja.

     
    • Donde la protesta de los vecinos, en ese lado no hay ningún bar, ni tampoco acera. Por no haber no hay ni arcén practicable. Solo unos metros de firme en los que aparcan los coches, y en otra parte solo cuneta.
      La manera de hacer el carril bici de Llugones lleva siendo de traca desde el km 0, pero lo que es, es.

       
  14. Una pregunta: ¿tiene el Giro (u otra carrera) la capacidad de intentar atraer buenos corredores con mejores premios económicos o es algo regulado por el ProTour? Es por pensar alternativas para mejorar la participación (sobre todo de la clase media) más allá del prestigio de la carrera, el recorrido de ese año o pagar una morterada a una estrella, como a Sagan o Froome.

     
    • Sí, precisamente el Giro tira de chequera para intentar mejorar su participación. L´Equipe, como órgano oficial de RCS, siempre denuncia esos casos, en un claro ejercicico de #perrodismo. A Armstrong le pagaron más de un millón de dólares en 2009 para su famoso comeback, a Froome dos millones en 2018, y a Sagan una cantidad parecida en 2020. Sin embargo, como comentamos tantas veces por aquí, muchas veces hace más una auténtica clase media que dispute esas etapas tan bonitas como las planificadas para Génova o Jesoli, que una estrella más o menos rutilante.

      Y, por la forma de ser del deporte, jamás se pagará a la clase media, va todos a los grandes popes.

       
  15. Me gusta el recorrido, especialmente la etapa de la Marmolada (gran idea poner el final ahí) y la del Blockhaus. No me gusta, sin embargo, que sólo haya 26 kilómetros contrarreloj.
    Lo mejor: no se suben Zoncolan ni Plan de Corones (gracias a Dios que su última subida fue en 2010).
    Lo peor: además de los pocos kilómetros contrarreloj, la salida de Hungría que obliga a tres días de descanso. Aunque por lo menos nos deleitaremos con las vistas de Budapest… y las de Turín, claro.

     
  16. Recorrido muy bonito. Y si a Enric Mas le da por correrlo? Podría ser la oportunidad de su vida de ganar una grande. No creo que Bernal repita, ni los eslovenos. Carapaz sí podría venir a aguarle la fiesta, pero bueno, podría ser un duelo divertido.
    Parecería imposible que Movistar no llevara a su estrella al Tour, pero ya lo hicieron con Nairo un par de veces.

     
  17. Los fans claman enfervorecidos ansiosos por conocer la resolución del Premio Zakarin 2021.

     
  18. Comparto buena parte de lo que has comentado. Creo que el calendario le perjudica bastante para tener mejor participación. Sobre mikel landa, está más que claro que jamás ha tenido una opción real de ganar una grande. Para mí ha estado mal asesorado a nivel deportivo (en otras aspectos no tanto). Podía haberse centrado en ganar etapas, por ejemplo. Luego está su”mala suerte”, que, cada vez más, parece falta de habilidad.

     
  19. El Giro ha perdido nivel los últimos dos años pero justo antes era la carrera más entretenida, empezó a declinar ya el año de Carapaz.
    Mi teoria de porque no van las grandes figuras es que todos los que han intentado brillar en el Giro en las dos últimas décadas después se la daban en el Tour y eso les echa para atras, tendría que haber más espacio entre ambas, o que los ciclistas le echaran más pelotas.
    Escaladores hay y buenos, otra cosa es que renuncien al Tour sus equipos si son los líderes.

     
  20. No me parece un recorrido del Giro especialmente brillante, pero como siempre la carrera será buena o mala en función de la actitud de los ciclistas más que de la ortografía en sí, aunque tener un buen recorrido de partida, ayuda a ello. Lo que no ayuda son los tres días de descanso debido a la salida desde Hungría y el traslado a Sicilia. A mí me parece un recorrido muy bien tirado en las etapas de media montaña y teóricas para fugas, pero le falta kilometraje general a las etapas, una constante de estos tiempos, y la contrarreloj el segundo y el último día es prácticamente testimonial. Soy de la opinión de que, si en las vueltas de tres semanas se están suprimiendo las etapas de más de 210-220 kms, que al menos las programen en las pruebas de una semana como jornada estrella de la carrera, como solía hacer Tirreno-Adriático no hace tanto con la famosa etapa de Porto Sant Elpidio de 2013 o en la que al año siguiente Contador entró por delante de Quintana. La montaña de este Giro está mejor dosificada que en años anteriores, sin concentrarse todo en la tercera semana, aunque la repetida inclusión del Etna estos años parece La Planche Des Belles Filles del Giro, la etapa del Mortirolo me gusta mucho, al igual que la del Blockhaus, coincido en que es uno de los puertos más impresionantes de Italia, aunque para mí el Monte Grappa se lleva la palma, quizá por la tremenda cronoescalada que montaron allí hace unos años, con unas diferencias en tiempo que no he vuelto a ver desde entonces. Te fijas en las grandes ciudades de Italia como Turín, Nápoles o Verona y todas ellas forman parte de la historia del ciclismo; también me llama la atención siempre como el Giro parece evitar Roma para la etapa homenaje-promoción del último día a diferencia de París y Madrid, creo que la última vez que la ciudad eterna fue final de la carrera fue la contrarreloj del Giro del Centenario y por esas especiales circunstancias, pero no recuerdo una etapa en línea.

     
    • El Giro’18 que ganó Froome, creo que acabó en Roma, no?
      Un final de verguenza en el que se neutralitzaron los últimos 15 o 20 km. Puede ser?

       
      • Sí, y ganó el mediocre de Sam Bennet. Esto no es impedimento para que el argumento principal sea válido: el Giro pasa poquísimo por Roma y el Lazio en general, una región con muy poca afición ciclista y que jamás ha producido ni un campeón, ni un campioncito.

         
        • pero Sergio, te olvidas de Pirazzi!!!

          En serio ahora, lo que dices de la poca aficiòn en Lazio es verdad.
          Ademàs hay que añadir que la Gazzetta dello Sport, que organiza el giro, està en Milàn, por eso la gran mayorìa de las veces la carrera termina ahì.

          Desde este punto de vista, lo que un poco me sorprende es que no hay ninguna etapa en Toscana, que al contrario del Lazio es una de las regiones donde màs hay aficiòn y tradiciòn ciclista

           
  21. Últimamente todos mis comentarios están basados en la superioridad de los superestrellas y los demás: Pogaçar, Roglic, Van Aert, Alaphilippe, Bernal….Y creo que todos apuestan al Tour por lo que sea.

    Lo que debería ser de cajón es que los de clase medio-alta que en el Tour no aspira ni a 5° se busque un objetivo como el Giro. Y esa es la explicación que le veo a la ausencia de cronos llanas, atraer a muchos escaladores diciéndoles venid al Giro que en el Tour no tenéis nada que hacer. Veteranos con crédito que recuperar: Pinot, Bardet, Landa, Simon Yates, Nairo, Superman…o mas jóvenes que piden liderazgo como Kuss o Almeida.

    El recorrido con sus luces y sus sombras me gusta, sobre todo porque las etapas de montaña se acercan a lo que deberían ser, con kilometraje suficiente y desgaste con buenos encadenados. Los que conocen la zona dicen que se podría mejorar pero sobre el papel es terreno para que los ciclistas planteen una carrera interesante.

     
    • Es la gran incógnita de cada Giro, quien irá. Almeida ha dicho que estará, pero le penaliza gravemente los pocos km. contrarreloj, y a saber cómo haber salido del Deceuninck. El resto que citas, salvo M.A López, no están para muchos vuelos, ni siquiera en un Giro descafeinado.

       
      • Los he puesto a sabiendas que están ya en decadencia pero son muchos los de esa generación que pueden estar ante su último intento de una clasificación general con un equipo detrás. Si hubiera 60 kms de crono y a su nivel actual no aspiran ni a top5 salvo un López sin cruces de cables.

        Sabemos lo que pasa cuando sales del Quickstep pero en UAE tienen buena farmacia también.

        Tengo curiosidad con un Kuss con galones, en la Vuelta de gregario y con el Tour ya en las piernas ha hecho actuaciones de mérito. Estando fresco, con buen recorrido para él y gente de apoyo lo veo arriba. Ahora que en Jumbo estarán pensando y Dumoulin se está postulando para liderar una gran vuelta no lo veo por recorrido en el Giro 2022, pero sí a Kuss.

         
        • Claro, Dumoulin no irá ni de broma a un Giro sin crono, y está por ver qué clase de corredor se queda. Kuss ha rebajado siempre que ha podido cualquier expectativa sobre sí mismo. Es un corredor muy irregular, que puede estar con los mejores en algunas etapas de montaña, y al día siguiente lo contrario, y sin haber dado una pedalada de más.

           
  22. Ahora froome dice que en el tour tuvo un ataque de esquistosomiasis (bizarra) y que de trato, a ver si va a volver como una moto

     
      • A mi me sorprende todavía más que cualquier periodicucho regional (subvencionado) pretenda cobrarte por leer sus noticias, como si el 90% no fueran un refrito (sin firmar) de notas de agencias.

         
        • Hombre, calificar de periodicucho regional a un día, El Correo, que junto al Diario Vasco es el que mantiene a flote al resto del Grupo Vocento, me parece un poco bestia.

          Si lo que dices del 90% de noticias firmadas procedentes de agencia es por El Correo creo que te equivocas. Si, meten informaciones de agencia claro pero tiene la suya propia, Colpisa. Sumale que muchas informaciones proceden de otros diarios del grupo y otras de un buen número de colaboradores-corresponsales.

           
  23. Dentro de RCS, sobre todo tras la llegada de Urbano Cairo, hay una corriente de opinión que asume que igual sí fue un error no aceptar la invitación de la UCI de 1992/ 1993 para que fuera la Corsa Rosa la que se mudara a septiembre. No sé si es para tanto, la verdad, porque la tradición es la tradición y mayo/junio es el mes del Giro Pero los problemas del clima en los grandes puertos desde luego hubieran sido más testimoniales.

     
    • No lo se. Los italianos siempre han intentado modificar el calendario a su favor, menuda turra dieron durante una década con lo de que el Mundial no podía ser a mitad de octubre: han conseguido adelantarlo quince días, a final de septiembre.

       
    • Muchas gracias. El redactor augura unos “últimos kilómetros eléctricos” en un recorrido llano, como se nota que ve la Vuelta…

       
  24. Buenas Sergio, al respecto de los saldos del maillot del blog, ¿Hay alguna posibilidad de comprar solo el llavero? Se lo regale a mi hijo y ha partido la horquilla, como las S-rompen, disgustazo que tiene encima el peque.
    Si hay opción de comprarlos sueltos, compraría dos.
    Saludos y gracias.
    Por cierto, se me esta haciendo larguísima la espera del Premio Zakarin.

     
    • Te tienes que llevar el pack de la bolsa de regalos, no se venden uno por uno.

      El Premio Zakarin™ está al caer, no desesperes

       
  25. Hola, Sergio. ¿Apuestas? ¿Qué opinión te merece la ola de ‘criminalización’ de las apuestas deportivas, con una legislación más restrictiva a cargo de Alberto Garzón?

    Gracias y un saludo

     
    • No, no apuesto y soy extremadamente beligerante contra las apuestas. Cualquier medida que avance en la restricción del juego siempre será positiva y siempre se quedará corta. Siempre, sin excepción alguna.

       
    • Las apuestas hay que criminalizarlas, sin comillas.
      Desde la Lotería Nacional hasta los chiringuitos que han salido como setas en los barrios más humildes.

       
  26. Buenas, Sergio. Aunque no guarda relación con el Giro, sabes qué ocurre con Lennard Kamna? Es un absoluto expediente X

     
  27. Ya se que no te gusta hablar de actividsdes circenses, pero hoy Pidcock ha ratificado su galardón. La cara del segundo ha sido como la del jumbo tras la planche.

     

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *