El estado real del ciclismo (V): Andorra, un nuevo santuario

¡Qué pena lo de Andorra! ¡Qué pena más grande que un país de risa, un fósil de la Edad Media que vive del secreto bancario y las mafias vaya a ser conocido ahora por el dopaje! Una cosa lleva a otra, porque cuando tus recursos naturales son 468 km2 -menos que el término muncipal de Madrid, por ejemplo- y 78k habitantes, de los que la mitad son mano de obra inmigrante, el auténtico recurso es la legislación. Esa legislación propia y privativa de los estados soberanos. Ese es el milagro de Andorra.

Hasta el año 2006 ni un solo profesional ciclista o del deporte se había planteado vivir en el Pequeño Principado. La fiscalidad, el recurso que ahora esgrime muchos como la razón principal para mudarse, era exactamente la misma que ahora: un 10% sobre la renta y un 10% en sociedades, cuando en el país que ejerce como potencia tuteladora (al igual que Suiza sobre Liechtenstein, o Francia sobre Mónaco) puede llegar al 49% y al 25% respectivamente.… Leer más

 

El estado real del ciclismo (IV): el ciclismo se hereda

El estado real del ciclismo (IV): el ciclismo se hereda

En mayo de 2017 falleció de manera súbita Linas Rumsas, el hijo del que fue tercero en el Tour 2002 y ganador de un Lombardía y una Itzulia, un sputnik de manual que vino de Lituania. Era la primera y única vez que un corredor del Lampre -un equipo de la droga- llegaba tan alto en Francia,y poco después se supo la razón: la mujer era detenida por los gendarmes con un auténtico arsenal de drogas en el coche. Se tiró 72 días en la cárcel, y jamás confesó: la droga era para la madre, que estaba muy malita. Era el año 2002, por lo que el benjamín de la familia solo tenía 6 años.

Linas Rumsas nació y creció en ese ambiente de droga. Aunque la carrera del padre no se prolongó mucho más (un positivo por EPO en 2003 lo sentenció), llevó a sus hijos por la vereda del ciclismo, que desde mucho antes de pasar a profesional exige sacrificios en la vena.… Leer más

 

El estado real del ciclismo (II): otro año con la momia murciana

Este post no iba a ir en esta posición en el serial sobre el ciclismo realmente existente, ese que siempre nos dicen que ha cambiado. Sin embargo, hay que atenerse a la actualidad, que pasa porque Alejandro Valverde Belmonte ha obtenido su primera victoria de la temporada, a 1 de febrero, en su quinto día de competición tras la grave caída del 1 de julio del año pasado.

Hasta aquí, prácticamente nada relevante. Ni que Valverde gane a estas alturas del año, ni que gane etapitas en sus carreras preferidas, que siempre han sido Mallorca, Valencia, Murcia y Andalucía. Algunos de sus desaforados fans, que han inundado los sitios donde pueden expresarse de espantosas muestras de pleitesía, destacan sobremanera que haya superado la lesión, que su rodilla esté bien, que es “único”, y que ha ganado con perneras.

 

El estado real del ciclismo (I): Gilbert quiere ganar con 35 años

¡Y lo que quiere ganar! Nada menos que Sanremo y Roubaix. Y con 35 años y para cumplir 36 en julio: este es el auténtico termómetro del estado real del ciclismo, y no las habituales propagandas que rodean este deporte, que se resumen en el ciclismo que cambia: ya no se drogan tanto, ya no hacen tantas animaladas, es todo más transparente, todo eso es “pasado”.

Por eso mismo el ganador de Amstel Gold Race con un riñón supurando sangre, el ganador del Tour de Flandes con un ataque a 80 km. de meta (los últimos 55 en solitario) es capaz de empezar la temporada de su decrepitud proclamando que quiere lograr los dos Monumentos que le faltan (el 40%, porque en porcentaje se ve mejor) y que nadie se espante o se lleve las manos a la cabeza. Porque sabemos que es posible. Y tanto.

¿La edad? Eso es una patraña.… Leer más

 

Vuelve la peste naranja

La capacidad del ciclismo para sorprender con situaciones vergonzosas para este deporte parece no tener fin. A los conocidos casos de ciclistas humillándose personalmente de las maneras más ignomiosas para un adulto, y organizadores e incluso la UCI comportándose como enemigos del propio ciclismo, se une ahora lo que parecería una broma macabra, si no fuese porque está a punto de hacerse realidad.

No hace falta recurrir a la memoria para acordarse del Euskaltel, el malhadado equipo que desapareció a finales de 2013 de una de la más maneras más gloriosas que se recuerdan: habiendo fichado una serie de corredores que no entrarían ni en la primera escapada del Mundial, estos lo agradecieron dejando un reguero de positivos, sin duda un homenaje sincero a González de Galdeano y su salbutamol.

Robert Vrecer, esloveno, dio positivo por clomifeno en la Vuelta a Polonia; Serebryakov, ruso, optó por la tradicional EPO en marzo; el marroquí fue despedido después de agosto por bajo rendimiento, y el griego agradecía al equipo haberle dado la oportunidad de realizar el sueño de su vida: participar en una Roubaix, donde consiguió acabar.… Leer más

 

La gota (de Stilnox) que colma el vaso

“Nunca fiches un español” es un viejo adagio que circula entre muchos equipos profesionales. Estructuras históricas como FdJ jamás ha tenido uno, y no debe ser casual que haya hecho de su supuesta limpieza una de las banderas más reconocibles en sus 20 años de existencia. La fama que precede a los corredores de nuestro país es legendaria, y en gran medida ha sustituido a la de los italianos. Lo que ha protagonizado el gaditano Lobato en los últimos días es simplemente la punta del iceberg de un gran problema en el ciclismo.

Por seguir con otra cita, esta vez con autoría, el estrellado Taylor Phinney dejó una de sus escasas contribuciones al ciclismo allá por 2012, cuando lo vendían como figura en ciernes: “hay que expulsar la cultura de la pastilla del deporte”.  El estadounidense había publicado un tweet celebrando un éxito de su entonces compañero Cummings (“como yo, tampoco toma pastillas de cafeína ni analgésicos”), seguramente desconociendo que el británico tenía un TUE de tamaño galáctico, y los medios aprovecharon su proverbial locuacidad y, ¿por qué no?, estupidez de juventud, para tirarle de la lengua.… Leer más

 

Nadie podía haberlo previsto: positivazo de Froome

Nadie podía haberlo previsto: positivazo de Froome

Cuando Chris Froome tomó la salida en el Mundial CRI de Bergen, donde era favorito al oro, sabía que había dado positivo en la Vuelta a España. Se lo habían dicho esa misma mañana, y se intuye que con todas las consideraciones de estos casos: tu a lo tuyo, como si nada, a ver si lo arreglamos entre bambalinas. Como se intentó con Contador y su clembuterol, hasta lo que lo destapó el periodista Hajo Seppelt, poco antes de consumarse el pasteleo entre la UCI de McQuaid y el entonces mejor cliente de Michele Ferrari.

Después vino Cookson y, precisamente en esas mismas fechas en Bergen, el francés Lappartient, que ganó de manera abrumadora la votación para ser presidente de la UCI, el organismo que está llevando el caso de dopaje más excelso que se haya visto en los últimos tiempos en el ciclismo. Por eso el secretismo, roto hoy por una supuesta investigación conjunta de The Guardian y Le Monde, que tan secreto no era porque, a los diez minutos de publicar la exclusiva, el Sky ya tenía un comunicado oficial preparado, con tanto de declaraciones de Froome.… Leer más

 

Vidas paralelas de Talansky y Adrien Costa

Vidas paralelas de Talansky y Adrien Costa

El ciclismo se ha desplazado paulatinamente hacia la esfera anglosajona, alejándose de su núcleo fuerte italiano-francés-centroeuropeo. Si en los ochenta LeMond y Hampsten eran relativamente exóticos, con Armstrong y el dominio del UsPostal-Discovery Channel y el actual del Sky esa tendencia se ha hecho dominante, especialmente en su vertiente de mediática con tentáculos como cyclingnews y otros medios de la misma esfera cultural donde, de manera poco sorprendente, privilegian la cobertura de los corredores más cercanos.

Por eso no extraña que corredores como Chad Haga tengan un blog en el portal más leído de ciclismo, que sepamos la vida, obra y milagros de Benjamin King, y que se considere algo relevante las mongoladas que pueda decir un buscavidas como Gaimon, una especie de Parches de Calor estadounidense. Lo anglosajón se lleva los focos, tenga interés o no, y de manera no casual, cuando realmente sucede algo importante no le dan ninguna relevancia.… Leer más

 

Pinarello Pinocchio

Pinarello Pinocchio

Oficialmente se llama Pinarello Nytro, y no habría ningún inconveniente en que se hubiese llamado Pinarello Pinocchio: al menos el nombre sería más italiano, lo que en el fondo busca alguien que todavía puede tener los arrestos para comprar esta marca venida a menos de una manera tan grotesca.

Que nadie se piense que esto es una reseña de producto al estilo de las que hace el desgraciado de Ciclismo a Fondo (“el freno de disco es imparable”), simplemente la ocasión es propicia para varios temas relacionados. Pinarello, la marca antes asociada a lo mejor de las bicis de carretera, ha presentado un modelo con motor incorporado, algo equivalente a que un concurso de alta cocina ganase algo con paté La Piara, o que en uno de escritura ganase un plagio.

Vivimos en una época tan ridícula que ya todo es posible, y no hace tanto tiempo -ni dos años, los que ha pasado desde el caso de Femke- que todavía había gilipollas detrás de un micro que negaban la existencia técnica de bicis motorizadas, igual que ahora hay gente que dice que la Tierra es plana.… Leer más

 

¿Qué harías TUE? (V): el TUE manacorí

¿Qué harías TUE? (V): el TUE manacorí

Hoy cantan las gestas de Rafael Nadal, capaz de ganar en las pistas de tenis -todas las superficies- y en las cortes judiciales, porque nada le derrota: ni los rivales, ni la enfermedad, ni las insidias que se vierten sobre su figura. La ocasión bien lo merece: ha ganado un juicio por “difamación” contra la ex-ministra francesa que, sin prueba alguna, lo acusó de doparse.

El caso es bien conocido. Con fama de estar loca y haber estado en el gabinete Sarkozy por esa misma característica -el toque estrambótico para desviar la atención de los lobos-, Rosalyn Bachelot fue Ministra de Salud y Deporte entre 2007 y 2010. El año pasado, participando en una tertulia televisiva de baja estofa, espetó: “Sabemos que la famosa lesión de siete meses de Nadal fue sin duda debido a un control positivo. Cuando ves parado a un tenista durante meses es porque ha dado positivo y por la ley del silencio”.… Leer más