Froome sentencia el ciclismo en una jornada para la vergüenza

La foto adjunta resume bien lo que fue la etapa: los ciclistas pasaron todo el día yendo de un lado del valle de Susa al otro lado, para volver finalmente a la montañas nevadas del fondo. En el durante pasaron algunas cosas que se ven muy raramente en el ciclismo contemporáneo, en una etapa que será recordada durante muchísimo tiempo por las diferentes familias que componen el ciclismo. En caso de duda o de zozobra, siempre nos quedarán los paisajes, prácticamente el único asidero en días así.

A la hora de escribir esto se puede enfocar el día de muchas maneras, pero el tiempo ha enseñado que lo mejor es narrar lo que sucedió tal y como se vio, porque después vendrán las interpretaciones, los uy, las lamentelle y la creciente plaga de los cuentaballitas. Hemos sido contemporáneos de uno de esos días que se viven cada muchos años, con una notable diferencia respecto a las últimas veces: ya no hay edad de la inocencia, y a la vista está con el vencedor.… Leer más

 

Una etapa desperdiciada

En la etapa 18 del Giro de Italia 2018 ha llegado la escapada a meta. La primera vez en toda la carrera, a solo tres días del final. En puridad ya lo hizo en la etapa del Etna el sexto día, pero dado que realmente fue alcanzada por el grupo y después regalada, se entiende perfectamente lo que ha sido la carrera todo este tiempo.

Un mamoneo tremendo, y de esta valoración no se libra el día de hoy. Para un día que dejan irse a la fuga, esta alcanzó la diferencia de 17´, lo suficiente para que en el pelotón fuesen hablando, meando en las cuentas a 50 km. de meta, y haciendo todo tipo de detalles que indicaban que no era una etapa competitiva. Porque no lo fue: la media de la jornada se quedó en 39´77 km/h para el ganador de la etapa, pero considerando que el primero del grupo llegó 10´ tarde, la media bajaría a 38 km/h.… Leer más

 

La alergia al ciclismo tumba a Chaves

“Segundo día de descanso, y primera encerrona de la carrera: una etapa de 240 km. por las Marcas y Umbria, en gran parte por territorios muy poco transitados por la carrera, y espectaculares. En una muy similar se montó la fuga-bidón de 2010, la que casi da la carrera a David Arroyo, y de ese recuerdo vivimos todos los aficionados. De que pase algo. De que no se vaya siempre a rebufo del Sky. No pasará nada, como casi siempre en este deporte, pero al menos el organizador pone el escenario y, lo que es más importante, la distancia”

Esto aparecía en el blog allá por noviembre de 2017, con motivo de la presentación y posterior análisis del recorrido del Giro 2018. Se insiste mucho en este espacio en la necesidad de que, si se da la ocasión, los ciclistas tengan recorridos propicios para inventar algo diferente al clásico final en cuesta o en montaña, que últimamente viene a ser lo mismo.… Leer más