Un Giro desastroso, sin paliativos

Dado que el pelotón ha vuelto a dejar irse la fuga para así tomarse el día de descanso, lo mejor será hacer un recorrido a la inversa sobre lo sucedido en la etapa de ayer en la peor gran vuelta por etapas en tiempos recientes, una vergüenza de carrera se coja por donde se coja. Y esta valoración no va a cambiar en absoluto en caso de un vuelco en la general.

No tomaron la salida Schultz, el escalador del Bike Exchange afectado por una caída, y que era el puntal sobre el que se iba a apoyar Simon Yates en los dos finales en alto que quedan de este Giro extraño; Ciccone, que se había caído también, pero que al parecer se presentó en el control de firmas -y firmó-, para después darse cuenta que tenía mucha fiebre, y que por precaución no llegó a dar ninguna pedalada; y Evenepoel, el corredor sobre el que centraban la atención los enemigos del ciclismo (los del unga-unga, los del forofismo, los de los calcetines combinados), de la misma manera que siempre habrá gente que compre sellos como productos de inversión, o que pague 250k euros por un piso en Calatayud. Siempre va a haber mongoles sin dos dedos de frente, y dispuestos a abrazar cualquier propaganda.

E pronto…per partire!

Lefevre ha dicho que este Giro vendrá bien para limar el ego de su ahijado, cuando lo ha sometido a la misma tortura que sometió al joven Jungels: traerlo a la carrera menos apta a luchar por la general. Al luxemburgués le fue mucho mejor (maglia rosa incluída), del ex-futbolista todavía dirán que no se ha demostrado nada, porque a la hora de la verdad no ha subido ningún puerto encadenado, ni se ha enfrentado a ninguna situación de carrera comprometida.

Mejor así: que siga con su potencial de contrarrelojista y rodador intacto, y que siga estrellando su cara mofletuda contra estos objetivos, como todos los nuevos Eddy Merckx que ha habido y habrá. Cuando despierte de su ensoñación (básicamente, un corredor belga disputando generales de grandes vueltas) nos reiremos igual que nos reimos ahora de los landistas, porque son el mismo tipo de gentuza.

Y, siguiendo con la lectura al revés de la etapa, una vez más el último corredor ha sido Mauro Schimd, quizás una de las metáforas más poderosas de este Giro 2021. Entró un poco rezagado del grueso del pelotón, a 23´30″ minutos del vencedor de la etapa, y encabezados por el Ineos a bloque, después de varias tomas de Ganna y Puccio riéndose y en charleta. Durante algunos tramos de la etapa, la más larga del Giro, parecía que iban con velocidad -al pasar por Cremona o Piacenza- y en fila india, pero era una ilusión óptica, porque nadie hacía esfuerzos en la cola para aguantar.

Otro día de descanso

No hubo persecución, simplemente cumplir el expediente de 230 km, de ahí la necesidad de programar etapas así en el final de la carrera: dado que se la van a fumar, por lo menos que se lleven a casa casi seis horas sobre el sillín, que podrían haber sido 5h 15´de haber rodado a ritmo competitivo. La gestación de la fuga fue, una vez más, absolutamente lamentable.

Tanto que Sagan, un corredor muy querido por los mismos que quieren a Landa o Evenepoel, ha sido sancionado con una fuerte multa y pérdida de 50 puntos UCI por obstruir la carrera, e instigar a su equipo a lo mismo. Se vio por la retransmisión, y habrá que ver que opina el hemofílico, otro que abandonó el Giro hace mucho tiempo.

Mafioseando

El eslovaco y su equipo hicieron sus cálculos. Visto que solo quedan dos etapas de montaña y una crono, ayer era el único día en que alguno de los rídiculos rivales por el maillot de la regularidad podrían sumar puntos. ¿Se planteó Sagan sumar esos puntos, en un perfil de etapa que le favorecía? En absoluto: se planteó el día de descanso, y para eso nada mejor que seleccionar la fuga, y romper cualquier intento. La multa debería ser escalable en el futuro a expulsión de la carrera, pero esto es el Giro.

Viene a cuento porque, entre los fugados, la parsimonia fue similar, y también el descaro. Se vio por televisión, y no fue sancionado: el que iba a ser el ganador de la etapa, y eso lo sabían hasta en Pernambuco, se descolgó en repetidas ocasiones hasta su coche de equipo, muy retrasado en la caravana porque iban veintipico ciclistas, y casi tantos equipos. Para volver a la cabeza, no dudo en hacer puro y duro tras coche -con la cámara recreándose en la cercanía entre la rueda de la bici y el parachoques trasero-, en un espectáculo que a un sub-23 le ha costado la expulsión de un Mundial, o al propio Moscon.

Un Giro tan aborrecible que se ven cosas así, y se sabe perfectamente que no tendrán consecuencias. Llegó la zona de colinas con 15´de ventaja sobre el pelotón, mientras en la EITB metían con calzador unos contenidos que no aportaban nada sobre ¡el acordeón!, para justificar la presencia de la mascota italiana que llevan al plató. Habían empezado los ataques en la primera subida, y seguían con el raca-raca de la txalaparta, porque son los propios periodistas los que tampoco se toman en serio estas etapas.

Yo creía estar viviendo una pesadilla: estaban pasando cosas en carrera, y seguían poniendo vídeos musicales rídiculos sobre cantantes italianos usando ese instrumento. Una vergüenza suprema, otra humillación más a este deporte, cuando estaban pasando una zona muy bonita de antiguas villas en colina, un paraíso cicloturista para los habitantes de Pavía, Alessandria y la cuenca baja del Trebbia. El oltrepò que intentan vender, no en vano la región Lombardía es uno de los principales patrocinadores del Giro.

Cavagna deja de pedalear en ese justo momento

Se formó un pequeño grupo donde el más débil fue G. Izagirre -cuando no va, no va, y esto es un elogio-, y donde después saltó Cavagna, como casi siempre demasiado lejos de meta, y mal. Es un espéctaculo verlo rodar, pero esa falta de punto mira recuerda muchísimo al joven Gilbert. Tanto derroche, para nada. Bettiol, acompañado de Roche, salió en su persecución, para superarlo e ir a conquistar en solitario su etapita, después de haber estado tirando el día anterior en Sega di Ala de Carthy.

En la más pura tradición italiana

Esta vez no se llevó los dedos a los ojos en clara señal mafiosa, como en su recordada victoria de 2019 que le valió el Premio Zakarin, simplemente se dedicó a jalear al público de manera exagerada, para después gritar como un simio deforme, y de nuevo ir a hacer un pasamanos al público, como si hubiese ganado los JJ.OO. Por supuesto, todo esto contribuyó al ambiente de engañifa y de deporte decadente que ha envuelto toda la jornada, y el multiherramienta Bettiol (recientemente diagnosticado con colitis ulcerosa) es otro adalid perfecto.

Hoy final en Alpe di Mera, etapa convertida en unipuerto al haber quitado el Mottarone, y donde habrá que recrearse en los paisajes del Lago de Orta y la Isla Borromea antes de la subida final, una de diez kilómetros al 10%. Dura, pero sin encadenado. Esta es la terrible tercera semana del Giro; ayer descanso de facto, y hoy un único puerto de facto. Después vendrán con la cantinela de por qué está tan mal este deporte.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
 

50 thoughts on “Un Giro desastroso, sin paliativos

  1. Qué zona más bonita la del final de etapa para ir en bici. Y qué asco la actitud del pelotón. “A ver si enfocan al pelotón” decía Contador en Eurosport. Para qué, tolai, si van de paseo. “Atención, que se corta en la bajada”… Este chico es tonto. Al final me paso a la tele vasca aunque no me entere de lo que dicen.
    Saludos.

     
    • Ayer tuvieron al gran Olano de invitado, en un momento me pareció entender que criticaba la actitud del pelotón, y que era una etapa de descanso para el líder.

       
      • Suelo dosificar mis dosis de EITB. Desde la distancia se da cuenta uno del estratosferico nivel de boronismo que está alcanzando. Por lo que veo lo de ayer fue droga dura. ¿Quien estaba al mando ayer, Xabier Usabiaga o Fermin Aramendi?

         
          • La última vez que les dí una oportunidad fue durante la Itzulia, el día de la etapa de Hondarribia. Recordé porqué dejé de ver ciclismo a través de EiTB.

             
          • antes de que nadie se me eche encima, con lo de “sensibilidad identitaria” simplemente me refiero a que Aramendi y Usabiaga tienen especial cuidado en no hacer referencia a lo español y sí a lo vasco. A lo mejor me he metido en un charco muy grande jajaja

             
            • A mí eso no me parece mal. Por ejemplo, en este Giro Soler recibía la misma atención que cualquier otro corredor, o Pedrero. Es como debería ser todo entre gente a la que le gusta el ciclismo. Después pasa que te meten un vídeo de Amets Txurruka, una de las cosas más aborrecibles que jamás ha dado “lo vasco” y claro, te cagas en su puta madre identitaria.

              Y no veas el ambiente de funeral el día que se piñó Mikel Nada…

               
      • No pude oir el comentario que describes, pero hacia el final sí que se mostró un poco sorprendido por el hecho de que todos los líderes iban en posiciones muy delanteras dentro del pelotón, sin ninguna necesidad según él. Dijo que cuando él corría se solían tomar posiciones más retrasadas cuando no veían peligro.
        Relacionado con Olano, me da la sensación de que no es muy del agrado del Fermin Aramendi y Xabier Usabiaga. Les incomoda que cuando habla en general haga referencia a ciclistas “españoles”, en vez de “vascos” y ese tipo de detalles. No tengo ni idea de qué tipo de ideología tiene Olano, pero desde luego, no tiene la misma sensibilidad identitaria que los dos locutores…

         
        • Probablemente Aramendi, Usabiaga y Olano voten lo mismo pero la diferencia es que Olano ha sido un campeón con todas las letras que nunca necesito del paraguas Euskaltel- Euskadi para competir. Aramendi y sobre todo Usabiaga son siempre muy pro Euskaltel- Euskadi siendo Usabiaga integrante de ese equipo en su fundación en los años 90.

          Olano tiene la misma sensibilidad identitaria o más que los dos periodistas antes mencionados pero no le debe nada a nadie y es requerido como comentarista por su brillante palmares, sus conocimientos y lo bien que se espresa en euskera. En mi opinión va hasta poco para lo que tendría que ir a ETB. Otro al que yo echo mucho de menos como comentarista en ETB es a Igor Astarloa.

          De todas formas yo me suelo quejar mucho de Usabiaga por ejemplo. Digo que es un periodista al que le gusta mucho escucharse a si mismo y cosas asi, pero teniendo en cuenta la competencia que tienen; tanto Usabiaga como Aramendi son Dios comparados con los de TVE y mostrencos similares.

          Prefiero escuchar los comentarios de Olano que a otros ex ciclistas como Roberto Laiseka que a mi me parece que está sonado o a Igor Antón, que aunque ha mejorado; le cuesta una barbaridad expresarse en euskera. Es un dolor escucharle pero progresa adecuadamente. Otro ex ciclista que me gustaria ver en ETB es David Etxebarria, creo que lo haría bien.

           
          • estoy de acuerdo con todo lo que dices. Con lo de sensibilidad me refería a que evitan las expresiones como las que cito.
            Por diferentes razones, añadiría a los hermanos Osa en los que no me gustan, ya que parecen que están hablando en un bar. Txomin Perurena me cae bien, pero no conoce ni a los ciclistas ni a los equipos actuales. Marino Lejarreta, en cambio, no se expresa muy bien, pero dice cosas coherentes e interesantes.

             
            • Yo el tema de las expresiones lo veo más por el interes en hacer que Euskaltel- Euskadi sea una especie de selección vasca de ciclismo que por otra cosa. Eso a Olano se la pela mucho y a Aramendi y a Usabiaga no.

              Coincido en que los hermanos Osa son un poco insufribles. Creo que hoy ha estado Amets Txurruka como comentarista, no lo ha hecho mal; pero tiene una pinta de yonki que da un poco de miedito.

              Txomin Perurena se expresa muy bien pero le pasa un poco como a los de TVE, que ve muy poco ciclismo actual. Suele ocurrir con muchos grandes deportistas, se cansan y dejan la actualidad.

              Marino Lejarreta es muy timido, otros diran que es corto, y eso se le nota mucho a la hora de expresarse. Yo llegue a compartir mesa y mantel en una ocasión con él y esa fue la sensación que me quedó. Tambien me quedó la sensación que NO es gilipollas.

              Peio Ruiz Cabestany siempre me ha caido simpatico, pero últimamente tengo la sensación que el personaje se ha comido a la persona. Igual siempre ha sido asi, pero yo solo he sido capaz de verlo en los dos últimos años.

               
              • Unai Osa ha estado este año y hablaba con una soltura que jamás se le vio en carrera cuando era profesional. Coincido en lo de Txurruka.

                A Lejarreta le tengo ojeriza porque fue número 2 de La Foca de Torrelavega, y en el aciago 2006 seguía defendiendo lo indefendible. Incluso hay fotos de él como director del Astana, porque ganó la Vuelta de ese año como director.

                Cabestany me parece un impresentable, un tarado.

                 
                • En el caso de Txurruka se juntan dos cosas. Es extremadamente tímido y habla un euskera súper cerrado propio de su comarca. Quizás eso os pueda llevar a verlo como ‘corto’.

                   
  2. Contador en Eurosport tratando de justificar la fumada diciendo que este Giro estába siendo “durísimo”.

    No entiendo la sanción a Sagan. EL Ineos también bloquea muchas veces la cabeza del pelotón y no se le sanciona por ello.

     
  3. Lo de ayer fue como para detener la carrera y mandar a todos para casa. Deleznable.

    Sagan me temo que va a tener una última parte de carrera deportiva bastante aberrante.

     
    • Da la sensacion el el maillot de regularidad de este giro va a ser una victoria de las mas importantes del resto de su carrera. Y verse como se consigue: con los mejores sprinters retirados y haciendo perrerias para que nadie le saque puntos. Incluso renunciando a una posible victoria de etapa .

       
  4. Como de la carrera paso de comentar nada (para qué), darte las gracias, Sergio, por escribir prácticamente a diario dándole una vuelta de tuerca a las cosas que nadie más cuenta.

    Un saludo a todos.

     
  5. En el anterior post únicamente pedía a este Giro que el pelotón no llegase al ritmo de Puccio, quince minutos después de la fuga..¡pero con que facilidad le escupen al espectador en la cara! Y los pelotillas y muy mermados seguidores y plumillas justificando la etapa como “de recuperación”, “estas etapas son para la fuga”, etc. ¿En qué ha quedado aquella cantinela de que con el covid acechando los equipos se involucraban especialmente ante la perspectiva de no poder disputar carreras?

    Para más inri hay que tragar con el modus operandi propio de organizaciones típicas de latitudes un poco más meridionales que las que está recorriendo la carrera estos días, de un corredor como Sagan, que, en sus años mozos, a servidor le valió de bandera de enganche al ciclismo fuera del Tour. Es poético que esa bandera de enganche sea la que cubre el ataúd del ciclismo en este Giro, porque más clavos no caben, como en los funerales de caídos en combate norteamericanos, porque los verdaderos Joe de todo esto somos los espectadores. Hay más honor en los infructuosos intentos por la ciclamino del año pasado o de aquel bienio en el Tour en el que no ganó ni una etapa del propio Sagan que en la victoria (que ni siquiera es una victoria profesional) de este año.

    Y Bettiol. ¡Qué corredor se perdieron los 90 y la EPO Golden Age! Pocos corredores más me despiertan en la mente de forma tan nítida ese pensamiento de los burros y los caballos de carreras. A este ritmo lo veo ganando un año Lombardía, como Tafi, en una temporada bortolamesca. El pobre Cavagna lleva una temporada de tiros al palo muy notable, es un gusto verlo rodar y en el equipo en que está rodadores como él tarde o temprano obtienen grandes triunfos, además de ganar a lo largo de la temporada con bastante asiduidad, pero me impactó ver cómo, a los pocos metros de ser atrapado por Bettiol, éste lo dejaba totalmente derrengado.

     
  6. Además del resto de comentarios del Hooligan del cavernoma también justificó el trascoche del Zakarin 2019 con un “no es un corredor importante así que no van a hacer nada desde dirección de carrera”.

    Perfectamente podrían ser funcionarios en Mafiasturias.

     
  7. En días como el de ayer, el pelotón se merece una pitada de escándalo a la llegada a meta, como se hace en otros deportes. Seguro que así, algunos empiezan a verle las orejas al lobo.

     
  8. Ascazo se etapa, ascazo de Giro.

    La verdad es que no me explico por qué la EITB lleva al italiano ese al plató, pues no habla casi nada, es absurdo.

     
    • Hombre, no te lo explicas y te lo pongo específicamente en el post: lo llevan de mascota. Él, muy servil, ayuda poniéndose una gorra.

       
    • No hace comentarios especificos sobre ciclismo. Solo puntualizaciones sobre el territorio y tambien, hace de italiano contando lo importante que ha sido Copi, Pantani…Le preguntan solo cuando no hay nada concreto que narrar. Si hasta lo visten de manera algo pintoresca para potenciar ese personaje! Mascota es la palabra que mejor le define. Incluso se le dirigen con un tono algo jocoso. Si fuera mi amigo le diria que lo ponen para reirse de el.

       
  9. ¿Alguien sabe en cuánto estaba ayer el fuera de control?
    Yo los hubiera mandado a todos para casa.
    Pero ayer, y varios días más a lo largo del Giro.
    Un saludo

     
    • Ayer era 34:37, lo salvaron por bastante. Otra cosa es que en etapas medio llanas un 11% tenga sentido. Puedes verlo en PCS que siempre lo ponen

       
  10. Hace tiempo renuncie a seguir retransmisiones ciclistas en las que estuviera Contador. Solo sabe contar batallitas de si mismo. Su tono de voz es cansina, aburre a las vacas y encima berrea con una afonía que no hay quien lo aguante. Yo creía que para ser comentarista televisivo primaban los conocimientos sobre la materia, unidos a una voz agradable y saber expresarse correctamente. Lo primero se le supone, pero del resto….
    Si no tengo otro remedio de ver ciclismo en Eurosport, lo hago sin el sonido y evito escuchar a este necio.

     
    • Yo avisé hace un tiempo, y ha vuelto: no publicaré ningún comentario que verse sobre lo que vomitan en la Tele del Cinismo los orangutanes profesionales que tienen contratados. No es tu caso, pero recuerdo el aviso.

       
      • A mí me encanta ver la carrera con sonido directo (el motor del helicóptero, las aplausos y gritos de ánimo de la gente, el zumbido del pelotón y de las motos…), algo que sucede mucho en eitb en las primera parte de las etapas, cuando los comentaristas no están aún trabajando. En días especiales quito la charla y pongo banda sonora aleatoria en ciertas listas de música. Pero comprendo que Sergio tenga que tragarse los comentarios por profesionalidad.

         
  11. Preciosa la Isla Borromea, casualmente la vi antes de ayer en un documental de la 2. Un espectáculo de paisaje.
    Un saludo

     
  12. ¡Además del pinganillo tendrían que prohibir el potenciómetro! Bernel hoy es la reencarnación de Froome.

     
    • Ha sido una cosa tremenda. Como si tuviera miedo de reventar. El potenciómetro es otro lastre más del ciclismo tecnológico.

      Sobre lo del pinganillo hace años que lo tengo claro. Si es por la cuestión de la seguridad que aporta, que lleven todos conexión con radio vuelta y listo. ¿Que has pinchado? Pides por radio vuelta. Muchos seguro que necesitan estar conectados con sus directores hasta para ir al baño en el hotel.

       
  13. Puff, Bettiol es que tiene una pinta de chulángano que no puede con ella. Como todos los italianos, vamos, pero éste es exagerado y engreído.

    Respecto a la desidia de los hombres de la general (los 40 km finales eran muy buenos para ofensivas), pues otra prueba más de que las etapas para pelear por la general están pactadas desde antes de celebrarse la carrera: cronos, Montalcino y finales en alto… prohibido intentar sacar tiempo en otro sitio.

     
  14. Yo hasta ahora siempre había visto el giro con la ilusión de los puertos encadenados y las etapas de montaña de verdad, así como las llegadas en bajada o llano con dureza para romper antes de los últimos 5 kms. Este giro es una hincada de rodilla ante toda esa tendencia de legarlo todo “a la emoción”. Excepto la de mañana, todo etapas unipuerto. Igual son estas las consecuencias que anunciaba Vegni después de la huelga del año pasado.

     
  15. Sergio, como le dijo Riccardo a Ghislain Lambert: personne n’est Merckx, giiis!
    Y quien no entienda, que deje de ver y leer ciclismo, y se vaya a tomar por culo mirando el futbol.

     
    • Me encanta el ciclismo y disfruto con el fútbol desde que tengo uso de razón. No entiendo la manía de tratar de hacer de menos al fútbol. No sé si es pose, complejo de inferioridad o envidia.

      Y por si alguien no lo tiene claro, el fútbol no es ni el marca, ni el chiringuito, ni Georgina, ni los tatuajes, ni los ultrasur, ni nada de eso. El fútbol es un deporte magnífico que tiene que ver con una pelota y unas porterías y que nos hace disfrutar a millones de personas.

      Igual que recomiendo subir un bonito puerto, recomiendo meter un gol de vez en cuando. Como espectador pasa lo mismo que con el ciclismo, hay partidos horribles y partidos espectaculares, igual que hay carreras mejores y peores.

       
  16. Hola Sergio,

    Bueno tampoco es catastrófico. Alguna debe ser la peor edición.

    No es el fin de este deporte, ni el principio del mismo. A diferencia de otros deportes, como el baloncesto, el balonmano, o el fútbol, es un deporte único. Cada vez que estoy en el sofá viendo ciclismo, siento que estoy en Bélgica, en Italia, o en Ruanda. Sólo por eso merece la pena.

    Y si además hay espectáculo, ha sido un día redondo.

    Un abrazo

     
    • Totalmente de acuerdo contigo.
      Muchísimas gracias Sergio por tu trabajo. El ciclismo no sería lo mismo sin tus crónicas y sin este espacio para comentarios.
      Yo solo espero que esta tendencia de “pelotón que no persigue a nadie” no venga para quedarse.

       
    • No estoy de acuerdo.
      Lo que estamos viendo es un documental de viajes en el que un montón de gente nos presenta paisajes de Italia mientras hablan sobre su vida.
      Lo que nos habían vendido era la mejor carrera ciclista de 3 semanas del mundo.
      Un saludo

       
  17. Buenos días.

    Dejé de ver este Giro hará una semana, a raíz de la etapa amputada, la del frío, la lluvia, etc. y desde entonces no puedo opinar sobre los lances de carrera.

    Pero sí me da la sensación, que después de la plantada del año pasado con el individuo ¿Hansen? en plan mafias del pelotón cuando llovía en la antepenúltima etapa, en el Giro (y en la Vuelta también ocurrirá), los equipos se están subiendo a la chepa del organizador.

    Por ej. ¿Que es una etapa larga?, no pasa nada, fuga por delante y fumada por detrás. ¿Que llueve y hace un frío de aúpa?, nos plantamos y que corra su prima (y que no saque la gente a colación el Gavia ’88 que eso sí que fue demencial y no es comparable).

    Los organizadores van a tener un problema gordo (si no lo tienen ya), de permitir que persistan estas actitudes y no cortarlas de raíz. Una etapa o 2 siempre te van a hacer esto, siempre hubo las tipicas fugas bidón y lo puedo entender. 5-6 asi (sino más) ya da cierto tufillo rancio.

    Donde queda aquella primera semana del Giro de la época de DiLuca y cía (iban como iban eso sí), a tortas por finales ratoneros e intentando distanciar a los rivales. Pues en la hemeroteca.

    Giro de Italia, quién te ha visto y quién te ve.

     
  18. El Giro cabe en un guiño.

    Ya no solo se fuman las etapas llanas y de media montaña. El esperpento es tan grotesco que hasta el organizador se sonroja ante la falta de combatividad. Y por tanto, hace falta vender que el Giro no está muerto, que Yates ha resucitado y que Bernal comienza a demostrar sintomas de flaqueza.

    Oye Bernal, que te parece que los Yates, Almeida i cia se jueguen la etapa, que parezca que no puedes responder a sus ataques y los mantienes ahi a 20-30 seg.
    De esta manera te llevaras un Giro mas creible, te ganaras la empatia de los aficionados, que los mantenemos en vilo hasta el domingo, haciendoles creer que el britanico todavia tiene opciones en el San Bernardino y lo celebramos todos en Milan siendo felices y comiendo perdices.

    Esta hipotetica conversacion entre Vegni y el colombiano Bernal, no deja de ser una paja mental mia. Pero ayer, viendo entrar al lider en meta, sin la minima mueca de sufrimiento y sobre todo al guiñarle su ojo izquierdo a los pocos metros a un miembro de la organizacion, pensé que efectivamente estabamos viviendo la penultima mentira de este patético Giro d’Italia.

    Nunca antes un guiño lo habia explicado todo.

    Costitx

     
  19. Estaba tirando Daniel Felipe Martínez de Bernal y se apartó frenando casi en seco.
    En meta perdió 21 segundos con su líder…

     

Leave a Reply to Alberto Secades Cancel reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *