Carapaz golpea de nuevo

La Vuelta a Suiza está teniendo un nivel bastante bajo que no ha imposibilitado que hoy se viese una muy decente etapa de montaña, con ataques “de lejos” gracias a que el puerto duro era el penúltimo, y estaba encadenado con el final, menos exigente.

En cualquier caso, era el final más duro en lo que queda de carrera, porque en la prueba nunca han gustado de los grandes porcentajes. Una buena muestra se vió ayer, en una etapa de recorrido paisajista que tenía un puerto antes de meta de nula dificultad, pero que había desatado las fantasías entre los que no conocen la zona, o el país, o la prueba.

Eso quizá explicase el ridículo contínuo de la Patrulla Canina, que relevó de sus funciones de control del pelotón al Alpecin del Nietísimo. Llevaron al pelotón por el valle que sale de Spiez hacia Gstaad a una velocidad altísima, y todo en pos de una fuga de contrarrelojistas que llevaba 6´ de ventaja.… Leer más

Un Giro desastroso, sin paliativos

Dado que el pelotón ha vuelto a dejar irse la fuga para así tomarse el día de descanso, lo mejor será hacer un recorrido a la inversa sobre lo sucedido en la etapa de ayer en la peor gran vuelta por etapas en tiempos recientes, una vergüenza de carrera se coja por donde se coja. Y esta valoración no va a cambiar en absoluto en caso de un vuelco en la general.

No tomaron la salida Schultz, el escalador del Bike Exchange afectado por una caída, y que era el puntal sobre el que se iba a apoyar Simon Yates en los dos finales en alto que quedan de este Giro extraño; Ciccone, que se había caído también, pero que al parecer se presentó en el control de firmas -y firmó-, para después darse cuenta que tenía mucha fiebre, y que por precaución no llegó a dar ninguna pedalada; y Evenepoel, el corredor sobre el que centraban la atención los enemigos del ciclismo (los del unga-unga, los del forofismo, los de los calcetines combinados), de la misma manera que siempre habrá gente que compre sellos como productos de inversión, o que pague 250k euros por un piso en Calatayud.… Leer más

“Estoy aquí para disfrutar de la carrera”

“Estoy aquí para disfrutar de la carrera”

No ha estado mal la apuesta de la organización para una etapa de lunes y cierre de la primera parte de la carrera. Ante la seria amenaza de que los ciclistas se fumasen algo así, programaron una etapa de solo 139 km con un puerto relevante de salida, y otra cota a 40 km. de meta. ¿Resultado? Han ido volando, y es casi una noticia ante el escaso ritmo competitivo de etapas similares en este Giro 2021.

43´68 km/h por hora de media, en gran parte debido a que otra vez el Bora ha apostado por las opciones de Sagan si eliminaban a los hombres rápidos. Esa misma apuesta condenaba a la fuga del día -y también ayudó un paso a nivel-, resultando un bonito espectáculo donde, por una vez, se veía al pelotón en fila india, y no las habituales sonrisas y saludos a la cámara.

Solo duró tres horas.… Leer más

Van der Hoorn, del retiro al triunfo

Van der Hoorn, del retiro al triunfo

De manera imprevista, ha llegado una escapada en un día normal de gran vuelta. Una escapada de 190 km., porque 190 km. tenía la etapa y la fuga se formó como siempre: en el primer kilómetro, sin batalla, sin grandes grupos, sin grandes nombres. La única excepción es que había grandes rodadores (como Gougeard), especialistas en la fuga (como Pellaud) e incógnitas que se demostraron acertadas.

La primera parte de la etapa transcurría por el Monferrato, una zona de colinas que se alzan en el rango de los 100 o 200 metros sobre la depresión del Po, y la segunda parte y final, por la zona de Le Langhe, donde el rango asciende a entre 300 y 400 metros de altura, y donde estaba concentrada la dificultad. Los fugados llegaron a esa zona con una ventaja de 3´30″, demasiado poco como para esperar en la sorpresa.

En el grupo tiraba el Bora, haciendo la labor tradicional que hace el equipo para favorecer los intereses de Sagan, y que en el pasado le ha procurado alguna etapa en el Tour.… Leer más

Triste Romandía

Llevamos tres etapas de Tour de Romandía totalmente tristes y prescindibles. Este desastroso resultado, aún más patente en una temporada en la que el vértigo de la competición se ha contagiado en pruebas tan poco aptas como la Volta o la Itzulia, vuelve a poner en evidencia la carrera suiza, con mucho la peor de las vueltas WT que se disputan en Europa.

Con motivo del Tour de los Alpes ya se comentó como esta carrera había sustituido en gran medida a Romandía como preparación para el Giro. Se nota en la participación: los principales favoritos no irán a la prueba italiana y, quitando el cadáver ambulante que es Chris Froome, sólo hay un ganador de grandes vueltas entre los participantes.

Se trata de Geraint Thomas, cuya participación busca rematar una buena primavera en cuanto a resultados, pero pobre en victorias. No es precisamente una fuerza motriz que arrastre tras de sí gran interés, y mucho menos en una carrera que antes destacaba por lo paisajístico y por los recorridos más o menos interantes, y que acabado convirtiéndose en etapas de circuito imposible, por sitios feos para los estándares suizos.… Leer más

Triplete centenario

Ha sido una Volta del centenario mucho más que digna, en gran parte por el gran nivel de participación. El ganador(es) final pues a ver qué trayectoria tiene, porque debe su triunfo -la primera vez que gana una vuelta WT en Europa- al equipo en el que milita, el que le ha permitido dar un salto en su trayectoria lagunar y de yo-yo.

La etapa más insulsa de la carrera fue la de Mataró, ya anunciada como tal en la presentación del recorrido. Lo remató el inútil paso por el circuito de bólidos de Cataluña, un escenario varias veces repetido por el ciclismo en otros sitios -incluso un Mundial, la mierda de 2002- y que directamente mata este deporte, con sus curvas de radio imposible, sus dimensiones, y todo lo que le acompaña.

No hacía falta, y volverán a hacerlo. La escapada tampoco fue gran cosa, y lo más divertido vino cuando la Patrulla Canina, que en carrera suple las mismas funciones que el Wigarma o el Amore&Vita, se puso al frente en el inicio de la subida al tercera antes de meta, tras pasar Cardedeu y el desvío a Llinars del Vallès.… Leer más

Un flandrien en Sanremo

Un flandrien en Sanremo

Conviene dejar las cosas por escrito: ha sido la tercera Sanremo más rápida de la historia, y eso que las dos que le preceden no eran de 299 km. La de 1990 acababa en Corso Cavallotti y la de 2006 era de 291 km. Se puede afirmar con motivo que ha sido la edición más rápida de la historia, a más de 45 km/h durante más de seis horas y media.

Una auténtica plasmación de la ópera en movimiento que es el ciclismo, y en versión íntegra. Desde la salida de Milán -cuando se formó de manera indolente la fuga, prácticamente en el primer kilómetro- el pelotón fue en fila india, una actitud bien diferente a la que se ve en tantas etapas de grandes vueltas. Solo así se consigue una media de ese calibre, por mucho que la caterva de repiteconsignas diga lo de los últimos 30 km., o se centre únicamente en los grandes nombres.… Leer más

Ocho en etapas del Giro, ninguna de la Vuelta o el Tour

Ocho en etapas del Giro, ninguna de la Vuelta o el Tour

Parecía que no, y ha sido otra etapa preciosa del Giro de Italia. Es más, ha sido una de los mejores días de ciclismo del año. El recorrido atravesaba la llanura padana en su parte más ancha y en sentido sur-norte, para una vez alcanzados los Colli Euganei, dar un circuito en torno a la desnocida y fascinante Monselice.

El guión estaba claro: a tope por la llanura más llana de Italia con una fuga de poco vuelo, para en la parte colinosa intentar descolgar a los hombres más rápidos. Ayuda a la misión los casi 200 km. de etapa, y que las dos subidas eran exigentes.

Se cumplió el guión a la perfección. Una fuga con siete corredores sin importancia -entre ellos, el infatigable Pellaud, que fue el primero en descolgarse- y por detrás persiguiendo el Cofidis y el Israel, como si Viviani o Zabel fuesen a superar las dos colinas.… Leer más

Una obra maestra de Peter Sagan

¡Bien sabido es que la primera etapa después de una jornada de descanso propicia abandonos y retiradas extrañas, a veces vía blancazo! Esta vez, aún siendo similar en los efectos, no ha habido nada muy extraño, salvo lo de siempre: no dan positivo por Covid-19 Frapporti, Sepúlveda, Malecki o Sagiv, sino primeras figuras del pelotón.

Así comenzó la etapa de hoy: primero filtración de los resultados (dos corredores y varios auxiliares), después confirmación de los nombres (Matthews y Kruijswijk, ahí es nada en un Giro anémico de partida respecto a los grandes nombres), y por último abandono en tromba del Mitchelton y también del Jumbo.

SunWeb, el equipo del australiano en disputa por el maillot de la regularidad, sigue en carrera. Así lo permite la normativa, y así lo indica el sentido común, dado que Kelderman va segundo en la general y, hasta que se indique lo contrario, no tiene porqué volver a Holanda.… Leer más

A 51´230 km/h de media

No bastó con la crono del día inaugural. Hoy el Giro de Italia tenía en programa otra etapa cuesta abajo, y después por las letales SuperStrade, que matan el ciclismo. Ha quedado un día con un registro histórico: la etapa en línea más rápida de toda la historia centenaria de la carrera.

Contribuyó muchísimo que en la primera parte de  la carrera se formasen abanicos. El viento estaba previsto para la parte final, pero al final únicamente apareció de culo, y ya no estaban los equipos para intentar nada, tras el pacto de atravesar Taranto todos unidos y sin ataques.

Soplaba un fuerte viento desde la salida de Matera, y el Jumbo, el FdJ y Deceuninck se pusieron a tope, dejando cortados a muchos favoritos; de hecho, los únicos favoritos por delante eran Nibali y Kruisjwijk, además del líder. En la primera hora de carrera se  hicieron 60 km, una salvajada favorecida por la cuesta abajo y por la persecución del Astana para reintegrar a Fuglsang.… Leer más