Una edición de Tirreno-Adriático para olvidar

ProCycling
“Quiero ganar todas las clásicas” Hasta que revientes

Se puede decir que la Tirreno-Adriático, con su actual formato, ha vuelto a tocar fondo. Ya lo había hecho en fechas no muy lejanas con aquellas ediciones para sprinters, luego las ediciones para contrarrelojistas, y ahora se arrastra lastimosamente con las ediciones para escaladores: los dos triunfos de Quintana se lograron con un único ataque respectivamente, y hoy mismo Kwiatkowski ha ganado una edición soporífera donde ni siquiera los sprints, de siempre una de las características principales de la carrera, han merecido atención.

Movistar se dejó la carrera el primer día en la CRE. 50″ perdidos con el BMC y 41″ con el Sky, todo un anticipo de por donde puede ir la prueba de similares características en el próximo Tour de Francia. Por muy bueno que pueda ser Landa eso es muy difícil de remontar en una carrera con una única montaña, y tampoco es tan bueno porque ni siquiera logró entrar en el podio final.

Al día siguiente Kittel logró su primer triunfo con el Katusha, y el primero de su vida en Italia. La víctima propiciatoria fue Sagan, que sale de la carrera con otros tres segundos puestos, en su línea habitual. El circuito final, una marca definitoria de cualquier carrera decadente, era particularmente espantoso y peligroso, pero quizás lo más destacable fuesen las palabras de Gaviria quejándose de que gente como Kwiatkowski se hubiese metido en el sprint, quizás desconociendo una de las mejores cualidades del polaco, además de la de dejar de pedalear en seco.

La etapa larga de la carrera, tradicionalmente un festín para el aficionado, fue un sopor de 239 km. con final en Trevi y un muro de doble paso. En la subida final lo intentó Adam Yates y Roglic lo aplastó con ese pedaleo suyo tan apabullante, para entrar en solitario en otra muesca más de este corredor sumamente extraño, descartado para la general por una caída el día anterior.

Geraint Thomas, cuarto y mucho más atento y fuerte que sus rivales, alcanzaba el liderato y realmente parecía el corredor escogido por el Sky para ganar, más teniendo en cuenta que el año pasado, por las mismas fechas, había ganado una etapa espectacular en la prueba, después de haber logrado por fin ganar la París-Niza al enésimo intento y cambiado su calendario de Francia a Italia.

El problema con el galés es que es uno de los corredores con más mala suerte del pelotón. A ver, los hay que se caen mucho -y sí es su caso, pero no de los que más- y lo hay que tienen pura y mal suerte. Estamos hablando de alguien que ha perdido una París-Niza ganada por una caída en la penúltima etapa, que estuvo en el accidente con la moto en la subida al Blockhaus en el Giro 2017 -donde era favoritísimo- y que también se cayó en el Tour meses después, tras haber sido líder de la carrera durante la primera semana.

Acoplado
El hombre que entrenaba de negro siendo campeón del mundo

Salió de líder el día de la etapa reina, y un problema mecánico le impidió luchar con los mejores. Se puede consolar pensando que ha tenido mejor suerte que Dumoulin -caído ese mismo día- o su compañero Kelderman -caído el día después siendo tercero de la general-, pero es un magro consuelo en alguien con una suerte tan en contra. Además, hubiese estado muy bien ver cuando hubiese aguantado a su antiguo gregario Mikel Landa, que en la llegada a Sassotetto (literalmente Techopiedra) se quiso probar a su manera.

La estación de esquí para minorías -lejos de aeropuertos y grandes ciudades, está orientada únicamente al turismo de la zona- intenta venderse como recurso tras la terrible cadena de terremotos que afectó a la zona hace pocos años. Es dudoso que una prueba como la Tirreno-Adriático ayude en esa misión, pero por lo menos se vió nieve y unos pocos remontes funcionando mientras los ciclistas aprovechaban el único momento para hacer grandes diferencias.

Astana lo intentó con M.A López, que no parecía el mismo de Abu Dhabi, y después un muy activo Majka, un ciclista que solo aparece en días concretos donde parecee capaz de ganar a todos. Con el polaco con un feo asunto de dopaje por testosterona se fueron Aru -otro que quiere mostrarse- y Ben Hermans, la eterna promesa belga que el año pasado se hizo escalador. A 3´5 km. del final atacó Landa desde el grupo, cogido como casi siempre a la parte baja del manillar.

El alavés se gusta a sí mismo y es muy elegante subiendo, sin que se sepa si eso surte efectos para ganar carreras. Desde luego, no esta ni el Giro ni el Tour, aunque quizás sí la Vuelta a Burgos y el Giro del Trentino, las joyas de su exiguo palmarés para ir proclamando por ahí que es líder para el mes de julio. Por lo visto en la montaña italiana, tiene que mejorar muchísimo: le dio para ganar la etapa, pero con el mismo tiempo que Majka y Bennet, y solo 6″ mejor que el resto de favoritos.

Ahí se acabó la carrera. Kwiatkowski entró en ese grupo, y se puso a solo 1″ del liderato. Otras veces Tirreno-Adriático tenía dos etapas complicadas antes del final de piñón fijo en San Benedetto, pero este año se sacrificó una para un homenaje a Scarponi en su pueblo -incluyendo un circuito por donde se pasaba por la calle donde fue asesinado- que fue a parar a Adam Yates y un sprint aún más estúpido en Fano, una de las mayores ciudades de la zona, con victoria de nuevo para Kittel por delante de Sagan, que remontó a todo el pelotón tras una caída a 5 km. de meta.

DX22M-0XUAUvTNi
Roglic es muy Gewiss

Caída por afilador de Gaviria, que parece que no sabe rodar en pelotón. Ya le pasó en el sprint de Sanremo 2016, y lo ha vuelto a hacer. Sorprende en un corredor que viene de la pista, donde esa habilidad es fundamental en la prueba en la que es doble campeón del mundo, pero no tanto cuando habla de sí mismo en tercera persona, de sus éxitos, de su debut en el Tour -donde llegará como una bala tras recuperarse de la fractura de mano- o de quien puede o no puede meterse en un sprint.

La crono final fue para Dennis -segundo en la general en 2017, este año buscando uvas- y el podio quedó conformado por Kwiatkowski, Damiano Caruso y G. Thomas. El multiherramienta polaco se dio a conocer al gran público alcanzando el liderato de esta prueba en 2012, cuando parecía un relleno comprado por el Quick Step en los saldos. Seis años después tiene un Mundial, una Amstel, podio en todas las Ardenas, un Harelbeke, una Sanremo, dos Strade Bianche y una ambición desmedida que le lleva a seguir soñando con el Tour, a pesar de sus padecimientos en la alta montaña.

Es un corredor capaz de lo mejor y de lo peor, como el año en blanco que se calcó en 2016, en su debut con el Sky, incluyendo un abandono en la Vuelta a las primeras de cambio, dejando a Froome solo. La historia del ciclismo suele ser muy cruel con los corredores así, casi tanto como con los ganadores del Tour que nunca logrará, porque solo en su generación hay del orden de cinco corredores mejores para grandes vueltas.

Cuarto ha quedado Benoot, muy atento todos los días y que parece haber dado el mismo salto que Wellens, quinto Adam Yates y sexto Landa, capaz de perder tres puestos en una crono final de 10 km. Mención aparte merece su compañero Rosón, fichado este año desde el Caja Rural y que ha ejercido de fiel escudero del alavés durante toda la carrera, tan fiel que ha acabado 8º a soo 1´15″ de la victoria.

Hasta este año militaba en el Caja Rural y era un buen corredor, pero ni por asomo hubiese conseguido este resultado militando en ese equipo. Ha sido llegar al Movistar y ¡voilá!, en el top-ten final y de varias etapas, y todo por estar a rueda de Landa en los kilómetros finales de los siempre nerviosos finales de la carrera de los dos mares. Será que en Movistar tienen mejores barritas energéticas, o será que hay que suplir el tremendo vacio dejado por la marcha de los Izagirre y Castroviejo como sea.

Nadie se acordará de esta edición de Tirreno. Quizás los polacos o Gaviria cuando le estrechen la mano muy fuerte, pero no ningún aficionado que haya estado viendo en paralelo la París-Niza, donde simplemente la etapa de Sisteron regalada por Politt tuvo más ciclismo que toda una semana de competición en Italia.
***
Espectacular galería de imágenes de esas que gustan siempre

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
 

41 comentarios en “Una edición de Tirreno-Adriático para olvidar

  1. Excelente galeria!

    Ou o Tirreno Adriático muda um pouco e volta a ser uma corrida mais aberta na disputa da geral, ou com um Paris Nice tão forte a corrida italiana tende a ser completamente secundária.

     
  2. Roson en la Vuelta 2017 firmó grandes etapas, incluso fue tercero en una etapa siendo más fuerte en la fuga que Soler, Geniez, Luisle y De Marchi. También acabo en el grupo de los mejores en la etapa que Froome se cayó 2 veces. Tiene 25 años recién cumplidos y ha firmado buenas actuaciones en Croacia, Burgos y Algarve…si consideramos su rendimiento algo fuera de lo normal apaga y vámonos.

     
    • Parece ser que la memoria en este blog es muy caprichosa, y que cualquier corredor que destaca mínimante está dopado hasta las cejas. No sé no sé, en este blog (Y sobre todo en sus comentarios) se aprende mucho de ciclismo, pero a veces se desprende una cierta bilis, como si fuera un niño pequeño que está enfadado con todo el mundo. Háztelo mirar Sergio, o quizá eres sólo un Mourinho de la vida, que no sería nadie sin su personaje y sin sus payasadas. En fin, saluditos desde Zamora.

       
        • Y a usted quién le ha dicho que yo he nacido en Zamora? Menudo listillo, siempre sabiendo más que los demás eh! Y es que para usted son todo HIDOLOS, menos por supuesto Óscar Freire y Valverde, a los que le hace buenas mamaditas de vez en cuando.

           
            • Ve usted a lo que me refiero? Esa insinuación de que la gente de provincias menos pobladas son poco menos que retrasados mentales zoofílicos es una perfecta muestra de su resentido carácter.
              Ahora bien, ¿Entiendo que escribe sus post desde el Casino de Mónaco? ¿Nos enseñará algún día sus fotos del apartamento de Manhattan, querido adalid de la sofisticación y el buen gusto? Porque no sería propio de su categoría residir en España, país de pueblerinos, drogatas y vagos.

               
              • Yo procuro no hablar de mí mismo, así me río cuando leo cosas como “eres sólo un Mourinho de la vida, que no sería nadie sin su personaje y sin sus payasadas. En fin, saluditos desde Zamora”. Tu, en cambio, me facilitas tu lugar, cosa que me importa una mierda.

                Háztelo mirar.

                 
      • Nada más que un ex ciclista (o varios, el blog y el Twitter son obras colectivas) mediocre y amargado, que por su anónimado pierden todo tipo de credibilidad. Poco en comparación a Rasmussen o Floyd. No val la pena perderse en luchitas de comentarios anónimos. Aloha.

         
  3. A mi lo de Thomas no me parece mala suerte, sinceramente. Eso de la “mala suerte” me parece tan mala excusa como lo de “dar espectáculo”. Al igual que Gaviria, viene de la pista, y aún así, le pasan todas las faenas. También planeó en aquella Gante-Wevelgem con viento huracanado. Y al igual que Roglic es un multiherramienta. Y más bravucón que Kwiatkowski, ha dicho que es tan líder para el Tour como Froome.

    Hablamos de un pistard que jamás ha quedado entre los 10 primeros de una gran vuelta dice que es tan líder como uno que ha ganado el Tour cuatro veces. Un día, a la muy creíble edad de 26 o 27 años, y siendo candidato a las clásicas del pavé, decidió pulsar el botón (o la jeringuilla) de vueltómano que tienen en el Sky y reconvertirse, como Wiggins y Froome. Ahora tiene 31 años. Son declaraciones de dopado. Yo no le deseo más caídas, pero cuanto más lejos de la competición por las carreras, mejor.

    La carrera fue un coñazo, pero en Italia creo que están muy contentos con su folclore y sus homenajes. Lo único que visto el éxito de los corredores franceses en la París-Niza y el limitado protagonismo de los italianos en Tirreno (Aru y Nibali en proceso de carga, Caruso a lo Jaskula), quizás les da por cambiar el formato para mayor gloria del Bardiani, el Androni o el Wilier.

     
    • Totalmente de acuerdo , nick.
      De hecho creo que no he visto a G Thomas atacar en una gran vuelta nunca.
      Es muy majo, me cae muy bien y su libro son risas, pero es un ciclista mediocre dentro de una estructura de equipo brutal.

       
      • bueno, yo tampoco diría que es un ciclista mediocre, simplemente es uno sin ninguna credibilidad. Si se hubiera limitado a las clásicas del pavés o a las escapadas de calidad, pues bueno, sería otra valoración. Pero eso de que se despierta un año y dice “oye, que yo quiero ir también a las grandes vueltas”. Y bueno, en el segundo Tour de Froome iba camino del butrón, hasta que todo el Sky se puso malito en la última semana.

         
  4. Roson casi le gana a Nibali una vuelta por etapas el año pasado estando en el caja, que te acuerdas de lo que quieres Sergio ;)

     
  5. Tirreno-Adriático es una castaña y así tiene pinta de seguir,es una carrera que regala dos días de competición a no se sabe quién,que prepara unos circuitos finales absurdos,y que coloca una etapa de montaña más absurda aún,pues eso,una castaña.Las Tirrenos de los 90,las de los Sorensens o Romingers,también tenían la crono de San Benedetto,aunque al menos con una distancia un poco más profesional,siempre rondando los 20km,y el resto de las etapas eran practicamente un calco,emboscada tras emboscada desde la salida hasta la llegada,algún que otro muro pero nunca como final de etapa,llegadas en cuesta si,en muro no,y muy complicadas de controlar,se evitaba tocar en todo lo posible las buenas carreteras que recorren longitudinalmente cada valle de esas regiones(no como ahora),perfectas para echar abajo escapadas sin excesivo esfuerzo,y realmente se conseguía hacer imposible para el aficionado y para el corredor saber cuál de ellas iba a ser decisiva.Después,el patrón del corredor clásico italiano mutó de hombre rápido que pasaba aceptablemente las cuestas a vueltómano/escalador puro tipo Pantani,Gotti,Simoni,Piepoli,e incluso Casagrande después de su metamorfosis made in Dr.Ferrari,y ya empezaron a incluir una e incluso dos etapas oficiales de montaña,supongo que intentando atraer a éstos u a otros corredores del mismo estilo,y así llegaron ediciones espantosas coma la de la victoria de Abraham Olano secundado por J.C.Domínguez,y otras del mismo pelaje,limitadas a amarrar en el final en alto y a darlo todo en la crono,y desechando por el medio todo atisbo de competitividad.También hubo alguna excepción,como la Tirreno de Freire,mucho más parecida a las de quince o veinte años antes,pero se quedó en eso.Paris-Niza es infinitamente mejor por el recorrido,y porque se corre en Francia también,porque en Francia hasta en sus peores épocas ciclistas el corredor francés o de equipos franceses sale a competir,con lo poco o con lo mucho que tenga,pero ellos no entienden eso de hornear biscottos,y siempre habrá algo más de entrega y descontrol en sus carreras.Aún así,y como curiosidad,la Tirreno tiene en su haber la única exhibición de verdad de Alberto Contador en su carrera,en aquella etapa con final en Guardiagrele,la”mítica”de Fuente Dé no se dio más que por una concatenación de hechos todos favorables al chico favorito de Manolo Sáiz,a saber…Un Purito que iba de sobrado(recuérdese lo que dijo sobre Contador y sus continuos ataques en la meta del Cuitu Negro….-Le he demostrado que voy mucho más que él pero el tío no se cansa de atacarme-)y que le dejó marchar diciéndose”Ya volverás para el redil chaval”,un equipo de Purito en estado preocupante,un Caisse d’Epargne que por una vez no actuó como el MoviSky del futuro,un Tiralongo entregado sin reservas devolviendo favores,y ya!…En cambio en Guardiagrele en Tirreno si que se marcó un movimiento de esos que sus lovers&palmeros siempre calificaban erróneamente como épicos.Perdón por el off-topic pero hablar de la Tirreno-Adriático me lo ha recordado.Un saludo.

     
  6. Kittel no ganó ya al menos una etapa del giro de Italia al sprint haciendo una remontada final espectacular?

    con lo de que Gaviria se acordará de esta Tirreno-Adriático cuando le estrechen la mano fuerte me he tenido que reir :-)

     
  7. Pues a mí me ha alegrado el triunfo del discreto y atento Kwiatkovski. Un tipo capaz de ganarle el sprint de la Sanremo a Sagan, ganar el mundial atacando en el momento exacto o enseñar a bajar a su jefe Froome. Aprovecha las oportunidades, aprende rápido y casi siempre está delante.

     
  8. Las carreras que deciden calcar etapas un año tras otro es nos van a matar de aburrimiento.

    Algo tienen los organizadores italianos que atraen a tanto nombre para Strade Bianche o T-A y a la París Niza van los “otros” y cada etapa es un espectáculo.

    El agujero que dejan los Izagirre y Castroviejo en Movistar es imposible de llenar. El crecimiento exponencial de Soler, la llegada de Landa o la agradable sorpresa de Rosón no llenan ese hueco, son otra cosa, más ganadores y más escaladores. Primera consecuencia, las cronos por equipos, donde Movistar ha pasado de disputarlas a intentar minimizar pérdidas sin éxito. Incluso con Amador, Oliveira, Bennatti y Sutterlin, supuestamente los que más pueden ayudar.

    Landa (soy muy de Landa) creo que todavía no está en su mejor forma, ni debería estarlo, le sobran los kilos que se necesitan para pasar el invierno en Murgia. Su rendimiento malísimo en la crono lo demuestra, cuando ha sido capaz de hacerlo bien en el Tour o en el Giro. Lo que ocurre es que cuesta arriba pocos tienen esa capacidad y se lleva una etapa que tampoco hay que obviarla.

    Rohan Dennis, parece que ya ha dimitido de esos intentos utópicos de buscar clasificaciones generales para establecerse como el mejor contrarrelojista puro y punta de lanza de su equipo para las CRE.

    Kwiatkoski y Thomas, los dos más fuertes. El polaco se mete hasta en los sprints, hubiera estado en la pomada de ganar la crono si no fuera por la lluvia y con los mejores en la única montaña. Este perfil de corredores que han ido pasando por la factoría SKY son perfectos para vueltas de una semana. Cuando hablamos de 3 semanas es otra cosa porque Thomas, Porte, Kwiatkowski, Poels,… en 3 semanas no han sido regulares y pegando grandes petadas pero tenían a Mikel Nieve, la regularidad en persona.

    Froome, una vergüenza que no se aclare el caso. De momento sigue corriendo, sin ganar porque sus gregarios barren, entrenando en competición para que su sanción de X meses desde septiembre acabe en mayo y solo le quiten la Vuelta y el bronce del mundial CRI.

    Fin de la chapa.

     
  9. Brutal la galería de imágenes. Qué recuerdos!!
    El ciclismo era mucho mejor con el 39 x 23.
    El de la planta bestial es Fons de Wolf, no?

     
  10. Kwiatkowski no tuvo todo el 2016 en blanco, Sergio. Acuérdate de su triunfo ante Sagan (brutal) en Harelbeke!

     
  11. Kwiatkoski podria tener 10 tios mejores que él y seguiria ganando, es muy listo, aprovecha las oportunidades que tiene, y si no hay oportunidad la inventa!

    No sé cuantas carreras ganará, pero en 2 años que le quedan ;-) alguna mas caerá, y la elegira él!

    Saludos a todos!

     
    • Corredor muy raro, cuando menos. Ha pasado por ser un joven atacante bastante simpático a ganar un mundial que lo cambió. En dos años no hizo mucho, y cuando lo hacía era a lo grande (y ahí está esa Amstel tan histórica de 2015 con el placaje salvaje de Matthews a Gilbert). Está claro que en 2017 empezó otro Kwiatkowski…

       
      • Madre mía. Acabo de ver su palmarés: seis clásicas ya (un monumento) y un mundial, además de la Tirreno. Otra cosa no, pero un ganador es.

         
      • Para histórica la Sanremo del año pasado. Uno de los mejores finales que se recuerdan en la prueba y ganando al Campeón del Mundo, en su terreno, con un esprint memorable. Es un fantástico ciclista que aparece para ganar, como hacía Degenkolb antes de su terrible atropello.

         
  12. Solo comentar lo referido a Landa. Se dice que no parece tan bueno cuando en la etapa con final en alto no sacó tiempo. En mi opinión, era un final muy suave donde no se podían hacer diferencias. Para hacerlo tenía que haber subido a 35 por hora. ¿Qué se hubiera dicho de él? Pocas cosas elegantes. Perdió el podio en la crono porque las diferencias previas eran mínimas. ¿Qué hubiéramos dicho si se casca una crono a lo grande? En fin. Que cuando sus actuaciones son normales se desprecian por inconsecuentes, y si no lo son, se les atiza sin miramientos. Es de entender, además, que a pesar de que su palmarés sea exiguo se proclame candidato al Tour. No lo hizo tan mal el año pasado siendo gregario, y el Giro lo pudo ganar si hubieran apostado por él.

     
  13. Buenas a todos,y enhorabuena por el blog. Un placer dar lustre al palmarés de la liga del blog de Tirreno en velogames. Un nombre como el mío representa al ciclismo que cambia. Por cierto que me dan el chivatazo que por Twitter se apropian de mi victoria en Tirreno. ¿Hay más de una liga? ¿Hay varios vencedores? ¿Me han quitado la victoria? ¿Tengo que recurrir al TAS? A ver si no me van a subir a lo alto del podio ni enviarme el premio. P.D: si he dado positivo a mí aún no me lo han comunicado. ;)

     
    • Al parecer, este año hay un código único, y yo he creado uno por cada carrera, como se hacía antes. A ver si lo soluciona el bueno de George Chapman

       
  14. Igual debido al toston de Tour de los útijmos años comparado con un Giro muy disputado tendemos a comparar Paris Niza y Tirreno, pero desde siempre, y no hay más que ver el palmarés de ganadores Paris Niza es una carrera muy superior, que además se hace dura por el tiempo según que años, como éste. Antes de que la televisasen ya la seguíamos por los periodicos. En vueltas de una semana, Paris Niza, Dauphine y Romandía son los clásicos de toda la vida ( y antes Asturias), creo yo, aunque es verdad que ahora hay más donde elegir.
    Kwiatowski es un corredorazo, solo me cambia el gesto cuando me acuerdo de en que equipo corre.
    Como alguien apunta, lo de Froome de verguenza, entrenamiento para el Giro y el Tour ante la posible descalificación corta. Es que no respetan ni las formas, así que mira Geraint que se fastidie y el Poels (aka abro cocacolas mientras llevo al grupo en fila en un puerto) que se fastidie aún más . La verdad es que ojalá que les caiga una buena ahora que no se lo esperan

     

Leave a Reply to Pablo García Cancel reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Current day month ye@r *