Cambio de cromos en el Giro

Se esperaba mucho del primer puerto del Giro de Italia y no ha decepcionado en absoluto. Se ha visto más que en todas las etapas precedentes, además de una bonita etapa típica de la carrera italiana, dividida entre la lucha por la etapa, la lucha por la general y un cambio de líder bastante inusual a estas alturas de la carrera.

Que un equipo traspase el liderato a otro corredor del mismo equipo a la altura de la etapa 12 de una gran vuelta es algo de jefazo o de dominio absoluto. No es el caso, y sí lo es de una brillante actitud táctica de Matxín, sin duda inspirado en la etapa de Módena, no en vano la sede mundial de Panini está en esa ciudad italiana.

¿Cómo defender el liderato de Conti cuando ni el mismo puede, ni hay equipo? Pues enviar en la fuga del día -masiva, excesiva, así como los 15´ que alcanzaron- a su compañero Polanc, un esloveno ganador de dos etapas de media montaña en el Giro, y que al final de la jornada lidera la carrera con mayor autoridad que la que ha tenido Conti en esta semana de rosa: nada menos que 4´ sobre Roglic.… Leer más

 

Una edición de Tirreno-Adriático para olvidar

Se puede decir que la Tirreno-Adriático, con su actual formato, ha vuelto a tocar fondo. Ya lo había hecho en fechas no muy lejanas con aquellas ediciones para sprinters, luego las ediciones para contrarrelojistas, y ahora se arrastra lastimosamente con las ediciones para escaladores: los dos triunfos de Quintana se lograron con un único ataque respectivamente, y hoy mismo Kwiatkowski ha ganado una edición soporífera donde ni siquiera los sprints, de siempre una de las características principales de la carrera, han merecido atención.

Movistar se dejó la carrera el primer día en la CRE. 50″ perdidos con el BMC y 41″ con el Sky, todo un anticipo de por donde puede ir la prueba de similares características en el próximo Tour de Francia. Por muy bueno que pueda ser Landa eso es muy difícil de remontar en una carrera con una única montaña, y tampoco es tan bueno porque ni siquiera logró entrar en el podio final.… Leer más

 

Un esloveno suizo

Un esloveno suizo

Tan mal lo deben de ver los propios organizadores que, apenas acabada la edición de 2017, ya están solicitando a la UCI adelantar una semana la prueba para que, en 2018, coincida en fechas con Dauphiné y tener así una mejor participación. Estamos hablando de la Vuelta a Suiza, durante mucho tiempo considerada -con razón- la cuarta grande, y que vive desde hace mucho tiempo en una zona de penumbra entre lo irrelevante y lo prescindible, que se deja ver en muchos aspectos.

El más evidente se supo en el momento en que se presentó el recorrido. Desde hacía muchos años había apostado por llevar la carrera a poblaciones pequeñas, algunas apenas aldeas, seguramente estafadas por el rimbombante y pasajero orgullo de tener un final de etapa. Acabada la gallina de los huevos de oro -y en Suiza saben de este metal-, la carrera ha dejado traslucir este año que no está muy boyante.… Leer más

 

Bouhanni, más boxeador que ciclista

El pasado 8 de abril Philippe Gilbert, uno de los mejores corredores de carreras de un día de todos los tiempos, se enzarzaba en una discusión de tráfico con un conductor, mientras entrenaba en su Valonia natal. La región belga encabeza, año tras año, las cifras oficiales europeas de sinistralidad viaria por una combinación múltiple de factores, y el ciclista es conocido por su actitud arrogante e imperiosa con todos estos asuntos, tanto si un espectador acude con el perro sin correa a ver una carrera ciclista, como si una zona peligrosa está mal indicada en una carrera.

Este tipo de accidentes forman parte del ciclismo, y la misión del ciclista es intentar minimizarlos al máximo. Nunca sabes si el otro va a estar loco, con armas o enajenado por una discusión previa. Al parecer, Gilbert estaba entrenando con un spray de pimienta, muy populares en la vecina Francia, pero totalmente prohibidos en Bélgica.… Leer más