¿Eso han sido los Alpes?

Dos días en los Alpes, el Tour en un pañuelo, y el primer día la fuga con 30 corredores (de donde salió el ganador de la etapa) y el segundo 50, una auténtica animalada jamás vista, que incluso llevaba al estupor a alguno de sus integrantes. El ciclismo y sus pactos, incluyendo el de no agresión en la montaña. Apenas queda una crono con una longitud digna de una vuelta de una semana, y la montaña se ha acabado con los dos primeros de la general sin haber atacado, simplemente aguantando. El tercero si lo ha hecho, para no tener jamás más de 30 metros de ventaja.

Incluso cuando se buscaba consuelo en otras clasificaciones más disputadas, el infortunio hizo que Kittel se cayese al inicio de los Alpes y abandonase la carrera, dejando la regularidad a Matthews, que ya no tenía necesidad de escaparse y dar aliciente, uno al menos, al aburrídisimo espectáculo.… Leer más

 

Haz que parezca un accidente, Mikel

El Tour es mucho más que la lucha por la general, es la lucha continua por el maillot verde, por la fuga, por tener presencia en la carrera, por la mejora del contrato, por la visibilidad, por tantas y tantas cosas que se escamotearon durante la primera semana por un pacto mafioso en el pelotón, que hizo que las etapas llanas se convirtiesen en un carnaval de a ver quien pedaleaba menos, a ver quien hacía lo máximo para aborrecer un tipo de días que, bien planteados, son mucho más atractivos que una etapa de montaña.

Un buen ejemplo ha sido la etapa de hoy, una maravilla (antes hubiese sido otra etapa del Tour, pero empiezan a escasear tanto que hay que apreciarlas y valorarlas en su justa medida) a lo largo de tres horas y media de puro vértigo,  a unos irreales 45´3 km/h, especialmente considerando que es la tercera semana de carrera.… Leer más

 

Balada de Las Landas (con meada incluída)

Balada de Las Landas (con meada incluída)

Llegar a Pau y que sea con sprint, con el quinto triunfo para Kittel en once días de carrera. En una frase, resumido el horrible Tour de Francia que ya ha pasado su ecuador, y que todavía no ha afrontado ni Pirineos, ni Macizo Central, ni Alpes. Una crono de 14 km, un final en alto, y una etapa de montaña donde jamás se superaban los 1500 metros de altitud es todo lo que ha pasado.  Las caídas y las descalificaciones, lo más destacado. Que el Sky haya sido el único líder de la carrera se pasa por alto, porque es la misma monotonía.

Mediada la etapa, poco antes de las tres de la tarde, se oyó balbucear a Carlos de Andrés algo sobre que se estaba creando tensión. Fue así, lo juro. Solo se veía el bosque inmenso de pinos que conforma las Landas, un territorio digno de las peores pesadillas: totalmente llano, escasamente poblado, arenoso y carente de otros atractivos de Francia como los pueblos bonitos o los monumentos destacados.… Leer más

 

Ya no hay fugas, lo han decidido los ciclistas

Desde hace mucho tiempo, y no precisamente con este Tour, se estaba viendo que la famosa omertá del pelotón había actuado de nuevo. Es la plaga que afecta a este deporte, y que hinca sus pies en el secretismo, el club privado, la famiglia y todos esos conceptos típicos de una secta, donde las leyes se imponen desde dentro, y para que no las conozca nadie de fuera.

Se veía que, al menos desde hace tres temporadas, la fuga del día ya no se peleaba. Antes formaba parte de la leyenda del ciclismo, en gran parte porque nunca se veía ese momento de la carrera por no existir cobertura televisiva. Te lo contaban, cuando querían, los mismos que te decían que el dopaje no existe, que aquel día Bartali se comportó como un héroe -y ni siquiera habían nacido, pero les han contado que fue así-, los mismos que no mueven el culo de la sala de prensa cuando van de “enviados especiales”, y perpetran crónicas que podrían escribir perfectamente desde Torrevieja.… Leer más

 

Feo inicio del Tour de Francia

Dusseldorf 1956 tourism poster designed by Harald GutschowNo era un prólogo, no. Cuando la otra contrarreloj del Tour está puesta el penúltimo día y solo tiene 23 km., que el primer día de carrera tenga 14 km. de lucha individual tiene la importancia que cada uno le quiera conceder, pero jamás será un prólogo. Era la primera etapa del Tour, y se pudieron sacar bastantes conclusiones: Froome es el corredor más fuerte, y los demás solo son aspirantes.

El poderío de Froome, ya visto en la carrera desde 2012 de manera ininterrumpida salvo por una caída, se asienta en su increíble capacidad propia o motorizada, y en su equipo, que coló a otros tres corredores entre los diez primeros, algo que no pasaba desde la crono inaugural de Mónaco, en el Tour 2009. El famoso Astana de Armstrong y Bruyneel, una cueva de Alí-Babá bien conocida, por si alguno quiere establecer paralelismos.

Es tal el poderío del Sky en el Tour de Francia, que el gran Geraint Thomas ha ganado la crono con una ventaja asombrosa para solo 14 km., y se ha permitido decir que “podía haber ido más rápido”.… Leer más

 

Cuarto día de carrera y todavía se puede hacer una previa

Así de triste es la edición 2017 de la Vuelta al País Vasco, una carrera desnaturalizada -y el adjetivo adquiere ricos matices tratándose de la zona- por un recorrido ideado por un enemigo. Un enemigo tanto del ciclismo, como de la afición presente en la zona, y que ha conseguido que este año la carrera considerada por muchos profesionales como su preferida sea una sopa insulsa de agua y fideos, donde ni el buen tiempo general consigue quitar la impresión de tristeza.

El desastre se veía venir desde que, con solo tres semanas de antelación, se anunció el recorrido. Se intuye que las han debido pasar canutas para poder sacar adelante la carrera cuando han tenido que recurrir a finales en Bilbao, San Sebastián o ElCiego, un pueblo en la mejor tradición de la carrera, pero un pueblo donde se mueve mucha pasta, incluso dentro de los generosos estándares vascos. La carrera ya lo pasó muy mal en 2015, cuando solo salió adelante por el patrocinio a última hora del Banco Sabadell -habían comprado una caja de la zona y les debieron hacer la llave del ocho del “compromiso con el país”- y parece que vuelve a estar en el filo, ya cerca de que se acabe el compromiso plurianual arrancado a los catalanes.… Leer más

 

Publicado por fin en España The Rough Ride

una-dura-carrera-paul-kimmage-editorial-libros-de-ruta_696Ha tardado nada menos que 26 años, pero uno de los libros fundamentales para conocer el ciclismo realmente existente acaba de publicarse en España. Traducido como Una Dura Carrera, el libro está escrito por Paul Kimmage y es una biografía de su experiencia como ciclista, justo antes de que cambiase el sillín por el sillón e iniciase una exitosa carrera como periodista, uno firmemente comprometido con la verdad, con lo que realmente sucede en el ciclismo y, también, con la buena escritura.

Lo que más sorprende del libro es que está bien escrito. Sin duda, el mejor de su género, porque combina esos aspectos formales con el contenido. De hecho, lo podría leer hasta alguien no aficionado al ciclismo o al deporte, puesto que trata temas universales como la amistad, la soledad, el aprendizaje y la decepción, y lo hace desde un lenguaje llano y sin forzar nada: cuando lo lees, sabes que estás leyendo la verdad, quizás el mayor valor de estos libros-testimonio.… Leer más

 

461 km, menos de un centímetro

461 km, menos de un centímetro

El organizador del Tour había propuesto dos etapas de fondo como transición entre la salida en Normandía y el primer final en alto, que se afronta mañana en el Macizo Central. Un diseño clásico, leblancquiano según sus detractores (los del patapum p´rriba), al igual que ha sido la primera semana del Tour desde que hay memoria, y no precisamente selectiva.

La primera, 223´5 km. con final en Angers, la villa de los tejados negros, allí donde Boonen ganó su primera etapa en el Tour. Los ciclistas tenían otro plan, en directa colisión con los intereses del organizador: se tomaron la etapa como un paseo, un auténtico sopapo al aficionado y su deporte. En las primeras horas de carrera la media era una vergonzante 35 km/h, una velocidad que puede alcanzar perfectamente un pelotón equivalente -de 200 unidades- de globeros de fin de semana.

En el pelotón pasan cosas que se intuyen como práctica mafiosa, y que resulta que lo son: la anteriormente elogiada “formación de la escapada”, esa primera hora de carrera donde se sale como un tiro y se forman múltiples grupos hasta que finalmente cuaja uno con la dosis adecuada de medianías y buscafortunas, ya no existe.… Leer más

 

Mi favorito para el Tour: Alberto Contador Velasco

Mi favorito para el Tour: Alberto Contador Velasco

No faltará el que me acuse de oportunista por el título, el tema y el objeto del post, y que aprovecho la calamidad de un corredor para cebarme sobre él. Bueno, algo hay. Sin embargo, esta sección aperiódica y estacional del blog, consistente en poner la condición de favorito en una carrera de tres semanas, ya está pensada antes de la morrocotuda caída que hoy ha sufrido Alberto Contador, el que siempre se está retirando para no irse nunca.

En las entrevistas precarrera, Contador se ha gustado. La general, para todos los medios, dice que en Dauphiné le faltó “velocidad” y que ha estado preparando el Tour en Livigno, la famosa localidad predilecta para Ferrari, y culpable de haber contagiado el resfriado que impidió participar en el reciente campeonato de España a nuestro campeón.

“Las diferencias en la general no me parecieron importantes”, y se supone que tampoco haber quedado detrás de cuatro corredores y haber perdido -ese verbo que nunca conjuga- una carrera que lideró durante los cuatro primeros días.… Leer más

 

Kittel gana el Criterium de Holanda Oriental

Una excursión. Así fue planteado y así se ha desarrollado el prólogo de tres días con el que ha empezado el Giro 2016. No hay otra consideración a lo que han sido tres días de exaltación del público y muy poco del ciclismo, pero con el objetivo poco oculto de hacer caja. El ciclismo, si llega, tendrá que ser en Italia, donde entre ayer y hoy llegará la caravana ciclista, tras 2200 km. de trasladado (la distancia entre Holanda y Catanzaro, profundo sur de la bota itálica) y consumiendo el primero de los ¡tres! días de descanso.

Al menos la excursión, como casi siempre que el próspero país  organiza la salida de una gran vuelta -ya es tan habitual que es difícil hacer memoria de todas- , ha permitido conocer una zona lejos de las guías turísticas, y que siempre suele ser el Este del país. Ahí se combatió mucho en el final de la II G.M, y gran parte de la zona quedó arrasada, reconstruyéndose el centro urbano con los criterios urbanísticos y arquitectónicos de la postguerra: cemento visto, grandes infraestructuras para el coche y bloques del Movimiento Moderno con toldos naranjas.… Leer más