Decadente-Adriático

Los problemas de la Tirreno-Adriático eran muy evidentes desde que decidieron apostar por ediciones con un puertarraco que llevaron a que la carrera fuese para consumados corredores de tres semanas, a los que muchas veces les bastaba con un único ataque para ganar. Se consiguió salir de la apatía de las ediciones para sprinters, y de aquella memorable edición al puestómetro entre Garzelli, Evans y Scarponi. Ahora, como mal menor, proponen un recorrido sin apenas subidas.

Era lo normal tras una edición aborrecible donde en la etapa de montaña entraron tropecientos al sprint, pero dudo mucho que los males de la carrera se solucionen con la edición 2019. Por lo pronto, la CRE aburrida y cansina del primer día seguirá siendo decisiva, incluso mucho más que en otra ediciones: aquel equipo que pierda más de 20″ quedará descartado para una general que se decidirá en gran medida por segunditos y bonificaciones.

Vean, vean que recorrido de pena. A pesar del gran dolor que me causa, me veo obligado a poner el recorrido de la CRE inaugural, esa donde vuelan a 57 km/h de media y donde desde hace cuatro años imperaba el BMC, hasta el punto de colocar perfectamente para la general a un corredor tan mediocre como Damiano Caruso. Desaparecido el equipo suizo, la etapa será un gran duelo entre todos los equipos especialistas en la disciplina (Orica, Quick Step, Sky) con la incorporación del Jumbo.

T01_LidoCamaiore_alt_jpg
Otra vez el Lido de Camaiore, qué pesadilla

La segunda etapa vuelve a traer el mismísimo final en Pomarance donde en 2016 ganó Stybar, y no será la única localidad de esa edición que repita. Es uno de los síntomas más claros de decadencia de una prueba, cuando una y otra vez salen los mismos lugares, pero para que abundar en este tema en la carrera que año tras año apuesta por el circo final del sprint lanzado de San Benedetto del Tronto, únicamente decisivo en la edición 2012 de la prueba.

T02_Pomarance_alt_jpg
Estuve en Pomarance y me acordé de tí, Zdenek
T02_Pomarance_ukm_jpg
¡Menuda rampa de lanzamiento para Dumoulin!

Apenas 195 km. y dos subidas antes de la ascensión final. Uno se podría ilusionar con una actitud de los ciclistas similar a la vista estos días en París-Niza si no fuese porque no se ha olvidado de lo ocurrido el año pasado en todas y cada una de las fugas de la carrera: en la fuga del día solo iban los equipos invitados a la carrera, y siempre con los mismos corredores.

Así planteado, ¿qué más da que haya dos etapas seguidas de 220 km.? Probablemente nada, simplemente un entrenamiento de calidad de cada a la Milan-Sanremo. Fondo con dorsal, como la etapa con llegada a Foligno -en 2016 se llegó aquí con victoria de Cummings-in-your-face-, donde lo más difícil está concentrado al inicio, y todo el final es llano. Y no parece que las previsiones meteorológicas sean de gran temporal con frío y lluvia, lo que antaño salvava estas etapas antes de los kilómetros finales.

T03_Foligno_alt_jpg
Eh…..que ya no corre Óscar Freire

La cuarta etapa, reflejo de esa decadencia ya explicada, hace un doble paso por meta para rentabilizar la localidad de Fossombrone y sus dos encerronas típicamente italianas, demasiado cartografiadas para que puedan resultar una sorpresa para nadie. Por eso, por sabido y por explicado, la etapa reina de Recanati es un chiste, con el primer paso por meta en el km. 111, para después hacer cuatro veces un circuito con una subida muy dura, como si fuese un Mundial.

T04_Fossombrone_alt_jpg
A ver si la distancia logra no que propone la altimetría
T04_Fossombrone_ukm_jpg
E vince Bettini dopo un´allungo sull´ultima salita!

Tras una etapa en torno a los 200 km. y final en Jesi, ideada para velocistas, solo quedará la crono final, una fórmula agotada y de martes que no se explica bajo ningún criterio objetivo. La Tirreno-Adriático tiene una de las mejores fechas del calendario, y también una gran participación venida a menos, para uno de los peores recorridos de las pruebas WT, con excepción de la Volta a Cataluña.

T05_Recanati_alt_jpg
Un Mundial en Recanati sería como el Ostuni 1976
T05_Recanati_ukm_jpg
Veo a Adam Yates

El principal favorito con este recorrido es Alaphilippe, insertado en la locomotora QuickStep y con las mismas características que tenían Bettini o Rebellin cuando ganaron esta carrera, en ediciones con perfiles muy semejantes. El francés ha empezado la temporada a tope ,y no le importa ir de favoritísimo a Sanremo, donde podrá sacar la lengua y hacer gestitos de manera muy elocuente.

Su mayor rival, y siempre a expensas de lo que rinda el equipo en la CRE, es Roglic. Es otro que ha empezado la temporada como si no hubiese mañana, y el año pasado ya dio una exhibición con victoria en una de esas etapas típicamente de la Tirreno-Adriático con final en cuesta en un pueblo perdido del centro de Italia. Será revivir el mismo duelo de la pasada Itzulia, donde seguramente el esloveno vaya soldado a rueda del francés para verse batido al sprint, y después llevarse la general.

Mirando a estos dos se pueden encontrar perfectamente Dumoulin -le encanta Italia, y es un corredor que rinde sobremanera en finales de encerronas y grandes cuestas-, Pinot -exactamente lo mismo, y ojalá dedique una victoria al austríaco caído hematológicamente-, Geraint Thomas, Adam Yates -otro con etapa el año pasado, y que se puede beneficiar mucho de la CRE-, Wellens, el muy en forma Lutsenko y Van Avermaet, ganador en 2016 de esta carrera porque se tuvo que anular la etapa de montaña. Su rival entonces y ahora, Sagan, podría entrar en la lucha, aunque todavía no ha corrido esta temporada en Europa y le falta rodaje.

El tradicional duelo entre Tirreno y París-Niza a ver qué carrera es mejor se ha decantado en los últimos años en favor de los franceses por recorrido, entrega y resultado final. En Italia todavía no se han enterado que su carrera languidece -en ninguna etapa se ve público, en ninguna- y no parece que la opción buscada vaya a mejorar una carrera lastrada por una CRE que no ofrece ningún aliciente, y que lastra toda la semana competitiva.
***
Los organizadores había ideado para la segunda etapa de París-Niza un recorrido con un tramo final en circuito que giraba sobre sí mismo, dejando forma de triángulo: una búsqueda artificial de que soplase el viento, al menos en alguna de las orientaciones. El problema es que el viento ya soplaba en el tramo lineal (los ciclistas cubrieron 100 km. en las dos primeras horas), y ese recorrido solo ayudó a una reagrupación en el tramo final.

Hasta entonces, el grupo cabecero con al menos 50 km. a meta estaba compuesto por Quintana, Grossschartner, Bardet y tres compañeros, Bernal, Jungels y Kwiatkowski entre los favoritos. Posteriormente se unió un impresionante Gª Cortina, liberado de funciones para Colbrelli. En la meta sprintó tanto que sólo le superó Groenewegen, aumentando aún más la ansiedad del asturiano. De momento, ya no podrá ir de tapado en las clásicas, por lo que se escapa su opción más real de dar un campanazo en edad joven.

Entre los damnificados de la general, pues muchas mejos bajas que en el primer día. G. Izagirre -tercero en 2018- tuvo que abandonar, Bernal ha seguido sumando bonificaciones, Teuns se ha dejado 52″ y Simon Yates la belleza de 6´44″. La etapa ha tenido una media de 51´2 km/h, pero la buena de verdad fue la del primer día: en la de hoy corredores como Ion Izagirre o M.A López ya se han dejado llevar. Vaya dos gregarios para SMS Sánchez.
***
Calmejane ya lleva 10.000 km. este temporada -contando desde noviembre-, por lo que en teoría debería volar en esta París-Niza…veremos en qué acaba este experimento….
***
Lo País mete con calzador un artículo sobre los problemas con los carriles-bici en Holanda. De sus beneficios no recuerdo ninguno en los últimos 40 años.
***
Ha muerto Eduardo Rodrigálvarez, que durante la última década llevó las crónicas de la Vuelta y de la Itzulia en Lo País. Jamás me gustó su estilo -apolillado , esclerotizado y muy caduco-, y en su obituario dejan caer que ha dejado enchufado a su hijo. El periodismo. Firma Jon Rivas. La famiglia.
***
El Estado español necesitaba que Mowgli estuviese en Rio 2016, para lo que forzó todo lo médico posible. Como el mismo protagonista reconocía, “llegó casi sin entrenar”, y aún así fue cuarto en individuales y oro en dobles, para lo que le buscaron a última hora a un desconocido y bastante limitado compañero: el mismo que ahora está implicado en casos de amaños de partidos. Si es que está todo conectado: trampa y deporte, unidad de destino en lo Universal.
***
El artículo se debería titular, con valentía, “Más peonadas”.
***
Pueden contactar con tropela y su alegre muchachada -que no en vano comenzaron en 2005, ese año de promisión- en feedback@tropela.eus, y hacerles todo tipo de observaciones y piropos sobre su nueva interfaz con el usuario. El tropeltxo de este blog -uno de los más numerosos de la plataforma- sigue sin estar disponible, pero dentro de poco lo estará y ¡será terrible! ¡Como todos los años!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
 

39 comentarios en “Decadente-Adriático

  1. Vaya pasada la etapa de hoy de paris-niza,velocidad,aire,abanicos…51 de media..puuff…no puedo mas que darte la razon en todo lo que expones siempre en cuanto la carrera la hacen los corredores y no el terreno…gracias Sergio por los ultimos post y a ver si tenemos suerte y sigue el ritmo de post…un saludo

     
  2. Yo más bien había pensado en que salpicara a Roglic. Coinciden los dos deportes, ciclismo y ski, su irrupción me parece demasiado, y considerando que Eslovenia procede del Imperio Austro-Hungaro, a los efectos…

    Claro que Eslovaquia también, jajaja.

    Gracias por la actividad de estas semanas Sergio. Me quedo con tus críticas a Cortina, con ese intento de ir a por Gilbert ayer, el sprint que le ha desenmascarado hoy, y sobre todo ese ataque a destiempo en la Het Volk. Esperemos que no le quite el cartel del nuevo Flecha a Vanmarcke.

    Un saludo!

     
    • Lo veo difícil, porque Gª Cortina tiene sprint y acabará ganando carreras. El problema es esa ansiedad que le está devorando, en gran parte inducida por una masa informe de fans, empezando por los de su pueblo. Además, querer empezar ganando en plazas como la Vuelta a España (2017), grandes clásicas o esta París-Niza de cuchillo pues…

       
  3. Se ha suicidado con 23 años una ciclista americana, medallista en Río 2016. El ciclismo y sus cosas.

    Por cierto, fantástico el post de la PN de ayer, de los que crean afición por el ciclismo.

     
  4. Confirmar que la strade bianche es un entrenamiento para los renombres que van y comparto tu opinión.
    De hoy, me sorprendió como se movió Bernal en loa abanicos…parece nacido en Gante!

     
  5. Muy buenas a todo y a ti Sergio siento lo de Twitter, ni me he enterado. Hay una cosa que me llama la atención y no se si lo habéis comentado ya. Estos entrenamientos de europeos en colombia concretamente de Quick Step a qué se deben? Que hace en pleno mes de marzo Enric Mas allí? Allaphillipe y Jungels dando exhibiciones tras pasarse allí todo febrero…no me quiero imaginar cuando traigan a Hodeg. Qué equipo por Dios es sangrante, nunca mejor dicho.

     
  6. Yo ya no digo nada sobre recorridos porque en la Paris Niza las etapas iniciales no me convencían y están resultando espectaculares.

    Lo que está claro es que es una vuelta pensada para puncheurs que no pierdan tiempo en la CRE. Has mencionado a Mitchelton, SKY, QuickStep y Jumbo Visma. Yo creo que hay que añadir a Sunweb. Quick Step ha apostado por un equipo más de volata pero imagino que lo harán bien. Con la explosión de BMC otros equipos se han enriquecido con sus especialistas, Pinot ha reclutado a Küng y Scotson, mientras que Bahrein tiene a Dennis.

    Lo has comentado y creo que muy acertadamente, Alaphillipe y Roglic va a ser un duelo muy recurrente en vueltas donde no haya alta montaña. Y Dumoulin claro. Así a priori las etapas caerían del lado del francés pero entre las 2 cronos el esloveno y el holandés podrían sacar un botín suficiente.

    Alaphillipe se está hinchando a ganar, pero en las generales lo ha tenido más complicado y compartir equipo con Viviani le resta medio equipo para su propósito.

    Si Thomas y Poels llegan en forma, Adam Yates sigue en su línea de 2019, le sumas Nibali, Pinot y Fuglsang, la carrera tiene buenos mimbres. Me gusta más la participación de la París Niza pero no está tan mal.

    Mientras tanto Movistar presenta un equipo muy flojo, que aunque fuera alguno de la tricefalia la sola existencia de la CRE les descartaría. Así que ya puestos mandan el equipo C y que Carapaz o Prades intenten salvar la carrera.

     
  7. gran post de nuevo!la dieta no-twitter tiene efectos increibles.
    Pero que pinta en todo esto la foto de Craxi?diría que es él no?jajajajajajaj

     

Leave a Reply to Gianp Cancel reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Current day month ye@r *