Decadente-Adriático

Decadente-Adriático

Los problemas de la Tirreno-Adriático eran muy evidentes desde que decidieron apostar por ediciones con un puertarraco que llevaron a que la carrera fuese para consumados corredores de tres semanas, a los que muchas veces les bastaba con un único ataque para ganar. Se consiguió salir de la apatía de las ediciones para sprinters, y de aquella memorable edición al puestómetro entre Garzelli, Evans y Scarponi. Ahora, como mal menor, proponen un recorrido sin apenas subidas.

Era lo normal tras una edición aborrecible donde en la etapa de montaña entraron tropecientos al sprint, pero dudo mucho que los males de la carrera se solucionen con la edición 2019. Por lo pronto, la CRE aburrida y cansina del primer día seguirá siendo decisiva, incluso mucho más que en otra ediciones: aquel equipo que pierda más de 20″ quedará descartado para una general que se decidirá en gran medida por segunditos y bonificaciones.… Leer más

 

Mollema, alérgico a la goma

Mollema, alérgico a la goma

El ciclismo no para nunca de sorprendernos. Antes era para bien, asombrados por las hazañas de los héroes del pedal, ahora simplemente es una competición a ver que nueva astracanada y tontería surge para mayor descrédito de este deporte. La de hoy es de nivel superior, porque afecta a uno de los ciclistas de la nueva generación, y por lo absurdo.

Bauke Mollema es el típico producto de la escuela holandesa del Rabobank. Pasado a profesionales en 2008 y con 22 años, estuvo en tiempo de conocer a Geert Leinders y todo su sistema de dopaje en el conjunto holandés. También es cierto que el recientemente conocido informe de la USADA solo certifica prácticas dopantes hasta 2007, curiosamente el año en el que Rabobank sacrifica una victoria en el Tour de Francia en aras de la limpieza del deporte.

Tras pasar el 2009 en blanco, en 2010 realiza una temporada muy notable con debut en una grande (12º en el Giro) y primera victoria de profesional, una etapa de Polonia; en 2011 debuta en el Tour de manera decepcionante, pero enlaza con la Vuelta a sus 25 años y acaba 4º de la general, llegando a ser líder en una etapa.… Leer más

 

Hushvod y la cultura común del dopaje

Hushvod y la cultura común del dopaje

No suelo dedicar espacio a corredores que se retiran, porque lo que hayan tenido que demostrar en carrera ya habrá sido suficientemente comentado. Si el abandono es relevante por su edad y trayectoria, como Andy Schleck, se puede hacer una excepción; si el que deja el ciclismo es alguien como Thor Hushvod, un corredor que tiene su Mundial como una estrellita solitaria, y cuyo rendimiento se desplomó a partir del Tour 2011, mucho menos.

El noruego lo ha dejado hace unas semanas y, aunque ya fue noticia cuando Bergen fue agraciada con la organización del Mundial 2017 -donde el interpretaba el gancho del ciclista famoso que promociona una candidatura-, ahora lo es más por la publicación de su biografía. Fue el pasado lunes, está escrita en riguroso noruego -que se diferencia del sueco en lo mismo que se diferencia el catalán del supuesto valenciano- y, merced a las autopistas de la información (¡toma término viejuno en el día de la publicación del inútil nuevo diccionario de la RAE, agobiada por el presentismo!) y a que un fan lo iba transcribiendo a medida que lo iba leyendo, ya lo conocemos en su totalidad.… Leer más