Proclamado para la posteridad el IV Premio Zakarin™

If you have the legs
Paulo Coelho dixit

El celebérrimo Premio Zakarin™ llega a su IV edición, porque todos podían saber que el ciclismo que cambia se perpetuará siempre a través de este reconocido galardón entre el mundo ciclista. Sus bases, inamovibles como las del Régimen del 78, se esbozaron apresuradamente aquí y solo necesitan ser interpretadas, nunca modificadas porque en sí mismas son ontológicamente perfectas.

Por una vez la encuesta realizada para insuflar algo de teatralidad en esa democracia en la que ustedes creeen algo ha venido a coincidir con el criterio del jurado, y si no se hubiesen cocinado los resultados hasta hacerlos encajar adecuadamente, igual que un bebé mete la figura del trapecio en el espacio destinado a un cilindro. Tal es el criterio y la legitimidad que rodean al Premio Zakarin™.

Por tanto, y en vista de los méritos acaecidos y acreditados durante la temporada 2018, el Jurado tiene a bien proclamar ganador del IV Premio Zakarin™ a Don:

Simon Phillip Yates

(añadan aquí vítores y soflamas)

Son muchos los atributos acaparados por el corredor británico para hacerse con el galardón a la tierna edad de 26 años, solo un año más de la edad que tenía el ilustre Illnur Zakarin, inspirador de la gala que se celebra hoy en el blog, con tanto de buffet frío, vino español y montañitas de harina endulzada para los escasos seguidores de Ciudagramos. El primero de ellos, y por primera y creemos que única vez, que suma el galardón a su victoria en el World Tour. Sí, señores y señoras: el ganador del Premio Zakarin™ ha sido el mejor corredor del año.

¿Casualidad? ¡Jamás! Una de las características de el ciclismo que cambia es que las casualidades no existen, y menos en alguien así. Domiciliado en Andorra, el excampeón del mundo de puntuación en 2013 ha ido quemando etapas vertiginosamente y, sin contar previamente con ningún top-five en grandes vueltas, esta gloriosa temporada ha conseguido estar a punto de ganar el Giro (13 días de líder) y ha ganado la Vuelta a España, donde realmente no tuvo ningún rival.

Bicisport
En Italia lo quieren de vuelta. Quieren que consume el butrón

Pero eso no basta, no. El Premio Zakarin™ llama siempre a los más destacados de la temporada, y no precisamente por sus victorias. Si algo asombra en el primer británico en llevarse el galardón (¡chúpate esa, Froome!) es que lo haya hecho con su grave condición de asmático, que le llevó a drogarse con Terbutalina durante la París-Niza 2016, olvidando el TUE. Recibió una sanción de un puñado de meses, de la que ha resurgido como un corredor íntegro, creíble y plenamente 2005, si me permiten la cursiva al estilo de los que leen el Tractatus y se quedan embobados.

Solo así se explica el 2017: antes de París-Niza se rodó en Valencia y Abu Dhabi, para llegar a la carrera francesa a tope. Ganó la etapa reina y salió de líder el último día, donde la victoria se le escapó por un ataque lejano de Marc Soler. Solo esta bizarría (¡un Movistar atacando de lejos!) impidió que su temporada fuese aún más increíble. En la Volta ganó la etapa de Montjuic y acabó cuarto, para después no ponerse un dorsal durante un mes y medio.

¡Si, el famoso descanso activo! Así llegó al Giro, donde logró ser top-five en ¡ocho etapas!, cifras de sprinter. O séptimo en el prólogo de Jerusalem. Un descanso activo en condiciones, seguramente luchando contra ese asma atenazante, y esas alergias tan peligrosas de primavera: mejor estar encerrado en Andorra, con su inoperante y corrupta agencia antidopaje, que ir por ahí a competir. ¡Con la de peligros que hay!

Miren si no lo que le pasó a su compañero Chaves, que todavía no se ha recuperado. Uno de esos males netamente ciclista le esperaba agazapado en algún lugar de la península, y le dio el zarpazo justo tras el día de descanso. Todavía no se ha recuperado, y eso que venía de ganar en el Etna y ser tercero en el Gran Sasso, en la primera etapa ganada por su compañero tras haberle dejado ganar en la cumbre siciliana. Dos semanas después Yates también tendría su blancazo en Finestre, donde cayó a dos días del final del primer al 18º puesto, en algo raras veces en el ciclismo.

¿Es o no es acreedor del Premio Zakarin™? ¿Cómo lo puede dudar alguien? Aunque las deliberaciones del jurado son secretas -salvo para Villarejo-, tengo que decir que en esta ocasión se ha rozado la unanimidad, una palabra que enaltece cualquier proceso democrático al aseverar en su rotundidad la no existencia de discrepancias, el sólido cimiento de una cultura, un pueblo, una voz, sin lenguas que se impongan unas a otras: la de el ciclismo que cambia.

ProCycling
Mucho más valioso el Zakarin™ que esta portada

Tras dos meses parado, volvió en la prueba de Ordizia, donde fue segundo ayundando a ganar a un compañero. Y poco después confirmó lo bien que le sienta estar entrenando en Andorra: segundo en la Vuelta a Polonia, solo derrotado por el local Kwiatkowski, que venía rodado del Tour. Por supuesto, la etapa final y la más dura a la buchaca, sumando la sexta victoria WT del año. Ese fue su rodaje con dorsal antes de su gran butrón.

Era suficiente para considerarlo favorito para la Vuelta. En la carrera española jugó al gato y al ratón con sus inoperantes rivales -como en la etapa con final en Estaca de Bares-, eludiendo su condición de favorito y revelándose para el gran público con la victoria en Les Praeres de Nava, cuando todos esperaban a la Momia Murciana. A partir de ahí, a reírse en el jeto del personal, llegando a atacar como líder en la última etapa de montaña a 10 km. de meta.

El Jurado ha querido destacar, como último mérito y en absoluto de menor perfil, el hecho de que sea compañero del muy recordado y amado II Premio Zakarin™, Matthew Hayman. De la misma forma que el blancazo de Chaves ha sumado en su candidatura, también lo hace que alguien de su equipo haya recibido ya el galardón, porque también es muy el ciclismo que cambia. En definitiva, se ha quedado un IV Premio Zakarin muy difícil de superar en cuanto a méritos: asmático, blancazo, 23 días de líder en grandes vueltas -ganando una de ellas-, ocho victorias WT siendo escalador (o pistard), blancazo de compañero, Andorra y todo lo demás expuesto.

Así las cosas, los dos accesit -para los que ha habido puñaladas entre los miembros del Jurado, cada vez más levantiscos- no han ido a parar al segundo y al tercero en el voto popular, principalmente porque desde aquí jamás se dará nada a Valverde, salvo bolsas de sangre y peluches de perro. En cuanto a Froome, rompe las barreras del premio y anularía cualquier competición objetiva e imparcial.

Quedandose
Quedándose en Prato Nevoso, un día antes del blancazo

Es por esto que el primer accesit ha ido a parar a Peio Bilbao que, no contento con completar todo el Giro sin bajarse del topten (sexto en el prólogo de Jerusalem, por ejemplo), enlazó con Dauphiné y logró una de esas cosas que demuestran que este ciclismo siempre será el mismo: tras ir fugado todo el día en una etapa de montaña, y con el pelotón de favoritos justo detrás, aceleró y amplió su diferencia para entrar en solitario en meta.

Además, un Jurado con las manos ensangrentadas tras haber purgado a los disidentes ha querido destacar el potencial para el futuro de este corredor vasco. No en vano todavía ninguno de los accesit de anteriores ediciones ha conseguido ganar el Premio Zakarin™, y sin duda Bilbao está bien posicionado para volver a lograr una hazaña casi tan legendaria como su triunfo en La Rosiere, punta del iceberg del gran año vasco de positivos entre los futuros cachorros de esta gran e inagotable cantera de el ciclismo que cambia.

El otro accesit recae en Niki Terpstra, que ha hecho a sus 35 años su mejor temporada de siempre (ganador en Flandes y tercero en Roubaix, segundo en Paris-Tours y campeón del Mundo CRE) y donde brilla con el fulgor propio de lo que nunca se apaga su victoria en Harelbeke, poco comentada y para siempre en los corazones. Aguantó una ventaja de 20″ a todo un pelotón durante los últimos 25 km de la importante prueba de primavera, una hazaña donde no pesó ni su edad, ni sus rivales ni lo que le queda a este ciclismo, donde se ven cosas que no se veían ni en los años más locos de la EPO a go-go. En el fondo, este detalle del Jurado a Terpstra esconde un reconocimiento a su equipo, aunque esto haya causado mucha polémica entre los miembros, ya disueltos en ácido.

Se cierra así la IV edición del Premio Zakarin™, justo cuando se está lanzado la V con el pretemporada 2019, incluyendo un ciclista de 38 años que dice que “nunca he dado positivo”. Los ciclistas y sus escuderías deportivas ya están preparados para dar lo mejor de sí en aras de el ciclismo que cambia, y lograr honrar y perpetuar la memoria de Ilnur Zakarin, ganador del I Premio Zakarin™ -francamente hundido este año- y que ha cedido magnánimamente su nombre al galardón, y del que seremos fieles guardianes con la elocuencia de lo que abarca sin entrar en minucias.

¡Larga vida al Premio Zakarin™!

(Siguen hurras y descorche de botellas de cava valenciano)
***
Aproveche un día, por ejemplo hoy mismo, para darse una vuelta por la publicidad del blog. El tránsito del invierno es duro y solitario, y este es un blog que se mantiene por gente como usted, capaz de gastarse lo que no tiene en el comercio electrónico.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
 

65 comentarios en “Proclamado para la posteridad el IV Premio Zakarin™

  1. Pues yo discrepo con el jurado, Yates es el resultado de poner recorridos de mierda que permiten que pueda ganar cualquier mediocre. No pudo ganar el giro, que es la última gran vuelta “clásica” (etapas largas, varios días duros encadenados, etc.) y se lleva la vuelta, que es un paseo durante dos de las 3 semanas. Estoy segurísimo que si J. Rodríguez hubiese descubierto Andorra de joven, y no pasados los 30, tendría alguna temporada similar.

    Para mí el Premio Zakarin™ lo merecía Esteban Chaves, uno que quería repetir lo de 2 podios en grandes y un monumento en la misma temporada y ha acabado convertido en un Intxausti de la vida, un monigote que no puede ni pedalear. Eso es el ciclismo que cambia, lo de Yates es lo normal en estos días.

     
    • ¡Cómo! ¡No has leído el post! ¡No son las victorias, es cómo las ha conseguido! ¡Toda la temporada a tope! ¡Aparece y desaparece! ¡Llega en forma desde el entrenamiento! ¡Es asmático! ¡Es inglés!

       
      • Si en vez de inglés dices que es colombiano, pensaría que te refieres a tu amigo Nairo en alguna de sus temporadas pasadas

         
          • Yo sí lo he leído, y creo que lo de “inoperante y corrupta agencia antidopaje” también aplica a Colombia. Cierto es que un positivazo da más puntos, y que Nairo es mil veces mejor corredor que el inglés andorranizado, pero aun así…

            De todos modos tampoco vamos a hacer mala sangre, ¿no? es en parte gracias a este blog que a todos se nos ha caído la venda de los ojos ya hace tiempo, y si seguimos viendo ciclismo es por las risas (y cuando las carreras no son en España, por los paisajes). Salud y buen rollo.

             
  2. Wiggins Froome Thomas Yates es Gran Bretaña lo que Lemmond, Armstrong Landis a Usa. Brailsford es a Bruynel y sigue la serie por Delgado hasta Contador. Wiggo define a Armstrong en su libro como el perfecto ganador del Tour y Valverde preguntado por Eufemiano dicr que es agua pasada. Mientras Landis El Pais nos asombra diciendo que todo sigue igual que en 2006.
    Hemos visto a Froome en la Finestre y a Rhomas arrasando en los Alpes y hasta al 18. Val Piti ganando el mundial. Y ahi lo dejo.

     
    • Disculpad mi ignorancia, Lemond tiene leyenda oscura? Su declive, a aparte de por la edad no puede tener nada que ver con el uso la EPO por los Induráin, Chiapucci…

       
    • Greg Lemond es un grande y no ha dado ningún motivo de sospecha para que lo incluyas en esa galería de monstruos, creo.

       
    • Y a corredores cómo skujins desconocidos.. hacer un inicio de año pésimo y ganar en California, llevar 3 dias el premio de la montaña, ganar los 3 valles varesinos a pinot…. y en fotos que lo he visto yo ese mismo dia llevar el brazo hinchado con moratones! Hah y vive en Andorra una parte del año.. y cómo este muchos. No sólo los pata negra

       
  3. Ningún “pero” al justo ganador, si bien los accesits me parecen más subjetivos: Chaves sin ir más lejos también ha hecho méritos. Y puesto que el accesit sirve de vacuna para no ganar el premio de honor, mejor se le otorgaba a Evenepoel, por lo que nos pueda venir.

     
  4. “Nunca he dado positivo” . Lo cierto es que el comentario de Valverde lo dice todo. Dice:
    0) Que no entiende logica aristotelica,
    1) y espera que nosotros no la entendamos
    2) Que el sistema es incapaz de coger a un corredor que tenia bolsas de sangre en un piso franco de alguien condenado por dopaje, que empezo a correr durante el fin de la era EPO, y del que ademas se tienen datos de pasaporte biologico.

    Si a eso le sumas que este anyo hemos aprendido que dar el doble del limite de la tasa de salbutamol tampoco es para tanto, pues igual tengo que empezar a darle la razon a Sergio y su idea del festival de monstruos.

     
    • Vale, pero el monstruo mayor, M.Sainz nunca fue condenado por dopaje! fue condenado por una falta contra la salud pública y por llevar 60.000 euros en efectivo. Esto fue así porque no existía ni la ley ni el tal delito de dopaje

       
      • Hombre, tampoco pillaron nunca a Pablo Escobar con perica encima y a Al Capone le metieron al talego por una cuestión de impuestos. Tu me dirás.

         
  5. «En cuanto a Froome, rompe las barreras del premio y anularía cualquier competición objetiva e imparcial».

    Esta frase, reproducida textualmente, resume el panorama descorazonador en que se encuentra El Ciclismo que Cambia, maravillosamente retratado por el Premio Zakarin, al tiempo que pone de manifiesto la magnitud de la tragedia.
    Pese a todo, aquí seguimos: leyendo, escribiendo y riendo… por no llorar.
    Larga vida, pues, al Premio, al blog y a sus lectores.

     
  6. Primer parrafo, primer puñetazo a la constitución a veces eres brutal.
    Decepcionado con el Zakarin esperaba a otro
    Grs x tu contribución al ciclismo aprendi a valorar x cosas de el

     
  7. Buenas, Geraint Thomas recurrirá a Estrasburgo el fallo del jurado tras agotar las demás instancias, si fuera necesario. Nos vemos en los tibunales.

    Bufete SKY&SKY

     
  8. Yo propongo que a la entrega del premio, vestidos de bufones asistan: Rosón, Salas, Merrino y el ínclito de Mateos…,

     
  9. Simon Yates !

    Esta temporada ha sido una pena porque ya ha quedado claro cuál es el hermano bueno y cuál el malo. Al final Adam acabará siendo el Prudencio de Simon :-)

    Premio merecido (aunque yo tenía otro candidato) por ese blancazo mastodóntico. Ese rendimiento de 100 a 0 en tan poco no lo había visto nunca. Las victorias no me han sorprendido mucho porque son todas similares con recorridos que le favorecían. Y ojo que le veo levantando los brazos en alguna clásica de su perfil.

    Me sabe poco el áccesit de Terpstra representando al Quick Step como estructura que bate récords de victorias incluso después de desprenderse de Kittel, Trentin, Martin… y que cualquiera gana. Algo tiene ese maillot azul.

     
  10. De nuevo queda demostrada en esta decisión la discriminación patente entre la afición por los sprinters frente a los aburridos corredores de grandes vueltas. Un justo vincitore hubiera sido el camarada Viviani, perteneciente al rebaño (no manada) más monstruoso del panorama actual y epítome de lo que el salto a QuickStep puede significar: su mejor año de siempre, multitud de victorias, 4 etapas en el Giro, 3 en la Vuelta. Cifras de Cipollini cuando antes solo había podido ganar una etapita en GTs. Cifras a las que Trentin decidió renunciar al cambiar de escuadra. Tiembla Sanremo.

     
    • ¡Secundo la moción!

      Por su manera de stravincere el campeonato italiano, por sus atteggiamenti mafiosi en la última etapa romana y por ser la quintaesencia del dominio apabullante de QS, Viviani era el candidato idóneo, el más preparado. Además, su victoria hubiese servido para demostrar, una vez más, todo lo que Ibarguren ha hecho por este preciado galardón, ya atesorado por un paciente suyo anteriormente. Su victoria hubiese sido igualmente la demostración de que fuera de QS hace mucho frío, como dicen nuestros politólogos y periodistas que también hace fuera de la Unión Europea o de la constitución; si no, que le pregunten a Kittel, Vermote o Vandenbergh. Además, dotar de este galardón a un sprinter hubiese servido para visibilizar a un colectivo no siempre reconocido, el de los velocistas, cuya existencia es una demostración palpable de la diversidad inherente a toda comunidad.

      Por todo ello no me queda más que mostrar mi desacuerdo con el espíritu pseudodemocrático de los miembros del jurado. Cualquiera pensaría que forman parte del poder judicial español.

       
      • Yo también voté a Viviani que de ser un Nizzolo de la vida ahora parece el Pettachi más poderoso.

        El problema del premio Zakarin es que se mete a todos en el mismo saco, y lo mismo lo ganan clasicómanos, como sprinters como escaladores.

        Sé que Zakarin es marca registrada, pero abriría el abanico a más categorías como si fueran los Oscar. Por ejemplo el premio Gewiss al mejor equipo me gusta. O el premio Vainsteins para sprinters. O el premio Pecharroman para escaladores. O el premio Bruynnel para los directores deportivos.

         
        • El problema con lo que propones es que siempre habría alguien con mentalidad Movistar que se iría contento con ganar el Zakarin por equipos, cuando lo que cuenta es el Premio Zakarin™ auténtico y original.

           
    • Pienso lo mismo. Fue mi voto y su evolución me parece demencial, en un corredor que antes sudaba sangre para ganar un par de carreras al año. Entre él y Kittel representan a la perfección el ciclismo que cambia.

       
  11. Justísimo ganador del Zakarin; llegando con Chaves en plan Piepoli – Cobo a la meta del Etna, puliéndose a todos en la etapa de Sappada y marcándose un blancazo de leyenda en una de las etapas más “ciclismo que cambia” de la historia, que será recordada como una suerte de tragedia shakesperiana sobre dos ruedas y con bien de mandanga y decisiones desafortunadas.

    En cuanto a los áccesit, yo veía a los siguientes figuras:

    - Fraile: Humillando a propios y extraños en su cabalgada a Mende, y tras sus “fulgurantes” apariciones en Paris-Niza y la Itzulia.
    - Dennis: El careto de Dumoulin en meta después de la CRI mundialista apoyado sobre la bici recuerda a la instantanea de aquel amable anciano que consternado vendía periódicos el día que murió Roosevelt.

     
  12. “Aquí jamás se dará nada a Valverde, salvo bolsas de sangre y peluches de perro”.

    Esta frase justifica la existencia de este blog.

    Por lo demás, yo vengo a hacer dos peticiones:

    1. El pueblo sigue queriendo (al menos yo sigo queriendo) el premio Gewiss (yo lo llamé así una vez, no sé si fui el primero, pero juraría que sí) al equipo que mejor encarne los valores del ciclismo que cambia.
    2. El pueblo tiene que saber quiénes son los miembros del jurado y hacer públicas sus deliberaciones (hola, moncloa.com). O si no, vamos a empezar a pensar que jurado, en realidad es ‘jurado’ y es un premio de carácter dictatorial. Lo cual en realidad estaría mejor, la verdad.

    Para mí, y a falta de algún criterium random donde Valverde gane cosas para que en ProCyclingStats diga que tiene 200 victorias y de la presentación de la Vuelta a rampas de cabra por España, este post significa el cierre de la temporada. Por lo cual, quiero decir que ha sido un verdadero placer leeros a ti, Sergio, y a todos los que por aquí escribís. Uno aprende cosas, se informa y se ríe. Todo un lujo en estos tiempos.

    El año que viene más.

    Un saludo a todos.

     
  13. El premio Gewiss sería para QS que parece la familia Adams, todos son monstruos.
    El premio Landis para Cris Finestroome, la mayor golfada de la temporada.
    El ciclismo necesita un Villarejo, qué ostias.

     
  14. Esperaba alguna mención onorífica al alopécico de Artá, que apunta maneras de campeón, ya está vociferando que el año que viene trepará al Izoard con aspiraciones, con su fiel Toni siguiendo sus gestas en una roulotte.

    Hoy Manolone ha anunciando que su equipo no puede continuar por falta de presupuesto.

    ¿Para cuándo una nueva equipación de esta página con los colores de Lefevere?

    Pinchando enlaces.

     
    • Que quizá por las características del premio Zakarin, y porque desde su sanción no ha parado de ganar cual veinteañero desbocado, Valverde podría no merecer el galardón. Pero de ahí a no aspirar ni a podio…

       
  15. La etapa de Froome en finestre es merecedora ya de por si de la cuarta edición a lo Hayman, lo que me ha sorprendido es que Thomas ni siquiera estuviera en los candidatos y ni siquiera lo mentas en el post, un tipo que vale, era gregario (como lo era este año), pero su mejor participación en un gran tour fue 15°, ganó Niza en 2016 ( el año de contador a 4″ e Izaguirre a 36″, para qué se vea el nivel…) y E3 en 2015, en el Giro del año pasado, “supuestamente” tenía buenas condiciones, pero este año, plas! Dauphiné y Tour, delante de los tres favoritos, y delante de Froome! poniéndose chulo al mismo Braisfold, y diciendo, no me habéis dado droja premium premium por si Froome pinchaba? pues ahora sus jodéis que yo quiero ganar!!! Y cuando normalmente, con su estado de forma, tendría que haber ido a la vuelta a rematar su gran año a lo Froome, el Sky va a la vuelta con De la Cruz como jefe de filas, se va al Tour of Great Britain to say hello to the people, eat fish & chips and kidney pie y conchavear con la UKAD.

     
  16. La elección del premio Zakarin entiendo que ha de ser muy difícil, ya que cada año hay grandes aspirantes que hacen méritos de sobras para salir vencedores.

    En mi humilde opinión tanto la temporada de SP Yates como la de Viviani me parecen escandalosas (en el peor sentido de la palabra) pero sobre todo, quien más me ha chirriado es el equipo Sky y su rapidez en encontrar un ganador del Tour de recambio. Si son capaces de sacar ganadores de Tour así de la casi nada, de qué no son capaces?

     
  17. Por cierto compañeros del metal ¿habeis comentado algo acerca de como el Tour se plantea prohibir en carrera los potenciometros?

     
  18. Has usado la palabra “bizarria” de forma correcta!!!!!!
    Porque hoy estoy de buen humor y he decidido darte el beneficio de la duda y asumir que te refierees al atque de Soler como algo valiente y no que consideres que un Movistar atacando de lejos sea una extravagancia.
    Eso si que es para descorchar vino espumoso/xamparada/vino de aguja/cava/champan y no el premio Zakarin.

    Ya crei que nunca aprenderias….

     
  19. Pa mí que el Premio Zakarin, después de la V edición, hay que ir cambiándole el nombre por Premio Enric Mas. En plan refundación de Alianza Popular.

     
  20. Un placer leerte en artículos así, de acuerdo en casi todo, aunque me guardo para mi lo que discrepo, hasta ver si algun año soy parte del jurado, o mejor, un presidente del Jurado Supremo que pueda convocar una asamblea al menos de todos los que comentan y tumbemos la decisión del jurado original.
    Uiii que me lio
    Gracias!

     
  21. Me he reído y mucho leyendo este post. Formo parte de los que votamos a Yates por esa combinación de blancazo y dominio apabuyante.
    El accésit a Terpstra merecido. Primero porque siempre es bueno premiar la simpatía y la alegría de vivir, que no son criterios del premio zakarin pero bueno. Y segundo por momentos tan extraños como ese GP Samyn, que no deja de ser una carrera de pueblo belga entre semana, bonita eso sí, con equipos de continental corriendo y el QS machacando como un Contador sprintando a niños o Maradona marcándole el gol ese a un niño sin piernas.

     
    • jeje, está muy bien que te acuerdes de Le Samyn, recuerdo que estuve en c2005live y estabamos todos flipando con lo que le hacían al pobre Gaudin…

       
  22. Para mí el unico ganador posible es Geraint Thomas y lo demás es prevaricación. Como ya sabemos la predilección del autor por el galés era de esperar este fallo injusto. Solo hay que aportar una prueba. Ese señor ha ganado el Tour. Fin de la cita. Lo de Yates en comparación es pecata minuta.

     
  23. Yo en los accesit cambiaba a peio o Niki tepstra por Omar Fraile sin dudarlo.
    Sus victorias y no victorias (lagos 2016) son lo más zakarin que he visto.

     
  24. Genial post, Sergio. Me he reído todo lo que he querido, y más… Esta claro que Simon ha dado suficiente la nota para ganar el premio más codiciado del panorama ciclista. Thomas, Froome, Piti y otros podrían haber ganado, pero lo Yates ha sido de traca. Pedazo de carrera deportiva, a su tierna edad!

    Un saludo y la radio abierta esperando noticias sobre el maillot!

     

Leave a Reply to Jürgen Cancel reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Current day month ye@r *