Proclamado para la posteridad el IV Premio Zakarin™

Proclamado para la posteridad el IV Premio Zakarin™

El celebérrimo Premio Zakarin™ llega a su IV edición, porque todos podían saber que el ciclismo que cambia se perpetuará siempre a través de este reconocido galardón entre el mundo ciclista. Sus bases, inamovibles como las del Régimen del 78, se esbozaron apresuradamente aquí y solo necesitan ser interpretadas, nunca modificadas porque en sí mismas son ontológicamente perfectas.

Por una vez la encuesta realizada para insuflar algo de teatralidad en esa democracia en la que ustedes creeen algo ha venido a coincidir con el criterio del jurado, y si no se hubiesen cocinado los resultados hasta hacerlos encajar adecuadamente, igual que un bebé mete la figura del trapecio en el espacio destinado a un cilindro. Tal es el criterio y la legitimidad que rodean al Premio Zakarin™.

Por tanto, y en vista de los méritos acaecidos y acreditados durante la temporada 2018, el Jurado tiene a bien proclamar ganador del IV Premio Zakarin™ a Don:

Simon Phillip Yates

(añadan aquí vítores y soflamas)

Son muchos los atributos acaparados por el corredor británico para hacerse con el galardón a la tierna edad de 26 años, solo un año más de la edad que tenía el ilustre Illnur Zakarin, inspirador de la gala que se celebra hoy en el blog, con tanto de buffet frío, vino español y montañitas de harina endulzada para los escasos seguidores de Ciudagramos.… Leer más

 

Caprichos australianos

Michael Matthews ha estado en el Mundial de Innsbruck. Este domingo terminó segundo en la CRE, y si estuvo es porque se corría por última vez por equipos comerciales. De haberse disputado por selecciones nacionales, como pretende la UCI, el australiano no hubiese tenido la oportunidad de defender -y de manera brillante, porque es un notable contrarrelojista- ni sus intereses, ni los de su equipo.

Es una situación que se repite periódicamente en el ciclismo. De manera estúpida, un corredor cae en desgracia a ojos de un director y deja de ir a las carreras importantes. El caso más conocido, al menos en España, es cuando aquel impresentable llamado Juan Fernández dejó fuera de la Vuelta 1995 a Fernando Escartín, por entonces en el Mapei pero que ya había fichado para el año siguiente por el Kelme, manteniendo al mismo médico, el conocido Michele Ferrari.

El envidioso andaluz, que cambió el sillín de corredor por el sillón de director en un santiamén, era muy elogiado por entonces por su valentía táctica, que simplemente escondía el recurso a auténtica #EPOGoldenAge en todos sus corredores.… Leer más

 

Froome gana (*) el Giro más rápido de la Historia

Froome gana (*) el Giro más rápido de la Historia

A los ciclistas, después de tres semanas, les hicieron salir a las 10:40 de la mañana del sábado para la disputa de la última etapa del Giro, porque había que acabar una hora antes para hacer el estúpido traslado a Roma para una etapa-circo ya desde su misma concepción, y aún más tras ver su realización. El Giro de la salida desde Oriente Próximo, de las tres etapas en Sicilia, en vez de acabar en Milán tenía que ir a Roma, distante 750 km. del Valle de Aosta.

De manera casi excepcional en un Giro donde solo había llegado la fuga del Etna -y de aquella manera-, la de Pratonevoso y la del Jafferau -y de aquella manera-, esta vez también hubo éxito para los valientes del día, que tuvieron una amplia ventaja de 5´ sobre un pelotón formado por el Sky en modo control. El mejor corredor de la fuga, el imprescindible Mikel Nieve, ganaba en el día de su 34 cumpleaños su tercera etapa en el Giro, cada una con un equipo diferente.… Leer más

 

Simon Yates también avasalla en la segunda semana del Giro

Simon Yates empezó el Giro logrando un séptimo puesto en la crono de 10 km. en Jerusalem. Fue todo un aviso de lo que iba a pasar, siempre y cuando le saliese bien el segundo día de descanso. A su compañero Chaves, como es sabido, no le fue tan bien y ahora está cerrando el pelotón de la carrera -en la etapa de Nervesa della Battaglia fue el último a 15´, a 5´ del antepenúltimo, y era totalmente llana- hasta un nivel que parece que nadie se da cuenta de lo que significa.

Sea lo que sea que a Chaves le sentó muy mal en el segundo día de descanso, y que probablemente usaba la fuerza de la gravedad para hacer fluir el líquido, a Simon Yates le ha sentado muy bien. Tanto que al día siguiente del espectacular hundimiento de su compañero de equipo y colíder se fue a ganar su segunda etapa en la carrera, de una manera muy evidente para cualquiera que lleve algo más de dos telediarios viendo el ciclismo.… Leer más

 

La alergia al ciclismo tumba a Chaves

“Segundo día de descanso, y primera encerrona de la carrera: una etapa de 240 km. por las Marcas y Umbria, en gran parte por territorios muy poco transitados por la carrera, y espectaculares. En una muy similar se montó la fuga-bidón de 2010, la que casi da la carrera a David Arroyo, y de ese recuerdo vivimos todos los aficionados. De que pase algo. De que no se vaya siempre a rebufo del Sky. No pasará nada, como casi siempre en este deporte, pero al menos el organizador pone el escenario y, lo que es más importante, la distancia”

Esto aparecía en el blog allá por noviembre de 2017, con motivo de la presentación y posterior análisis del recorrido del Giro 2018. Se insiste mucho en este espacio en la necesidad de que, si se da la ocasión, los ciclistas tengan recorridos propicios para inventar algo diferente al clásico final en cuesta o en montaña, que últimamente viene a ser lo mismo.… Leer más

 

Una verdadera etapa de montaña el sexto día

Era la tercera vez que se subía el Etna en esta década (para un total de cinco en toda la historia) y ha sido, con mucha diferencia, la mejor ascensión. El pelotón se ha tomado en serio la tercera oportunidad que ofrecía la espléndida Sicilia para el ciclismo y, con una etapa de vértigo, ha dejado constancia de que hay que volver frecuentemente a esta tierra, no necesariamente la primera semana. Miren el titular: sexto día, y diferencias de etapa de montaña. Lo de “verdadero” viene por todo lo que le rodeó.

Desde la salida se corrió como si fuese una de esas etapas infantas de apenas 100 km., con una primera hora con 47 km. completados -ir relativamente cuesta abajo ayudó, pero más que no se formase la fuga a pesar de los múltiples ataques- y, como en las dos etapas anteriores, atravesando por el medio esos grandes poblachones que hay en Sicilia, con todo el pueblo volcado en la carretera.… Leer más

 

De Gendt lo vuelve a hacer

La Volta no necesita presentación en este espacio. En España se disputa la tercera carrera por etapas más antigua del mundo, y lo hace con una prueba WT en una región que ofrece una gran variedad de recorridos, zonas por explorar y potencial turístico, aún siendo la Comunidad Autónoma que más visitantes extranjeros recibe y con zonas ya saturadas, como la capital.

Sus problemas son bien conocidos, y a pesar de la entrada de ASO, algunos parecen enquistados sin solución. Por lo menos el más visible, el de la pésima realización televisiva, se ha mejorado espectacularmente -solo falta que el realizador esté atento en las llegadas y ponga la cámara buena- con un helicóptero que ofrece tomas espectáculares, todavía un escalón por debajo de las de las carreras francesa, pero todo se andará.

Tras el experimento del año pasado con la CRE, que tanto juego dio para lograr una de las mejores ediciones de la Volta, los organizadores han vuelto al terreno pastado con un recorrido de siete días sin crono alguna, toda una anomalía en carreras WT.… Leer más

 

La Vuelta de Froome

Con sus cuatro Tour de Francia ya ganados (y 3 Dauphine y 2 Romandía) Chris Froome es ya uno de los grandes del ciclismo; es cierto que está lejos de las siete grandes vueltas como mínimo que tienen los más grandes de este deporte, pero el Tour es el Tour porque es el Tour: las cuatro rondas francesas lucen más que, por ejemplo, el Tour, los dos Giro y la Vuelta de Nibali, aun siendo el mismo número. El palmarés de Froome podría ser mucho más grande de no haber tropezado, una y otra vez, con su deseo de ganar la Vuelta, donde ha sido tres veces segundo y una cuarto, y  donde sale el sábado con la intención de ganar de una vez por todas.

Para Coppi la Vuelta nunca existió, y solo vino cuando era un viejo que se arrastraba por el pelotón en busca de flashes y dinero; para Anquetil fue una anécdota en su palmarés, igual que para Merckx: una única participación, una victoria; Hinault fue el primero de los verdaderamente grandes que honró la Vuelta, con dos victorias en otras dos participaciones; Indurain corrió la Vuelta mientras no ganó el Tour, y no pasó del segundo puesto: cuando dejó de ganar en Francia, volvió a la carrera española a la fuerza y acabó abandonando la prueba y el ciclismo, sin ganar ni siquiera una etapa en sus ocho participaciones; Contador solo ha venido a la Vuelta de rebote, y jamás ha defendido ninguno de sus títulos: en 2008 porque no lo quisieron en el Tour, en 2012 porque venía de su sanción por drogarse, en 2014 con la meseta tibial destrozada.… Leer más

 

Otro Tour de Quintana contra Froome

A Quintana le ha salido mal su plan de lograr el doblete Giro-Tour. Por 31″, pero mal. Nadie se atreve a descartarlo para la victoria de un Tour que tiene el penúltimo día una crono-chiste de 24 km, y donde como mucho perdería 50″, pero ya no es tan favorito como en 2015, con aquel Tour sin crono y en donde no pudo ganar a Froome, su rival histórico y en su carrera preferida, la que les ha visto a ambos tres veces en el podio.

Por lo menos este año el anunciado duelo entre británico y colombiano tiene una pega en ese duopolio perfecto establecido en 2013, y es el cada vez más consistente Richie Porte. El corredor del BMC ha hecho una temporada calcada a la que realizaron en su momento tanto Evans como Wiggins: ganar o hacer podio en todas las carreras de aproximación a su objetivo de temporada.… Leer más

 

Van Avermaet consigue el juego, el set y va a por el partido

Todo es un inmenso prólogo para el Tour de Flandes. Tengo mis dudas de que, desde que pasaron Gante-Wevelgem a un domingo, la carrera haya mejorado. Y todo lo que le rodea: han conseguido convertir carreras que antes eran de tamaño medio o pequeño en auténticos monstruos, como se ha visto la semana pasada con el GP Waregem, pasado a categoría WT con funestos efectos en su desarrollo. El mal que se ha cargado el Tour de Flandes -con mucho, el peor Monumento, la carrera más aburrida y más hecha para el lucimiento de estrellitas- corre el riesgo de propagarse al resto de carreras de pavés, todo dentro del actual hype -avivado desde el mundo anglosajón- con estas carreras.

A Través de Flandes era una carrera pequeñita, preciosa, que pasaba desapercibida antes de las grandes citas. En su lista reciente de ganadores se combina algún gran nombre (Boonen, Museeuw) con corredores del pelotón de clásicas, como Hoffman, Eeckhout o Breschel, y rara vez domina un superequipo.… Leer más