La Vuelta de Froome

Con sus cuatro Tour de Francia ya ganados (y 3 Dauphine y 2 Romandía) Chris Froome es ya uno de los grandes del ciclismo; es cierto que está lejos de las siete grandes vueltas como mínimo que tienen los más grandes de este deporte, pero el Tour es el Tour porque es el Tour: las cuatro rondas francesas lucen más que, por ejemplo, el Tour, los dos Giro y la Vuelta de Nibali, aun siendo el mismo número. El palmarés de Froome podría ser mucho más grande de no haber tropezado, una y otra vez, con su deseo de ganar la Vuelta, donde ha sido tres veces segundo y una cuarto, y  donde sale el sábado con la intención de ganar de una vez por todas.

Para Coppi la Vuelta nunca existió, y solo vino cuando era un viejo que se arrastraba por el pelotón en busca de flashes y dinero; para Anquetil fue una anécdota en su palmarés, igual que para Merckx: una única participación, una victoria; Hinault fue el primero de los verdaderamente grandes que honró la Vuelta, con dos victorias en otras dos participaciones; Indurain corrió la Vuelta mientras no ganó el Tour, y no pasó del segundo puesto: cuando dejó de ganar en Francia, volvió a la carrera española a la fuerza y acabó abandonando la prueba y el ciclismo, sin ganar ni siquiera una etapa en sus ocho participaciones; Contador solo ha venido a la Vuelta de rebote, y jamás ha defendido ninguno de sus títulos: en 2008 porque no lo quisieron en el Tour, en 2012 porque venía de su sanción por drogarse, en 2014 con la meseta tibial destrozada.… Leer más

 

Otro Tour de Quintana contra Froome

A Quintana le ha salido mal su plan de lograr el doblete Giro-Tour. Por 31″, pero mal. Nadie se atreve a descartarlo para la victoria de un Tour que tiene el penúltimo día una crono-chiste de 24 km, y donde como mucho perdería 50″, pero ya no es tan favorito como en 2015, con aquel Tour sin crono y en donde no pudo ganar a Froome, su rival histórico y en su carrera preferida, la que les ha visto a ambos tres veces en el podio.

Por lo menos este año el anunciado duelo entre británico y colombiano tiene una pega en ese duopolio perfecto establecido en 2013, y es el cada vez más consistente Richie Porte. El corredor del BMC ha hecho una temporada calcada a la que realizaron en su momento tanto Evans como Wiggins: ganar o hacer podio en todas las carreras de aproximación a su objetivo de temporada.… Leer más

 

Van Avermaet consigue el juego, el set y va a por el partido

Todo es un inmenso prólogo para el Tour de Flandes. Tengo mis dudas de que, desde que pasaron Gante-Wevelgem a un domingo, la carrera haya mejorado. Y todo lo que le rodea: han conseguido convertir carreras que antes eran de tamaño medio o pequeño en auténticos monstruos, como se ha visto la semana pasada con el GP Waregem, pasado a categoría WT con funestos efectos en su desarrollo. El mal que se ha cargado el Tour de Flandes -con mucho, el peor Monumento, la carrera más aburrida y más hecha para el lucimiento de estrellitas- corre el riesgo de propagarse al resto de carreras de pavés, todo dentro del actual hype -avivado desde el mundo anglosajón- con estas carreras.

A Través de Flandes era una carrera pequeñita, preciosa, que pasaba desapercibida antes de las grandes citas. En su lista reciente de ganadores se combina algún gran nombre (Boonen, Museeuw) con corredores del pelotón de clásicas, como Hoffman, Eeckhout o Breschel, y rara vez domina un superequipo.… Leer más

 

Valverde no deja ni las raspas

Después de la tremenda ascensión a Mont Caro, a la que nos referiremos muchas veces en el futuro (la posiblemente mejor victoria de Valverde, la eclosión de Marc Soler, los buenos que son los puertos sub1000metros, una de las mejores ediciones de la Volta), parecía que la carrera catalana estaba cerrada y finiquitada, tal era como nos tenían acostumbrados en las últimas ediciones.

Ni de lejos fue así. Durante la noche cayó una impresionante nevada en la montaña de Tarragona, algo ciertamente infrecuente por las fechas, la altura y su cercanía al Mar Mediterráneo. La carrera ya había esquivado las inclemencias meteorológicas -la expresión empieza a ser un simbiote, como “pertinaz sequía”- en La Molina, y esta vez alteró notablemente la carrera.

Chris Froome iba camino de lograr su mejor clasificación de siempre en la Volta -otra carrera española que se le resiste uno y otro año- cuando sobrevino su peor enemigo: el frío.… Leer más

 

¿Qué harías TUE (II)?: retirado con 27 años

¿Qué harías TUE (II)?: retirado con 27 años

Deberían saber quien es Jack Bobridge. El ciclista australiano pasó a profesional en 2009 con 21 años y una perspectiva inmejorable. As de la pista, en la entonces todopoderosa y ahora desaparecida escuadra de su país, consiguió ese mismo año de su debut proclamarse campeón del mundo CRI sub23 en Mendrisio, delante de gente como Malori, Kittel, Van Garderen, Kruijswijk o Nairo Quintana, al que quizás les cueste ver en esta relación, pero que ya gana cronos y todo. Además, porque nunca ha dejado la pista, fue plata en persecución.

Mientras muchos de estos corredores han conseguido ya grandes victorias, y las que vendrán, el talento australiano acaba de anunciar que deja el ciclismo, en un caso que guarda un parecido lejano con uno de los mejores casos de el ciclismo que cambia que recuerdo, el de su compatriota Flakemore. Idéntica nacional, idéntica victoria en el Mundial CRI sub-23, y retirados muy jóvenes del ciclismo: uno porque “no quería sacrificarse para llegar a ser un campeón”, y nuestro protagonista de hoy, por enfermedad.… Leer más

 

De repente, una París-Tours. De repente, ciclismo.

Salió una gran etapa, sin ninguna duda la mejor de lo que llevamos de Tour, con un montón de intrahistorias y situaciones de carreras mucho más interesantes que las cacareadas etapas de montaña. Un perfil vertiginoso, un media de película de terror (45 km/h, ¡el ciclismo que cambia!) y una fuga compuesta por una parte muy importante de la crema de las carreras de un día. Sin quererlo, en el Tour apareció una clásica, quizás la más auténtica que queda.

Para salir de Andorra, donde estuvieron disfrutando de la jornada de descanso, los ciclistas tenían que afrontar Envalira, único paso directo con Francia y que, merced a este Tour donde se escamotean los colosos alpinos, era la cima Henri Desgrange de 2016. Un coloso de salida, y despues más de 140 km. rapídisimos hasta la meta en Revel, un lugar de cuento de hadas.

Recientes sucesos tras la jornada de descanso, como los que sufrieron trágicamente Van Garderen o Landa, hacían prever que a más de uno se le atragantaría un plato así tras el desayuno, y solo tenemos testimonio de Kelderman y de Rolland.… Leer más

 

Las auténticas reglas del ciclismo no están en el reglamento

Las auténticas reglas del ciclismo no están en el reglamento

Primer día de competición tras la jornada de descanso, que antes se aprovechaba para poner alguna encerrona y ahora se usa para una etapa fácil en lo altimétrico, y que así los fluidos vigorizantes infusionados el día anterior no provoquen ningún problema. Sin embargo, esto es ciclismo, el deporte más exigente del mundo, y donde nunca -salvo que los ciclistas lo decidan así- hay jornadas de transición, mucho menos la de ayer, disputada casi por entero a la vera del Adriático, siempre en sentido norte y buscando las montañas.

La media de la etapa fue de 45´743 km/h, favorecida por un viento de cola fortísimo a partir de Cesena, y del que todo el pelotón estaba advertido Muchos salieron con el 55 montado, incluyendo escaladores tan ligeros como Hubert Dupont. Se iba a volar, especialmente en los kilómetros finales cuando se hizo evidente que la fuga del día no se iba a entregar, una fuga compuesta por modestísimos del pelotón como Busato, Marangoni, Malaguti, Boem y el único con cierto nombre, Oscar Gatto.… Leer más

 

Costa ya ha cumplido

Costa ya ha cumplido

Tony Martin ha llegado a acariciar el triunfo en la Vuelta a Suiza, carrera que ha liderado en sus ocho primeros días, para perderla en el último ante el vigente campeón, el portugués Rui Costa. Ha sido un duelo desigual, en una carrera con un problema de participación muy evidente -y el hecho de que sea el tercer triunfo consecutivo de Costa lo confirma- y donde, salvo el último día, se ha visto muy poco ciclismo.

Sin embargo, es una de las pruebas WT con menos problemas. Todos los años goza de envidiable salud de patrocinadores locales, una considerable afluencia de público y finales en poblaciones inéditas y diminutas. Es como una especie de fiesta nacional de la bicicleta, y donde los corredores locales brillan muy por encima el rendimiento que ofrecen en otras pruebas del calendario. Excelente vehículo de promoción turística, este año ha tenido un meteorología envidiable de sol y buenas temperaturas.… Leer más

 

Evans, líder de un Giro sin salsa

Evans, líder de un Giro sin salsa

Al final acabó saliendo de su madriguera, y creo que lo hizo porque en el vídeo se veía claramente que el atroz grito provenía de alguien de su equipo, y la alegre muchachada de internet ya se estaba cebando con Gasparotto, culpable de ser del Friuli -más eslovenos que italianos, entendidos estos como gente a medio camino entre la morería y Europa- y de haber proferido el sonoro Terroni!!!!

Valerio Agnoli, fedelissimo de Nibali -no falta a ninguna concentración en altura, también en el Teide- admitió su grito simiesco, y lo hizo a la manera italiana, esa de “si, ma…”: primero intenta pasar página rápido, después dice que no les escupan al pasar por los pueblos, y termina diciendo que han amenazado de muerte a su hija, con la que posa en los tres momentos en los que se disculpa con la boca pequeña.

“Es que mis padres son de Nocera Superiore, y estaba saludando a mis paisanos”.… Leer más

 

15 años viviendo con la losa de un dopaje puntual, ¡pobre!

OGradyseasomaLo venía avisando: O´Grady estaría en la lista de dopados del Tour 98, y bien lo debía saber el australiano, que anunció previamente y por sorpresa que dejaba el ciclismo, cuando antes había ramoneado con la posiblidad de continuar también en 2014 y batir el record de participaciones en el Tour. Confirmado su dopaje de hace quince años, el australiano ha seguido el guión previsto en casos como el suyo.

Y es un buen caso, la verdad. Medallista olímpico en Barcelona 92 en pista y a unos tiernos 18 años, el suyo es el primer caso de una tendencia muy de moda en el ciclismo: no la de doparse y después decir que no ha sido para tanto, sino hacer del velódromo una rampa de lanzamiento hacia la ruta, donde el último sputnik con parábola similar es el conocido Kennaugh, archifamoso escalador del Sky.

Al año siguiente fue campeón del mundo y así fue sumando medallas y galardones mientras desde 1995 pasaba a la ruta con el Gan francés, luego convertido en Credit Agricole.… Leer más