Proclamado para la posteridad el IV Premio Zakarin™

Proclamado para la posteridad el IV Premio Zakarin™

El celebérrimo Premio Zakarin™ llega a su IV edición, porque todos podían saber que el ciclismo que cambia se perpetuará siempre a través de este reconocido galardón entre el mundo ciclista. Sus bases, inamovibles como las del Régimen del 78, se esbozaron apresuradamente aquí y solo necesitan ser interpretadas, nunca modificadas porque en sí mismas son ontológicamente perfectas.

Por una vez la encuesta realizada para insuflar algo de teatralidad en esa democracia en la que ustedes creeen algo ha venido a coincidir con el criterio del jurado, y si no se hubiesen cocinado los resultados hasta hacerlos encajar adecuadamente, igual que un bebé mete la figura del trapecio en el espacio destinado a un cilindro. Tal es el criterio y la legitimidad que rodean al Premio Zakarin™.

Por tanto, y en vista de los méritos acaecidos y acreditados durante la temporada 2018, el Jurado tiene a bien proclamar ganador del IV Premio Zakarin™ a Don:

Simon Phillip Yates

(añadan aquí vítores y soflamas)

Son muchos los atributos acaparados por el corredor británico para hacerse con el galardón a la tierna edad de 26 años, solo un año más de la edad que tenía el ilustre Illnur Zakarin, inspirador de la gala que se celebra hoy en el blog, con tanto de buffet frío, vino español y montañitas de harina endulzada para los escasos seguidores de Ciudagramos.… Leer más

 

Proclamado con autoridad el II Premio Zakarin™

Proclamado con autoridad el II Premio Zakarin™

El Premio Zakarin™, en contra de todo pronóstico, llega a su segunda edición. Se instituyó con el X Aniversario del blog, para devolver al ciclismo todo lo que me había dado, especialmente esos reproches de “haz algo para cambiarlo” (el ciclismo que cambia) o “es muy fácil decirlo desde el sofá”. Bien, pues aquí está: un galardón estimado por la comunidad ciclista, y que distingue a aquel que, durante una temporada natural, mejor encarne los valores inmarcesibles del ciclismo que cambia.

Desde el jurado del Premio se hace un simulacro de votación democrática donde han participado casi 900 IP diferentes -decir lectores sería exagerado-, y que han concedido su favor mayoritario a Mathew Hayman. Por una vez, y sin que sirva de precedente, el gusto de esa masa informe y alocada (Ortega dixit, Gasset refrendó) que se articula en la dictadura de la mayoría llamada “democracía” viene a coincidir con el criterio del Jurado.… Leer más

 

Gasparotto gana a lo Gilbert

Gasparotto gana a lo Gilbert

La sensación al acabar la carrera era de inmensa estafa pero, ya más relajados con el paso del tiempo -en Eurosport UK cerraron la retransmisión sin poner el podio, de tan cutre que parecía todo- tampoco fue para tanto. Simplemente fue la Amstel Gold Race de siempre, pero con unos protagonistas relativamente inesperados para una carrera que goza de ese nivel, merecido o no.

Gasparotto ya había ganado la carrera en 2012, cuando finalizaba en el Cauberg -la primavera prodigiosa del Astana, que una semana después ganaba Lieja con Iglinski el dopado con EPO- y había sido 8º el año pasado, cuando ya militaba en el modesto Wanty, un equipo continental cuyos éxitos se cuentan con los dedos de la mano de un artificiero, y donde recaló hace ya años porque era un corredor de vuelta de todo, incluyendo la noción pública de haber sido cliente de Michele Ferrari cuando era un joven prometedor.… Leer más

 

Iba a ser la Roubaix del barro, y fue la del viejo

Uno de 37 años remata la fuga del día en Roubaix. Funciona bien como titular alternativo, y explica la carrera casi en su totalidad. También el ciclismo que cambia, puesto que aunque lean por ahí que el ganador es un ciclista modesto, viene de un pasado muy turbio y, aunque también lean por ahí lo de que la París-Roubaix premia de tanto en cuando a corredores así, el ganador ha hecho una carrera incomprensible: en la fuga del día, se engancha a los favoritos, y los gana con un sprint soberbio en el velódromo de Roubaix, después de haber estado en mil refriegas en los últimos km.

Pues vale. El espectáculo fue soberbio, una edición memorable de París-Roubaix que ya lo iba a ser porque era la primera vez que se retransmitía íntegra por televisión, y no por el barro que llevaban anhelando (incluso rezando) todos los enemigos del ciclismo durante la semana previa.… Leer más

 

“Solo es cuestión de creérmelo”

¿Donde habíamos dejado esto? Ah, en la subida a Lure. Ganó el esperado y el predestinado, el australiano Richie Porte, representante eximio de la llamada nueva generación, esa que el ciclismo propone lustro tras lustro, y que dicen que no tiene nada que ver con la de sus predecesores.

Siutsiou llevó la persecución del Sky a la escapada del día, después se puso David López -el corredor vizcaíno de tercera fila que tenía la carrera estancada y ha rejuvenecido en su paso al equipo británico- iniciado el puerto. Era el tren del Sky con vagones nuevos, pero el mismo efecto.

Después de varios ataques, incluyendo los de un entonado Scarponi, Talanski el líder ya iba cocido, pero se creyó que por eso del maillot amarillo iba a poder ganar. Después de un ataque de Menchov, Porte calculó su distancia -o su SRM se lo dijo- y se fue como una bala a dos kms.… Leer más