A temporada pasada

DLi6zu2WsAAPH0a[1]Los protagonistas creían que nunca llegaría el final de la temporada, tras haber sido señalados en el ya lejano mes de enero. Algunos han estado en sus marcas, otros han clavado fielmente el pronóstico, un par de ellos se ha desmarcado del vaticinio agorero y han trazado su propia trayectoria. Sea este el momento de repasar la trayectoria en 2017 de estos ciclistas:

Lobato: efectivamente, ha logrado ser el nuevo Paul Martens del Jumbo. Una única victoria en el Tour de L´Ain, y un segundo puesto en la etapa de Tarragona de la Vuelta, donde no se le volvió a ver más en un sprint, llegando a optar por soluciones tan ingeniosas como ir escapado en la etapa de Gijón. El equipo en el que está es como es, o sea que puede que el próximo año haga lo mismo.

Gaviria: sacrificó las clásicas de pavés para llegar al Giro lo mejor posible, y le salió muy bien. Colocado perfectamente por Richeze, ganó hasta cuatro etapas y llegó a Milán para ganar la regularidad. Después, una lesión por caída le retrasó hasta septiembre y el objetivo del Mundial, donde se equivocó gravemente al salir a las refriegas de los últimos kilómetros. Aún así, 8º. Y 5º en Sanremo. Y otras seis victorias.

Verona: en su primer año entero con el Orica se ha visto su categoría como ciclista. Apenas vale para un par de km., dejando imágenes patéticas como su pedaleo en el Stelvio, o como iba parado justo antes de un repecho en la Vuelta. Tiene el mismo número de victorias que Jesús Hernández, otro ciclista madrileño que está ahí por amigos, por el jiji-jaja, y por la tontería. Su auténtica razón de ser, junto al YouTube.com

Stuyven: estuvo desaparecido todas las clásicas, hasta el punto que nadie contaba con él para Roubaix. Llegado el día, se marcó un carrerón de aupa, escapado constantemente con Oss, y todavía con fuerzas para ser cuarto en el velódromo. Hizo el Giro entero y carburó de nuevo a final de temporada para el Mundial, ganando antes de manera portentosa la etapa de Grammont en el Eneco. Se esperaba un salto adelante mayor, y aún así sigue siendo el mejor colocado para ser el flandrien de referencia en los años venideros.

Kelderman: tras abandonar el Giro por la montonera del Blockhaus, parecía que su temporada se perdía definitivamente. Sin embargo, ha conseguido rehacerse y firmar una gran Vuelta, tan buena que solo se cayó del podio en la etapa del Angliru, donde cerró en el 5º lugar de la general. Merced a que el que le precedecía en la clasificación se tomó el último día de fiesta, acabó 4º, un resultado muy grande que le hará volver a ser jefe de filas el próximo año.

Matthews: sigue sin ganar algo realmente grande, aunque al menos en su primer año en el Giant haya mejorado su última temporada en el Orica, cuando todos pasaban de él. Lo que más brillo le ha dado es el maillot verde del Tour (con dos etapas), pero para todos los aficionados al ciclismo lo que más brilla es el cuarto puesto en Lieja, donde podía haber estado más arriba de estar atento en el momento clave. Igual que en el Mundial. Uno de los corredores más valiosos del pelotón.

Poels: gran decepción con el holandés, que se ha perdido casi toda la temporada por una lesión de esas del Sky. Ni Giro, ni Tour, y en la Vuelta de gregario de menos a más para Froome, consiguiendo acabar sexto y haciendo toda una exhibición en el Angliru, donde también fue segundo en 2011. Con la salida de Landa del equipo puede que tenga más cerca la posibilidad de ser jefe de filas en el Giro, o en co-capitanía con Thomas.

I.Izagirre: estaba haciendo el temporadón de siempre hasta que se cayó en el prólogo del Tour, y se acabó todo con dos vértebras rotas. Su habitual ramillete de buenos puestos (7º en París-Niza, 3º en Itzulia, 5º en Romandia, 6º en Suiza donde fue de menos a más) palidece ante sus Ardenas, siendo muy activo en Amstel -donde estuvo a un tris de meterse en el corte bueno- y Lieja, con un 5º puesto que yo creo que no ha sido ponderado suficientemente.

Tony Martin: como predicho, su temporada ha sido un desastre. Caído continuamente en las clásicas, ni siquiera ha ganado una mísera crono que no sea el campeonato nacional. Su carrera está en franco declive, y a ver en qué tipo de corredor se reinventa para lo que le queda, que todavía será bastante por su buen oficio y por lo que tiene de alemán.

Aru: se perdió el Giro por una caída mientras entrenaba en el Teide -tanto te da, tanto te quita- y se reorientó al Tour, donde ganó muy bien en Planche des Belles Filles, para después ir a menos y suplicando el fin de la carrera para acabar 5º, un puesto destacado. Acosado por su equipo, salió en la Vuelta y fue a mucho menos, llegando a dejarse 15´ en el Angliru, rememorando el rídiculo en el Joux Plane del Tour 2016. Algo no va bien en este corredor, de mentalidad débil.

Sütterlin: se esperaba muchísimo más de él. Se ha visto afectado por el extraño bajón de rendimiento del Movistar a raíz de la caída de Valverde en el prólogo del Tour, e incluso antes. Ni el más avezado seguidor del ciclismo podrá recordar una acción suya singular este año, y eso que tenía cancha libre en bastantes carreras.

Van Marcke: de nada le ha servido cambiar a Cannondale. Es un corredor cenizo, incapaz de ganar una carrera, y que incluso se ha quedado fuera de la selección belga para el Mundial de Bergen, con gran disgusto. El próximo año, con la salida de Van Baarle al Sky, estará todavía más solo en su loca apuesta por las clásicas. El apodo de el nuevo Flecha le viene de nacimiento.

Pinot: un corredorazo, siempre. Su apuesta por el Giro en vez del Tour fue acertadísima: cuarto final y rozando el podio, además de una etapa ganada al sprint el penúltimo día a todos los grandes de la carrera. Después se equivocó saliendo en la ronda francesa, donde abandonó sin hacer nada. Aún así, se puso en forma para el final de la temporada y fue protagonista en Tres Valles Varesinos (2º) y Lombardía (5º). Ojalá hubiese muchos más como él.

Formolo: con mucho sufrimiento consiguió acabar 10º en el Giro, tras hacer la goma repetidamente en el segundo grupo. No parece que de aquí vaya a salir un corredor de relieve, y sí el típico escalador italiano que se contentará con ganar, algún día, una etapa de montaña. Uno de los que más claro han visto su techo en este temporada recién concluida.

Caleb Ewan: dicen que ha mejorado subiendo, pero solo gana en la primera semana de una gran vuelta, en este año le tocó al Giro. Al menos este año ha conseguido llegar al sprint de Sanremo, con un escasamente destacable 10º puesto. En medios de fans -que son todos, porque es anglosajón- dicen que su postura en el sprint es espectacular, y a mí me recuerda a un corredor de keirin.

Wellens: cuanta pierna, y qué poca cabeza. Tras ganar tres carreras en febrero, fracasó de nuevo en las Ardenas. Ataques sí, pero a destiempo y en solitario. Había prometido ir al Tour a por etapas, y acabó cerrando el pelotón -como en 2015- para abandonar por no querer pedir un TUE para una reacción alérgica por una abeja. Después, segundo en ENECO, GP de Valonia, y ataque loco en el Mundial. Tiene que espabilar ya.

Degenkolb: se confirman los peores pronósticos y no volverá a ser el corredor que era. Con pésima fama entre sus compañeros -muestras de chulería por doquier-, solo ha ganado una etapa en Dubai y, lo peor de todo, cuando estaba preparando el Mundial en el Tour de Dinamarca tras abandonar la Vuelta los primeros días, se fue al hospital por una infección de esas suyas que le pasan cuando está preparando grandes objetivos.

G. Thomas: uno de los corredores con peor suerte del pelotón. Le pilló la montonera del Blockhaus y aún así subió con tiempos de los mejores, para abandonar pocos días después. Froome lo quiso a su lado en el Tour, y ganó el prólogo. Tal y como fue la carrera, hubiese acabado en el podio o muy cerca, como hizo Landa, pero se volvió a caer. Otro año que pasa sin saber si algún día pisará el podio de una grande.
***
(relacionado con el post anterior, sobre el fracaso económico de Bergen) Düsseldorf ha perdido 7´8 millones de euros con el Grand Depart del Tour 2017. Ni siquiera no haber entrado en la trampa de contratar tres días seguidos por la zona ha ayudado a maquilla lo que se está revelando como una apuesta ruinosa: poner dinero para que venga una carrera ciclista.
***
15 años después, y al menos diez años después que el resto de grandes países europeos, España se adhiere al Protocolo adicional (de 2002) del convenio contra el dopaje europeo, que data de 1989. ¿Por qué? Porque aquí el dopaje es un asunto de Estado.
***
Sorpresón: el Burgos -nuevo equipo continental PR- ficha a Mamykin, el joven escalador ruso que se fracturó la pelvis en la etapa de Gijón en la pasada Vuelta. A consecuencia del incidente, estuvo varias semanas en el hospital local y salió lanzando vivas soflamas a los profesionales que le atendieron y a “gente desconocida que pasaba por la habitación para apoyarme”. Me da que es el típico caso de chico del Este de Europa que, en un momento de trance en su vida, se enamora del Oeste de Europa.

Especialmente si tenemos en cuenta que parece que el Katusha no lo ha renovado por su grave lesión, de la que no sabemos cómo se recuperará.
***
Confirmando en gran medida que es un vertedero de ciclistas (Moreau, Cobo, Betancur), el Movistar anuncia el fichaje de Rafael Valls. El corredor valenciano, antiguo mimado de Matxín, tiene una de las trayectorias más erráticas del ciclismo, incluyendo sus recientes dos años en el Lotto, donde ni se le ha visto. Iba a salir en la pasada Vuelta, y unos días antes anuncian una extraña lesión. Después pasa lo que pasa.
***
Así es Jose Luis Terreros, el responsable al frente de la agencia de marketing y maquillaje del dopaje que es la AEPSAD.

P. ¿Cuántos positivos ha habido en el deporte español en sus seis meses?

R. No lo sé.

***
Primero será la presentación del Tour, pero el Giro ya tiene muy avanzado su programa, con pasos espectaculares por Friuli.
***
Julia Vaquero, otro muñeco roto de los #EPOGoldenYears Esa final de Atlanta 1996….

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
 

33 comentarios en “A temporada pasada

  1. Sergio, soy youtuber, mido 1’90 y peso 83 kg, ¿qué opciones me ves de entrar en un equipo profesional si soy majete? Eso sí, sólo iría a un equipo en el que me dejasen llevar publicidad de esta web.

     
  2. Gracias por el post, Sergio.

    Comparto con la comunidad el caso del madridista Daniel Carvajal Ramos, uno de los mejores defensas del mundo debido en gran parte a una velocidad y resistencia alienígenas. Al jugador se le dio la baja indefinida por una pericarditis tras jugar un partido el dìa 27, la enfermedad que suelen sufrir los galgos de carreras por los efectos de la droga que se les suministran, y se hablaba de que estaría meses fuera del terreno de juego. Hoy ya se hablaba de que estará de vuelta en dos semanas.

    Las enfermedades en el pericardio requieren de total reposo y suelen tener al deportista apartado de la práctica durante meses. No así en el fútbol, donde parece que van y vienen como el Guadiana. Luego vienen los homenajes.

    Recomendable también el reportaje al retirado Rodríguez que ha colgado Máster Zugasti en su canal. Mucha mentira y escasa catadura moral como es costumbre en estos personajes, especialmente en la plática sobre Andorra: https://youtu.be/mFAvqYp6vnM

    Un saludo.

     
  3. Se van Castroviejo, los Izagirre y los Herrada… y llegan Valls y Eduardo Sepúlveda. ¿Qué falta, que fichen a Jesús Hernández?
    Si el Movistar no ha carburado este año, no quiero imaginar el 2018. Así las cosas, veo a Quintana de celeste en el 2019.

     
    • Sí que es curioso el bajón de los frailes…y no ya desde la hostia de Valverde en el prólogo del Tour como dice Sergio, acabaron el Giro con el fracaso de Quintana y, quitando el coto del campeonato de España, desaparecidos…para el año que viene? Sí, se les van Castroviejo y Gorka (lo de los Herrada no me parece para tanto) …Sepúlveda me parece un tío bastante valido, Roson debe confirmar pero apunta muy buenas maneras(la subida que se pegó a Picon Blanco en Burgos no es de manco)…con independencia de fichajes, yo creo que los boletos los tienen ya en casa, los Carapaz, Soler o Pedrero…ahí tienen materia buena…

       
    • Ya el año entrante será celeste y viendo su conformismo en varios momentos de las recientes temporadas culminará su contrato actual que va hasta 2019 y renovará

       
    • Pues supongo que movistar no se quiere rascar el bolsillo, y tienen que pagar el sueldo de super star de Landa Meana.

       
  4. Ayer miraba la clasificación UCI por países, equipos,..etc (cada uno tiene sus vicios) y la decadencia del ciclismo español ya es palpable en números. Valverde sigue aguantando entre los mejores del año (7 y sin correr desde julio), seguido de Contador (10 y ya fuera), con sólo dos más entre los 50 primeros: Ion Izaguirre (20, qué Tour se iba a pegar, qué pena) y Abrázame Fuerte (24). El siguiente es Herrada, en el puesto sesenta y tantos. El resultado, es que por países nos quedamos dentro del top 5 muy justos y el año que viene fuera por méritos propios. Ya lo de Movistar es algo de no creérselo. Desde el Giro, donde se pasearon al inicio de carrera, desaparecidos. Resultado: sexto equipo clasificado. Muy mal. Pero en los medios nadie analiza es medianamente. Ni autocritica, ni búsqueda del motivo, ni nada. Salvo los reportajes sobre Big data

     
    • Es que el caso de Movistar es muy claro. Algo encontraron de inicio de temporada hasta el Giro y después del mismo la UCI les debió dar el toque de atención que dan en estos casos.
      Por lo demás, gran análisis de nuestro presente-futuro en el pelotón, aunque yo soy un pelín más optimista. Creo que los Mas, Cortina, Soler, etc. pueden dar mucha guerra en el futuro. No van a llegar al nivel que hemos vivido la última década, claro, pero tampoco creo que vayamos a desaparecer en el pelotón.

      Un saludo!

       
  5. Gracias por el habitual repaso a la temporada. Algunas aportaciones:

    • Wellens es sumamente previsible, pero no me parece que tenga más piernas que otros corredores en el pelotón. Sabe que la única estrategia que le vale es la de anticiparse a los demás, y me parece totalmente loable que lo intente de esa manera después de haberse arrastrado (no pocas temporadas) en las Ardenas. El pelotón luego le ignorará a sabiendas que sus ataques no van a ningún lado o le pondrán algún fardo de regalo, pero su combatividad es lo que hace de Wellens un corredor admirable, como es el caso de De Gendt. Le falta tener más constancia a lo largo de la temporada… y que caiga el diluvio universal.

    • La temporada de Ion tiene la contra de no haber ganado nada en todo el año, pero ha dejado entrever cierta progresión respecto a lo que hacía en Movistar, que es precisamente lo que más expectativa generaba verlo como líder en un equipo neonato. Coincido en que su resultado en Lieja (y en la Amstel también estuvo en el corte ganador) ha sido muy meritorio; en el Tour no le habría ido nada mal visto lo mucho que gusta el tran-tran del Sky al pelotón. Sin embargo, tengo dudas que el próximo año vaya a tener las mismas oportunidades que en este, visto que Nibali también irá a las Ardenas y al Tour. Sería bonito volver a verle en el Giro desde aquel lejano triunfo que consiguió aún en Euskaltel, y si se confirman los rumores, una buena cantidad de crono va a tener a su favor. Pero quizá lo mejor sea seguir centrándose en las carreras de 1 semana, donde tendrá premio a poco que persista.

    • Es significativo que Aru siga sin equipo para el año que viene. Me imagino que el viejo Lampre finalmente se lo llevará por eso de la cuota étnica, pero resulta llamativo que no haya encontrado espacio alguien que viene de ser 5º en el Tour, ¡y eso que dicen que el Tour lo da todo!. La sensación que ha dado estos dos años desde que ganó la Vuelta era la de una estrella nublada por la prensa italiana y la necesidad de agarrarse a cualquier cosa de la tierra. Ahora que no le funciona la estrategia de arrastrarse hasta llegar a las grandes como un tiro, nadie se fía de él como líder de equipo (véase el fichaje de D.Martin, más polivalente, y que rinde de febrero a julio). A su favor, es un corredor muy persistente y en el Tour parecía haber cambiado el chip y volver a tomarse en serio su trabajo. Creo que en el calendario italiano seguirá teniendo presencia y quizás alguna oportunidad para algo más, pero es evidente que algo del corredor se ha perdido… y no creo que todo pueda reducirse a la fórmula Astana…

    • Sobre Lombardía y Tours: carreras algo previsibles y vencedores telegrafiados, pero bastante amenas de ver. A destacar, la seguridad del ataque de Nibali en el mismo lugar y momento donde ganó la otra ocasión, frente al mismo rival que pudo aguantarle en subida, pero no en bajada. A menudo, la gente insiste en que “no es realmente superior a sus rivales en ningún terreno”, pero esta Lombardia define como nadie el instinto y la habilidad que le han llevado a conseguir el palmarés que tiene; factores que no se pierden aún en el ocaso de su trayectoria. En Tours, el dominio del Quick se materializó aún pese la caída de Gaviria (por cierto, vaya trascoche le siguió), pero fue realmente increíble ver a Terpstra manteniendo a raya al grupo perseguidor, aun dando claros síntomas de que iba justito, media victoria de Trentin es suya. Le fallará la cabeza a menudo, pero cuando logran convencerle para hacer de gregario, pocos mejores hay que él y su planta trotona. Un espectáculo verle.

    Para el año que viene, mucho ojo a lo que haga Roglic. Sean cuales sean sus metas.

     
    • Enorme Nibali en Lombardía, una vez más. Pocos corredores tan completos: capacidad para estar delante subiendo, sentido táctico, técnica y valor bajando… A pesar de sus puntos oscuros (que los tiene) es mi favorito desde hace años!

       
  6. Stuyvens ha dado muestras en algunos momentos de que puede ser un corredorazo, este año espero que sea el de su despegue.
    Por otro lado, debería volver la copa del mundo, me parecía un formato de lo más atractivo que no estaría de más que volviera al calendario, le daría mucha vida a las clásicas.

    Un saludo

     
  7. Pido ayuda, ayer observé en el partido del Madrid un hecho curioso:
    https://gifyu.com/images/botellin_magico.gif
    Nacho sufre un golpe y los médicos del Madrid van a ayudarle, Achraf está bebiendo un botellin y Casilla se lo pide para beber… pero el auxiliar del Madrid se percata y rápidamente le impide beber de ese botellín. Seguro que en este blog alguien me puede dar alguna explicación.

    Por otro lado, la segunda temporada de Pintus está siendo gloriosa (seguro que me dejo algo):
    - Lesión extraña de Bale.
    - Mareo de Isco en el descanso de un partido.
    - Hospitalización de Ceballos después del partido de la selección.
    - El grano por depilarse de Asensio.
    - Pericarditis de Carvajal.
    - Antes del partido del Getafe mareos y suero a Ramos.
    - Los botellines.

     
  8. ¿No eres un poco injusto comparando a Van Marcke con Flecha? Diría que el primero tiene más “presencia” y más podios…

     
    • Nadie se acuerda ya, pero Flecha fue tres veces podio en Roubaix (3-2-3) y una en Flandes (3), que ya es más que el belga. A decir verdad, la única victoria relevante que tienen ambos es una Het Volk… yo creo que la comparación es muy conveniente

       
  9. Gracias por los enlaces.

    De la entrevista a Terreros leo entre líneas: “voy a hacer lo que mis predecesores: nada”. Le falta decir que los franceses nos tienen manía.

    Julia Vaquero da mucha pena. De todas formas, no sé quién le decía que sería oro, porque nunca contó para tanto. Ribeiro hizo lo que tenía que hacer y se llevó merecidamente el triunfo.

     
  10. Con algunos has dado en el clavo.
    Solo Sutterlin y una frase sobre Urán cuando hablabas de Formolo (“En Cannondale tiene carta libre, porque Urán ira al Tour a estrellarse con lo de siempre”) han evitado el pleno.

    Degenkolb lo va a tener muy difícil para volver a ganar cosas importantes. O se busca objetivos más humildes o se va a ir de vacío otra temporada.

    Wellens es una hipérbole de lo que es su equipo el Lotto. Equipo batallador que hay que querer aunque el resultado sea casi siempre fiasco. Muchas veces aunque sus ataques sean más viscerales que otra cosa, prefiero esa actitud.

    Kelderman vale su peso en oro. El papel de gregario de Dumoulin no lo veo del todo. Evidentemente, sí por calidad para llegar lejos pero con los mismos puntos débiles. El gregario de Dumoulin para la montaña debería ser un escalador puro y que no ambicione la general.

    Y hay que hablar del Sunweb, que han hecho un año espectacular, demasiado,se ha invertido dinero y farmacia, es un Telekom reloaded:
    -Dumoulin, tenía 2 objetivos este año: el Giro con una pierna y el mundial CRI con la otra. Ganará la GV que corra el año que viene y otro mundial.
    -Barguil ha andado como nunca y se marcha para tener una cuota de protagonismo que no tendría en el Sunweb 2018.
    -Matthews, “solo” gana etapas, las clásicas se le resisten pero algún día acabará llegando la victoria porque por sus cualidades abarca muchas carreras. Sería injusto decir que es sprinter, es más, y ahora además también parece ser contrarrelojista.
    -Kelderman, lo dicho antes, el perfil de Dumoulin a otra escala menor. A un tris del podio en la Vuelta…
    -Oomen, es un chavalillo del 95, pero hay que quedarse con su nombre.
    -Soren Kragh Andersen, del 94, su final de temporada ha sido muy bueno, 2º en París Tours, mundial CRE, protagonista en el la carrera de línea, escapado en el Angliru y al día siguiente 3º en Madrid.

    Mucha tela.

     
    • A principio de temporada se señalan ciertos corredores que están en un momento decisivo de su carrera (en el artículo está el link) y a final de temporada se analiza qué pasó con ellos.

       
  11. “Verona…otro ciclista madrileño que está ahí por amigos……”?????
    Tenemos nuevo “hater” tras la retirada del pinteño.????
    Ser ciclista y ser madrileño mala combinación en este blog.

     
    • Tu mismo. Te pongo el ejemplo de TeleMadrid, donde sus presentadores y programas han acabado en teles nacionales porque Madrid es Madrid, y tiene corte y palmeros que apoyan a los de ahí. Si eres ciclista madrileño, es más probable que se fijen en tí. Si Verona hubiese sido de Cuenca, estaría ahora mismo en otro oficio.

       
      • Te sorprendería la opinión que tienen muchos madrileños de Telemadrid. En mi caso bastante deficiente. Además creo que allí trabajan presentadore/as de todos los rincones de España, porque aquí recibimos a todo el mundo con los brazos abiertos. Es más, creo que muchos de los programas que emiten están rodados fuera, y vienen de otras cadenas autonómícas. De todas formas no sere yo quien defienda a esa cadena claramente politizada.

        En cuanto a Carlos Verona, decir que bajo mi punto de vista cometió un gran error dando el salto al profesionalismo demasiado pronto, recordaros que solo tiene 24 años y todavía esta lejos de su madurez deportiva. Vamos a darle tiempo. Si con 20 años te llama el Omega Pharma-Quick Step será por algo. Creo que poco les importó desde Belgica que hubiera nacido en Cuenca, Teruel o Alpedrete por no hablar de la supuesta corte de palmeros. Por cierto San Lorenzo del Escorial se parece más a Cuenca de lo que crees. Ojalá confirme lo que apuntaba en juveniles y si no es así, veo injusto crucificarle a destiempo por ser madrileño, como si aquí entrenáramos con una alfombra roja.

         
        • “Será por algo”, el nuevo “algo habrá hecho”: le llaman porque es un pelotilla, y Lefevre un idiota capaz de fichar a Juanmi Mercado o Pecharromán, el burro manchego.

           
    • Bueno, es que lo de Verona es muy raro. Lleva 8 temporadas de profesional, la mayoria de ellas en WT. Pasó de juveniles directamente a profesionales sin pasar por sub23. Nos vendieron poco menos que al Mozart del ciclismo… Y su mejor puesto es ser 3º en una etapa del Tour de L´Ain (2.1) hace tres temporadas.
      Mientras tanto corre dos grandes al año e incluso monumentos como Lombardía, donde no se le ve apenas en toda la carrera. Dicen que es muy bueno como “hombre anuncio” en redes sociales. Es posible que acabe reciclándose como Iturriaga o el “cantante” Bertín Osborne y acabe presentando un programa de variedades. José Luis Moreno le llama a eso intrusismo.
      Eso sí, acaba todas las carreras.

       
      • El mismo en su VeronaVlog reconoce que su temporada ha sido una m… su mejor actuación en el premio Induráin, tela! Dice haber estado casi toda la temporada enfermo, tenia razón Lefevre!
        Le encanta hablar y escribir sobre si mismo.. a todas horas.
        Cumple 25 años y lleva 7 de profesional, 2 en Burgos, 3,5 en QStep y 1,5 en Orica.
        Por cierto por ser madrileño no pasa nada, sólo que hay muy pocos corredores. Este año sube Diego Pablo Sevilla, y hay alguno como Carlos García que también promete.

         
  12. ¿Doping el Madrid? Quita,Quita Federico que para Soto del Real te vas con los Jordis.Democracia real.,que no regia.Fuerza y honor.

     

Leave a Reply to elatletismomolamás Cancel reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Current day month ye@r *