El pequeño Tour, más pequeño que nunca

St-Etienne Ville Pilote en matiere de Renouvellement urbain Quartiers Sud-Est
De Gendt estuvo en St-Etienne y se acordó de tí

Huele ya a Tour de Francia con la disputa del Dauphiné Libere, una prueba que este año pasa oficialmente a llamarse únicamente Dauphiné, todo un largo camino recorrido desde el Criterium de Dauphine Libere: con la perdida de palabras en el nombres, también se ha ido perdiendo un poco de calidad y relevancia. De ser conocido como el pequeño Tour, la prueba ha ido cayendo en rutinas y esquemas en los que ese apelativo cariñoso son su propia condena.

Sabido es que, en los últimos años, el Tour de Francia ha sido una filfa: etapas maniatadas, y general también condenada de partida por el concurso del equipo Sky, que ha ganado cuatro de los últimos cinco Tours disputados. El Dauphiné es, también en este sentido, otro Tour de Francia: el Sky ha ganado cinco de las últimas seis ediciones disputadas, y es una prueba marcada por el aburrimiento y lo previsible.

Este año no mejora mucho la cosa, no. A pesar de que la primera etapa ha sido apoteósica por el triunfo de Thomas de Gendt -el hombre que siempre llega en solitario, el monumento vivo del ciclismo-, y la segunda no ha estado nada mal por el triunfo espectacular de Arnaud Demarè (¡qué gran fichaje ha sido Jacopo Guarnieri!), el panorama no se presenta muy atractivo, porque salvo la etapa del miércoles con 23 km. contra el cronómetro, todo es una sucesión de sprints o fugas consentidas hasta el viernes, sábado y domingo, donde se concentra la montaña.

El gran De Gendt, un espléndido rodador (acabó 3º en la crono de Grenoble del Tour 2011, por ejemplo), lo tiene todo de cara para llegar de líder hasta el fin de semana, y después ya se verá. Al no incluir prólogo el primer día, sustituido por una etapa en línea que era una vuelta-circuito a St. Etienne, los organizadores han querido concentrar toda la emoción e incertidumbre en los últimos días, siguiendo el esquema de la Vuelta, en todo un anticipo -una vez más- del Tour del próximo mes, ese que se fuma los Pirineos, y tiene su crono larga el penúltimo día.

Veremos. La etapa del viernes sale del Parque de las Aves -donde llegó el Tour hace dos años- para subir el Mont du Chat, una subida mítica del Tour de Francia, y eso que solo se ha subido una vez, en el lejanísimo año de 1974. Lo coronó el gran cántabro Gonzalo Aja, y esta vez volverá a servir de banco de pruebas para el Tour, que también lo lleva en el menú de esta edición. Desde su cumbre hasta la meta hay 15 km. de una bajada que va más allá de la definición de peligrosa.

PROFILCOLSCOTES_1
Miau

Y hablando de bajadas peligrosas, alguno recordará las críticas que varios ciclistas hicieron hace un par de ediciones del Tour, cuando se bajó el Col de la Sarenne para posibilitar un doble ascenso a Alpe d´Huez. Destacó especialmente Tony Martin, aunque al final no pasó nada. Para mejorar ese aspecto, los organizadores de Dauphine, que son los mismos del Tour y esa es su mayor condena, proponen en la etapa del sábado subir Sarenne (15 km al 6´9%) y después, sin volver a bajar al valle, Alpe d´Huez, convertido para la ocasión en un vulgar segunda de 4 km. al 7%.

PROFILCOLSCOTES_1-1
Perfil engañoso donde los haya

La etapa solo tiene el Col de Porte para provocar una fuga, y este final inédito, que a ver cómo sale. Trenecito Sky, y para adelante, o escenario de grandes batallas que después puedan ser trasladadas al Tour. Demasiado poco parece para una carrera que, no hace mucho, proponia puertos como el Glandon o la Croix de Fer por el Telegraphe, o mismamente la subida a Alpe d´Huez en 2010. O Courchevel. O Finhaut-Emmosson.

El último día de carrera, y con solo 115 km. de recorrido, se enlaza Saisies-Aravies-Colombiere (¡un saludo a Ugrumov, Frigo y Landis, que hicieron maravillas ahí! ¡Y a sus médicos!) para acabar en el inédito Plateau de Solaison (11´3 km. al 9´2%), el puerto más duro de una Dauphine que se quiere mantener viva hasta el final, y que dará su trofeo de ganador en lo alto de la cumbre, igual que en la mítica edición de 2014.

PROFIL-1
Solo 115 km, ideal para el Gran Circo Contador
PROFILCOLSCOTES_1-2
¡Fieras! ¡Mujeres barbudas! ¡Un ligre, mitad león, mitad tigre! ¡Contador!

Es una apuesta arriesgada, y que el Tour jamás se atreverá a hacer. De hecho, en grandes vueltas solo lo ha hecho el Giro en 1975, y menos mal que se inventaron a Bertoglio -era un gregario y siguió siendo un gregario- para que ganase en el Stelvio. El Dauphine es una carrera que se presta a sorpresas -Landaluze, Brajkovic, Talansky en la última década- y que, esta año más que nunca, es el termómetro del Tour.

Lo es porque, por primera vez desde su mutación, Chris Froome se presenta sin haber logrado ninguna victoria. Por mucho que digan, el equipo no es el mismo desde que ha transcendido su dopaje a Froome, su uso de drogas para mejorar el rendimiento, y sus TUE a discrección. El británico ha ganado tres veces la prueba, y siempre que lo ha hecho ha ganado después el Tour. Por eso es el máximo favorito, pero no ha demostrado nada en toda la temporada.

Por sus características como corredor, y las de su equipo, buscará el golpe mágico para ganar. Mucho mejor escalador que contrarrelojista, el domingo es su día propicio. Sus rivales van desde Bardet hasta Daniel Martin, pasando por Contador que jamás ha logrado ganar la carrera, Richie Porte, Aru, König su ex-gregario desaparecido en Formigal cuando era tercero de la general de la Vuelta, y por supuesto Valverde, el corredor de 37 años que literalmente arrasó a Froome en el Mont Caro de la Volta.

El terreno no da para más: una crono de solo 23 km. -hubo año en que Dauphine tenía cronos de 40 km.-, un monte que se llama “del gato”, un Alpe d´Huez jibarizado, y un final en alto duro el último día. Todo se moverá en segundos arriba, segundos abajo, bastante poco para una carrera que es siempre un espectáculo en lo visual -cómo se nota que la realización es la misma que la del Tour- y que, cada vez más, lo es menos en lo deportivo.
***
Van Avermaet no corría ninguna carrera desde la Lieja, hace más de 40 días, y volvió en el Tour de Luxemburgo. Perdió el prólogo del primer día (apenas 2´1 km) contra el especialista Gaudin y por apenas 1″, y estaba enfadado como una hiena. Después ganó la segunda etapa -al sprint-, fue segundo en la tercera, y ganó la cuarta. Resumen de los cinco días de competición: 2º-Pelotón-1º-2º-1ª. Ah, también ganó la general.
***
El campeonato nacional de ciclismo se disputa este año en Soria, y están celebrando que sea el más largo en muchos años con…207 km….
***
Muy divertido. Siguiendo la creciente tendencia de confinar a los ciclistas en corrales habilitados, en Pola de Siero (Asturias) han aprovechado un tramo de carretera en desuso para gastarse una pasta inmensa en el invento. Lo han hecho de tal manera que, al día siguiente de la inauguración, se meten las vacas #MafiAsturias
***
Ningún control antidopaje en el reciente torneo de tenis de Stuttgart, de los más prestigiosos del circo ATP/WTA. Año 2017.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
 

42 comentarios en “El pequeño Tour, más pequeño que nunca

  1. Muy pesimista, Sergio en esta previa.

    Al final es lo que decimos todos por aquí muchas veces: va a depender de lo que quieran los ciclistas porque recorrido y participación para que haya una buena carrera hay. Además, el hecho de que la crono (aunque sean 22 km) esté antes de la montaña, debería propiciar ventaja a gente como Porte o Froome y que otros como Valverde, Bardet o Contador ataquen el fin de semana.

    Esperemos que sea una carrera divertida de ver.

    Un saludo.

     
    • Contador meterá algún pesetazo en las etapas de montaña y dirá que le daba el viento de cara o que nadie le ayudó, uno de los alicientes en cada carrera que participa es escuchar las excusas posteriores cuando no gana.

       
        • Nairo se quedó a 30 segundos de ganar el Giro ganando la etapa del Blockhaus, Contador hace 2 años quedó a 10 minutos de Froome en el Tour y el año pasado iba camino de lo mismo hasta que se retiró.

          Lo que todos vimos es que Nairo no estaba al 100% como estuvo otras veces.

           
  2. Que extraña carrera la de De Gent, es un corredor que consigue seguidores por su forma de correr, pero para alguien que hace tercero en un Giro con 24 años, su carrera posterior ha sido más que extraña…algo tendría el Vacansoleil que a Mosquera iba fichar

     
    • Al parecer, el ciclismo no es su auténtica pasión. Ese mismo año pasó de ir al Tour porque se casaba, y por esa misma laxitud solo estuvo un año en el Quick Step. Además, está eso que dices, porque tenía el campo de entrenamiento en Livigno…

       
      • Es un poco especial y parece que no le gusta mucho las disciplinas de equipo. El pasado año después del espectáculo de cabalgadas que se marcó en el Tour se presento a la vuelta dejando todo su talento en el autobús por las mañanas. Acababa de renovar a finales del Tour y creo que vino un poco obligado a la cita española. Ni se movió en 21 días. A mi me gusta cuando se remanga y saca esa forma de ver el ciclismo que tiene pero siempre me chirría un profesional cuando se borra de una carrera antes del banderín de salida. Por circunstancias y casualidades tuve la ocasión de verlo en su hotel al paso por Cantabria y puedo afirmar que no tiene buen despertar, o el despertar en esa vuelta le sentaba especialmente mal. Eso si…. cuando arranca me quedo con él.

         
      • Supongo que los sacrificios que le llevaron a quedar tercero en el Giro del 2012, exhibición en el Stelvio incluida, no estuvo dispuesto a repetirlos nunca más.

        De todas formas es un corredor con varios victorias interesantes, es un perfil completo de corredor, capaz de ganar en varios terrenos, y algo muy importante para la marca, se mete en muchísimas fugas.

         
    • Yo creo que aparte de ser un ex vacansoleil no es un ciclista ambicioso. Si ha ganado en Mont Ventoux en el Tour, Stelvio en el Giro, en Port Ainé en la Volta, en París Niza, Suiza… se le debería pedir más. Si a esto le añadimos a que es un rodador potente que hace cronos muy buenas(2 veces 3º en el Tour y varios top10) parece claro que podría disputar, por lo menos intentar, alguna clasificación general.

      Dicho esto, cada vez que gana es una alegría.

       
      • Supongo que si disputara las generales sería cualquier Mollema o Zubeldia: un ciclista casi invisible que por su perfil lograría buenos puestos sin destacar notablemente en nada.
        Mejor que siga siendo un gladiador en fuga.

         
        • Igual, el poder disputar la victoria de una gran Vuelta, como decis algunos, supone unos “sacrificios” que no ha estado dispuesto a volver a hacer, y si le de su talento para brillar en etapas, pero no haya entrando en la dinamica de acabar las vueltas con mas fuerzas de las que una las empieza.
          Sergio, ¿a que te refieres con Livigno? Si puedes, explicalo, por favor

           
    • Efectivamente. Curioso palmares de hermanos en el que uno era un escalador soberbio capaz de soltar en un puerto al Merckx del 74 y el otro era un rodador/lanzador/guardaespaldas del Teka de los triunfos de Dietzen. Grandes como ciclistas y como personas.

       
    • Gonzalo no es hermano de Enrique, el primero es o era de Matienzo y el segundo de Pontones. A Enrique le recuerdo como un buen ciclista en el Reynolds y luego en el Teka en declive, pero subía y le gustaba estar escapado. Enrique es de segundo Cagijas, que ha tenido varios deportistas cántabros.

      No sabía nada de Gonzalo, me pilló muy chico, pero parece ser que en el Tour del 74 estaba en la disputa de la general y fue derribado de forma sospechosa. Y le ganó a Merck la etapa reina de la vuelta a Suiza.

      En este momento invito a todos los lectores a usar las hemerotecas digitales. Busquen en la del Mundo Deportivo o en la del ABC y descubran qué se dijo sobre lo que quieran. Con todo el envoltorio del contexto histórico desde principios del siglo XX hasta ahora. Y es gratis…

       
      • Es verdad. No son hermanos. Son de esas asociaciones que se hacen y no corriges a tiempo en el disco duro. Recuerdo que ya lo había leído por algún sitio que habían corregido este parentesco. Es fácil asociarlos ya que no se llevan tantos años,pasaron por el Teka y los dos son de origen geográfico próximo. Por otra parte el apellido Aja y los orígenes de ambos son pasiegos ,déjate que no sean primos.
        En mi opinión, Enrique tuvo un papel en el Teka de gran gregario. Siempre un trabajo en la sombra pero era del equipo fijo para llevar al Tour. Reimund Dietzen lo tenía como sombra en sus actuaciones en la vuelta, que no fueron malas.Gonzalo si que,sobre el papel ,parecía un gallo de primera.

         
  3. Alguna opinion de las hammer series??, y la brutalidad de dominio de betancour en la serie de montaña, que parecia mas delgado e hizo ver a los demas como amateurs, Dumo incluido

     
  4. Hombre, en ocho etapas tener tres de montaña, crono y una al menos como la primera… a mí el recorrido me gusta más que la participación, aunque no veo al Sky dominando tanto

     
  5. No entiendo “proponia puertos como el Glandon o la Croix de Fer por el Telegraphe”. Me parece que por el Telegraphe sólo se va al Galibier. Otra cosa es el encadenado Glandon y Croix de Fer.

     
  6. El tour es un bodrio desde 2011, y da igual que lo gane el Sky que Nibali: han sido todos una mierda. Casi que salvo el de 2013, en el que arrasó Froome pero se vivieron batallas y surgió para quedarse Nairo Quintana.

    Además da igual el recorrido: el paseo de Froome amenaza con ser imperial. Por eso, por el relax de venir del Giro y contar con menos presión, por el hecho de tener a Valverde, creo que Nairo va a hacer un buen Tour este año. Ojalá.

     
    • Es un negocio muy lucrativo y como tal lo cuidan. Da igual quien gane, tiene que aparentar ser un tipo limpio y sano. El Giro nos gusta por ese toque de improvisación latina, y porque tienen el mejor escenario para el ciclismo en forma de puertos míticos.
      Francia es muy bonita tambien, hoy mismo en la Dauphine la etapa pasaba por unos sitios para perderse unos días.-

       
  7. Un buen recorrido y algunas etapas casi perfectas, aunque no espero mucha emoción ni riesgo.
    Sky en plan paseo para estirar piernas antes del Tour, Valverde con ganas de dar guerra el fin de semana y poco más.
    Lo de Thomas de Gendt en la primera etapa sí que es para quitarse el sombero.
    Igualmente la Dauphine será un pequeño aperitivo de cara al Tour, así que a seguir esperando…

     
  8. En días de Dauphiné y teniendo en cuenta sus victorias en esta carrera, se me ocurre preguntarte Sergio (y a cualquier otro lector que quiera dar su opinión), ¿Que opinión te merece Lucho Herrera? Para ti, ¿Qué lugar tiene en la historia del ciclismo? ¿Qué tan limpio crees que iba?
    Un gran saludo!

     
    • Para los ochenteros como yo, Lucho Herrera es un mítico del ciclismo. Fue el colombiano más afamado, el primero en ganar una GV. No era un tipo de rendimiento constante, apostar por él era arriesgado, su compatriota Fabio Parra era mucho más regular, pero Herrera alegraba todas las subidas.

      En cuento a su limpieza, ejem, no digo nada porque nada sé, pero imagino que ni más ni menos que los de su tiempo.

       
    • Lucho Herrera fue un grandisisisimo escalador , para mi el mejor de su época . Además era escalador puro , en lo demás no destacaba en absoluto . Pero supo aprovechar su oportunidad ganando una vuelta… La de 1987 .

      Fue mi ídolo en mi juventud ciclista , y gracias a él …. Quedé como un crack del ciclismo ante mis compañeros de clase aquel lejano 1987 . Dije que iba a ganar él ( por eso de los forofismos… ) y luego ganó.

      A mi me pareció un corredor muy sano y desde luego me influyó mucho…. De hecho puse bielas de 175 mm y plato pequeño de 41 dientes…. Porque me fijaba mucho en él. :o)

      Cafe de Colombía , Varta …….. Un equipazo

      Saludos , Isas

       
  9. Parece raro que no hayas incluído un breve del deporte sagrado, del preparador físico y de su EPO-historia en los 90. Y de como corrían unos y otros.

    Los famosos vasos comunicantes.

     
  10. Uffffff, vaya crono de Porte y Valverde.

    Por fin vamos a ver un tour entretenido en años? Ya no hay nadie quien se crea que Quintana va ir de líder único desde el principio.

     
  11. “El pequeño Tour más pequeño que nunca” espero que haya llegado a un punto de inflexión en esta crono. Está claro que si el orden de las etapas hubiera sido otro, el interés estaría más repartido. Han dejado lo rico para el final.

    Que Porte es un especialista en carreras de una semana no es ninguna sorpresa. Que arrase de esta manera… no se lo esperaba ni él. Valverde también ha rendido muy bien, al nivel sideral de su 2017.

    Pero que hasta un Contador que culeteaba con su Trek (culpa de la Trek obvio) supere a Froome es la verdadera noticia. Yo creo que el sentir general hacia Froome es de admiración por su profesionalidad, respeto y tranquilidad en las victorias del Tour y en las derrotas en la Vuelta. Pero en nuestro interior también hay un sentimiento de que representa el ciclismo de la biliherzia, los TUEs, los vatios y las marginal gains que han llevado al SKY a dominar absolutamente.

    Este sentimiento es el que ahora nos quiere hacer intuir un cambio de ciclo porque la dominación nos aburre. La noticia de L’Equipe en la que dice que se ha ofrecido a BMC y desavenencias con el SKY ahora que están bajo la lupa dan que pensar. No lo demos por muerto, pero siendo un poco malpensados, por la vigilancia la gasolina super la tienen en el laboratorio y no moviendo esas patillas de alambre.

     
  12. Lean la nota de Arribas en El País. Las excusas ya no solo las pone Contador y que manera de inflar la burbuja!!

    que si ha sido su segunda mejor crono – después de la marcianada de Annecy09, cuando solo ha sido 7° y habiendo ganado en Pais Vasco, 3° en Giro15, 2° en Tour13…

    que si no es porque se le despegó el dorsal, …

    Venga a vender humo!! Contador lo dará todo y correrá para ganar (como siempre), correrá tácticamente bien (como casi siempre), pero sus mejores años ya pasaron

     
  13. Hola
    De nuevo la preocupante siniestralidad de la carretera de Oliva y no por sus cruces totalmente peligrosos para el ciclista, sino por conductores borrachos o colocados. Increíble. Supongo que es más peligroso practicar temprano (que es cuando suele salir la gente para evitar el calor), porque es cuando los conductores nocturnos van a acostarse, cansados e híper colocados.

    Todo esto está haciendo un daño terrible. Para empezar, los que montamos sufrimos la aparición de la psicosis familiar. Estamos pasando del “¿sales a montar hoy?” al “por favor, por favor, por favor, ve con mucho cuidado!!!!” y en breve nos pedirán que no salgamos. Es intolerable que montar en bici se haya convertido en un motivo de preocupación seria para nuestros familiares.

    En mi caso, tengo claro que ya no montaré más por la carretera de Oliva. Meteré la bici en el coche y me iré 15 kmts montaña adentro, donde tendré riesgo auto, pero seguramente mucho menos riesgo de encontrarme borrachos y empastillados que no suelen habitar en el interior. Además, en esas carreteras montañosas escuchas llegar el coche desde lejos.

    Por supuesto, llevaré ropa de colores lo más vivos posibles y estoy pensando si comprarlo todo fluorescente color guardia civil, para asustar desde lejos.

    Hacen falta muchas más ideas, no sólo insistir en el 1,5 metros. Es cierto que en los últimos años ha habido aluvión de bicicletas al tránsito y apenas soluciones en infraestructuras.

    Y no sólo critico al auto: tenemos que ser duros también con los ciclistas que se saltan los semáforos, cosa que veo siempre y repetidas veces cada vez que salgo.

     

Deja tu comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Current day month ye@r *