Un Tour sin montaña produce un líder como Alaphilippe

¿Sorpresa? Que llegue a ganar la única crono del Tour de Francia un corredor como Alaphilippe sin duda lo es, no tanto que lo hubiese hecho muy bien y que sea un holgado líder pasado el ecuador de la carrera. Son circunstancias que se producen cuando se dan los elementos adecuados, y en esta ocasión ha sido así: un recorrido ideado para sus características -y no es baladí que hubiese ido a reconocer la etapa en línea que ganó-, un equipo ideado para pasar el llano y la CRE, y una absoluta falta de terreno selectivo.

Un buen ejemplo de todo esto es la etapa de ayer, un paseo vergonzoso con final en Bagneres de Bigorre, una etapa ideada para la escapada y para descanso del pelotón, en su tercer día así. El Quick Step no empuja a los corredores fuera de la cuneta en días así, simplemente deja formar una escapada aberrantemente numerosa -cuarenta ciclista, una cuarta parte del pelotón- y donde ninguno es una amenaza para el liderato.… Leer más

 

Lo que venimos comentado de la superioridad del llano sobre la montaña

La etapa transcurría bajo los estándares que la propia Mafia del pelotón establece como norma. Tres días por el Macizo Central francés y sus aledaños, y tres días de fuga consentida, escasos segundos de renta en meta, y un margen que solo el domingo se dejó más al tuntún. Ya habrá tiempo de volver al pasado, hoy manda la realidad.

La realidad del ciclismo es que son los ciclistas los que hacen las carreras. Nadie preveía gran cosa de la etapa con final en Albi, por mucho que el Gran Mamporrero Arribas quiera hacer pasar ahora al Movistar como un gran demiurgo que ya anticipó ayer, en la previa, los abanicos a 40 km. de meta. Patrañas para maquillar lo impredecible, patrañas para dar siempre un discurso positivo del Movistar.

Si así fuese, ¿por qué estuvo ayer en fuga Soler -enlazando desde el pelotón, y con una buena paliza-? Pues por la clasificación por equipos, de la que el equipo español ahora es líder.… Leer más

 

Un hombre de rutinas

Un hombre de rutinas

Que Thomas De Gendt tiene un jardín en Cataluña ya era evidente antes de la brillante primera etapa de la Volta 2019. Ya tenía tres etapas en su haber conquistadas en 2013, 2016 y 2018, y es la prueba donde más triunfos ha obtenido. Siempre había sido en etapas en mitad de la carrera, tras haber intentando infructuosamente la fuga en jornadas anteriores. Este año, como si el pelotón no supiese de sus intenciones, ha formado la primera fuga de la carrera, la ha dejado tirada y ha hecho los últimos 60 km. de la etapa en solitario, en una nueva exhibición de un corredor sin parangón en el ciclismo actual.

Solo el gran belga es capaz de convertir la insulsa -por manoseada, no porque no tenga potencial- etapa inicial de la Volta con final en Calella. Formó la escapada de salida junto con otros seis corredores, y llegaron a tener una ventaja de 4´ sobre un grupo controlado  por el Movistar con la única contribución de Erviti y Verona.… Leer más

 

De Gendt y su escapada continua

De Gendt y su escapada continua

Al acabar el Giro de Lombardía 2018 Thomas de Gendt y Tim Wellens no volvieron a sus casas montándose en un avión, junto con el resto de compañeros de equipo. De una manera envidiable y contagiosa, planificaron un viaje que los llevase desde el norte de Italia hasta Bélgica en seis etapas, unos 1200 km. de recorrido hacia el norte. Sin entrar en lo que pudiesen pensar sus respectivas familias (¡todo el año fuera, y ahora esto!), ideas como esta reconcilian con el ciclismo.

 

También indican una forma de concebir una profesión -recuerden que en cénit de su carrera, tras hacer 3º en el Giro 2012 ganando la etapa reina, De Gendt rehusó ir al Tour porque iba a ser padre-, tanto en en los aspectos internos -Wellens se fue de un Tour antes que aceptar un TUE para un picotazo de una abeja-, como en los externos.… Leer más

 

La primera victoria de Contador también fue una cronoescalada

Dentro de la sensacional temporada que estamos viviendo de ciclismo como deporte-espectáculo, el Tour de Romandía no se ha quedado atrás. La carrera suiza acostumbraba a ser un sopor rematado con una crono final que decidía todo, y este año, a pesar de seguir poniendo dos cronos en únicamente seis días, han conseguido lograr un carrerón por la concurrencia múltiple de varios factores.

El primero de ellos, el más impredecible, ha sido la meteorología. Se dan ediciones de Romandía completamente bajo el agua, y se dan las de este año, con días radiantes y la primavera en todo su esplendor, convirtiendo la prueba en la más bella de todas las que se disputan durante el año. Además, y de cara a la competición, que haya buen tiempo favorece la competición y que los ciclistas no ramoneen o vayan a completar el expediente.

El segundo, y es una tendencia marcada recientemente, es que la carrera que tradicionalmente servía de banco de pruebas para el inminente Giro de Italia ya no lo es: ahora los favoritos van al Giro del Trentino -disputado la semana anterior-, mientras que Romandía se queda para corredores que alargan el primer ciclo de temporada, y para corredores que tienen como objetivo el Tour de Francia sin pasar por Italia.… Leer más

 

De Gendt lo vuelve a hacer

La Volta no necesita presentación en este espacio. En España se disputa la tercera carrera por etapas más antigua del mundo, y lo hace con una prueba WT en una región que ofrece una gran variedad de recorridos, zonas por explorar y potencial turístico, aún siendo la Comunidad Autónoma que más visitantes extranjeros recibe y con zonas ya saturadas, como la capital.

Sus problemas son bien conocidos, y a pesar de la entrada de ASO, algunos parecen enquistados sin solución. Por lo menos el más visible, el de la pésima realización televisiva, se ha mejorado espectacularmente -solo falta que el realizador esté atento en las llegadas y ponga la cámara buena- con un helicóptero que ofrece tomas espectáculares, todavía un escalón por debajo de las de las carreras francesa, pero todo se andará.

Tras el experimento del año pasado con la CRE, que tanto juego dio para lograr una de las mejores ediciones de la Volta, los organizadores han vuelto al terreno pastado con un recorrido de siete días sin crono alguna, toda una anomalía en carreras WT.… Leer más

 

Contador gana una etapa de 117 km

Cuatro días ha estado la Vuelta por la Cordillera Cantábrica, y los cuatro días se ha fugado Alberto Contador en busca de la etapita que le diese un premio de consolación en su despedida del ciclismo, esa postergada desde mayo de 2006 y otoño de 2011. Al final, en la última oportunidad y en una etapa-chiste con 117 km. de recorrido, ha conseguido su victoria de consolación, la primera de la temporada, un día antes de que acabase.

Contador ha ido de menos a más en la carrera, siguiendo la lógica de un deporte de desgaste y resistencia como el ciclismo, y uno no entiende por qué se retira cuando él mismo se ve tan bien. Es como cuando Boogerd se retiró en 2008, y todavía reventaba al pelotón subiendo. Su compañero Freire lo dijo bien claro: “a lo mejor se retira porque no quiere seguir teniendo que hacer lo que hay que hacer para llegar a ese nivel”.… Leer más

 

Mollema por fin gana algo (una etapita)

Creo que el punto de inflexión fue la cronoescalada a Alpe d´Huez en 2004. Se calculó, y tenía visos de ser más cierto que en un manifestación partididista (“80k participantes para la Policía, 800k para los organizadores”), que había medio millón de personas en el recorrido. Era fin de semana y supuso un desafío para los organizadores y las autoridades. Desde entonces, el Tour de Francia tiende a programar las estapas de montaña entre semana, y dejar los fines de semana para unas etapas atractivas y de exaltación paisajista y turística. Siempre llenas de gente, porque el Tour es el Tour y ojalá siempre lo sea en este aspecto, pero ya no tan concentrada en esos atolladeros de puertos, con una única entrada y salida. Además, no hay que olvidar nunca el espectro del posible atentado terrorista en lo que es uno de los mayores símbolos de la identidad cultural francesa.… Leer más

 

El pequeño Tour, más pequeño que nunca

Huele ya a Tour de Francia con la disputa del Dauphiné Libere, una prueba que este año pasa oficialmente a llamarse únicamente Dauphiné, todo un largo camino recorrido desde el Criterium de Dauphine Libere: con la perdida de palabras en el nombres, también se ha ido perdiendo un poco de calidad y relevancia. De ser conocido como el pequeño Tour, la prueba ha ido cayendo en rutinas y esquemas en los que ese apelativo cariñoso son su propia condena.

Sabido es que, en los últimos años, el Tour de Francia ha sido una filfa: etapas maniatadas, y general también condenada de partida por el concurso del equipo Sky, que ha ganado cuatro de los últimos cinco Tours disputados. El Dauphiné es, también en este sentido, otro Tour de Francia: el Sky ha ganado cinco de las últimas seis ediciones disputadas, y es una prueba marcada por el aburrimiento y lo previsible.… Leer más

 

Una Vuelta en la que el líder es De la Cruz

Una Vuelta en la que el líder es De la Cruz

La inmundicia que es está Vuelta a España -fruto de Guillén y su corte de palmeros- se ha cobrado hoy una nueva víctima. Antes de la irrupción de este personaje las etapas en Asturias eran sinónimo de emboscada, emoción, puertos de paso casi más decisivos que el final y las cumbres más decisivas de la carrera. Ahora es solo otro trámite más en la ghymkana de etapas entregadas por el pelotón, de perfiles aburridos y de la nada por la nada, hasta la traca final apiñados en pocos segundos: lo que quieren los organizadores, y por eso ponen estos recorridos.

Los puertos de la Cordillera Cantábrica son duros si se suben desde el mar hacia la Meseta, pero apenas una tachuela en sentido inverso, seguidos de un larguísimo descenso que ya pone al pelotón en ritmo de ignición, y ahí da igual lo que pongas. Será por eso que el lamentable recorrido de la Vuelta, perpetrado por Escartín y Giner, y refrendado por Guillén, tenía hoy una salida desde un pueblo de León y el descenso hacia la parte central de Asturias por el interminable San Isidro, una carretera convertida en una semiautovía para que hubiese una alternativa al aislamiento en caso del cierre de Pajares, la vía tradicional de comunicación con la Meseta desde Asturias.… Leer más