Contador gana una etapa de 117 km

Cuatro días ha estado la Vuelta por la Cordillera Cantábrica, y los cuatro días se ha fugado Alberto Contador en busca de la etapita que le diese un premio de consolación en su despedida del ciclismo, esa postergada desde mayo de 2006 y otoño de 2011. Al final, en la última oportunidad y en una etapa-chiste con 117 km. de recorrido, ha conseguido su victoria de consolación, la primera de la temporada, un día antes de que acabase.

Contador ha ido de menos a más en la carrera, siguiendo la lógica de un deporte de desgaste y resistencia como el ciclismo, y uno no entiende por qué se retira cuando él mismo se ve tan bien. Es como cuando Boogerd se retiró en 2008, y todavía reventaba al pelotón subiendo. Su compañero Freire lo dijo bien claro: “a lo mejor se retira porque no quiere seguir teniendo que hacer lo que hay que hacer para llegar a ese nivel”.… Leer más

 

Mollema por fin gana algo (una etapita)

Creo que el punto de inflexión fue la cronoescalada a Alpe d´Huez en 2004. Se calculó, y tenía visos de ser más cierto que en un manifestación partididista (“80k participantes para la Policía, 800k para los organizadores”), que había medio millón de personas en el recorrido. Era fin de semana y supuso un desafío para los organizadores y las autoridades. Desde entonces, el Tour de Francia tiende a programar las estapas de montaña entre semana, y dejar los fines de semana para unas etapas atractivas y de exaltación paisajista y turística. Siempre llenas de gente, porque el Tour es el Tour y ojalá siempre lo sea en este aspecto, pero ya no tan concentrada en esos atolladeros de puertos, con una única entrada y salida. Además, no hay que olvidar nunca el espectro del posible atentado terrorista en lo que es uno de los mayores símbolos de la identidad cultural francesa.… Leer más

 

El pequeño Tour, más pequeño que nunca

Huele ya a Tour de Francia con la disputa del Dauphiné Libere, una prueba que este año pasa oficialmente a llamarse únicamente Dauphiné, todo un largo camino recorrido desde el Criterium de Dauphine Libere: con la perdida de palabras en el nombres, también se ha ido perdiendo un poco de calidad y relevancia. De ser conocido como el pequeño Tour, la prueba ha ido cayendo en rutinas y esquemas en los que ese apelativo cariñoso son su propia condena.

Sabido es que, en los últimos años, el Tour de Francia ha sido una filfa: etapas maniatadas, y general también condenada de partida por el concurso del equipo Sky, que ha ganado cuatro de los últimos cinco Tours disputados. El Dauphiné es, también en este sentido, otro Tour de Francia: el Sky ha ganado cinco de las últimas seis ediciones disputadas, y es una prueba marcada por el aburrimiento y lo previsible.… Leer más

 

Una Vuelta en la que el líder es De la Cruz

Una Vuelta en la que el líder es De la Cruz

La inmundicia que es está Vuelta a España -fruto de Guillén y su corte de palmeros- se ha cobrado hoy una nueva víctima. Antes de la irrupción de este personaje las etapas en Asturias eran sinónimo de emboscada, emoción, puertos de paso casi más decisivos que el final y las cumbres más decisivas de la carrera. Ahora es solo otro trámite más en la ghymkana de etapas entregadas por el pelotón, de perfiles aburridos y de la nada por la nada, hasta la traca final apiñados en pocos segundos: lo que quieren los organizadores, y por eso ponen estos recorridos.

Los puertos de la Cordillera Cantábrica son duros si se suben desde el mar hacia la Meseta, pero apenas una tachuela en sentido inverso, seguidos de un larguísimo descenso que ya pone al pelotón en ritmo de ignición, y ahí da igual lo que pongas. Será por eso que el lamentable recorrido de la Vuelta, perpetrado por Escartín y Giner, y refrendado por Guillén, tenía hoy una salida desde un pueblo de León y el descenso hacia la parte central de Asturias por el interminable San Isidro, una carretera convertida en una semiautovía para que hubiese una alternativa al aislamiento en caso del cierre de Pajares, la vía tradicional de comunicación con la Meseta desde Asturias.… Leer más

 

Cuando el viento sopla las personas enloquecen

Cuando el viento sopla las personas enloquecen

Al parecer, existe relación entre los fuertes vientos y estados transitorios de locura y situaciones inusuales. ¿La imagen del farero o el marino loco? Sí, pero también estudios científicos más detallados sobre el efecto de los vientos intensos en determinadas zonas y sus habitantes. Seguramente esto no llegará muy lejos, pero ayer se desató un fuerte viento de tramontana en el sudeste francés, y han pasado sucesos extrañísimos en el Tour.

De entrada, la etapa entre Carcassonne y Montpellier se disputó con la amenaza de abanicos, sin que ningún equipo se afanase en buscarlos. Iban muy rápido, pero sin peligro añadido al del habitual tránsito por poblaciones, las famosas rotondas, o los bandazos de rachas de viento lateral por encima de los 30 km/h. La fuga se neutralizó muy pronto y en cabeza del pelotón había un ambiente de compadreo, impropio de una carrera ciclista como el Tour, sino fuese porque ya se ha visto muchas veces esta edición.… Leer más

 

Apoteosis belga en el Macizo Central

Apoteosis belga en el Macizo Central

Aunque parezca mentira, no tanto cuando sepan quien lo dijo, había gente que no esperaba gran cosa de la etapa del Macizo Central. Más de 215 km, y donde los últimos 50 eran un continuo sube y baja por puertos de cierta entidad, sin ningún metro para descansar, afrontados en el quinto día de carrera, siempre producen algo. El único ingrediente es que te guste el ciclismo, algo que se daba por descontado en ciertos colectivos.

No en el del Dúo Cómico de RTVE, que durante toda la notable etapa ninguneó la escapada -con gente como Pauwels, que el año pasado acabó cerca del top-15- como amenaza, dando valor a Majka -que tenía 18´minutos perdidos adrede en la general, a su estilo- y restándola a otros corredores. Fue una etapa como tienen que ser las del Tour: aprovechada hasta el último momento, y desde el primer momento.

Nueve corredores estuvieron en la fuga del día, entre ellos el talismán para que llegue a buen término, el entregado sin pedir nada a cambio Thomas De Gendt, un corredor del que nos acordaremos dentro de 30 años.… Leer más

 

Si gana De Gendt gana el ciclismo

Era tan difícil como esto: estar a la altura de la participación en la Volta. El balance, pasado el ecuador de la carrera, es igual de lamentable que en otros años: recorrido insulso, escasa competitividad y una realización televisiva que, en vez de realzar la prueba, la empobrece.

El primer día con final en Calella se dio paso a la señal internacional sin que el helicóptero estuviese en funcionamiento, agraciando al espectador con la ya clásica toma de la recta de llegada con el zoom a tope, quizás en homenaje a la victoria de Paterski el año pasado. Afortunadamente, no se llegó a tales niveles de ridículo y, cuando quedaban poco más de 50 km para meta, ya se vieron imágenes en directo del pelotón.

Imagenes malas, sacadas como si los profesionales fuesen expertos en toreo -coronando un puerto se vio como las motos adelantaban a los fugados, como si no hubiese un sitio mejor ni antes, ni después-, especialmente las de helicóptero: para ahorrarse un segundo aparato que haga de relé, hay una única aeronave que hace unas tomas desde la troposfera, donde se ve a liliputienses escalando montañas desérticas.… Leer más

 

Un apellido vasco

ArredondoEsta es la terrible semana final del Giro. Etapa de montaña por Trento y Belluno, final en el inédito Refugio Panarotta, en medio de los espléndidos bosques de la zona, gran parte de ellos de repoblación. Se forma la fuga del día en el primer puerto -el paso San Pellegrino, tan importante en el pasado, tan olvidado en el presente- con los habituales de la carrera, entre ellos el más habitual, llega a meta y entre los favoritos solo hay ataques de fogueo. Hoy, la cronoescalada a Monte Grappa, con la bellezza de 28 km.

14 corredores hicieron la etapa escapados, con la bendición del pelotón, y todos fueron tras Arredondo, el incombustible líder de la montaña: el fue quien hizo el primer ataque, y el que se llevó la etapa 4 horas después. Cataldo y Deignan por parte de la ciencia, Sella y Pellizotti por parte de Savio, el espléndido belga Wellens por parte del futuro de este deporte, Rovny, Thomas de Gendt, Keizer, Fabio Duarte, Losada, Basso, Rabottini y Zardini, el inevitable Bardiani.… Leer más

 

La cama redonda del ciclismo

La cama redonda del ciclismo

Uno de las muchas paradojas que dejó la Operación Puerto fue la constatación de la escasa inteligencia de la mayoría de ciclistas. No ya dejarse llamar como perros, si no el hecho de que los máximos aspirantes -por escalafón- al Tour de 2006 (Basso, Ullrich, Mancebo) compartiesen el mismo médico y el mismo arcón de sangre congelada, en contra de la más mínima lógica entre supuestos rivales en la carretera.

¿Cómo podían estar seguros de que Eufemiano del Gran Poder no favorecía a uno sobre el otro? ¿De que no hablaba de como iba el italiano o el abulense? ¿Cómo podían ser tan estúpidos de fiar su preparación de dopaje a la misma persona, precisamente la misma que había optado por Casero frente a Sevilla, siendo ambos clientes, en la Vuelta 2001, y a saber con qué oscuros fines?

Hay algunas respuestas parciales a estas preguntas, pero ninguna oculta que el problema era de base: no puede ser que todos estén en el mismo sitio, siquiera por la mínima sospecha de favoritismo de uno sobre el otro.… Leer más

 

Urán sale de su letargo

DurmiendoAyer Rigoberto Urán dio la campanada que tantas veces había prometido, y que tan imprudentemente había retrasado. El ciclista colombiano, que estuvo tres años en el Caisse d´Epargne (2008-2010) sin ganar ni una carrera, y después ha perdido tantas de manera estúpida (JJ.OO de Londres, etapa de la Vuelta 2013 ante Barguil, Mundial 2013), vuela en solitario como líder de equipo en el Quick Step y en el Giro de Italia, tras una contrarreloj asombrosa.

Urán ya había avisado en el reciente Tour de Romandía, donde fue cuarto en la crono final a 15″ de Froome y Tony Martin. Al fin y al cabo, su primer triunfo profesional fue la crono de la Bicicleta Vasca 2007, cuando tenía 20 años recién cumplidos. Ahora, con 28 años, es el candidato número uno para ganar el Giro de Italia, carrera donde debutó en 2010 (y le encantó el barro de Siena) y donde acumula esta progresión: 35º-7º-2º.… Leer más