“Algo tiene que haber”

FerranAdriaAyer se presentó en Madrid el equipo Movistar, el único español del circuito ProTour, heredero de la línea Reynolds-Banesto y auténtico mascarón de proa -por único, y por historia- del ciclismo español. Solo por eso bastaría para ser intocable, y quizás detrás de esta condición se encuentre la desfachatez con la que lucen año tras año en su presentación.

Porque está muy bien que el Movistar haya sido el mejor equipo del pelotón por puntos UCI por segundo año consecutivo, pero se intuye en gran medida a que se debe todo esto. Si ustedes no han estado entre los invitados a la sede de inspiración norteamericana que el antiguo monopolio estatal telefónico lo pueden ver aquí: no creo que merezca la pena, pero les servirá para ver las escenas más destacadas.

Presenta el acto Javier Ares, desnortado periodista futbolero con querencia por el ciclismo, tan desnortado que en su breve presentación es capaz de pasar del típico baboseo de viejo senil hacia las señoras a un “me llena de orgullo y satisfacción” que, si pretendía ser un chiste, nadie lo cogió. Probablemente ni el mismo, acostumbrado a hablar con frases hechas, lugares comunes y falsa impostura (“Tronío”, “Alcurnia”, y otras palabras de vallisoletano de niebla y setas).

Después entra el mandamás de Telefónica, diciendo cosas como que “van a ser exigentes”, y diciendo que quieren un “equipo sin limites a su ambición”. No sé, a mí me preocuparía que el que pone la pasta diga esas cosas, y más después de haber ganado el Giro, tener el mejor corredor del mundo, y ser el mejor equipo del mundo. Ya lo verán: ciegos de alguna cosa más allá de la soberbia, los responsables deportivos del Movistar han recogido el guante.

Entre Eusebio Unzue con un vídeo donde dice que “hay que ser optimistas por naturaleza” y “vamos a por un año de película”, seguido de Valverde y Quintana. El objetivo del Movistar es: ganar el Tour; el récord de la hora con Dowsett; y una de las cinco clásicas monumento, sin precisar cual, como si fuese algo intercambiable. En 30 años de historia de la estructura ningún corredor ha hecho entre los 10 primeros ni Roubaix ni en Flandes. Hay que ser optimistas por naturaleza.

Otro baboseo desopillante de Ares a Telefónica como empresa, y aparece Unzue de cuerpo presente. Sí, ese hombre ya entrado en años que sigue llevando pantalones ajustados y pelazo, dando como resultado una pinta de ser cliente de una whiskeria, de esas que llevan nombres pretendidamente ingleses, como Julio´s (pronúnciese Yulios) o Bristol, con la barra acolchada de eskay.

El mismo hombre que recomendó a Mancebo que fuese con Eufemiano Fuentes, el de Fertonani, tiene la desfachatez de decir que Valverde está “en una segunda juventud”. Es tal la emoción que le embarga al decir esa vergüenza que pierde el hilo (24´30″), provocando una situación un poco tensa. Porque hace falta tener la cara como un piano navarro -tierra de artes finas, como es de todos sabido- para decir eso de un corredor sancionado por dopaje, y que con 34 años iguala o supera los resultados conseguidos cuando se cambiaba la sangre a mitad de la temporada. “Segunda juventud” my ass, Eusebio.

“El record de la hora se ha vuelto a poner en valor” ¿Poner en valor con Voigt y el austriaco Brandle? ¿Voigt el de 43 años? Más bien poner en desvalor o, como diría un político, en “crecimiento negativo”. Ahí se enmarca el intento que va a perpetrar Alex Dowsett, un corredor que es profesional porque es hemofílico -y que está en el Movistar para contar lo que aprendió en el Sky-, y que el año pasado no tomó parte en ninguna de las tres grandes. ¿Eso es poner en valor? Parece mentira que esto lo diga alguien que estuvo con Indurain en 1994. Y en 1995, cuando el fallido intento en Colombia, que tantas heridas abrió y nunca llegaron a cerrarse: no sería porque faltasen médicos en aquella ocasión.

Ares empieza presentando a los ciclistas (los “artistas”) por un orden que no acabo de entender: Sutherland, Malori, Lastras, el alemán ese que nadie ha visto y que está por intereses comerciales de Telefónica…no se, quizás hay una clave oculta. ¿Será eso que dice Lastras en el 33´ respecto a su longevidad? “Siempre he estado rodeado de los mejores y nunca he bajado la guardia? ¿Lo dices tu, que en la Vuelta 2001 ganaste dos etapas en la primera y la última semana a dopados fehacientes? ¡Pues habrá que no “bajar la guardia” con el equipo donde Unai Osa acabó tercero en un Giro, precisamente en 2001! “Rodeado de los mejores”.

Acabado el primer bloque con ese catalán neoprofesional -que será un buen ciclista, ya lo verán- el acto introduce a un humorista profesional, el atleta Chema Martínez, ese que supo dar un arreón a su renqueante carrera para sacar una plata en el Mundial de Barcelona 2010. Correr en casa da alas. No me pregunten que hace un atleta en el acto. Bueno, ex-deportista que descubre su auténtica vocación, como Juanma Iturriaga o Fonsi Nieto.

A él corresponde el honor de presentar Anacona, Moreno, Rojas (“la sombra de Valverde en las carreras más importantes del calendario”, victorias no puede decir), Dowsett y….(37´40″) el neoprofesional murciano Fernández del que se había olvidado el presentador profesional Chema Martínez. Mejor es cuando pregunta a al inglés en castellano y claro, el hemofílico responde en la única lengua que sabe un inglés: la suya. La que le sirve para ir por todo el mundo menos aquí, como el mismo anunciaba antes del acto:

 

¡No lo sabes tu bien, Alex! Movistar podrá ser el mejor equipo del mundo, pero es español ¿te enteras? ¡Que ya es tu segundo año y no sabes pedir una tapita con el café! Y por si tienes alguna duda de la profesionalidad, ahí tienes a Ares y a Chema Martínez presentando el acto. De fondo se oye a los directivos de Movistar riendo. Ares despide al ex-atleta con un “estás perdiendo dinero con el blog” ¡Como todos!

En un giro inesperado y muy sorprendente, el acto vira a presentar a Pedro Delgado, una persona que no se prodiga mucho (“es un lujazo tenerlo aquí”, 41´35″, cuando también está en nómina de Movistar) y que, como no tiene que identificar corredores -son todos del mismo equipo- no se equivoca en ningún momento. De hecho, presenta a Ventoso, Visconti (“huele la carrera perfectamente en las clásicas”, como se vio en el Mundial), Capecchi, Erviti, Antón y Sanz -que es ciclista por las mismos logros que Ana Botella es alcaldesa de Madrid- casi de corrido. Milagros de Año Nuevo, que ya parece viejo viendo el mismo jeto que en los últimos 20 años. Hasta un libro ha intentado vender de eso.

El siguiente bloque viene agrupado por hermanos: los Herrada, los Izagirre y… Castroviejo. Lo normal hubiese sido meter a los Quintana, pero ni el propio Ares se entera. Repite machaconamente lo de “dos parejas de hermanos”, cuando son tres. Y no lleves la contraria, que en Valladolid hablan el mejor castellano de la Península y parte de Canarias, trufado de leísmos brutales. Aunque les parezca increíble, ponen un vídeo de las madres de los hermanos (49´): mucha ciudad empresarial, mucha multinacional, mucho mejor equipo del mundo, y el ataque de caspa que no falte. Merece la pena verlo, aunque sólo sea por Ares (52´) pidiendo “un aplauso para las madres de los ciclistas”. Ni Nieves Herrero, oigan.

Tras presentar a Amador, Gadret, Dayer Quintana (del que Ares dice que es neoprofesional), Intxausti y Lobato se pasa a los pesos pesados del equipo, los que seguramente conocen los directivos de Telefónica presentes en el acto, aderezado por Ferrán Adriá, otro en nómina de Telefónica. Con su permanente voz ronca y su pose de genio catalán -inquietante parecido estético con Punset- ha proporcionado uno de los mejores momentos del acto. El mejor lo dejo para el final. Y sí, los hay mejores que el vídeo de las mamás hablando de tortillas.

Flanqueado por Valverde y Quintana, y exactamente a la hora exacta de empezar el acto, Ferrán Adriá pregunta esto a Piti:

“Mejor ciclista del mundo, ¿Cómo se hace eso, cual es la receta? Es difícil ¿no? Con 34 años…¿Cual es la receta? La verdad, eh, la verdad…no me digas para quedar bien (hace aspavientos con la mano) si no..¿cómo lo has hecho?”

¡Como si no lo supiese Adriá, un cocinero denunciado por compañeros suyos por utilizar mucha química en sus platos! Le propongo a Adriá que, la próxima vez que vaya a la Documenta de Kassel en condición de artista, lleve bolsas de plasma criogenizadas: se quedan con color de pechuga de pollo. Ahí puede haber un fértil campo de colaboración -bajo el patrocinio de Telefónica, claro está- entre el ciclismo (“que usa mucho la innovación”) y este genio catalán, a medio camino entre Llongueras y Bofill, dos paisanos no suficientemente loados.

Valverde contesta con los lugares comunes de “el entrenar, el cuidarte, el macharte” y Adriá le replica “¡pero eso lo hace todo el mundo!”. Claro, es como si a el le preguntan como es posible que haya ganado cuatro veces consecutiva el premio al mejor restaurante del mundo (El Bulli 2006-2009) y respondiese “trabajando mucho, sacrificándose mucho, escogiendo ingredientes de primera calidad”.  ”¿Cual es la receta? TIENE QUE HABER ALGO”.

Es el problema de llevar a alguien que vende la imagen de genio a un acto como este: que te puede salir situaciones así. Yo finalizo aquí mi narración del acto, que decae en interés después de este momento glorioso, sencillamente irrepetible. Muy #MarcaEspaña también (en el 1h07´entra Nadal, otro asalariado telefónico). Sin embargo, les había prometido que todavía quedaba un momento aún más abracadabrante, y que también sirve de cierre para todo el texto. Un texto que a muchos no habrá gustado, por eso de que Movistar vende la imagen de que son “los buenos” -así desde los tiempos del ONCE- y más ahora que son los únicos. My ass.

Este otoño, en unos días confusos a los que habrá que volver para explicarlos en su contexto, se supo que Jose Joaquín Rojas, presente en el acto y ciclista del Movistar, había recurrido en 2007 a los servicios del afamado médico Michele Ferrari. El Ferrán Adriá del dopaje deportivo. El murciano, bastante limitado cognitivamente, se limitó a dejar unos tweets de réplica, a cada cual más absurdo e inculpatorio porque venía a corregir el anterior.

“Rumores sin fundamento” -es una investigación judicial italiana-, “falacias” y demás lenguaje extraído de ¡Sálvame!, el referente intelectual de este ciclista incapaz de ganar a su sombra. Por supuesto, y aquí esta el acto de presentación para demostrarlo, no ha sufrido ninguna represalia en el equipo. Tampoco ha sufrido ninguna pregunta de ningún periodista. Mejor no hablamos de la inexistente e inoperante Agencia Antidopaje española.

¿Del equipo para qué? Al fin y al cabo, en el acto también estaba Visconti, sancionado tres meses por haber acudido a la consulta de Ferrari. Un Visconti que al menos sí que tuvo que responder a preguntas de periodistas, con este resultado: “Paso de la Gazzetta”. Y estoy seguro que el pusilánime corresponsal del periódico deportivo italiano en Madrid no le iba a hacer ninguna pregunta incómoda, igual que jamás han publicado la tabla de dopaje de Pantani con Eufemiano Fuentes. Visconti, simplemente, se niega a cualquier cosa que le pueda preguntar alguien del periódico que publicó lo que era y sigue siendo la verdad: que es un corredor que jamás ha alcanzado las expectativas, y que ha sido sancionado por dopaje.

“Si quereis la próxima vez me tiro por tierra y vosotros los de Gazzetta me pasaís por encima” Bah, eso ya lo hace la mitad del pelotón. Pero noten el matiz: a Rojas nadie le pregunta, y Visconti sale por peteneras ante la posibilidad. Este es el equipo que se ha presentado hoy en fanfarria. El de TIENE QUE HABER ALGO detrás del rendimiento de un corredor que, con 34 años, iguala o mejora todos los resultados que consiguió dopado con las peores prácticas posibles. Lo hay, claro. Lo de siempre, y por el orden que ha tenido este post: un periodista miserable, un patrocinador que quiere más, un director corrupto como solo puede estarlo alguien con 30 años de antiguedad en este deporte, y un staff médico que, en el caso de Jesus Hoyos, llevan ahí desde 1998, cuando existía la barra libre de EPO.

Eso es lo que se ha presentado ayer en Madrid. Todo lo demás es engañarse una temporada más sobre este deporte y “el mejor equipo del mundo”.
***
Este siempre interesante blog de un aficionado rumano otorga anualmente el premio “Subiendo como una moto” -en español en el original- a las diez subidas subidas más rápidas de la temporada ciclista. Los resultados no son sorprendentes.
***
Torrevieja saluda la llegada de la Vuelta 2015: es un acierto que la carrera vaya en agosto allí donde hay gente, como ya ha demostrado con éxito en los últimos años por el litoral andaluz.
***
(relacionado con lo anterior) En Andorra van a asfaltar un puerto para la etapa que se ha autodiseñado Joaquím Rodríguez.
***
Tras años de abandono, Barcelona dará un lavado de cara al velódromo de Horta. El próximo año hay elecciones y los hipsters son potenciales votantes…
***
Muy simpática fotogalería del Quick Step.
***
Así es el Diario As (“siempre acertarás”): una fotogalería (“de las más vistas”) sobre caídas de ciclistas. Ríanse, está para eso. Ja-Ja. Ja-Ja. Y eso pie de foto en las que no han conseguido identificar, porque me imagino su archivo histórico como una leonera: “el ciclismo es un deporte de riesgo”. Estar en la misma cabecera que Roncero, Monchito y Juan XXX no, claro.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
 

36 comentarios en ““Algo tiene que haber”

  1. Lo de mejor equipo y mejor ciclista UCI, debería dejarse desierto todas las temporadas, puesto que todos los equipos profesionales acogen, pagan y entrenan ciclistas dopados.

     
  2. Buenas Sergio.
    Enhorabuena, como siempre, por el análisis crítico y alejado de los habituales parabienes comerciales de los diarios y revistas que comen de las entidades empresariales.
    Me corroe una duda extrema, ¿Regalarían el libraco de la historia del equipo (ese que tiene pinta de acabar con una rebaja del 70% en VIPS) en la presentación? Dudo que hayan vendido dos ejemplares.
    Igual que Astana arrastra su cuota kazaka, Movistar ya renueva la sangre (perdón por el símil) “made in Murcia”.
    Abrazo

    Tomelloso

     
    • Ojalá acabase de saldo, mom ami, pero hicieron una tirada limitada. Es un libro que me interesa mucho, pero no estoy dispuesto a pagar lo que piden por el. Yo también creo que, fuera de los libros regalados a jefazos de Movistar, hayan colocado algún ejemplar por venta directa.

       
    • En mi opinión Lastras a veces parece un poco plasta en su corporativismo ciclístico, pero para mi es con diferencia el mejor comentarista de ciclismo. Espero que Carlas o Eurosport le tengan en cuenta para ponerle en nómina.

       
  3. Puedo decir, porque lo vi en su día de cerca, que el señor Unzue es lo contrario a lo que predica con sus falsos discursos de ‘valores’ y ‘humildad’. Un jesuita hipócrita.

    Que pregunten a corredores que han estado más de 10 años en el equipo o auxiliares que han estado 20 a ver cómo Unzue les daba la patada cuando ya no les consideraba útiles. Ni siquiera se dignaba a llamarles, solo enviaba a su sicario Galilea a hacerle el trabajo sucio.

     
  4. Muestra de la ambición desmedida de Movistar es que no se conforman con ese ALGO que ellos ya tienen, quieren conocer las prácticas del rival. De este modo, al igual que ficharon a Dowsett en su día, ahora han fichado a Sutherland, que además de australiano viene del Tinkoff. Así les podrá comentar qué corría por la venas de Contador y Majka.

     
  5. La Collada de beixalis se paso ya en la vuelta de 2005 con otro nombre el día que ganó Mancebo en Arcalis. Yo lo he subido este verano por el lado que lo van a bajar y estaba bastante descarnada la carretera y por el lado que lo suben se veía la carretera peor.

     
    • El que se subió en 2005 antes de Arcalis, fue el collet de Montaup y no Beixalis, que es otro nombre para el Col d’Ordino.

       
  6. Soberbia entrada en el blog. Verdades como puños y yo otro año más (serán seis) negándome a ver en tv ciclismo o cualquier otro deporte profesional.

     
  7. Y ya de primeras.. Javier Ares presenta a José Luis López Solomillón, como presidente de… la Federación Española de Fútbol!!!

    Enhorabuena Sergio!

     
  8. Javier Ares es todo un paradigma de periodista de mueble-bar. De vendedor de humo. De supuesto ‘perro viejo’ cuando todo es pura fachada, edulcorada por su pose condescendiente y su voz ronca. Paisano mío tenía que ser.

    Aún recuerdo su retransmisión del Giro de 2011, exaltándose por la “inhumanidad” de las etapas. “Los organizadores tienen que acabar con esas etapas mastodónticas de 200 kilómetros y lo saben, porque si no los corredores seguirán recurriendo a tretas”.

     
  9. Menudas risas me he echado imaginándome a Adriá aderezando sus creaciones con plasma criogenizado, fantástico post, desde luego empiezas el año con fuerza.

     
      • jajajaja mira que son chapuceros y cutres. Por lo menos aconseja que no toquen temas calientes, y el otro dale que dale “tiene que haber algo”!!! Lastras: “la crisis en el ciclismo empezó en el 2005, antes el pelotón era una familia”; 2005….OP!! adiós Manolón, el pater familias del pelotón

         
        • La OP fue en el 2006, en el 2005 empezó otra cosa peor para el ciclismo, a tenor de los comentarios de los que viven de este deporte y han hecho que esté al nivel del barro.

           
  10. Un poco completamente off topic, pero me ha resultado curioso:
    ¿Alguien sabe por qué está Dario Cataldo entrenando por los Madriles en pleno Enero?

    Es mera curiosidad.

     
      • Un amigo de grupeta tuvo la “suerte” de entrenar con él un día, y si, tiene una amancebada como dice Sergio y porque volaba para Australia en pocos días y volaba desde Barajas! ;)

         
  11. recuerdo una conferencia hace unos años en Mallorca en la que Ares justificaba el uso de la EPO entre los ciclistas profesionales

     
  12. Como me he reído con el post. Lástima que llego tarde. Hasta he ido a alguno de los puntos del vídeo para ver lo que explicas.

    Ares es tan futbolero que presenta a López Cerrón como “Presidente de la Real Federación Española de Fútbol” (2’11”).

     
    • Muchas gracias por tu comentario, por eso pongo el minutaje exacto: para que cada uno lo pueda comprobar por sí mismo sin tener que buscar arriba y abajo. Hubo momento realmente esperpénticos.

       
  13. Un comentario magnífico, que creo hemos disfrutado todos, y más ahora que los días se alargan y renacen las ganas de entrenar a fondo. Lo de Adriá es lo que tiene, sí, no puedes traer un “genio” a este coto cerrado. Y me parece muy bien criticar al jesuita Eusebio, que con sus treinta años en el ajo es todo un capo mafioso y podría añadir un tomo más a la Espasa Calpe si rompiese la ley de la Omertá.
    Pero por eso mismo creo que este blog tiene un gran tabú. ¿Fue Induráin, discípulo de Unzúe, el primer gran campeón de la era Epo? Yo así lo creo y, si no, hay están sus tiempos de ascensión a Alpe d’Huez y Luz Ardiden, codeándose con Pantani y Armstrong, y eso que él no gastaba fuerzas de más en las montañas ni ansiaba machacar a los rivales, como aquellos dos ángeles caídos.
    Sergio, no sé si me he perdido un post tuyo al respecto, pero de no ser así creo que este blog tiene un gran tema pendiente (y doloroso diría).

     
    • En general, no hablo del pasado. Se pueden contar con los dedos de la mano de un artificiero los post dedicado a historias pre-2005: uno con la muerte de Gaul, otro de Olano y…ahora mismo no caigo en si hay otro.

       
      • Leí el de Olano, con su audaz título, muy bueno; buscaré el de Gaul. Pero con todo lo que en este blog se ha hablado y se habla del dopaje moderno (Manolo Sáiz, Rijs, Berzin, Pantani, Probenicid, El Dr. Ferrari, Gerona…), a veces casi tanto como de las carreras, es como si hubiera un cortafuegos en torno a Miguelón, y eso que su figura supera a todas esas otras y es una pieza central en la novela policiaca del ciclismo moderno, en el que el nivel de hematocrito cuenta más que las pulsaciones del corazón. Pero bueno, siempre está bien que haya parques nacionales y especies protegidas que se libren de la destrucción que asola al resto. Respeto tu decisión y te agradezco nuevamente el magnífico blog que nos ofreces.

         
        • No, si no tengo ningún problema al respecto. Es simplemente coherencia: al igual que nunca hablo de ciclismo femenino -salvo los exhabruptos de Nicole Cooke cuando se retiró- no lo haría en un caso que afectase a esta modalidad; o con el MTB. Del ciclismo nos han contado tantas batallitas que es mejor que cada uno lo vea por sí mismo, y lo de Indurain no es de lo más opaco que hay. A mí ponerme a escribir sobre el periodo 1990-1996 pues me da pereza, y mira que veía todo el ciclismo que se emitía por la tele, porque era la era preinternet.

           
    • Hombre, la imagen exterior es la misma, también esa jovialidad y entusiasmo. Aprovecho la ocasión para decir que Guajardo es un profesional como la copa de un pino, en el Mundial tuve la ocasión de oir sus narraciones en directo para el público, y no se equivocaba en nada -palmarés, corredores-, hasta el punto de corregir a su colega que narraba en inglés, y con una entrega encomiable. Además, es una persona muy simpática.

       

Deja tu comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Current day month ye@r *