A temporada pasada

¡Ya está aquí! Con la temporada recién acabada, pero ya en noviembre y a punto de pisar la predicción para 2021, llega el esperado momento de repasar el post del pasado enero (altamente recomendable, se basa en repasar lo escrito entonces) y ver qué ha sido de sus protagonistas, todos ellos mayúsculos o, en algún caso, minúsculos.

Aquí el Covid-19 ha influido bien poco. No hay excusas que valgan. El ciclista, y sus resultados.

Sam Bennet: un corredor de nivel medio y color ocre. Ha ganado dos etapas en el Tour y la regularidad, y otra etapa en la Vuelta. Un balance bastante pobre para el Deceuninck, que lo alineó en G-W con el resultado esperado. Efectivamente, no ha ganado carreras importantes, y ha sido un sustituto defectuoso de Viviani.

Pedersen: no solo ha ganado una carrera, sino que ha ganado tres. Una etapa pactada en Polonia para tener un triunfo arcoiris, otra en el BrinckBank, y la G-W.… Leer más

El Giro fala portugués

Los ciclistas del Giro de Italia han pasado un día penoso de lluvia y frío, gajes de correr en octubre por los Apeninos. El calendario ciclista regular es el fruto de muchas décadas de ir ajustando cada carrera a su mejor lugar, y si en todo ese tiempo no ha fraguado nunca una carrera por una zona de montaña en octubre por algo será.

Ahí estaba la rareza de los espléndidos bosques de los Abruzzos totalmente anarnajados, y a dos o tres días como el de hoy para perder todas sus hojas. La lluvia inclemente no se manifestó encima de la carrera hasta después del descenso del Paso de Lanciano, pero después ya no paró en la jornada más lluviosa del pelotón profesional en esta temporada.

Para entonces ya estaba formada la fuga, mucho más interesante que la vista en el soleado día del Gargano. El Paso Lanciano -que es una de las vertientes por las que se puede llegar al Blockhaus, y es uno de los puertos más bonitos de Europa- fue la rampa de lanzamiento para una fuga con Guerreiro, Castroviejo, Sepulveda, O’Connor, Visconti, Frankiny y Warbasse.… Leer más

Una llegada para un llegador

Küng sigue empeñado en que tiene un sitio en este Tour y volvió a ir en fuga con otro gigantón, el venido a menos Theuns. Formaron un duo fugitivo de grandes rodadores, a los que el pelotón dejó un margen de 5´, pero que acabó devorando porque este año hay disputa en una clasificación secundaria.

No es la montaña, que vive su disputa más triste desde que ganase Charteau en 2010, y que obligó a una modificación de la competición, porque a Proudhomme le parecía que era indigno del mérito. Ahí está la estampa de Cosnefroy, el líder de la montaña que se cree Alaphilippe, y que es el primero en quedarse de la fuga robapuntos, y que no tiene a nadie que le dispute las migajas de los puertos de tercera y cuarta.

No es la de jóvenes, donde los dos primeros son el segundo y tercero de la general y, por tanto, están más preocupados del maillot amarillo que de una competición que se pensó para ciclistas jóvenes que estarían peleando en la moto 3 por acabar el 18º o el 21º a 45´del líder, y que resulta que han quemado muy rápido sus fases como ciclista.… Leer más

Una atención especial para….

Una atención especial para….

Que mejor manera de pasar los duros meses sin competición ciclista -y sin contenidos relevantes en un deporte incapaz de generarlos más allá de presentaciones de maillots y estupidas encuestas por Twitter- que lanzar ya la demoledora bola de fuego ardiente que supone esta sección fija del blog.

El momento más temido por el mundo ciclista profesional, allí donde quedan marcados por una ojeriza de la que no les libra ni el mejor amuleto comprado como souvenir en Estambul, ni el teléfono de Mario Zorzoli en la cartera. Es el momento de presentar a los ciclistas que, bien por juventud, bien por cambio de equipo, están ante una temporada rompeaguas en su carrera profesional.

Sam Bennet: ha sido el último corredor importante en anunciar su fichaje, y tampoco es tan importante. Así está el deporte, y el irlandés no tiene la culpa: simplemente ganaba carreras en un equipo que no lo lleva al Tour, porque esta Sagan.… Leer más

Ganar perdiendo

Ganar perdiendo

Tras unos achaques de hace unas semanas -en donde todos los periodistas ya aprovecharon para dejar escrita su necrológica, noten la hora de publicación del tocho del buitre carroñero de Arribas, que ya veía a la parca encima desde el Tour-, hoy ha fallecido Raymond Poulidor, un ciclista que transciende el marco de este deporte y cuyo apellido ha pasado a formar parte del acervo popular de la cultura europea.

¿Suena demasiado transcendente? Pues no lo es. Ser un Poulidor se entiende en cualquier sitio, en otro de los muchos trasvases que el lenguaje del ciclismo ha hecho al idioma, especialmente en el campo de las metáforas. En este caso en concreto, sucede como pasaba no hace muchos años con los más grandes arquitectos: su apellido transcendía a la obra y se usaba para denominarla, al margen de su uso.

Es quizás el mayor honor que le puede pasar a alguien, porque ya sabe que el lenguaje es de todos y no de nadie.… Leer más

Tour cicloturista a Francia (con regalo final para que gane un Ineos)

Tour cicloturista a Francia (con regalo final para que gane un Ineos)

Poco antes del Tour 2019 el Pravda de el Tour de Francia titulaba “Ahora o nunca”, con una foto a toda portada de los ciclistas franceses más destacados del momento. Fue nunca y no ahora, como lleva siendo desde 1985, pero con una notable salvedad: Alaphilippe se quedó a apenas 200 km. de ganar la carrera, después de dos semanas como líder y únicamente vencido por los puertos de más de 2000 metros.

¡Qué más da que el Ineos lleve ganando siete de los últimos ocho Tour de Francia! ¡Qué más da si hay cuatro franceses (Barguil, Pinot, Alaphilippe, Bardet) a los que favorece la media montaña  y que no haya cronos llanas! ¡Vamos a volver a hacer un Tour asqueroso, indigno de la tradición de la carrera! Aún más: ¡vamos a hacerlo todavía más asqueroso, con solo una etapa por encima de los 200 km., y que esta sea la etapa larga más corta de toda la historia del  Tour!… Leer más

Lo que venimos comentado de la superioridad del llano sobre la montaña

La etapa transcurría bajo los estándares que la propia Mafia del pelotón establece como norma. Tres días por el Macizo Central francés y sus aledaños, y tres días de fuga consentida, escasos segundos de renta en meta, y un margen que solo el domingo se dejó más al tuntún. Ya habrá tiempo de volver al pasado, hoy manda la realidad.

La realidad del ciclismo es que son los ciclistas los que hacen las carreras. Nadie preveía gran cosa de la etapa con final en Albi, por mucho que el Gran Mamporrero Arribas quiera hacer pasar ahora al Movistar como un gran demiurgo que ya anticipó ayer, en la previa, los abanicos a 40 km. de meta. Patrañas para maquillar lo impredecible, patrañas para dar siempre un discurso positivo del Movistar.

Si así fuese, ¿por qué estuvo ayer en fuga Soler -enlazando desde el pelotón, y con una buena paliza-? Pues por la clasificación por equipos, de la que el equipo español ahora es líder.… Leer más

El Tour será lo que quiera el Ineos

¿Todavía no han digerido el Giro? Viene bien recordar la última grande disputada porque la amnesia en el ciclismo es rapídisima. Se presentaba la edición 2019 de la carrera italiana como muy abierta, con muchos favoritos y con etapas espectaculares para muchos vuelcos en la general, como si las ediciones de 2015, 2016 o 2017 fuesen fácilmente replicables.

No pasó nada. Fue una edición aburrida, insulsa y dominada a su antojo por el Movistar, que incluso se permitió rondar el liderato con un gregario en la primera semana, de lo sobradísimos que iban. Se vendía como una edición única lo que acabó siendo una edición muy mala del Giro, y apenas un mes después vuelven las mismas fanfarrias a sonar para el Tour.

Es cierto que no participan ni el segundo, ni el tercero, ni el cuarto del año pasado, por lo que habrá alternativas y nuevos nombres por simple movimiento del escalafón.… Leer más

El pastor alemán ladra en Austria

El pastor alemán ladra en Austria

Había un ambiente previo de fronda. La selección nacional se había conjurado para que Valverde ganase el Mundial (“su última oportunidad”, como si no viviese de prestado desde 2006) y por selección nacional no entiendo únicamente a los convocados por RFEC y su Luis Aragónes particular, sino a aficionados -que acudieron en masa a Innsbruck, cuando el año pasado en Bergen no había nadie- y periodistas -el año pasado no hubo ni un periodista español acreditado en el Mundial-. Porque el ciclismo no les importa, sólo el forofismo.

Esa fronda, esa conjura de todos para que Valverde no se fuese al rincón de la Historia como más recordado por sus derrotas que por sus victorias, se plasmó en la semana de concentración en Sierra Nevada, una cosa inédita en la Federación, la misma que no paga al seleccionador porque no tiene dinero, pero sí lo tiene para estas cosas: una semana encerrados en el Hotel El Guerra de Sierra Nevada, que debería pasar a la pequeña historia del deporte español al igual que el espíritu de Neufstif lo ha hecho con el deporte que interesa a la inmensa mayoría de los que siguieron la prueba del domingo.… Leer más

Hay Mundial

Hay Mundial

El otro día Carlos de Andrés terminaba su retransmisión del Mundial CRI de manera abrupta, sin mostrar el podio y cuando Dennis estaba hablando ante las cámaras. Es el modo de hacer de su canal, y no es el tema de hoy: antes de irse a las bravas, tuvo tiempo de comentar la carrera de este domingo (en adelante, “El Mundial”) con estos términos: “es una carrera a la que tengo muchas ganas”, como si fuese a correr, o como si le hubiese ofendido en el honor.

Lo que quería decir el periodista catalán es que tiene ganas de Mundial, porque este año el Mundial es más duro o más apto para los corredores que le gustan (españoles y andorranos, por este orden). Para los que nos gusta el ciclismo, todos los años Hay Mundial, independientemente del recorrido mientras se reconozcan en el mismo los elementos que han hecho grande este deporte.… Leer más