Quintana ya tiene rival generacional

Quintana ya tiene rival generacional

La discusión lleva años planteada, y me referiré a dos post previos donde se planteaba el dilema. El primero, en torno a si Quintana podría marcar una época, cuando ningún escalador jamás lo ha hecho en toda la historia del ciclismo; el segundo, sobre el problema de las generaciones en el ciclismo, y cómo hay que establecerlas una vez que empiezan a decaer, y no cuando están empezando. Tres años ya de esto.

En ese tiempo Quinta ha sumado dos nuevos podios en el Tour, una Vuelta y cuatro vueltas de una semana de prestigio. Todo antes de cumplir 26 años, en un ejemplo de precocidad y éxito raras veces visto en el ciclismo mutado a partir de la difusión masiva de la EPO. El colombiano se ha visto favorecido, además de por militar en un gran equipo, por la falta de rivales generacionales de entidad, tanto que su mayor rival y la barrera infranqueable en el Tour es un ciclista que le saca 5 años, y que precisamente no había rascado ni bola antes de los 26 años.… Leer más

 

Quintana doma el Blockhaus, pero no el Giro

Quintana doma el Blockhaus, pero no el Giro

“Es una etapa monopuerto y no pasará nada”, decían los agoreros en la previa de la majestuosa subida del Blockhaus, un puerto por el que se pasa la línea de uno en uno, un puerto que solo se había subido 5 veces en la Historia del ciclismo, y que aún así forma parte de la mejor leyenda del mismo, la que corresponde a uno de las cinco subidas más duras que se pueden realizar en Europa: y eso que solo se alcanza la cota 1700 m, cuando es factible subir a 2100 m.

La mejor noticia del día es esa: el ciclismo recupera el BlockHaus, y lo hace en el 50º aniversario de su primera ascensión, cuando ganó “un joven sprinter belga” -así titularon los periódicos italianos- llamado Eddy Merckx, que por entonces sumaba 2 Sanremo y una Gante-Wevelgem, y que debutaba de esta manera en una gran vuelta por etapas.… Leer más

 

Por fin una etapa del Giro

El Giro de Italia no llegó al Gargano hasta 1979, una fecha relativamente reciente en una carrera que empezó en los albores del siglo pasado. Hay muchas razones que lo explican: la relativa pobreza de la zona, su incontrovertible aislamiento, y el poco arraigo del ciclismo en la zona. Desde entonces, ha vuelto en otras seis ocasiones y, al menos en todas las veces que hay memoria reciente, ha sido una buena etapa.

En el año 2000 ganó un joven Di Luca, que sin embargo reconoce en su muy estimable libro que iba ya hasta las trancas. En el 2006, en una maravillosa etapa-maratón, hubo una fuga muy peligrosa y triunfo final de Pellizotti; en 2008, última ocasión hasta la fecha, el ganador fue Matteo Priamo, un corredor que entonces tenía 26 años: dio positivo por la misma CERA que su compañero Sella, y dejó el ciclismo. Bruno Reverberi, su director, sigue en carrera con el Bardiani de los positivos de Pirazzi y Ruffoni, pero nadie dice nada de los acueductos comunicantes.… Leer más

 

Un Giro que no termina de arrancar

Habia tantas expectativas generadas en torno la edición número 100 del Giro de Italia que todo lo sucedido hasta ahora -seis etapas, siete días desde que comenzó la carrera- saben a poco o muy poco. En gran parte ya se sabía que algo así iba a pasar con las tres etapas sardas, no muy diferentes de cuando hacen salir la carrera de Holanda, Irlanda o cualquier otro sitio exótico: un prólogo de tres días, y después un día de descanso que nadie necesita, simplemente unos organizadores que tienen que mover la caravana.

El problema es que este Giro ha tenido dos prólogos alargados, porque tras Cerdeña y un día de descanso, ha habido dos días en Sicilia de muy poca cosa también, y el tránsito posterior a la península, que hoy ha vivido su primer día, tiene pinta de que va a ser igual, contando los días hasta el domingo y lo que se espera vaya a ser una subida pantagruélica al Blockhaus, el puerto más duro como final de etapa de este Giro que ha empezado al tran-tran.… Leer más

 

El camino hacia el Giro (y III): Quintana como máximo favorito

El camino hacia el Giro (y III): Quintana como máximo favorito

El ciclismo ha cambiado tanto, tanto, que los dos máximos favoritos para el Giro han preparado la carrera en 1) en casa y 2) compitiendo en carreras a cada cual más mierdera. Antes, no hace mucho, los favoritos a una Gran Vuelta corrían y se medían en las mejores carreras previas, pero ahora ni siquiera eso. Y no olviden que el WT se hizo para que “los mejores corredores corran las mejores carreras”.

De Nairo Quintana ya no sorprende nada. Sin dudar de que tenga “el don”, ese que alumbra a uno o dos ciclistas en cada generación, sus técnicas de preparación remiten a lo más oscuro del ciclismo: recluído en las montañas de Colombia, un país que ni siquiera tiene laboratorio antidopaje homologado, y preparando el Giro en la Vuelta a Asturias, carrera que en el pasado reciente Movistar reservaba para esos grandes corredores como Igor Antón o Betancur.

Se llevó una de las tres etapas, y la general se le escapó por la formidable irrupción de un personaje que se creía desaparecido, como todos (t-o-d-o-s, menos Ventoso) de aquellos jóvenes que incubó bajo su ala de buitre Matxín.… Leer más

 

El camino hacia el Giro (II): Scarponi no llega tras ser asesinado

El camino hacia el Giro (II): Scarponi no llega tras ser asesinado

El lugar sería para hablar del Giro del Trentino, la otra carrera de preparación para el Giro, y que este año ha superado por amplio margen a Romandía. El problema es que todo lo que hubiese podido pasar en carrera palidece ante lo que pasó el día siguiente a su conclusión, en el primer año en que duraba cinco días y se llamaba pomposamente Tour de los Alpes.

Scarponi, un veterano de mil batallas y de mil procesos de dopaje -con el reglamento en la mano, tendría que haber dejado de ser ciclista profesional en 2012, cuando incurrió en su segunda sanción- había ganado la primera etapa del Trentino, después de imponerse de manera muy solvente en un sprint en cuesta nada menos que a G. Thomas, Pinot, Formolo, Pozzovivo y su compañero Cataldo.

Era su primera victoria en cuatro años, porque así es la vida del escalador puro.… Leer más

 

El camino hacia el Giro (I): Porte no corre, pero gana

El camino hacia el Giro (I): Porte no corre, pero gana

Ni Richie Porte va a participar en el Giro -lo hizo en 2010, de neoprofesional, y acabó 7º; repitió en 2015 queriendo ganar, y se retiró de manera lamentable- ni gran parte de lo que ha pasado en un francamente olvidable Tour de Romandía va a afectar a la gran carrera que empieza esta viernes, pero no deja de ser necesario referirse a la prestigiosa carrera suiza, una de las que tiene mejor nómina de ganadores recientes, y también una de las aburridas.

La edición 2017 de la carrera ha sido para Richie Porte, el corredor australiano de 32 años que jamás ha subido al podio de una grande. Sin embargo, tiene dos París-Niza, una Volta y otras carreras menores como Trentino, Algarve o su querido Down Under, conquistado esta misma campaña tras muchos años de esfuerzos infructuosos. Richie Porte es un corredor de posibles, y el año pasado hubiese acabado en el podio del Tour de no haber perdido un tiempo precioso en la primera semana.… Leer más

 

“Es la vez que menos me ha costado ganar”

“Es la vez que menos me ha costado ganar”

La frase la pronunció Alejandro Valverde Belmonte, nacido en 1980, hace unos días. Acababa de ganar por cuarta vez consecutiva -quinta en total- la Flecha Valona, carrera en la que ya ostentaba el record de victorias. Sencillamente, lo había ampliado de nuevo. La primera vez que conquistó la carrera, en el lejanísimo 2006, fue a ganar días después Lieja-Bastogne-Lieja.

Un mes después se supo, o al menos lo supieron los agentes al cargo del trabajo sucio, que Valverde recurría al dopaje con bolsas de sangre para lograr sus éxitos deportivos. Después, cada uno y en la medida de sus posibilidades o entendederas, lo fue sabiendo. El propio Valverde pareció darse cuenta cuando en abril de 2010, días después de ser 3º en Lieja (su cuarto podio en las últimas cinco ediciones disputadas) recibió una sanción por dopaje consistente en dos años sin competir, y pérdida de ese podio, entre otras carreras disputadas desde el 1 de enero de ese año.… Leer más

 

Gilbert tira de riñones para lograr su cuarta Amstel Gold Race

Gilbert tira de riñones para lograr su cuarta Amstel Gold Race

En el momento de escribir esto Philippe Gilbert, el ganador de la Amstel Gold Race 2017, sigue ingresado en un hospital por un problema renal. Han pasado tres días desde su victoria, y no se ha informado nada concreto de su problema, simplemente que, tras ganar de una manera brutal la segunda carrera más larga de la temporada (261 km.), tras beberse de manera inusual dos cervezas en el podio, meó sangre en el antidopaje.

El campeón belga se cayó durante la carrera, y dicen que ahí está el origen de su dolencia. Es mucho creer que alguien que se produce una caída tan grave que produce una hemorragia interna pueda continuar en carrera, y mucho menos ganar de la manera en la que ha ganado Gilbert, otra más de sus exhibiciones esta primavera tras un larguísimo lustro sin asomarse de una manera tan descarada.

Existe el mito, parcialmente cierto, de que “los ciclistas están hechos de otra pasta”, eso de que se levantan y continuan pedaleando porque la carrera nunca se detiene, al revés que en otros deportes mejor remunerados y con mayor beneplácito de la masa.… Leer más

 

Valverde ya ha cumplido

Valverde ya ha cumplido

La etapa reina de la Vuelta al País Vasco fue un poco mejor que otros años, simplemente porque se subió Arrate por otra vertiente, mucho más estrecha y exigente. Ahí aprovecharon para desmarcarse el canadiense Woods y el sudafricano Meintjes, y Valverde realizó al menos 5 ataques con la misma eficacia con la que Contador los hacía o los hace, uno ya no sabe porque se va de este Itzulia sin haber hecho ni uno.

Con todos ya agrupaditos en los últimos tres km. conocidos hasta el hartazgo, Samuel Sánchez intentó su jugada de pillo para intentar ganar en Arrate por tropecienta vez. Le salió espantosamente mal, con una caída por flipado (fli-pa-do) que le ha costado un casi seguro puesto en el podio y las clásicas de las Ardenas, su objetivo de la temporada. El asturiano se cae solo cuando lideraba el pelotón, y en descenso, esa cualidad de la que dicen que es uno de los mejores del pelotón, y que tan pocas victorias le ha dado.… Leer más