Tres semanas, ocho segundos, un libro

Tres semanas, ocho segundos, un libro

Dentro de la inflación de libros ciclistas que inundan el limitadísimo mercado español se ha producido una de esas coincidencias que no son tales. Dos editoriales han publicado, con apenas una separación de un mes, dos libros sobre el mismo tema. Uno es de un autor español y está publicado por la editorial de libros de evasión Contra; otro es de autor anglosajón y corre a cargo de la editorial de libros de ciclismo Libros de Ruta. ¿Adivinan cual es mejor?

No hace falta ser muy sagaz. Con sus limitaciones Tres semanas, ochos segundos  de Nigel Tassell pasa por ser un libro de ciclismo bastante llevadero, a pesar de su estructura simplona en torno al Tour de 1989, aupado a la categoría de uno de los más grandes de la historia, especialmente por su resolución final en la famosa contrarreloj de París. Hacer un libro de ciclismo donde cada capítulo se corresponde con una de las semanas de la carrera, y cada subcapítulo con uno de los días de competición habla bien del producto editorial en cuestión, y el tipo de audiencia a la que se dirige.… Leer más

 

Roglic nos salva de una victoria de Valverde

Roglic nos salva de una victoria de Valverde

La Vuelta 2019 salió lastrada por la falta de participantes, y así ha llegado a Madrid una edición que será recordada por los aficionados a este deporte por algunas etapas muy brillantes y por la nula disputa de la clasificación general, en la que Roglic ha sido infinitamente superior a sus inexistentes rivales, ya muy condicionados de salida.

Un buen indicador del nivel de esta Vuelta es que seis etapas (más de una cuarta parte del total) han ido a parar a debutantes en grandes vueltas, esto es: corredores que nunca antes habían afrontado tres semanas seguidas de competición. En este sentido, es especialmente significativo que tres de esas etapas hayan sido ganadas en la tercera semana, la del desgaste, Pedro.

Lo que refleja esta estadística, simple y llanamente, es que la Vuelta no ha tenido ritmo competitivo. Por eso insistía tanto De Andrés en lo de “hemos llegado con adelanto”, “mucha batalla”, cuando la realidad es que ha habido fumada tras fumada, incluyendo todas las etapas reina de montaña, donde Tony Martin iba marcando el ritmo.… Leer más

 

Solo se tiene 20 años una vez en la vida

Solo se tiene 20 años una vez en la vida

¿Cómo se puede retransmitir una etapa de ciclismo cuando has pactado no hablar de ciertos temas? Pues con la cara de mármol que lucen día tras día Probenecid, Carlos de Andrés y Joaquím Rodríguez. Como ya saben, el dopaje no existe. Cuando hay un caso, se dice rápidamente para dar cumplido servicio, y contar chistes o que una cuadra convertida en iglesia tiene tres naves -visto ayer en las montañas de Ávila-, no vaya a ser que la gente piense que esto es un deporte de trampas y engañifas continuas.

Como quizás no sabían, en el ciclismo todo es seda y “una gran familia”, de ahí que la declaración de M.A López sobre el ataque de ratas navarras apenas fuese mencionado durante las cinco largas horas de excursión por Gredos. Esa autocensura provocó momentos divertídisimos, como que se estuviesen viendo acciones de carrera que solo se explicaban por ese motivo olvidado conscientemente, y que los tres que se ponen al frente de los micrófonos no podían narrar como eran.… Leer más

 

Abran paso a Rémi Cavagna

La lluvia deslució la primera parte de una etapa elevada a la categoría de obra maestra por su vencedor, y es una pena porque discurría por una zona muy escénica para el ciclismo: salida de Ávila, y rumbo a Toledo pasando por la N-403, para después desviarse a la altura de San Martín de Valdeiglesias esquivando Gredos hacia Sotillo de la Adrada, y volver a la Comunidad de Madrid por Cenicientos.

El pelotón iba enfilado y con abundantes chubasqueros: imposible fijarse en los estragos del incendio forestal de este verano, que ha dejado arrasado el monte de la zona. Quedaban 80 km. a meta y la fuga estaba en el orden de los 2´, compuesta por los corredores en forma de esta Vuelta (Craddock, Arndt, Cavagna) y una resolución que parecía descontada al sprint.

A 25 km. de meta, cuando la lluvia ya había desaparecido y el asfalto estaba seco, cuando los fugados ya iban a la vera del Tajo desecado para llevar agua a los campos de golf de Murcia, atacó Cavagna.… Leer más

 

Gilbert remata un día inolvidable

EEMp_E2WwAIfddyTiene que haber otro nombre para lo vivido hoy. Si se escapan 47 corredores en el primer compás de una inusual etapa de 220 km. no puede ser una abanico. Como dijo el vencedor después de 4 horas de frenético espectáculo por el llano “nunca había vivido una jornada así”, y lo decía uno que durante años ha sido el corredor que más kilómetros realizaba en una temporada.

Es tendencia, y sólo un ciego se niega a verlo. La superioridad del llano sobre la montaña, el terreno que hoy por hoy ofrece mayores diferencias y mayor espectáculo, baste ver todos los años la París-Roubaix y, si me insisten que ahí el factor diferencial son las piedras, pues la París-Tours. No hay nada que supere al espectáculo de una etapa de llano con todos exprimiéndose.

Lo vivido hoy camino de Guadalajara y pasando por la zona menos poblada de Europa -una Siberia demográfica, y que en gran parte nos hemos perdido porque la etapa ha acabado con una hora y cuarto de adelanto- será recordado durante mucho tiempo porque, a diferencia de los abanicos que se ven en el Tour o en otras carreras, esta vez fue a 220 km.… Leer más

 

Asturias intranscendente

Si hubiese que escoger un momento especialmente patético de la etapa de La Cubilla fue cuando, en unos tendidísimos kilómetros finales, J. Rodríguez estalló y dijo “decían que no estaba pasando nada, y mira si están pasando cosas, eh”. Fue asumir como cierto, después de horas de propaganda sobre la fatiga, lo duro que es esto, que la carrera era y es una mierda, y que nadie se pierde nada por no ver este tipo de etapas. Tres etapas en Asturias, las tres prescindibles, las tres con amargura.

Como era previsible, menos para los que viven de este cuento (vean esta entrevista a Carlos de Andrés, donde confiesa que “yo nunca me creí a  Armstrong”, pero se tiró más de una década cantando sus virtudes) la etapa fue una absoluta MIERDA. Una mierda típica de Guillén, que programó tres etapas en Asturias por la facilidad para el gasto de dinero público de esta región-soviet, completamente subvencionada, y que vive una perpetua decadencia que no sobrevivirá a la siguiente crisis.… Leer más

 

La Vuelta está agotada (continua la agonía)

Al ritmo de Tony Martin. Esta frase bien podría servir como titular alternativo al post de hoy, porque es un perfecto resumen de lo que ha sido la cacareada etapa por el suroccidente de Asturias, una región ninguneada sistemáticamente por la Vuelta, y ahora también por los corredores. Segunda etapa en Asturias -pagada con dinero público-, segunda etapa soporífera en la que nadie se habrá perdido nada de no haberla visto.

En la primera hora de carrera se hicieron 42 km. y, como explicó en meta el ganador, “había que estar atentos por si los grandes equipos metían gregarios”. Ahí estaba él, y también estaban Soler y Ion Izagirre. No había nadie más porque, sencillamente, no hay grandes equipos en la carrera. El resto eran los típicos integrantes de esta Vuelta sin participación y nadie destacado, que al menos sirve de promoción de los jóvenes talentos -y de una Momia Murciana-, que habrá que ver cómo rinden en otras pruebas.… Leer más

 

Asturias en color

Ya no basta con las dos etapas en Asturias: este año hay tres. En términos guillenianos se traduce a más pasta pública insuflada en su Juguete, y si hace falta hacer una etapa de sábado como la de hoy, pues se hace. ¿No lo hace el Tour de Francia, dedicar las etapas de fines de semana a excursiones turísticas para lucimiento del helicóptero? ¡Pues aquí no vamos a ser menos! ¡Del ciclismo hablamos en otro momento!.

Era una cosa que se llevaba demandando desde hace tiempo. Aunque el recorrido por la costa oriental asturiana se había hecho en múltiples ocasiones -generalmente en sentido Cantabria-, por mor de los horarios de emisión televisiva jamás se podía ver nada. En esta ocasión el sentido ha sido el contrario, el tiempo ha acompañado -septiembre es el nuevo agosto en la cornisa cantábrica-, y la etapa ha sido absolutamente espectacular.

La etapa de la postal y por lo que afloja la pasta el Principado de Asturias, porque lo que es carrera y competición no ha habido ninguna.… Leer más

 

Una Vuelta acabada a nueve etapas del final

CabraNo se imaginan la cantidad de mensajes que estoy recibiendo en plan estás siendo muy crítico con la Vuelta y con Guillén, todos los post van de lo mismo. Ya. La realidad es la que es, y la propaganda es lo que es. Por supuesto, la culpa siempre la tiene el mensajero, el que si ve las vergüenzas de cada etapa del Juguete de Javier Guillén las cuenta tal y como son: una vergüenza continua, a su vez enmarcada en España.

Durante el Tour de Francia se conoció que la etapa de hoy saldría del estadio de San Mamés, muy conocido y venerado por los que les gusta el fútbol. Ni la Vuelta necesitaba hacer eso -muchas veces la salida está cerca de instalaciones similares y no se hace la mongolada- ni mucho menos el Athletic, seguramente puesto entre la espada y la pared para aceptar el ofrecimiento de la Vuelta.… Leer más

 

Gilbert aprovecha la falta de competencia en la Vuelta

Gilbert aprovecha la falta de competencia en la Vuelta

El atorrante Carlos de Andrés repitió en no menos de cinco ocasiones “es como la Lieja”.  Se trataba de una etapa normal y vulgar de la Vuelta, cuyo único atractivo es que acababa en Bilbao. Se realizó en 3h 40´, por si alguien quiere seguir con la misma argumentación del cansino locutor de TVE. No, no es como la Lieja, ni la Vuelta es como las demás grandes vueltas: es todo de cartón-piedra, una competición muy devaluada en su día a día y en la lucha por la general, y que apenas se sustenta porque ahora, por fin, va a haber público en las cunetas.

La fuga se formó pasados los 100 km. de carrera, básicamente llanos hasta bajar a la cuenca cantábrica. Cuando consiguieron irse 19 corredores, el pelotón paró, incluyendo todo lo habitual en estos casos. Era tan poco el ritmo competitivo y el acuerdo, que hasta en la fuga varios corredores se detuvieron a orinar, cosa rara vez vista cuando la etapa está disputada.… Leer más