Simon Yates también avasalla en la segunda semana del Giro

IRunFaster
Humor británico. Humor de dopados

Simon Yates empezó el Giro logrando un séptimo puesto en la crono de 10 km. en Jerusalem. Fue todo un aviso de lo que iba a pasar, siempre y cuando le saliese bien el segundo día de descanso. A su compañero Chaves, como es sabido, no le fue tan bien y ahora está cerrando el pelotón de la carrera -en la etapa de Nervesa della Battaglia fue el último a 15´, a 5´ del antepenúltimo, y era totalmente llana- hasta un nivel que parece que nadie se da cuenta de lo que significa.

Sea lo que sea que a Chaves le sentó muy mal en el segundo día de descanso, y que probablemente usaba la fuerza de la gravedad para hacer fluir el líquido, a Simon Yates le ha sentado muy bien. Tanto que al día siguiente del espectacular hundimiento de su compañero de equipo y colíder se fue a ganar su segunda etapa en la carrera, de una manera muy evidente para cualquiera que lleve algo más de dos telediarios viendo el ciclismo.

Existe la distancia Yates, y existe lo que hizo en Osimo, que directamente le califica para ganar cualquiera de las clásicas de las Ardenas. En una etapa perrunera típica de la Tirreno-Adriático por los paisajes y las localidades -pasos por Castelraimondo y Filottrano-, el final en la enrocada ciudad al lado de Ancona se convirtió en una fenomenal rampa de lanzamiento para la sensación actual del ciclismo.

Stybar, con un potente ataque en una rampa de pavés, se fue por delante con Wellens. Quedaban 3´5 km. a meta y el grupo consiguió mantener la distancia dentro de lo razonable, a pesar de lo formidable de la pareja atacante. El encargado fue una vez más Jack Haig, el monstruito necesario que necesitaba el Orica. Una vez dentro de la distancia Yates, a 2 km. de meta, sobrevino un espectáculo hemodruida muy serio.

Giro2018 Osimo
En Osimo. El encuadre no está forzado.

El escalador-pistard británico atacó con una fuerza tal -vean la foto- que se fue en solitario a la mejor manera de los mejores finishers del pelotón, y fue capaz de mantener ese ritmo durante la complicada ascensión final. Su estrategia era ir sumando todos los segundos -no olviden que ha llegado a sprintar y ganar por un sprint intermedio- de cara a las posibles pérdidas con Dumoulin en la crono, hasta el punto que se ha convertido en un horripilante ciclista que entronca con la más pura tradición de los dopados históricos de este deporte flagelado.

Por supuesto, ganó en Osimo. Dumoulin, un muy buen corredor en estos finales, entró en meta flipando. A 2″, pero sin poder ponerse a rueda del corredor del Orica, incluso batiendo la cabeza en la última rampa. Era el anticipo de lo que ha sido esta segunda semana del Giro, una de un dominio absoluto de un corredor que nunca antes había acabado en el top-five una grande por etapas, y que va líder de la carrera desde la sexta etapa, y que ha acabado en el top-ten de nueve de las quince etapas disputadas. Otra vez: de nueve de las quince etapas disputadas.

Estas cifras recuerdan al Virenque del Tour 1997, donde acabó en el top-five todas las etapas de la última semana. Y uso este corredor por ser un conocido dopado, aparentemente escalador, que atacaba día sí y día también, con una gran diferencia: no era el líder de la carrera. Simon Yates ha ganado ya tres etapas con la maglia rosa, cifras que no se veían en el Giro desde Simoni en 2003, y anteriormente desde Eddy Merckx.

Un líder que jamás desfallece, como si Chaves se hubiese inoculado todo lo malo. Tras dos etapas al sprint bastante bonitas -especialmente la de Imola, con un sprint muy bruto de Bennet-, el sábado tocaba el turno del Zoncolan, esa montaña de 40´ que algunos insisten en vender como “la más dura de Europa”, cuando jamás produce diferencias significativas. Exactamente igual que todas las de su género: una subida con esas pendientes sostenidas por encima del 10% se convierte únicamente en un ejercicio de no caerse al suelo, un circo-cross estúpido para ganancia de los enemigos del ciclismo.

Zoncolan
Froome ya tiene su cromo. Hasta que lo pierda, porque no debería estar corriendo.

Baste decir que el prólogo de Jerusalén arrojó más diferencias entre los favoritos que la necia subida friuliana, que afortunadamente solo aparece en el ciclismo cada cuatro o cinco años. Fue un día tan ridículo que ni siquiera hubo corredores de valía en la fuga, cosa que no sucede cuando la montaña es de prestigio. Eso, y el terrible catenaccio que ejerce el Orica, rapiñando cualquier bonificación de meta posible. Con ese escenario ya montado, da igual que hubiese 3000 metros de desnivel acumulado antes de la astracanda del Zoncolan: es que hasta Antón (sí, existe) atacó al inicio de la subida, con lo que pueden imaginar que tipo de ralea llegó al pie del monte.

A partir de ahí, fue el día de los superespecialistas en los porcentajes de dos dígitos. En el pelotón del Giro está uno de los más reconocidos, el holandés Wout Poels. Integrante destacado de la actual Generación de Oro holandesa, el espigado gregario cuenta con dos segundos puestos en el Angliru, incluyendo el del año pasado donde regaló la victoria a un decrépito corredor que llevaba 500 días sin ganar ni a las chapas, y que había anunciado que era su penúltimo día de competición.

Con la agilidad de los grandes días, esos en los que abría una Coca-cola en Finnhaut-Emmoson, llevó a Froome y el resto de los aspirantes a la victoria hasta bien pasado el ecuador de la subida, apenas 10 km. que dan que reír cuando piensas que un simple paso por la Madelaine o el Glandon ofrecen más diferencias que la montaña más dura de Europa. A 4 km. del final atacó Froome, en su mejor día en la carrera.

El día de Osimo y la victoria tipo Gewiss de Simon Yates el cuatro veces ganador del Tour se dejó 40″, demostrando que la lucha por la general pues ni fu ni fa. Eso sí, los dos millones de euros pactados por la organización se los embolsa si o sí, porque eran por la participación, no por la victoria final. Además, ahora podrá decorar el cheque con haber ganado en Zoncolan, porque nadie pudo alcanzar su ritmo, el habitual de Froome  cuando hay grandes porcentajes.

Saturday Morning Movies, Moss Side, Manchester, UK, 1958. (Photo by Neil Libbert).
A ver qué burrada monta hoy el líder

El único que estuvo cerca fue, cómo no, su compatriota S.Yates. En un emocionante kilómetro final -que en Zoncolan se traduce en 4´, como si fuese un partido de baloncesto- parecía que el líder de la carrera iba a birlar la etapa al líder del Sky, pero finalmente entró 6″, rapiñando nuevamente bonificación, además de 31″ de cronómetro sobre Dumoulin. Esas fueron las diferencias en la carrera de equilibrio de este puerto estúpido, que funcionaría mejor como paso que como final. A veces parece que siga Zomegnan en la organización. O Acquarone.

En este sentido, y en todos los demás, fue mucho mejor la etapa de Sappada, la única dolomítica de todo este Giro. Y unos Dolomitas sui generis, donde no se ha subido nunca por encima de los 2000 metros, donde no se ha subido ninguno de los pasos míticos. Sin embargo, por el buen diseño de la jornada, salió un día memorable para lo bueno y para lo malo, que en el ciclismo lamentablemente suele ser más de los segundo que de lo primero.

El líder había aumentado su ventaja sobre Dumoulin a 1´24″, pero le seguía pareciendo insuficiente. Con la carrera a un ritmo loco para que no llegase la fuga y para alcahuetar la bonificación -otra mierda de fuga, para que insistir, incluyendo el salto del bluff Woods-, Aru se quedó en el antepenúltimo puerto -y llegó a 21´, una indignidad- y Froome en el último, una cosita de 5 km. al 10% que puso la piernas de mármol a Froome, y de nitroglicerina a Yates. En su enésimo ataque en lo que llevamos de carrera.

Quedaban 17 km. a meta, mucho más allá de la distancia Yates. Pero ya todo es posible. Incluso ganar la tercera etapa en siete días. Nadie pudo alcanzarle, en la pauta de siempre, encima favorecida por la falta de entendimiento en el grupo de aspirantes a la victoria: es lógico que nadie releve a Dumoulin como nadie releva a Sagan, pero el marcaje entre Pozzovivo y Pinot por el podio resulta ridículo, y el de Carapaz con M.A López por la clasificación de mejor joven más aún. Y cómo van a alcanzar a uno que subió a 6´5 w/kg, y todavía pudo rodar en solitario los 12 km. hasta meta: se papó los 4 km. de subida en 10´35″…

Sappada
En solitario, otra vez

Lo cierto es que Yates ha demostrado ser el que tiene más ambición por ganar el Giro. Chaves también la ha demostrado, por supuesto, en el ying-yang tan famoso del ciclismo. Todo lo que da la ambición, y todo lo que te quita. Y esta vez el británico se ha llevado el premio más gordo: 41″ con Dumoulin, que bien podían haber sido 20″ con una colaboración algo más decente entre los perseguidores, que eran cinco contra uno en el descenso y la subida final al villorrio de Sappada, incapaces de recortar nada.

El vigente campeón, que está corriendo con la calculadora cerebral de todos los que en la historia del ciclismo han sido unos superdotados para la crono, cargó en meta contra las tácticas de cada uno, en un lenguaje franco y directo que no es la primera vez que usa. Además, ya deja entrever que Yates es el favorito para el triunfo final, como no puede ser de otra manera en cualquier corredor que no sea de Pinto.

Antes de la única etapa dolomítica, la general favorecía a Dumoulin. Después de la etapa del domingo, con Yates y su ventaja de 2´11″, la general favorece al digno heredero de Ricco, Sella y Di Luca. En el mejor de los casos, el holandés campeón del mundo CRI le podría sacar 3´ en los 34 km. de contrarreloj de largas rectas a la vera de un río que viene por valle. Visto el estado de forma médicamente inducida del líder, saldrá líder in pectore del día.

¿Por qué? Porque todavía tendrá tres etapas de montaña para restar segundos de pulguita a pulguita a los corredores que no han ganado tres etapas como él, tan débil que necesita atacar todos los días. La de Pratonevoso -unipuerto-, la de Jafferau con Finestre, y la brutalidad de Cervinia, el monte que ha decidido dos Giros de Italia en 1997 y 2012, cuando precisamente se lo quitó a un corredor muy parecido a Simon Yates, pero en ese momento no lo sabía.

Los escépticos dirán, en descargo del líder británico del Giro, que las diferencias no son muy abultadas. Es cierto, no lo son. El cuerpo de Yates, un corredor que hasta esta París-Niza no había subido jamás un puerto de 40´ con los mejores, da para lo que da, además de para el asma. El problema es el ataque continuo, y el ganar continuo, con cifras de sprinter (otra vez: topten en nueve de las quince etapas), por no hablar de su equipo, que incluye a un corredor de 41 años que no sube ni una tachuela. Los esperanzados se aferran a que en la última semana reventará, como debiera ser tras una segunda semana de arrase total como pocas veces se recuerdan. Se ha ido como y cuando ha querido, y nada parece indicar que se vaya a detener. Porque es mucho más difícil tener un blancazo cuando la etapa tras el día de descanso es una crono.
***
Cavendish sigue con su plan de ganar etapas en el Tour, a pesar de la edad y las frecuentes caídas. Su acólito Renshaw ha decidido operarse de una sinusitis que lo tenía muy mermado. Todo encaja. Por cierto, el Dimension Droga no da pie con bola desde que se fue Cookson, su valedor.
***

***
Nibali prepara el Tour en el Teide, con ayuda de su equipo médico de siempre.
***
Craviotto es tan, tan bueno, que gana una prueba internacional de su deporte con solo dos semanas de entrenamiento. Volvemos al Giro ganado desde la playa.
***
¿Habrá necesidad de esta chorrada?

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
 

56 comentarios en “Simon Yates también avasalla en la segunda semana del Giro

  1. “Los escépticos dirán, en descargo del líder británico del Giro, que las diferencias no son muy abultadas” pero es que no son sólo las diferencias, es que se ven cosas muy extrañas.-
    Si ves un video de ciclismo de los ochenta y lo comparas con uno actual, los corredores montan de otra manera en bicicleta, como si el cuadro tuviera otra geometría, como si la forma de pedalear hubiera cambiado. Se transmite algo invisible que es la fatiga de una forma nueva.

    Ya no es que los corredores de las escapadas suban más rápido que los que se juegan la general, o que un corredor ataque, sea neutralizado y vuelva a atacar soltando a los 5 primeros sin reacción alguna, es que ves como salen de las horquillas sentados con unas cadencias demenciales y no encuentras explicación lógica. Es un “canteo” constante.

    Por no hablar ya de como afecta el esfuerzo, propio de una prueba de fondo al rendimiento del deportista, que jamás va de mas a menos, sino al revés con escalones abajo y arriba, una yenka inexplicable de días de debacle y exhibición.

    En la etapa de Sappada, Yates dió un recital de gestos que son complicados de ver, López iba detrás acusando un desnivel al que Yates era inmune, y lo hace dos veces!!

    Creo que en la contrarreloj Dumoulin le va a sacar poco o nada, esto ya solo lo arregla o hunde otra vez la máquina que pita.-

     
    • Sobre la postura creo que tiene que ver con los nuevos desarrollos. Antes, que eran mucho más duros, había que tirar mucho de lumbares para subir y eso te coloca el cuerpo hacia atrás de la bici, para hacer más palanca. Ahora, con esos tan ligeros, que no sé cómo los mueven a esa velocidad de piernas durante tantísimo tiempo, el cuerpo lo echas hacia adelante para concentrar el giro.

       
      • No te digo que no, Lemond o Hinault parecían ir atrancadísimos, pero claro solo tenían 6 coronas con las que afrontar todo tipo de relieves.
        Pero incluso entre los mismos grupos de carrera en el presente Giro hay como dos velocidades o tres velocidades.

         
    • Con todo el respeto, creo que eso de compararlo con los 80 es una tontería..
      Evidentemente no tiene nada que ver, pero es que ni en ciclismo, ni fútbol, ni nada.

       
    • En los 80 la postura de la bici es diferente. La distancia entre el sillín y el manillar es bastante mayor que la actual. Cuadros más cortos se empezaron a usar, por aquel entonces, en las cronoescaladas, posteriormente se fue extendiendo esa costumbre a las etapas de montaña en línea.
      Ignoro si la evolución geométrica, especialmente esa distancia entre el sillín y el manillar que he citado, se ha debido a la evolución de los usos en los desarrollos, lo que sí creo es que la oxigenación que los nuevos “usos” han aportado a la sangre provocan esa tendencia hacia las cadencias demenciales. Lo que tengo claro es que cuando los puertos eran pedalables y no se montaba más del 39 x 23 las etapas de montaña eran mucho mejores y todo más creible; los escaladores delante y los demás detrás. Ahora, a base de transporte de oxígeno y desarrollos cicloturistas todos del ramal del rodador de turno.
      Perdón por el rollo.

       
  2. Gracias por la estupenda crónica de las últimas etapas, Sergio. Independientemente de la condición hemodruida del líder, la de Sappada me pareció una etapa bastante bonita, con varias historias en el mismo día y la sensación de que Froome ha venido a Italia a entrenarse para el Tour. Si es que no lo sancionan antes.

    Sobre la “chorrada” de la última entrada, ¿tan mal está contar que se puedan meter bicis en los buses de la EMT que van al aeropuerto? :-)

     
    • Pues sí, chorrada. Esa misma góndola portabicicletas la llevan los buses de la línea 33 que acaba en la Casa de Campo, y jamás la he visto usándose. ¿Quien cojones, salvo un acólito de secta, va con la bici al aeropuerto en transporte público? Ganas de postureo.

       
      • No, hombre, ¿no hay opción de llevar la bici en el avión? Igual es por eso, a no ser que desmontarla para facturarla por narices, y entonces se invalidaría todo lo que digo.

        Si te refieres a la bici en el autobús como vía de desplazamiento por la ciudad, estoy muy de acuerdo. Primero, porque si vas en bici dentro de la urbe te sueles ahorrar el bus, a no ser que vayas muy lejos. Y segundo porque ni dios salvo alguien adicto va en bici al aeropuerto. Ya en su día critiqué esto en Valladolid. https://www.tribunavalladolid.com/noticias/el-sistema-de-carga-de-bicicletas-en-buses-de-auvasa-tendra-que-esperar

         
        • Es por postureo puro y duro. La primera vez que vi esas góndolas para bicis en autobús fue en EE.UU, y me parecieron útiles por las absurdas distancias “urbanas” de las ciudades: la ruta que vi hacía 20 km. entre el downtown y el primer suburbio con densidad residencial. En Europa es mamoneo.

           
      • yo como viajero en bicicleta, lo encuentro útil en la llegada. Me explico, cuando llegas a una ciudad a veces es bastante difícil salir del aeropuerto montado en bicicleta ya que se encuentran rodeados de autovias. A no ser claro que hablemos de Edimburgo o Amsterdam.
        En el trayecto de la ciudad al aeropuerto no porque la bicicleta va en una caja. El precio de la caja en aeropuerto es desorbitado (50e).
        No es mala idea.

         
  3. Dumoulin se tiene que marcar una contrarreloj de escándalo, a lo Indurain, si quiere tener posibilidades de eliminar a Yates (Ojalá). Creo que la situación Chaves/Yates pone de manifiesto que esto va de mal en peor, y que nadie tiene la dignidad de decir nada. Pero de verdad se creen (en Eurosport) que nos tragamos sus explicaciones…???
    Un saludo a todos

     
  4. Muy buen y a la vez triste post. No hay esperanza, salvo que a Yates le llegue el muro, como a los maratonianos, en la etapa de Finestre. Es increíble el salto de calidad en unos meses. Aunque eso también lo vimos con el Froome de la Vuelta contra Cobo.

    La etapa dolomítica fue un acierto en cuanto a trazado, y al menos dejó claro que Froome no renacía. Algo es algo. Por que si no es para dejar de ver el Giro. Dumoulin creo que está un punto peor que el año pasado, pero si no estuviera Yates, lo tendría bastante controlado. Líder y con la crono por delante. Señal de que los demás rivales no son del mismo nivel (el mejor Quintana de la temporada, Nibali,…). En la crono le va a recuperar toda la ventaja, pero muy justo. Y salvo fallo del británico, lo veo complicado. Lo que no entiendo es ese afán de endurecer la carrera y tirar abajo las escapadas, cuando Yates le ha metido 45 segundos en bonificaciones, pudiendo ser decisivas como en la Vuelta de Contador contra Lepheimer. Que trabaje su equipo para ganarse las bonificaciones, al menos.

    Mi porra: 1. Dumoulin 2.Yates 3. Pozzovivo

     
  5. Gran post.
    Aprovechando que nombras a Igor Anton, quería preguntar que opinais de su merma de rendimiento en los últimos años y por que sucedió de forma tan exagerada. Un saludo.

     
    • Hay que echar un vistazo a la cantidad de positivos que tuvo su equipo (el Euskaltel) durante los años que Antón estaba arriba. Ya no nos acordamos que Antón de no ser por aquella caída hubiera ganado una Vuelta a España.

      Por qué lleva tantísimos años extras de profesional? Eso ya es otro tema, pero siempre existe en el ciclismo la figura del fichaje “informativo” para aportar a los equipos algo más que su valía ciclista. Lo que le puede aportar ahora al Dimension, supongo que experiencia y contactos, y ser un buen compañero, a mí siempre me cayó bastante bien.

       
  6. Creo que no se veía demostración individual de poderío y ole mis huevos desde el Nibali del Tour 2014, y me temo que eso no dice mucho en favor de la magia rosa… Veremos mañana #VanGarderenNoTeOlvidamos

     
  7. Creía que las bicis se guardaban en maletas especiales cuando van en avión, ¿que sentido tiene poder llevarla “operativa”?, ¿acaso se puede meter en el avión tal como se ve?… No lo entiendo…

     
    • Yo lo intento entender y no lo pillo.
      ¿Para qué quiere nadie llevar la bici al aeropuerto de esa manera?

      Si la vas a embarcar la debes embalar correctamente. Ya la deberías llevar embalada.
      Si vas al aeropuerto por otro motivo no puedes usar la bici allí. ¿Para qué la llevas?

       
        • Se puede dar el caso, poco probable pero no imposible, que alguien quiera ir en bici/bus al aeropuerto (desplazamiento intermodal) por un viaje de trabajo (de esos de puente aéreo por ejemplo) y que sólo lleve una pequeña maleta (que podría ser la alforja de la bici) y luego deje la bici en un aparcabicis del aeropuerto (en caso de que lo haya).

          Vamos, que si es postureo o no, no me importa. Para mi, cualquier iniciativa que fomente el uso de la bici es bienvenida.

          En cuanto al giro, está claro que con el blancazo de Chaves, cualquier sospecha sobre Yates/Mitchelton es poca.

           
  8. Pese a que el tío Tom se pueda poner hoy a tiro de piedra o incluso enfundarse el jersey rosa,mucho tienen que cambiar las cosas para que el ultravitaminado británico no le aseste el golpe definitivo en la etapa de Cervinia o (peor aun) en los últimos kilómetros de Patronevoso. O peor aun, marcándose una exhibición al paso por Finestre….

    Por suerte este año la última semana no es tan bestia como en anteriores ediciones lo cual favorece a priori al holandés errante pero, visto el percal, probablemente la justicia poética brillará por su ausencia y el dominio anglosajón volverá a materializarse….

    Empiezo a pensar que Simon y Adam se van turnando durante el desarrollo de esta Corsa Rossa en una bizarra engañifa a medio camino entre Dead Ringers de Cronenberg y los locos 90 de Riis y el Festina.

     
    • Alguien sabe en que carrera està compitiendo en estos momentos Adam Yates?, si es que compite o está en Italia….. :-)

       
  9. Sergio, I was about to say sorry for my statement in a previous post (“Froome will never again win a Tour or a race without his motorized back wheel”) but before I decided to check the press release of the UCI after the Zoncolan stage: “Technological Fraud: 7 bikes checked”. Names? No names. When? Before or after the stage? We don’t know. With the scan in the truck or the iPads? We don’t know. So, Chris Froome’s bicycle might not even been tested that day. Incredible. All your readers are passionate about cycling, and so are you. So you perfectly know that when a rider is dropped Monday, Tuesday, Wednesday…he cannot win on such a hard climb the day after and again being dropped. It doesn’t exist in cycling. What’s more, the “spinning style” (with a 34×32) was really extreme especially in the last kilometer. And wait… in form Simon Yates, 5 seconds behind, could not catch him? Are you kidding me? The victory was bought, just like the one of Contador on the Angliru. David Lappartient, the new head of UCI, is disappointing me beyond any expectation. My last hope is that in France, during the Tour (if he participates, which is not so sure), each winner’s bike and the Yellow Jersey’s bike will be scanned. Because yes, I still do believe, that this guy has been using it, and did it again on Monte Zoncolan, saving his “honnor” for the joy of the organizers who probably gave him the assurance that the bike wouldn’t be tested that day. Cycling is dead, but I would like it to rest in peace please.

     
    • Zoncolan is not has hard as you might think. As I tried to explain, such slopes beyond 10% are quite easy for keen cyclists as Poels or Froome, with previous results on Angliru.

       
      • Ok Sergio, but if Froome is dropped on the Osimo’s final climb, he cannot attack and win 2 days later on the Zoncolan, scoring the 6th best time ever since 2007, peak of the EpoGoldenAge.

         
  10. Hoy es la tan cacareada crono que se preveía decisiva. Con la irrupción de Yates y su rendimiento irracionalmente alto me temo que no será para tanto. Ojalá no. Por el bien de la carrera en particular y el ciclismo en general lo mejor sería que el de Maastricht le metiera 3 minutos o más a Don Simón.

    Todos esperábamos el duelo Dumoulin-Froome. El propio Dumoulin también se los esperaba. Y de no ser por la “sorpresa de Yates” tendría medio Giro en el bolsillo.

    Del Zoncolan, no hay mucho que decir ahora mismo. El sábado por la tarde podríamos maldecir a Froome y su Ventolín pensando en que podría resucitar. Luego el domingo, las cosas volvieron a su sitio, a Froome le caían 33 años y le sentaron mal porque también le cayó 1 minuto y medio desvaneciendo la remota esperanza de ganar el Giro. El podio todavía podría ser. Aunque no esté para ganar, este corredor está influyendo en la carrera y no debería haber participado.

    El grupo perseguidor de Dumoulin, Pozzovivo, Pinot… da mucho que hablar. Me creo que todos iban completamente vacíos. Pero no entiendo que no colaboraran. Dumoulin perdía el Giro, pero los demás igual perdían el podium. Froome hoy se acercará mucho a Pinot y Pozzovivo. López y sobre todo Carapaz hoy deberían perder 3 o 4 posiciones en la general por no distanciar aún más a Froome, Bennet, Peyote, Konrad o Dennis. Luego seguirá quedando mucha tela que cortar, pero desperdiciar etapas en las que puedes distanciar a rivales no me cabe en la cabeza.

    Hoy: Dumoulin, Dennis, Campenaerts, Froome, Luisle, Yates (+1’30)

     
  11. Aprovechando que el blancazo de Chaves es más que evidente, estaría bien algún link donde se explique exactamente cómo es el proceso.

    Saludos.

     
  12. Sobre el dominio de Yates, creo que hasta ahora se ha manifestado porque no ha habido ninguna etapa de las duras durísimas, de puertos seguidos de 15 km, más allá de lo bueno que será para él su enfermedad crónica. La etapa de Zoncolan era en realidad unipuerto, y buena para un peso pluma, y la de Sappada puertos cortos y empinados, perfectos para su cuerpecillo. Di Luca también habría triunfado en este recorrido, con sprints sacando bonificaciones y muritos, así que hay que esperar a las última etapas, más exigentes y menos Yates. Aún así, la sensación de superioridad y fortaleza respecto a sus rivales no recuerda haberla visto en tiempo.

     
  13. Creo que lo que sea que lleven los Orica, se explica perfectamente fuera del Giro. En California, Caleb Ewan llegando con todos en la etapa de Laguna Seca, en la que el final fue bastante duro, con 2 repechos tremendos. Un tipo que no sube ni la rampa de su garaje. Está claro que algo han encontrado.

    Por otro lado, si alguien tiene que llevar la gasolina super (os dais cuenta de que cada año por estas fechas la lleva un equipo? Astana, Movistar, Orica), mejor que al menos sea un equipo que siempre va al ataque. La estrategia con Yates es buena. Sacar todo lo que puedan antes de la crono y luego yo creo que defenderán. A mí me da que esta última semana vamos a ver pocos ataques de Yates. Digo eso porque creo que hoy sale de rosa.

    Por lo demás, yo soy raro, pero a mí la etapa del Zoncolan me gustó. Es totalmente cierto que no produjo grandes diferencias, pero la persecución de Yates a Froome fue preciosa, kilómetros a 10 metros sin cogerle. A mí me encantó.

    A ver qué nos depara esta última semana y si alguien intenta algo diferente en la Finestre. Etapa propicia para ataques desde muy lejos.

    Un saludo a todos.

     
  14. “Me jodieron en la persecución de Simon Yates”. Alguien que me explique por qué le tienen que hacer la carrera al tipo que les van a meter 3 minutos dos días más tarde? Parece de sentido común dejar que se desgaste él, que para eso es el más interesado.

    Gran foto la de Osimo.

    Cheers

     
    • Ya, pero si él no va y ellos no colaboran las diferencias se las hace a todos,con lo que TODOS pierden sus opciones. Nunca entenderé estas tácticas especulativas de supuestos listillos en carrera o directores experimentados bla, bla, bla; en la mayoría de los casos les sale muy mal, pero como corren a por un puesto y no a ganar, se consuelan.

       
  15. Pozzovivo está ahí y ha dado muestrar de andar bien en CRI. No ha fallado un solo día. Yo le veo con posibilidades.

    S. Yates va a petar o pitar, uno de las dos. Estas metamorfosis/mutaciones de los corredores en pocos meses después de años como profesional son de un cante absoluto.

    Por su parte, Dumoulin está en su línea de corredor y estrategia, creo que ganará la crono y se dedica a ir a ritmo en la montaña. Por eso hacía referencia a Pozzovivo, porque le veo con posibilidades de luchar contra el holandés. Todo ello partiendo de una no confesada voluntad/convicción de que Yates pete antes de pitar, y dejando al italiano y al holandés la lucha por el triunfo.

    Por cierto, Pozzovivo duele a los ojos verle pedalear, rodillas abiertas, atrancado, pero las carreras no se ganan solo con estilo.

    y el Holandes

     
    • Recordemos que el año pasado llegó a la última etapa de montaña con opciones de ganar el Giro.

      Ojo Sergio que se suben a la burra contigo.

      Tendrá que mejorar los nada previsibles 2:49 que perdió el año pasado en la última crono y que le dejaron sin opciones cuando acariciaba su primer giro.

       
  16. Lo de Yates ganando un día tras otro y demostrando que está a otro nivel me recuerda al Giro del 99 de Pantani que lo trincaron…o incluso el Tour del 99 de Armstrong donde nadie daba un duro por el y en Sestrieres dió la exihibición que dió…la verdad que huele mal.

    Corredores que a priori eran mejores que él (Dumolin, Froome) no pueden hacer nada contra él…
    Viendo como está Yates no creo que pierda mucho contra Dumolin en la crono y como se ha comentado con tanta montaña por delante Dumolin solo puede esperar un desfallecimiento de Yates, porque subiendo no lo pilla ni de coña y posiblemente le meta más tiempo.

    Aquí se ve la diferencia entre un tipo inteligente como Induráin que dejaba parte del pastel al resto, de ahí a ser considerado el “Señor” en el pelotón, sin ningún ememigo y el resto de corredores, aquellos que lo ganan todo y no dejan ni las migas acaban mal, tiempo al tiempo.

     
  17. creo que se ha hecho poco hincapié en la resurrección de Poels el día del Zoncolan. Lo de Froome, bueno, le iba el puerto, quizás llevaba motorcillo o le dio un par de chupadas de más al inhalador, pero fue el Froome de siempre, quizás un poco por debajo de lo esperado… pero lo de Poels, fue un espanto, verlo contorsionarse de esa manera encima de la bici, con esa cara entre el dolor y el asco, ese rictus de la boca… parecía un muerto viviente resucitado por las malas artes del Sky. Qué asco de ciclista. No sólo hizo un trabajo sobre humano, sino que luego no se dejó ir (¿para qué?) y entró en meta entre los diez primeros, como si la droga que llevaba fuese tan fuerte que no le permitiese parar.

     
  18. Al final, el Giro ha conseguido revivir las pesadillas de 2011. Tanta excusa con lo de mantener los resultados de corredores dopados que no deberían estar corriendo, y se les cuela un Orica-boy para el que son todo parabienes, por jovencito y por agasajar al público británico que pretendían. Incluso haciendo ciclismo-ficción, se podría dar la paradoja en la que Froome fuese revocado de sus resultados, y en cambio, Yates terminase salvándose por la lejanía de su positivo (poco más de 2 años ya). 4 etapitas en dos semanas de carrera, es sencillamente grotesco.

    Lo peor de este Giro de la hipocresía, es cómo todo el ambiente ciclista trata de normalizar el asunto. Pero ya estamos acostumbrados a estas alturas, porque es habitual tragar con estas lides. Salida propagandística para un régimen, una etapita entera por una autopista y otra por el desierto. Una primera semana de excursión en excursión, excepción hecha al día del Etna y el ‘doblete Saunier’. La a facilidad con la que salió Yates ese día ya auguraba los peores presagios, pero iluso de mí, pensaba que se desluciría conforme pasaran los días. Pues no, una sonrisita y todos contentos. Un blancazo de un compañero y no ha pasado nada. Dejarse 15 minutos en una cota de 2km al 4%, y estar al día siguiente tirando del grupo antes de llegar al Zoncolan. 7 Orica tirando del grupo camino de Sappada, tres en un grupo de ocho. Vale que Nieve, Haig o Kreuziger son gregarios de mucho nivel (el joven australiano demostró el año pasado en la Vuelta que merecía ser líder dentro del equipo) pero, ¿qué hace Juul-Jensen ahí en el grupo? ¿Y Chaves que no podía ni arrastrarse camino de Nervesa? Solo faltaba el viejales canadiense que está a punto de retirarse. Nadie se escandaliza, en parte porque Sky está naufragando como de costumbre en el Giro y la vendetta en los foros es palpable. Dumoulin, que tan receloso estaba de que Froome estuviese presente en la carrera, no parece tener muchos problemas con que Yates forma parte de la misma. Pues bien. Como ya lo hemos asumido todo, ya sólo queda disfrutar del viaje y quedarse en los detalles del día a día. Pero ni siquiera en este caso, el Giro está resultando muy apetecible…

    La carrera está totalmente sentenciada. Aunque Dumoulin se vistiese de rosa tras la crono (dudoso), hay terreno suficiente y emboscadas para que hinque el pie, además de un equipo muy superior a los demás. Pozzovivo y Pinot parece que se jugarán las migajas del podio gracias a la continua torpeza de M.A.López, que tampoco está mostrando el nivel que se le presuponía en montaña (más aun viendo que ¡Pello Bilbao va noveno!). Movistar ha vuelto a colocar un corredor exótico en el top5 del Giro, en detrimento de los jóvenes talentos que tiene y van al Tour para… no sé muy bien qué. Y en el caso de Froome, su rendimiento es bastante extraño como para augurar nada, pero si algo ha demostrado en las seis Vueltas que ha disputado, es que nunca se deja ir y siempre trata de terminar las carreras como todo profesional en la bicicleta debería. No creo que haya dado su última palabra en este Giro.

    PD: un último dato sobre la combatividad de este Giro: si Yates no hubiese regalado la etapa del Etna, no habría llegado ninguna fuga en 15 días. No me viene a la cabeza ningún antecedente similar, por lo menos en los últimos 10 años no se ha dado ningún caso parecido.

     
  19. Sergio; Buen post, como siempre. Todo lo que tiene de bueno tu escritura, lo tiene de triste para el ciclismo….

    No sabía si atreverme a corregir a nadie, siempre me ha parecido pedante, pero cuando dices: “esos en los que habría una Coca-cola en Finnhaut-Emmoson, l” querías decir abría no? Es que recuerdo perfectamente esa imagen, nunca la olvidaré, como sinónimo perfecto del “Ciclismo que cambia”

    Un saludo a todos!

    D.

     
  20. Poco se ha comentado el ridículo de los 5 perseguidores de Yates en la etapa de Sappada.

    Estoy convencido de que hubieran pillado a Yates si hubieran colaborado minimamente, pero…

    - Pinot y Pozzovivo enfrascados en su disputa por regulear el 3 puesto del podium.
    - Lopez y Carapaz reguleando también, en este caso para el mejor joven (objetivo razonable para Carapaz pero insuficiente para un Lopez que viene como lider de Astana).
    – y Dumolin pidiendo relevos a los 4 “lideres” de pacotilla en vez de marcarse una contrarreloj contra su rival, que no es otro que Yates.

    Desde luego, el espectáculo que dieron fue lamentable, una mezcla de esconderse y lanzar pesetazos, por momentos sentí vergüenza ajena.

     
    • Pues aquí tienen las consecuencias:
      Froome ya ha adelantado a Pinot y está muy cerca de Pozzovivo. El podio se les complica.
      Lopez y Carapaz han pasado de ser 5º y 6º a ser 7º y 9º. MA López supuesto líder del Astaná va unos segundos por delante de su compañero Peio Bilbao…

       
  21. Este tercer dia de descanso parece ser que le a sentado muy bien a Aru,seguimos viendo la etapa. Habra otra sorpresa?

     
  22. Los trascoches y el drafting en una contrarreloj tienen que ser motivo de expulsión fulminante. Ya no se conforman ni con ir hasta las trancas. Joer este deporte empieza a ser tragicómico.

     
  23. Nada más ponerse en cabeza en pleno Zoncolán, Poels se llevó la mano al bolsillo,sacó un gel, soltó las manos del manillar para abrirlo y se lo tomó tan pichi!!! Repitió en el Zoncolán la jugada de la Coca-Cola!!!

     

Leave a Reply to Lentxu Cancel reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Current day month ye@r *