Niki Lauda Terpstra

DXDtThjWkAAxN5I
Niki Terpstra, tal cual es

Ahora resulta que se han inventado lo de la semana belga, cuando debería ser la semana flamenca: el ciclo de diez días que empieza con Harelbeke y termina con la Epifanía del Tour de Flandes, no en vano disputado en Domingo de Pascua. Diez días de cansarse de masticar, como de una comida obligada, una y otra Berendries, Tainenberg y Oude Kwaremont, convirtiendo a todas las carreras en remedos absurdos del día de exaltación flamenca que es el primer domingo de abril.

Para una que había diferente, y eran los Tres Días de la Panne, la convierten en una insulsa cita de un sólo día y en miércoles, porque sus fechas en el calendario eran demasiado apetitosas. Ahora, en la semana regular antes de Flandes, se queda el GP Waregem -convenientemente endurecido, como todo-, y justo ante de Harelbeke La Panne, con una participación tan horrible que hasta pudo ganar Viviani, el tristísimo sprinter que cuatro días antes había pedaleado hacia atrás en Vía Roma.

Todas estas miserias del ciclismo, que tanto abundan, se olvidan fácilmente ante el soberbio espectáculo vivido hoy camino de Harelbeke, en la mejor edición en años de la carrera. El mayor mérito corresponde al ganador, uno de eso que solo lo hace en solitario -por su pésimo sprint- y que, cuando lo logra, siempre es memorable. Por muy repugnante que sea el holandés Niki Terpstra, y hoy ha vuelto a dar muestras de su reptilesco carácter, es un corredor increíble, de esos que los aficionados al ciclismo recuerdan décadas después por la forma de correr y ganar.

Quick Step había ganado las cinco últimas carreras disputadas en Bélgica, incluyendo un Le Samyn disputado bajo unas condiciones atroces de frío (2º sostenidos todo el día) a cargo de Terpstra. Era una carrera con una participación muy inferior, y donde la presencia del gran equipo belga era como un Ferrari en una chabola: entre el holandés y Gilbert -a ambos siempre les ha gustado mucho disputar ese tipo de pruebas menores- hicieron y deshicieron a su antojo, con la única oposición de Damien Gaudin. Poca, porque lograron ser primero y segundo.

Semanas después han vuelto a hacer lo mismo en Harelbeke, ante absolutamente todos los mejores corredores de clásicas del norte de su generación. Sí, incluyendo al tristísimo Sagan, descolgado a tropecientos kilómetros del final y que se ajustaba el casco para salir bien en la foto. Le quedan tres carreras para que su temporada no sea un año más de etapitas, y suerte si gana al menos una de las carreras que cuentan.

DY_VRKnXcAAGVpI
He ganado yo. Con un ataque a 75 km. de meta

Quedaban 75 km. para meta y se subía el Boonenberg, también conocido como Tainenberg. Ahí, de improvisto, atacaron a duo Lampaert y Terpstra, mientras el pelotón ya iba muy lanzado para aprovechar una caída previa que había dejado fuera a favoritos como Demaré o Kristoff. Era un movimiento peligroso y Van Avermaet era el más interesado en que no se fuesen más allá de la rápida ventaja de 1´30″ que habían alcanzado.

Se configuró así un trío perseguidor con el campeón olímpico, Benoot y Gilbert, que iba de paquete. Van Avermaet, viendo que no se acercaban, intentó el salto en solitario, mientras Benoot repetía un año más el pollo sin cabeza que suele ser el Lotto en todas las grandes citas belgas. Aún más por detrás viajaba un grupo muy selecto con los nombres habituales en este tipo de citas, más la sorpresa del suizo Küng.

Neutralizado el primer grupo perseguidor, y con Lampaert pasando dificultades en Karnemelkbeekstraat, quedaban 31 km. a meta y unos exiguos 50″ de ventaja, especialmente si se consideraba la paliza de 40 km. que llevaban en la piernas. Lampaert se quedó pocos km. después, y ahí se fraguó una vez el monólogo de Terpstra, un corredor que se crece en las circunstancias adversas, y que es una máquina de rodar en solitario.

DY_G35UX0AAV6E9
En el 99% de los casos, con esta ventaja, el pelotón llega. Si no está Terpstra

Contra todo pronóstico, y más cuando la ventaja llegó a decaer a 17″, consiguió llegar a la meta ganando un pulso a un pelotón que jamás se organizó, y donde se vio de manera evidente el mal ambiente que hay entre Van Avermaet y Roelandts, compañeros del BMC. Seis días antes habían llegado al final de Sanremo, y el recién llegado al equipo había sido quinto. Hoy ninguno se ha sacrificado por el otro, y Küng tampoco se puede decir que se haya desgañitado.

Era difícil llevando en el grupo, de paquetes, a hombres rápidos como Trentin y dos Quick Step con capacidad de rematar como Gilbert y Stybar, pero se esperaba algo más del BMC, el equipo del defensor del título. Si no fuese por el tremendo ridículo del Bora de Sagan y Oss, sería de lo más patético de la jornada. Ya en las calles de Harelbeke hubo algún ataque tímido, sin que Terpstra aflojase por delante. En el sprint del grupo, Gilbert ganó unos metros de ventaja, mientras Van Avermaet se imponía a todos los demás, incapaces de algo más que ir a rueda o enseñar el bigote, como Moscon.

Terpstra, que ya tiene 33 años, suma otro gran triunfo a su selecto palmarés. Lo hace de una manera inolvidable, manteniendo un pulso al pelotón con lo mejor de lo mejor de su época, un pulso de 20″ mantenido durante más de 20 km. en solitario. En la entrevista de televisión estaba aún más chulo que de costumbre, además de haber zarandeado a un auxiliar todavía en línea de meta. Este domingo se disputa Gante-Wevelgem, el miércoles Waregem y el domingo Flandes. Quick Step ha ganado las seis últimas carreras belgas, y ha demostrado que tiene en gran forma, además de los citados, al joven Senechal. El mayor problema con que se pueden encontrar es manejar los tremendos egos de Terpstra y Gilbert, que ya dejaron claro en la frialdad del saludo en Le Samyn que no se llevan muy bien. Pero mientras Roelandts y Van Avermaet lo lleven peor, tanto que ganan.
***
En la Volta a Cataluña el dominio del Movistar ha sido todavía más abrumador. Y mejor organizado que en la etapa que llegaba a Camprodon. En la Molina, reducida a única etapa con final en alto de la prueba, Chaves intentó reventar la carrera con un ataque de salida, en teoría para favorecer a Simon Yates. Lo cierto es que el equipo hegemónico no dejó que alcanzase mucha ventaja, como tampoco lo hizo con el ataque bajando de Mohoric -por entonces 8º de la general antes de llegar al pueblo de Pal, donde se inicia la subida a la estación de esquí.

Hubo movimientos desde lejos, e incluso uno del propio Valverde a 9 km. de meta, mientras desde el coche de equipo movían indistintamente a los peones Soler y Quintana, para desesperación de los rivales. Los únicos que mantuvieron el tipo, y de qué manera, fueron el jovencísimo Egan Bernal, del que dicen que está destinado a reinar, y LaTour, que entró más descolgado, pero sin dejarse llevar completamente: el mismo estilo que le dio el inolvidable triunfo en Aitana, y que le hará un corredor muy querido.

Jamás a los niveles de Valverde, que volvió a ganar en La Molina sin que el pobre Bernal pudiese sprintar. ¿Cómo hacerlo ante alguien que podría ser su padre biológico? 17 años de diferencia entre los dos, y el murciano que sigue ganando año tras año, enviando la lucha por la general a una quimera imposible, más o menos lo que viene siendo la Volta de los últimos tiempos, donde las tres-cuatro últimas etapas son de relleno.

Así ha sido la de hoy, un bonito y laaaargo recorrido entre dos enclaves: de Llivia a Valle de Arán, evitando la subida a la Bonaigua. Llegó por un suspiro la escapada del día, con el hábil Pantano -buen bajador- mucho más listo que el noruego que le acompañaba a la hora de trazar las últimas curvas. En el pelotón, Valverde se permitió el lujo de chulear, sin ninguna razón táctica, a todo el pelotón en la subida al tunel de Vielha, muy a lo Pantani en el Giro 1999. Quedan dos etapas: una con final en un pueblo de Lleida y la de Montjuic, donde Valverde es especialista. Está a un paso de ganar su tercera Volta, siempre por debajo de sus registros en la Vuelta a Murcia y la Vuelta a Valencia.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
 

20 comentarios en “Niki Lauda Terpstra

  1. Efectivamente Terpstra es un corredor con ciertas habilidades, pero espero no haber sido el único que tuvo hoy la sensación de estar viendo en el Quickstep a la Gewiss del 94, no sé si es normal lo que están haciendo en TODAS las clásicas de pavé en las que están competiendo este año. Será el ciclismo que cambia…
    Eso sí, el post en su línea, muy ameno e interesante como siempre. En fin, veremos si con la llegada de los rayos x en los controles de bici tenemos alguna sorpresa, qué raro que no le hayas hecho a este tema mención alguna últimamente.
    Igualmente un saludo a ti y a los comentaristas habituales, da gusto leeros.

     
  2. Un par de apuntes:

    - Ha sido retirarse Boonen y poner vallas en el Taaienberg impidiendo el tránsito por el desagüe encementado del lateral de la carretera. Todos los años el mismo ataque, en el mismo sitio y sin pisar un adoquín.

    - Gilbert hoy ha sido fundamental para la victoria. Ha secado varios ataques al final y los dos movimientos de persecución más relevantes (el primero de Sagan dejando a todo el mundo de rueda y el de Van Avermaet). Iba tan sobrado que cuando Lampaert ha flaqueado, ha intentado hacer el puente hasta cabeza de carrera, dejando tirados a sus acompañantes. Ha sido gracioso ver cómo apretaba el culo Terpstra para evitar que su compañero de equipo de alcanzara.

    - Se llevarán mal entre ellos, pero el abrazo al final entre Stybar, Gilbert y Terpstra ha parecido realmente afectuoso. Y el checo y el belga han sido realmente claves para evitar que le alcanzaran al final.

    - ¿Qué bonita está la temporada, no?

     
  3. He visto los últimos kilómetros 2 veces y la mitad de la victoria de Trepsta es de Gilbert, que ha hecho un marcaje a Van Amaert de manual, y cuando salía un BMC iba Stybar. Eso no puede ser improvisación, ha sido demasiada sistematización y muy bien pensada:
    Si sale Van Amaert sale Gilbert.
    Si sale otro BMC sale Stybar
    Si sale cualquier otro salía un BMC a neutralizar con lo que no salían los Quick Step.

    Y asi se han tirado mas de 15 kilómetros.

    Una gozada y para estudiar en los manuales de táctica ciclista

    Por cierto, ¿que opinan cuando Gilbert estaba a 15 segundos de Lampaert y Trepsta y el grupo perseguidor a 35? Si yo fuera el patrocinador les habría mandado parar, la sola posibilidad de ver llegar a 3 del mismo equipo a meta o al.menos rodar unos kms juntos lo habría justificado, lo cual hace más meritorio a la vez que extraño el marcaje en equipo posterior, por lo resignado que debía ir Gilbert. Si le añades lo de que no se llevan bien, que no tenía ni idea, es para verlo un par de veces mas…

    Saludos y enhorabuena como siempre

     
    • Creo que en el ultimo ataque de Van Amaert, le sale Gilbert y se le queda pegado a su rueda, de pie y sin pedalear unos cuantos metros. Me imagino a V pedaleando como un poseso para llegar a Terpstra mientras iba oyendo que detras estaba Gilbert sin pedalear.
      Hasta me dio un poco de pena.

       
  4. Madre mia un abuelo pintándole la cara al futuro del ciclismo, 17 años de diferencia, y todavía hay alguno que suelta lo de “la clase”, el “rush final” del murciano, y demas milongas. Es de risa.
    Un saludo

     
  5. El pueblo desde el que se sube a La Molina es Alp. Pal es el puerto al que se sube desde Bagà, al otro lado del macizo.

     
  6. Cutrisima la forma de dar la noticia de Carlos de Andrés, de la muerte de dos esquiadores por un alud en el Valle de Arán, uno de los cuales era primo de Markel Irizar, “Dia triste en lo ersonal, pero magnífico para el Treck Segafredo en lo deportivo con las victorias de Pantano o Mollema”. Me parece que sacar la noticia alegre al hilo de la triste intentando hacer un alarde de ingenio es poco respetuoso.

     
  7. Terpstra es un tipejo insoportable, pero qué gran victoria.

    Gilbert parece sobrado, llega a la semana flamenca en forma, con ganas de revalidar los triunfos del ’17.

    GvA llega bien, pero no como el año pasado, que era el capo dei capi.

    Sagan anda ahí con lo suyo.

    Este año, más si cabe, será el de los belgas.

     
  8. Hace mucho tiempo que leo el blog pero todavía no me había animado a comentar. Y qué decir de la E3, probablemente la mejor carrera en lo que llevamos de temporada junto a la útlima etapa de la París Niza. Lástima de la caída que alcanzó a los más sprinters como Demaré, aunque viene en buen momento de forma (como vimos en San Remo), y a buen seguro que dará guerra en la Brabante o la GW, carreras que a priori se adaptan mejor a corredores de su perfil. Pero vamos al lío. Me sorprendió muy negativamente el pasotismo de Sagan sin ni siquiera intentar dar caza al grupo que precedia a los dos galgos del Quick. Que todos lo vigilan. Vale. Pero no es motivo de excusa. Veremos si termina la primavera sin victorias de relumbrón. Arriesgada estratégia del todopoderoso Quick sin querer esperar a Gilbert aunque al final la locomotora Terpstra consiguiera vencer. Y aún más desconcertante el papel galdoso de BMC; en 10 km fueron incapaces de Organizarse entre Roelandts, GVA y Kung para reducir los 30′. Eso si, carrera rota desde 50km a meta, recorrido de bandera, y emoción hasta el final. Mención aparte para Benoot, me huelo que su buen estado de forma puede dar alguna sorpresa como demostró en la Strade.

    En otro orden de cosas, lástima de la mala elección del recorrido alternativo de la Volta. Podían capar la etapa en Camprodon dejando una magnífica etapa de media montaña por paisajes de ensueño como Beget pero decidieron meter un túnel no ciclable. Suerte del fantástico De Gent, un corredor que merece un monumento. Ojalá todos tuvieran su mentalidad. La etapa de La Molina, un poco menos previsible que en ediciones anteriores, eso si haciendo un puedo y no quiero subir el Pradell y tomando Creueta en vez de la previsible Collada. Sigo pensando que se debe meter más caña previa a La Molina, Pradell por ejemplo, o la siempre rompepiernas Serra del Catllaràs (doy fe que tiene repechos por doquier y partes bastante duras de cuando subí de BCN a Llívia). Las llegadas estan demasiado enquistadas (un saludo a las localidades que no apuestan por un final de etapa) aún así, la organización debería innovar. Vallter tendrá su recompensa por la amputación y Vielha también, pues hoy se ha modificado la salida por la nieve. No se vislumbran cambios significativos y volveremos a quedar a la merced de la meteo en la siguiente edición. Se debería de potenciar la media montaña, que la tenemos y dura, para dar un poco más de juego a la carrera y visitar sitios preciosos. La Garrotxa y Collsacabra se deberían explotar ahí hay una etapa de media montaña en las piernas! Urge endurecer la última etapa de Montjuic con puertos previos y opciones las hay (Aregall, Olorda, Begues, Sant Llorenç, Vallpineda, Montserrat) para que haya más diferencias al final.

    Soltado mi rollo, felicidades por el blog y a seguir disfrutando del ciclismo! Como me gustan las clásicas de primavera!

     
  9. Volviendo a la Volta: primera y segunda etapa con menos montaña de la que debería. Solo subir Creueta con la de puertecillos que hay por la zona es desaprovechamiento total. No adentrarse por la carreteritas de la serra de Prades o por las pistas asfaltadas rodeadas de vinos y subir por la Autopista de Lilla, una decisión incomprensible de no mostrar la belleza de las sinuosas carreteras que tanto juego podrían dar. La tercera lo ya comentado de Vallter pero antes se podía haber subido Collformic o adentrarse por el Collsacabra (las vistas de Tavertet o Rupit son la mejor promo) o incluso por la crta de Santa Pau en la zona volcánica. ¿Qué mejor escaparate turístico que esas imágenes?. En la etapa de la Vall lástima de no subir Montcortès antes de Perves.

     
  10. Una de las cosas que me dejó loco fue como los dos de adelante impidieron que cazara Gilbert para poco después descolgarse Lampaert. Lo de que le cogieran o no tuvo mucho que ver con el control de un inmenso QS…

     
  11. Quick Step con la táctica de toda la vida, uno por delante y otro por detrás. Si les cogen se la jugaban con Gilbert fresco. Tiene un equipazo y se va a repetir el resto de la primavera si el BMC y demás no se organizan. Les queda tirar con todo y que se la juegue GVA con el Quick de turno, si juegan a pasarse la tostada siempre va a tener la oportunidad el Quick de delante, porque tienen equipazo con varios nombres para ganar. Y lo mismo para Sagan y Kwiato

     
  12. Carreron el.de este viernes, donde ha ganado un Terpstra inconmensurable. Quick Step ha jugado muy bien sus bazas, por mucho que Gilbert casi las arruina. Menos mal, que la banda que ha sido hoy BMC, se ha empeñado en dejarle ganar. Miedo me da Van Avermaet para estos domingos, porque lo he visto pletorico aunque hoy no haya sido capaz de convencer a los suyos que es el capo de su equipo.

     
  13. ¿Pues menudo recital dio Tepstra no? Y teniendo 33 años aun le deben quedar por delante 6 o quizá 7 temporadas magníficas, como a Alejandro.

     
  14. Dos apuntes respecto a Harelbeke.

    Sin querer quitarle ningún mérito a Terpstra, que perseveró como nadie en su agónico esfuerzo, lo del BMC fue juzgado de guardia. Por un lado, los ataques a ninguna parte de Kung estuvieron totalmente fuera de lugar. Llevando a los compañeros que llevaba en el grupo tenía que haberse trabajado en cabeza. Por otra parte, Van Avermaet también tenía que haberse sacrificado por Roelandts, ya que el primero se había cascado más de 30 km en persecución junto a Benoot mientras que el segundo había venido más protegido en el grupo trasero. No habría ganado la carrera, pero sí habría ganado un gregario de lujo para las fechas venideras. A ver quién gobierna el gallinero del BMC ahora…

    Respecto a Sagan, decir que le pilló la caída a media carrera y puede que le dejara algo tocado. También recuerdo escucharle antes de la Milan – Sanremo que este año venía con la preparación un poco atrasada. Evitar exhibiciones prematuras puede ser una forma de quitarse presión y favoritismo, osea que ojo con Don Pedro I de Zilina la semana que viene y camino a Roubaix.

     
  15. Recuerdo el Tour de Flandes del año pasado con Terpstra dándole, como quien no quiere la cosa, relevos a Van Avermaet faltando 10-15 Kms y con Gilbert escapado a menos de un minuto…

     
  16. pues yo he visto la carrera en diferido y creo q Lefevre jugó con fuego no dejando que Gilbert llegase delante cuando iba solo a 16″ de sus compañeros.

    Es verdad q la posterior labor de secante del valón a los contrataques atrás es de libro, pero a nada que se hubieran juntado dos neuronas en BMC le dan caza al holandés errante fijo!

     

Leave a Reply to JosanRT Cancel reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Current day month ye@r *