Un esloveno suizo

podium_1280_getty_2
Vaya podio

Tan mal lo deben de ver los propios organizadores que, apenas acabada la edición de 2017, ya están solicitando a la UCI adelantar una semana la prueba para que, en 2018, coincida en fechas con Dauphiné y tener así una mejor participación. Estamos hablando de la Vuelta a Suiza, durante mucho tiempo considerada -con razón- la cuarta grande, y que vive desde hace mucho tiempo en una zona de penumbra entre lo irrelevante y lo prescindible, que se deja ver en muchos aspectos.

El más evidente se supo en el momento en que se presentó el recorrido. Desde hacía muchos años había apostado por llevar la carrera a poblaciones pequeñas, algunas apenas aldeas, seguramente estafadas por el rimbombante y pasajero orgullo de tener un final de etapa. Acabada la gallina de los huevos de oro -y en Suiza saben de este metal-, la carrera ha dejado traslucir este año que no está muy boyante.

El indicador más claro es cuando se hacen dos etapas seguidas en la misma localidad, o cuando se hacen etapas con circuitos: significa que no hay otros candidatos, y que hay que explotar como se pueda a los sitios que tienen dinero de sobra para gastarlo en un evento deportivo tan efímero. Todos lo son, pero en el ciclismo además pasan muy rápido. Y falta una estrella local que pueda competir por la general.

El prólogo y la primera etapa fueron por la misma localidad, al igual que la penúltima y última etapa. El resto, y de manera inusual, pasando por grandes poblaciones -a escala suiza- y la consabida llegada al glaciar austriaco de Sölden, convertido en los últimos años en la seña de identidad de la carrera, con dudosos beneficios comos siempre que se explota hasta la saciedad una misma subida.

No ha sido una edición de la Vuelta a Suiza memorable, no, y tampoco ha ayudado el vencedor final. Simon Spilak no es que sea uno de los corredores más raros del pelotón ciclista, es que tiene números para serlo de toda la historia de este deporte. El corredor esloveno solo rinde en el país helvético, donde ganó muy joven el Tour de Romandía en 2010 -por descalificación por dopaje de Valverde-, y después ha sido otras ¡tres veces! segundo en la prueba, y ahora suma dos Vueltas a Suiza.

Podría ser medio pasable, sino fuese porque jamás toma la salida en una gran vuelta por etapas, y eso que en sus triunfos en Suiza exhibe números de rendimiento deportivo dignos de aspirante a top-five en una carrera de tres semanas. Ángel Edo, el famoso tratante de ciclistas, afirma que en sus contratos exige no participar en este tipo de pruebas, algo que de ser cierto -hay que tomar con precauciones cualquier noticia que diga la Rata de Gavá- entraría dentro de las mayores excentricidades del deporte.

Spilak milita además en el Katusha, un equipo que este año apenas rasca bola, y que tiene un historial negro digno de ser recordado al mismo nivel que sus victorias. En principio no quiere decir nada, pero el hecho de que Astana haya ganado Dauphine tras otra temporada negra, y ahora lo haga el Katusha en Suiza, recuerda mucho a ese Euskaltel reducido a la nada tras la detención de Jesús Losa, y que tras arrastrarse en todas las carreras, ganó en 2005 tanto Dauphine (Landaluze y su TUE de testosterona) como Suiza (Aitor González, que no sabía que le quedaban apenas unas semanas de profesional), para después seguir igual.

No son carreras menores, no, aunque no estén pasando su mejor momento. Son carreras poco competidas, y es que Spilak apenas ha tenido rivales consistentes. En el prólogo de 6´6 km. en Cham -la ciudad donde viven los que no pueden vivir en Zug ni Zurich, equidistante de ambas- arrasó Rohan Dennis, el australiano que quería dar la campanada en el Giro, y que no pasó de Sicilia por culpa de una caída. También ganaría la última etapa con el mismo numerito, sin que se viniese ninguno de sus cacarerados progresos en montaña durante las etapas que hubo enmedio. El BMC, un equipo que este año hace andar hasta al apuntador.

Tras victorias de Gilbert y Matthews al sprint -ambas al sprint-, el primer final en alto fue para la fuga, donde el mejor fue un antiguo militante del BMC, el americano Warbasse. Ahora está en un equipo muy, muy pequeño, tanto que ha sido invitado a la Vuelta, y la victoria se celebró doblemente por ser un notable éxito tanto colectivo como personal, porque como tantos corredores yankis, Warbasse no tenía ni una victoria profesional, simplemente su pasaporte como mayor valedor para encontrar acomodo en equipos WT.

Entre los favoritos, el más destacado fue Damiano Caruso, un corredor que jamás ha hecho nada -y eso que pasó a profesionales como futura estrella, lástima ese positivo en categorías inferiores- y que se permitió el lujo de calcar bastantes segundos a los favoritos en la salida, a todos menos a Spilak y Kruijswijk, que entraron en su mismo tiempo, y dando aviso de sus intenciones. El mayor damnificado de la jornada fue Ion Izagirre, segundo en 2016, y que se dejó 3´49″ con los favoritos. Dumoulin que, tras un buen prólogo, se dejó ir en la montaña y abandonó poco después: casi nadie confiaba en que fuese tan profesional de alargar su forma del Giro para lograr un histórico doblete en Suiza, y así lo confirmó.

Sagan, siguiendo su cita anual en Suiza, se llevó dos etapas: son ya siete años seguidos ganando en la prueba, donde es el plusmarquista de victoria con nada menos que 15 éxitos parciales, y las dos veces de este año han sido espectaculares, con sprints donde ha dejado a sus rivales moviéndose a cámara lenta. Su trayectoria se parece cada vez a la de Freddy Maertens: dos Mundiales, escaso éxito en Monumentos, y records marcianos en determinadas pruebas.

sptdw70109_670
Pozzovivo bajo el aguacero

El grueso de la Vuelta a Suiza quedó decidido en las dos etapas de montaña consecutivas, con finales en dos cimas muy conocidas por la carrera. En La Punt ganó Pozzovivo, e incluso se puso de líder. El corredor de Basilicata está en su mejor temporada como profesional (¡llegó a la penúltima etapa del Giro con opciones reales de victoria!) y supo resolver muy bien un final con Rui Costa -el coleccionista de segundos puestos, ya los celebra como victorias- ,Ion Izagirre, sorprendentemente recuperado, y el local Frank, que hizo muy buen trabajo de compañero para Pozzovivo.

Aún mejor fue el trabajo de compañero que hizo Taaramae para Spilak en la brutal subida al glaciar de Solden, este año endurecida adicionalmente con dos km. más de ascensión, y final en cota 2800m. Una brutalidad acrecentada por un ancho de carretera enorme, y por las cunetas vacías. El estonio lagunar tuvo uno de sus mejores días, y consiguió machacar a los rivales antes del ataque final de Spilak, a nada menos que 8´6 km. de meta, una enormidad puesto que se estaba subiendo a 16 km/h como mucho.

Izagirre, una vez más, subió de menos a más, e incluso pareció que se podía acercar en el tramo final de túnel -se pudo ver en directo, es increíble como avanza la tecnología-, pero finalmente entró a 22″ del sorprendente esloveno, que todas las temporadas se reserva para hacer un numerito parecido en montaña. Uno solo, no vaya a ser que se agote. Tiene ya 30 años, y no ha evolucionado nada como corredor desde que con 23 años se llevase de rebote aquel Romandía ante Valverde. Lo dicho: uno de los corredores más raros no ya del actual pelotón, sino de la historia del ciclismo.

images
Este es el grupo que perseguía a Spilak

Pozzovivo fracasó miserablemente como líder de la carrera, y Caruso hizo la mejor etapa de montaña que se le recuerda, confirmando que este año el BMC maneja mandanga de la buena, y la reparte solidariamente: en la Ruta del Sur el triunfo ha sido para su compañero Dillier, y si sumamos los éxitos del equipo este año y los comparamos con otras temporadas, el salto es más que evidente. Además, falta el zarpazo de Samuel Sánchez. O de Ventoso, quien sabe.

En la crono final Spilak únicamente tenía que marcar a Kruijswijk -otro corredor estancando: vuelve a ser tercero en Suiza como hace seis años, cuando se reveló-, al que llegó a sacar otros 3″, y a Caruso, que se permitió el lujo de recuperar 4″ y acabar segundo de la general, un resultado fuera de toda lógica cuando empezó la temporada. Una edición absolutamente prescindible de la Vuelta a Suiza, y verán por qué.

Ninguno de los cinco primeros clasificados irá al Tour. Es la mayor prueba de que la carrera está en una situación en la que nadie de los considerados favoritos para la gran prueba francesa considera competir en Suiza, simplemente corredores del montón. Como la carrera que han disputado, donde los líderes han sido Dennis-Matthews-Caruso-Pozzovivo-Spilak. Demasiado poco para seguir siendo considerada la cuarta grande.
***
He tenido que leer dos veces la noticia para cercionarme de que no era de El Mundo Today. Es tan confluyente con temas transversales del blog y de twitter que provoca carcajadas. Noten que la Vuelta jamás ha pasado por la recoleta localidad asturiana, y esa maravillosa frase final de “el interés de unir la sidra con la imagen de la prueba ciclista”. #MafiAsturias

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
 

61 comentarios en “Un esloveno suizo

  1. No son carreras menores, no, dicho de otra forma son carreras mayores. Como la cerámica de Talavera (perdón, no resistí la tentación).

    De acuerdo con todo el post, salvo con lo de que Pozzovivo llegó a la penúltima etapa del Giro con opciones reales de victoria. Creo que no hace falta ni argumentarlo, sinceramente.

     
  2. Como bien dices, casi totalmente prescindible esta vuelta por etapas, que años atrás fue muy grande. Solo por ver el rendimiento de los corredores que irán al Tour, como Ion o Caruso.

    Un apunte para que corrijas sobre los 5 primeros, porque Caruso si va al Tour, a volar en pos del tasmano. Que miedo dan BMC y Astaná, ¿les cortarán un poco las alas para el Tour o vamos a ver lo que se intuye? Seria terrorífico.

     
  3. Habemus post!

    Sí, la Vuelta a Suiza ha tenido una participación floja para la montaña y clasificación general. Hasta que Dillier, Küng, o alguien no den el paso definitivo los suizos andan huérfanos de un icono. Ahí siguen Albasini que rinde mucho en casa, y los escaladores Frank y Reichenbach. No tienen mucho más hoy en día. Suiza es un país muy pequeño, de poca población y pocos ciclistas pero con mucha influencia, equipos profesionales, patrocinadores, sede de la UCI, de las escuelas de desarrollo de la UCI…

    Spilak rinde en Suiza y una característica suya es que es un especialista con lluvia y frío, es decir que rinde la primera mitad de la temporada. Ya hasta 2018 no le veremos salvo algún día que vaya de relleno. Casi calca las temporadas con Paris-Niza , Itzulia, Romandía, Bélgica y Suiza. Son cosas que no entiendo.

    Con el nivel que había da pena que Izagirre no haya ganado la general, era una victoria “barata” pero con prestigio. No está haciendo cronos tan buenas y parece que está subiendo mejor, un año muy regular con muchos buenos puestos en carreras importantes pero con el marcador de victorias a 0. Dice que llega al Tour como quería, es su debut como líder y tengo mucha curiosidad por ver hasta donde puede llegar. Y si la general se le tuerce tiene ese hambre para intentar fugas como la victoria del año pasado en un descenso sobre mojado de locos.

    PD: Caruso va al Tour de gregario de Porte.

     
    • Yo creo que Reichenbach volando libre y sin el desgaste de una GC (hay que recordar que fue de las mejores y con más desgaste actuaciones del Giro) podría pelear un podio en esta carrera. En FDJ ha dejado muestras de cronear decentemente, y subiendo ya se le ha visto como rinde a pesar de ser gregario.

      Todavía tiene 27 años, creo. Aquí puede haber más que un buen gregario.

       
        • Bueno, yo lo descarté para el tropela de Suiza por el Giro de mucho desgaste que se marcó, no debería ni haber tomado la salida en Suiza, pero imagino que querría intentar pelear alguna etapa en su tierra.

          De hecho, la gente que ha peleado la GC en el Giro o que han trabajado hasta finales de etapa como gregarios, a estas alturas estaban para el arrastre. Kruijswik, al retirarse por enfermedad, tenía algo de frescura para pelear la GC en Suiza. Rui Costa también, ya que en el Giro jugó a por etapas, mientras se dejaba llevar la mayoria. En Suiza no ha podido quedar más alto por su limitación subiendo, creo que ha perdido uno o varios puntos en subida en pequeñas vueltas con respecto a años atrás.

          Pero siguiendo este razonamiento, Pozzovivo también debería haber petado en Suiza, y no ha sido así. Se ve que acabó relativamente fresco el Giro, de hecho, en las últimas etapas los dominadores eran Domenico y Zakarin.

           
      • Estoy de acuerdo, es buen corredor, tendrá que aprovechar las oportunidades que le den en FDJ en las carreras sin Pinot. En Suiza unos problemas estomacales le hicieron retirarse, una pena.

         
    • Carapaz es un ciclista muy interesante, al menos como escalador. Ya lo demostró hace unos pocos meses en el GP Industria & Artigianato, quedando segundo tras Adam Yates (tampoco ganó muy fácil) y por delante de Urán… y seguro que antes ya hizo cosas interesantes (por algo lo ficharía Movistar). Y con 24 años casi recién cumplidos supongo que aún tiene margen de mejora, además de que supongo que ahora trabajará mejor (planes de entrenamientos y tal).

       
    • Marc Soler es la revelación del año, buen presente y mejor futuro. A ver si lo demuestra en el Tour.

      Pocas veces ocurre hoy en día que el ganador de una vuelta por etapas salga de una fuga numerosa y que luego gane el que mejor aguante. Es algo curioso que ha pasado en la Route du Sud

       
    • Son jovenes y buenos. Algún problema con eso??? ahhh, que corren con movistar, el equipo que le recuerda a Contador que ni es lo único ni lo más interesante que hay en este pais.

       
  4. A mí no me gustó mucho como plantearon el recorrido de la Vuelta a Suiza, sobre todo por las últimas etapas.
    El viernes un coloso de aúpa, ya dejando la carrera prácticamente finiquitada. A mí, para una última etapa de montaña, prefiero un recorrido más duro en general pero no con un final tan mortal. O sea, encadenas un par de puertos al final (rollo uno de 12 km al 8% y otro de 8 km al 7%) y así das más alternativas. Con solo un puerto final, ya sabes lo que va a pasar. Diferencias habrá, claro, porque es una subida tremenda —llegaban casi de uno en uno y con tremendas diferencias—, pero queda la carrera muy bloqueada.
    El sábado una etapa-paripé. Hay cosas del ciclismo actual que… Bueno, es lo que dices a veces de que el enemigo está dentro. 100 km de etapa (8 vueltas a un circuito de 12,5 km). Y encima el circuito era bastante poco atractivo. Tenía una pequeña cota de 1 km a casi el 6% y poco más. Sí, la ciudad pagaría mucho, pero no sé… Encima la penúltipa etapa. Poca emoción. Por supuesto no pasó nada. Y es que, para colmo, contaron tiempos en el penúltimo paso por meta; a 12,5 km del final, y en una etapa de 100 km. De locos. Por supuesto, a Angel Edo le encantó que hubiesen hecho eso.
    La crono final no estaba mal, pero a mí no me convencen mucho las cronos de último día (yo creo que es mejor dar opción algo contadoriano después de la última crono). Dado que el viernes había esa locura de ascensión —y, por supuesto, había habido leña en días anteriores—, las cosas ya estaban bastante cerradas.
    Resumiendo, creo que la crono hubiese estado mejor el viernes, el sábado podrían haber hecho una etapa del estilo de la de Le Punt —la de Solden puede ir antes— y el domingo una etapa del estilo de la que fue el sábado, si quieres (si alguien paga bien), pero con más kilometraje y circuito más selectivo, que dé opciones a que pase algo. Sí, ya sé que al final manda el dinero, pero a veces parece que no se estrujan mucho el cerebro…

     
  5. Buenos dias!

    Si, realmente, la Vuelta a Suiza ha sido floja, pero también te digo sinceramente, que yo jamás me había fijado en ella! Tu dices que estaba considerada la cuarta grande, y evidentemente te creo, pero en mi caso entre la Dauphiné y el Tour solamente había los campeonatos de España, hasta que Armstrong canvió la Dauphiné por la Vuelta a Suiza. Luego el nivel es el que es, una carrera que ganó Fabian Cancellara y Rui Costa…. Y si no me equivoco también Tony Martin, la ganó o estuvo a punto….

    Este año la he seguido porque la corria Marc Soler, de hecho podemos decir que ha liderado al Movistar? No creeis que los dirigentes de Abarca lo podrián foguear la primera semana del Tour, como hicieron con Valverde o Indurain? Como lo ves Sergio? Por cierto, yo pensaba que era un chico bién llevado, pero por lo que dices el Señor de Gavá, uno que dicen que era esprinter y que ganó una etapa en el Giro, no es de fiar. Es así? Puedes explicarte mejor?

    En fin, para mi, en estos momentos el corredor de Vilanova y la Geltrú (pobre….. mira que ir a nacer allí, nádie es perfecto…. ), es la Gran Esperanza Blanca no solamente de los Frailes sinó del ciclismo español.

    Un saludo a tod@s!!!!

    Desde Sitges, of course….

    D.

    PD: Por cierto Spilak proviene del ciclocross?
    PD-II: Le ganó una heroica a Valverde no?

     
    • Hombre… Edo no fue Cavendish pero creo que tiene un palmarés por encima del 80% de los corredores del pelotón profesional. Y por cierto, en el giro ganó dos etapas, no una. Si iba con más o menos mandanga, ahí ya no me meto.

       
      • Soy consciente que cincuenta victorias en profesionales son muy, pero que muy difíciles de conseguir. Simplemente pregunté, con ironia, al administrador de este blog porqué considera a Angel Edo. Una rata! Cuando yo, sin conocerle evidentemente de nada, simplemente por su proyección pública, lo tenia por una persona centrada y profesional. Vaya, que si tuviera un hijo que quisiera ser ciclista y tuviese proyección, antes de leer la entrada de este blog, le hubiera confiado su carrera a Àngel Edo, sin dudarlo. Y como aficionado me preocupa que una joya como Marc Soler no esté en buenas manos! Un saludo!

         
          • Eso tuvo el mérito de ganar esprints sin equipo en la época de la barra libre y con Cipollini con su megatreno de mafiosos dictando la ley del pelotón. Había que estar loco en aquella época para asomar la cabeza, si podías, entre las 25 primeras posiciones durante los 5 últimos kilómetros.

             
  6. Además, me parece más sorprendente lo de Caruso que lo del “Extraño caso de Spilak & Mr.Hide”, de quien ya hemos visto rendimientos tremendos en vueltas de una semana, ya sea contra rivales medianos o Top.

    Caruso diria que ha sido superior a un Spilak que ha corrido en plan forajido y sin salir a muchos ataques. No sé si habéis visto la etapa de “La Punt”, en la última subida se vio a un Caruso ejerciendo de capo, saliendo con éxito a prácticamente todos los ataques, más de los que debería haber asumido, supongo que por la inexperiencia de luchar en esa situación de lider. Se quedó sin equipo ya desde la base, se ve que BMC solo ha “armado” a los que irán al Tour. En esa etapa Spilak estuvo KO durante unos kms, pero le dieron una tregua y pudo volver en el descenso.

    Estamos hablando de un tio que ha sido Top-10 en una Vuelta a España, sin preparar el objetivo específicamente, y que ahora cuenta con gasolina especial (vease la CRI). No sé si Fuglsang irá al Tour como gregario o intentará pelear por una general que casi siempre se le ha atascado…un Tour con Damiano y Jacobo poniendo ritmo (además de otros compañeros en “forma”) puede dejar el pelotón como un solar en cuanto se lo propongan.

    No sé si esto traerá más espectaculo o no, los Tour anteriores, con equipos bloqueantes como Sky-Postal o Movi-Sky han sido bastante aburridos.

    Sergio, ¿Como crees que afectará al espectáculo la presencia de 2 superequipos además de los ya existentes (Sky en duda y Movistar?

    Un saludo.

     
  7. Pues yo con Spilak tengo buen feeling. Me explico.

    Su carrera es constante, rinde bien en carreras de una semana y especialmente en las suizas. Si no puede (por tema de fondo físico o lo que sea) con las grandes, al menos está bien que haya mantenido esa coherencia a lo largo de su carrera.

    Peor hubiera sido (o será) que de repente mute en una bestia capaz de ganar una de las grandes.

    Al menos su trayectoria es coherente y creíble. Cosa que hoy en día no se puede decir de demasiados ciclistas.

    En cuanto a la carrera en sí, me quedo con la subida a Solden. Vale que no eran ciclistas top del pelotón, pero verles llegar prácticamente de 1 en 1, agonizando al final, acompañado de unas imágenes espectaculares (lo del túnel… sin palabras). Para mí, una de las subidas más bonitas del año.

    Un saludo.

     
  8. Spilak nunca corre el Nacional ni apenas con la selección. Es un tío raro raro raro. De hecho prácticamente nunca da entrevistas ni participa en eventos ciclistas en Eslovenia, donde también le tienen como un bicho raro, con bastante razón. Respecto a su no interés en participar en grandes vueltas, es obvio que conoce sus limitaciones, lo cual está bien. Ya podían aprender otros de ello, léase teejay van garderen, geraint thomas, richie porte (dar como maximo favorito al tour a un tío que no ha hecho podio en la vida en una gran vuelta me da la risa)…

     
  9. Es una lástima que en el ciclismo se tengan también que cuadrar los números, o ganar dinero, de manera que se va ahí donde se puede -donde pagan- y salen los recorridos que salen… Y entiendo que el ciclismo no debe vivir del erario público. En fin, ojala que el dinero -por falta de él- no acabe con el ciclismo…

     
  10. Ya decían los comentaristas de L’Équipe que el corredor esloveno es el corredor más atípico del pelotón. Por cierto, decían algo así como CrossBike cuando se referían a Kruijswijk. ¿Alguien sabe cómo WTF se pronuncia el apellido del brabanzón?

     
  11. En cuanto a la noticia sobre sidra y Vuelta, no sería extraño que algún iluminado resaltase los efectos beneficiosos de esta bebida fermentada en la recuperación metabólica de los deportistas, como todos esos sesudos estudios financiados por el lobby cervecero.

     
  12. Tal como reza la sinopis del artículo: “La microbióloga Lauren Peterson ha conducido un novedoso estudio en el mundo del deporte: un análisis sobre las bacterias presentes en el intestino de los atletas. Peterson ha detectado que, de los ciclistas analizados, el 50% presentan la bacteria Prevotella. El porcentaje es del 100% en el caso de los ciclistas de élite. Entre el resto de la población que no practica deporte, menos del 10%. La bacteria contribuye a la recuperación muscular y, actualmente, la única manera de desarrollarla es a través de transplantes fecales. ”

    Ojo a la mandanga del futuro que ya está aquí: trasplantes fecales. “2 cyclists 1 shit”. Si el tema era sucio, no veas como se pone. Mi hijo no será ciclista jamás, se puede ser una cobaya, pero con dignidad.

    Original en https://www.washingtonpost.com/news/early-lead/wp/2017/06/20/move-over-blood-doping-cyclists-might-be-poop-doping-soon/

     
  13. “[...] recuerda mucho a ese Euskaltel reducido a la nada tras la detención de Jesús Losa, y que tras arrastrarse en todas las carreras, ganó en 2005 tanto Dauphine (Landaluze y su TUE de testosterona) como Suiza (Aitor González, que no sabía que le quedaban apenas unas semanas de profesional), para después seguir igual.” Aitor no sabia que iba a dejar el profesionalismo semanas después. Tampoco tu sabias que el ciclismo iba a CAMBIAR: http://ciclismo2005.blogspot.co.uk/2005/06/as-se-gana-aitor-as.html

    Gracias por todas las horas de disfrute que nos regalas a tus lectores con tu blog. No me canso de leerte. Ahora se como diferenciar el ciclismo que cambia gracias a ti y no te lo perdonare jamás, Sergio, ¡jamás!

     
  14. Hola, Sergio.
    ¿Sabes sobre la sustancia OXA B 12? en el Fútbol Argentino se han multiplicado los casos por positivos de esa droga. Antes lo había dejado mucho de lado pero un central de River Plate acaba de dar positivo y todo se pone turbio, partidos en que deliberadamente no hacen controles, médicos encargados que se declaran impedidos o directamente se enferman ni bien llegar a los estadios donde tienen que hacer las pruebas…

     
  15. Sobre Spilak, es cierto que sus mejores resultados han sido en Suiza, pero decir que “solo rinde en el país helvético”, cuando resulta que en la París-Niza ha terminado 4 años seguidos entre los 8 primeros (siendo podio en 2015 y 4º en 2012) y en País Vasco ha sido 5 veces top-ten (acabando 4º en 2013 y 2014), es como mínimo discutible …

    En vueltas de una semana, sobre todo con frío y lluvia, casi siempre es candidato a luchar por el podio, sean o no en Suiza. Lo que le va mal es el calor. La única GV en la que se podría librar de él es el Giro, pero no lo corre desde 2011. En cualquier caso, está claro que lo suyo son las rondas de una semana y no las carreras de tres. ¿Raro? Es posible, pero como ha dicho Galibier su trayectoria es bastante coherente.

    Sobre el recorrido, bastante de acuerdo en lo que comentaba Alberto. En esta edición fallaba el orden de las etapas clave, colocadas al revés de lo que a priori sería recomendable. Un final tan duro como el Glaciar de Solden, siendo la última jornada de montaña, condicionaba demasiado, perjudicando a la etapa de La Punt, que por cierto, menuda chapuza de los organizadores no poner la bajada de Albula en el perfil oficial.

    Un saludo.

     
  16. Equipo Sky para el tour: Chris Froome (Gbr), Geraint Thomas (Gbr), Mikel Landa (Spa), Michal Kwiatkowski (Pol), Christian Knees (Ger), Vasil Kiryienka (Blr), Mikel Nieve (Spa), Sergio Henao (Col), Luke Rowe (Gbr) and Christian Knees (Ger)

    Cómo han de andar para que un corredor como Poels se quede en casa…

    Viendo esta plantilla, qué equipos creeis que tienen alguna posibilidad de equipararse?

     
    • Poels no ha rascado bola todo el año, como suele pasar a los corredores que vuelan el año anterior. Y no solo: tampoco llevan a Stannard ni a Kennaughqué, que en Dauphiné había ganado en Alpe d´Huez y planificado toda su temporada para el Tour.

       
      • Es que alguien se tenía que quedar fuera. Poels lleva todo el año con una misteriosa “lesión” así que es lógico teniendo gente como Nieve para la montaña. Kennaugh no es el primer Tour que se pierde incluso rindiendo a buen nivel, pero si Thomas y Landa hacen doblete es el damnificado. Stannard es raro que no vaya… en su lugar va Knees otro trotón pero que ya ha pasado su momento.

        Equipazo como nos tienen acostumbrados. Perfecto para controlar la carrera, eso sí, el que luego tendrá que andar bien es Froome.

         
  17. Viendo las orejas de Kwiatkowski y la fijación de Sky por las Marginal Gains y los pequeños detalles,me pregunto cómo no son capaces de costear una concentración en la “corporación dermoestetica” de turno…

     
  18. Ojo a la crono de LANDA en el nacional CRI..
    Ion Izagirre vendrá cansado de suiza… y ojala Castroviejo agarre alguna vez un mundial, con su físico, su forma de contrarrelojear es sencillamente digna de estudio.

     
  19. Ahora leía en una noticia sobre Froome y el uso de triamcinolona en el Sky :
    “El periódico (The Guardian) también le pregunta en un momento de la entrevista si alguna vez ha hecho uso de dicha sustancia, a lo que Froome responde que no. Sky negó cualquier actuación ilícita tras revelarse, el pasado mes de marzo, que el equipo pidió 55 dosis de este corticoide entre 2010 y 2013. “Una pequeña proporción fue administrada a nuestros ciclistas”, se defendió entonces el equipo.”
    Hay que tener jeta, compran 55 dosis ¡pero no para los ciclistas (“pequeña proporción”)! ¡por supuesto que no!. Las dosis estas son para los mecánicos para hacer más rápido el cambio de ruedas; “marginal gains” lo llaman…

     
    • Es una defensa igual de ridícula a la que hizo en su momento la esposa de Rumsas cuando le descubrieron la farmacia; en palabras de Hamilton la suegra de Rumsas debía ser una ciclista formidable

       

Deja tu comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Current day month ye@r *