El estado real del ciclismo (I): Gilbert quiere ganar con 35 años

¡Y lo que quiere ganar! Nada menos que Sanremo y Roubaix. Y con 35 años y para cumplir 36 en julio: este es el auténtico termómetro del estado real del ciclismo, y no las habituales propagandas que rodean este deporte, que se resumen en el ciclismo que cambia: ya no se drogan tanto, ya no hacen tantas animaladas, es todo más transparente, todo eso es “pasado”.

Por eso mismo el ganador de Amstel Gold Race con un riñón supurando sangre, el ganador del Tour de Flandes con un ataque a 80 km. de meta (los últimos 55 en solitario) es capaz de empezar la temporada de su decrepitud proclamando que quiere lograr los dos Monumentos que le faltan (el 40%, porque en porcentaje se ve mejor) y que nadie se espante o se lleve las manos a la cabeza. Porque sabemos que es posible. Y tanto.

images
Tu sí que eres punki, Philippe

¿La edad? Eso es una patraña. La #BrandNewMandanga que circula por todo el deporte profesional desde hace al menos un lustro ha alargado de manera circense la vida deportiva de la mayor parte de las estrellas, con ejemplos destacados en las disciplinas más acaudaladas. Deportes de toallita y deportes de descansos, ¡lo que no va a hacer en deportes de resistencia como el ciclismo!

Cuando Gilbert pasó a profesional, en el lejano 2002, la sola posibilidad de que un corredor pudiese salir a ganar carreras como Sanremo o Roubaix con casi 36 producía risa. Ese mismo año, un convenientemente chutado de sangre Cipollini ganaba la carrera más larga del calendario y el Mundial con esa edad, después de toda una vida estrellándose en la carrera que realmente le importaba.

¡Aquel también era un ciclismo que había cambiado! ¡Los controles de EPO habían expulsado del deporte esa plaga! ¡Todavía estaban vivos Pantani y Jiménez! Años después se sabría el combinado hemático con el que Cipollini consiguió que su carrera deportiva no fuese de etapitas, lo cual no ha impedido que el circo de pulgas que es este deporte siga ofreciendo púlpito a este tramposo, que conserve sus triunfos, y que más de un equipo lleve las horribles bicis que, en justo reflejo de su personalidad, lucen su apellido.

Por eso da miedo la pretensión de Gilbert: porque es perfectamente posible. De la Sanremo dijo Cancellara, tropecientos años en el podio por una única victoria, que es “la carrera más difícil de conseguir”. Gilbert tiene dos terceros puestos en la carrera: uno precisamente en la edición que ganó la Reinona de Berna, favorecido porque a Freire no le dio la gana de disputar el sprint, y el segundo tres años después, en la vertiginosa edición que ganó Goss.

Está ahí. Es una carrera que incluso iba a cambiar su recorrido, incluyendo la Pompeiana, para favorecer al belga, en una operación felizmente abortada antes de que se consumase arrasando la prueba. Ha atacado muchas veces en el final, y es de los pocos corredores del pelotón que se sabe mover antes del sprint, y por eso ganó en 2017 Flandes y Amstel. Por eso, y por el riñón.

El problema viene con su pretensión de ganar la Roubaix. Sin duda el ver que alguien como Hayman ganaba con 38 años neutraliza el factor edad en Gilbert, el problema viene cuando el australiano es un especialista en la prueba, una que suele agraciar cada lustro a un corredor de su perfil con este triunfo, en parte por las especiales circunstancias de la prueba, en parte por la táctica que a veces emplean los equipos.

Gilbert solo ha participado una vez en la Roubaix, hace la friolera de 11 años y cuando todavía era corredor de la Française de Jeux. Consiguió acabar, lo que suele ser considerado como un mérito, aunque no se si tanto en un año en el que llegaron al velódromo casi 100 corredores. ¿La posición? Un nada honroso 52º, a más de 8´ de los favoritos. Y, sin embargo, ahí está con su plan.

Así funciona el ciclismo actual. Jens Voigt bate el Récord de la Hora sin experiencia alguna en pista, y en vez de acabar tirándose por el suelo ante el esfuerzo realizado, tiene energías para alzar la bici y saludar durante minutos, sin muestra visible de cansancio. Wiggins, un vividor, dice que quiere ganar la Roubaix y todos se creen la amenaza, porque lo importante es la droga del cuerpo y no la nula experiencia en adoquín del que ganó el Tour 2012 dopado. Gilbert proclama que saldrá en Roubaix a ganar, y nadie se troncha de la risa, porque sabe que incluso con su nula experiencia, lo puede lograr.

images-1
Eufemiano will tear us apart

¿No fue Michele Bartoli el que, en su última temporada como profesional y habiendo fichado por el CSC, debutó en Roubaix con 34 años y acabó el 21º, en una edición en la que acabaron 76, y a 3´ del vencedor? Curiosamente, otro cliente de Eufemiano Fuentes (Sansone), especialista en alargar la vida deportiva de ciclistas, en base a prometerles éxitos en carreras antes vedadas. El CSC de Riis, otro que si hubiese intentando ganar la Roubaix en sus años mágicos de barra libre, pues también hubiese sido considerado favorito.

Así estamos. Gilbert ha tomado la salida en 47 monumentos y ha ganado 4. Ahora quiere ganar, en el arco de dos años (ha firmado por QuickStep hasta 2019), dos juntos o sucesivos, con toda seguridad los dos más difíciles de ganar. Que Gaviria se quede en el grupo esperando al sprint en Sanremo, que Stybar -dos veces segundo- y Terpstra -campeón- hagan lo propio en Roubaix. Y todo por el ambicioso y demencial proyecto de un corredor que tuvo que estar cuatro días en el hospital tras ganar la Amstel.

Lo que subyace en todo esto, y si no basta recordar la manera en la que ganó en Flandes y Amstel en 2017, es que Gilbert es capaz de todo. Que la edad es simplemente una anécdota. Que el ciclismo sigue siendo el de siempre, y que el plan del valón equivale a eso que decía Basso de ganar las tres grandes en un mismo año, y lo decía plenamente convencido porque su médico, con un suculento anexo de primas en caso de victoria, se lo había hecho creer. Porque todo es cuestión de creérselo, empezando por el ciclismo en sí mismo.
***
Este miércoles empieza la Vuelta a Valencia, quizás la mejor novedad del calendario ciclista desde Strade Bianche en 2007. El problema es el tufo que desprende cosas como que, con los equipos confirmados y los participantes a punto, se anuncie que la CRE pasa de 30 km. a 23 km., sin dar ni una explicación. Una reducción del 25% que busca penalizar al Sky y favorecer a los de casa. Sí, los de casa: por algo los organizadores son los hermanos Casero. De casa. Ya el año pasado hubo sospechas de algo parecido.

La realidad es que quieren dar un impulso a la reaparición de Valverde, El Querido, que lo tendría muy difícil para remontar lo perdido en la CRE ante un Sky que se presenta con De la Cruz, Kiryienka, Kwiatkowski, Moscon, Poels, Rosa y Stannard.
***
(Relacionado con lo anterior) + 1 Gratis, corredor local, dice que la Vuelta a Valencia es una “de las mejores carreras fuera del World Tour”. Quizás, pero quedaría mejor si lo dijese otro. Y si no fuese una carrera de febrero, con lo que eso significa. Total, que este caradura dice que se ha ido al equipo de Israel para “enseñar a los jóvenes”. + 1 Gratis
***

***
Una historia increíble y cierta, en la más pura tradición de la vocación de Mallorca con el ciclismo de pista.
***
Un ciclista aficionado (@aitortoto) ha tenido la iniciativa de presentar a los Presupuestos Participativos de Madrid la propuesta de un reasfaltado de la Casa de Campo. La zona pasa por ser prácticamente la única de todo Madrid en la que los ciclistas pueden rodar sin coches, un coto creado poco a poco con sucesivos pasos que han ido restringiendo el acceso de los motorizados: primero el cierre del paso a Pozuelo de Alarcón -suburbio rico y ya en otro término municipal- a principios de la década pasada, luego el tráfico interno -que redujo el parque temático de prostitución en el que se había convertido la mayor zona verde de Madrid- y, por último, parte del tráfico residual que atajaba a través para ir a una autopista. Así es Madrid.

El problema es que con el proceso el asfalto se ha quedado como estaba, y las raíces de los árboles han seguido creciendo, levantado el pavimento en muchos sitios, cuando en otros está totalmente cuarteado por el paso del tiempo. No dudo que los ecologistas radicales aspiran a la total supresión del asfalto en la Casa de Campo, dentro de su ideología maximalista y para que las ardillas y los unicornios campen a sus anchas, pero no es viable. Ahora que se puede decidir en muchos Aytos. el destino de parte del gasto municipal, si eres avencidado en Madrid aprovecha para darte de alta en el sistema y apoyar esta iniciativa no partidista. No molesta a nadie y beneficia al ciclismo.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
 

38 comentarios en “El estado real del ciclismo (I): Gilbert quiere ganar con 35 años

  1. Declaraciones de Gilbert (en Ciclo21 está la entrevista)
    “Merckx ganó San Remo 7 veces. No debe ser tan complicado”
    ” Hablamos mucho de la dureza de Roubaix, pero también exageramos, no es para tanto”.

    Yo no me creo mucho a este belga, lo que sí creo es que sus riñones están trabajando 24/7 y tienen más actividad que las ojivas nucleares soviéticas.
    Una pena estar miccionando mediante una sonda de en 7-8 años y de por vida, por hipotecar dos carreras a cara o cruz

    Pd: Grande Aitor, y por supuesto firmado

     
  2. A lo mejor hasta celebramos alguna victoria de Gilbert. Yo lo veo más posible en Roubaix que en Sanremo. Lefevre no gana la carrera italiana desde Pozzato, y ese final es incontrolable para que un corredor como Gilbert tenga posibilidades. En cualquier escenario, encuentras muchos corredores superiores a él. Pero en una Roubaix rodeado de especialistas, si ganó Servais Knaven (Vainsteins tercero), Gilbert puede, aunque no conozca mucho la carrera. Como suele ser habitual en corredores tan oscuros como él, ha mutado en corredor de gran resistencia, perdiendo mucha explosividad, así que una Roubaix táctica, a base de aguantar y en los kilómetros finales jugar el factor de superioridad de equipo para dar un hachazo a lo Terpstra, le puede valer. Lo veo bastante factible. Si ganó Hayman… que a fin de cuentas lo que dices no es del todo cierto. Eso de “cada cierto tiempo se premia a un especialista”… se premia si se dan circunstancias determinadas, no como ganó Hayman, sobando y machacando al mejor corredor de la historia de la carrera, ganándole al sprint ni más ni menos. Ni Van Summeren, ni Guesdon, ni Wampers ganaron así, que me perdonen, jaja.

    En cualquier caso, dudo que lo consiga, pero en Bélgica ya habrán vendido la mona. Ya el año pasado les salió muy bien con toda la engañifa de la retirada de Boonen, y este año hay que montar otro macroevento con el otro ídolo. Siempre que algún ciclista plantea estos “retos imposibles” suele fracasar estrepitosamente (no sólo lo de Wiggins ya comentado, sino aquel famoso triplete que buscó Contador… que más bien fue un “hasta donde vais a dejar que me drogue”), pero dará mucho que hablar durante toda la temporada, y en cualquier caso, Gilbert me parece un gran corredor, y algo hará que tendrá influencia en la carrera. Cuantos más gallos mejor.

     
  3. Retirado Farlopo parece que Quick Step ya tiene otro ciclista para hipotecar la temporada. Esperemos que los ridículos sean menores que en estos últimos años

     
  4. Bua, esque imagínense, ganar Sanremo, Roubaix y revalidar premio Zakarin. A esto se le puede considerar “tocar el cielo ciclista”.

    Respecto a Hayman, también habría que destacar que a pesar de ser un especialista, ganó por fuerza bruta estando todo el santo día escapado. Fué demencial.

    PD: Veo una errata en “Gilbert proclama que saldrá en Roubaix a ganar, y nadie se troncha de la risa, porque sabe que incluso son su nula experiencia, lo puede lograr.” -> incluso *con*

     
  5. Sergio, sobre el suelto de la Casa de Campo que ya comentaste por Twitter, me parece una iniciativa magnífica de @aitortoto, la cual apoyaré como usuario de este espacio verde que nos da un poco de vida a los que, por suerte o por desgracia, vivimos en el centro de la jungla de asfalto y vehículos a motor, y aún así queremos seguir disfrutando de nuestro deporte.
    El tramo que realmente sería necesario re-asfaltar sería principalmente la subida a Garabitas: aunque es perfectamente ciclable, sí hay algún tramo levantado por las raíces. Sin embargo, considero que lo que beneficiaría definitivamente a la ciudadanía (ciclistas incluidos) sería la eliminación total del tráfico rodado en el interior de la Casa de Campo (si bien se ha reducido mucho desde las últimas limitaciones), y la eliminación de los “cuellos de botella” que se generan en los cruces con estas vías.
    Utilizar un vehículo privado, en muchas ocasiones ocupado por una única persona, para disfrutar de algo de aire limpio en Casa de Campo o la Sierra es…

     
    • Apoyaré esta medida y otras como estas. Dejo caer algunas:

      Mejora urgente del acceso e inicio del Carril Bici Colmenar, el más usado de España. Aunque tiene tramos buenos, ese es tercermundista y un riesgo en materia de seguridad. El parche que se ha hecho apenas mejora nada.

      Instalación de una o dos fuentes, así como puestos de sombra. No hay ninguno en los casi 40 kmts.

      Mejora del acceso al carril a San Martín de la Vega desde el Parque Manzanares (pese a las obras, sigue habiendo casi 1 kmt de terraplén sin conexión).
      Reasfalto de ese carrril.
      Instalación de fuente y punto de sombra (ninguna). Esto mismo vale tb para la Vía Verde del Tajuña.

       
      • Ya, el problema es que eso que dices es todo, menos el acceso al Carril Bici de Colmenar, en otros municipios, donde no hay presupuesto colaborativo

         
        • Sí, siempre he pensado que en esas cosas debería haber colaboración público-privada: ¿no pagaría Santander o Mercadona (por ej) un par de marquesinas con bancos y fuentes en esos carriles, a cambio de publicidad perpetua? (o por unos cuantos años).

          Incluso, ¿pagaríamos peaje por carriles bici largos, en buen estado y y protegidos de coches? A mi no me importaría pagar uno o dos euros si a cambio se hacen más y están en buen estado, no tengo riesgo de coches y no tengo que parar continuamente por cruces, rotondas, semáforos….
          No sé si sería negocio, pero me encantaría que hubiera carriles protegidos de Madrid a Segovia, Guadalajara, Toledo… y pagaría sin problemas por ellos siempre que ofrecieran valor y protección. Que los construyan y exploten Ferrovial, Abertis…

           
  6. Nozal, Landis, Horner, Cobo, Riccó, Sella, Schumacher… he visto bomberadas de todos los colores, pero como la de Hayman ninguna. No me hubiera quedado más ojiplático viendo al Triki Beltrán ganar un Tour en toda la cara de Armstrong.

    Sobre Gilbert y sus intenciones. Bueno, una cosa es lo que diga y otra lo que consiga ¿Puede hacerlo? Podría ser. Palmarés y calidad hay de sobra para tener sus opciones y, visto lo visto, 35 años no son una exageración ¿Lo va a conseguir? Muy improbable. MSR y Roubaix son los monumentos que menos se adaptan a sus características y en cualquiera de los dos hay un puñado de nombres más favoritos que él.
    Y Gilbert debería saber que si un tipo con sus números proclama sus intenciones a los cuatro vientos automáticamente aumentará la vigilancia sobre su rueda haciendo más difícil que cumpla sus objetivos. En realidad creo que es consciente de ello pero le da igual porque el objetivo de estas declaraciones no es otro que mantener el hype, o como se diga, sobre su figura.

     
  7. Hola!

    No tengo ni idea si Gilbert ha solido hacer este tipo de declaraciones tan altisonantes durante su carrera. Yo creo que él o su equipo están generando una expectativa irreal cegados por el Tour de Flandes de 2017. Que el año pasado ganara también la Amstel entra dentro de lo posible porque tiene ya 4.

    Veo casi imposible que gane Roubaix. Quick Step es especialista en pegarse tiros al pie en “sus” clásicas autolastrándose, sin saber jugar su mayoría en número y apostando por el viejo Boonen. Creo que las opciones de Terpstra y Stybar son más sólidas.

    En MSR lo mismo, y es opinión, lo suyo es que tengan plan A con Gaviria al sprint. Y marcar con Gilbert-Alaphillppe cualquier movimiento en el Poggio de Sagan y Kwiatkowski.

    Con este calendario de principio de temporada para Gilbert va a llegar asfixiado a las carreras que mejor le han ido, las cotas de las Ardenas. Quiero ver ese duelo de señores mayores Valverde-Gilbert o si por fin Allaphilippe no tiene que dar mamporros a su Specialized.

    La temporada va calentando motores nunca mejor dicho.

    PD: ¿Lo de Froome qué? ¿A qué se espera? De momento mucho rumore rumore pero nada en firme.

     
      • Vaya hombre… se me hace raro pero bueno, ellos sabrán mejor.

        Me encanta Jungels y el año pasado casi da la campanada en la FW pero se estrelló contra el muro de Huy. Ojalá algún día se lleve alguna carrera de nivel, pero de momento yo creo que estos muros se le van a atragantar.

         
        • Con esa capacidad de rodar yo lo veo ganando alguna prueba de las Ardenas, y por no esperar al muro final. Recuerda que en Luxemburgo, por la cercanía, las viven como propias.

           
          • Soy fan de Junggels también pero esto de irse a Sudáfrica de preparación invernal, empieza a no oler muy bien…
            Lo del camión es una desgracia que puede pasar en cualquier sitio pero vamos, alejarse de los puntos controlables empieza a ser demasiada moda.

             
  8. Sergio, en primer lugar, enhorabuena por el blog. No estoy de acuerdo contigo en todo lo que dices, pero me gusta leerte; tu punto de vista es poco común en la prensa, desgraciadamente. Dos cosas:

    No crees que, más allá de la sospecha hacia ciertos corredores, la ultraprofesionalización del ciclista hace que la vida competitiva se pueda alargar? Quizás no todo sean “marginal gains” ni dopaje… No lo sé, tengo dudas.

    Por otro lado, respecto al asfaltado de CC. Me gusta, la apoyo, la he votado ya, pero ojo. La CC no es sólo de los ciclistas (entreno casi a diario allí, he llegado a chuparme casi 1000km mensuales) y, fundamentalmente, no es para ir a cualquier velocidad. Habéis visto las medias de algunos en Strava? Lo que no podemos hacer es quejarnos de estar desplazados en CC por los coches y tener la misma actitud nosotros con los peatones, corredores y demás ciudadanos que utilizan la CC.

    PD: Medidas apartidistas que se pueden plantear y votar gracias a la iniciativa de una administración en concreto…100 millones! ;)

     
  9. Gilbert ha sido muy propenso a realizar este tipo de declaraciones en el pasado (especialmente en sus años de mayor esplendor), pero me parecen más perogrulladas que una amenaza real a que pueda ganar los monumentos restantes. El propio Gilbert debe ser consciente de que sus opciones para ganar cualquiera de las dos carreras son bastante reducidas.

    En Sanremo necesitará un escenario similar al de 2017, pero dudo mucho que el hombre que evitó el sprint masivo el año pasado tenga muchas ganas de repetir la misma táctica. Con el recuerdo tan fresco, es de imaginar que haya más corredores que quieran repetir la hazaña, pero otra cosa es que puedan organizarse entre ellos y que el más fuerte esté dispuesto a llevarlos en la sillita de la reina. La sensación es que cada vez hay más equipos que buscan un sprint, y ante este tipo de eventos, si meten un hombre por delante, prefieren marcar al rival, no dar una pedalada de más y dejar que el resto hagan el trabajo. Además, Gaviria y Alaphillipe (si va) tendrán sus intereses y no van a estar supeditados a nadie. Gilbert necesita un milagro para ganar esta carrera.

    En Roubaix, la trayectoria dice claramente que no, pero el equipo de Lefevre ha tenido siempre muchísimos peones y potencial para dinamitar la carrera, así que no suena tan descabellado imaginar un panorama en el que Gilbert esté en un grupo cabecero fugado. Otra cosa es que pueda resolver. En los últimos años, Roubaix es una carrera con cada vez más corredores disputando la victoria en la fase final, y con menos diferencias entre ellos. Hay equipos que llegan con varios gregarios hasta el final… Si Gilbert quiere ganar, debe encontrar la situación en la que el resto de equipos queden anulados y pueda llegar al velódromo en solitario o “bien acompañado”, sea por una caída, sea por tener compañeros delante, sea por lo que sea. Cuenta a su favor que no estará tan vigilado como otros corredores; pero por otro lado no creo que tenga las capacidades para ganar la carrera. Aun así, veo “más factible” este panorama favorable que el de una Sanremo.

    En cualquier caso, me parece que si Gilbert consigue ganar alguna de ambas carreras, será rompiendo cualquiera de nuestras expectativas. Especialmente por el lado farmacológico.

     
  10. No le deis ideas a los del hormigón, por favor!!!lo reasfaltarán no sin antes cepillarse todo el árbol que puedan(“Es que volverán a levantar el asfalto sabe usté, así que lo mejor será talarlos ya y nos quitamos de historias”)ya verás, ya.En cualquier caso, aplaudo la iniciativa y la apoyo.
    En cuanto a Gilbert… él sabrá lo que hace, tengo la sensación de que va a volar esta primavera!

     
  11. De la carrera italiana no tengo mucha idea, pero Roubaix tiene en su palmares una colección de gente veterana por siempre, eso sí, gente que había hecho muchas Roubaix, ya veo que no te entusiasma la carrera porque se te ha escapado este detalle.

     
  12. Lo de Gilbert yendo a por la Roubaix es una bufonada parecida a la de Wiggins. En Sanremo pueden darse las circunstancias, en Roubaix ni con toda la droga del mundo creo que pueda entrar ni siquiera disputando. Al menos eso quiero creer.

     
  13. Estimado Sergio

    Yo creo que Philippe Gilbert se puede fácilmente catalogar como un “Súper Clase”, y espero honestamente que no se caiga el cielo sobre mí por usar frase tan trillada, pero creo que tú y tus lectores me comprenderán. El Valón ha ganado toda su vida, algo así como Alejandro Valverde, pero sin haber sufrido nunca una sanción.
    Hasta sus años sombríos creo que se podrían explicar mejor por los cambios a su calendario, y el haberse convertido en una súper estrella, más que por una supuesta sanción extraoficial. Por eso cuando anunciaste que el ZaKarin del 2017 iba para el Belga me quedé estupefacto. En mi opinión, Mathew Hayman es el epitome del premio, ya que el Australiano merecidamente ganó el reconocimiento en el 2016 con una actuación aplastante en la Paris-Roubaix del mismo año. Solo hay que recordar la cara de drogado de Hayman al recibir el adoquín durante la premiación, después de ganar el sprint en el velódromo, cuando había estado fugado todo el día y más relevante aun, cuando había cerrado un boquete abismal minutos antes. Con o sin hematuria, Gilbert es por mucho mejor corredor que Hayman y por ende está lejos de ser un Spunik de manual. Pero bueno, sabemos que el premio es tuyo, y también nos queda claro que se otorga siguiendo un proceso que no es realmente muy democrático, y no tiene por qué serlo vale aclarar.

    Con respecto a los objetivos para este año de Philippe Gilbert, se puede decir que para la Milán San-Remo soñar no cuesta nada. Sabemos perfectamente que después de 300Km todo puede pasar, pero el recorrido de “La Classicissima” limita sus opciones de triunfo a ganar desde un grupo reducido, donde no lo veo ganando un sprint a Kwiatkowski o a un Sagan Tricampeón. Por el otro lado, la Paris-Roubaix creo que le ira mejor pero solo porque el Quick-Step tiene muchísimas opciones. En esta carrera sí que es factible que gane como hace años lo hizo Johan Vansummeren.

    Cambiando de tema, lamento mucho no haber compartido con ustedes mis expectativas cuando Cookson salió botado de la UCI. En ese momento pensé que la era Sky llegaba a su fin, y como todos sabemos, el que ahora sea publico el resultado adverso de Chris Froome puede solo deberse al cambio de administración.
    En fin, el ciclismo nunca cambiara, como nunca lo hará cualquier actividad deportiva donde existan tantos intereses económicos.

    Saludos desde Cd. Juarez, Chihuahua, México.

     
  14. Tampoco nos echemos las manos a la cabeza con la edad, ahí está Valverde y cuando vuelva a ganar nos parecerá maravilloso sin mas.
    Dice el grandísimo Haile Gebrselassie “Lo más difícil no es el cuerpo. Es la mente. Si eres viejo mentalmente, tengas la edad que tengas… eres viejo.”.-

     
  15. Creo que se podría comparar la victoria tardía de Hayman en Roubaix con una posible victoria de Gilbert en Sanremo. Ambos habian sido top ten, Gilbert podio en MSR también, y chamán mediante habrían ganado una carrera a la que habrían tomado la salida en “casi todas las temporadas de sus carreras”. Pero fantasear ahora con una posible victoria de Gilbert en Roubaix me parece simplemente una locura, y que él se lo plantee me parece lo mismo, simplemente por sus peculiaridades de la carrera.

    Mucho más factible y a su vez lamentable, me parecería repetir un chorreo como el de 2011 con el añadido de una victoria en MSR.

    En fin, a seguir especulando.

    Felicidades por el post y por el blog, siempre te leo y nunca comento.

     
    • El ciclismo es impredecible y más a principio de una temporada…y más en carreras de un día, los favoritos se sacan una semana antes una gran clásica, a lo sumo dos.

       
  16. Pues esta vez te has colado en que en el 2002 hablar de ganar la Roubaix con 36 años era de risa, ese mismo año con esa misma edad la ganó Museew, y con 3 minutos de ventaja.

     
  17. Joder pues patriota acultural transversal Valverde, alias piti la droja es mala, ha ganado hoy, se ha zampado primero a cuatro skies y luego a dos Astanas él solito, y estamos aun casi con los turrones…

     
  18. Felicidades a Sergio por el decimotercer aniversario del blog y, por supuesto, a todos los comentaristas habituales.
    Un saludo.

     

Leave a Reply to Stones Cancel reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Current day month ye@r *