La mejor subida a Oropa

DAR2knHXoAEDo_i
Iba a ser el Giro del #CenteNairo…

Pocas cosas se pueden asegurar de una etapa de 130 km. y apenas tres horas de duración, y mucho menos extrapolar para los maratones alpinos que esperan en la tercera semana del Giro. Ahora está todo el mundo muy eufórico con el líder, que ha logrado en Oropa -una cima aupada la categoría de mítica, y eso que solo se ha subido seis veces- ganar una etapa de una manera portentosa, uniéndose a la particular leyenda de la subida.

En 1963, y dentro de las novedades que introdujo Carmine Castellano en aquella época, se subió por primera vez al Santuario que domina la industriosa ciudad de Biella. Ganó el irascible corredor de los Abruzzos Vito Taccone, el mejor corredor de la zona hasta la irrupción de Di Luca y Scarponi. No se volvió a subir hasta 1993, con la victoria en la fuga para Ghirotto, y la escabechina montada por el germen del Gewiss a Indurain.

La tercera ocasión fue en 1999, cuando el famoso pinchazo de Pantani y su remontada a 49 corredores, sin tener ninguna necesidad por la tremenda ventaja que ya llevaba en la general. Todavía hoy en día se sigue rememorando esa exhibición de droga y viscosidad en la sangre, y no tanto un joven Heras diciendo en meta “hoy se ha pasado”. En 2007 se ascendió a Oropa en modalidad de cronoescalada, con victoria para el asno Bruseghin, y en 2014 volvió a llegar la fuga con Battaglin.

Creo que la mejor subida de siempre a Oropa se ha vivido hoy. Por los ataques, por las opciones, y por el remate. Las etapas unipuerto son una burla a la competición cuando se plantean como en la Vuelta a España, pero si pasan una o dos veces en una gran vuelta dan un buen espectáculo, especialmente desde que en Hautacam 1996 se dejase establecido el guión de la edad contemporánea para este tipo de recorridos: a tope durante el llano, y que cada cual reviente a su manera en el final.

DAR1AmUWsAMwslM
Tres horas de etapa, tampoco se me flipen

Se salió de Castellania, el pueblo donde nacieron los hermanos Coppi y también Constante Girardengo, un sitio tan pobre incluso hoy en día que la organización tuvo que cubrir con cartelones con fotos en blanco y negro las numerosas casas abandonadas de la zona. El resto, un paso velocísimo por la llanura del Piamonte y sus arrozales, con seguridad una de las zonas más bonitas de Italia, y el FdJ controlando ayudado por el Trek.

Después de pasar Biella, la carretera se mete por la zona donde se pasa de la llanura a los Alpes de manera brusca, y donde desde principios del siglo XIX se instaló una burguesía industrial atraída por los recursos hídricos que permitían mover los telares, y que es el origen de la prosperidad de la zona, todavía visible por sus múltiples casas nobles y art-noveau, además de árboles exóticos centenarios.

Ahí, en ese escenario, es donde empezó la batalla. Primero por el Movistar, tan fuerte que incluso Rojas e Izagirre se separaron del grupo, con el vasco nuevamente abroncando a un compañero -ya lo había hecho con De la Parte etapas atrás-. El primer ataque fue por parte de Diego Rosa, corredor local y que ahora, tras el abandono de G. Thomas, tiene vía libre para hacer lo que quiera.

El joven italiano, que no fue expulsado de carrera el día del Etna de puro milagro, es especialista en santuarios: obtuvo su primera victoria profesional en 2015 en la Milán-Turín -que acaba en la Basílica de Superga-, y en 2016 ganó en el Santuario de Arrate, con una celebración indecorosa en meta. Su Giro está siendo muy regulero, y no parece que vaya a mejorar: el Movistar no dejó siguiera que llegase a la frazione de Favero, donde hay un pequeño llano antes de enlazar con la carretera principal de la subida a Oropa, mucho menos atractiva que esta donde se pasa entre las casas del siglo XIX y las secuoyas dignas de California.

Ahí, justo al encarar la nueva carretera, atacó Pozzovivo. El pequeño calabrés ya hizo una gran subida al Blockhaus y puede estar rondando su mejor clasificación de siempre en el Giro, especialmente ahora que vienen las etapas de montaña de verdad. Quedaban cinco km. a meta y su movimiento apenas sirvió para que Zakarin mostrase su mejor versión, lanzándose al ataque y propiciando que Quintana también se moviese.

En una primera reacción no estuvo Dumoulin, calculando perfectamente sus fuerzas, la situación de carrera -ahí seguían muchos corredores- y la distancia restante a meta, exactamente igual que haría Indurain, o cualquiera con su ventaja en la general. Quintana soltó al ruso, y se formó un grupo perseguidor con Dumoulin sin recibir ni un solo relevo de Nibali, Landa y el citado Zakarin, quizás un anticipo de lo que se vaya a ver en la tercera semana.

No extrañó no ver a Mollema -tercero en la general, se ha dejado 1´40″ en meta: su famoso rendimiento de más a menos en grandes vueltas-, y si mucho más a Pinot, que hizo una subida progresiva y entró sprintando en meta por delante de Nibali, que dos km. después también era incapaz de seguir el ritmo de los favoritos y perdía de nuevo tiempo, calcando el guión del Giro 2016.

Quintana lo hizo todo bien: atacó con distancia a meta, mantuvo el ritmo, pero…Dumoulin es mucho corredor, y más en subidas así. El propio holandés lo reconocía en meta: “esto no es una etapa de montaña”. No, no lo es, pero visto como la afrontardo y conquistado, se puede plantear hacer las clásicas como objetivo. Bueno, casi cualquier carrera del calendario.

DARzqFRWAAAXy45
Una sombra en el cogote

A 2 km. de meta, y justo cuando el líder estaba alcanzando a Quintana, apareció la peste de los tiffosi italianos, anunciados poco antes por bengalas y por una pintada en la carretera que ponía Polenta Violenta . Como en los tiempos pasados, se pusieron a correr al lado de los corredores. Qué digo: entre los corredores. No voló ningún manotazo, pero ojalá hubiese sido así. Tampoco se vio a ningún policía controlando a la multitud.

No se sabe si por este factor, o porque simplemente lo marca el manual ciclista, nada más alcanzar a Quintana, el holandés de rosa atacó. Se desembarazó de los apestosos aficionados travestidos, y dejó a Quintana con un palmo, adoptando la misma postura aero que Nibali en el Blockhaus. Luego consiguió enlazar, pero iba fundido entre Dumoulin, Zakarin y Landa, otro que iba enseñando una cara muy, muy lejanda de su famosa máscara de hielo en el Giro 2015.

En el último km. de la subida se sale del bosque y todo se abre, al mismo tiempo que se entra en un empedrado para aumentar el efecto escénico de llegar al Santuario de Oropa, Patrimonio de la Humanidad desde 2003. Un curveo a toda velocidad, y salta Zakarin. Quintana se queda sentado, mientras de nuevo Dumoulin calcula su distancia, se pone en paralelo con Zakarin, y se lanza hacia la meta con la eficacia del mejor finisheur del pelotón. Un chorreo mayúsculo, especialmente cuando se ven las diferencias.

En 200 metros le ha metido a Quintana, que entró prácticamente parado, 14″, esto es: más de la mitad de lo que obtuvo el colombiano en el Blockhaus. El resto de rivales, todavía peor: Pinot 35″, Nibali 43″, Mollema los referidos 1´44″. Dumoulin consigue ampliar su ventaja en la general en una etapa unipuerto, tras hacer una subida muy inteligente, y haber sabido rematar a sus rivales, que han entrado fundidísimos.

DAR4L2NW0AAJsYK
Sprint en cuesta, empedrado….exagerado

Otra cosa será en lo que espera a partir del martes -mañana etapa dominical con cierto peligro y final en Bérgamo-, con puertos encadenados de esos que se tardan entre 50´ y una hora en subir. Es a lo que se aferran los que no ven la evidencia de que el holandés está intratable. A eso, o a una caída como la de Kruijswijk, o a quedarse aislado. Ya ven que aislado ha estado en Oropa.

Según los que calculan los datos de potencia de manera inferencial, el líder de la carrera ha subido Oropa en 19´17″, 28″ mejor que Ugrumov lleno de EPO en 1993, 35″ mejor que Piepoli lleno de CERA en 2007 y 44″ peor que el drogadicto de Pantani en 1999. Son números muy impresionantes, incluso considerando el tremendo ritmo de Movistar, y que era etapa unipuerto y de apenas 130 km, al revés que las anteriores.

Si el Mortirolo estuviese en su lugar y vertiente natural, podría albergarse alguna esperanza, pero en la etapa del martes está como primer plato, y por una vertiente más suave -del 10´5% de media al 8´5%-. Dumoulin parece capaz de gestionar por sí solo, y con ayuda de un equipo que no es del todo malo, sus increíbles 2´47″ a Quintana, 3´25″ a Pinot, 3´40″ a Nibali y 4´24″ a Zakarin. Además, entre ellos empezará la lucha por asegurar el podio antes de la crono final, siempre tan incierta.

Hoy por hoy, Dumoulin parece capaz de doblar a Quintana en los 30 km. finales de Milán. Exactamente igual que hizo Indurain hace 25 años con Chiappucci.
***
En las dos anteriores etapas del Giro, sendas victorias para Gaviria. El colombiano ha contado con un lanzador como Richeze -capaz de colarse en el top-five tras acabar su trabajo, y en el mismo se incluye marrullerías- y un desparpajo fruto de la edad para colarse por los sitios más imposibles: en Tortona remonta a seis corredores para ganar de manera inapelable.

Con sus cuatro triunfos -ya hay muy pocas opciones al sprint- y su maglia ciclamino casi asegurada, realiza el mejor debut en una gran vuelta en cuanto a número de etapas desde Hinault en el Tour 1977.
***
Noticias sobre Leonardo Piepoli. Y no son sobre aquella demanda que decía Matxin que le había puesto. Aprovechando el Giro, aprovecha un publireportaje en la prensa para decir, con total naturalidad, quienes son sus clientes: Felline, Bettiol -que tan buenas clásicas hizo-, Dani Moreno, Amador y Formolo. Más alguno que se habrá dejado. Por supuesto, nunca hay que creer ni una palabra de este tramposo profesional, un corredor que daba pena encima de la bici y fuera de ella.

Como ejemplo de su credibilidad, dice que empezó a entrenar a la Rata de Parets del Vallés “porque se lo pidió tras unos meses alejado de todo”. La realidad es que ya entrenaban juntos cuando el Mierda de Alberobello dio el Gran Salto Adelante gracias a la CERA, de manera paralela al salto del propio corredor catalán, que hasta 2008 veía las grandes carreras de lejos y como secundario. Seguro que sus consejos han sido sobre dosificación, días y poner el despertador para beber agua de noche.

“Mis corredores no se podrían dopar jamás porque ven cómo me cambia la cara cuando hablo de lo que me pasó a mí”, ya por entonces un corredor de 34 años y de vuelta de todo. Identifica “cambiar de cara” con algo malo, cuando lo más seguro es que las pupilas le giren con el símbolo del dólar, como al Tío Gilito.
***
Muy artículo sobre la bendición que es el crowfunding para todas esas ideas relacionadas con el ciclismo que, de otra manera, jamás verían la luz.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
 

42 comentarios en “La mejor subida a Oropa

  1. Gran etapa y gran trabajo de Dumoulin contra todos, los datos comparativos no son del todo relevantes puesto que la etapa ha sido corta y unipuerto, Zakarin y Landa también han subido más rápido que todos salvo el monstruoso Jack Sparrow de la droga, el gran peligro para el neerlandés es no contar con gente para controlar la carrera.
    Al margen de esto lanzo dos preguntas:
    1. Se le puede pagar el sueldo a Van den Broeck por arrastrarse en la carrera? (Sí, está corriendo).
    2. Visto el gran rendimiento de De Plus, me parece que en el futuro lo veremos junto a Sam Oomen y Gaudu marcar terreno en la montaña, se os ocurre algún prodigio más de la Next Gen ciclista?

     
    • 1. Si se le puede pagar a Parches de Calor o La Mascota, ¿por qué no?
      2. A mí De Plus me gusta muchísimo, también está debutando en una grande.

       
  2. Muy buen post; respecto a los datos de potencia dijo Quintana tras la etapa que tuvieron algo de viento a favor, lo cual, junto al hecho de ser una etapa unipuerto, puede explicar los valores tan altos obtenidos.

    Hoy creo que el Movistar debió quedarse quieto, no haber malgastado las energías de Izaguirre y de Anacona y creo también a Quintana le faltó darle continuidad a ese primer arreón que hicieron al comenzar a subir, que fue en el momento que estuvo peor ubicado Dumoulin.

    Y una errata, lo de Gaviria es el mejor debut en número de victorias no desde Hinault en el 78 sino desde que De Wolf lo hizo en la Vuelta de 1979

     
  3. Creí que el artículo de hoy se iba llamar “Ganar así no es ganar, es dejarte en evidencia II”.

    No digo yo que Quintana y compañía vayan limpios, pero lo de hoy me ha parecido exagerado por parte de Dumoulin. Solo falta que aumente su diferencia en los etapones que vienen.

     
    • Veis fantasmas donde no los hay. Dumoulin ha demostrado muy buenas aptitudes desde siempre, lo de ahora es solo una confirmación. Tiene 26 años y los próximos 2-3 años serán la cumbre de su carrera. No es un pistard reconvertido, ni un don nadie que muta, ni uno que empieza a carburar a partir de los 30, es un campeón.

       
      • Cuando las medias de velocidad son marcianas en X o Y carrera, independiente de si hay viento a favor, en el blog y en los comentarios hay una tendencia a la unanimidad frente a la idea de que es una muestra del “ciclismo que cambia”. Ese criterio ha quedado desvirtuado porque Dumoulin es un “superclase” y gusta
        Y qué pensar de Oropa? Menos de un minuto más lento que un Pantani con sangre gelatinosa, reventando a corredores a priori más aptos que él para la subida. Se dirá que Dumoulin bajó de peso, ¿y dónde está la subsecuente pérdida de potencia en CRI? Porque igual machacó a todos los rivales de una manera brutal en ese terreno… En fin, para mi sigue teniendo más credibilidad que Froome, y menos que Pinot, Nibali o Quintana.
        Un saludo

         
  4. Vibrante etapa la vivida hoy. Una subida final muy dinámica con alternancia en la cabeza de carrera. Sorprendido por el desenlace final, que manera de rodar la de Dumoulin con ese autocontrol durante toda la subida, tiene la forma física y mental para conseguir el Giro, veremos como soporta los días de alta montaña. La entrevista a Quintana después de meta mostraba a un Nairo como apagado ,todavía digiriendo lo ocurrido consciente de haber dado todo y aún así perder tiempo. Es que el remate de Dumoulin ha sido increíble después de marcar toda la persecución de Quintana en Oropa con Landa, Zakarin etc a rueda. No se, a lo mejor soy yo pero hace tiempo que no disfrutaba así de una ascensión final tan vibrante.

     
  5. Pantani en Oropa tuvo un salto de cadena e iba drogado, si, pero también indurain y no oigo ni leo nada malo de el, menos hipocresía( Digo indurain por ser español y tener a Conconi de médico)

     
  6. los tiempos de Oropa son relativos, es una etapa muy diferente, pero aún así exhibición de Dumoulin, que además del tiempo conseguido, pone la pica para decir que aquí está… seguramente ahora ataquen con más miedo sabiendo lo bien que regula… Pero por otro lado, las etapas que vienen son muy diferentes, y por mucho que regules bien, te pueden cazar, aún teniendo equipo. Que eso sí que no lo entiendo. Tiene tres muy buenos corredores como Geschke, Ten Dam y Preidler para la montaña… yo no sé qué otro equipo aparte de Movistar tiene tres gregarios así… Efectivamente, si es todos contra Dumoulin, malo, pero él irá encontrando aliados porque en este ciclismo de mierda donde hay que defender séptimos puestos ocurren estas cosas. Eso y un equipo holandés en carrera pagado con dinero público (bueno, la lotería), y que con Kruijswijk sin opciones ya veremos qué decisiones toma…

    En fin, el Giro cada etapa va a más, tras el inicio tan decepcionante. Otro factor es ver cómo se desenvuelve Dumoulin en etapas donde se va mucho tiempo a +2000. Vale que ganó aquella etapa en el Tour, pero son situaciones diferentes… La doble subida al Stelvio y la etapa de Val Gardena creo que pueden ser sus retos más difíciles.

    Pero en fin, ojalá gane. Y en 2018 a ver si ponen un Tour con 90 km contrarreloj

     
  7. Dumoulin parecía que subía en moto. Siguiendo con los paralelismos Indurain nunca disputaba la etapa y así se llevaba bien con todos, no digo que no se deba hacer pero a ver si no se le vuelve en contra esa actitud avasalladora. Me eché un par de carcajadas cuando le pidieron relevos a Ilnur I el sputnik.

    Espero que en las etapas de montaña de verdad Indurain 2.0 muestre debilidades de lo contrario dejaré de creer en él como corredor. Parece Krwijswick 2016.

    Gaviria me parece un corredor fantastico, de los que aparecen cada mucho tiempo, pero parafraseando a Heras, ayer se ha pasado, fue demencial la facilidad para ganar con lo difícil que lo tenía. Raro el Giro de Greipel, yo creo que en condiciones normales tendría 2 o 3 etapas ganadas ya. Al margen de la irrupción de Gaviria, hacen puestos Styuven, Bennett, Riqueze después de lanzar, no me parecen de su nivel en llegada masiva.

     
  8. Excelente etapa y gran post Sergio.
    Hoy Quintana ha pecado de soberbio. Cuando estaba claro que no iba a hacer daño él ha seguido a tope, y tenía que haber guardado fuerzas para el final. Esta no era una etapa para grandes diferencias y tendría que haber dosificado.
    Doumolin es un “diésel” y estas subidas de desarrollo le vienen muy bien.

     
    • Quintana iría mirando el potenciometro y pensando que Dumoulin iba a petar. De hecho, mira el tiempo que perdieron otros favoritos…

       
    • si Quintana no ataca: putos frailes qué cagones, siempre igual. Si no ataca, malo también. Anteayer todo el mundo decía: en el Etna, Quintana perdió una oportunidad de quitarle tiempo a Dumoulin. Si hoy no hubiese atacado, habría perdido igual ante Dumoulin (quizás hubiera podido llegar a su rueda, eso sí) y todo el mundo habría criticado la actitud pasiva de Quintana.

      Bravo por él. Ojalá ataque todos los días así. Seguro que perdió fuerzas, pero Dumoulin también precisamente gracias a Quintana, y con lo que viene por delante, el cansancio acumulado favorece al colombiano. Yo no soy muy de Nairo, pero ayer hizo muy bien. A Dumoulin hay que atacarle todos los días para ganarle.

       
        • Totalmente de acuerdo, es absurdo criticar a Quintana y Movistar, por hacer lo que toca y lo que le pediamos. Ademas, que coincido que es la unica forma que tiene de poder ganar el Giro, porque sin un desfallecimiento en alguna etapa de Dumoulin, dada la diferencia. Y eso solo lo puede conseguir, haciendo la carreta dura y que haya el mayor desgaste posible.

           
  9. La subida fue frenética, en Movistar, De La Parte y Anacona subieron a un ritmo que hacia imposible el atacar. Incluso fundieron “los plomos” a Amador.
    Buen resumen de la etapa en este post, solo incidir en el equipo de Dumoulin.
    Quintana en un mano a mano, no le va a recuperar la ventaja ni en tres Giros, pero a la vista del rendimiento de su equipo, Dumo’ puede quedarse solo a muchos kilómetros de meta.
    Y entre tanto lobo, necesitará una cabeza muy fria que parece tener.
    Quintana parece que solo puede ganar y Dumoulin solo perder.

     
  10. Tengo la impresión de que Movistar lleva machacando al equipo muchos días, desde las etapas en el llano a la de ayer, en la que, como señalas, Gorka Izagirre y Rojas se llegaron a ir en solitario (gracias a la “jugada” de un FDJ y un Sunweb, que cortan al grupo). En cambio, al equipo de Dumoulin ni se le vio, quizá reservando fuerzas para momentos posteriores más importantes, en previsión de que Dumoulin se apañase solo.

    Dumoulin subió a lo Indurain, sin cebarse, pero remató de una manera que Indurain, siguiendo instrucciones de los frailes, jamás hubiese hecho. Ganó la etapa, cosa que me pareció magnífica.

     
  11. Qué bonito es ver perseguir a un líder.
    Me encantó como subía Domoulin, sin pedir un relevo, todos a su rueda atufados. Lo contrario de Quintana que vio que iba con Zakarin y lo primero que hizo fue pedirle un relevo.
    Llegar y atacar es demostrar quién es el capo de la carrera.

     
  12. Yo en la comparación Indurain Dumolin, diría que Dumolin podría ser una versión mas refinada. Sobre el papel Dumolin debería de ser mejor escalador pero menos potente en la crono, en forma según los datos les separa unos 7 kilos y eso es una barbaridad… De hecho visualizando vídeos de indurain su manera de escalar parece antinatural, una autentica bestia, un navarro con todas las de la ley…

    En cuanto a la etapa de hoy, me ha gustado ver por fin a Mikel Landa metido en la pomada, por lo demás nada mas que añadir a todo lo que se ha dicho, he terminado la etapa temblando, me emociono demasiado, lo que queda de giro tiene muy buena pinta…

    Por ultimo agradecer a Sergio y al resto haber creado este oasis donde poder disfrutar de artículos y comentarios postetapa de calidad, os sigo desde la sombra, estuve muchos años desencantado con el ciclismo, en el paso de la adolescencia a la edad adulta me coincidió con el caso festina, operación puerto, amstrong, etc… y pase de ver a los ciclista como héroes a verlos como tramposos, avariciosos, drogadictos, falsos, egoístas, etc. Con los años he visto que no es mas que un reflejo de la sociedad o parte inherente del ser humano, así que me tapo la nariz e intento disfrutar y la verdad que con etapas como hoy disfruto mucho.

    Un saludo a todos.

    P.d: Personamelnte me gustaría que ganase Dumolin, me cae bien, tiene carisma. Quintana me parece un cyborg, no me trasmite nada.

     
  13. Espectacular Dumolain. Qué subida hizo. Pensé que se volvía loco al tirar él todo el rato, pero lo que consiguió fue reventarlos a todos.

    La semana que viene lo pasará mal, seguro, pero creo que ganará el Giro.

     
  14. Muy buen post y preciosa subida,de un puerto que a mí no me emociona, pero que desde luego deja posó con imágenes y momentos muy recordados. Me podía esperar que Dumoulin aguantara a Nairo, pero su victoria para mi es una sorpresa. Su recta final es portentosa, llena de fuerza y con una explosión de rabia a, llegar que soy Quintana y me dejaría muy tocado.

    Dicho lo cual, pienso que psicológicamente el movimiento ha sido bueno para Dumoulin, pero físicamente cuidado. Estos cuerpos de contrarrelijista de 1,90m hay que cuidarlos más. Y esos sprints gratuitos creo que los terminan pagando. No me quito de la cabeza su rush final en Cumbres del Sol, ni su sprint en el empedrado final en Avila. Esas reservas las puede echar de menos subiendo el Stelvio, en etapas de 6-7 horas sobre la bici con tres puertacos y no como en esta de tres horas unipuerto. Y su equipo deberia dejar que se formen escapadas que se lleven las etapas de montaña y sus bonificaciones en meta, y dejarle la tostada a Movistar.

    Fromme disfrutando en el Teide, viendo cómo su máximo rival en el Tour va a tener que darlo todo en el Giro.

     
  15. Hacia tiempo que no me emocionaba tanto viendo una etapa, que bonito fue ver como iba petando gente a rueda de Dumoulin, simplemente a ritmo. Yo creo que fue un palo moral importante para Quintana. En Movistar pensaban que Quintana iba a ganar el Giro con una pata y están viendo que es posible que no lo gane y que, además, va a llegar cascado al Tour. Porque en la etapa de Bormio o en Ortisei van a tener que atacar de lejos y jugárserla, ya lo valen las cuentas de “meto medio minuto aquí, un minuto allá, si me hace falta ataco en Piacanvallo desde abajo y gano el Giro”

    Y hoy tenemos otra oportunidad propicia para Dumoulin, yo le veo atacando en el repecho adoquinado de Bergamo y picando otros segundos a Quintana, como hizo con Aru en la atapa de Avila de la Vuelta´15.

    La verdad es que el inicio del Giro fue decepcionante pero claramente está yendo a más y nos espera una semana espectacular.

     
  16. El golpe de mano que dio ayer el bueno de Tom me recordó definitivamente a Indurain, como si de Hautacam 1996 se tratara, dejando de rueda uno tras otro a sus rivales en persecución de Quintana.

    En principio pensé que podría emular un poco más al navarro, y evitar detalles como machacar en meta a Zakarin, meter un hachazo a Quintana en su cara o su forma de deshacerse de Mollema en el Blockhaus, aunque evidentemente Baukke no hacía más que chupar rueda. Pero luego comparas y te das cuenta de que pese a ser buenos corredores, no infunden el mismo miedo/respeto que pudieran dar los Pantani o Chiappucci en su momento, capaces de jugarse el puesto en un intento kamikaze lejos de meta. Estos lo hacían a sabiendas de que lo normal era terminar sucumbiendo al Navarro. Con Dumoulin ya quedó de manifiesto en la Vuelta que se le puede tocar y hundir desde lejos, pero no se yo si aquí van a empezar a pensar en el puestómetro. Esperemos que no.

    Por cierto aun a sabiendas de que aquí no gustan mucho los símiles con el Pirata, en caso de que finalmente la victoria se la lleve el holandés o el colombiano, quizá estemos ante la posible reedición de Induráin 92/93 o Pantani 98, dado el extraño rendimiento de Froome y la cierta decadencia de Alberto.

     
  17. No es solo un Nairo vs Dumoulin. Queda mucho y sobre todo quedan muchos. Mientras Nibali y Pinot sigan siendo candidatos el Sunweb va a tener muchos problemas para controlar las etapas, y ojo que ayer reapareció el gran Ilnur.

     
    • Yo esperaría que Vangarderen hiciera buenos los pronósticos y nos regalara uno de sus números tras el día de descanso.

       
  18. Dumoulin está imperial. Los demás tienen que intentarlo todos los días, aunque como en Oropa el corredor al que mejor le iba era Dumoulin. Pero hay que intentarlo, provocar desgaste, si un día le quitas 30 segundos, le creas dudas, tú te creces y al día siguiente lo mismo.

    Estamos en un punto en el que a Dumoulin solo se le escapa el Giro si revienta. Pero no va a reventar a solo, le tendrán que apretar, con estrategias, con valentía y con mucha fuerza.

    No descartaría nada.

     
  19. ni bien termino la etapa y salieron los comentarios del Indurain holandés, yo decia que me hacia acordar a Rijs mas que a Miguel. Gracias por los datos comparativos de las subidas.

     

Deja tu comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Current day month ye@r *