Felline gana un año y medio después (y lo que vendrá)

Spring Cleanout Ending wk13 - 728x90

La brusca desaparición del Tour de Qatar ha hecho que este semana no hubiese ninguna prueba ciclista antes del sábado y domingo, donde Valverde ha conseguido ganar la Vuelta a Murcia por quinta vez y Cort Nielsen la Clásica de Almería, en lo que es su cuarta victoria en España (dos etapas de la Vuelta y una en Valencia con anterioridad). El murciano hizo un entrenamiento con dorsal en uno de sus grandes objetivos de la temporada -por eso subió al podio a toda su prole-, con un ataque a 70 km. de meta en el Collado Bermejo, la primera vez en sus 14 temporadas de profesional que ataca tan de lejos en solitario y le sale bien.

El eterno debate sobre qué tipo de corredor es Valverde y lo que podía haber sido solo se cerrará definitivamente cuando pierda tono competitivo, algo que parece todavía lejos y, dado ese amor a la bici que todos afirman que posee, a lo mejor muta de nuevo en su vejez -ya lo hizo de sprinter a escalador y de escalador a contrarrelojista- a ese tipo de corredor de escapadas, ataques en solitario o, sorpresa, sorpresa, inteligencia táctica.

Hasta entonces, todavía puede sumar a su palmarés grandes triunfos, desde luego no esta Vuelta a Murcia, pero sí en lo que queda de un calendario donde sigue siendo favorito en todas las pruebas de un día en las que va a salir -lejos ya las tonterías de ese debut en Flandes que nunca se producirá, y tanto que gana Erviti- y gran parte de las de etapas, salvo esa que siempre ha obsesionado a sus directores y condicionado su carrera deportiva. Que Valverde tenga cinco Vueltas a Murcia y ningún Mundial o Lombardía no es por mala suerte, es por otras muchas cosas.

Por eso tiene más interés -al margen de donde vaya a llegar Cort Nielsen, o si sus resultados serán extrapolables a otro equipo que no sea el viscoso Orica, que ya ha encontrado sustituto para Matthews- lo realizado por Fabio Felline en el Laigueglia de este domingo. El talento italiano ha conseguido ganar su primera carrera en año y medio, desde que en septiembre de 2015 ganase el prestigioso GP Fourmies en Francia.

C4exI-rWcAEVyrt
Ronald Kiefel ganando en 1985, cuando EE.UU era exótico

El Laigueglia es una carrera venida a menos, desde que en los años noventa se presentase como una especie de mini-Sanremo -se disputa por parte del recorrido ligur del Monumento por excelencia-. En un palmarés donde brillaban los nombres de Armstrong -ganador en 1993, en su primera victoria en Europa-, Sörensen, Museeuw, Vandenbroucke o Bartoli, seguidos en la década pasada por Di Luca, Pozzato o Ballan, en los últimos años la carrera ha entrado en una franca decadencia a partir del doble triunfo de Ginanni -un talentino que iba para estrella y se retiró antes de los 30 años-, Pietropolli -otro que baila-, Cimolai o Andrea Fedi, por no hablar de la inenarrable edición con Serpa batiendo a Sinkewitz antes de que la UCI le fabricase el positivo de la retirada.

En verdad, Felline podría ser un digno sucesor de todos esos ciclistas del montón que jalonan el palmarés reciente del Laigueglia. Empezando por su trayectoria pasando en el Geox de Matxín -ese equipo de un solo año que juntó a Menchov, Sastre y Cobo, capaz de derrotar al Sky-, sus dos años en el Androni y su ya relativa estabilidad desde hace tres años en el Trek, donde han tenido mucha paciencia con un corredor talentoso, pero con una relativa mala suerte que lo ha condicionado.

El episodio más comentado es de la temporada pasada, cuando al ir al ajustar algo en la rueda delantera, en plena salida neutralizada de la Amstel Gold Race, dio una vuelta de campana y se rompió literalmente la cara, perdiéndose todas las Ardenas. Eso hizo que llegase a la Vuelta muy descansado, y así hizo la carrera que hizo: ganó la regularidad -que no cuenta como victoria computable, de ahí el titular- sumando más puntos en etapas de montaña que en los sprints, con actuaciones sencillamente increíbles tanto en Lagos como en Aitana.

Es un corredor muy extraño, algo así como el típico passista-scalatore italiano, pero que al mismo tiempo tiene un sprint capaz de ganar en grupos de 50 unidades -como en la etapa de Vitoria en la Itzulia 2015- como ganar cronos, tal es el caso del Criterium Internacional de ese mismo año, además de acabar 8º en la crono de 40 km. del Giro que ganó Contador por regalo de Astana. Un Giro donde no se metió en sprints y acabó 32º de la general, una posición extrañisima que refleja un me dejo ir, pero no me dejo ir del todo. La posición que suele ocupar Gilbert cuando acaba una grande, por ejemplo.

¿Gilbert? Evidentemente, con 27 años no puede llegar a alcanzar al campeón valón. Es solo un referente del tipo de corredor. El italiano sube mucho más, al menos en puertos prolongados, y también parece que tiene más punta de velocidad, pero le falta algo esencial para ganar: la capacidad de cambio de ritmo. Como la Vuelta está reciente, es fácil recordar como en sus subidas siempre iba de menos a más, remontando posiciones y apareciendo virtualmente de la nada.

Sin eso, en las Ardenas no te comes ni siquiera un top-ten. Quizás ahí esté la clave del triunfo de Felline en Laigueglia 2017, en su primera carrera del año y recién bajado del Teide, donde ha estado bajo los cuidados mecánicos de alguien como Faustino Muñoz, y bajo los cuidados médicos de a saber quien. Felline ha ganado en solitario tras un ataque en la tercera subida al Micheri (2 km al 8%), una de las infinitas cotas ligures.

C4ebf2QW8AAhP9V
Felline, a lo gran campeón

El vídeo de la carrera es un espectáculo: Felline se va en solitario, se acopla en la bici -tiene una planta excelente, de rodador que sube- y no mira en ningún momento atrás. Acaba llegando a meta con 25″ de ventaja sobre Romain Hardy, que pensaba que había ganado la carrera, algo que sucede frecuentemente cuando se corre en Italia. Y había buenos rivales, de los que ya habían ganado carreras este año, como Vichot o Ulissi.

Felline ha estado entrenando con Contador y parece que también ha aprendido algo de táctica. Si no eres el más rápido, si no eres el primero en responder, pero sin embargo eres un rodador y subes mejor que los corredores de tu categoría, intentalo de lejos. Es altamente improbable que el vegetariano sobrevenido le haya dicho eso, pero recuerden que ha desembarcado en el Trek, aparte de con parches de calor, con De Jongh, que dicen que es bastante bueno en lo suyo, además de haber estado en la fábrica de dopados del Rabobank.

No lo se. Entre el 25´35″ y el 30″ se ve subir a un corredor con una morfología realmente extraña a una velocidad notable. Lo demás, es un espectáculo de rodador que no cuesta imaginarse en otros escenarios más prestigiosos, donde lucirá ya el maillot del Trek y no el de la selección italiana, porque su equipo no había desplazado a nadie más a la carrera. A partir del miércoles estará en la Vuelta a Andalucía, con el resto de sus compañeros que han apurado hasta el final los días en el Teide. Y no, tampoco es uno de esos escenarios prestigiosos en los que estoy pensando.
***
Beauvin, que tiene 90 años, se acuerda de Walkowiak.
***
Hacía mucho tiempo que no salía por aquí el impresentable Juan Carlos Carabias, que perpetra en ABC sobre motor y, cada vez más raramente, sobre ciclismo. Tanto que gana este último deporte, que es el nuestro. Noten como empieza su artículo: “El pasado 4 de diciembre millones de pacientes y enfermos del mundo saludaron con alborozo la comparecencia de un grupo de investigadores de la Universidad de Washington en Saint Louis (Missouri)” Claro, como si fuese el concierto de una rock-star retransmitido en streaming a todo el mundo.

Después, sigue con comparaciones típicas de la ciencia divulgativa -que solo es banalizadora- como “sangre en polvo como si fuera pimentón”, y tantos otros ejemplos de un trabajo mal hecho: el suyo como periodista, que incluso remata en el último párrafo con un “las fuentes consultadas por ABC”, que deben ser de las que brota agua. Fuentes no identificadas, como si estuviese hablando de algo comprometedor, cuando es simple y estúpida especulación. Especulación sobre uno de los cientos de revelaciones científicas que se producen cada día -es una industria, se lo aseguro- y que, leyendo en detalle, no suponen absolutamente nada. Como Carabias, un personaje de sí mismo. Quería hacer una noticia de dopaje, y solo hace mal periodismo, como siempre. Nadie se ha hecho ni más mínimo eco de su chifadura, como recomiendan que hay que hacer con la gente con sus síntomas.
***
Libro de ruta de la Vuelta a Andalucía 2017, que comienza esta semana.
***
Los CAR -Centros de Alto Rendimiento- deportivos españoles registraron 2900 pernoctaciones de deportistas y técnicos extranjeros durante 2016. Ya saben, lo del clima, el sol y el flamenco. Después está el Parador de El Teide, que no es un CAR pero como si lo fuese. Y la permisiva legislación antidopaje. Y el laboratorio AMA de Madrid, un coladero.
***
Bonito artículo sobre la historia de Ciclos Otero.
***
La etiope Dibaba rebaja en Sabadell el récord del mundo de 2000 metros indoor. No sería una noticia especial -ya tenía seis records del mundo, cinco de ellos indoor- si no fuese porque este último ha sido por nada menos que 7″, una brutalidad en una prueba que se corre en 5´30″. Además, el anterior record databa de 1998, en plena #EPOGoldenAge y a cargo de la irrepetible Gabriella Szabo, la rumana de origen húngaro que arrasaba en su época.
***
Muere Luis Pedro Santamarina, uno de los integrantes de la auténtica Edad de Oro del ciclismo español.
***
Noten los tiempos verbales de esta noticia sobre milagrerismo en torno a un carril-bici inútil y que nadie demanda: es simplemente la oportunidad de dar “faena” a la zona.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
 

28 comentarios en “Felline gana un año y medio después (y lo que vendrá)

  1. Felline consiguió la, creo recordar, única victoria de Fotoon-Servetto allí por 2010. La verdad es que Matxin tiene buen ojo y mucho trabajo de seguimiento de la base

     
  2. Me lo imagino de pequeño: “cuando sea mayor ganaré la Vuelta a Murcia. Cinco veces. Luego me retiraré y a vivir de entrevistas.

     
  3. Es extraño que Felline no gane más a menudo. Lo lógico es pensar quee es mejor ser un corredor completo que puedes ganar en escenarios muy diferentes, pero igual a Felline le hubiera ido mejor si fuera más sprinter. Aún así creo que podría hacer cosas muy interesantes en carreras como Itzulia, Paris-Niza, Volta…

    Espero que el Trek no se vuelva loco ahora que tiene a Contador. Tienen gente como Degenkolb, Mollema, Nizzolo, Felline, Pantano, Stuyven, Theuns… tras unos años de Cancellaradependencia en el Trek alguno se desatará.

     
  4. Dos cosas anecdóticas me llaman la atención sobre la victoria de Felline:

    1) Baja agarrado a la parte de arriba buena parte del puerto. No muy habitual en profesionales.

    2) ¿Iba sin ciclocomputador? Yo no consigo verlo por ningún lado.

    Por otra parte, muy extraño el recorrido de La Vuelta a Andalucía ¿no?. Comienza con dos etapas montañosas, después CRI muy corta y después en fin de semana dos etapas para sprinters. Contado con TV en directo, ¿no es más lógico dejar las etapas que deciden la general para el fin de semana?.

     
    • Viendo el video por encima, no le veo muy suelto bajando, tiene que corregir varias curvas, si bien el descenso parece traicionero. Pero no hila fino, al menos es mi impresión.

      Respecto al ciclocomputador, el que claramente no lo llevaba era Tony Martin en la etapa que ganó la semana pasada en la Volta, con la galopada que se dio. Cosas de pros.

      Sergio, nos has vuelto a dejar sin twitter :P

       
  5. Parece que Felline lleva DRS en varios momentos. Cuando descuelga a su perseguidor en la curva, en la repetición se aprecia que se le va la rueda trasera demasiado hacia el lado un par de veces. Sin tracción añadida, debería haberse caído al suelo y ni se lleva el susto. Además que es asombroso lo poco que se retuerce ese cuerpo con esas piernas cortas en los cambios de ritmo, plato, rasantes…

     
      • del minuto 26.33 al 26.40, ahi en esos 7 segundos de repetición del demarraje, la bicicleta da la misma sensación de tracción antinatural que los videos de las clásicas de primavera de Cancellara. y luego insisto… hay momentos que sube sentado a ritmo y ni mueve los hombros, cosa bastante dificil para un cuerpo con unas piernas tan cortas.

         
  6. Curioso la cantidad de títulos que se han ganado y se ganan con bicicletas españolas. Probablemente en ese campo seamos líderes mundiales.

     
  7. Ha muerto Serge Baguet a los 47 años. No puedo poner enlace porque estoy desde el móvil. Yo lo recuerdo en el Lotto, aunque no recuerdo haberlo visto ganar mucho.
    DEP.

     
  8. Diréis que veo fantasmas, pero hay momentos en los que la forma de rodar y moverse en la bici que tiene Felline me recuerda notablemente a Cancellara. Es solo mi impresión o se le parece?

     
  9. Hey Sergio! no tengo cuenta de twitter pero soy asiduo a la tuya porque sueles enlazar cositas interesantes. Y hoy por lo visto has debido proteger tu cuenta, supongo, para que solo la lean tu followers. ¿Es definitivo, temporal o (supongo que no) un error? Un saludo!

     
      • Ummmm Battiato, a mí me pone la piel de gallina y me emociona ver Hijos de los hombres, ver la escena de Michael Caine con los malos malosos y escuchar de fondo la versión de Franco del Ruby Tuesday

         
  10. A mi Felline me sorprendió muchísimo en la Vuelta a España, me encantaron sus maneras y su forma en encarar la carrera. A ver si esta victoria le da confianza. Ahora solo espero que nos deleite con un ataque sin mirar atrás en el Poggio.

     
  11. Qué te pareció lo de Contador ayer en la crono de Andalucía? saltándose al cronometrador y saliendo un par de segundos antes de cuando le correspondía, lo curioso del caso es que era para, directamente, expulsarlo de carrera y nadie ha dicho ni mú

     

Deja tu comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Current day month ye@r *