#Gallegocracia deportiva española

rajoymarca
Siempre fiel

No me gustan mucho los temas de la administración del deporte, porque tienden a perpetuarse y basta con conocer su estructura para saber que no cambiarán. En batallas de ese tipo consumió gran parte de sus energías Jose María García (contra Pablo Porta, por ejemplo) y también el labriego de Brunete, contra Clemente y contra Villar, desistiendo con este último cuando, tras años perdidos, se dio cuenta que era aún más terco que él.

Son sólo dos ejemplos. Sin embargo, no hay que dejar de señalar la concatenación de gallegos al frente del poder deportivo en España, al menos de manera oficial. Si bien fue Zapatero el que puso el deporte bajo control directo de Presidencia -dentro de su plan para unir España al son del ra-ra-ra de los éxitos deportivos artificialmente inducidos-, es Rajoy el que no ha movido un ápice de esa estructura ministerial, y el que se pasea con orgullo con el Marca, periódico que dice devorar todos los días, junto a Teledeporte. Todo, por supuesto, perfectamente compatible con sus menesteres como Presidente del Gobierno.

Rajoy es gallego, y se rodea de gallegos para los puestos de mayor responsabilidad o confianza. Así, ha tenido de director de la Guardia Civil -la que te monta informes o operaciones o escuchas o lo que sea- a un ferrolano con un pasado de squadrista de ultraderecha, y ahora ha nombrado nada menos que Presidenta del Congreso a una zamorana galleguizada como Ana Pastor.

El deporte ocupa una parte central en el córtex cerebral de Rajoy. Insisto en que lee a diario el Marca, y en las veces en que ha asistido como comentarista a programas deportivos -etapas de la Vuelta, programas deportivos radiofónicos- ha demostrado un conocimiento muy cercano de nombres, situaciones y vivencias de este subapartado de sus responsabilidades, tan ingnomiosamente sobrerepresentado en nuestra sociedad actual, en una estrategia perfectamente diseñada y auspiciada desde el poder.

En ese sentido, Rajoy acaba de nombrar presidente del Consejo Superior de Deportes a Jose Ramón Lete, un gallego que jugó al baloncesto profesional, y que desde 1990 enlaza puestos públicos, incluyendo ser desde 2010 el responsable de deportes de la Xunta de Galicia. Con anterioridad estuvo como subdirector general de promoción deportiva de la consejería de Cultura y Deportes de la Comunidad de Madrid, dirigida por Santiago Fisas, entre 2005 y 2007.

Eran los tiempos en que Madrid era una fiesta: para Eufemiano Fuentes, para Gürtel, para todo aquel dispuesto a no quitarse la cera de los oídos ante los cantos de sirena de la “buena gestión” del PP en la región y en la ciudad homónima, la que dejaron con 7000 millones de deuda “viva”, más la otra muerta, incuantificable. De esa época le queda a Jose Ramón Lete dos contratos directos con la Gürtel -la trama de conseguidores que financiaba ilegalmente al PP, por hacer un resumen escueto- donde, casualidad, casualidad, el número dos era el también gallego Pablo Crespo.

Por supuesto, no tiene nada que ver. Le ponían los contratos delante, y solo firmaba. Es lo que tiene una trama de “conseguidores”: te facilitan la vida ante los engorros de organizar actos. Por supuesto, es implanteable preguntarse para que servían esos actos, concretamente uno de los investigados era “un homenaje al montañero César Pérez de Tudela” por el importe de 11.813 euros, seguramente a repartir entre el poster, la iluminación y el “vino español” para la parte final. Sencillamente, la trama creaba la necesidad -como de las primeras piedras en inaguraciones-, y después sabían que iban a firmar, porque un porcentaje iba al partido.

rajoylaroja
Un resumen de todo

Así es el nuevo presidente del CSD, que también liquidó al Xacobeo al poco de ocupar su anterior puesto en la Xunta de Galicia. Como responsable de la Fundación “ciclismo gallego” que instrumentalmente llevaba un equipo auspiciado desde los poderes regionales -patrocinador, logo: todo era como una parodia- le tocó declarar en el poco estudiado juicio que mantuvo el médico del equipo -hasta 2009- Juan Manuel Rodríguez Bastida contra el equipo, por su despido en plena Vuelta 2009 por “negarse a dopar a los corredores”. Fue sustituido por el colombiano Beltrán, de probada eficacia en lo que quería Álvaro Pino y sus responsables políticos.

Lete, llamado a declarar, no fue porque “no pintaba nada ahí”, a pesar de ser el máximo responsable institucional del equipo, un pozo de drogados, de burros convertidos en caballos de carreras, al más puro estilo regional. Cosas del país. La historia oficial que intentan vender es que no tenía nada que ver con el Xacobeo, cuando bien que sacaba pecho con el segundo puesto del monstruito Mosquera en la Vuelta 2010, poco antes de cargarse el equipo cuando transcendió lo de Beltrán.

Rodríguez Bastida -no confundir con el también gallego del mismo nombre al frente de la Agencia Antidopaje, otra pieza más de la gallegocracia deportiva española- tiene una cuenta de twitter no muy activa, pero donde ha saludado el ascenso de Jose Ramón Lete:

 

 

Lo conoce bien. Es fácil con esa trayectoria. Se podría decir que Rajoy, gran conocedor del deporte y cual es su combustible en España, ha colocado como presidente del Consejo Superior de Deportes a un paisano de su confianza para que haga…bueno, que vuelvan los éxitos del deporte español, un poco decaídos últimamente. Nada mejor para eso que un gallego que se encoge de hombros, que dice no saber nada, y que por detrás deja que todo siga igual, que el tiempo pase sin hacer nada, en la más pura tradición de su estirpe.

Toda esta implicación directa de Jose Ramón Lete con el dopaje se puede leer en el blog del médico Rodríguez Bastida (uno, dos y tres), con tanto de documentos originales. Aprovechen ahora, antes de que lo cierren dado el irrefrenable ascenso de Lete. También está la sentencia del juicio contra el Xacobeo.

De Lete, muñidor del dopaje con fines de propaganda política (eso era el Xacobeo, aunque lo hubiesen sacado adelante los del bipartito efímero gallego), depende ahora orgánicamente la AEPSAD, donde también está el gallego Bastida,en el cargo sin preparación alguna, simplemente con los galones de haber sido el jefe del operativo que realizó la Operación Puerto. Está en el cargo por lo que calla. Y porque la lucha contra el dopaje en este país es de chiste.

Para rematar la #gallegocracia deportiva española, que traerá funestas consecuencias, desde 2005 lleva al frente del COE el judoka orensano Alejandro Blanco, un personaje gris y adocenado como pocos. Compongan así ustedes su particular cosmogonía del poder deportivo-político en España, y verán que el término adecuado es #gallegocracia, donde en lo alto de la cúpula está Mariano Rajoy, el lector del Marca.
***
El Giro del Trentino sigue creciendo -consecuencia de su magnífica ubicación en el calendario, y de tener tele- y el próximo año contará con cinco etapas, algunas de ellas tanto en el Tirol italiano como en el Tirol austriaco. Dicen que hasta va a cambiar de nombre…
***
Bonito artículo sobre Gonzalo Aja y la única vez que se subió el Mont du Chat en el Tour de Francia.
***
Aitor González, uno de los mejores ciclistas españoles por su palmarés, sigue ampliando su historial delictivio, el que empezó en el Kelme: esta vez por robar en una tienda de móviles.
***
Maravilloso artículo sobre la mamandurria andaluza y el timo de la bicicleta. Ya el titular (“Mujeres sin cadenas”) pone sobre la pista de otro de los temas-fuerza de ese tipo de gente: una tía que ha sacado un libro “para dar a conocer las diferencias que hay en el uso de la bici entre hombres y mujeres”. El heteropatriarcado.

“Es un libro práctico, pero también con muchos testimonios e historias personales de fondo”. Sin duda: yo me he hecho una imagen muy nítica del caracter vividor de los andaluces (y andaluzas), refrendando por testimonios como “gente que empezaba a venir de parte de otras a echar el rato y con paciencia acompañarlas en su aprendizaje y ayudar en lo posible, sobre todo a combatir los miedos de siempre “de todo el mundo puede, pero no yo”, “me voy a caer”, “esto no es para mí”. Después de esta experiencia me di cuenta en que había mucha más gente de la creía, así que empecé a ofertar cursos de “autonomía y aprendizaje de la bicicleta”. Llevo cuatro años sin parar con el tema porque la verdad es que me ha cautivado. Me puede la valentía de la gente que viene con su historia, lo intenta, pedalea por primera vez y comienza a usar la bici a los 40, los 50 o incluso los 60 años”.

Parece que esté hablando de refugiados, o de analfabetos, pero está hablando de sus paisanos. Inenarrable lo de “gente que venía a echar el rato”. Como no puede faltar en la ecuación andaluza, la patita del dinero público asoma muy visible con el discursito integrador, presentado con una desfachatez a prueba de bombas: “estamos dando clase de montar en bici a las personas de los barrios, a gente que lo necesita, estamos trabajando con otras ONGs, y realizando una investigación para obtener resultados de interés, como por ejemplo, saber cuántas mujeres que aprenden a montar en bici en su edad adulta cambian su movilidad y el impacto positivo que esto tiene en su vida”. Sociología de casa okupa.
***
La misma ciudad que plantea, de vez en cuando, hacer un túnel ferroviario subterráneo para comunicar la estación de ancho ibérico con la de ancho métrico -la primera en Oriente, la segunda en Occidente, en medio la ciudad- es incapaz de hacer un carril-bici en condiciones para que los ciclistas no tengan que callejear por Gros para llegar al centro.
***
Langreo, una ciudad de menos de 40.000 habitantes -70.000 si se cuenta todo el valle- y que ahora mismo está inmersa en un costosísimo plan de soterrar el tren, rasca dinero para un carril-bici de 800.000 euros. Para el plan, simplemente otra forma más de gastar dinero de los fondos mineros, “tienen a un técnico municipal dedicado de manera exclusiva”.
***
Fantástico artículo sobre el puto balompié y el efecto que ejerce sobre la juventud. Los famosos “valores del deporte”. Escribe un profesor de instituto, o sea que sabe de lo que habla.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
 

28 comentarios en “#Gallegocracia deportiva española

  1. Pregunta sobre uno de los offtopics. 800.000 eurazos para un carril bici… ¿El carril va desde Langreo a Oslo? ¿O es que van a regalar una bici a cada usuario del mismo?

     
    • ¿Cuánto crees que cuesta una carretera? ¿Una línea de tren? ¿Asfaltar una calle? La infraestructura tiene un coste. Otra cosa es que pinten una mierda de franja roja en la acera y cobren eso, pero en principio no me parece una cantidad desorbitada si van a hacer un mínimo de obra.

       
  2. Es mortal lo de Aitor González. Su artículo en Wikipedia parece una ficha policial:

    A primeros de 2008 fue detenido por agredir a dos empleados de una inmobiliaria.
    Con anterioridad, en 2007, fue detenido también por conducir bajo los efectos del alcohol y la cocaína.
    Nuevamente el 14 de agosto de 2011, vuelve a resultar detenido en el marco de una operación coordinada por la policía nacional de León, por presunto delito de estafa inmobiliaria.
    El 25 de Octubre de 2016 fue detenido por intentar robar en una tienda de telefonía móvil en Alicante.

     
  3. Lo más gracioso de todo el primer suelto es que la del libro es ¡madrileña!, no andaluza. Aquí en Sevilla hay muchos españoles que no tienen origen andaluz.
    Saludos.

     
  4. Por cierto, el judoka orensano está al frente del comité olímpico español, no del comité olímpico internacional. Aunque bueno, quizás lo ambicione…
    Saludos.

     
  5. Como iba a ser la política deportiva una rama diferenciada y diferente del resto de la política. Pues eso, la misma mierda que en todos los ámbitos, la casta que se reparte el pastel mientras el resto reman mientras les interesa.
    Ojo que no simpatizo con Podemos pero da tanto asco la política…
    Sergio te agradezco que pongas el foco en el personaje que regirá el deporte en este país.

     
  6. Totalmente de acuerdo con lo que dice el profesor del último suelto. Como profesor, estoy cansado de ver en chicos de 13 a 17 las pataletas estúpidas y las protestas con mucho aparato gestual copiadas de los monos del balompié patrio. Los periodistas tienen gran parte de culpa, al alabar las groserías de entrenadores y futbolistas, sus vergonzosas pantomimas cuando fingen una falta, o los cánticos de bastantes descerebrados de las gradas. Tal y como es hoy, el fútbol es un deporte cancerígeno.

     
      • Está muy bien escrito, sí. Me ha hecho gracia eso de “se peinan como presidiarios de larga duración”. Pero no comparto el mensaje.

        “Los valores del deporte”, dicen. ¿Qué valores? Y sobre todo, ¿por qué? Si yo quiero ser futbolista, ¿dónde/qué/quién pone que yo tenga que ser un ejemplo y un transmisor de valores positivos para nadie? Si un niño de 12 años insulta al árbitro o a su profesora sólo porque Messi lo hace, el problema no lo tiene Messi, lo tienen los padres de ese niño. Es su labor hacer ver a su hijo que el espejo en el que mirarse han de ser ellos, los profesores, los adultos de la familia, gente de confianza del entorno, etc., y no un imbécil con pintas de presidiario de larga duración y un lenguaje propio de un robot de google.

        Me parece un caso más del clásico “la culpa la tienen otros”. Mi hijo es gilipollas, luego la culpa la tiene el profesor/messi/pokemon. Y yo creo que no: si mi hijo es gilipollas, la culpa es mía.

         
        • Yo tampoco he entendido nunca el por qué el deporte tiene que transmitir valores, ni por qué Nadal y Gasol tienen que ser una mezcla de Papá Noel y Madre Teresa jugando al tenis o baloncesto.

           
          • De acuerdo, los deportistas no tienen por qué ser la bondad, educación y generosidad personificada. Pero bueno, tampoco deben ser un ejemplo de todo lo contrario.

            Y por otro lado, el periodismo deportivo. Es tóxico. Antes en los informativos se hablaba de todo. Luego pasó a ser sólo fútbol. Luego pasó a ser sólo Barça y Madrid. Hoy en día es Cristiano y Messi, sus peinados, tatuajes,si cagan blando y el puto balón de oro que no le importa a nadie.

             
          • Si el deporte no aporta nada a la sociedad, para qué lo subencionamos con tanto dinero público? algo de ejemplaridad sí que se pes puede exigir a los deportistas.

             
            • Lo que quiero decir es que a mí, que he hecho deporte hasta cierto nivel y conozco algo del ambiente, se me ocurren otros ámbitos de la vida para buscar personajes y actitudes como ejemplos de vida a cualquiera de mis cinco hijos en sus distintas edades y circunstancias, o a cualquiera de mis alumnos de ESO y bachillerato antes que una insulsa y prefabricada (y falsa) imagen de deportista modelo.
              El deporte es divertido (a mí me lo parece, y mucho), y cumple su función de espectáculo. Sólo eso.
              ¿De verdad hay alguien que conozca un poco del tema que querría a un hijo suyo dedicarse como primera opción (o peor, como única opción) al deporte profesional? Ahí lo dejo.

               
      • El texto esta bien hasta que se refiere al “joven periodista deportivo que simplemente trataba de cumplir con su tarea laboral de informar”. Ahí patina al defender lo indefendible en el caso concreto al que se refiere, una información con mucha carga de sensacionalismo (muy habitual en el actual “periodismo” deportivo), sin contrastar, buscando al lector en masa con el tipico gancho de la polemica facilona de usar y tirar de las video-webs.
        El jugador le reprende ante la falta de medidas a este tipo de periodismo basura, tan pernicioso y cancerigeno. Si el susudicho periodista hubiera sido sancionado o por lo menos apercibido por su mala praxis, eso no hubiera pasado.

         
  7. Aunque el post está enfocado en España, la situación que retratas es idéntica en las otrora colonias de la madre patria. Los políticos no están para servir sino para llenarse los bolsillos y usar el aparato estatal para colocar a sus amiguetes o pagar favores.

    Destaco también la mención que hiciste sobre Alberto Beltrán, este caso es curioso porque su condena servirá como una especie de estandarte para que las autoridades españolas puedan alardear que luchan contra el dopaje (aclaro que me parece correcto que el mencionado sea encarcelado, como debería hacerse con los deportistas también) y qué mejor para lavar un poco la imagen tras la vergüenza de la Operación Encubrimiento que mostrar que es el insidioso extranjero el que corrompió a los deportistas patrios.

    Muchas gracias por el post, es muy bueno como tocs muchos temas a la vez sin desenfocarte del ciclismo.

     
  8. Espectacular lo que escribe el médico Bastida. Y también espectacular lo gallegos que suenan los tres escritos; me imagino a mí mismo leyéndolo imitando acento gallego y es que lo clavo.
    Los andaluces siempre nos llevamos la fama pero los gallegos vaya cómo cardan la lana.
    Saludos.

     
  9. Sergio, me he leído la noticia de Langreo y lo que van a hacer… me parece de puta madre. Por el texto uno no se entera muy bien, pero dice que para este ejercicio se destinan 100.000 euros que ni siquiera se han ejecutado. Ergo deduzco que son 800.000 para la legislatura, si es que no es humo.

    Y no conzco Langreo, pero la actuación parece mesurada. Mejorar lo que ya hay, construir carril nuevo y salvar puntos críticos.

     
    • Nació fuera, como tantos gallegos. Hay otra rama de su familia que son profesores-dinastía de Derecho Civil en la Universidad de Compostela, incluyendo un catedrático que se estrelló en 2006 en El Bierzo por ir a velocidad excesiva.

       
  10. Según el último suelto un joven periodista deportivo de mierda puede mentir y difamar a una persona escribiendo la historia que mejor vea y el aludido se tiene que callar porque sino da mal ejemplo a unos niños embrutecidos precisamente por la mierda que consumen, ofrecida por los medios de comunicación.
    La actitud de Cuellar con un individuo que inventa y miente estuvo plenamente justificada aunque las formas no fueran las correctas.
    Coincido con quien dice por ahí arriba que suena mucho a echar balones fuera. Que ese profesor eche un vistazo en su propia casa antes de barrer la de los demás. En casi cualquier colegio o instituto que vayas ves situaciones y vocabularios mas aberrantes que en un campo de futbol. Y si en casa y en el cole miran para otro lado, tirar las culpas al primero que pase por allí es del todo injusto.

     
  11. Sobre el texto del profesor, toda la razón del mundo, pero, si los niños son así, en gran culpa es de los padres…que en el fondo quieren eso, los malcrían sin remedio desde pequeños y les consienten todo; ojo no defiendo una sociedad espartana, pero dejar que “otros” eduquen a tus hijos a través de la televisión o la misma escuela y después quejarte de que te ha salido un retrasado mental…son solo excusas de gente que ni por asomo deberían dar seres humanos al planeta.

     
  12. Buen, aunque si lo pensamos bien, aterrador post. Demasiado descriptivo de este país donde cualquier amiguísimo o compiyogui ostenta un cargo que no merece. Lo de Rajoy y su recua gallega… en fin, siempre digo que somos la nueva RDA y tenemos lo que nos merecemos. En fin, el pueblo en su infinita sabiduría ha elegido.

    Genial el off topic de Andalucía, supongo que será un pozo de subvenciones y fotos para algún polítiquillo de la zona.

    Sobre el balompié, es que no hay palabras para describirlo, cada día me da más asco que sea modelo y aspiración de miles de jóvenes y sobre todo padres que quieren vivir a costa de sus hijos y crean monstruos.

    Hace poco, he oído como un padre se jactaba de “la entrada” que su hijo pequeño había hecho a un rival casi lesionándole, lo malo es que ese comportamiento, en vez de la reprobación y la vergüenza de sus padres provocaba admiración, en fin como dices puto balompié.

     
  13. Algo de razón llevas en cuanto al suelto de la andaluza de adopción. No obstante, creo, desde mi perspectiva de más de 30 años desplazándome en bici por mi ciudad, que ciertamente hay una aproximación distinta al desplazamiento urbano por género. Aunque también por qué no decirlo, por nacionalidad. En una ciudad como Vitoria, que ha promovido el transporte en bici desde hace la tira de años, es fácil comprobar cómo la manera de andar en bici es distinta según la edad, el sexo o la nacionalidad. No tengo datos empíricos, pero sí años de observación directa. El caso de la edad, no tiene misterio, la gente jóven se mueve con desparpajo, soltura e incluso temeridad. Pero el miedo que tienen muchas mujeres a pedalear por el asfalto y su manía de circular por las aceras es más que patente. O el de muchos inmigrantes. También incluyo en este grupo a todo advenedizo que como interpreta que andar en bici es “guay” en sí, lo puede hacer sin tener en consideración a los demás.
    Ahora bien, que todo esto suponga un problema que se ha de solucionar con cursillos y similares, va a ser que no. Pero peores cosas se enseñan y peores cursillos subvencionan las administraciones. Claro que eso es otra historia.

     

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Current day month ye@r *