Evans, líder de un Giro sin salsa

Al final acabó saliendo de su madriguera, y creo que lo hizo porque en el vídeo se veía claramente que el atroz grito provenía de alguien de su equipo, y la alegre muchachada de internet ya se estaba cebando con Gasparotto, culpable de ser del Friuli -más eslovenos que italianos, entendidos estos como gente a medio camino entre la morería y Europa- y de haber proferido el sonoro Terroni!!!!

Valerio Agnoli, fedelissimo de Nibali -no falta a ninguna concentración en altura, también en el Teide- admitió su grito simiesco, y lo hizo a la manera italiana, esa de “si, ma…”: primero intenta pasar página rápido, después dice que no les escupan al pasar por los pueblos, y termina diciendo que han amenazado de muerte a su hija, con la que posa en los tres momentos en los que se disculpa con la boca pequeña.

“Es que mis padres son de Nocera Superiore, y estaba saludando a mis paisanos”. Un cuerno. Agnoli es otro de muchos terroni de origen que, transplantados al norte de Italia -en este caso, Toscana- adoptan de manera visceral el rechazo de su condición, un poco como aquel etarra que lucía el racial apellido Troitiño, y no vano era de los más sanguinarios. ¿Estoy comparando a un ciclista con un terrorista? No, no: simplemente quiero que vean el mecanismo social por el que, en muchas ocasiones, los más desfavorecidos con los auténticos lobos de su antigua condición. ¿Sabían que la mujer de Umberto Bossi, el líder de la racista Lega Nord, es siciliana? Pues eso.

Agnoli tendría que haber sido expulsado de carrera, pero como es paisano sigue en ella. De hecho, no consta que haya recibido ni una multa al respecto. En el ciclismo hemos llegado a tal punto que un ciclista se puede permitir el lujo de insultar gravemente a los espectadores, y ni siquiera ser sancionado por ello. Es más, el aparato de propaganda de la carrera ha intentanto banalizar el incidente. Al parecer, no es imposible gritar mientras se pedalea.

Entre una cosa y otra ha seguido la carrera. El viernes Bohuanni consiguió su segunda etapa, tras batir un poco ajustado a Nizzolo y Mezgec: este es el nivel de los sprints en este Giro. Viviani, que está ahí-ahí, acabó décimo. Es como Modolo: jamás rinde una gran cita, y siempre hay excusas mil, o lamentelle. Al menos la etapa discurrió por una de las zonas más bonitas de Italia, bordeando los Apeninos desde Frosinone a Foligno, ya en Umbria, pasando por Rieti o Trevi.

El sábado tocaba etapa de montaña, de esa montaña tan bonita que hay en Italia y que no sube más de 1500 metros sobre el mar, pero está al lado del mar: es dura, está arbolada o sembrada, y son carreteras estrechas y ocultas. Los apeninos tosco-emilianos, especialmente en la vertiente adriática, siempre deparan una etapa notable, y este año no ha sido una excepción. Habrán leído por ahí lo contrario, pero intentaré explicarme.

CarpegnaHace diez años que el drogadicto Marco Pantani hizo incompatible la vida con tomar drogas, y el Giro está rindiendo un particular homenaje a este auténtico termostato de el ciclismo que cambia. El monte Carpegna, donde decían que entrenaba -muchos testimonios apuntan a que no lo hacía, o no lo hacía al nivel que se exige en profesionales- se subía como parte de estos fastos, y es un puerto muy bonito, preparado para el cicloturismo con carteles de las gestas que aquí se vivieron, en épocas más felices para nuestro deporte.

Se subió por el lado contrario por donde se hacía en época de Merckx y Fuente, y después había otro dos puertos -encadenados, y muy bien- que fueron una delicia. Hubo escapada de inicio, y con el colombiano Arredondo, ese que jamás había corrido en Europa y acabó cuarto en la Tirreno-Adriático de este año. Con su cuerpo menudo, hizo muy amena la etapa, pero aún más Pierre Rolland, que saltó en pos suyo apoyándose en su compañero Quemeneur, uno de los últimos de la escapada en ceder.

El francés saltó ¡bajando! y sólo consiguió alcanzar a Arredondo, que circulaba con una ventaja de 2´ sobre el pelotón al cruzar Carpegna a 37 km. de meta, en los dos últimos km. de la subida a Montecoppiolo. Fue una persecución constante y bonita, pero que sirvió de muy poco al francés. En los últimos 500 metros el grupo estaba encima y se vio un bonito final con Dani Moreno saltando muy fuerte para quedarse -la enésima vez que le pasa, parece mentira que haya ganado una Flecha Valona midiendo tan mal el tempo-, después Kiserlovski -que tiene muelles en las piernas- y, por último, un apabullante Ulissi, que batió sin incordio al croata en meta.

Ulissi gana dos etapas en la primera semana del Giro, exactamente igual que Ricco en 2008. Tienen el mismo director y la misma trayectoria. Su victoria en Montecoppiolo fue muy impresionante, porque en las declaraciones en meta estaba como una rosa, y gallito: ho fatto un supersprint, pieno de potenza…. En las Ardenas le hubiese bastado con hacer un merda sprint, pero ni eso: no entró entre los 15 primeros en ninguna de las tres pruebas. El clásico talentino italiano que rinde lagunarmente. Por cierto, ¿sabían que Moreno Moser está corriendo el Giro? ¡Un saludo a Agostini!.

Algunos han señalado que la etapa fue decepcionante, puesto que no hubo ataques de los favoritos. Yo creo que hubo un buen espectáculo. Evans se puso líder -12 años después de la primera vez, tiene narices- y su gregario Morabito es cuarto de la general, para pasmo de el ciclismo que cambia. El suizo, ex Phonak, está subiendo mejor que muchos jefes de fila, por no decir que está al mejor nivel de su carrera deportiva. Para Evans es todo muy normal, igual que su liderato a los 37 años:

El domingo sí llegó la fuga, y la victoria fue para el magnífico corredor Peter Weening, uno de los pocos corredores del Rabobank que lo ha hecho bien fuera de la cuadra de Leinders y Breukink. Cuando estaba ahí, ganó una bellísima etapa por las colinas de Toscana en 2009, la primera vez que la organización puso el sterrato, y también le valió un liderato prolongado. Esta vez ha ganado en una pequeña estación de esquí justo encima de Bolonia, por donde transitó el pelotón.

Weening lo hizo todo él solo: saltó de los fugados 19 km. de meta, y sólo pudo seguirle Malacarne (otro Europcar, parece que van bien todos). El holandés no pidió ni un relevo y, aún así, remató al italiano en meta. Todo bastante impresionante, especialmente si consideramos que es la tercera victoria del Orica en carrera (CRE+1 etapa de Matthews). Entre los favoritos sólo hubo el ataque de Pozzovivo, que sacó en meta 26″ (bonificación incluída) a Evans.

El italiano tiene una oportunidad de oro para acabar en el podio de la carrera, y no parece que la vaya a desaprovechar. El sábado su equipo -con un brillante Dupont- controló las subidas, a pesar de ser el Ag2r. Quintana está renqueante de la caída camino de Montecassino -pero no cede- y todos van midiendo sus fuerzas ante lo que queda por venir. Hoy es la segunda jornada de descanso, y ha pasado muy poco en la carrera. Este Giro no engancha, y me temo que la organización está deseando que Pozzovivo o Ulissi lo rescaten para el público nacional. Con lo que eso significa.
***
Wiggins, 34 años, gana la Vuelta a California. Hubo etapas para Phinney -espectacular, aguantando a dos equipos persiguiendo- y para Sagan. Eloy Teruel, el pistard que aguantó un año en Movistar, había sido cuarto en la crono, pero se veía tan fuerte que celebró el triunfo en una etapa cuando todavía quedaba una vuelta. Viniendo de un pistard, indica muchas cosas.
***
La última etapa de la Vuelta a Castilla y León de este año discurrió por La Cabrera, la remota zona leonesa por donde nunca ha pasado la Vuelta a España ni ninguna otra carrera profesional. La zona tiene un potencial cicloturista enorme, lástima que no se vaya a ver. Ganó Luis León Sánchez en la meta de Bembibre, el pueblo minero que albergó el último nacional de ruta y crono. La general de la carrera fue para David Belda, y estos dos nombres ya lo dicen todo.

Luis León Sánchez tiene tanta clase que ni en la Volta ni en el País Vasco se le vio el pelo. La clase, que se gana y se pierde.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
 

38 comentarios en “Evans, líder de un Giro sin salsa

  1. Buenas Sergio:

    Hay dos aspectos que creo que son muy relevantes para la carrera rosa:

    a) Con el riesgo de que la etapa de Gavia y Stelvio pueda verse cercenada, convendría que los pretendientes a la maglia rosa atacaron un poco más a Evans que, en cada ocasión que puede, va raspando segundos para acomodar su liderato.

    Evidentemente queda terreno para reventar a Evans, pero la próxima crono del jueves no es terreno favorable para Nairo (más allá que para intentar evitar que las pérdidas sean tumultuosas) y ya conocemos de las virtudes del “hombrede37años” para agarrarse a las ruedas que pretenden desbancarle.

    b) En las dos etapas de montaña de este fin de semana, y salvando el rendimiento de Morabito, cuando se han producido ataques (y no han sido de gran tensión) los líderes (Evans, Nairo, Majka) se han quedado sin sus segundos espadas. Es decir, sin un gran nivel de kilómetros acumulados y con puertos que no eran de máxima exigencia, se ha visto formaciones prácticamente descartadas salvo sus ases.

    Respecto de la etapa del sábado (y sin perjuicio de que tuvo un deselance bonito), lo cierto es que, quizá malacostumbrados por el pasado, esperábamos a Nairo haciendo temblar desde la falda del puerto.

    Abrazo.

    Tomelloso.

     
  2. Cada día que pasa, Evans es más favorito, porque le quedan dos cronos donde quizás no saque diferencias abismales, pero algo sí que ganará. La etapa del Gavia se cancelará y veremos si alguna más. Eso sí, en un puerto como el Zoncolan, Quintana le puede sacar más de dos minutos. También Pozzovivo si le dan la medicina, o el golpe de pedal, o llamen al psicólogo. En la televisión de Galicia dicen que Pozzovivo debe aprovechar sus oportunidades en la montaña porque sufrirá en las cronos. Me parece que se olvidan de sus prestaciones en la última vuelta a España. Yo creo que lo hará muy bien y es claro candidato al podio, aunque a Urán lo veo fuerte también. Evans, Urán, Quintana, Pozzovivo y Majka parecen las opciones más fiables, aunque a Ulissi todavía no le han quitado nada.

    Lo bueno de este Giro respecto a muchos otros es que el líder de la carrera no es el mejor de la montaña, y el que puede dominar esta, tiene que remontar. No es como el año de Contador o el de Nibali. Pero en fin, en aquellas ediciones sin emoción en la general, se veían etapas más disputadas. Los días que quedan ahora me parecen bastante previsibles, pero como siempre dependerá de los corredores.

     
  3. Como bien dices, aunque no hubiera mucha batalla por la general la etapa resultó entretenida con dos bravos Arredondo y Rolland.

    Me llamó la atención como se desintegró el Movistar subiendo el Cippo de Carpegna. Se pusieron a tirar en bloque en el valle y a mitad de puerto me pareció que Quintana les ordenó apartarse a los dos que quedaban ya que se veía quedándose solo a 30 km de meta. De hecho, ningún Movistar llegó al collado en el grupo delantero de unas 25 unidades, aunque luego alguno enlazara en la bajada. Da que pensar considerando que es un equipo llamado a mover la carrera …

     
  4. Creo que Quintana corre inteligente, todavía no se le ha visto en cabeza, en estos puertos sólo perdería fuerzas para ganar unos pocos segundos (como Evan el otro día). Cuando llegue un puerto de verdad se los come…

     
  5. Yo no considero que evans vaya a sacar diferencias en la subida a monte grappa. es una subida importante y ahi nairo tendría que meter tiempo. Evans esta ahi pero queda aun mucho. Veo a nairo un poco flojo, debe de ser de la caída, porq cuando ataca pozzovivo no salen a por el. El giro un poco flojo pero es solo la primera semana Dai!! aun queda mucho

     
  6. Zapatillas doradas Sánchez lo tiene claro: si hay parajón de Cadel, él asumirá el papel de jefe de filas… Aunque en BMC se decantan por su Richie Porte (versión 2013) particular: El joven Steve Morabito.

    Evans tiene la carrera muy a favor pero aún queda mucho Giro y corredores muy sólidos y/o motivados para disputarle la victoria final.

    Por cierto, buen gesto de Weening disculpándose con Malacarne durante la entrevista. Parecía una disculpa sincera y no sólo de cara a la galería.

     
      • No pasó nada entre ellos salvo la disputa lógica por la victoria de etapa. Fue una disculpa-saludo-felicitación de Weening a Malacarne durante la entrevista al holandés, en plan: “Sorry mate…” Weening se sentía generoso también después de la etapa o sintió pena por el italiano. Simplemente me pareció un bonito gesto entre compañeros de deporte frente a la naturaleza competitiva del mismo. Lo vi en Eurosport pero no he encontrado el vídeo en ningún sitio.

         
  7. Este fin de semana he visto las etapas por internet, por la TV asturiana. Increible las alabanzas a Samuel Sanchez por conducir el descenso en uno de los puertos, como si estuviera haciendo un gran esfuerzo o una gran labor de gregario. En cuanto se encontró con un poco de pendiente ascendente se quitó de en medio rapidamente.

    En lo que respecta a la retransmisión, el periodista (no se como se llama) no controla mucho y se equivoca constantemente. Como comentarista esta Santi Pérez. Éste si me gusta, no se si porque lo hace realmente bien o porque en el pais de los ciegos el tuerto es el rey.

     
    • Imagino que porque cuando eres exciclista y empiezas en este mundillo de comentarista, todo es ilusión. Probenecid, cuando empezaba, era bastante bueno. Como decía Sergio el otro día en twitter, los de la RTPA lo hacen bastante bien, precisamente porque le ponen esa ilusión que muchos otros pasados de vueltas han perdido

       
  8. Da la sensación que están todos guardando y guardando a la espera de una última semana muy dura. Muy seguros tienen que estar de que se puedan subir los puertazos alpinos para haberse dejado llevar tanto este fin de semana. El primero que tiene que recortar es Nairo y no parece ir “a tope”, las caídas supongo.

    Hay que reivindicar una crono llana de 50 kms antes de la montaña en todas las grandes vueltas. Y luego etapas de montaña que encadenen 2-3 especiales, que faciliten las cosas a los escaladores. Es la única forma que veo de animar esto.

     
  9. Me temo que Arredondo no puede ser tan bueno de buenas a primeras, en Trek no son confiables precisamente, colombianos de la nada

     
  10. Yo creo que el equipo más sólido en la alta montaña va a ser el Ag2r con Vilhermoz y Dupont, y parece que el resto de líderes estar bastante solos salvo recuperaciones milagrosas (Morabito se tendrá que caer en algún momento).
    Po otra pàrte nadie cuenta con Rolland para la general y siempre se lo ve muy atento en carrera y combativo, si no pierde mucho en la crono puede pelear el podio.

     
  11. Como ejemplo del ciclismo que sí cambia podrías decir que Arredondo, al día siguiente, perdió una minutada: nada más y nada menos que 20 minutos, un bajón tremendo. Con la otra estas cosas no pasaban, chute/s al atardecer y al día siguiente fresco como una rosa.

    Sobre Pantani, ¿insinúas que no entrenaba duro? Nadie puede ganar sin entrenar duro, no importa qué se meta, así ingiera un frasco de anfetaminas, a los 20 kilómetros de carrera ya pide clemencia. El dopaje también sirve para que los entrenamientos puedan ser más duros. No conozco ninguna sustancia que provoque hipertrofia del corazón ni cree kilómetros de capilares en los músculos. En Carpegna o en casa sobre un rodillo, pero darle al pedal tenía que darle.

     
      • Sobre uno: “I suspect that animals training with the drug will increase endurance more rapidly” Vaya, hasta a los ratones tienen que ponerlos a correr en la rueda para que la sustancia haga efecto. Sobre el otro: “SR9009 is a research drug”. Pantani ya hace años que se murió, caballeros. Ciertamente, incrementar las mitocondrias de las células musculares debe ser muy efectivo y quien sabe si estas sustancias están en el pelotón actual, pero sois muy optimistas si os creéis que ganaréis Tour y Giro del 2015 si este años os lo habéis pasado sentados delante del ordenador y la televisión. Se agradecen los links para saber qué pueden estar tomando pero creo que para el caso que hablo no aplican. Él era un corredor clásico: EPO, parches de testosterona, hormona del crecimiento, transfusiones, peso de adolescente anoréxica, largos entrenamientos diarios y una genética de atleta excepcional.

         
          • ¿Será que en 1994 ya tuvo un buen plan de dopaje como el resto de compañeros de podio (y posiblemente el top20)? Lo que estás insinuando es tan bárbaro que no te atreves a decirlo directamente, Sergio, no marees la perdiz y di algo como: “Creo que solo con sustancias ilegales, sin entrenamiento duro y planificado, se gana una gran vuelta por etapas”. A eso apuntan las perlas que sueltas. Personalmente, me parece una barbaridad tal afirmación. No soy médico pero he pasado bastante tiempo en bicicleta y gimnasios mejorando mi forma y he conocido atletas, no aficionados como yo, y sé que se dejan la piel en sus entrenamientos y tienen una disciplina fuerte.

             
  12. Estas absolutamente EQUIVOCADO en el apartado:
    “y con el colombiano Arredondo, ese que jamás había corrido en Europa y acabó cuarto en la Tirreno-Adriático de este año”
    Julian corrio en Italia en categoría sub23 en el periodo del 2010-2011, luego Andrea Tonti se lo ha llevado para el equipo Nippo-De Rosa para el periodo 2012-2013.
    Asi que Julian conoce muy bien Italia, corrio y gano muchas carreras como sub23, conoce la vida y las carreteras italianas de sobra.

     
  13. Completamente de acuerdo con Victor.Ahora resulta que Pantani no entrenaba.Vaya obsesión de Sergio con el difunto italiano.

     
    • Yo no se si entrenaba o no, por eso pongo el “parece”. Lo que sí se, y deberías saber todos, es que Pantani no rendía en ninguna prueba fuera de las grandes vueltas por etapas. En ninguna. Preguntaros vosotros por qué, o también por qué estaba desaparecido -perdiendo hasta 10 minutos en la crono del Tour 1998, por ejemplo- en la primera semana de las mismas.

       
      • Los habituales ya sabemos lo que piensas de Pantani, quiza deberias ahorrarte hablar de el, caes en el esperpento y no creo que sea esa tu intencion.
        Buen trabajo en todo lo demas.

         
        • Tu frase “quiza (sic) deberias ahorrarte hablar de el” suena auténticamente mafiosa. Huelga decirlo, dada tu condición de habitual, pero aquí hablo de lo que me sale de la higa.

           
  14. evans ya ganó un tour chupando rueda mientras el resto se vigilaba mientras pasaban los kilómetros y las etapas. no creo que vaya a cambiar de táctica si le funcionó una vez.

     
    • Es una interpretación un poco sui-generis del Tour de Evans, donde fue el único que se puso a perseguir a A. Schleck en la mítica etapa con final en el Galibier.

       
      • Que cosas… Acabo de ver la etapa que comentas y vaya asquete que da Voeckler!

        Sobre el giro, mi opinion es que tienen todos las fuerzas muy igualadas, y justas… Se hace raro ver a tantos corredores llegar a los últimos km de carrera juntitos, pero a mi me da la sensación de que puede indicar menos mandanga en el peloton? No se, llamalo optimismo…

         
        • A mi me parece que se explica mejor por el nivel mediocre de corredores que hay este año en el Giro. Y los pocos que hay buenos de verdad (Nairo) van tocados por las caídas…

           
  15. En tiempos de Garzelli, Simoni, Savoldelli, Cunego de joven( vaya personajes estos) el nivel también era flojo como este año, pero por lo menos aquellos eran valientes y veías ataques medio suicidas (Garzelli) o escapadas que te daban un Giro (Cunego), en subida o en bajada. Al Giro se le está contagiando lo peor del Tour, el puestómetro y el amarrateguismo.

    Por otro lado, Hesjedal perdió sus opciones el primer día pero se le está viendo muy bien y puede tener algo de margen

     

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Current day month ye@r *