Eslovenia está ganando a España (por 20 puntos arriba)

(Seremos de nuevo un Imperio) En el maravilloso mundo que es el ciclismo de los deberes sin hacer, este año la temporada ha dejado momentos brillantes. Por ejemplo, el inenarrable espectáculo de la última etapa del Tour con el Movistar a cuatro bandas intentando ganar una etapa para Valverde, para al final ser segundo y tercero en meta sin dar una pedalada en favor de nadie. Las urgencias de último minuto, que propician momentos tan divertidos e inolvidables.

Ahora ha llegado una nueva urgencia. Resulta que está en vilo el quinto hombre de España para los JJ.OO de Tokyo en ruta, debido a que Eslovenia suma como país más puntos que nuestra Gloriosa Nación. Final de temporada, y han llegado las urgencias. Nadie había visto que el pequeño país balcánico estaba sumando puntos a puñados con gente como Polanc, Mohoric o Pogacar, por no hablar de la irrepetible temporada de Roglic.… Leer más

 

Gilbert remata un día inolvidable

EEMp_E2WwAIfddyTiene que haber otro nombre para lo vivido hoy. Si se escapan 47 corredores en el primer compás de una inusual etapa de 220 km. no puede ser una abanico. Como dijo el vencedor después de 4 horas de frenético espectáculo por el llano “nunca había vivido una jornada así”, y lo decía uno que durante años ha sido el corredor que más kilómetros realizaba en una temporada.

Es tendencia, y sólo un ciego se niega a verlo. La superioridad del llano sobre la montaña, el terreno que hoy por hoy ofrece mayores diferencias y mayor espectáculo, baste ver todos los años la París-Roubaix y, si me insisten que ahí el factor diferencial son las piedras, pues la París-Tours. No hay nada que supere al espectáculo de una etapa de llano con todos exprimiéndose.

Lo vivido hoy camino de Guadalajara y pasando por la zona menos poblada de Europa -una Siberia demográfica, y que en gran parte nos hemos perdido porque la etapa ha acabado con una hora y cuarto de adelanto- será recordado durante mucho tiempo porque, a diferencia de los abanicos que se ven en el Tour o en otras carreras, esta vez fue a 220 km.… Leer más

 

Asturias intranscendente

Si hubiese que escoger un momento especialmente patético de la etapa de La Cubilla fue cuando, en unos tendidísimos kilómetros finales, J. Rodríguez estalló y dijo “decían que no estaba pasando nada, y mira si están pasando cosas, eh”. Fue asumir como cierto, después de horas de propaganda sobre la fatiga, lo duro que es esto, que la carrera era y es una mierda, y que nadie se pierde nada por no ver este tipo de etapas. Tres etapas en Asturias, las tres prescindibles, las tres con amargura.

Como era previsible, menos para los que viven de este cuento (vean esta entrevista a Carlos de Andrés, donde confiesa que “yo nunca me creí a  Armstrong”, pero se tiró más de una década cantando sus virtudes) la etapa fue una absoluta MIERDA. Una mierda típica de Guillén, que programó tres etapas en Asturias por la facilidad para el gasto de dinero público de esta región-soviet, completamente subvencionada, y que vive una perpetua decadencia que no sobrevivirá a la siguiente crisis.… Leer más

 

Bernal ya lidera en Suiza

Bernal ya lidera en Suiza

En el reciente Dauphiné únicamente tomaron la salida cinco ciclistas provenientes del Giro: Tom Dumoulin -que solo hizo cinco etapas-, su compañero Robert Power -hizo únicamente seis etapas-, Tem Dam -también abandonó en la etapa sexta-, Benedetti -acabó la carrera- y Sepp Kuss, el que más trabajó y que llegó a Verona.

Como ven, tres corredores tuvieron prácticamente tres semanas antes de tomar la salida en la prueba francesa, y dos una única semana. Es un número tan bajo de corredores enlazando Giro-Dauphiné que probablemente se trate de un récord histórico, especialmente cuando hace un año alguien como el macrocefálico Bilbao enlazó un sexto puesto final en Italia con una victoria de etapa en Dauphiné, tras todo el día en la fuga.

Algo parecido ha hecho hoy el joven Tolhoek en la Vuelta a Suiza, con una participación mucho más nutrida de corredores veteranos del Giro -solo en la fuga de hoy iban también Pozzovivo y Hirt, por ejemplo- y demostrando que etapas como la planteada  -120 km, menos de tres horas de competición- son pasto para este tipo de triunfos.… Leer más

 

El estado real del ciclismo (V): Andorra, un nuevo santuario

¡Qué pena lo de Andorra! ¡Qué pena más grande que un país de risa, un fósil de la Edad Media que vive del secreto bancario y las mafias vaya a ser conocido ahora por el dopaje! Una cosa lleva a otra, porque cuando tus recursos naturales son 468 km2 -menos que el término muncipal de Madrid, por ejemplo- y 78k habitantes, de los que la mitad son mano de obra inmigrante, el auténtico recurso es la legislación. Esa legislación propia y privativa de los estados soberanos. Ese es el milagro de Andorra.

Hasta el año 2006 ni un solo profesional ciclista o del deporte se había planteado vivir en el Pequeño Principado. La fiscalidad, el recurso que ahora esgrime muchos como la razón principal para mudarse, era exactamente la misma que ahora: un 10% sobre la renta y un 10% en sociedades, cuando en el país que ejerce como potencia tuteladora (al igual que Suiza sobre Liechtenstein, o Francia sobre Mónaco) puede llegar al 49% y al 25% respectivamente.… Leer más

 

El estado real del ciclismo (II): otro año con la momia murciana

Este post no iba a ir en esta posición en el serial sobre el ciclismo realmente existente, ese que siempre nos dicen que ha cambiado. Sin embargo, hay que atenerse a la actualidad, que pasa porque Alejandro Valverde Belmonte ha obtenido su primera victoria de la temporada, a 1 de febrero, en su quinto día de competición tras la grave caída del 1 de julio del año pasado.

Hasta aquí, prácticamente nada relevante. Ni que Valverde gane a estas alturas del año, ni que gane etapitas en sus carreras preferidas, que siempre han sido Mallorca, Valencia, Murcia y Andalucía. Algunos de sus desaforados fans, que han inundado los sitios donde pueden expresarse de espantosas muestras de pleitesía, destacan sobremanera que haya superado la lesión, que su rodilla esté bien, que es “único”, y que ha ganado con perneras.

 

Por fin una etapa del Giro

El Giro de Italia no llegó al Gargano hasta 1979, una fecha relativamente reciente en una carrera que empezó en los albores del siglo pasado. Hay muchas razones que lo explican: la relativa pobreza de la zona, su incontrovertible aislamiento, y el poco arraigo del ciclismo en la zona. Desde entonces, ha vuelto en otras seis ocasiones y, al menos en todas las veces que hay memoria reciente, ha sido una buena etapa.

En el año 2000 ganó un joven Di Luca, que sin embargo reconoce en su muy estimable libro que iba ya hasta las trancas. En el 2006, en una maravillosa etapa-maratón, hubo una fuga muy peligrosa y triunfo final de Pellizotti; en 2008, última ocasión hasta la fecha, el ganador fue Matteo Priamo, un corredor que entonces tenía 26 años: dio positivo por la misma CERA que su compañero Sella, y dejó el ciclismo. Bruno Reverberi, su director, sigue en carrera con el Bardiani de los positivos de Pirazzi y Ruffoni, pero nadie dice nada de los acueductos comunicantes.… Leer más

 

Quintana logra en la Vuelta lo que no puede en el Tour

Esa crono que puso la triada de Escartín, Giner y Guillén a dos días del final surtió los efectos esperados. El día de la presentación, para asegurarse por cuarta vez la presencia de Chris Froome, y el día de su disputa, para que el corredor británico ganase de una manera arrolladora. En un recorrido bonito por una de las mejores zonas de Levante, el campeón del Tour aplastó desde el primer momento a Quintana, sacando casi 50″ en los primeros 12 km, y elevando la diferencia en los 37 km. totales hasta 2´21″.

La primera consideración es que, con esas diferencias, el colombiano se puede ir despidiendo de ganar el Tour mientras Froome sea Froome. Nadie leerá esto, y ahí que irá en 2017 a estrellarse de nuevo contra un muro imposible de franquear, y con más énfasis ahora que ha sido capaz de ganar una gran vuelta ante el británico, algo que jamás pudieron los diferentes Ocaña, Fuente, Rominger o Ullrich contra sus Merckx, Indurain y Armstrong.… Leer más

 

Mikel Landa, máximo favorito para Flecha Valona

Mikel Landa, máximo favorito para Flecha Valona

Mikel Landa Meana ha vuelto a repetir la fábula del año pasado: estar enfermo para volver ganando, ganando de una manera absurda. Agarrado en la parte baja del manillar. En su sexto día de competición. En una llegada más propia de cabras -3 km. al 12%- que de ciclistas. Da igual. Hace fácil lo que para otros -el resto de corredores- es difícil. Es Mikel Landa.

Tras pasar el invierno con molestias no definidas, tantos que le han llevado a retrasar su debut hasta el reciente 24 de marzo, el corredor que no pasaba de ser uno del montón hasta hace exactamente un año ha ganado de una manera autoritaria e insultante la llegada a la cuesta de cabras que habían programado los siempre predecibles organizadores de la Vuelta al País Vasco, la carrera de la crono el último día, y que hace que los cinco anteriores no valgan nada.

Por el prestigio de la prueba, y por la aficción vasca, merecería que se hiciese una previa, pero ¿para qué?… Leer más

 

Grandes nombres y rendimientos para pequeñas carreras y objetivos

Grandes nombres y rendimientos para pequeñas carreras y objetivos

Con abierto menosprecio siempre he considerado que lo que se disputaba antes de la Het Volk (¡ya este sábado!) no era realmente ciclismo profesional de competición, sino pruebas de menor nivel que servían para que modestos, gregarios y advenidizos consiguiesen algún éxito profesional. Por arte de magia, esa palabra tan vinculada a ese deporte, ahora ya no ganan en enero y febrero esos Markel Irizar, Francisco Cabello o Anthony Ravard, sino supercorredores que tienen sus objetivos fijados en las grandes citas del calendario, y lo hacen ante sus iguales, sorpredentemente en forma.

La tendencia se empezó a ver en 2011, cuando la difusión del pasaporte biológico y las primeras sanciones obligaron a los ciclistas a mantener altos los valores competitivos -perdón por la jerga pseudomédica- para que así no se produjesen esas alzas y bajas típicas de montaña rusa en sus valores fisiológicos. A tope todo el año, y matarile al que no aguante.… Leer más