Van Avermaet convierte el ozono en adoquín

Van Avermaet convierte el ozono en adoquín

Ahora ya está claro. El domingo pasado, de no mediar la caída de Sagan que se lo llevó por delante junto a Naesen, Van Avermaet hubiese ganado el Tour de Flandes. Lo ha dejado muy claro hoy mismo, al imponerse de manera sobrehumana en la París-Roubaix, completando una primavera muy similar a la de Boonen en 2012: donde uno ganó la Het Volk el otro ganó Flandes, y los dos Harelbeke, Gante-Wevelgem y la joya de la corona llamada por algunos Infierno del Norte.

El Infierno del Norte ha sido Van Avermaet, para sus rivales y para el ciclismo. En una edición de Paris-Roubaix realmente prescindible por el circo montado en torno al adiós de Boonen, su compatriota belga ha hecho una aportación realmente importante al ciclismo que cambia: incluso yendo parado en la vuelta final al velódromo -cosas del drama-, ha conseguido batir el record de velocidad de la carrera, disputada a una increíble media de 45´204 km/h.… Leer más

 

Trentin, de gregario a ganador

Si la carrera es el Giro de Italia, siempre hay una traca final de grandes montañas antes del paseillo al ganador. Empieza hoy y sigue mañana, y ha tenido como prólogo una etapa llana resuelta a la manera del mejor finiseur por Kluge -adelantó un postrero ataque de Pozzato a tres velocidades más- y donde Nizzolo ganó el sprint del pelotón, su 13º puesto entre los tres primeros de una etapa del Giro, sin haber ganado nunca ninguna.

Sin desmerecer esa etapa -que siguen siendo necesarias en las grandes-, fue mucho mejor la de ayer con final en Pinerolo. A la pequeña localidad piamontesa, justo a los pies de los Alpes, siempre se vuelve. Su nombre está asociado a una de las jornadas más míticas de la historia de ciclismo -la Cuneo-Pinerolo de 1949- y ha sido otras cinco veces final de etapa en la carrera: en 1982 ganó Saronni al sprint a la maglia rosa Hinault, en una etapa donde se subieron Maddalena, Vars, Izoard, Montgenevre y Sestriere, en 2009 ganó Di Luca una etapa de 267 km.… Leer más

 

Ciclismo rico y ciclismo pobre

Hoy se presenta el Tour de Francia, el mayor símbolo de lo que se puede entender como ciclismo rico: no tiene problemas de calendario, ni de participación, ni económicos, ni de dopaje, esto último porque así quedó establecido en 2009. El Tour es el Tour, y si tiene algún problema lo es de credibilidad, pero eso es consustancial a su deporte, y al deporte en general. Hace una semana se pudieron ver todos estos elementos en otros dos eventos ciclistas, coincidentes en el tiempo -de hecho, ideados así para menoscabo de uno- y que ejemplifican muy bien que, mientras hay un ciclismo rico, existe otro ciclismo pobre. Y, cual fábula de Frank Capra o de discurso político en tiempo electoral, el bueno es el pobre.

La París-Tours es una carrera fabulosa, año tras año de las cinco mejores que se han disputado a lo largo de toda la temporada.… Leer más

 

SuperSagan, incluso en la derrota

SuperSagan, incluso en la derrota

Estaba haciendo méritos suficientes para una entrada exclusiva, y hoy lo ha ratificado: Sagan es un corredor único. En sus capacidades, en sus excesos, en su número de victorias para su aun joven edad, en su manifiesta incapacidad para rematar todo lo que tiene rozando con los dedos y, el motivo principal de este post, por la increíble sucesión de puestos logrados en las siete primeras etapas del Tour, al alcance de muy pocos, esos a los que pertenece el campeón eslovaco.

2º-4º-2º-4º-4º-5º-2º. Ninguna vez tercero, ninguna vez primero. Siempre en liza, sea sprint masivo, etapa con 3.000 metros de desnivel acumulado como en Sheffield, pavés, lluvia o, como hoy mismo, etapa de 235 km. y más de 5 horas en la bici. Con más cabeza y con más equipo habría ganado al menos un par de etapas más, pero es su sino: también el año pasado ganó una única etapa, y porque en el Cannondale hicieron una CRE de 100 km.… Leer más

 

Costa ya ha cumplido

Costa ya ha cumplido

Tony Martin ha llegado a acariciar el triunfo en la Vuelta a Suiza, carrera que ha liderado en sus ocho primeros días, para perderla en el último ante el vigente campeón, el portugués Rui Costa. Ha sido un duelo desigual, en una carrera con un problema de participación muy evidente -y el hecho de que sea el tercer triunfo consecutivo de Costa lo confirma- y donde, salvo el último día, se ha visto muy poco ciclismo.

Sin embargo, es una de las pruebas WT con menos problemas. Todos los años goza de envidiable salud de patrocinadores locales, una considerable afluencia de público y finales en poblaciones inéditas y diminutas. Es como una especie de fiesta nacional de la bicicleta, y donde los corredores locales brillan muy por encima el rendimiento que ofrecen en otras pruebas del calendario. Excelente vehículo de promoción turística, este año ha tenido un meteorología envidiable de sol y buenas temperaturas.… Leer más

 

Las palabras se las lleva el viento

Las palabras se las lleva el viento

A mí me gusta el ciclismo. No entiendo como gente con una posición privilegiada como el Dúo Cómico de TVE se puede pasar toda la retransmisión de una etapa clamando sobre el aburrimiento, la falta del espectáculo, “lo largo que se nos va a hacer todo esto, Pedro”, y así día tras día cuando se encadenan varias etapas llanas. Bueno, lo puedo entender en la calidad de funcionario de Carlos de Andrés y en la de un vividor agropecuario que ganó el Tour en 1988 dando positivo por un diurético enmascarante.

Vale. Sin embargo, aplicaron ese mismo discurso cuando el viernes pasado, camino de Saint-Amand-Montrond, la carrera se rompió a más de 100 km. de meta. Habituados al tedio inducido que proponen con su desganado trabajo -ni se miran el recorrido de la etapa, simplemente el perfil-, creyeron que estaban ante lo de siempre. A pesar de sus muchos años viendo ciclismo.… Leer más

 

Cancellara entrega la Sanremo a Gerrans

Pasa, pasa, que me estás haciendo la carrera

Simon Gerrans -cumplirá 32 años esta temporada- quizás no vaya a ser nunca un gran campeón, pero ha obtenido con su triunfo en la Milán-Sanremo de ayer un triunfo de campeón, un triunfo que ha sido posible por la mediación de Cancellara, que corrió de una manera lamentable.

La carrera, que algunos insisten en ver como aburrida, y que siempre acaba al sprint -ayer no lo fue, por ejemplo-, fue muy emocionante y vibrante, como corresponde. La pena fue que se atrasase el tradicional final de las 16:10 a prácticamente las cinco de la tarde, aunque la luz crepuscular ha quedado muy bien en las instantáneas y en la retransmisión de la carrera.

Subiendo La Manie, a 100 kms. de meta, se quedó de puro torpón Cavendish, acompañado por el corredor al que derrotó en 2009, Haussler. El Sky dejó con el británico a parte de lo mejor de su equipo -el inconmensurable Eisel-, pensando en que alguien que se queda a 100 kms.… Leer más