Cuando los llegadores llegan

Spring Cleanout Ending wk13 - 728x90
C6fKH1WWcAAviMo
La cámara apenas capta la clase

Entre la muchas cosas que devoró la #EPOGoldenAgen se cuenta la figura del llegador, el ciclista que, a base de potencia y saber rodar, robaba la cartera a los pelotones, manteniendo un pulso en solitario en los kms. finales o, en la mayor maestría, en el kilómetro final. La propia inercia de la medicina a través de las siglas EPO hacía que auténticas bandas de ciclistas que antes serían carne de cañón pudiesen llegar a los últimos km. indemnes y, como pueden atestigar Cipollini o Petacchi, dejar a sus líderes justo bajo la pancarta de meta, anulando incluso el intento de fuga de cualquiera.

Antes de esa época ominosa muy buenos ciclistas como Thierry Marie o Skibby dejaron grandes muestras de ese arte de saber escoger el momento justo para atacar y ganar la etapa a toda un pelotón, después llegó el gran invierno donde se cuentan con los dedos de la mano los que consiguieron romper la disciplina del Gran Grupo: Bugno en el Giro 1994, Tchmil en Sanremo 1999, Rubens Bertogliatti en su one hit wonder, y poquito más. Durante casi 20 años.

Que nadie piense que porque ahora se vean más llegadores el pelotón vaya más limpio: es una falsa inferencia, porque ahí están las medias de velocidad imposibles para recordar a todos que el ciclismo es un gran espectáculo con el mismo tipo de relleno que hizo a Beloki ser tres veces podio del Tour, o a Perdiguero ganar una Volta a Cataluña. Lo que hay un poco menos son esos espontáneos que te tiran abajo un ataque, quizás para optar a una séptima posición un sprint y que Gianni Savio pueda lucir sus patrocinadores.

Lo que hay es una soberbia generación de rodadores, y la llegada de la etapa más larga de Tirreno a Pomarance (230 km. por el sur de la Toscana, ahí donde nunca recalan los turistas porque no hay autopistas ni aeropuertos, y el noroeste de la provincia ofrece atractivos para una vida) fue una magnífica demostración del arte de rodar, de robar la cartera al pelotón, y una maestría a la altura de lo mejor que puede dar el ciclismo.

El Quick Step llevaba el peso de la carrera a menos de 10 km. de meta, primero con Stybar y después con Trentin, el corredor que quiere ganar algo importante en el norte, pero al que le falla el motor en los momentos decisivos. El pelotón iba en fila india y de su cabeza no se separaba la silueta inconfundible de Geraint Thomas. A 5´6 km. de meta saltó Jungels, la última bala del Quick Step, a su vez otro estupendo rodador, ya tercero el año pasado en la prueba, y capaz de llegar a meta en solitario, como ya hizo en una carrera pérsica el año pasado.

Inmediatamente salió a su rueda Thomas, sin levantarse del sillín. El galés lo intentó por su cuenta pasada la pancarta de cinco kilómetros para el final, una vez que les alcanzó el pelotón. Solo le pudo seguir Jungels, Castroviejo y, con mucho esfuerzo, el líder de la carrera Damiano Caruso. La situación duró apenas unos cientos de metros, porque en una suave pero constante subida, Thomas se fue. Rodando. Sin levantarse del sillín.

Estamos hablando del mismo corredor que, en la Sanremo 2015, estuvo 44 de los últimos 45 km. en cabeza del pelotón, rodando a una velocidad sostenida de 42-44 km/h sin inmutarse, y capaz de entrar en el último km. de la prueba de fondo por excelencia destacado. Hay fondo, y hay oficio. También corre en el Sky, y sabemos que probablemente haya más droga que la fantochada esa de marginal gains, pero Thomas es un soberbio rodador, elegante y demoledor.

Se había superado la frontera de los 220 km. y el corredor británico se quería sacar la espina del día anterior, cuando su equipo perdió 1´42″ en la crono por equipos, aquejados por un material defectuoso. Marginal gains. El espectáculo ofrecido por Thomas ha sido grandioso, de lo mejor que puede ofrecer el deporte del ciclismo: un corredor solo contra un pelotón, durante cuatro km., y ganando a la caza de los Orica y del resto de los equipos.

C6fJ5XYWgAIIpv6
Kenacorttttttttt

Un llegador que llega, algo que no pasa muchas veces en el ciclismo, y si pasa es gracias a un buen diseño del final, con una dureza progresiva y escalable. Yo veo muchos paralelismos entre la victoria de Thomas y la referida de Bugno en el Giro de 1994, una obra maestra de las 20 o 30 de este corredor. Tanto la pendiente como el paisaje son muy parecidos, además de la situación de la carrera. También la clase, si me fuerzan.

Una llegada así la hacen grande este tipo de corredores, y es imposible en cuestas de cabras. Los ingredientes del ciclismo son muy antiguos y bien conocidos: dad distancia a los corredores, y los corredores se inventarán situaciones así antes que llegar al sprint con gente mucho más veloz. Es posible si la carrera pasa de 200 km., prácticamente imposible si no llega a los 170 km. Por eso hace siglos que no hay una victoria así en la Vuelta a España, en otra historia todavía por contar.

C6fOCtTXEAIWyyP
Dos años desde la exoneración del ozono

La gran, gran victoria de Thomas tuvo que esperar 5h 51´ de etapa. Tampoco debe ser casual que, justo tras el y ligeramente desmarcado del pelotón, entrase Tom Dumoulin, otro corredor que como Jungels es más rodador que escalador o contrarrelojista. Entre estos y otros cuantos -como el eslovaco en la mente de todos, tercero con un sprint de fábula- están haciendo que el ciclismo vuelva a ser atractivo en etapas así, en vueltas de este tipo. Cuando un llegador llega, gana el ciclismo.

El nuevo líder de la carrera es Van Avermaet, cuarto en meta, que en la previa dijo muy razonablemente que con una Tirreno en su vitrina ya tiene suficiente premio, y que este año viene a por una victoria de etapa. Diferentes objetivos con los que seguramente salía Thomas, que el año pasado por estas mismas fechas ganaba París-Niza y que, perdido el sueño de la general, ha ganado de manera magnífica una etapa que compensa parcialmente lo perdido.
***
Etapa tipo Tour de Francia en París-Niza. El pelotón salía de una crono y mañana les espera una exigente jornada de media montaña con final en alto, por lo que el recorrido llano por el valle de un río solo tenía el aliciente del sprint final y la realización televisiva. A pesar de cierto caos en la preparación de la llegada -con unas rotondas de esas diseñadas para el paso de camiones-, el sprint fue de manera muy clara para Greipel, que saltó al doble de velocidad del rebufo de Démare y Groenewegen. El alemán mantiene una fuerza descomunal a sus muy trabajados 34 años, tanta que en las declaraciones en meta se puso al servicio de su compañero Gallopin para lo que hiciese falta.
***
Un camionero asesina a un ciclista que circulaba correctamente por el arcén, y la Fiscalía pide dos años, lo justo para que no entre en la cárcel. Todo el asunto es disparatado -se puede seguir bien por la columna izquierda, que recopila todas las noticias relacionadas con el caso-, y aún más cuando dio positivo por cocaína y han admitido la excusa de que la había consumido días antes y no circulaba “bajo sus efectos”. Claro, por eso arrolló a un ciclista que circulaba correctamente.

Qué puta vergüenza de país y de justicia.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
 

58 comentarios en “Cuando los llegadores llegan

  1. Jo, como me gustaba Skibby y sus arrancadas.

    También recuerdo alguna así de Mauri, pero no estoy seguro de que llegase a buen puerto.

    Muy buen artículo, y genial el segundo pié de foto, poniendo el contrapunto adecuado a un post con creciente tono elogioso.

    Un saludo.

     
    • Mauri estuvo cerca de lograrlo en una de las primeras etapas del Tour de 1996, se escapó a falta de pocos kilómetros con Boogerd, pero en la última curva se fue largo y el holandés ganó la etapa. Un saludo

       
    • Guido Bontempi tuvo una etapa de ese tipo en el tour de 1992, esa era la única manera en que podría haber ganado etapa ese año ante la ausencia de llegadas masivas. Eso me llevó a la tenebrosa victoria de etapa de Bruyneel al año siguiente: esos casi 50 kph de media, muy de la #EPOgoldenage.

      Alguien puede indicarme cómo puedo cambiar la imagen del display cuando haga comentarios?

       
  2. Impagable rememorar la retransmisión del Giro 94 por Tele5, con los comentarios de JJ etc.
    Y que planta Bugno. Y que bonita la Colnago.
    Saludos…

     
  3. Creo que lo he comentado antes en algún post tuyo: Thomas era un flandrien y un aspirante a ganar San Remos y, por qué no, Liejas o Amstels. Aparentemente Sky se ha cargado esa faceta suya tan idónea para dar espectáculo por reconvertirlo en gregario de Froome. Y no les ha salido mal, pero solo a ellos: su París-Niza del año pasado puede ser un ejemplo.

    Me congratulo por la racha de entradas que llevas estos días y te lo agradezco :-)

     
  4. Lo que es una vergüenza en este país son los jueces…. Que interpretan las leyes como les sale de los coj….

    Y es que como ya me dijeron un día : “los jueces son lo más parecido a Dios que existe en la tierra”

    Saludos , Isas

     
  5. Buen post, sobre todo por la documentación y la descripción, pero con todos los respetos, al igual que la dirección técnica de la vuelta, tu también tienes tus dogmas, como que una carrera de menos de 180 km no puede generar espectáculo, o que P. Sagan mea colonia; también no se puede comparar este final, casi siempre picando para arriba, con otras etapas “planas” de Giro, tour o vuelta, donde dos o tres equipos de sprinters, bien organizados y con buenos galgos, tiran al perseguidor o perseguidores (sin duda más fácil con menos km en las piernas, pero el de adelante también lleva los mismos km) el 90% de las veces, sin embargo, la T-A no es el tour, los equipos de los sprinters no son los mismos, y tampoco llevan a los mismos corredores. De todas formas, el pelotón se ve completamente desorganizado, sin un verdadero equipo que tire con más de dos corredores, de todas formas muy difícil de hacer en ese tipo de finales de casi sálvese quien pueda, y hechos para sprinters de yo me lo guiso yo me lo como, tipo V. Avermaert o Sagan.

    Grande Geraint Thomas, tal vez vaya más limpio que Urdangarin en una reunión de ciegos y sea el topo de cycling news.

    Saludos!

     
  6. Qué planta que tiene Thomas rodando, es una auténtico deleite para la vista verle atacando en solitario.

    Por otro lado, no os resulta extraño el alto nivel que está mostrando el Quick step en cualquier prueba? Van con todo en la Paris Niza y en la Tirreno, y falta ver cómo andan en las clásicas. Parece ser que se repite el patrón en el ciclismo de ‘a falta de patrocinador -> motivación extra que hace que todo el equipo rinda más’

     
  7. Gran post, sí señor. Y gran Thomas, desde hace un par de años lo tengo en alta estima. Lástima que lo hayan encaminado a las GV y a ser gregario.

     
  8. Recuerdo una de Cancellara de amarillo en el Tour, pero fue en el último kilómetro, igual tú buscabas ataques un poco antes.

     
  9. Muy buena crónica!

    Por ser un poco quisquilloso, el pelotón era de unos 40-50, en un puerto tendido de unos 8 kms, para mí no es comparable a un sprint en llano con los equipos organizados. El último que recuerdo en conseguir algo así fue Roger Kluge en el Giro del año pasado.

    Están muy bien estos finales que lo mismo puede ganar alguien rapidísmo como Sagan o un escalador como Quintana, pero también se incluyen rodadores potentes como Thomas, Dumoulin, Stybar…No me importaría ver todos los años una etapa acabando en Pomarance.

    Lo mismo el SKY olvidándose de la general se hincha a ganar etapas. Lo que ayer eran nubarrones negros hoy ya es cielo encapotado.

     
  10. Thomas segundo día de competición tras venir de Sudáfrica y ya mea en todo dios, aunque por detrás, después de 225 km y la subidita ya no había mucho equipo que tirase. Lo bueno de Thomas es que ataca al resto de escapados y ninguno lo sigue porque parece que no va a ninguna parte, pero aguanta y tiene mérito. El otro día Gilbert lo intentó en París-Niza, pero demasiado lejos y con un viento en contra brutal (además de dedicarse más a posar para la cámara que a concentrarse en lo suyo).

    Lo tremendo fue el sprint de Sagan, sencillamente alucinante. Ojalá hubiese sido por la victoria, porque merecería ser recordado, incluso con toquecito final del picao GvA

     
  11. Sin quitarle mérito a los arreones casi motorizados que da Thomas, el corte lo hace Castroviejo buscando hacia atrás supongo a su lider.-
    Tiene buenos corredores el Sky, la plantilla que llegó a la Roubaix del año pasado es una muestra, aunque luego todo les saliera mal.

    En un primera época Michael Boogerd se dedicaba tambien a saltar dentro de los últimos kilómetros, de hecho la única victoria en el Tour la tiene en una etapa de perros que le ganó a Mauri que había saltado del mismo modo. Luego se dedico a doparse y al puestómetro.

     
  12. Sergio, muchas gracias por el seguimiento del principio de la temporada.

    Hay un detalle que no has comentado en el post. Ayer vimos como Movisky realizó su primer movimiento táctico de la temporada, iba tirando Thomas con Castroviejo a rueda y de repente Castroviejo se abre (no por falta de fuerzas) dejando que Thomas coja unos metros de ventaja que resultaron definitivos. Eso es trabajo en equipo (un saludo a Valverde y Purito!)

     
  13. El ciclismo sin este tipo de corredores sería tremendamente previsible. Yo echo de menos los pulsos que le echaba Tony Martin al pelotón. Últimamente se desgasta demasiado en labores de gregario. Ganar cronos está bien, pero reventar un pelotón tiene que subir mucho más el ego.

    En cuanto a la Justicia… Tuve la suerte de acudir hace unos años a una ponencia de un magistrado del Tribunal Supremo, y una de sus frases se me quedó grabada en la memoria: “…Yo no imparto justicia, me limito a hacer cumplir la ley…”

    Así pasa que un asesino si puede demostrar que no tenía plenas facultades mentales o actuó bajo los efectos de las drogas, se puede escaquear de ir a la cárcel.

    De todas formas los yanquis en cuanto a leyes absurdas se llevan la palma, y ahí los tienes, considerándose el ombligo del mundo.

     
  14. El ciclista asesinado era presidente de un club ciclista de Zaragoza, esa ciudad en medio de la nada. Vista la pena, tengo cada vez más claro que para determinados colectivos asesinar, robar o cosas similares sale muy barato, tanto como gratuito. Es indignante la justicia que tenemos.
    Saludos.

     
  15. Skibby precisamente no creo que se viera perjudicado por el consumo de EPO, siendo él uno de los que le daba a gusto (TVM). De los especialistas en llegar destacados y capaces de mantener pulsos saltando desde el pelotón (no viniendo de la escapada) recuerdo a Ekimov, Chente en Castilla-León, Rubiera en el Giro??, Bugno en la vuelta … y recientemente Boasson-Hagen y Bole en Plouay, Felline en Fourmies, … para mi la manera más bonita de conseguir una victoria

     
  16. Sin hacer de menos a Thomas, un corredor que me cae bien, pero que no me “enamora”, perteneciente a ese grupo de routers británico mutados en alpinistas victoriosos, que tanta tirria provoca por aquí, salvo este galés, creo que es no equiparable su victoria, muy bonita, su manera de “llegar” a las otras recordadas, salvo la de Bugno. El grupo que le perseguía no contaba con sprinters ni equipo que los apoyase. La subida, tendida, pero con picos de casi dos dígitos, los había quitado de en medio. No iba el remedo actual de un Cipollini ni un Pettachi, con todo su posible treno de hipervitaminizados gregarios. También noto un sesgo paradójico, posiblemente porque Thomas es de los favoritos, al referirse que los ciclistas de ahora tampoco están limpios, como los de la Edad Dorada, y felicitar el rendimiento de Geraint por aquello tan etéreo como la clase y otras circunstancias estéticas. En otros momentos, con victorias de otro tipo de corredores, menos predilectos, queda desterrado este argumento, para señalar solamente biografías sumamente sospechosas. Tras una lectura habitual del blog resulta chocante que una victoria de un corredor del Sky reciba parabienes, puesto que una y otra vez, con razones bien claras y expuestas, se cuenta que ese equipo es totalmente corrupto, o dejémoslo como un equipo con altos índices de probabilidad de corrupción deportiva.

     
  17. De ataques tipo Jelle Nijdam o Guido Bontempi en el último kilómetro se dio el año pasado en el Giro el de Kluge del IAM. En un momento, eso sí, en el que los equipos de los sprinters estaban ya diezmados e incluso Greipel había dejado la carrera.

     
  18. Hola Sergio,

    primero de todo muchas gracias por tus entregas diarias recientemente.

    No sé si la quieres añadir pero he recordado una etapa de la Vuelta 2001 con tres curiosidades. Es una etapa entre Logroño y Zaragoza en la que gana Igor González de Galdeano atacando en el último kilómetro al pelotón. No he encontrado quien fue pero recuerdo que en alguna entrevista Igor dijo que desde el coche le dijo en vasco que atacara de modo que sólo el equipo de Euskatel podía llegar a enterarse. Otra curiosidad es que ese día no se retransmitió la etapa (sólo los últimos 500m.) porque a un vecino no le dió la gana de ceder la terraza a TVE. La tercera curiosidad no la he podido contratar pero creo que es la etapa más rápida de la historia de la Vuelta con una media de 55,176km/h.

     
  19. No encuentro el video, pero me suena que Vilamajó en la etapa de la Castellana consiguió una fenomenal victoria de llegador. Era el año 1987 en una edición que ganó Lucho Herrera, con Fignon, Kelly, Dietzen, Delgado, Belda, Vandenbrouke, Pagnin o Madiot. Una Vuelta buenísima.
    Un saludo.

     
  20. ¿La famosa etapa de Lieja en el Tour 95 fue también una etapa de llegador o fue un duelo Indurain-Bruyneel?
    Gracias por adelantado y un saludo.

     
  21. Para ataques de llegador en EPO golden Age, la de Vinokourov meandose al peloton en Paris, aunque no fue en solitario.

     
  22. Yo soy un poco más viejo y recuerdo a Pepe Recio que lo hizo más de una vez, aunque pasó a la historia por la cabalgada con Delgado en el 85.

     
    • Ya lo decía Eddy Merckx: “Pepe Recio, el único español capaz de saltar del pelotón cuando este rueda a 40 km/hora”. Cómo han aumentado las velocidades desde entonces. Y qué lástima que aquella Vuelta no la ganase Millar, que fue mucho mejor que Delgado (lo había distanciado a 6 minutos). Pero Delgado ya era un maestro en movilizar un país entero a su favor, como luego repetiría al dar positivo en el Tour con probenicida.

       
  23. Bueno Vinokourov le fumo una etapa al pelotón en 2011 en esa carrera para mi sobrevalorada, lo siento, sé que os encanta, que es Romandia, si eso no era transfu golden age…Konishev siempre tuvo fama de llegador y es de plena golden epo, Armstrong también era un caza etapas antes de su transformación (de Armstrong ya se hablaba en 1992 cuando era amateur, que iba a ser buenísimo, lo siento, pero igual que se metió de todo es verdad que todo el mundo pensaba que iba a ser un gran ciclista) y si Bugno o es Golden Epo, bueno, donde ponemos la fecha, ¿en 1994 con un Gewiss arrasando en una temporada en la que andaban todos sus ciclistas?, ese Berzin ganándole el Giro a Indurain y una Lieja haciendo segundo en País Vasco, etc o que resucitara Argentin en su último año para llevarse la Flecha que le regalaron sus compas entrando en meta tres Gewiss, tres, ese Furlan que había brillado en el 92 y después desapareció excepto ese enorme 1994 con Milan San Remo, Tirreno, Criterium (el bueno), segundo en… tercero en… que año se marcó, Cenghialta 2º en la Amstel Gold Race, Bobrick (nunca se volvió a saber de él) levantándose el Lombardia del 94, Ugrumov a punto de ganar el Tour del 94 en tres días de furia (que le darían) y su Giro del 93, que surgiera el espécimen de Riijs haciendo una carrera impresionante para encaramarse al año siguiente al podio del Tour 95 y que iba a por la Vuelta de ese año si no se la pega en la crono de Salamanca, donde iba marcando tiempazos (5º en el Tour 93 con Ariostea, que no se lo creía ni él, ya iba hasta las trancas) Frattini, Colombo…leches, si es que en ese equipo me meten a mí y me levanto una carrera de las grandes o hago puestazo, si del resto les sumamos el País Vasco, París –Niza, Vuelta y Tour de Indurain y Rominger y el Mundial de Leblanc al resto de lo gordo gordo poco quedo, carreras muy buenas sí, pero eso que dices, la leche, poco, la Amstel (casi), París-Roubaix, Flandes, un Dauphine devaluado por aquella época, el Midi Libre (desaparecida), Romandia devaluada, vamos, es su sitio natural, Suiza y una V. Cataluña devaluada por el calendario, lo dicho, si es ese Gewiss entonces sí, Bugno no es golden Epo. Pero muchos de estos que desde 1990 marcaron el siguiente lustro en 1989 no andaban y apuntaban a rodadores o ganadores de una semana, a una París – Niza con algo de suerte, pues resulta que en 1990 le soban los morros a las figuras, y empiezan a hacer tiempos estratosféricos en las subidas…y las figuras corriendo en 1990 más que en 1986, 87, 88 y 89 cuando lo ganaban todo para seguir en la pomada, sin garantías, y ahí sí que no vale la milonga de los desarrollos, el ciclismo tenía trampas con un bicampeón del Tour como Thévenet, que está ahí, reconociendo que se metía de todo, pero en 1990 entro la mierda que hizo grandes a ciclistas de medio pelo y acabo con el espectáculo empezando los trenos en todos lados, para arriba también (joder, Rue subía que parecía campeón del mundo de montaña)

     
    • Gracias por tu comentario, que no voy a responder punto por punto. Llegador es alguien que ataca en los últimos kilómetros, con la carrera ya lanzada, y en solitario. En tu comentario mezclas de todo, incluyendo fechas.

       

Leave a Reply to Jordiff Cancel reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Current day month ye@r *