Aún nos queda Kratochvilova

Aún nos queda Kratochvilova

Ayer salió el nombre de Pantani a raíz de que el Giro 2014 homenajeará al famoso drogadicto italiano con etapas en lugares míticos de sus exhibiciones farmaceúticas y alguna mongolada más. El cadáver italiano siempre es objeto de filias y fobias, pero de lo que no cabe ninguna duda es que, si el ciclismo quiere venderse como deporte limpio, no cabe ningún tipo de homenaje a alguien que vivió y murió por la droga, ni más ni menos.

Como es algo que viene sucediendo desde su muerte a los 34 años -hay varios monumentos repartidos por diversos lugares de la geografía ciclista- no se puede incluir en la encuesta de qué cosas peores pueden pasar al ciclismo después de la victoria de Horner en la Vuelta, porque es algo que ya lleva sucediendo muchos años sin que nadie se lleve las manos a la cabeza. Incluso el Riccò pre-CERA era saludado como “el nuevo Pantani”, y sin ningún atisbo de ironía.… Leer más

 

Toda la carrera para Cavendish

Saludando a una seguidora

Mañana, abriendo el calendario olímpico, se disputa la prueba de ruta en ciclismo, con un circuito que unos califican de fácil y otros de difícil. Yo creo que es muy fácil, y la dificultad de la carrera vendrá de controlar la misma.

Después de varias subidas a un circuito en el condado de Surrey, los ciclistas regresarán a Londres por un recorrido muy llano y facilito, incluso sin curvas. El máximo favorito, y lo es desde hace años, es Mark Cavendish.

El que va camino de ser el mejor sprinter de la historia irá acompañado de una selección con el vigente campeón del Tour (Wiggins), Millar, el segundo del Tour (Froome) y Stannard. No es una selección de ensueño como la irrepetible de España en Pekín 2008, pero es la que mejor en forma está.

Con un supersprinter como Cavendish en liza, todos tendrán que intentar reventar la carrera antes del previsible sprint, pero no es nada fácil.… Leer más

En manos del UK Postal

Mirando atrás desde el amarillo, pero no viene nadie

Acabó por fin la peor Dauphiné Liberé que se recuerda, con una montaña muy escasa, tanto como los rivales. Baste decir que los dos primeros del podio son compañeros de equipo, un equipo que apesta.

Lo hizo desde su fundación, cuando se presentó como un equipo “científico” y, aunque su primer año fue de todo menos glorioso, ahora es una máquina de triturar que recuerda los peores tiempos del UsPostal, donde andaba hasta Benjamín Noval, por citar un sólo ejemplo de milagro médico.

Demos la bienvenida, pues, al UkPostal. No es casual, y nadie debería dejar inadvertido, que el recordado equipo americano también logró colar a dos compañeros como primero y segundo de la prestigiosa prueba por etapas francesa: en 2002 a Armstrong y Landis, aunque este último ha explicado claramente las razones de aquel éxito de un gregario gregarísimo.

A diferencia de aquella edición, en este 2012 apenas ha habido montaña en la carrera francesa: sin finales en alto de relieve, y convertido en un aguachirri de difícil digestión.… Leer más

Wiggins el cronoescalador (y sprinter)

Al sprint. Y celebrando como un experto.

Esto es el ciclismo: es el deporte que nos gusta, y ¡lo que hay que tragar con esta afición fuera de la razón!. Aquí va el enésimo caso de corredor que, viniendo de la nada más absoluta (de la pista) se transforma en escalador, sprinter y favorito número uno a ganar el Tour de Francia, tras una transformación asombrosa. Se llama Bradley Wiggins y ayer ganó el Tour de Romandía.

Al igual que en marzo ganó la París-Niza, el británico se ha impuesto en la segunda vuelta de prestigio que conquista -de prestigio y de las otras, puesto que no tenía ninguna- con un dominio de la cronoescalada al nivel de los mejores escaladores del pelotón. Para guinda, ganó la primera etapa de la carrera con un arte todavía desconocida en su repertorio descubierto con 33 años: al sprint. Al sprint. Al sprint.… Leer más

A temporada pasada

Otra temporada que pasa

Con las últimas carreras ya disputadas, toca ahora recuperar este post de enero y ver qué ha sido de sus protagonistas, esperados para este 2011 y que no siempre han llegado.

Ventoso: dicho y hecho. El ciclista cántabro ha logrado cinco victorias, destacando especialmente un maravilloso sprint en el Giro, pero una temporada mal planificada por su equipo (en parte debido a circunstancias sobrevenidas) le ha impedido brillar más, especialmente en un Tour al servicio de un corredor incapaz, y en un parte final de la estación que le era muy propicia. El próximo año, mejor aún.

Zubeldia: parecía que podía recuperar un poco de caché con la ida de Armstrong y la senectud de todo el RadioShack, pero no ha sido así. En el Tour se quedó de jefe de filas y no pasó del puesto 16º, el próximo año le tocará tirar de los Schleck.

Leukemans: por debajo de su increíble 2010, el belga  brilló en la Flecha de Brabante, donde Gilbert lo pastoreó y el aceptó de buena gana, y fue top-ten en otras tres grandes clásicas de primavera.… Leer más

Wiggins, un líder confiado en sí mismo

El nuevo líder, señalando

La Vuelta, que desde hace una década está a la búsqueda desesperada de nuevos finales (La Pandera, La Covatilla, la Bola del Mundo, Calar Alto, cualquier montaña de Asturias) había siempre dejado de lado una subida famosa como es la que lleva a la única estación de esquí gallega, conocida como Manzaneda y situada en el provincia de Orense, bajo muchos estándares la zona más pobre de España.

Subida en competición en la extinta Vuelta a Galicia, las razones por las que la Vuelta jamás se había aproximado a estos territorios hay que buscarlas en el índole socieconómico, la variable más contundente cuando estamos hablando de estas cosas. Cada cual podrá sacar sus conclusiones a la vista del lamentable estado del firme (“carretera que se agarra”, dijo el guiñol de Carlos de Andrés), la apatía del público (al paso por una aldea se vio claramente como una madre empujando el carrito ni se giraba para ver a los ciclistas, el resto cunetas vacías) y la desolación general en cualquier aspecto, pero insisto en que la realidad es muy terca con algunas cosas.… Leer más

En busca de su identidad

Entonces tampoco sabía qué tipo ciclista era

A Saint-Flour había llegado el Tour en 1999, victoria de etapa de David Etxebarría. Bastante tiempo después, la victoria de etapa ha ido a recaer en otro corredor español de idénticos orígenes y que no sabe todavía muy bien que tipo de corredor es, aunque ya sume tres etapas en las últimas cuatro ediciones del Tour.

208 kms. por el macizo central francés, ocho puertos de montaña y ni un sólo tramo llano dan para mucho: una etapa muy complicada y muy dura, donde todos los corredores llegaron muy agotados a meta, incluyendo a los favoritos para la general.

La escapada se formó en la primera subida, cuando Voeckler y Hoogerland se fueron a por los puntos de la montaña y poco después se unieron Casar, Flecha, SMS Sánchez y Terpstra. El holandés no aguantó el incensante vaivén de subidas y bajadas, y no tardó en descolgarse en otra subida.… Leer más

“Estás en el sitio equivocado en el momento justo”

Un club de fans al nivel de A.C
De entre los 32 implicados por la fiscalía de Mantua en la investigación antidopaje en torno a la farmacia de Negrelli en Marina Mantovana, unos cuantos iban a participar en el Giro. La organización ha invitado cortesmente a no alinearlos, y para agradar a Zomegnan (que sin embargo recibe con los brazos abiertos a Contador) sus respectivos equipos han excluído a Ballan, Santambrogio, Da Dalto y Bandiera, pero el más significativo ha sido Bruseghin.

Básicamente porque sólo hasta última hora se ha caído de la lista del Movistar, ese equipo fundado “para dar ejemplo” y que da estos ejemplos, en todo caso consecuentes con su trayectoria de décadas. Hicieron lo mismo con Valverde en el Tour 2009: ante un posible veto de la organización, fuera el murciano y sus directores pavoneándose por ahí, pero jamás sin llegar al fondo del asunto. En fin, como en los 25 años de honradez.Leer más

Klöden once años después

Quiero patrocinador. Quiero seguir hasta los 40 años

El RadioShack, el equipo creado a imagen y semejanza de Armstrong para que este corredor pudiese acariciar su excéntrico sueño de ganar el Tour con 38´5 años, se queda sin patrocinador este año.

La cadena de electrodomésticos americana entró con el anzuelo del corredor texano, pero tras la fuerte caída de bruces en el pasado Tour, el simpático cowboy acabó dejando el ciclismo a la manera que se merecía: en sordina, en una carrera en Australia, diciendo que había vuelto para luchar contra el cáncer y no por sus miserables ambiciones médicopropagadisticas.

El equipo no rindió muy bien el año pasado: sus mejores victorias fueron la Vuelta al País Vasco con Horner y el Dauphiné con Brajkovic, pero en las grandes vueltas no brillaron. No ya en la Vuelta a España, donde ni siquiera fue invitado -¡un saludo a Guillén!-, es que en el Tour prácticamente ayunaron con una victoria de Paulinho en una escapada y un décimo puesto en la general conseguido por Horner de manera muy sufrida y anónima.… Leer más

Tony Martin gana una París-Niza devaluada

La edición de este año de la París-Niza no va a ir a ningún almanaque de historia más allá de lo puramente formal. No todas las carreras tienen porque hacerlo, pero lo sucedido este año en la prueba francesa es un claro ejemplo de cómo un recorrido mal diseñado manda al traste una cita tradicional con el buen ciclismo.

Ya renqueante de salida por la bajísima participación, el resultado final de la competición se vio condicionado por la crono del viernes, 27 kms y la de mayor distancia desde 1969. El recorrido se realizó bajo buenas condiciones climatológicas, las mismas que escasearon durante el fin de semana sin ningún final en alto y, casi en consecuencia lógica, sin ningún ataque serio.

Tony Martin se impuso en su especialidad, metiendo 20″ a Wiggins y 29″ a Porte, otro que está pendiente del solomillo para saber su calendario. Todos contrarrelojistas, como el podio final.… Leer más