Dos días para el final, y seis corredores para ganar un Giro

Aunque parezca increíble, quedan dos etapas para el final de la edición número cien del Giro de Italia y seis corredores tiene opciones de ganar la carrera. No se recuerda una gran carrera por etapas que haya llegado tan abierta a una fase tan avanzada de la carrera, por mucho que quede una etapa de montaña diseñada maravillosamente -como se avanzó en la presentación del recorrido- y una crono final de 30 km. Será, por tercer año consecutivo, una edición del Giro para recordar, una resurreción en toda regla de la carrera.

¿Y cómo se ha llegado a esta situación? Principalmente por un recorrido que está suponiendo una carrera de exterminio por vía de la extenuación, lo que tiene que ser el ciclismo, básicamente un deporte de resistencia. Cuatro días seguidos de alta montaña, disputados a una media salvaje -todas las etapas han llegado con adelanto- por la que los que viven de este circo pasan de puntillas, y también una serie de movimientos tácticos, polémicas y valentía.… Leer más

 

Ganar así no es ganar, es dejarte en evidencia

Ganar así no es ganar, es dejarte en evidencia

Si estás leyendo esto, si has llegado a este espacio minoritario especializado en ciclismo, es porque te gusta este deporte y porque seguramente has pasado más horas de las que te gustaría confesar viendo una competición podrida hasta la médula, pero que sin embargo no puedes dejar. Lo se. Esa es también mi historia, pero es precisamente su conocimiento -aunque sea por la simple observación de nivel aficionado- el que permite contextualizar adecuadamente lo visto hoy en la espectacular y clásica etapa por los Apeninos tosco-emilianos.

Los organizadores, con buen tino, no han dejado en esta ocasión una etapa de descanso entre la crono y la etapa-trampa, como pasó el año pasado para desgracia de Mikel Landa, afectado por un blancazo en unos parajes muy similares a los de la etapa de hoy. En contra de lo esperado, no ha pasado nada en ese sentido, con los favoritos aguantando bien entre ellos, incluyendo algún fuego artificial de Nibali y Pinot, y todos bien agrupados en meta y limitando las pérdidas con una fuga muy peligrosa.… Leer más

 

De repente, una París-Tours. De repente, ciclismo.

Salió una gran etapa, sin ninguna duda la mejor de lo que llevamos de Tour, con un montón de intrahistorias y situaciones de carreras mucho más interesantes que las cacareadas etapas de montaña. Un perfil vertiginoso, un media de película de terror (45 km/h, ¡el ciclismo que cambia!) y una fuga compuesta por una parte muy importante de la crema de las carreras de un día. Sin quererlo, en el Tour apareció una clásica, quizás la más auténtica que queda.

Para salir de Andorra, donde estuvieron disfrutando de la jornada de descanso, los ciclistas tenían que afrontar Envalira, único paso directo con Francia y que, merced a este Tour donde se escamotean los colosos alpinos, era la cima Henri Desgrange de 2016. Un coloso de salida, y despues más de 140 km. rapídisimos hasta la meta en Revel, un lugar de cuento de hadas.

Recientes sucesos tras la jornada de descanso, como los que sufrieron trágicamente Van Garderen o Landa, hacían prever que a más de uno se le atragantaría un plato así tras el desayuno, y solo tenemos testimonio de Kelderman y de Rolland.… Leer más

 

Zakarin alza los brazos, Quintana suma la victoria

Zakarin alza los brazos, Quintana suma la victoria

Los organizadores de la Itzulia deberían dar un vistazo al Tour de Romandía: no solo por los bellos paisajes de la primavera en los valles y la nieve en las cumbres, sino por como está estructurada una prueba equivalente -seis días, WT- y lo que consigue una buena disposición de las etapas. La estupenda participación de este año también ayuda, pero el recorrido siempre es la parte fundamental.

Estamos en una prueba Sky, otra que como Paris-Niza o Dauphiné lleva sufriendo un lustro de tiranía del equipo científico. En 2012 ganó Wiggins, los dos años siguientes Froome (uno de ellos con un TUE expedido por Mario Zorzoli) y el año pasado el espigado británico de formación ciclista africana quedó tercero, lo que viene a decir que lleva cuatro años en la pomada de la victoria en la prueba, de la que ha hecho su coto particular.

Su debut no fue muy esperanzador: una crono por la Chaux-de-Fons que incluía una corta y exigente subida, además de un peligro descenso, relegó al vigente campeón del Tour al increíble puesto 55º, prácticamente las clasificaciones que obtenía antes de su súbita y balística transformación en agosto de 2011.… Leer más

 

Antes del Tour (I): Dauphine es un corral del Sky

Antes del Tour (I): Dauphine es un corral del Sky

Antes del Tour, y en su esfera inmediata de influencia, se disputan dos de las carreras más prestigiosas que puede ganar un ciclista; durante el Tour no se disputa ninguna carrera de ese nivel, porque el Tour es el Tour y en su honor se inmolan las carreras deportivas de muchos ciclistas, y también de muchas pruebas. La primera de ellas es el Dauphiné, que siguiendo una tradición más o menos implícita, este año ha rizado el rizo y ha tenido una etapa de montaña exactamente igual a la que se disputará dentro de tres semanas en la gran ronda francesa.

Dauphine es una carrera que apenas reporta beneficios a ASO, y que sigue adelante por ser más que nunca un petit Tour de France. El ciclismo francés ya perdió el Midi-Libere hace muchos años, y no se puede permitir perder una carrera que se mantiene en gran parte por su condición de plataforma para el Tour, y con mucha mejor participación que su rival en el calendario, la Vuelta a Suiza.… Leer más

 

Tercera victoria en la Valverde-Bastogne-Valverde

Tercera victoria en la Valverde-Bastogne-Valverde

Nadie quería llegar al sprint con Valverde. Nadie pudo escaparse del milimétrico control táctico de la carrera que hizo el equipo Movistar y el Katusha para dejar toda la decisión de la carrera en la subida a Ans. Valverde lo hizo todo bien, al igual que en la Flecha Valona de cuatro días antes: entonces tenía 34 años, ahora tiene 35 años y un día. Respecto al año pasado, parece que haya pasado un siglo. Respecto a su primer doblete en las Ardenas, en 2006, parece que haya pasado un milenio.

En Haute-Levee, a 70 km. de meta, atacaron Scarponi y Kangert, compañeros de Nibali. Junto con Chaves del Orica formaron un trío que estuvo 20 km. escapado, manteniendo una distancia de 1´sobre un pelotón donde José Herrada se bastó el solito para mantener y después reducir la diferencia con los fugados. Poco antes de La Redoute, y unos 42 km.… Leer más