El ciclismo de hoy en día (I): primer hospitalizado de la temporada

La historia de hoy comienza hace menos de un año, cuando el mejor equipo del mundo en cuanto a victorias conseguidas -más de setenta en una temporada, desde grandes clásicas a varias etapas con corredores diferentes en cada una de las grandes vueltas- ficha con la temporada 2018 ya empezada a un perfecto desconocido desde un equipo perfectamente desconocido.

La plantilla ya estaba en 28 corredores, pero debieron ver algún hueco que había que completar, y no precisamente por la baja de Vakoc. Nada mejor que traer al Quick Step a Kasper Asgreen, de 23 años recién cumplidos. ¿Bagaje? Inexistente, dado que competía en el Team Virtu, un continental raso para colocar a daneses, donde había destacado como contrarrelojista (campeón nacional y europeo sub23), y nada más.

De manera muy sorprendente, Asgreen fue una de las revelaciones de la temporada pasada. Desde el 1 de abril en el equipo de Lefevre, ya consiguió entrar en el equipo para clásicas como L´Escaut o Flecha de Brabante, e ir a la Vuelta a California, su primera carrera WT, pero lo mejor estaba por llegar: entra en el equipo de la Vuelta y hace exactamente el mismo rol que Yves Lampaert en el Tour.… Leer más

 

El pastor alemán ladra en Austria

El pastor alemán ladra en Austria

Había un ambiente previo de fronda. La selección nacional se había conjurado para que Valverde ganase el Mundial (“su última oportunidad”, como si no viviese de prestado desde 2006) y por selección nacional no entiendo únicamente a los convocados por RFEC y su Luis Aragónes particular, sino a aficionados -que acudieron en masa a Innsbruck, cuando el año pasado en Bergen no había nadie- y periodistas -el año pasado no hubo ni un periodista español acreditado en el Mundial-. Porque el ciclismo no les importa, sólo el forofismo.

Esa fronda, esa conjura de todos para que Valverde no se fuese al rincón de la Historia como más recordado por sus derrotas que por sus victorias, se plasmó en la semana de concentración en Sierra Nevada, una cosa inédita en la Federación, la misma que no paga al seleccionador porque no tiene dinero, pero sí lo tiene para estas cosas: una semana encerrados en el Hotel El Guerra de Sierra Nevada, que debería pasar a la pequeña historia del deporte español al igual que el espíritu de Neufstif lo ha hecho con el deporte que interesa a la inmensa mayoría de los que siguieron la prueba del domingo.… Leer más