Publicado por fin en España The Rough Ride

una-dura-carrera-paul-kimmage-editorial-libros-de-ruta_696Ha tardado nada menos que 26 años, pero uno de los libros fundamentales para conocer el ciclismo realmente existente acaba de publicarse en España. Traducido como Una Dura Carrera, el libro está escrito por Paul Kimmage y es una biografía de su experiencia como ciclista, justo antes de que cambiase el sillín por el sillón e iniciase una exitosa carrera como periodista, uno firmemente comprometido con la verdad, con lo que realmente sucede en el ciclismo y, también, con la buena escritura.

Lo que más sorprende del libro es que está bien escrito. Sin duda, el mejor de su género, porque combina esos aspectos formales con el contenido. De hecho, lo podría leer hasta alguien no aficionado al ciclismo o al deporte, puesto que trata temas universales como la amistad, la soledad, el aprendizaje y la decepción, y lo hace desde un lenguaje llano y sin forzar nada: cuando lo lees, sabes que estás leyendo la verdad, quizás el mayor valor de estos libros-testimonio.

¿Y qué es la verdad en un libro de ciclismo? Pues la verdad es escribir, además de las batallitas propias del género, sobre el uso de drogas en el pelotón, precisamente de lo que adolecen el resto de libros de ciclistas, que cuando tratan el asunto es por accidente, o porque los engañaron, o porque los han pillado. Kimmage escribió el libro sin necesidad de hacerlo -aquí podríamos hablar mucho de cuales son las razones por las que escribimos, pero no es el momento-, justo cuando dejó el profesionalismo, en el lejano 1990.

Es, por tanto, el testimonio de una época muy intensa, la de la segunda mitad de los años 80, y a cargo de un corredor que da una perpectiva desde abajo del pelotón, pero que corrió con todas las figuras de la época. Irlandés, fue contemporáneo de la edad de oro del ciclismo en ese país, cuando coincidieron de manera casi mágica Stephen Roche y Sean Kelly, además de Martin Earley. Sin embargo, nunca ganó grandes clásicas ni grandes vueltas, al contrario: no consiguió ganar ninguna carrera como profesional.

El libro sigue el esquema clásico anglosajón, cronológico y dedicando atención al entorno familiar y el rise up, algo que no sucede ni sucederá en las biografías de deportistas españoles. De familia modesta irlandesa, con un padre que llegó a ganar el nacional de ruta pero que rechazó ser profesional cuando pudo -significativo y freudiano-, el libro va desgranando cómo poco a poco se va metiendo en el ciclismo, primero junto a su hermano Raphael -llamado así por Geminiani- y después los duros inicios en el ACBB, un equipo amateur francés de la época donde recalaban todos los anglosajones, y que funcionaba como una factoría.

Una de las mejores cosas del relato es el detalle con el que explica las carreras, las diferencias entre si eran en el norte o en el sur, las ubicaciones geográficas, sus estancias en Wasquehal y en Grenoble, sin caer en el paisajismo. Sin embargo, por lo que ha pasado a la fama como libro es por su descripción realista de lo que era y es el dopaje. Por eso fue un libro maldito, que le causó perder amistades, y del que nunca se habló en España en la época, por la doble barrera de estar en inglés y por tratar temas que aquí eran tabú, a pesar de que Jose Manuel Fuente ya había dejado escrito en su imprescindible Ciclo de dolor que la droga era el motor del profesionalismo.

Kimmage pasa a profesional en 1986 en el R.M.O, un nuevo equipo francés de corte modesto -su única estrella era Claveyrolat-, y con el marchamo de haber sido 6º en el Mundial Amateur del año anterior. Consigue ser seleccionado para el Tour, y acaba en el puesto 131º de 133 que acabaron, y el libro adopta el formato de diario cuando aborda las tres grandes vueltas en las que tomó parte. Sin embargo, las partes más interesantes están en cuando describe el ambiente de los criteriums post-Tour, la droga que corría, y cómo se inicia en el ciclo.

Lo mejor es que lo lean. Es un buen libro, uno que se puede recomendar. Viene con todo el material anejo que el autor ha ido incorporando en la sucesivas ediciones -es un clásico del fondo de estantería en el mundo anglosajón-, y eso hace que tenga varios epílogos, postfacios, añadidos y cosas varias, que solo hacen que afirmar que el relato principal es inmortal. Que cambiarán los nombres propios, las sustancias e incluso los países, pero no las prácticas ni las sensaciones.

El libro está editado por Libros de Ruta, una editorial de Bilbao con un catálogo mucho más interesante que Incultura Ciclista, la vergüenza con tapas que jamás editará un libro parecido, pero que chapotea en la mierda de publicar basura como la de la Hernando. Y no solo el catálogo: el libro está bien editado en el aspecto formal -guardas interiores con fotos, por ejemplo- , y no tiene esas tapas de la editorial de Tarragona que se decoloran y se rompen con solo mirarlas, porque hace falta ser tacaño para no gastarte 10 centimos de euro más en el proceso de edición y vender libros con la calidad más baja que te ofrece la industria editorial. Porque hace falta ser roñoso y ratero.

La tradución, empero, es bastante deficiente, confundiendo Normandía con Romandía, Arles por “Aries”, hablando de casas de “estilo Rey Jorge” y, más adelante, el más correcto “casas georgianas”, y con unas molestas notas a pie de página que en muchas ocasiones sobran o son completamente extemporáneas, como cuando cuando está describiendo una caída, y muy bien, y el traductor tiene la necesidad de poner una llamada con “como le pasó a Beloki”. Y tan bien como digo esto, también digo que está muy bien traducido en cuanto a expresiones coloquiales, con un “me follarían vivo” -referido a una carrera- y un tirar “p´lante” que no desentona con lo que, al fin y al cabo de cuentas, es el relato de un deportista. Cosas de la generación mejor formada, para lo mejor y para lo peor.

Agradezco a la editorial haberme enviado un ejemplar para la reseña.
***
Seis etapas del Tour, cinco sprints. De esos cinco sprints, tres para Cavendish, cuando en los tres últimos años en el Tour había ganado únicamente tres etapas. Nadie se lo explica, y más corriendo en el Dimension Data. Y más teniendo en cuenta que este año solo había ganado tres carreras: una etapa en Qatar, una etapa en la Vuelta a Croacia, y otra etapa en California. Todos contentos con el que es uno de los monigotes del ciclismo contemporáneo, y que ya suma 29 etapas en la carrera, lo que unido a su Mundial y su Sanremo le hacen uno de los mejores sprinters de la historia.

Hoy llega la montaña con la subida y posterior descenso del Aspin, para el sábado subir el Tourmalet y otros puertos pirineaicos-occidentales, y el domingo la etapa de Andorra, con final en Arcalís, donde la famosa subida sentado de Ullrich en 1997.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
 

64 comentarios en “Publicado por fin en España The Rough Ride

  1. Recomendable 100℅, lo leí del tirón y eso que al día siguiente había que darse un buen madrugón, por mi parte, poco más que añadir a lo ya dicho en el post.
    A ver si hoy sale una buena etapa en los Pirineos, a pesar de que el Giro haya dejado el listón tan alto.

     
  2. Grande Sergio.

    El libro es auténticamente necesario (ineludible). En el mismo sentido que el de Bassons. Son testimonios de la “clase obrera” y que revelan el punto esencial de la práctica (“faire le métier” o ni siquiera acabas una vuelta de tres etapas, además de la omertà y el hecho, casi siempre obviado, de que el inicio en la trampa y el engaño se produce mucho antes del profesionalismo [todos, al final, quieren reservar algún resultado como propio, sin ayudas de la química]).

    Por otra parte, y respecto de la apuesta editorial de Cultura Ciclista, hay que destacar que se lanzó a la aventura en un momento en que el mercado estaba prácticamente ayuno de este tipo de libros. Con todo, es cierto que la calidad de la “manufactura” es menos cuidada (aunque se asemeja bastante a las ediciones de bolsillo de los libros deportivos anglosajones) y que, salvando excepciones (las biografías de Coppi o Fignon, la historia de la Vuelta, o los testimonios de Terront y Major Taylor por ejemplo), se refugia en libros más “vendibles” (la novela de Arribas sobre Ocaña, me resisto a llamarla biografía, es poco menos que una estafa. El libelo de Ainara genera, directamente, repulsión).

    Sea como fuere, llegar ahora al libro de Kimmage es un mal menor. La biblioteca anglosajona es siempre muy rico en testimonio interesantes.

    Abrazo.

    Tomelloso

    ps: en una etapa similar a la de hoy, se acabó el Tour el año pasado

     
  3. Cavendish es el mejor sprinter de la historia del tour.
    Disfrutemos de haber compartido este momento.

    The grass was greener
    The light was brighter
    The taste was sweeter
    The nights of wonder
    With friends surrounded
    The dawn mist glowing
    The water flowing
    The endless river

    Forever and ever

     
  4. Yo también recomiendo su lectura aunque en mi caso mi opinión se basa en la versión original en inglés que recomiendo pero sólo con un nivel alto de inglés. De no tenerlo el lector se hará a si mismo y a la editorial que ha hecho el esfuerzo de editarlo en español un favor. Quisiera añadir una serie de matices sobre el libro:
    - Para mí tiene una lectura paralela y es lo duro que es llegar y permanecer en el ciclismo profesional sobre todo si no eres de los que van delante en la “manada”, que en el fondo son los que menos sufren. Es un mito que los que quedan delante lo hagan porque saben “sufrir más”. Un componente inmenso es la aptitud física. Por desgracia a menudo fraudulentamente mejorada con prácticas contrarias a la ética del deporte. Paul Kimmage probablemente nunca hubiera sido un ciclista “top” pero eso no quita que se sintiera estafado en la profesión que eligió en la que no todos competían en igualdad de condiciones.
    - Que la gente no espere una descripción de las técnicas de dopaje de la época. Es más una descripción, muy valiente para la época aunque con lo que sabemos hoy se queda corta, de la cultura del dopaje pero eso no lo hace menos interesante. Apenas menciona el consumo de anfetaminas.
    - También menciona las mafias de corredores que amañaban resultados. En principio en los critériums en los que es sabido que son un mero espectáculo pero en los que hay mucho dinero de por medio. No es difícil extrapolar que también sucedía en otras carreras..

     
    • Yo leí en la biografía de Duclos-Lassalle (en francés) hablar claramente de compra de carreras. Recuerdo con detalle que Moser le ofreció dinero en el Mundial del 81.

       
      • No hace más de un par de meses el mismo Oscar Pereiro reconoció en directo en un famoso “programa” televisivo de futbol nocturno que en una etapa del Tour 2005 en la que quedó segundo le ofrecieron dinero por dejarse ganar. Al parecer iba escapado con Hincapie, y este le comentó algo que Pereiro no llegó a entender bien, mencionando la cifra de 50.000€. Pereiro dijo que pensaba que se los pedía a él por no disputarle la etapa, y que Hincapie iba fundido, pero al final se le escapó y ganó. Y Pereiro cobró los 50.000 y se lo comunicó al equipo.

         
        • Vamos a ver, Jaimito, dijo la maestra: ¿Quien fue Moisés?
          Moisés, dijo Jaimito, era el hijo de la hija del faraón.
          No, hombre, no, Jaimito. La hija del faraón se encontró a Moises flotando en una caja en las aguas del Nilo.
          Bueno, eso fue lo que dijo la hija del faraón. Contestó el esceptico y pragmático Jaimito.

          Pues lo mismo digo yo: “Bueno, eso fue lo que dijo Pereiro”

           
        • A Pereiro se le escapó la “anécdota” en pleno programa en directo. Cuando vio en el lío que se había metido balbuceó una excusa tan idiota como la que contó. El hecho de aceptar el dinero y no denunciar a Hincapie por sobornarle, dice todo de este siniestro personaje.

           
    • Sobre las anfetaminas mola la parte de como se llevaban las jeringuilllas y se las inyectaban en marcha cuando faltaban dos horas y media de carrera.

       
  5. Lo acabo de adquirir por la red en una librería de baratillo inglesa.
    tenían otra referencia para el mismo autor: El compromiso, auge y caída de Matt Hampson.
    Alguien lo ha leído?

     
  6. Offtopic total: A discreción de Sergio si lo publica o no.
    Hace unos días comentábamos el estado de algunos puertos en Suiza, tras hacer ayer la ruta que tenía pensada (Davos-Livigno por el Fluela, Fuorn, Umbrail, Stelvio y Foscagno) decir, por si alguien está interesado en subir alguno de estos puertos, que están perfectamente y que en el Umbrail ya no hay tramo de sterrato, está completamente asfaltado. Por cierto, me pareció durísimo este puerto, mucho más que subir por Bormio e incluso por Pratto. Salu2.

     
  7. Hola,
    hace poco tiempo descubrí este blog por pura casualidad, lo leo para entretenerme antes de ir al trabajo pero, sobre todo, lo leo porque trata el tema del ciclismo desde una perspectiva diferente de la mayoría de la prensa especializada (con esto me refiero a que no obvia el dopaje).
    Quería hacer un comentario que nada tiene que ver con los asuntos sobre los que el autor ha publicado. Y es que desde hace un tiempo que vengo pensando en una cosa, a saber, si Miguel Indurain pudo contar con algún tipo de bula por parte de las autoridades ciclistas parecida a la que pudo tener el US Postal o tiene ahora el Sky.
    Y es que cada vez que recuerdo el año 1994 (el del tan cacareado duelo Indurain-Rominger) no puedo evitar preguntarme: qué pasó en realidad.
    Tony Rominger venía de hacer una temporada extraordinaria, arrasó en la vuelta a España (si bien ese año no contó con una gran participación pues segundo y tercero fueron Mikel Zarrabeitia y Perico Delgado), ganó, creo recordar, la vuelta al País Vasco y también la París-Niza.
    Llegó al tour (calificado de antiindurain) después de hacer una preparación en altura en Colorado, además, ese tour tenía más montaña y menos kilómetros de contrarreloj individual que los 3 anteriores.
    El resultado final es ya historia: Indurain ganó con mayor ventaja sobre el segundo clasificado (Piotr Ugrumov, ciclista del entonces equipo Gewiss y cliente de Michele Ferrari) que en los tres tours anteriores, y eso que venía de perder el giro con Berzin, su equipo el Banesto hizo mejor tiempo en la contrarreloj por equipos que el Clas-Mapei, equipo que estaba mejor dotado para esta disciplina, y creo que huelga hablar de la exhibición en Hautacam.
    Así que mi pregunta es: Indurain ganó porque era el mejor en las mismas condiciones (era el mejor de los dopados) o gozó también de la complicidad de las autoridades del ciclismo como otros equipos?.
    Qué es lo que pensáis de esto?
    Gracias por contestar y un saludo.

     
      • Sí, yo recuerdo bien aquella broma, entonces tenía yo 13 años e Indurain era mi ídolo.
        Sufrí con pena como mucha gente su derrota en el giro, que ganó Berzin y llegaba el tour con la duda de si superaría a un Rominger que se había mostrado intratable en primavera y que tenía sobre el papel un equipo mejor.
        Pasó lo que pasó, Indurain ganó y yo era un crío feliz con todo el verano por delante pero han pasado los años, ya no somos niños, hemos visto lo que hemos visto y desde hace tiempo me asalta la duda de si Miguel y el Banesto pudieron beneficiarse de un cierto trato parecido al de US Postal o Sky y quisiera saber la opinión de más gente.
        Quizás soy un poco pesado pero es que

         
    • Para aclarártelo, entre los que éramos críos como tú pero algo metidos en el mundillo ciclista una broma común era que si el Tour se corriera de noche no le haría falta poner focos en la bici, sus ojos iluminarían la carretera en un tono amarillo fluorescente.
      Otro ejemplo que me encanta es ver como a partir de 1989 los tiempos de subida en Alpe D´Huez que tan bien recopila ammattipyöräily. Se han vuelto estratosféricos, todos empezaron a volar bajo con la bici y así siguen…es que ha debido de mutar algún gen y hemos evolucionado.

       
  8. Siempre me gustará más un personaje secundario que cuente las miserias, los esfuerzos y lo que ve alrededor, que no hablar de protagonistas, estrellas de lo suyo, abstraídos de lo que subyace.

    ¿Y si en este Tour son más importantes las bajadas que las subidas? He leído por ahí que hay riesgo de tormentas. Nairo se suele desenvolver bien en esas condiciones y Froome yo creo que es más de la escuela de Sir Tronco en los descensos mojados.

     
  9. Un libro de hace 26 años, da pereza total! Pero si es interesante como dices tomo nota, para cuando haya tiempo libre en la playa.

    Gracias por compartir la información.

     
      • Milongas. Lo he dicho siempre y lo repito: el dopaje es un negocio. Se puede ser un top-ten y ganar etapas cambiando el chip, estudiando un poco de fisiologia y conociendo tu cuerpo. Ganar un tour no, no y no, pero top-ten….si no puedes retírate tío y no te metas mandanga para joder dl que anda Un punto más que tú. Es vomitivo ver al que le falta un punto, ese que provoca explosiones, que aguante con el que vale, porque llegan todos a meta al mismo tiempo. Eso es impensable en juveniles. No pienso opinar más si seguimos con la idea que el dopaje es todo. Falso. Te meten en un bucle que te obliga a ser un yonki del dopaje. O andas o retírate con 19. Milagros a Lourdes.

         
    • Joder, entonces ni hablar de los clásicos, ¿no?
      Por otra parte, considero que la lectura es una necesidad primaria, como el alimentarse o el dormir. Yo el tiempo libre lo utilizo para temas banales,como ver la tele, enterarme de fútbol, etc; aunque en vacaciones también lo utilizo para hacer más kilómetros en bici.

       
  10. En la epoca de indurain los medicos dopadores trabajaban a sus anchas , ferrari , eufemiano y padilla por poner ejemplos eran entrevistados en las revistas de ciclismo con asiduidad. Recuerdo un reportaje esclarecedor del milagro ariostea despues gewiss con ferrari protagonista.
    Y del record de la hora de indurain con padilla como uno de los protagonistas controlando sin parar el nivel de acido lactico de indurain…mediante pinchazos en el lobulo de la oreja.
    Si tenia bula?.. supongo que la misma que los demas el dopaje existio y existira siempre.

     
    • Sí, de hecho, creo que es en esa época cuando se empezó a imponer el médico-preparador, cuando médicos como Ferrari gozaban de gran prestigio y tenían artículos dedicados en revistas especializadas, como bien has dicho.
      Creo que era el propio Ferrari el médico-preparador de Rominger, así como de la Gewiss de Berzin, Ugrumov y Rijs y no sé de quiénes más.
      Pero es que aquel año vendieron el duelo Indurain-Rominger como el acontecimiento deportivo del año.
      Rominger venía de hacer la mejor temporada de su vida, se había entrenado en Colorado, en cambio, Indurain venía de haber perdido el giro.
      Llega el tour y al principio parecía que estaban igualados (con cierta ventaja para Indurain que le sacó dos segundos en el prólogo y 20 en la contrarreloj por equipos, a pesar de que el mapei estaba mejor dotado para esta especialidad) hasta la contrarreloj larga en la que Indurain gana con dos minutos de diferencia; llega la montaña, la etapa de Hautacam y Rominger pierde, en un terreno favorable para él y en el que se esperaba batalla, varios minutos.
      Finalmente, Rominger se acaba retirando.
      Yo me pregunto qué pasó en realidad.
      El dopaje ya estaba generalizado en aquella época pero había gente con privilegios y estaba Miguel entre ellos?.
      Gracias por contestar y me gustaría que otros opinaran aunque sé que este no es el tema del artículo y tal vez debiera ser abordado en otro lugar pero es que quisiera conocer la opinión de más gente al respecto.

       
  11. Ya lo ha comentado Carlos hace un par de comentarios: Cavendish ha sido campeon del mundo en pista este 2016 junto con Wiggins, en modalidad “americana”… un sprint y otro y otro…
    Si se hubiese corrido como en el giro, a 45kms/h la primera hora, no creo que hubiera podido llegar entero a los finales, pero como van de relajo, pues ahí lo tenemos.
    Me comeré mis palabras si gana en los campos eliseos, pero si no tiene opciones al maillot verde en una semana se retira.

     
    • Hola:

      Totalmente de acuerdo con Zitasport.

      Los “alicientes” que se comentaban en otra entrada hace días y del acuerdo (mafioso?) con el que cada vez estoy más de acuerdo.
      La victoria de Cavendish no hace sino reafirmarme en esa hipótesis.
      Respetemos al caído, disputemos sólo los últimos 20 kms., que no se descuelgue ninguna atracción (ya sea retirada de sprinters, perdida de opciones de aspirantes a la victoria, etc.) para mantener la “cuota” de pantalla hasta el último día y que la maquina de hacer dinero no se detenga.

      Saludos,
      David

       
  12. A ver cuando se anima alguien a publicar el de Bassons, ya citado en los comentarios, y el de Erwann Menthéour, de seguro bastante más interesantes que el de Millar, por el que siento cierta curiosidad, pero del dudo que merezca la pena gastarse los cuartos.

     
  13. Buenas tardes, Sergio. Me dolió mucho lo que dijiste de mí en tu post anterior. Cuando escriba el libro sobre mi aventura ciclista no esperes que la editorial te envíe un ejemplar de cortesía para que lo analices. Tendrás que rascarte el bolsillo y soltar los 20€, el presupuesto de dos días.

    Ah, y Contador no ha perdido tiempo en el Aspin, ahora vas y los cascas. Y eso que tus secuaces lo quisieron tirar por tercera vez con la pancarta inflable que desinflaron a su paso.

     
    • Lo conseguiré por otros canales, y lo pondré en mi selecta biblioteca junto al de Marichalar y su aventura atlántica en moto de agua.Dime, lo de despertarte rodedao de lobos, ¿crees que ayuda a que te tomen en serio?

       
      • En realidad no eran lobos, yo me despierto todas las mañanas “rodeao” de lobas… Y menudas “lobas”. Es lo que tiene ser un DJ de éxito, amante de la aventura y el riesgo.

         
        • Jo, que está afectando el viaje. Te recomiendo el libro “La práctica de lo salvaje” de Gary Snyder, recién editado en castellano. Te abrirá nuevos horizontes dentro de tu aventura.

           
          • Perdona, pero yo tengo por costumbre leer lo menos posible. Habitualmente sólo leo el valor de los billetes, las monedas ya ni las uso, lo demás lo considero contaminación mental innecesaria. Es lo que tiene pertenecer a la generación mejor formada, como tú bien sabes ya que también formas parte de ella. Viva la televisión, en ella encontrarás todo lo necesario para divertirte y cultivarte sin necesidad de leer.

             
              • Tampoco lo es Juanma Castaño, ni yo, que yo que tengo treinta y tantos largos, pero eso no nos libra de pertenecer a esa generación gloriosa. Hay que adaptarse a las nuevas tecnologías, y dejar los libros en papel trasnochados.
                Ahora me voy a ver unos vídeos en YouTube de dos de mis grandes gurús en temas de ciclismo, triatlon y aventuras épicas subvencionadas con el dinero ajeno: Josef Ajram y su pupilo Valentí San Juan. A ver que nueva bici de 12000€ les han cedido desde alguna marca para recorrer el desierto o que zapatillas llevaran en su proxima ultramaratón. Qué opinas de estos héroes deportivos de los nuevos mass media?

                 
                • Tu ejemplo deja mucho que desear Sr. Olfo. Espero que no vayas nunca a un colegio de Educación Primaria a predicar con estas ideas arcaicas que tienes. Puedes dar todas las vueltas en bici por España o por dónde sea, y ayudar a tantas organizaciones como quieras, pero tu mensaje es propio de gente con dos dedos de frente.

                   
  14. Cultura ciclista ha publicado muy buenos libros, te recomiendo que te ilustres sobre todo leyendo los que ha escrito Verner Moller…pero no se si tu limitada mente tendrá capacidad para comprender las reflexiones que el autor acomete……

     
    • Hola Mikel, he quitado la última parte de tu mensaje porque estaba lleno de insultos, como todos los que dejas. El libro de Verner Moller es un puta mierda, y por eso encuentro lógico que lo califiques de “muy bueno”. De entra, parte de la hipotesis de que Rasmussen no se dopó….

       
      • Y no sólo eso, sino que cuando se demostró lo que ocurrió con “Piolín”, mantuvieron (y mantienen) el libro en loa anaqueles, como si no hubiera ocurrido nada. De Cultura Ciclista, salvo, por lo curioso, la biografía de Fignon. Las de Riis y Ocaña, puras bazofias. El ensayo sobre el dopaje del tipejo danés ese, terrorismo impreso.

         
    • Sí, ya discutí de este asunto con el editor en España, y lo tuvo que reconocer: publicó un libro caducado basado en mentiras. ¿Tu eres de la rama de los vascos tontos, no?

       
      • Y yo que pensaba que tú también eras vasco, de alguna rama de esas, aunque con un tronco común, el Gernikako Arbola… Cuentanos Sergio, de que comunidad y rama eres?

         
          • Desde luego, la golfería que no falte.
            Sólo quería comentar que hay que tener muy pocos milímetros de frente, ni siquiera los del dedo meñique, para pensar que yo soy de verdad el tal Olfo como alguno que ha contestado a alguno de mis comentarios jocosos un poco más arriba, en especial un tal “Maestrodelo”. En fin, lo siento por sus alumnos de educación primaria.

             
  15. Acabo de ver la etapa totalmente desaprovechada por parte de los equipos que parece que más que ir a ganar el Tour con alguno de sus corredores van a no perderlo con el líder predefinido, se olvidan que para no perderlo hay que ganarlo con alguno, que el papel es eso, papel.

    Raro, rarísimo.

    ¿Un ataque en bajada para ganar 13 segundos y a punto de pegarse la leche varias veces haciendo el indio y así perder el Tour? ¿no darle el caramelo ese que tanto le gusta al Movistar de premios de chocolate tipo llevar un día el amarillo y ganar una etapa para apaciguarles y en cambio agitar el avispero? a mi este ataque no me ha convencido nada, se ha quemado con 20 lobos en carroza que le han quitado 10 segundos en 500 metros, yo soy el colombiano y mañana tiro a morir, así dejo al cojo de Contador ya drogui (que yendo cojo solo le han soltado en el último km de ultimo puerto, los de TVE creo que están pensando ya en rescindir el contrato con el Tour porque va a ser una ruina los próximos años y los de ASO viendo como la Vuelta se va a convertir en un agujero negro al no tener corredores españoles), que es lo único que han conseguido hoy, descolgar a Contador porque va cojo, y a ver si ese Froome que parece salido de un campo de concentración de lo delgado que está flojea, porque tiene pinta de flojear.

     
  16. Jajajajajajjaja Sergio como permites que estos seudoeruditos escriban. Olfo tus post me suenan a Rap.
    Rodeado de lobas? Y necesitas contarlo??? O vas de Agent Provocateur?
    Mikel neno lee un poco más que no da lepra.

     
  17. En Amazon me sugiere la compra también del libro “Gregario” de Charly Wegelius. Lo has leído? No tiene mala pinta, aunque me chirría lo de: “Pero, sobre todo, esta autobiografía es un canto formidable al sueño de un hombre: el de un ciclista de pura cepa que nunca se dopó —cuando muchos otros de su entorno sí lo hacían— y que llevó su cuerpo más allá del límite del dolor…”.

    Por otra parte, con entrar al portal desde el anuncio de aquí puedo ir navegando y abriendo diversas ventanas o sólo computa si vas directo al producto?

    Un saludo.

     

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Current day month ye@r *