Otra vez con la de la sorpresa y el despiste

Todavía con lo de la sorpresa: Arribas juega hoy con eso, desmitiéndolo y al mismo tiempo poniéndolo de titular. Todavía con lo del despiste, esta vez una zapatilla. Y todavía con lo de que no se entrena. La persona que hace una y trina esta serie de lugares comunes y desafortunados lleva oyéndolos una década.

Afortunadamente ha sido otro nuevo gran triunfo de Oscar Freire, nada menos que una Sanremo, el que ha traído a colación esta retahíla de topicazos, y pasado a mejor historia otros lugares comunes como su falta de glamour -la famosa historia de Bartoli y su Ferrari, y Freire y su Corsa- o su mala salud de hierro, pero no se descarta que vuelvan.
De hecho, la Gazzetta de hoy es un buen compendio de todo esto. Primero recupera una historia de Pozzato, que dice que en el año 2000 (el tenía 19 años, el cántabro 23) y en la primera concentración del Mapei le acompañó a comprar una chaqueta porque se había presentado vestido como un “pordiosero” (straccione en el original). El italiano le recomendó una de D&G y al campeón del mundo le pareció que era demasiado cara. Al margen de lo ridículo de la situación, con Pozzato haciendo de guía y confidente a esa edad -algo muy típico del país- lo de la primera concentración del Mapei ya alcanza categoría de leyenda.
El mismo periódico sigue después con Paolini, que dice que a pesar de vivir por la misma zona nunca le ve entrenar, “quizás se entrena en el norte de Suiza…”. Es una maldad muy seria, ya que hay que pasar el Gotardo, pero es una maldad que viene de un juzgado por doping, amiguísimo y esclavo de Bettini que, cuando ha tenido dos años para ser jefe de filas (en el Liquigas) no ha hecho nada, y donde más que preguntarse por sus escasas victorias hay que preguntarse como pudo hacer dos veces tercero en Sanremo y un bronce en un Mundial. Sin embargo, en la Gazzetta le dan pábulo porque les viene bien en su intento de crear un personaje “que se esconde”.
Y ahí entramos de lleno en otra característica, más imaginada que real, de Óscar Freire. Es una que le encanta a Bicisport, que siempre utiliza la metáfora del conejo y la chistera para explicar los triunfos del cántabro, y que estoy seguro que volverán a utilizar en el número de marzo en las páginas interiores, porque jamás le dedicarán una portada. Más imaginada que real porque en lo que va de año Freire acumula quince días de competición antes de la gran cita de la primavera, y ha hecho el programa clásico de T-A antes de la carrera.
Ahora que están de moda corredores que se tiran seis u ocho meses sin participar en una carrera nos venden con suspicacia muy intencionada que Freire se entrena poco, o directamente que no se entrena. Que me digan a mí cómo se aguantan 300 kms. en bicicleta, en siete horas, si no se ha entrenado. Tampoco hace falta que lo digan: a diferencia de otros corredores, de Freire se sabe donde está, y suele ser compitiendo. En todo caso, Arribas ya acudió raudo y veloz a decir que estaba en un hotel cerca de Imola en los días previos a la carrera.
Más interés tiene la entrevista hecha por Deia en la vigilia de La Primavera, este año más que nunca porque la carrera fue un 20 de marzo. Freire veía que podía ganar, en una sinceridad que también ha demostrado en los Mundiales: los que ha ganado y los que le han hecho perder sus compañeros de selección, algo sobre lo que también se extiende. También habla con soltura de rivales y carreras: de Bettini dice que tantos movimientos y tantos artificios en la Sanremo para ganar una única vez (y porque tenía un esclavo a sus órdenes que le hizo todo, como en su segunda Lieja); clava la carrera de dentro de unas horas (“De llegar al sprint, Boonen y Petacchi son los rivales, son los que están mejor; el Liquigas como bloque, es el que está más fuerte”); y dice con toda la razón que muchas de sus etapas en T-A (nueve, que se dice pronto) las consiguió ante un elenco de sprinters mejores que los del Tour.
Sin embargo, lo importante es esto: “cuando estoy corriendo sé que es mi trabajo, que he dedicado toda mi vida a eso y que tengo que hacerlo bien”. Lo que se da por sentado en cualquier profesional en cualquier profesión lo tiene que decir explícitamente, hasta aquí hemos llegado. Fíjense en la foto de hoy: es de procycling, que hace tres años le dedicó un reportaje donde salía a entrenar por Torrelavega y se quedaban estupefactos al ver dónde y cómo llevaba la bomba. Gran notición.
Ahora pongan en los platillos de la balanza las victorias de Freire, por un lado, y su supuesto despiste, falta de entrenamiento, negligencia y despreocupación en el otro. Yo ya no hago esos juegos, porque poco no ha cambiado nada de esto escrito hace tres años. Y no debería cambiar nada, estamos hablando de tópicos que se actualizan. Venga, volvamos a lo de la balanza. ¿Ya lo han hecho? Atención al retirar la ley, se puede desequilibrar por la evidente descompensación. Seguro que todos llegamos a la misma conclusión. Nardello, viejo amigo del español, dijo que habló con el al acabar la T-A y le dijo que estaba bien: apostó 30 euros a su victoria y ha ganado 450 euros. Mientras unos siguen con lo de la sorpresa y el despiste, otros ganan dinero. También tres Mundiales y otras tantas Sanremo.
***
Según la Gazzetta, el podio de la Sanremo ha sido el más nobile de los últimos 40 años. Han sumado los seis grandes títulos de Freire más los seis grandes de Boonen y la Sanremo de Petacchi y les sale eso, un título nobiliario.
***
Lo había dicho y ha cumplido su palabra. Porque es un hombre que hace de ella un santo y seña (no busquen más: aquí está el chiste), y por eso ha vuelto a competir en la Volta a Cataluña ocho meses después de su última carrera oficial. Se llama Carlos Sastre y el futuro del ciclismo pasa por el. Ocho meses, ocho. Ha quedado en el puesto 75º a 18″ del ganador de la crono de 3´6 kms, el alemán Voss.
Este corredor de 24 años prolonga la buena racha del Millram (que también ha colado al joven Nerz de 20 años en cuarta posición) y del ciclocross en general, puesto que también viene de esta disciplina, donde sin llegar a ser un Sagan era de los corredores punteros. Batidos en meta nada menos que Leipheimer y Klöden.
***
Uf, el BOE es árido y es lo que es, pero merece la pena leer esto. Como todas las cosas que periódicamente publican relacionadas con el asunto. Esta es un poco diferente, porque en vez de venir del Ministerio de la Presidencia (¡ar! ¡todos firmes!) del que depende la cosa deportiva en este país de pandereta y morcilla, viene del Ministerio de AA.EE.
Hemos hecho un “anejo” a la convención internacional sobre el dopaje en el deporte, concretamente sobre las sustancias de uso terapeútico. Esto es: reconocemos una especificidad española en un convenio internacional ampliamente suscrito. Algo que nos hace diferentes. Eso es lo que significa un “anejo” a una convención. Como no apetece mucho analizarlo in extenso en todo su significado, habrá que hacerlo in intenso: me da vergüenza.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

15 comentarios en “Otra vez con la de la sorpresa y el despiste

  1. Chorbo por el comentario del post anterior: Sinceramente no entiendo que se critique a los corredores por explotar sus virtudes. En el caso de Freire, das a entender que no suele dejarse ver. Es decir, la actitud muy española (llevada también a otros deportes, el fútbol como caso paradigmático: el que juega al contraataque no merece la victoria, es un equipo pequeño, etcétecra) de que las victorias al sprint valen menos que las victorias de los atacadores. Soberana tontería, si me permites decirlo. Cada corredor explota sus características en función de lo que considera que le da más frutos. A la vista de los resultados de Freire sería poco menos que atrevido exigirle otra actitud en carrera. Las mismas sandeces se han dicho de, por ser recurrente, Valverde: si llegando en grupo reducido suele ganar, ¿para qué cambiar? Además, tiene victorias en las que "ha llevado la iniciativa", dando por hecho que eso es atacar simplemente, me acuerdo por ejemplo de la Flecha Brabançona con el jersey arcoiris o la Gante-Wevelgem que hizo tercero (casualidades de la vida ganó la del año siguiente al sprint, qué victoria más pírrica, desde luego). Por supuesto que ha perdido carreras, como todo hijo de vecino, pero cuando me digas un corredor que ha ganado más de lo que ha perdido te hago un buen regalo. Bueno, ahí está el palmarés del cántabro, el mejor clasicómano español de todos los tiempos y, probablemente después de Indurain, el mejor ciclista español de todos los tiempos.

     
  2. Jajajajajaja, es que la de la bomba es muy buena. Me ha dado una idea, que van ya dos meses sin llevarla y como tenga que usarla un día mira tu que risa…

     
  3. Lo que está haciendo Ignacio Romo últimamente a través de Público bien merece un elogio, Sergio. No conozco sus antecedentes, pero me está sorprendiendo gratamente.Primero sacó lo de la acusación de Valverde a Vicioso…http://www.publico.es/deportes/302016/valverde/cargo/sangre/vicioso… y luego, en la noticia en la que aparecen los abogados de Valverde negándolo, publica varios fragmentos de la sentencia del TAS, de nuevo demoledores para el murciano.http://www.publico.es/deportes/302509/valverde/acusa/tas/mentirEntre esto, sus entrevistas a Manzano y Laguía, la retrospectiva de atletas españoles medallistas y sancionados por dopaje y cosas como esta…http://www.publico.es/deportes/299561/sangre/ternera/toro… parece que Romo ha dado un paso al frente con honradez. Ojalá siga en la buena línea: no sé si tendrá amigos en el pelotón, pero de momento ha ganado un lector.

     
  4. Me gusta tu blog, creo q repasa toda la actualidad del ciclismo, pero a parte de repartir muchos palos (lo cual en ocasiones esta bien) creo que eres un poco ventajista; queda demostrado en los ultimos posts sobre Freire y en más.Y criticar a Bettini me parece lamentable, es uno de los más grandesUn saludo

     
  5. Antes de nada gracias a Karperts por el enlace de la entrevista de Deia. Desde luego es una entrevista muy interesante donde Freire demuestra su inteligencia una vez mas. Para mi lo mas importante que dice es cuando habla de como debe aprender un ciclista (o en general cualquier persona), que es comentiendo errores. Que ejemplo mas obvio: como se aprende a montar en bicicleta? pues cayendonos! Parece una tonteria pero mucha gente no se da cuenta que es la mejor manera de aprender. La razon de este comportamiento viene de como nos han acostumbrado en nuestro sistema educativo: si cometes un error te suspenden! y claro extrapolamos esto al resto de las experiencias de la vida.Basicamente Freire dice que los ciclistas (y mucha gente fuera del deporte) se comportan como robots, no aprenden de los errores, no se conocen asi mismos y se guian por directrices marcadas por supuestos expertos: entrenadores, medicos y directores. Desde luego Oscar es diferente, no se si unico, pero bastante diferente al resto de ciclistas. Quiza pueda permitirse ser asi por ser un super clase, mientras que a muchos no les queda mas remedio que ser buenos y hacer lo que se les dice o quedarse en la calle.

     
  6. Sastre ha quedado 75 en el prólogo por delante de gente como Basso,el gran Menchov o el todopoderoso Andy Sleck.En el resumen por TV se veía un recorrido a la altura de La Volta sobre un firme muy mojado y peligroso. No me sorprende que muchos ciclistas saliesen con la bici convencional a dejarse ir solamente. Pobrecillos los de La Volta, convirtiendo puertos de segunda en especiales para que los mediáticos no se presenten y además llueva.

     
  7. Rafael, creo que lo de McEween lo sacas por lo que decia Sergio con lo del australiano que hizo segundo… o algo así. Estoy en lo cierto?Y, si es así, no se refería a él sino de Allan Davis.

     
  8. Berto, pues exactamente no sé a quien se refería ni por qué de esas maneras. Aunque intuyo que se trata de Robbie McEwen pero desconozco el motivo.Quizás Sergio nos lo aclare…

     
  9. Gracias por vuestros comentarios. Jefe: no si valgo yo para un regalo, pero conozco un ciclista que ha ganado más que lo que ha perdido. Se llama A.C y sólo esto ya es indicio de que ha ganando más de lo que debería haber perdido.Anónimo: a mí Romo no me gusta, publicó un libro sobre la muerte de Puerta que era una vergüenza. Y esa nueva actitud en Público es nueva. De hecho, estuvo en la mesa redonda de la famosa entrevista de De la Morena a Eufemiano y no dijo ni mú.Karpets: no ha pagado la comunidad este mes y nos van a cortar la luz.Javi: será de los más grandes, pero ha tirado a un corredor en el sprint, ha menospreciado al presidente de la federación internacional de su deporte en el momento en que recogía el máximo galardón que otorgan, no fue al Tour ni a Francia en los últimos siete años de su vida deportiva y ha llegado a lloriquear que sus rivales le regalasen una etapa en el Giro al paso por Toscana, visto que iba a ser imposible que ganase. Rafael: no es Robbie McEwen, es el que quedó segundo en esa Sanremo tras Freire. El australiano que citas insistentemente jamás hizo un puesto de honor en ninguna clásica de renombre. Al que yo me refiero es Allan Davis, y quizás este post antiguo (procura visitar todos los enlaces relacionados para comprobar lo que digo) te aclare las cosas y su trayectoria.http://ciclismo2005.blogspot.com/2007/05/allan-dopaje-por-objetivos-davis-un.html

     

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Current day month ye@r *