Alaphilippe y el bloqueo del ciclista

Alaphilippe y el bloqueo del ciclista

Si en la fuga del día va Markel Irizar (un corredor de 40 años) ya se sabe que no va a ninguna parte, y que estará rodeado de continentales y corredores conocidos en su casa y a la hora de comer. Es el panorama de la Tirreno-Adriático año tras año, y más con esos finales con encerrona que hacen que todo el mundo vaya junto hasta el final, donde una apoteosis de ciclismo para clips de vídeo satisface a las televisiones y a los organizadores. Los highlights, en italiano.

La fuga era tan inconsistente, tan de Irizar, que el Orica puso a tirar al líder de paja Hepburn, agraciado por el puestómetro tras la CRE. Ahí está en las fotos, con su bigotito de hipster y su maillot azul de los dos mares atraversando la Toscana más desconocida e ignota, en una de las pocas jornadas de gloria que va a tener, y que simplemente ha consistido en un traspaso de líder hacía Adam Yates.… Leer más

 

De Gendt y su escapada continua

De Gendt y su escapada continua

Al acabar el Giro de Lombardía 2018 Thomas de Gendt y Tim Wellens no volvieron a sus casas montándose en un avión, junto con el resto de compañeros de equipo. De una manera envidiable y contagiosa, planificaron un viaje que los llevase desde el norte de Italia hasta Bélgica en seis etapas, unos 1200 km. de recorrido hacia el norte. Sin entrar en lo que pudiesen pensar sus respectivas familias (¡todo el año fuera, y ahora esto!), ideas como esta reconcilian con el ciclismo.

 

También indican una forma de concebir una profesión -recuerden que en cénit de su carrera, tras hacer 3º en el Giro 2012 ganando la etapa reina, De Gendt rehusó ir al Tour porque iba a ser padre-, tanto en en los aspectos internos -Wellens se fue de un Tour antes que aceptar un TUE para un picotazo de una abeja-, como en los externos.… Leer más

 

Más ciclismo y menos sterrato

Más ciclismo y menos sterrato

No es la primera vez que pasa en el ciclismo, y lamentablemente es una tendencia que va a ir más. Las pruebas nuevas, que venden falsa antigüedad, se imponen a las antiguas que proponen el ciclismo de siempre, y que suelen ser en el 90% de los casos mucho mejores. Las pruebas nuevas, por interés del mercado y de la masa zombificada de fans reciben toda la atención mediática, mientras las antiguas palidecen.

De ahí denominar clásica a una carrera de un día nacida en 2007 por copia de una marcha cicloturista, y cuya primera edición fue ganada en justicia por alguien tan perdurable como Kolobnev. O Lovkvist. Después ya vino la passione, il vero, y l´autentico, que son las necedades con las que los italianos adornan, desde que el mundo es mundo, sus inventos.

Strade Bianche es una carrera vulgar, tanto que ni la misma organización considera interesante retransmitir más allá de los últimos 60 km., por lo que el espectador se pierde más de la mitad de su supuesto gran atractivo, esos tramos sin pavimentar -y sin público- cuyo atractivo se incrementa cuando llueve, afortunadamente una única vez desde que se disputa la prueba.… Leer más

 

Quintana vuelve a la París-Niza

Quintana vuelve a la París-Niza

Nairo Quintana no corría la París-Niza desde 2013, cuando era un recién llegado al WT, y solo había disputado una gran vuelta. Ya había ofrecido los destellos de tener El Don en Morzine durante el Dauphiné 2012, destrozando el trenecillo del Sky, y no volvió a Francia hasta el año siguiente. Esa París-Niza no fue su mejor carrera, dentro de que tampoco se esperaba que acabase convirtiéndose en uno de los mejores vueltómanos de su generación, y sin duda en el mejor vueltómano-escalador de la Historia.

Perdió tiempo en todas las etapas que hay que estar atento de la Carrera del Sol, y sólo ofreció un destello -y de qué manera- en la cronoescaladada final a Eze, donde fue superado por dos corredores, Porte y Talansky, a la postre los dos primeros de la general. Desde entonces, hace ya seis temporadas, el mejor ciclista colombiano de la Historia optó por un calendario que se ha revelado muy exitoso, como demuestran sus dos triunfos en Tirreno-Adriático, además de un segundo puesto.… Leer más

 

Quick Step reactualiza y reorienta carreras deportivas

Quick Step reactualiza y reorienta carreras deportivas

El año pasado, dentro de su fabulosa temporada, el Quick Step ganó la mayor parte de las clásicas del norte, incluyendo por primera en vez en su longeva carrera algunas de las de asfalto. Solamente se escaparon de su zurrón las que se disputan en febrero y abren el calendario belga, algo que era casi tradicional: Boonen nunca ganó la Het Volk, y el último triunfo de la cuadra de Lefevre en la carrera se remontaba a Nick Nuyens en 2005.

Se comentaba mucho la supuesta debilidad del equipo ante la pérdida de Terpstra y Gaviria, y lo que ha pasado en el fin de semana de apertura del calendario belga -el fin de semana de apertura del ciclismo competitivo- es que Quick Step ha ganado tanto Het Volk como Kuurne-Bruselas-Kuurne, y no con dos corredores de casualidad ni  usando la estrategia de aplastamiento masivo del equipo.

Tanto Stybar como Jungels habían facturado un 2018 extremadamente decepcionante: el checo no había sumado ninguna victoria a la borrachera de más de setenta entorchados de su equipo, y el luxemburgués, a pesar de su increíble destello en Lieja, fracasó de manera muy notable en el Tour de Francia, su objetivo de la temporada.… Leer más

 

¿Es Pogaçar el futuro dominador?

¿Es Pogaçar el futuro dominador?

Volvemos al tema de la generaciones, y lo díficil que es vaticinar en el ciclismo. Con la generación del 90 todavía dominando, los de la nueva generación que les dará el relevo (los nacidos a partir de 1995) disputarán esta temporada con 24 años o menos ya cumplidos, una edad en la que se empiezan a ganar cosas importantes, con los clásicos ejemplos de gran precocidad.

Está el mundillo del ciclismo algo revuelto con la repentina eclosión de Tadej Pogaçar, ganador de la Vuelta al Algarve como neoprofesional, y con sólo 20 años. Es una vuelta por etapas, es en Europa, y ha tenido rivales de nivel. Ya es más que otros ejemplos de precocidad extrema, brillantemente recogidos aquí -una de esas cuentas de ciclismo que hace más labor que cualquiera de los medios deportivos-, y donde se aprecia que los ciclistas que han ganado vueltas por etapas incluso más jóvenes lo hicieron en carreras de menor nivel, al menos competitivo.… Leer más

 

El ciclismo de hoy en día (I): primer hospitalizado de la temporada

El ciclismo de hoy en día (I): primer hospitalizado de la temporada

La historia de hoy comienza hace menos de un año, cuando el mejor equipo del mundo en cuanto a victorias conseguidas -más de setenta en una temporada, desde grandes clásicas a varias etapas con corredores diferentes en cada una de las grandes vueltas- ficha con la temporada 2018 ya empezada a un perfecto desconocido desde un equipo perfectamente desconocido.

La plantilla ya estaba en 28 corredores, pero debieron ver algún hueco que había que completar, y no precisamente por la baja de Vakoc. Nada mejor que traer al Quick Step a Kasper Asgreen, de 23 años recién cumplidos. ¿Bagaje? Inexistente, dado que competía en el Team Virtu, un continental raso para colocar a daneses, donde había destacado como contrarrelojista (campeón nacional y europeo sub23), y nada más.

De manera muy sorprendente, Asgreen fue una de las revelaciones de la temporada pasada. Desde el 1 de abril en el equipo de Lefevre, ya consiguió entrar en el equipo para clásicas como L´Escaut o Flecha de Brabante, e ir a la Vuelta a California, su primera carrera WT, pero lo mejor estaba por llegar: entra en el equipo de la Vuelta y hace exactamente el mismo rol que Yves Lampaert en el Tour.… Leer más

 

Nadie se acordó de Duquennoy en Tours

Nadie se acordó de Duquennoy en Tours

No estaba previsto que corriese la París-Tours, pero su sombra estuvo en la carrera. Dos días antes de la disputa de la prueba que jamás decepciona falleció de paro cardíaco el joven belga de 23 años Jimmy Duquennoy, que había competido cuatro días antes en la Vuelta a Münster. Sin contrato para el próximo año, tenía pocas carreras para brillar y parece que había preparado especialmente una carrera donde el año pasado logró ser 14º, uno de sus mejores resultados como profesional.

Está el ciclismo del bling-bling (el WorldTour y las grandes carreras, con todas su miserias) y está el ciclismo de las clases bajas, ese continental con corredores que apenas pueden competir contra los grandes unos días al año, y a fe que los aprovechan al máximo. Uno de ellos, cuando eres belga y corres en un equipo belga, es la París-Roubaix, que suele invitar a no menos de 6 equipos para disputen la carrera.… Leer más

 

Una Vuelta fácil para Simon Yates

Que Simon Yates haya ganado con 26 años su primera vuelta de tres semanas sin haber ganado antes nada más que etapitas y sin un top-five en una grande no debe extrañar a nadie. Estaba siendo uno de los mejores corredores del año -y tiene muy fácil acabar 2018 como número uno del World Tour- y se ha encontrado con una Vuelta a España con todo tipo de facilidades para su victoria, empezando por un recorrido donde el puerto de paso más duro se afrontó en la cuarta etapa a ritmo cicloturista (El Mirador de la Cabra) y siguiendo por unos rivales inmaduros, emmomiados o desaparecidos.

Fuimos muchos los que ya dijimos, cuando estuvo líder durante varios días por un único segundo sobre Valverde, que era favorito para ganar. Eran muchos más los que daban opciones al Movistar, y especialmente al murciano que no sabe escoger su calendario ni sus objetivos, en contra de cualquier sentido común o de la más mínima ética, viendo sus 38 años y toda su incapacidad manifiesta para ganar grandes rondas.… Leer más

 

Van Avermaet mantiene viva la llama de este deporte

Había gran esperanza en que la etapa del pavés del Tour 2018 sacase la carrera del insufrible marasmo de otra primera semana tirada por la borda, una donde las escapadas estaban telegrafiadas, y que encima los ciclistas ya han usado directamente para chotarse del personal y de la organización. Demostrando que son una Mafia, decidieron hacer una huelga de piernas caídas en la etapa con final en Chartres, casualmente la más larga de la edición, apenas 230 km. totalmente llanos que afrontaron de una manera muy clara:

Primera fuga del día, y se va únicamente por delante el Direct Energy elegido para la ocasión. Nadie le quiso acompañar. O no pudo, o no quiso, o estaba amenazado. Consecuentemente, el corredor francés se dejó coger por el pelotón, que a continuación hizo el paripé de una escapada de más nivel, para nuevamente volver a dejar a otro corredor solo en cabeza, el especialista Offredo.… Leer más