Roglic porque lo merecía

Ayer acabó un Dauphine pésimo, horrible en gran parte de los valores evaluables, y rescatado en el último momento por un final emocionante, en gran parte inesperado, pero que no compensa ocho días de competición especialmente descafeinados.

La carrera francesa, a veces bautizada como miniTour de Francia, tradicionalmente servía de prueba sobre los estados de forma de los aspirantes a la gran cita de julio; de aquí salieron burbujas como la de Iban Mayo, por ejemplo, y también trayectorias telegrafiadas como la de Wiggins y su trenecito, por poner únicamente dos ejemplos.

Este año poco se puede decir al respecto, dado que ni Vingegaard ni Pogacar han salido en la prueba, y que el resto de meritorios para el Tour de Francia han mostrado un nivel que únicamente arroja dudas sobre sus posibilidades reales, si las hubiera o hubiese.

Y después está lo otro, lo de siempre en el ciclismo.… Leer más

Tres prólogos para condicionar una cosa ya sabida

Las carreras de Flandes tenían antaño una identidad marcada y diferenciada; por ejemplo, en Waregem no salía ningún favorito para “De Ronde” (La Vuelta, sic) porque era considerada una carrera menor, y con razón. Ahora, metidos de lleno en la vorágine de que todas las carreras de un día son “clásicas”, que todas tienen valor intrínseco, nos topamos con que esas carreras han condicionado el Anillo -un licencia de traducción con Ronde- Único ideado por Flandes Classics para dominarlos a todos.

Hasta una carrera como Gante-Wevelgen, que este año ha vuelto a refrendar su condición de Sexto Monumento, también ha quedado subsumida y devaluada: todo se corre como condición para Flandes, como preparación para Flandes, y con Flandes en mente. Es algo consentido por los organizadores -que es el mismo para todas las carreras-, la UCI y el aficionado, y todo se vende como necesario para el espectáculo, lo haya, hubiera o hubiese.… Leer más

Un gregario de Vingegaard gana París-Niza

Un gregario de Vingegaard gana París-Niza

Que la París-Niza es año tras año una de las mejores citas del calendario, y que haya alcanzado una fórmula mágica donde todo queda por decidir para el último día, habiendo habido alternativas y alternancias durante todos los días previos, merece todo el reconocimiento.

Tras el auténtico arrasazo de Pogacar el año pasado -entonces y ahora una excepción en la carrera-, la edición 2024 ha vuelto a ser memorable, incluyendo vuelco en la general el último día. Lo de menos es el ganador final, uno que encaja perfectamente en la tradición de la carrera -que ha visto ganar a gente como Jaksche o Julich, passista-scalatore-, y que probablemente haya obtenido lo que será la mejor victoria de su polivalente carrera.

Ha pasado de todo, y todo bueno y en la tradición de la carrera. No ha pasado nada raro, porque Jorgenson era un corredor que ya había apuntado para este tipo de pruebas, y tampoco es tanto el salto efectuado desde lo visto en Patrulla Canina.… Leer más

Una atención especial para…

¡Aún más tarde que nunca! Esta temporada 2024 los ciclistas ya han disputado bastantes carreras cuando llega el momento de uno de los post más esperados, ese en el que saco las runas vikingas y veo el futuro en el vientre de una paloma; casualmente, o no, ninguno de los grandes ha debutado de verdad, porque todavía no se ha disputado ninguna carrera de verdad, pero sí muchas kermesses en las antípodas, el sur ibérico y bueno, naderías.

Es por eso que este análisis tiene vocación de veracidad, fidelidad y compromiso. El autor no ha recibido presión alguna en la elección de los ciclistas profesionales involucrados, y negará ante la autoridad haber viajado al futuro. En octubre, si la salud quiere, podrán pasarse por aquí y ver si ha habido aciertos, errores u omisiones.

Lazkano: me desorino con el nuevo fan-favourite del lector de Ciclismo a Fondo. Autor de números increíbles en 2023, se pasa muy por alto que debutó en una grande durante la Vuelta y no hizo nada: ni fuga, ni cortes, ni nada.… Leer más

Brillante victoria de Ion Izagirre

Los más discapacitados del periodismo, y ahí siempre será faro y referente Juan XXXX, ya hablan de “racha”. De hecho, titulan “Ion Izagirre alarga la racha”, esto es: con la victoria de Peio Bilbao dos días antes ya había “racha” -primera victoria nacional en cinco años- y ahora “se alarga”. Muy bien. Racha.

Lo dicho para Osram Bilbao aplica también para Ion Izagirre: después de cinco años de sequía, la racha negativa -esa si que era una racha- se tenía que haber cortado con la nueva generación de ciclistas, sin embargo son los mismos que había antes los obtienen las victorias. Significativo, y eso que Ion siempre ha sido un buen corredor, de la clase media-alta. Nunca ha sido un pancartero del Caja Rural.

Su triunfo, además, supone el segundo del Cofidis, después de no haber ganado ninguna etapa desde 2008. Ya que hablamos de rachas, está bien ponerlas todas.… Leer más

Desde el Puy de Dome no se ve París

35 años sin llegar al Puy de Dome y el pelotón soberano deja ir y llegar a la fuga. Sí, la primera fuga que llega en este Tour de Francia que mañana vive su primer día de descanso (segundo, tras el día de Nogaro) ha tenido que ser en un día como hoy, publicitado desde la misma presentación del recorrido como la gran estrella y atractivo del año.

No ha sido para tanto. Ha sido así, y no pretendan engañarse. La fuga era de calidad tirando a floja, y en el pelotón tampoco han llevado un ritmo muy alto, como el propio Carlos Rodríguez ha reconocido, en su habitual sinceridad, en meta. Ha sido todo como muy Mende, como muy Macizo Central: calor, recorrido de sube y baja, y el pelotón que deja ir por la dureza del final, y a ver qué pasa.

Vista la ventaja absurda dada a los fugados, estos empezaron a atacarse a nada menos que 60 km.… Leer más

Triste Romandía, una vez más

Triste Romandía, una vez más

Ya ni siquiera vale como anticipo del Giro: la decadencia del Tour de Romandia es tan grande que vive año tras año ediciones anodinas, una tendencia que se remonta a muchos años atrás, y apenas salvada por las ediciones en donde competía Froome contra Contador, ya lejanas en el tiempo.

De los diez primeros clasificados en la decadente prueba suiza, únicamente tres irán al Giro: Caruso -tercero, y en calidad de líder italiano tras el enésimo parón por Covid de Ciccone-, Pinot en su último año de profesional, y Dunbar el irlandés, que se tiró muchos años sin ir a una grande mientras estaba en el Ineos. Algo le verían.

El Tour de Romandía no interesa a nadie, y de ahí el ganador: Adam Yates, uno que de joven parecía que podía asaltar las grandes (4º en el Tour 2016, su mejor e irrepetible resultado), y que ha terminado mendigando en vueltas de una semana, donde acumula un palmarés que tampoco es para pegar brincos de alegría, y donde su reciente triunfo hace pareja con el que tenía en la Volta.… Leer más

Un, dos, E3 Harelbeke

El Tour de Flandes no será mejor que el Harelbeke de este año. Casi nunca lo es, porque concentra la dureza en la parte final, mientras la carrera con la que comparte tantas subidas y lugares cruciales deja para la parte final una combinación de llano y tramos adoquinados, perfecta para que se aprovechen los muur cuando los hay.

Una carrera de lectura fácil, y donde no se impone la fuerza bruta como en el hiperbólico y entronizado Tour de Flandes. Quien mejor ha sabido interpretar la carrera ha sido un gran, gran Wout Van Aert, ganador el año pasado en circunstancias muy diferentes, y que ha estado a la defensiva toda la jornada para asestar el golpe definitivo en el lugar donde lo pide esta carrera: en el sprint final. 

El Nietísimo hizo su primer asalto a 80 km. de meta, en la misma subida donde todos los años atacaba Tom Boonen.… Leer más

Calippo sabor blancazo

Calippo sabor blancazo

Está siendo el mejor Tour en muchísimo tiempo, con etapas muy por encima de la media (de calidad, y de velocidad también: hoy 40´6 km/h en plenos Pirineos) y lucha por la general. La etapa de hoy prometía ser para la fuga, y así ha sido. Además, se ha cumplido otro viejo adagio cuando hay una etapa así en la zona: el ganador está en la línea de Cummings-in-your-face o Efimkin, otro ilustres triunfadores en estas propuestas de dos puertecitos anónimos de los Pirineos, y bajada a meta.

Sin embargo, si la etapa será recordada entre los aficionados al ciclismo realmente existente es porque se ha vuelto a verificar -a la vista de todos, que nadie se haga el lelo- ese peligro inherente al día después de una jornada de descanso: el temido blancazo, que una vez más no ha afectado, queseyo, a un corredor anónimo del pelotón como Duchesne, Pasqualon o Gruzdev, sino a un corredor destacado.… Leer más

Planificar para ganar, y perder

Ayer la UCI confirmó lo que ya había ido dejando caer la República Helvética durante las últimas semanas, al ir incrementado el número de paises cuyos viajeros debían pasar una cuarentena de diez días al llegar al país. Ya eran 45 países -entre ellos España, el apestado de Europa-, y el gobierno federal remató la decisión recuperando la prohibición de celebrar eventos públicos de más de 1000 personas.

La decisión no es otra que cancelar el mundial de Aiglé-Martigny, que iba a ser autobombo de la UCI por celebrarse en el mismo municipio donde tiene su sede. A un mes y medio de su celebración, lo que deja un escasísimo margen para una alternativa viable y que, según la UCI, deberá tener “la misma exigencia”.

Sobre el papel iba a ser uno de los Mundiales más duros de la Historia, con una subida exigente en un circuito alpino, tipo Sallanches 1980.… Leer más