Barguil maquilla su previsible mejora para el Tour

cOMOcONntador
¿Como Contador? ¿Recuperar 25w con solomillo al clembuterol?

Es la ocasión propicia para centrarse en un equipo que, una vez que empiece el Tour, dirá poco o nada. Es uno de los cuatro invitados, y lo es por ser francés, en cumplimiento de la cuota étnica y también con bastante sentido común ante posibles candidatos extranjeros, dado que el país vecino mantiene -y así ha sido durante sus 20 años de sequía, y durante los 10 últimos años de crisis económica- un envidiable ecosistema ciclista de equipos, carreras y escuelas.

Si está leyendo esto es porque le interesa el ciclismo, y seguramente tenga conocimiento de la existencia de un equipo llamado Fortuneo. Si no lo conoce, tiene una buena excusa: no había ganado ni una sola carrera esta temporada hasta hace una semana, cuando Maxime Bouet -un veterano del Ag2r, que incluso estuvo dos años en el Quick Step- ganó una etapa en la desconocida carrera Tour de Saboya-Mont Blanc, de participación fácilmente imaginable.

El rendimiento ha sido paupérrimo. Muchas veces esa victoria se puede escapar por determinados factores -por ejemplo, competir en grandes carreras-, pero es que el Fortuneo tampoco había obtenido ni un mísero segundo puesto en toda la temporada hasta esta misma prueba, y eso que tiene en plantilla a buenos corredores del plantel francés como Delaplace, Hardy, Ledanois -campeón del mundo sub23 en Richmond-, Moinard o Vachon.

Estos, para ir salvando el año, como suele ser habitual. Sin embargo, y como suele ser patéticamente habitual en este deporte, recientemente el Fortuneo ha atraído muchos focos sobre sí, tras ir creciendo desde el modestísimo Bretagne de 2015 -el típico equipo regional francés- hasta conseguir este nuevo patrocinador, que hizo que se fichase con la temporada 2017 todavía por acabar a Warren Barguil, nada más y nada menos que una de las estrellas del Tour de ese año.

Coinsejos
Consejos tengo que para mí no doy

Corredor bretón, era casi un paso obligado en algún momento de su carrera, pero muy arriesgado con 27 años y tras el tremendísimo Tour realizado, que conviene recordar. No es ya que ganase dos etapas de montaña en Pirineos y Alpes -esta última saltando desde el pelotón y con final en el Izoard-, es que quedó segundo en otro por un milímetro ante Urán, y también iba en la escapada del día cuando ganó Calmejane. Si no fuese por el tiempo perdido ese día, hubiese acabado mucho más arriba que el 10º puesto final. Por supuesto, se llevó a casa el maillot a lunares de mejor escalador.

Corredor de posibles -ganó dos etapas de la Vuelta con 21 años-, llegó al Tour con apenas competición tras haberse roto la cadera en el Tour de Romandía. En contra de lo que dice el manual ciclista y del sentido común, anunció a los cuatro vientos su fichaje por el Fortuneo al poco de acabar la carrera, algo que no sentó nada bien en un Sunweb que estaba volando esa temporada (esta mucho menos, en los movimientos pendulares típicos del ciclismo).

Lo alinearon para la Vuelta, pero fue expulsado sumariamente después de la séptima etapa. El líder del equipo holandés, el paisano Kelderman, había pinchado poco antes de la llegada a Cuenca, y Barguil desobedeció las órdenes del equipo para ayudarle a volver al pelotón. ¿Habrían hecho eso de tener contrato para 2018? No, y esta decisión a las bravas provocó que Kelderman careciese de un gregario magnífico en su asalto al podio, en donde se quedó cuarto a la espera de que alguna vez la vergüenza de este deporte resuelva sobre el ganador de la carrera, dopado.

Desde entonces se ha sabido poquísimo. Corredor habitual del top-ten de las carreras por etapas de prestigio, esta temporada acaba cerca del puesto 20º en París-Niza, Volta y Dauphine. El Tour se acerca, y el estandarte bretón no aparece, cuando ya debería dar muestras de estar al menos en el segundo pelotón de favoritos. ¿Y qué es lo que pasa? Pues una historia más para la antología del disparate que es este deporte.

Enfadado
Bretón como Hinault, que jamás hubiese dicho esa chorrada

A once días del inicio del Tour, el Fortuneo anuncia que prescinde de las bicicletas del equipo o, para ser más exactos, lo hace el propio fabricante. Once días para buscar fabricante, pero es que seguro que ya lo tenían apalabrado, y la jugada es de largo recorrido. Es algo sin precedentes en el ciclismo, pero aún lo es más las razones aducidas.

Con contrato hasta 2020, y suministrando las bicicletas del equipo desde el último año del Bretagne, la ruptura ha sido abrupta, apenas maquillada por un comunicado conjunto que no puede esconder lo precipitado de la decisión. Aunque no lo hayan hecho público, han dejado correr la especie consistente en que los malos resultados del equipo se debían a las bicicletas.

Sería la excusa perfecta de Contador, que ya apuntaba maneras cuando languideció su último año con Trek después de muchos años haciendo de testimonial para Specialized. Haciendo buena su fama de mala persona -Paulinho puede decir algo sobre esto-, fue dejar el Tinkoff y ponerse a rajar del fabricante americano, y donde “rajar” no es un verbo escogido al azar. Hasta entonces, la propaganda siempre había hecho que algunos modelos de bicicletas se rodeaban de la fama de hacer ganar carreras -la cumbre del mito fue el manillar de triatleta de Lemond, pero eso es una innovación-, cuando en este deporte lo que te hace ganar carreras es lo que va dentro de la sangre, y no sobre tubulares.

Look 2018
Esta era la bici de 2017, ojo, y esa no daba problemas a pesar su horrible diseño

Como en todas las cosas que afectan a fabricantes de bicis -hoy por hoy, el principal patrocinador de equipos-, la información hay que buscarla en mentideros, incluso aunque Look sea una empresa venida a menos, tanto que ni siquiera ha retirado de su web el apartado especial de su vinculación con Fortuneo. Al parecer, el equipo ya había cambiado el color de las bicicletas del negro al blanco a principios de junio, en un movimiento solo percibido por los especialistas en este tipo de cosas.

Dicen que era una operación de maquillaje porque las bicicletas con las que compitió el equipo en Dauphine ya eran unas Argon 18 -como las del Astana- pintadas de Look, dada la mala fama que arrastraban desde el principio de temporada. Es más, y aquí esta la clave del asunto: esos mismos dicen que las bicicletas Look eran culpables de que los ciclistas hubiesen perdido “25w de potencia en la pedalada”.

No se si se ve clara la jugada. Equipo modesto que realiza un gran esfuerzo para fichar a un talento emergente de la misma región, que en muchas cosas es el equivalente en Francia a nuestra Galicia, con todo lo que eso conlleva. Equipo que ve que, a pesar de pagar una millonada a su estrella -después de este Tour 2017, no menos de seis cifras- los resultados no llegan. Ni de Barguil, ni del equipo. Tour de Francia que se acerca, el escaparate de todo un año. Escaparate de la empresa y, especialmente, de la región, dado que se disputarán tres etapas en Bretaña.

¿Cómo se justifica una mejora del rendimiento deportivo de la noche a la mañana en este deporte? ¿Donde recuperamos esos “25w de potencia” perdidos por ahí, e incluso se mejoran? Pues con un cambio de fabricante de bicis, exactamente igual que Nibali justificaba en la acupuntura su mejora en la potencia de la pedalada en las tres últimas etapas del Giro 2016, o Contador nella spiaggia su Giro 2008.

corima
Solo a alguien como Belda se le puede timar con algo así

Yo no tengo ninguna duda de que Barguil no hará un Tour comparable al del año pasado, pero tampoco se va a arrastrar. Al contrario, dada la baja de Pinot el ciclismo francés recibirá con buen agrado al ciclista con cara de no haber roto un plato -como Bardet, otro que tal-, y tragará con igual ánimo la tontería de la bicicleta que hace perder potencia de pedalada, como si no hubiesen geometrías variables y otras cosas para mejorar o pulir un cuadro defectuoso.

Alguno se imaginará la Look apestada como un cuadro a medio camino entre las míticas Corima con las que estafaron al Kelme en la temporada 1993 y la Espada de Indurain, y es todo lo contrario. Es una bicicleta normal, porque en el ciclismo rara vez la diferencia la ha marcado el material -lo contrario sería entrar en la dialéctica de las marginal gains-, porque este no es un deporte como la F-1 o la vela. Si Barguil y el Fortuneo hacen el Tour que se espera de ellos no será por sus nuevas BH -la misma marca que proporcionaba las bicis del Energy Direct-, sino por el tuneo médico habitual antes del gran festival de julio. Como así ha sido siempre.
***
Libro de ruta oficial del Tour 2018.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
 

34 comentarios en “Barguil maquilla su previsible mejora para el Tour

  1. Ya que el tema secundario del post es el material ciclista (del que me considero un friki) un pequeño apunte sobre el dificilmente “digerible” cuadro Corima del antiguo Kelme que mencionas y de las bicis Look que tambien estan en el candelero.
    En una Euskal Bizikleta de mi infancia (tendria 11-12 años) me extraño muchisimo ver aquellos cuadros con esas formad extrañas en la carretera, y fijandome un poco mas detenidamente, me di cuenta que no tenian las tipicas manetas del Campagnolo ergopower o las Shimano SIS. Debido a que soy nativo de la ciudad armera, en algun momento pude acercarme a ver esas bicis muy de cerca (y tocarlas en plan estrangis). Asi me di cuenta que tenian un par de botones en el manillar detras de las manetas de freno (y que anduve toqueteando y comprobando que accionaban el cambio). Al tiempo supe que eran unos cambios electronicos (creo que eran de la marca Look) y que fallaban con agua. El GAN de Boardman tambien las montaba en su Lotus de contrarreloj.
    Un apunte chorra que me ha venido a la memoria al leer este magnifico post y ver ese adefesio amarillo.
    Un saludo

     
    • Sí, a principios de los noventa hubo experimentos con el cambio eléctrico, también las Look KG del ONCE estuvieron tonteando con la historia, para abandonarla por poco fiable. Eran las ganancias marginales de entonces.

       
      • Eso es, las Corima y las Look que digo. Lo extraño es que en las fotos que he visto en internet el Kelme llevaba Campy y la ONCE Shimano. La Euskal Bizikleta era buen banco de pruebas de cara a la Grande Boucle ya que en el calendario estaba entre Giro y Tour.

         
    • Esos grupos eran Mavic, que a principios de los 90 también los llevaban Clas y ONCE. Pero me extraña muchísimo, ya que el Kelme en esa época juraría que llevaba Campagnolo, y el Chorus, además (el segundo de la gama), no el Récord.

       
      • Y con los baches, recuerdo perfectamente una crono por equipos de la Once en Le Havre, dónde pasando el gran puente a algunos corredores se les saltaban los piñones. Les saltaban en las juntas del puente. Que pena que Mavic no haya seguido innovando … han apostado mas por ponerle su marca a cualquier cosa importada. Pero vaya si venden.
        Otro marginal gains: Maximiliano Lelli con Ariostea luciendo gorro de la piscina en un prólogo del Tour :)

         
    • En la Itzulia, la cásica de san sebastián, y la Clásica de Ordizia por lo menos, los coches neutros, que antes eran de mavic, también llevaban cambios electrónicos mavic.

       
  2. Esses câmbios que falais creio que seriam los mavic, possivelmente los Zap e mas tarde los mectronic. Una vez que boardman fez praticamente toda a carreira com esses grupos da mavic.

     
  3. Bueno, en el caso del grupo Mavic de la ONCE siempre se ha dicho que no llegó a funcionar a la perfección gracias a las “hábiles manos” (sic) de nuestro “amigo” Faustino el mecánico…

     
  4. “que en muchas cosas es el equivalente en Francia a nuestra Galicia, con todo lo que eso conlleva”.
    Yo esto no lo he entendido, y no es la primera vez que me pasa con tus referencias geográfico-culturales.
    Gracias por el post, como siempre.

     
    • Creo que se refiere a su singularidad geopolitica y social, aislada en muchos aspectos del resto del país, no sólo geográficamente, sino con sus propias costumbres, su hermetismo, su carácter dubitativo (‘por qué lo preguntas?’ cómo respuesta) y su peculiar panorama político, del cual creíamos que saldría el cuarto ‘gran mandatario de los últimos 50 años, tras un F. Franco que no encuentra su sitio ni muerto (ojo que el presidente de su fundación fue ayudante del rey JC), un M. Fraga Iribarne que entre baño y baño decía que los gays funcionaban ‘al revés’ y un M. Rajoy, buen cómico peor presidente. Pero A.N. Feijóo se ha mantenido fiel a la Bretaña española, a su lluvia, a su mayoría absoluta y a su polbo á feira (qué gran película Airbag). Carallo!

       
      • Bonita colección de tópicos, si lo que quieres es dirigir la secuela de Airbag.

        No soy gallego, pero vivo en Galiza, y pensaba que estos prejuicios se habían dejado atrás. Parece que siempre es demasiado pronto para cantar victoria en Hespaña.

         
    • Es cambio de Mavic le costó la vuelta 1993 a Zülle. Le petó el sistema y tuvo que hacer una crono de Santiago de Compostela entera con toda la rosca metida. Fue unos días después de la caida del suizo bajando la cobertoria y su mítico “Duegue cugo, bicicleta flogues”. Pues aún a pesar de fallarle un aún muy verde cambio electrónico de Mavic, no ganño esa vuelta por escasos 29 segundos.

      A propósito de esto. ¿Ha desaparecido el grupo SRAM entre los equipos Pro Tour?

       
  5. Al que le debe traer malos recuerdos la corima o tractor amarillo como era conocida en aquella época ,es a Juanjo Martínez ,corredor de kelme al que se le partió la horquilla y se destrozó la boca y la nariz.Tambien fueron usadas por el equipo amateur CAM y la mayoría de cuadros no acabaron la temporada.En el lado opuesto Chris boardman que batió el récord de la hora en 1993 a lomos de la corima.

     
  6. La prueba de que lo de la bici es una chorrada es que los récords en los puertos, por ejemplo Alpe duhez los tienen ciclistas de los años 90 con sus ” hierros” de aluminio 8 velocidades como la bianchi de Pantani.
    Hierro en comparación con las bicis de ahora por supuesto.
    Innovación lo llaman algunos, otros les llamamos mariconadas

     
    • Un ciclista, subiendo Alpe D’Huez con una bici actual de gama alta, probablemente conseguiría una mejora de bastante más de un minuto respecto al mismo ascenso con una bici ochentera. Y lo mismo se podría decir de cualquier ruta, incluso llaneando. Todos sabemos porqué los récords de ascenso todavía datan de los 80 o 90, igual que pasó con las marcas del atletismo femenino. Aquí a eso se le llama la barra libre. Otra cosa es queno cuela que algunos fabricantes intenten vendernos los beneficios marginales de sus bicis. Las bicis de gama alta dan todas el mismo rendimiento, entre otras cosas porque tienen idéntico peso y materiales y aerodinámica similar, y porque las circunstancias de carrera todavía minimizan más esas supuestas ventajas. Lo más importante ahora es una correcta biomecanica, poder dar todos los watios de la forma más eficiente, y por supuesto, disponer de un buen TUE y del programa de entrenamiento farmacológico que corresponda. Eso sí, sin barra libre como en los 80 o 90, de ahí los récords tan longevos.

       
  7. Froome absuelto por la UCI a pocos días del comienzo del Tour de Francia. Sin palabras. ¿Porqué me sorprende?

     
  8. La UCI absuelve a Froome. A ver que dicen los italianos que si fueron suspendidos en su momento por lo mismo. De vergüenza lo que ocurre en este deporte.

     
  9. Adios!!! Froome absuelto solo 24 horas despues de que el tour le vetase la participacion y meses despues de que el presidente de la UCI advirtiera que no iba a haber ninguna decision antes del tour de francia.

    Parece que se han visto obligados a acelerar su decision para que froome pueda correr su tour.

    La trama que hay aqui montada empieza a quedarsele grande al mismisimo armstrong…

    Por cierto, sky, medio de comunicacion del magnate rupper murdoch, de los mas poderosos del mundo, si no el mas. Tela.

     
  10. Hola Sergio.
    Mucho me temo que. Kelderman va a tener que esperar su reconocimiento y, podio de la vuelta 2017….mínimo hasta que se retire Froome y pasen al menos 5 años….

    Parece ser que al final. Froome y el Sky, se van a ir de rositas…

    Un saludo.

     
  11. …lo que te hace ganar carreras es lo que va dentro de la sangre, y no sobre tubulares. jajaja Dios, pero que grande!!! No cambies Sergio.

     
  12. Se que voy tarde pero como nadie comenta esa teoría tan interesante expuesta en el post (ramas y ramas de datos de infobicis) y aunque nadie lo lea vistos los últimos acontencimientos, quisiera dar mi opinión. LLEVO TODO EL AÑO PENSANDO LO MISMO. Que “me da miedo” que ahora haga un papel extraordinario en el tour después de no hacer NADA desde su super tour 2017. Porqué me gustó, pensé:”habrá que seguirle, como sube! que bueno!”…y por eso me haría sospechar (como a ti) un cambio repentino en el tour. Y calcular la escusa de las bicis pues por lo que cuentas no es nuevo y puede colar para la opinión pública. No se si es conspiranoia o que, pero es que dan motivos para sospechar (por desgracia).

    Slaudos

     

Deja tu comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Current day month ye@r *